En este grupo En todos

Grupo de Literatura

Jorge Gómez
Licenciatura en educación (lengua cast...
Escrito por Jorge Gómez
el 14/10/2010

Un saludo cordial a todos los amables lectores y contertulios.


Precisamente, fue la exesiva dedicación a la actividad física lo que criticaron los sofistas quienes se inclinaron más por la cultura del espíritu y el lenguaje, a pesar del tratamiento despectivo que les daba Píndaro quien fue siempre el poeta de la aristocracia y de los vencedores de los Juegos Olímpicos. También Platón y Aristóteles los hicieron blanco de sus comentarios y criticas, aunque no debemos olvidar que el término sofista se aplicaba
en general, a todos los que ejercían una función educadora, sobre todo en la llamada areté, el arte de la política y la ciudadanía, que incluía todas las técnicas persuasivas para hacerse un lugar en la administración de la polis . Y una de las razones por las que fueron tan mal vistos era el hecho de que cobraban estipendios o salarios por enseñar.

Jaime Alfonso Celi Múnera
Derecho y ciencias políticas universid...
Escrito por Jaime Alfonso Celi Múnera
el 15/10/2010

Hola, a todos, hola Jorge: La condición de la mujer en Atenas - aún durante el período de mayor esplendor de la ciudad - fue inferior a la del hombre. Si al nacer no era expuesta a la intemperie para que muriera, crecía en la casa paterna, en el patio y en el gineceo , donde no recibía educación alguna. Tan sólo, su madre le enseñaba las tareas domésticas.

Crecía y cuando alcanzaba su juventud, llevaba un peplo de lana, blanca o colorada según su elección. Todavía está confinada en su casa y no es libre de amar al hombre que le guste. Debe esperar que su padre arregle con otro progenitor su matrimonio. Si pertenece a la burguesía media, ambos padres deben definir el asunto de su dote, la cual queda siempre de su propiedad y esta es la razón por la que el hombre ateniense no se divorcia fácilmente. Como regla general, el hombre escogido para ser su marido tiene bastante más edad que ella, dado que las pornai , aléutridas y hetairas lo mantienen tan entretenido que no tiene ninguna prisa en contraer matrimonio. La mujer ateniense se casaba a los 16 años y el hombre, cuando contaba más de 30.

En la ceremonia del matrimonio, no interviene ningún sacerdote y tiene carácter laico, pero la precede un "baño de purificación" que tiene un contenido religioso. Para el instante de la boda, la novia se cubre con un velo, es subida por su novio en un carro y llevada hasta la morada elegida para comenzar su nueva vida, acompañada de músicos que los siguen. Se la presenta al jefe de la familia del esposo, quien la acoge como nueva integrante.

En la puerta de entrada a la cámara nupcial, el novio la alza en brazos y la deposita en el tálamo, simulando un rapto, mientras los invitados permanecen en la puerta cantando los coros nupciales hasta que vuelve a asomarse el novio y anuncia que la unión ha sido consumada.

Una vez casada, la mujer ateniense queda obligada a la fidelidad conyugal. Si es infiel, la ley autoriza el uxoricidio, pero las más de las veces el marido ofendido se contenta con expulsarla de su casa y con apropiarse de parte o de toda la dote, como compensación por la afrenta recibida. El hombre ateniense, en cambio, está autorizado para tener una concubina.

Casada, la mujer ateniense ingresa al gineceo conyugal y permanece en él casi como una reclusa, pues se le prohibe asistir a los eventos deportivos y a ir al teatro. Su lugar se halla entre los oficios domésticos y Heródoto cuenta que la mujer ateniense tenía la costumbre de comer en la cocina y no en el comedor junto a su marido.

Como esposa, la mujer ateniense en muy pocas ocasiones podía ver y estar al lado de su marido, podía compartir con él, ya que éste le dedica poco tiempo ocupado como está en atender sus negocios y asuntos personales. La mujer ateniense permanecía, pues, en la sombra, hecho que llevó a un autor a afirmar que "el nombre de una mujer de bien ha de permanecer oculto como su rostro".

Anamaria Estrada
Ingenieria agronómica universidad naci...
Escrito por Anamaria Estrada
el 17/10/2010

Bueno Jaime Alfonso: las costumbres atenienses no difieren mucho de las posteriores de la edad media en cuanto al trato que recibia la mujer en ellas.

