En este grupo En todos

Grupo de Religión



Y tú... ¿Crees todo lo que el Credo afirma?

Andres
Teología facultad evangelica de teolo...
Escrito por Andres San Martin Arrizaga
el 31/01/2011

Por supuesto que lo creo en su totalidad, todo su mensaje es un fiel reflejo de la enseñanza bíblica

Andres

Julio Roy
Escrito por Julio Roy
el 31/01/2011

Hola Andrés:
El Credo dice: "Descendió a los infiernos". Parece ser que que hay varios infiernos y que se encuentran ubicados por allá bien abajo.

Uno de los objetivos de este debate es refinar nuestras creencias y entonces unos de confunde leyendo a Isabel en otros foros cuando dice: "El infierno yo creo que es un invento, que no existe. El cielo y el infierno son estados emocionales del ser humano".

De otra parte, Mario en el foro sobre el infierno nos dice : “La Biblia habla del infierno como un lugar de destrucción; donde Dios destruirá a todos aquellos que no quisieron recibir a Cristo en su corazón. Mateo 10:28 : Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; TEMED MÁS BIEN A AQUEL QUE PUEDE DESTRUIR EL ALMA Y EL CUERPO EN EL INFIERNO”.

Si lo que dice Mario es cierto, ahí me quedan las dudas sobre los millones de seres humanos que han muerto, mueren y seguirán muriendo sin saber de Cristo en sus vidas, por lo tanto no pudieron recibirlo en sus corazones. ¿Será que el tal infierno está lleno con esas personas?

Damian Arreola
Contaduría pública y auditoría url
Escrito por Damian Arreola
el 31/01/2011

Estimados foristas:

Este tema lo considermo muy "ateo", y como ete foro es de RELIGIÓN, y el ateismo no es ni siquiera una filosofía; cierro este tema; si alguien desea estudiar los puntos del CREDO, en los cursos online está desarrollado el Curso sobre el CREDO DE NICEA - CONSTANTINOPLA.

Por favor, este foro es para ENSEÑAR LAS CREENCIAS DE LAS DIFERENTES RELIGIONES, no para atacar dichas creencias.

Atte.

Damán Arreola
Administrador del Foro de Religión.

Julio Roy Sánchez
Tolima, Colombia
Escrito por Julio Roy Sánchez
el 18/03/2015

Alguien que me ayude: ¿El infierno existe? ¿Cómo es? ¿En dónde se halla?

Damian Arreola
Contaduría pública y auditoría url
Escrito por Damian Arreola
el 18/03/2015

Estimado Julio:


El infierno es una doctrina que la iglesia Católica ha tenido desde su origen, por lo tanto es parte de nuestra proclamacion de FE. Por lo tanto para un CATÓLICO (y algunas denominaciones protestanes) el infierno si exsite, ¿En donce se haya?... En el mas alla...


Te dejo un acticulo relacionado.


https://www.apologeticacatolica.org/Masalla/Masalla35. Html

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 20/03/2015

JULIO.- El Credo dice: "[Cristo] descendió a los infiernos". Parece ser que hay varios infiernos y que se encuentran ubicados por allá bien abajo.

JUAN. - Para entender bien lo que dice el credo cristiano es necesario saber que, en la Revelación de Dios a través de Cristo, la palabra “infierno” (que etimológicamente quiere decir "lo que está abajo, en las regiones inferiores “ donde los romanos antiguos creían que habitaban los males y los muertos), tiene por lo menos dos significados distintos, que dependen del contexto en el que hablemos.

1. - PRIMER SIGNIFICADO DE LA PALABRA "INFIERNO":
Infierno es el “Sheol”, palabra usada por los antiguos hebreos en el Antiguo Testamento para describir lo que ellos creían que existía y que era “el lugar de la muerte”, el “lugar de los muertos” o el “lugar de partida de las almas/espíritus”. Por lo tanto, ellos creían que el “Sheol” era un lugar, y que en este lugar esperaban las almas de los muertos, y que este lugar estaba “abajo”, “bajo tierra”.

