En este grupo En todos

Grupo de Neurociencia social



Veto al estudio mente-cerebro a lo largo de la historia (breve reseña)

Manel
Escrito por Manel
el 19/12/2010

En 1 kilo y medio, algo que cabe en una mano se encuentra, 100. 000 millones de neuronas, el equivalente a 25. 000 m2. Lo que serian 4 campos de futbol repletos de “sustancia neuronal de un solo individuo, lo cual sería equivalente o aproximadamente el mismo número de estrellas presentes en la Vía Láctea, esto solo en un individuo, Cada una de ellas establece entre 1. 000 y 10. 000 conexiones con otras, se ha calculado que el numero de permutaciones y combinaciones de la actividad cerebral excede el numero de partículas elementales del universo


Quien, quienes, que situaciones ha sido el/las responsables, de ocultarnos tan maravilloso mundo….?



En otro orden de cosas. Pienso honestamente que estamos de suerte, pues
Precisamente a esa manera de pensar imperante a lo largo de toda la historia de la humanidad a la cuales se la ha llamado siempre ‘dualista’, dualismo cartesiano, escolásticas, sustanciales o metafísicas, filosofías dualistas todavía imperantes por postular dos sustancias completamente distintas, animistas etc lo que ha hecho imposible en la práctica estudiar la mente-cerebro y sus relaciones con nuestro entorno, y como ambos interaccionan entre si. Estos son hechos, parece que siempre siempre, a lo largo de toda la historia, siempre han concurrido los mismos factores,en lo referente a evitar el conocimiento de nosotros mismos y nuestro entorno, esto también son hechos. No sé cual será vuestra opinión. Mi opinión es que empezamos a estár de suerte...........


Francisco R. Breijo-márquez
Doctor en medicina. profesor de cardio...
Escrito por Francisco R. Breijo-márquez
el 19/12/2010

Querido amigo Manel. ¡Que se cumpla tu opinión!
Un abrazo.

Cindy Rossi
Sistemas universidad nacional autonoma...
Escrito por Cindy Rossi
el 20/12/2010

Creo Manel, que las tésis duales no han podido sostenerse científicamente. En relación a la mente- cerebro, Los dualístas han tenido que coformarse con el concepto de sistema cerebro- mente, entendiendo a la mente como una propiedad emergente del cerebro. No tendría nada que ver con la tésis dualista de explicar a la mente con independencia del cerebro,

.

Culturalmente siempre existe una tendencia de explicar la mente al margen del cerebro; de ahí asociaciones de la mente con el alma etc.. La verdad es que sin cerebro no hay mente, pero si puede haber cerebro sin mente.

.

Saludes

Manel
Escrito por Manel
el 20/12/2010

Buenas, precismente Eso lo hemos mantenido desde el siglo XVII, desde la época de Descartes hasta hoy -quien por cierto, separó, tajantemente, el cuerpo del alma para poder estudiar el cuerpo sin entrar en conflicto con la Iglesia-. Por eso se le considera el padre de la Anatomía, de la Fisiología, y de la ciencia moderna, porque abre el campo al estudio del cuerpo humano y sus funciones. Lo que en un tiempo fue una ventaja se ha convertido en una rémora que nos ha impedido trabajar en el cerebro con el método científico, como fuente de las funciones mentales, que es lo que es. La mente no es otra cosa que la actividad cerebral. Eso hoy en día ya no debería ni tan siquiera ponerse sobre el tapete. Pero lo peor ha sido que nos ha impedido acercarnos al mundo que nos rodea, y sobre todo de nuestro cerebro, que en definitiva es uno de los generadores de ese mundo y muchos de sus porqués, que generamos con su actividad. Entre otras cosas

Un saludo

Toni Jimenez
Valencia, España
Escrito por Toni Jimenez
el 21/12/2010

EL PODER ha sido la razon por ocultar los conocimientos no probados por la ciencia y que han sido pruebas de inteligencias probadas

Jose Luis Uceda Aragoneses
Iniciacion/ avanzado 1º y avanzado 2º ...
Escrito por Jose Luis Uceda Aragoneses
el 26/12/2010