Con toda la razon del mundo dijo muchos años despues Simone de Beauvoir hablando sobre la mujer que era " el segundo sexo". La mujer no se destacó... Principalmente por la funcion de esclavitud a que era sometida.

Duele entender que hasta muy avanzado el siglo veinte..... Algo asi como 1940, o aproximadamente; la mujer todavia no podia votar y no era ciudadana que pudiera manejar sus propios bienes. La emancipacion de la mujer es muy reciente en la historia.... Extraordinariamente reciente a decir verdad aunque a las que ya vivimos esa emancipacion nos parezca que tiene mucho pasado, no es asi.


La generacion del sesenta se preocupó por hacer visible esa emancipacion y luchó por ella de otra forma, menos sufriente pero mas expedita.

Que han hecho las generaciones posteriores? Creer que la emancipacion femenina la inventaron ellas y apropiarsela para si mismas, esclavizando a sus mamás. Porque resulta que el feminismo está hecho para las mujeres de ahora, sostenidas por la esclavitud de sus madres que solo deben fungir como lavanderas, cocineras, aseadoras..... Todo lo que se sigue llamando hoy dia ser buenas madres.


Ahi me perdonaran el dialecto coloquial.... Porque la verdad si es esa. Estoy cansada de sufrirla. Las chicas de hoy se sienten muy liberadas.... A costa de que alguien haga el trabajo sucio por ellas.

Anamaria Estrada
Ingenieria agronómica universidad naci...
Escrito por Anamaria Estrada
el 17/10/2010

El movimiento feminista que luchó por los derechos de la mujer en décadas de los treinta? Cuarenta? Y el que luchó por la igualdad entre los sexos en la década de los sesenta; ha sido suplantado por el movimiento femenino de la década del noventa y del nuevo milenio del dosmil.... Por el movimiento antigordura, antienvejecimiento... En pro de la cirugia pl+astica que todo lo puede redimir.

En eso se ha convertido la historia del progreso femenino.


Sienten una voz de cinismo? Será porque no se puede llorar a nivel publico.

Talves debimos saber que la historia del progreso femenino sería mas un zig-zag que una linea recta desde donde tantas entregaron su vida y sus ideales y sus principios para que finalmente la mujer pudiera entrar en la historia. Hoy, se habla de feminismo, que no pelearon ellas, ni siquiera se lo merecerian, pero que se adueñaron de el.

El triunfo del feminismo duraria un nanosegundo.... Mientras que el contragolpe todavia lo estamos contando en años.

Esas son las palabras y actos deformados de esta sociedad publicista, que sabe convertir palabras vivas que nos alumbran el alma y nos pueden dar coraje, en palabras muertas porque tienen toda su verdad exprimida.

Anamaria Estrada
Ingenieria agronómica universidad naci...
Escrito por Anamaria Estrada
el 17/10/2010

Y mejor no sigo hablando sobre el feminismo porque tocaron una fibra muy sensible en mi ser. Y encima me desvio! Hablemos mejor de los griegos otra vez!.

Jaime Alfonso Celi Múnera
Derecho y ciencias políticas universid...
Escrito por Jaime Alfonso Celi Múnera
el 22/10/2010

Hola, a todos: Leyendo a Anamaría recordé la ginecocracia que, para Bachofen, tiene un fundamento religioso ya que está centrada en la figura de la Madre Tierra y en los cultos ctónicos y mistéricos, realizados por mujeres. La mujer era considerada el centro jurídico y religioso de su pueblo.

En los siglos VII y VI a. De C. , la mayoría de pueblos del mar Egeo y de las costas de Asia Menor practicaban una organización social de carácter matriarcal, en mayor o menor grado. Los locrios , los carios , los pelasgos , los epireos , los ninios , etc. Practicaban la ginecocracia (matriarcado) como sistema social. El matriarcado estaba presente en la simbología de su religión ya que había pueblos que adoraban a una deidad femenina, con mayor ascendencia que los otros dioses masculinos. Así, hubo una época en la que Grecia adoró a Démeter como diosa de la fecundidad, veneración que rivalizaba con la de Zeus. Incluso había un festival griego - llamado Tesmoforias - que era exclusivamente para mujeres.

Jorge Gómez
Licenciatura en educación (lengua cast...
Escrito por Jorge Gómez
el 25/10/2010

¡Hola, Ana María y Jaime Alfonso!, ¡Amables lectores!