La palabra griega utilizada en el Nuevo Testamento para indicar este Infierno como “lugar de los muertos” es “Hades”.

Tanto el “Sheol” como el “Hades”, eran descritos con la imagen de un lugar temporal de distintos compartimientos, donde las almas eran guardadas en espera de la resurrección y del juicio final. Tales compartimientos o salas serían llamados “infiernos”.

Estos “infiernos” eran, pues, para los antiguos hebreos, la situación en que se encontraban realmente las almas de los difuntos.

Cuando el credo cristiano dice que Cristo descendió a estos “infiernos” quiere decir que los difuntos antiguos esperaban que Cristo los salvara en el momento en que murió sobre la cruz. En ese momento Cristo hizo efectiva su salvación llevándose consigo a todas las almas de los justos para que gozaran de Dios eternamente.


2. - SEGUNDO SIGNIFICADO DE LA PALABRA "INFIERNO":
Infierno es una palabra que otras veces representa la imagen de un horrible lugar final y permanente destinado a los eternamente condenados o privados de Dios. Esa imagen se presenta a veces con la figura de un terrible e inextinguible “lago de fuego”. Otras veces con la de un calabozo nauseabundo, gélido e impenetrablemente oscuro.

Evidentemente éste no es el “infierno” o “infiernos” a los que “bajó” Cristo al morir. Hubiera sido inútil que él fuera a salvar a quienes ya no quieren jamás ser salvados.

Cristo nos ha dicho con total rotundidad que este infierno es una situación actual, real, inenarrablemente dolorosa que tienen las personas que han muerto rechazando su misericordia salvadora, y seguirá siendo una realidad definitiva e irreversible cuando Dios realice su Juicio Universal al final de todos los tiempos.

RESUMIENDO:
Cuando el credo cristiano dice que Cristo “descendió a los infiernos” en el momento de morir, se refiere al PRIMER SIGNIFICADO que acabamos de explicar. Es una manera de decir que Cristo es el único Salvador de todos los hombres de todos los tiempos y que hizo efectiva su salvación llevándose consigo a todas las almas de los justos que ya habían muerto y que lo esperaban para poder gozar de Dios eternamente.

Evidentemente, el credo cristiano no dice que Cristo “descendiese” o viajase al “lago de fuego eterno” (SEGUNDO SIGNIFICADO que hemos explicado) donde ya están las almas de las personas que jamás podrán ser salvadas por estar condenadas para siempre. Ese hipotético viaje hubiera sido absolutamente inútil y absurdo.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 20/03/2015

JULIO. - … uno se confunde leyendo a Isabel en otros foros cuando dice: "El infierno yo creo que es un invento, que no existe. El cielo y el infierno son estados emocionales del ser humano".


JUAN.-

1. - Si Isabel dice que el infierno no existe, habrá que pedirle que nos diga de dónde ha sacado esa noticia. ¿Quién le ha contado o demostrado que el infierno no existe?

Ni Isabel ni ninguno de nosotros conocemos por nosotros mismos si existe o no existe el infierno. ¿De quién o de qué se fía Isabel para negar que el infierno existe? Espero su respuesta.

Los cristianos, al afirmar y asegurar que el infierno existe, nos fiamos de Cristo, que es el único que es Dios en persona y que, por ello, lo sabe absolutamente todo y no puede equivocarse ni engañar.

2. - Si Isabel dice que el infierno no existe pero, al mismo tiempo, dice que el infierno es “un estado emocional del ser humano”, entonces se contradice, porque un “estado emocional” es algo que existe.


3. - El infierno descrito en el Evangelio como “lago de fuego eterno” no es solamente un terrible “estado emocional”. Los estados emocionales son sólo un aspecto sectorial de la persona.
El infierno del que nos ha hablado Jesucristo es un estado inconmensurable y eternamente frustrante de la persona ENTERA que no se ha esforzado por ser un ser humano auténtico. Es un terrible fracaso o ruina de TODA LA PERSONA COMPLETA, de su inteligencia, de su voluntad, de su libertad, de sus emociones…de todo. Todo en ella es angustia y sufrimiento porque ha rechazado voluntaria y libremente seguir recibiendo el amor de Aquel que es la raíz y razón de su existencia, que no es otro que su Creador.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 20/03/2015

JULIO. - … Mario en el foro sobre el infierno nos dice : “La Biblia habla del infierno como un lugar de destrucción; donde Dios destruirá a todos aquellos que no quisieron recibir a Cristo en su corazón. Mateo 10:28 : “Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; TEMED MÁS BIEN A AQUEL QUE PUEDE DESTRUIR EL ALMA Y EL CUERPO EN EL INFIERNO”.


