En este grupo En todos

Grupo de Cultivo y producción del aguacate



Uso de Micorrizas en el cultivo de Aguacate

DANIEL
Ingeniero agronomo universidad naciona...
Escrito por Daniel Marín
el 02/04/2011

Por Ing. Salvador Torres Corona

Sin duda alguna, uno de los aspectos más importantes en la producción de aguacate es el de la nutrición. Existen algunos factores que afectan la absorción de nutrientes entre los cuales podemos mencionar la baja temperatura del suelo y el antagonismo que existe entre algunos fertilizantes.

Desde hace varios años, se han venido realizando investigaciones con la utilización de micorrizas para contrarrestar estos problemas, teniéndose muy buenos resultados.

¿QUE SON LAS MICORRIZAS?

Las micorrizas son especies de hongos con la capacidad de colonizar el interior y exterior de las raíces de absorción (ectomicorrizas y endomicorrizas), para obtener compuestos orgánicos esenciales. En retribución, los hongos extienden largos filamentos vegetativos (micelio) dentro del suelo para extraer agua y nutrientes esenciales y compartirlos con las plantas.

Las micorrizas son capaces de absorber, acumular y transferir los quince principales elementos nutritivos y el agua a la planta más rápidamente que las raíces sin micorrizar. Décadas de investigación muestran que las micorrizas incrementan la tolerancia de las plantas a la sequía, compactación, altas temperaturas del suelo, salinidad, extremos de pH, toxinas orgánicas e inorgánicas y metales pesados. Estos hongos benéficos, también prolongan la vida, viabilidad y productividad del sistema radicular de la planta.

Las micorrizas se encuentran de manera natural en el suelo, Ferrera-Cerrato (1983), encontró colonización micorrízica en raíces de aguacate en diferentes agro-ecosistemas del plan Zacapoaxtla, en Puebla, México.

Se han llevado a cabo investigaciones también con plantas de aguacate en vivero. Los efectos debidos a la inoculación son incrementos en el crecimiento y en el contenido de fósforo y nitrógeno. La inoculación de aguacate con hongos endomicorrízicos arbusculares ha producido incrementos en la altura de las plantas de 30 a 250% (Menge et al. , 1978b, 1980: Godinez et al. , 1986; Jaizme y Azcón, 1988), lo cual se atribuye a mayor absorción de algunos nutrimentos en las plantas micorrizadas. Numerosos trabajos se han realizado con la finalidad de comparar los beneficios o establecer los valores óptimos de fertilización para maximizar los efectos de la condición micorrízica. Menge et al. (1980) emplearon seis tratamientos de fertilización y Glomus fasciculatum, y encontraron que las plantas micorrizadas fueron más grandes 49 a 254% con un mayor peso seco y que la concentración de algunos macro y micronutrientes fue mayor que en las plantas no micorrizadas en todos los tratamientos fertilizados excepto Zn más 640 ppm P, donde la aplicación de esta cantidad de P tuvo influencia sobre la actividad del endófito. Muchos son los factores que afectan la efectividad de la simbiosis micorrízica, dentro de ellos está el manejo, por lo que para incrementar la posibilidad de manejar adecuadamente a los endófitos, se requiere del conocimiento de aspectos de inoculación, y así obtener el máximo provecho de esta relación simbiótica.

Dharmaraj e Irulappan (1982), al probar diferentes distancias de colocación del inóculo endomicorrízico (Glomus fasciculatum) encontraron que el mayor beneficio a las plántulas de aguacate de 4 meses de edad, se obtuvo al colocar el inóculo 2. 5 cm. , debajo de la superficie. Además de estas ventajas de mayor crecimiento sobre plantas de aguacate debidas a la inoculación con hongos endomicorrízicos, se piensa que éstos proporcionan ventajas sobre las no micorrizadas al momento del transplante. Las plantas micorrizadas presentan menor daño por el trasplante y son capaces de mantener un adecuado contenido de agua, lo que representa en vivero menos pérdidas por muerte (Menge et al. , 1978a.)

Un aspecto de interés es el hecho de que las plantas de vivero mantengan su uniformidad en tamaño y cumplan con requerimientos de porte para ser trasplantadas a los sitios definitivos. Al respecto, Godinez et al. (1986) evaluaron el efecto de la inoculación de diez hongos endomicorrízicos sobre el desarrollo de tres variedades criollas de aguacate (dos nativas de México, del grupo ecológico de Veracruz). Todas las plantas inoculadas tuvieron mayor crecimiento que las no inoculadas. La variedad nativa de Atlixco, Puebla, fue la que presentó mayor respuesta a la inoculación con Scutellispora calospora con 200% de crecimiento en altura. El diámetro de tallo también mostró incrementos considerables en plantas inoculadas, lo cual causó que estas plantas presentaran mejor porte y vigor. Estos autores comentan que el tiempo en vivero fue menor, por lo que es más rápida la fecha en que las plantas pueden ser utilizadas como portainjerto, con un ahorro de hasta 3 meses.