Gracias Manel por el debate, el salto a la comprension neuronal viene a traves del conocimiento celular y del atomo, la complejidad que atesora tanto un atomo, como una celula, y la convalecencia de fusion entre atomos y su cargas hacen comprensible que en el cerebro raccione frente a estimulos, creando defensas, pensamientos o de cuerpo e imagen a la influencia externa.
Hoy en el siglo XXI, se mira el mundo desde una pespectiva grupal, bien por cognicion bien por interes grupal, estamos acomodados a la creencia que el mundo piramidal, es consustancial con nuestra especie, esa vision ralentiza el desarrollo cultural, la empatia social y la inteligencia social, nos hemos acomodado a creer que las herramientas culturales, sociales que nos soportan, son producidas por nuestros pecados, vieniendo nuestros valores sociales de la mano divina.
Con todo este pensamiento en el que esta puesto la cognicion social, se hace facil pensar en errores y el no necesitar dar una explicacion cientifica, a nuestra historia, creencias y caracteristicas neuronales.
Divagamos en torno a creencias asumidas, solo con el fin de darlas perpetuidad y no nos enfrentamos con las necesidades de nuestra especie, su mimetismo con la vida y el desarrollo al conocimiento que nos debemos.
Yo separo las cualidades personales y humanas de los compañeros a sus creencias, las cuales aunque no trato de denotarlas, no comparto, pero me estimula la persona que busca la comprension antropologica de nuestra cultura y persona, y accede a tener una vision desde la menor de las particulas hasta la complejidad de los cuerpos.
Como he expuesto en otros post de la neurociecia, el pensamiento cientifico debe ser un marco mutable que se acondicione dia a dia al conocimiento que vamos atesorando en la comprension del ser humano y de todo nuestro tiempo y espacio.

Manel
Escrito por Manel
el 27/12/2010

Va ser complicado Jose Luis, porqué precisamente el ser humano siempre ha intentado dejar bien claras las diferencias que lo separan de los animales, sin tener en cuenta que él mismo es un animal como los demás.

Sólo en el idioma anglosajón se habla de primates no humanos cuando la referencia es a los simios hominoideos, lo que implica que los humanos también son primates como la biología nos enseña. Esta intención de separarse tajantemente de los animales que nos precedieron en la evolución tiene una historia muy larga y está mas vigente que nunca, desde negarle a los animales el alma racional al menos, como hizo Aristóteles al que algunos siguen citando de forma insistente.. Hasta, negarle el alma en el proceso colonizador a los indigenas, hasta nuestros días en los que aún seguimos buscando características que puedan separarnos de ellos, todavía aquellos que parece mas aperturistas (solo lo parecen) siguen refiriendose y, aduciendo para ello el lenguaje, el libre albedrío, la inteligencia, la autoconsciencia, la sustancia y muchas otras, no hay manera que se quiten esos lastres de encima. Supongo que esto se debe a que la teoría de la evolución de Darwin y Wallace no ha calado aún en nuestra mentes en el sentido biológico del termino, y la infestación incosnciente de situarnos en el centro del universo, o algo así como una especie de privilegiados sigue mas vigente que nunca.

Con este discurso, con estas ansias de añadirnos entes entes y mas privilegios, el estudio intrinseco de nosotros mismos es muy complicado, se pondrán cientos y cientos de trabas, para que evites conocerte mejor como especie, nadie quiere ceder a esa falsa hegemonía, aunque la evidencia y las sangrias a las que hemos sometido a lo largo de la historia a nuestros semejantes y al entorno que nos rodea, en ocasiones nos demuestre esa falsa concepción, falsa probablemente debido al veto que el estudio de nosotros mismos ha sufrido a lo largo de la historia y que actualmente sigue vigente, por los fáctores antes reseñados


Un cordial saludo

Ikuzt Ssecnirp
Experto: cuadros de mando y reports de...
Escrito por Ikuzt Ssecnirp
el 28/12/2010

Así inicia su libro “El cerebro y el mito del yo” el neurofisiólogo colombiano Rodolfo Llinás:

“El primer paso para explorar desde un punto de vista científico, la naturaleza de la mente es rechazar la premisa de que ésta apareció súbitamente como resultado de una “intervención espectacular”. La naturaleza de la mente debe entenderse con base en su origen, en el proceso de su desarrollo, que emana del perenne mecanismo biológico de ensayo y error. La mente o lo que llamaré “el estado mental”, es el producto de los procesos evolutivos que han tenido lugar en los organismos dotados de movimiento. Esta evolución cerebral se presentó de manera paulatina, desde las formas más primitivas hasta las más altamente evolucionadas. Por tanto, el examen de las bases científicas de la mente requiere una perspectiva evolutiva rigurosa, ya que es a través de este proceso como se generó la mente. Como llegó la mente a nosotros (o nosotros a ella) es una bella historia de más de 700 millones de años que, como todo lo biológico, aún no termina su arduo caminar.

Para comprender la naturaleza de la mente, el requisito primordial es disponer de una perspectiva apropiada. Así como la sociedad occidental sumida en el pensamiento dualista, debe cambiar de orientación para captar las premisas elementales de la filosofía no dualista, también es necesario un cambio fundamental de perspectiva para abordar la naturaleza neurobiológica de la mente.

En su ciclo de conferencias Gifford en Edimburgo, en 1937, tituladas “Reflexiones del hombre sobre su naturaleza”, Charles Sherrington insinuó la posibilidad de que si algún día los seres humanos llegaran a enfrentarse cara a cara con su verdadera naturaleza, este conocimiento podría desencadenar la caída de la civilización. Evidentemente, para Sherrington, el hombre prefiere considerarse como el más bajo de los ángeles y no el más alto de los animales . Mi opinión es que si algún día llegaramos a comprender en su totalidad la portentosa naturaleza de la mente, de hecho, el respeto y admiración por nuestros congéneres se verían notablemente enriquecidos. ”

Llinás, Rodolfo R. , El cerebro y el mito del yo (El papel de las neuronas en el pensamiento y el comportamiento humano), Editorial Norma, Bogotá, 2002.

Adjunto link de Conversaciones con Rodolfo Llinás https://www.revistanumero.com/39cere. Htm

Manel
Escrito por Manel
el 28/12/2010

Gracias Clara, me gustó mucho la entrevista, pego un extracto de la misma sobre “ El Yo ”, por si alguien quiere comentarlo.


Los seres humanos no tenemos cerebro. Somos nuestro cerebro. Cuando le cortan la cabeza a alguien, no lo decapitan sino que lo decorporan. Porque es en este prodigioso órgano donde somos, donde se genera nuestra autoconciencia, el «yo» de cada uno. Por tanto, lo que llamamos «yo» no es separable del cerebro. Si dijéramos «el cerebro me engaña», la implicación sería que mi cerebro y yo somos dos cosas diferentes. Mi tesis central es que el «yo» es un estado funcional del cerebro y nada más, ni nada menos.
El «yo» no es diferente del cerebro. Ni tampoco la mente. Son unos de tantos productos de la actividad cerebral, a partir de la cual hemos llegado a la Luna y tenemos posibilidades ilimitadas de hacer realidad nuestros sueños.

Hay que decir a esto que por ejemplo en los esquimales el concepto de "Yo", no ofrece las caracteristicas individuales, sino que tiene connotaciones colectivistas. Mientras que en los Maoris por ejemplo, ofrece unas connotaciones individualistas altamente exacerbadas. Mientras que en poblaciones de Nueva caledonia, simple y llanamente no tienen concepto de yo situado como algo en el interior del cuerpo.

Parece que existen muchas evidencia para concluir que el concepto del "yo" está bajo la influencia de la sociedad en la que el individuo se desarrolla, es más es un producto de ella. Dicho esto, la conclusión lógica es que el concepto occidental que tenemos hoy del yo es un concepto formado a lo largo de la historia y que refleja nuestra visión racionalista, dualista del mundo, producto, pues, de nuestra capacidad lógico-analítica

Cordial saludo








.