Con todo el respeto que les debo, me he tomado el atrevimiento de citar textualmente un artículo del docente mejicano Miguel Ángel Rodríguez en la revista "Razón y Palabra", ya que después de leerlos siento que la imagen de la mujer en la Antigua Grecia ha quedado un poco desastrada.


La imagen de la mujer que nos presenta Eúripides tiene, sin embargo, otros tonos y matices. Seguidor él de los sofistas, entre otras cosas, el Trágico de Salamina es uno de los mejores pintores del alma femenina griega. Y aunque quizas lo haya hecho sin proponérselo, en obras como Medea, Electra, Las troyanas, reflejó la grandeza del ser femenino .


"E l tiempo, el cual intentó borrar las huellas de las mujeres griegas, se detuvo ante la visión única de un hombre, que acusado de odiarlas, las elevó al plano arquetípico de la exaltación humana. Si bien, Eurípides fue el más humano de los trágicos, también fue el que aportó el mayor de los ejemplos de respeto y admiración hacia la mujer, que sin ser necesaria una línea en sus dramas para mostrarnos de manera directa su postura ante ellas, el subtexto de las obras nos lo enmarca y denuncia.

Podríamos enlazar a las mujeres de Eurípides dentro de los elementos propios de la naturaleza: agua, aire, tierra y fuego, como fuente propia de vida para los antiguos griegos. Podría sonar descabellado mi intento de comparar a estas mujeres con los elementos primigenios de la vida, ¿Pero no es así la forma en que los arquetipos brillan en su origen?

El agua, como elemento, se muestra transparente, clara, quieta, capaz de ocupar cualquier recipiente sin alterar su estado físico, como lo es Helena de Troya, llevada de un sitio a otro adaptándose al lugar en donde se deposita. De piel húmeda y lágrimas secas, placer de hombres sedientos, peligrosa como tormenta, huracán de emociones contenidas. Quien es capaz de descubrir el conflicto que encierra su belleza, no puede más que amarla y convertirse en su prisionero. Eurípides dibuja con Helena, el hermoso abismo que nos hace presos de la mujer, confortable y pasional al mismo tiempo. Cuando un hombre reconoce, como él lo hizo, la fascinante aventura que implica ser capturado por el corazón femenino, no puede odiar al sexo opuesto; al contrario, debe admirarlo y respetarlo, para que esta fuerza provoque su masculinidad. En pocas palabras, lo que Eurípides nos dice es que para poder ser un hombre completo se necesita amar a una mujer hasta las últimas consecuencias, sin provocar la ira de los dioses."


Hasta pronto. Un abrazo cordial.



Jaime Alfonso Celi Múnera
Derecho y ciencias políticas universid...
Escrito por Jaime Alfonso Celi Múnera
el 25/10/2010

Hola a todos, hola Jorge: Eurípides, en el verso 616 de Hipólito pone en boca de este personaje una violenta diatriba en contra de las mujeres.

Oh Zeus! Por qué hiciste nacer a la luz a las mujeres?. Si querías crear la raza humana, para que hacerla nacer de las mujeres?.... En cuanto queramos traer esa calamidad a nuestras moradas, agotamos todos nuestros bienes. De lo cual se deduce que una mujer es una gran calamidad, hasta el punto de que el padre que la ha engendrado y educado la echa fuera, con una dote, para librarse de ella...".

En Esparta, la situación de la mujer parece mejor que en Atenas. La salud de las niñas se cuidaba mucho mejor pues estaban destinadas a la procreación de su clase social, los espartiatas . No debemos olvidar que Esparta necesitaba hombres fuertes que empuñaran la armas pues los espartiatas no podían ejercer ocupaciones o labores diferentes a la milicia.

Los trabajos domésticos eran realizados por esclavos - ilotas - y las mujeres espartiatas se dedicaban a practicar el deporte, a la música y a cuidar de la familia. Se tienen registros de mujeres espartanas que contendían desnudas en las pruebas atléticas para que los hombres tuvieran oportunidad de elegir la mejor constituida y, por ello, más apta para la procreación.