Vidal et al. (1992) trabajaron con plántulas micropropagadas de aguacate que mostraron un lento crecimiento durante la fase de aclimatación y ensayaron la inoculación con G. Fasciculatum. La inoculación mejoró la formación de un sistema radical bien desarrollado, el cual fue convertido en sistema micorrízico. Mejoró el crecimiento radical de la parte aérea, y se incrementó la relación parte aérea-raíz, la concentración de Nitrógeno, Fósforo y Potasio en el tejido de la planta, y la tolerancia de las plantas al estrés ambiental en el trasplante. Así, la micorriza parece ser un factor para el subsecuente crecimiento y desarrollo de plántulas micropropagadas de aguacate.

EFECTO DE LA INOCULACION SOBRE LA PROTECCION CONTRA PATOGENOS.

La simbiosis endomicorrízica puede tener un efecto modificador en la resistencia a las enfermedades radicales.

Mataré y Hattingh (1978) examinaron la posibilidad de que las plántulas micorrizadas sean menos dañadas por Phytophtora cinnamomi que las no micorrizadas. Las diferencias en crecimiento de las plantas micorrizadas en presencia y ausencia del hongo fueron evidentes. En ausencia del patógeno las plantas no micorrizadas fueron de mucho menor peso y tamaño que las micorrizadas. Las plantas micorrizadas y no micorrizadas desarrolladas en presencia del parásito, empezaron a morir durante el curso del experimento, esta situación tomó más tiempo en el caso de las plantas micorrizadas, debido probablemente a su mejor estado nutrimental inicial.

Fuente: González, CH.C. , Ferrera, C.R. Y Pérez, M.J. 1998. - Biotecnología de la Micorriza Arbuscular en Fruticultura. 16 – 19 pp. Folleto Técnico Plant Health Care .

Daniel Marín
Ingeniero agronomo universidad naciona...
Escrito por Daniel Marín
el 02/04/2011

Que beneficios han encontrado en la aplicacion de Micorrizas en el cultivo del agaucate?, ¿Realmente es beneficioso y rentable su aplicacion? ¿Que metodos de aplicacion utilizan, dosis, cantidad, forma de aplicacion, etc? ¿Que productos han aplicado a sus cultivos?-

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 02/04/2011

Se evalúo el efecto de tipos de uso de la tierra (TUT) de la depresión de Quíbor, estado Lara en suelos de las series Chaimare y Quíbor sobre propiedades físicas, químicas y biológicas, determinadas en muestras de suelo alteradas, no alteradas y rizosfericas en los manejos: TUT-aguacate, TUT Cebolla -manejo convencional-, TUT-Cilantro, TUTlechosa, TUT maíz dulce -fertilización orgánica y TUTCebolla fertilización orgánicas. Las propiedades químicas y físicas del suelo se relacionaron con la presencia de microorganismos de vida libre con potencial para fijar nitrógeno atmosférico (FNVL) y solubilizar fósforo (SF). Los resultados muestran la recuperación de lotes de producción con las prácticas que incluyeron períodos de descanso y fertilización con abonos orgánicos, reflejado en propiedades físicas, químicas y en la presencia de cepas FNVL y SF, ya que el crecimiento y número de colonias fue mayor en la serie Quíbor donde predominan los usos bajo manejo combinado de fertilización orgánica con agrotóxicos para controlar plagas y enfermedades y períodos de descanso en comparación con la serie Chaimare que mantuvo el manejo convencional (agrotóxicos para plagas y enfermedades y fertilización inorgánica). Las FNVL fueron más afectadas por los TUT que las SF. Los TUT maíz dulce y cebolla con fertilización orgánica y lechosa presentaron mejores condiciones físicas, incrementos en materia orgánica y mayor número de cepas FNVL y SF.

Palabras Clave: Biofertilizantes; fertilidad; tipos de uso de la tierra (TUT); Serie Quíbor; Serie Chaimare.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 02/04/2011

Venezuela presenta alrededor de 32% de suelos de muy baja fertilidad natural (Comerma y Paredes, 1978) cuyas limitaciones por acidez varia desde ligera hasta extremadamente ácidos (López et al. , 1989), lo cual condujo a utilizar prácticas dirigidas a incrementar la capacidad productiva de estos suelos y cubrir los requerimientos nutricionales de los cultivos de interés alimenticioprincipalmente; en este sentido, zonas agrícolas fueron sometidas al manejo convencional basado en altos insumos, originado un deterioro físico, químico y biológico de los suelos, debido entre otros factores, al uso intensivo del monocultivo, con excesiva mecanización, inadecuado uso de fertilizantes, enmiendas y plaguicidas.