.

Ikuzt Ssecnirp
Experto: cuadros de mando y reports de...
Escrito por Ikuzt Ssecnirp
el 06/01/2011

El cerebro es una masa esponjosa de entre mil y mil 500 gramos, compuesto por millones de neuronas o células cerebrales y divido en dos hemisferios que se encargan del funcionamiento del cuerpo de un ser humano, menciona un estudio recabado por el sitio de internet "hablalibre. Net". El cerebro controla todo en el ser humano. El comportamiento, el pensamiento, los procesos fisiológicos y lo que el cuerpo humano puede hacer, es gracias al cerebro, apunta el portal "library.thinkquest.org". A diario, la medicina evoluciona y ha logrado desmentir algunos datos engañosos sobre las capacidades y funcionamiento de este órgano vital. El sitio on line "errores históricos", recolecta diez mitos falsos sobre nuestro cerebro y su desempeño.1. Beber alcohol no destruye neuronas. El beber alcohol en exceso no destruye las células cerebrales, pero sí puede llegar a reducir el tamaño del cerebro y causar daños a la salud, menciona el sitio "lomasinteresante. Mx". El consumir vino tinto puede, incluso, proteger el cerebro y reducir el riesgo de derrames cerebrales.2. Un golpe fuerte en la cabeza no cura la amnesia. Está descartado que pegarse en la cabeza cure esta enfermedad; al contrario, ésta puede ser ocasionada por un golpe y ni la hipnosis o la visión de un objeto muy apreciado, logra revertirla.3. La mitad izquierda no es "racional". El hemisferio izquierdo es la parte dominante del cerebro y se encarga de las funciones verbales del ser humano, señala el sitio "pulevasalud. Com". Sin embargo, eso no significa que sea la mitad "racional". La parte izquierda del cerebro necesita lógica y orden, hasta el punto de que si algo no tiene sentido, el cerebro inventa una explicación.4. El estado de ánimo de ellas no es más variable que el de ellos. Los cambios de estado de ánimo de las mujeres son más recordados tanto por ellas como por lo hombres.5. El cerebro no es como un ordenador. El cerebro está compuesto por millones de neuronas encargadas de mandar señales eléctricas al cuerpo, menciona el blog "naturaleza y racionalismo". Su asombrosa capacidad y la perfección con la que trabaja, es incomparable; sin embargo, queda descartado que el cerebro funcione como una computadora.6. Los ciegos no oyen mejor. El organismo es capaz de reemplazar la carencia de un órgano, menciona el sitio "sobretodosalud. Com" pero, el cerebro no desarrolla un órgano faltante por arte de magia, se necesita de ejercicio y adaptación.7. Escuchar a Mozart no hace más listo a un bebé. En 1993, una investigación universitaria señaló que el sonido de las melodías de Mozart podían incrementar la inteligencia de un humano. Algunas personas adoptaron la investigación para hacer creer que eso podía servir en recién nacidos; sin embargo, en 2007, un grupo de investigadores alemanes dieron a conocer que el "efecto Mozart" era falso.8. Las vacunas no causan autismo. En 1999, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, anunció que los recién nacidos podrían desarrollar autismo, debido al Timerosal que contenían las vacunas infantiles. En septiembre de este año, un estudio reveló que este compuesto no causa ningún trastorno del desarrollo, permanente y profundo, menciona el sitio "Mediline Plus".9. Los pliegues exteriores no guardan relación con la inteligencia. Los relieves de la corteza craneal están más bien relacionados con el tamaño del cerebro, porque gracias a esa disposición cabe más cerebro en una espacio más reducido. 10. Es falso que sólo empleemos el 10 por ciento del cerebro. Durante mucho tiempo, científicos, médicos y miles de personas, han mencionado que el ser humano sólo usa diez por ciento de su masa cerebral. Algunos estudios neurológicos señalan que las actividades simples y poco importantes sólo requieren que se emplee una pequeña porción del cerebro, menciona el portal "healthlibrary. Com"; no obstante, está demostrado que la totalidad de éste es necesaria para su funcionamiento "normal".