Había mujeres, en la sociedad griega, que se rebelaban contra su precario y obscuro destino. Es el caso de Hiparquia , filósofa cínica del siglo IV a. De C. , que contrajo matrimonio con Crates de Tebas , compartiendo con él su vida, viviendo a la manera de los cínicos , que despreciaban todas las comodidades, durmiendo en cualquier lugar y viviendo su vida en público. En cierta ocasión, se enorgulleció de haber empleado su tiempo en educarse en vez de trabajar en el telar.

Jorge Gómez
Licenciatura en educación (lengua cast...
Escrito por Jorge Gómez
el 25/10/2010

¡Ah, mi respetado Jaime Alfonso!

Yo no me estoy ateniendo a la literalidad de la obra "eurípida", si no al consenso general que hay sobre sus producciones.. Y pareciera que vamos por caminos distintos. Mientras tú escoges el camino de la sociología, yo trasiego los de la literatura.

Un saludo "in cordes"

Jaime Alfonso Celi Múnera
Derecho y ciencias políticas universid...
Escrito por Jaime Alfonso Celi Múnera
el 25/10/2010

Hola, Jorge: ambos trasegamos los caminos de la literatura. Mi comentario no tenía otro objeto que el de contrastar al Eurípides de tu lectura, con el Eurípides de Hipólito . Como licenciado en educación sabrás que a un autor hay que analizarlo por el conjunto de sus obras y no solo por algunas de ellas. Eurípides es autor de una serie de dramas en los que destacan las mujeres.

En Medea (431 a. De C. ), describe la lucha entre el amor materno y el ansia de venganza de la esposa burlada; en Hipólito (428 a. De C. ), el personaje de Fedra se debate entre el amor ilegítimo y busca dolorosamente su expresión por entre las costumbres establecidas en la época ya que el insano objeto de la pasión de la mujer no es otro que su hijastro, Hipólito , quien aborrece el amor; en Hécuba (cerca del 424 a. De C. ), la ternura se vuelve furia salvaje a raíz del sufrimiento y el tremendo duelo de la mujer contrasta con Odiseo, cuyo duro corazón parece insensible; en Andrómaca (cerca del 422 a. De C. ), una mujer noble aparece rebajada por la cautividad hasta el punto de aceptar todo aquello que le ordenen los dioses.

La crítica ha sostenido que las heroínas de Eurípides distan mucho de la Antígona o la Deyanira . En sus obras, Eurípides traza un conjunto de estudios trágicos sobre la feminidad, que sorprendían y causaban admiración en sus auditorios. Así, podemos afirmar que el interés que las naturalezas de estas mujeres inspiran a Eurípides se funda en el conflicto que conllevan en sí, haciendo que el vigor de tales obras sea indiscutible y en sus personajes femeninos se encuentre una gran profundidad sicológica que fascina.

Jorge Gómez
Licenciatura en educación (lengua cast...
Escrito por Jorge Gómez
el 26/10/2010

¡Ah, dicho de ese modo ya no se ve tan unidieccional la "cosa"! GRACIAS, Jaime Alfonso.


…Y es que a medida que la civilización griega fu evolucionando, de lo helénico a lo helenista, los personajes de la literatura dejaron de ser los invencibles héroes y los lejanos dioses o el mismo poderoso Estado. No. Ahora, a partir quizás de Eurípides el centro de atención es la dignificación de los seres que en otro tiempo habían sido tenidos casi por despreciables y constantemente vilipendiados: las mujeres, los esclavos, los extranjeros, las heteras o hetairas… Y es así como en el centro de esta evolución nos encontramos con Menandro, el sonriente y punzante comediógrafo de la Comedia Nueva .

Menandro contribuye no poco, junto a filósofos y sofistas, a esta corriente de aprecio y dignificación de toda persona humana. Prescinde de los grandes temas e incluso de los asuntos político-personales que dieron días de gloria a la comedia antigua. Orienta su teatro, siguiendo las directriccs trazadas por Eurípides hacia una argumentación calcada en el vivir ordinario. Sus personajes son reales: hombres honrados de la pequeña plebe ateniense, sencillas mujeres o esclavos y heteras, todos con sus debilidades pasajeras, pero que saben enternecerse y vibrar en una intensa gama de sentimientos, haciéndolos precisamente por eso tan profundamente humanos. Son simplemente hombres, auténticos hombres, cada uno con sus pequeños conflictos tan graves para ellos como los de la evolución política para el Estado, cada uno con sus problemas, sus ambiciones, sus éxitos y sus fracasos en el transcurso de la propia existencia.