En el contexto antes expuesto, al diagnosticarse el nivel de fertilidad de un lote de producción agrícola, los problemas se han asociados a baja disponibilidad de nutrimentos (López et al. , 2006a), salinidad (Henríquez, 2000) y mayor acidificación en casos particulares (López et al. , 2006). Sin embargo, desde el punto de vista de la fertilidad integral del suelo, los efectos negativos del modelo de altos insumos, van más allá de los aspectos químicos y físicos, ya que se ha demostrado que algunas prácticas afectan en mayor intensidad la población y actividad de microorganismos benéficos como el caso de las micorrizas (López et al. , 2007; Toro et al. , 2008) y bacterias estimuladoras del crecimiento vegetal (Toro et al. , 2008).

En tal sentido, López et al. (2007), demostraron que los sistemas agrícolas convencionales, donde se aplican altas dosis de fósforo (P) con el criterio de disponibilidad de este elemento para cubrir los requerimientos del P en cacao, se redujo considerablemente la producción de esporas de hongos micorrízicos, afectando procesos biológicos como las micorrizas, simbiosis vital en este cultivo debido a que es micótrofo obligado, encontrando una reducción en el número de esporas/100 g de suelo de: 11, 32 y 39 al aplicar dosis de P de 45, 90 y 135 g planta-1, respectivamente, de estas dosis evaluadas, las recomendadas en el instructivo utilizado en los laboratorios de servicio de análisis de suelo para cubrir los requerimientos del cultivo fue de 90 g planta kg ha-1, dosis que redujo estas estructuras micorrízicas en 39%.

Entre las zonas más degradadas en sus propiedades físicas, químicas y biológicas por el manejo inadecuado de los agrosistemas, se encuentra el Valle de Quibor, estado Lara (Henríquez, 2000, 2003). Los antecedentes mencionados han conllevado a dirigir líneas de investigación bajo sistemas de producción más sustentables, a fin de generar conocimientos y tecnologías que propicien modelos alternativos al de altos insumos, basados en el aprovechamiento de los recursos autóctonos y locales, los cuales manejados con principios agroecológicos contribuyen al reciclaje de nutrimentos.

Entre las prácticas se encuentran el uso de abonos orgánicos de origen animal y vegetal, compost, lodos residuales y otros, así como los biológicos a base de microorganismos presentes en el suelo, los cuales, debidamente seleccionados son capaces de aportar nutrimentos y otras sustancias promotoras del crecimiento vegetal. Convencionalmente, el crecimiento y productividad de los cultivos se ha sustentado en el uso de los fertilizantes minerales o inorgánicos, generando efectos colaterales no deseables, además de los costos energéticos, ecológicos, problemas de salud pública, dependencia tecnológica y financiera implícitos en el manejo de altos insumos, lo cual es contrario a los principios que deben regir la agricultura sustentable, lo que hace necesario disponer de estrategias que permitan mitigar los efectos secundarios de este tipo de fertilización.

Una de las opciones es incorporar al manejo de los agrosistemas tecnologías que propicien los procesos naturales, biológicos, como los biofertilizantes con un enfoque integral de la fertilidad del suelo. Entre los procesos biológicos, Chirinos et al. (2006) hace referencia a la fijación biológica de nitrógeno (FBN) simbiótica, la cual juega un importante rol en la activación de los sistemas agrícolas sustentables por su beneficio ambiental, cuya activación natural a través de inoculación en agrosistemas, pueden contribuir a reducir la necesidad del uso de fertilizantes nitrogenados de origen industrial con su consiguiente efecto benéfico al ciclo del nitrógeno (N), reducción del calentamiento global y el saneamiento de las aguas subterráneas y superficiales.

Este proceso depende básicamente de la acción de los microorganismos capaces de fijar biológicamente el dinitrógeno (FBN2), tanto en forma simbiótico como asimbiótico, así como de las plantas que establecen una relación simbiótica con bacterias específicas del género Rhizobium o Bradyrhizobium, aprovechando las fuentes de N para el desarrollo de sus procesos metabólicos (Ardila et al. , 2006) y la asociación de bacterias de vida libre con las raíces en la zona rizosférica (Martínez et al. , 2007).