JUAN.- ¿Dónde dice la Biblia que “Dios destruirá a todos aquellos que no quisieron recibir a Cristo en su corazón”?

No dice esa frase en ningún sitio.

Si Mario dice eso, lo dice porque seguramente lo oyó de algún protestante que se lo imaginó o repitió lo que le dijeron. La Iglesia Católica no enseña tal cosa.

Lo que dice la Biblia es que Dios-Creador condenará a todas aquellas creaturas suyas que no respetan su creación, que no le obedecen (que obran mal; que no cumplen sus mandamientos: que, conociéndolo, no se dejan salvar por el único Salvador que es Cristo; etc.)

Si alguien conoce quién es Cristo y no lo acepta como su Salvador ni ajusta su vida a lo que nos ha dicho, pedido, prometido, etc. , entonces se arriesga a ser rechazado por Dios.


Si alguien no tiene ninguna culpa de no conocer a Cristo y no sabe quién es, entonces Dios no lo rechazará si se esfuerza por comportarse como ser humano auténtico, es decir: si obra el bien y evita el mal, y pide perdón a Dios por el mal que haya cometido, y se guía por una conciencia bien informada y recta (Cfr. Rom 1, 20; 2, 15; Sal 19, 1) . Una persona que vive así, no está rechazando a Dios. Dios sabe cómo le aplicará la redención ganada por Cristo.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 20/03/2015

JULIO.- Si lo que dice Mario es cierto, …

JUAN. - Resulta que lo que dice Mario no es totalmente cierto.

Cuando uno conoce a Cristo y se deja recibir por él, no basta “recibir a Cristo en el corazón”. No basta un acto emocional o fideístico, elevado a la categoría de mágico.
Es necesario esforzarse constantemente por ser persona auténtica como Cristo; imitar y obedecer a Cristo durante toda la vida; no hacer caso a los que quieren vivir como les da la gana; bautizarse y pertenecer a su única iglesia católica y apostólica; guiarse por la tradición de los 12 apóstoles de Cristo, la Revelación Cristiana, la Escritura Sagrada, el Magisterio eclesial legítimo y autorizado; arrepentirse y pedir perdón a Dios del mal cometido todos los días; etc.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 20/03/2015

JULIO. - … me quedan las dudas sobre los millones de seres humanos que han muerto, mueren y seguirán muriendo sin saber de Cristo en sus vidas, por lo tanto no pudieron recibirlo en sus corazones. ¿Será que el tal infierno está lleno con esas personas?


JUAN. - “ Las personas que nunca han escuchado hablar del Evangelio, ¿Van para el infierno?


Puedes encontrar una respuesta en https://verdadyfe. Com/2012/06/28/escuchado/

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 20/03/2015

JULIO. - Alguien que me ayude: ¿El infierno existe?


JUAN. - No sé de quién te fías o te quieres fiar tú para saber si el infierno existe. Yo me fio completamente de Cristo por ser “Dios que ha asumido nuestra naturaleza humana por amor infinito”.

Cristo nos ha dicho que el infierno SÍ existe.
Sólo hay que entender bien lo que Cristo quiere decir cuando habla del “infierno”. Cristo habla siempre de la realidad tal cual es porque la conoce total y perfectamente. Además no puede equivocarse ni mentir.


El que diga lo contrario de Cristo, sólo está hablando en el aire. Sólo está soltando una opinión falible sin conocer ni total ni perfectamente la realidad de todo lo que existe. Su opinión es falsa si la comparamos con lo que nos ha dicho Cristo.