Anamaria Estrada
Ingenieria agronómica universidad naci...
Escrito por Anamaria Estrada
el 27/10/2010

Hablando del mundo de los griegos deberiamos referirnos a algo que fue muy importante para ellos y que lo vivieron y sintieron a lo grande...... El amor y los efebos! Que tal les parece?


Yo me quedé absolutamente enamorada y conmovida de ese libro: Memorias de Adriano de Yourcenar. Ya sé que Adriano no era griego. Fué un emperador nacido en la España Italica de ese tiempo, pero que admiraba tan grandemente a los griegos que sus subditos le reclamaban que los queria helenizar. El hubiera sido heleno de haberle sido prosible, y a el debemos mucho del mundo de los griegos dentro del mundo de los romanos.


En un capitulo de este libro, Adriano cuenta sobre su amor por Antioo, un bello adolescente griego que fue su compañero por varios años, hasta que decidió suicidarse por amor a Adriano pues no queria que el lo viera envejecer.


Allí hablan de la mujer como la esposa y madre, y de los efebos como del amor verdadero.

Esto era muy importante a los griegos, tengo entendido.

Jaime Alfonso Celi Múnera
Derecho y ciencias políticas universid...
Escrito por Jaime Alfonso Celi Múnera
el 01/11/2010

Hola, Anamaría: Prudentemente he dejado pasar algunos días para ver si Jorge te contestaba ya que él parece querer encausar este debate hacia el tema de la literatura. Como no ha efectuado comentario alguno, y pididendo previamente su licencia, paso a decirte lo siguiente:

Algunos han llamado a la Grecia clásica el Edén perdido, sobre todo a la culta y tolerante Atenas en la que muchos de sus más prominentes ciudadanos podían tener contacto sexual con efebos adolescentes. Dichos efebos podían contactarse a través de intermediarios o se podía acudir a los numerosos prostíbulos masculinos que había en los alrededores de la ciudad, sobre todo en el puerto del Pireo y en el monte Licabeto. Muchos de los jóvenes que se dedicaban a este comercio sexual eran de clase baja o esclavos, pero no era raro encontrar adolescentes de buena familia que querían obtener algún peculio propio, y este era un medio relativamente fácil para conseguirlo.

Hay que entender que los ciudadanos atenienses tenían el convencimiento - en ésa época - que podían disponer sexualmente, por derecho, de cualquier persona que les atrajera, como es el caso de las bailarinas, músicas, esclavas y, por supuesto, efebos.

Dichos efebos no debían parecer afeminados en sus gestos, vestimenta o adornos y eran calificados de erômenoi o <receptores del amor>, mientras que aquellos varones que gustaban su compañia eran denominados erastai , o simplemente <amantes>.

Si se lee a Platón con cuidado, hay páginas que registran el amor hacia los efebos y que prueban lo extendida que estaba esta costumbre en la Grecia clásica. Por ejemplo, Platón relata lo que le ocurrió a Sócrates con el joven Carmides: "... Me dirigió una mirada que me dejó indefenso, y todos los que estaban en la palestra formaron un círculo a nuestro alrededor. Entonces, mi buen amigo, miré por dentro de su manto y sentí un fuego que me hizo perder el control de mí mismo" (Carmides, 155b).

Jaime Alfonso Celi Múnera
Derecho y ciencias políticas universid...
Escrito por Jaime Alfonso Celi Múnera
el 05/11/2010

Hola, a todos: este debate de "Volver a los griegos" genera una especie de adicción. No se, Anamaría, si el tema que presentaste en la <palestra> - para usar una voz griega - sea del agrado de todos. Sin embargo, pienso que si hablamos de los griegos debemos esforzarnos por presentar las luces y las sombras de su civilización.

En la Atenas de Pericles, los ciudadanos griegos solían reunirse en dos clases de eventos: el cótabos , gran festín servido por hetairas y animado por jóvenes flautistas y tañedoras de lira, que casi siempre solía acabar en una orgía etílica y sexual; o el más tranquilo pero también agradable symposium , magnífica cena sin participación de mujeres, en la que se trataba un tema específico y que podía prolongarse hasta el alba en medio de acaloradas discusiones y no pocas libaciones.