“ ¿Crees que si no existiera el infierno, Jesús hubiera empleado su tiempo (que Él sabía que era muy valioso), hablando de una mentira, algo ficticio, sólo para asustar a los hombres? Jesucristo sabía lo que es el infierno y por eso vino al mundo: a librarnos de ese castigo eterno y a enseñarnos el camino para llegar al Cielo. ” (Cfr. https://es.catholic.net/op/articulos/7577/cat/394/el-purgatorio-y-el-infierno. Html )

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 20/03/2015

JULIO.- ¿Cómo es [el infierno de cual nos habla Cristo]?

JUAN. - Personal, merecido en justicia, eterno e irreversible, consistente en un odio inextinguible e insuperable contra Dios, terriblemente doloroso.

(Cfr. https://infocatolica. Com/blog/apologeticamundo. Php/1006101132-el-infierno-en-la-biblia-y-lo )

https://www.catolicosfirmesensufe.org/curso-de-apologtica-catlica/infierno

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 20/03/2015

JULIO.- ¿En dónde se halla [el infierno de cual nos habla Cristo]?

JUAN. - En cualquier persona que AL MORIR ha elegido rechazar la misericordia con la que Dios le ha querido salvar del grave mal que haya cometido durante la vida (con el cual ha ofendido gravemente a su Creador).

Salvo que elijamos libremente amarle no podemos estar unidos con Dios. Pero no podemos amar a Dios si pecamos gravemente contra Él, contra nuestro prójimo o contra nosotros mismos: "Quien no ama permanece en la muerte. Todo el que aborrece a su hermano es un asesino; y sabéis que ningún asesino tiene vida eterna permanente en él" ( 1 Jn 3, 14-15). Nuestro Señor nos advierte que estaremos separados de Él si omitimos socorrer las necesidades graves de los pobres y de los pequeños que son sus hermanos (cf. Mt 25, 31-46). Morir en pecado mortal sin estar arrepentido ni acoger el amor misericordioso de Dios, significa permanecer separados de Él para siempre por nuestra propia y libre elección. Este estado de autoexclusión definitiva de la comunión con Dios y con los bienaventurados es lo que se designa con la palabra "infierno". (CIC 1033)


Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 20/03/2015

“Desde un punto de vista muy humano, al vernos atormentados por alguna pena o sufrimiento, hacemos lo necesario para evitarlo o librarnos de ese sufrir; y en el caso de que nos atormente la conciencia por algún acto indebido, ésta nos lleva a pedir perdón. De alguna manera, el hombre entiende que está en sus posibilidades el dejar de sufrir y regresar a la paz y a la dicha, para ello basta pedir perdón a Dios en el Sacramento de la Reconciliación. Pareciera muy lógico establecer que ante tales tormentos, los condenados implorarían perdón y misericordia para poner fin de inmediato a estos sufrimientos.

Pero a los condenados, el pedir perdón les resulta imposible.

Comprendiendo que los condenados en el infierno se encuentran en la total separación de Dios, ajenos a Dios, no reciben la Gracia Divina [o amor vivificante de Dios], la cual es indispensable para poder realizar un acto bueno. El odio es el motor del condenado, no el amor. Siendo entonces, que el pedir perdón es un acto de humildad y de amor, les es imposible al condenado realizarlo. No está en su naturaleza aceptar la ayuda de la Gracia [o amor vivificante de Dios].

El condenado sufre, pero se obstina en seguir sufriendo, pues aún estando condenado, y condenado a causa de su libre decisión, conserva en su naturaleza esa libertad de acción que le lleva a seguir actuando en el mal. Dicho de manera más específica, la naturaleza del condenado está destinada a hacer el mal, a actuar por odio. Su naturaleza queda irremediablemente conformada en su pecado. ”

( Santo Tomás de Aquino, "Suma teológica" - Parte 1ª - Cuestión 64 - Sobre la pena de los demonios )


Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/03/2016

RECOMENDACIÓN AJENA: No dude en recoger las "enseñanzas" de Don Agustín, si rehúsa permanecer en la Historia. Un dechado de moralidad... Y de "buenas costumbres".