Platón - en uno de sus Diálogos , llamado El Banquete - imagina uno de estos banquetes en el que el tema de la palestra es el amor, y quienes lo discuten son varios de los personajes más célebres de la época. En este escenario, Platón introduce la aparición de Alcibíades, quien en la realidad había protagonizado una controvertida relación amorosa con Sócrates.

En Protágoras , Platón escribe: "De dónde vienes, Sócrates? Aunque no es necesario preguntártelo, porque se que has ido en búsqueda del hermoso Alcibíades. Lo he visto antes de ayer, y ya gasta barba como un hombre, y efectivamente es un hombre. Pero puedo decirte algo al oído: pienso que sigue siendo muy hermoso".

Anamaria Estrada
Ingenieria agronómica universidad naci...
Escrito por Anamaria Estrada
el 10/11/2010

Pero es que no son luces y sombras del modo de vivir griego, mi estimado Jaime, en lo relacionado a los efebos. Era su forma de ver la vida y de vivirla de acuerdo a sus estándares. Que hoy los podamos cuestionar de acuerdo a nuestra forma de vida, no logra desvirtuarlos.

Yo amo lo griego que he podido conocer. Su mitologia me encanta!. Y todo lo que he podido leer sobre los griegos lo he leido.


Me sé casi de memoria el capitulo de Antinoo de la Yourcenar en Memorias de Adriano. Ese emperador romano absolutamente imbuido de la filosofia griega.

Todo el mundo estaria mas que dispuesto a pensar de un efebo y de su conquistador masculino en terminos demasiado groseros. Y sin embargo, uno encuentra en este capitulo cosas maravillosas en relacion a esa clase de amor.

Era el amor de esa época y de esas circunstancias. No debe, y no tiene porque validarse con los argumentos de hoy.


Si el tema que puse en la palestra, no es del agrado de todos, es porque quieren desconocer la historia y porque quieren conjugar verbo pasado y presente en un mismo habitat. Nocion inaceptable a una inteligencia operativa.



Anamaria Estrada
Ingenieria agronómica universidad naci...
Escrito por Anamaria Estrada
el 10/11/2010

Te recuerdo que decia Adriano de Antioo? " Me siguio en la vida como un animal, o como un genio tutelar". Eso está lejos de ninguna connotacion sexual a la que somos tan proclives cuando hablamos de relaciones homofóbicas, y en una menor medida cuando de relaciones heterofóbicas hablamos.


Seguia diciendo Adriano: " Solo una vez he sido amo absoluto; y lo fuí de un solo ser"."

"Aquella aventura enriquecia pero tambien simplificaba mi ser".


Y cuando Antinoo sacrifica su vida, su juventud por amor... ( Cuantos amores heterosexuales estarian dispuestos a sacrificar sus vidas hoy?). Dice Adriano: "Por mi parte apenas comprendia que pudiera abandonarse un mundo que me parecia hermoso, y que no se agotara hasta el limite, pese a todos los males, la ultima posibilidad de pensamiento, de contacto y hasta de mirada":


Tengo claro que esas son las palabras de Yourcenar sobre Adriano; pero asimismo tengo claro que ella se tardó 29 años para documentarse suficientemente sobre la vida de este emperador. Antes se sintio incapaz de escribir este libro sobre Adriano.

Es mucho mas del tiempo que normalmente se toma nadie para investigar una vida.


De alli nace mi credibilidad por este libro y seguramente tambien mi amor por el; junto con una pasion absoluta por las cosas que piensa enumerandolas y diciendolas de una manera aguda, inteligente y perenme en mi.


Amo este libro.

Me enamoré de este emperador como en mi adolescencia estuve enamorada del principe Hamlet, al que recuerdo haber leido cinco veces.

Esteban Domingo
filosofía y filología universidad com...
Escrito por Esteban Domingo
el 10/11/2010

"Volver a los griegos". Magnifica propuesta para que lo tuvieran en cuenta los dirigentes políticos en los "Planes de estudio" donde la asignatura de "griego" ha desaparecido de los programas escolares. Los griegos son los Padres de la cultura occidental. Los griegos dieron gran importancia a la educación y a la formación en las artes y las letrasen las que se formaban desde niños. Podemos hablar de Homero,de Esquilo de Esopo,etc en literatura;de Fidias,Praxítes y Lisipo en escultura;de los estilos dórico,jonico y corintio reflejados en los hermosos templos que han llega hasta nuestros días en arquitectura.Y ¿Qué decir de filofilósofos:Heráclito,Parménides,Sócrates,Platón o Aristóteles? Ellos son los padres de la filosofía,como ciencia del saber que ha llegado hasta nuestros días.
Grecia ha sido un ejemplo a seguir por todos los pueblos,sobre todo los que nos consideramos herederos de su cultura.