MI RECOMENDACIÓN: No dude usted en recoger las enseñanzas de San Agustín. Si lo hace, dejará, como él, de permanecer en la historia pecaminosa, confesará sus pecados, pedirá perdón por ellos, comenzará a esforzarse por ser mejor persona y llegará a ser un excelso modelo de hombre auténtico, sabio y santo en cualquier momento de la historia. Todo como San Agustín. Él lo consiguió.

Sólo los miserables quisieran que nadie se redimiera de su pasado.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/03/2016

FRASE CITADA DE SAN AGUSTIN: “Existe otra forma de tentación; aún más cargada de peligro. Esa es la enfermedad de la curiosidad…” (falta la referencia documental).

MI COMENTARIO: Las enseñanzas de San Agustín no se reducen a esta frase rebuscada entre un millón.

Lee bien esta frase. San Agustín NO habla de cualquier curiosidad, sino de la “enfermiza”. Porque existe una curiosidad enfermiza. No te la recomiendo.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/03/2016

FRASE DE SAN AGUSTIN: "El buen cristiano debe permanecer alerta de los matemáticos y todos aquellos que realicen PROFECÍAS VACÍAS. Ya existe el peligro de que los matemáticos hayan hecho una alianza con el demonio para oscurecer el espíritu y confinar al hombre en las ataduras del Infierno" (falta la referencia documental).

COMENTARIO AJENO: Lógico, se impone la ignorancia para que estos puedan seguir.

MI COMENTARIO: Las enseñanzas de San Agustín no se reducen a este párrafo rebuscado entre un millón y privado de su contexto histórico-cultural.


En este párrafo, San Agustín se refiere a gente que hace “profecías vacías”, es decir, que habla sin fundamento. No se refiere a los que hoy nosotros llamamos “matemáticos”, sino a los que pretenden medirlo todo, incluso a Dios, y reducirlo todo a lo que su limitado sistema nervioso central es capaz de entender. Hoy los llamaríamos “charlatanes”, “racionalistas”, “naturalistas”, “positivistas”, “materialistas”, … Tienen mucha labia y saben mucha matemática, pero es una lástima que adoren un mágico axioma inmatematizable, indemostrable (y demoniaco por falso) que dice que “todo cuanto existe es fenómeno matematizable”.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/03/2016

FRASE DE SAN AGUSTIN: “Es Eva, la tentadora, de quien debemos cuidarnos en toda mujer... No alcanzo a ver qué utilidad puede servir la mujer para el hombre, si se excluye la función de concebir niños ” (falta la referencia documental).

UN COMENTARIO AJENO: Este machista debió haber sido un eunuco para expresarse así…

MI COMENTARIO: Dos consideraciones:

a) Entérate, San Agustín no era eunuco; los tenía bien puestos.

b) Entérate. Estamos en el siglo IV. No hay “feministas”. Social y culturalmente hay una mentalidad determinada y aceptada con respecto a la mujer, que no es la que tenemos tú ni yo ni una persona media del siglo XXI. El machismo es un concepto desconocido, que no se ha desarrollado todavía. Estoy hablando de un numidio romano que nació el
13 de noviembre del año 354 d.C.

c) Agustín no está hablando de la Madre de Jesús, mujer a la que amaba más que a nadie, después de Jesús. Tampoco habla de las vírgenes y mártires cristianas, mujeres a las que veneraba de manera especial.

No está hablando de cualquier mujer, porque ha leído la Biblia y por ella sabe que la mujer virtuosa es un tesoro, una bendición, una persona llena de gracia.

Está hablando sólo de la mujer “tentadora”. Por eso menciona a Eva.
Para entenderlo hay que remontarse, como San Agustín, a la narración bíblica sobre el mentiroso tentador maligno que, a su vez, tiene su espejo en la mujer tentadora, la que escoge el mal e induce a hacer el mal.

¿Qué pasa, que actualmente, como en tiempos de San Agustín, no hay mujeres que escogen el mal e inducen a hacer el mal?


Yo conozco unas cuantas.
Y también a muchas excelentes.
Y amo a mi esposa y a mi hija, que son mujeres.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/03/2016

FRASE DE SAN AGUSTIN: "Dos clases de humanos, los cristianos y los judíos. La luz y las tinieblas. Pecadores, homicidas, basura revuelta. ” [Falta la referencia documental.]

UN COMENTARIO AJENO: ¿Y si invertimos el orden? Dos clases de humanos, los judíos y los cristianos. La luz y las tinieblas. Pecadores, homicidas, basura revuelta, los últimos…

MI COMENTARIO:

a) ¿Y si invertimos el orden?, ¿Cuándo?, ¿Hoy? Inviértelo como quieras. Pero ni todos los cristianos son tinieblas (pecadores impenitentes, homicidas, basura, …), ni todos los judíos son luz. Ni todos los judíos son tinieblas (pecadores impenitentes, homicidas, basura,…), ni todos los cristianos son luz. ¡Ni todos los ateos! ¡Ni todos los argentinos!. ¡Ni todos de lo que tú quieras!


Lo cierto es que todos los cristianos y los judíos (como los ateos y todos los demás) siguen siendo pecadores, unos más, otros menos. Muchos son ejemplares porque se esfuerzan por quitarse el mal de encima para ser excelentes o mejores personas. Alguno sigue siendo homicida. Un buen grupo, de todos los credos (incluído el credo ateo) son “basura revuelta”.

Afortunadamente, los cristianos tenemos como máximo modelo a Cristo, “Luz” insuperable que no tiene nada que ver con las “tinieblas”, y tenemos también muchos modelos insignes que se le parecen.
Desgraciadamente, los traidores a Cristo y a Yahvéh nunca faltan. Pero la traición es individual, no de todo el “Pueblo”.

b) Entérate. Hoy, judíos y cristianos actualizados, nos llamamos hermanos y, aunque discrepemos seriamente en muchos temas, no nos perseguimos, salvo algunas excepciones individuales que se dan más en un lado que en el otro.
Desde el siglo I había judíos que perseguían y mataban a cristianos. En los primeros siglos, los cristianos no perseguían ni mataban a los judíos. Algún judío famoso, llamado Saulo de Tarso, se arrepintió de perseguir y matar cristianos y se hizo cristiano; a partir de aquel momento fue perseguido por los judíos. Y así, más o menos, seguían las cosas cuando San Agustín respiraba. Hoy (después de catorce siglos y pico) San Agustín actualizaría su discurso para ser más fiel al Evangelio (o sea, a Jesucristo) y al talante contemporáneo de la Iglesia Católica. Por eso hay que entenderlo dentro de su contexto.

b) Entérate. Si citas a San Agustín, estamos en el siglo IV. No hay posible entendimiento religioso, cultural ni social con los judíos. Social y culturalmente hay una mentalidad determinada, que no es la que tenemos tú ni yo ni una persona media del siglo XXI. El “multiculturalismo”, el “diálogo interreligioso”, etc. , son conceptos desconocidos, que no se han desarrollado todavía. Estoy hablando de un numidio romano que nació el
13 de noviembre del año 354 d.C.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 29/07/2016

Disipa tu encono y tu desconocimiento:

1. - Un eunuco también puede llegar a ser un santo cristiano.

2. - Un eunuco no tiene por qué ser automáticamente antifeminista.

3. - San Agustín no fue eunuco ni siquiera un segundo de su vida. Decir lo contrario es una más de tus calumnias y un insulto más de tu colección. A lo mejor no te importa tu dignidad intelectual y moral en este punto.

4. - Estas frases copiadas de alguna de tantas páginas de Internet gestionadas por “pro-católicos” (Irony off), seguramente están manipuladas puesto que carecen de referencia contextual y de aparato crítico (por ejemplo: “De Trinitate”, editorial, ciudad, página, año, traductor, …).

5. - A San Agustín se le puede entender y juzgar sólo si te pones en el contexto de su sociedad y de su época. De lo contrario,
lo que deduzcas no tendrá credibilidad, y lo que resulte será un engendro ucrónico.