Jorge Gómez
Licenciatura en educación (lengua cast...
Escrito por Jorge Gómez
el 11/11/2010

¡Hola, Esteban! Gracias por compartir.

Es indudable que los griegos enseñaron a la humanidad el amor a la belleza. Y en todas sus expresiones como lo podemos deducir del entretenido debate que han venido conduciendo Anamaria y Jaime. El genio del arte floreció como un prodigio en este pueblo. Por primera vez allí, los pensadores intentaron penetrar en el mundo de las ideas llevados únicamente por la razón. Los helenos son los creadores de la libertad de pensamiento y, por eso mismo, los fundadores de la ciencia. No queremos idealizar al mundo griego, puesto que ahora sabemos cuantos defectos y errores ensombrecieron la aureola de la vida griega. Basta pensar en la esclavitud y en la condición social de la mujer. A pesar de todo, sus logros son imperecederos y siguen siendo un faro –con luces y sombras, como diría Jaime Alfonso-, que aún sirve de guía a la humanidad.

Jaime Alfonso Celi Múnera
Derecho y ciencias políticas universid...
Escrito por Jaime Alfonso Celi Múnera
el 12/11/2010

Hola, a todos: No todo era amor, poesía, teatro, arquitectura y filosofía en la antigua Grecia. La lucha por la sobrevivencia era dura, despiadada. Permítaseme - esta vez - que convoque en mi ayuda a F. Javier Gómez Espelosín, quien en su obra " Los Griegos, un legado universal " dice lo siguiente:

"Sin embargo no siempre es oro todo lo que reluce, como bien reza el dicho. La imagen ideal de Grecia hunde sus raíces en toda una tradición favorable que desde el Renacimiento la ensalzó como cultura ejemplar y hegemónica, situándola por completo al margen de la historia como un verdadero milagro surgido en medio de la nada en una tierra que no contaba con las condiciones adecuadas (grandes ríos, por ejemplo) para convertirse en una gran civilización a la manera de los imperios orientales. Esta condición atemporal e imaginaria permitió, en definitiva, que Grecia fuera continuamente reinventada a tenor de las necesidades ajenas a las que pretendían servir sus usuarios. Sin embargo, la realidad histórica fue mucho menos idílica. La tierra poblada por poetas, filósofos y artistas se encarnaba en un paisaje áspero y hostil que no se asemejaba mucho a los umbrosos y frescos paisajes imaginados en la mitología. La lucha feroz por la supervivencia constituía la norma de vida, las guerras eran frecuentes, el espacio vital reducido, la presión social agobiante, el código moral inflexible y despiadado, la relación con los dioses tensa y condicionada, la forma de vida miserable y los reducidos ámbitos urbanos carentes de grandes edificios, que limitaban prácticamente su presencia a la acrópolis de Atenas y a los grandes santuarios panhelénicos".

Anamaria Estrada
Ingenieria agronómica universidad naci...
Escrito por Anamaria Estrada
el 13/11/2010

Y sin embargo.... Lograron pasar a la historia, y ser el unico pueblo antiguo que cualquier persona por inculta que sea sabe nombrar.


Ellos son la base de nuestra cultura. Los romanos solo cambiaron de nombre a sus dioses por ejemplo : y así Zeus fue Jupiter, Afrodita, Venus, Minerva, Diana.... Etc. Los griegos formaron la cultura romana, que es nuestra cultura.


Somos magnificos profetas del pasado.... Podemos acertar maravillosamente bien en esas circunstancias.

La esclavitud es abominable, sobre todo pensada con nuestras mentes actuales.... Lo mismo que el papel que cumplian los efebos. Pero igual habria que pensar que tan valido es juzgar un suceso antiguo con los ojos de hoy.


No estoy excusando la esclavitud de hoy dia, que todavia la puede haber. Estoy pensando en que en los tiempos antiguos tener esclavos era tan absolutamente normal como tener obreros hoy.

Dentro de 1000 años, o algo asi mas o menos, nos juzgaran a nosotros tan severamente por tener hoy obreros muertos de hambre.