Las investigaciones utilizando inoculantes basados en de microorganismos han demostrado su importancia de la FBN2, en el caso de las bacterias llamadas asocia209 tivas o de vida libre, Pulido et al. (2003) al estudiar la inoculación simple y combinada, mediante recubrimiento de las semillas de cebolla y tomate con Azospirillum brasilense, Azotobacter chroococcum, Burkholderia cepacia y Pseudomonas fluorescens y hongos micorrízicos arbusculares -HMA- (Glomus clarum, G. Fasciculatum, G. Mosseae, G.. Agregatum y G. Versiculiferum), obtuvo que la inoculación con Azospirillum brasilense, Azotobacter chroococcum y Burkholderia cepacia permitió obtener plantas de tomate de calidad equivalente a la alcanzada con la fertilización inorgánica (FI), mientras que para la cebolla, sólo Azospirillum brasilense y Azotobacter chroococcum permitieron la obtención de plantas de alta calidad.

Por otra parte, Ivan et al. (2006), utilizando Azospirillum brasilense como inoculante en girasol, observaron un incremento de 7,8% en los rendimientos en las plantas inoculadas en relación a las no inoculadas. Así mismo, Aguirre et al. (2007), investigaron el efecto de la biofertilización en vivero del cacao con la bacteria Azospirillum brasilense y el hongo, Glomus intraradices, encontrando una mayor altura de las plantas, un mayor número de hojas y peso por planta en el tratamiento con inoculantes.

Por su parte, Uribe et al. (2007), investigaron sobre el mejoramiento en la eficiencia de FI con biofertilizantes para producir maíz en suelo Alfisol, los microorganismos utilizados en los tratamientos fueron: hongos micorrízicos (Glomus intraradice), bacteria fijadora de nitrógeno de vida libre -FNVL- (Azospirillum brasilense) y la fitohormona Brassinoesteroide, las cuales se combinaron con la FI de origen industrial utilizando dosis de N, P y K de 13-33-00, 26-66-00 y 40-100-00 (kg ha-1), respectivamente, para estructurar los tratamientos evaluados. Los resultados mostraron un efecto estadísticamente igual entre los biofertilizantes y la FI con 40-100-00 (kg ha-1) sobre rendimiento, lo que indica que los primeros pudieran contribuir a mejorar la eficiencia en el uso de FI.

Así mismo, el uso de bacterias capaces de solubilizar P (SF), cobran vital importancia en los agroecosistemas tropicales dado que los principales tipos de fosfatos se encuentran insolubles, ya sea fijados al Calcio (Ca) en suelos alcalinos o fijados al aluminio o al hierro en suelos ácidos, así como formando compuestos orgánicos. En este orden, en Venezuela el uso de estas bacterias ha sido evaluado en suelos ácidos, dado la capacidad de éstos de acidificar el medio circundante, debido a la propiedad que poseen dichas bacterias de producir ácidos orgánicos que actúan sobre fosfatos de baja solubilidad (Illmer y Schinner, 1995; Illmer et al. , 1995) y hacen disponible P a las plantas. Su aplicación como Biofertilizantes en los sistemas agrícolas tropicales debe considerarse como una alternativa agroecológica (Vessey, 2003).

En relación a las investigaciones realizadas en el país, España et al. (2006), encontraron que 80% del N en la especie Indigosphera (añil) provino de la fijación biológica en suelos ácidos de sabanas, utilizando manejo agroecológico, bajas dosis de N-inorgánico y roca fosfórica Reicito como fuente de P. Así mismo, Velásquez et al. (2008) encontraron rendimientos similares con la aplicación de cepas SF y FNVL en combinación con fracciones de FI, que cuando se utilizaron sólo estos últimos fertilizantes.

Es por ello que el objetivo del trabajo fue evaluar el impacto del uso de la tierra (TUT) sobre algunas propiedades físicas, químicas y biológicas, estas últimas evaluadas a través de la presencia de cepas FNVL y SF, cuyo potencial pudiera ser evaluado para ser utilizadas como biofertilizantes en estudios posteriores.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 02/04/2011

MATERIALES Y MÉTODOS

Selección del sitio de estudio: El estudio fue llevado a cabo en la serie "Chaimare y Quíbor" de la depresión de Quibor, municipio Jiménez, del estado Lara. Para el estudio del impacto de los sistemas de producción agrícola se seleccionaron los usos más representativos en fincas de productores ubicadas en las series Chaimare y Quibor, siendo los usos seleccionados TUT-aguacate, TUT Cebolla-manejo convencional-, TUT-Cilantro y TUT- lechosa en la serie Chaimare y TUT maíz dulce fertilización orgánica y TUT- Cebolla -fertilización orgánica- en la serie Quibor. A continuación se describen los tipos de uso evaluados, las características climáticas y edáficas de cada zona, así como de los sistemas de manejo seleccionados:

Serie Chaimare: Caracterizada fisiográficamente como una napa de desborde, de topografía plana con pendiente general de un 0,5% y de microrelieve plano y liso. La caracterización del perfil realizada por Pérez et al. (1992) indica que es un suelo de textura uniformemente francosa, variando entre franco limosa, franca y franco arcillosa; el color varía muy poco y es normalmente marrón a marrón oscuro en el horizonte superficial y marrón amarillento en el resto del perfil. La estructura es uniformemente blocosa muy débil, normalmente con tendencia a masiva.

Serie Quíbor: Rodríguez y Guédez (1985), clasificó este suelo como un Camborthid, arcilloso fino, ilítico e isohipertérmico, con las características de ser un suelo calcáreo, con alta actividad y dominio del Ca en el complejo de cambio, salino, bajo en materia orgánica (MO). En cuanto a la mineralogía, Rodríguez (1982), identificó la presencia de arcillas dispersivas (ilita y pirofilita) y expansivas (montmorillonita)

Características de las unidades de muestreo: Para el estudio del impacto de los sistemas de producción agrícola se seleccionaron los usos más representativos en fincas de productores de las series Chaimare y Quíbor, siendo los usos seleccionados TUT-aguacate, TUT Cebolla-manejo convencional-, TUT-Cilantro y TUTlechosa en la serie Chaimare y TUT maíz dulce -fertilización orgánica- y TUT -Cebolla-fertilización orgánicaen la serie Quibor.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 02/04/2011

Serie Chaimare:

TUT-Aguacate: Ubicado en la serie Chaimare en las coordenadas 429. 181 este y 1.100.838 norte, este tipo de uso de se caracteriza por no utilizar fertilizantes y no aplicar ningún manejo agronómico, tienen más de 20 años de sembradas. Este TUT fue utilizado como referencia por no existir en la parcela zonas bajo vegetación natural.

TUT- Cebolla manejo convencional: Ubicado en la Finca "El Nono" en las coordenadas 431. 018 este y 1.108.000 norte. Este sistema se caracteriza por un manejo intensivo de la tierra con mecanización convencional, FI del suelo, control de plagas con agrotóxicos y riego en serpentín. La cebolla sembrada aquí proviene de semilleros realizados dentro de la misma unidad de producción.

TUT- Cilantro: Ubicado en la finca la " Guadalupana" en las coordenadas 429. 148 este y 1.100.837 norte, suelo con más de tres años de descanso, tradicionalmente se producía cebolla, cuyo manejo incluía LC, FI, control de plagas y enfermedades con agrotóxicos y riego por surcos largos.

TUT- Lechosa: Ubicado en la finca la "Guadalupana" en las coordenadas 429. 148 este y 1.000.800 norte. Este sistema de manejo se caracteriza por utilizar LC, FI, control de plagas y enfermedades con agrotóxicos y riego por surcos largos.

Serie Quíbor:

TUT- Maíz Dulce: Ubicado en la finca el "Caujaral", el manejo del suelo se caracteriza por la utilización de mecanización convencional (3 pases de rastras) fertilización orgánica (FO), control de plagas mediante el uso de agroquímicos, el sistema de riego empleado en este uso de la tierra consiste en surcos largos. El maíz cosechado en esta unidad de producción es con fines agroindustriales.

TUT-Cebolla- fertilización orgánica: Ubicado en la finca "El Caujaral", el manejo del suelo consiste en LC (aproximadamente 3 pase de rastras), la fertilización consiste en abonamiento orgánico basado en compost de diferentes estiércoles como gallinaza, pero el control de plaga parte del uso de productos agrotóxicos. El sistema de riego empleado en esta unidad de producción es surcos tipo serpentina.

Diseño de muestreo de suelo: Se realizó un diseño completamente aleatorio, se tomó como variable de clasificación el TUT y dentro de cada unidad de muestreo se obtuvo 10 muestras de suelos (réplicas), con el fin de evaluar los cambios en las características, físicas, químicas y biológicas como resultado del impacto del uso y manejo a que ha estado sometido el suelo.

En los mismos puntos de muestreo, se colecto tres tipos de muestras de suelo: a) no alteradas, con el objetivo de relacionar los TUT con cambios en las propiedades físicas, b) muestras alteradas para evaluar la relación entre el impacto del uso de la tierra y las propiedades químicas, de 0-20 cm profundidad y c) muestras rizosféricas, de 0 a 10 cm de profundidad para aislar las cepas FNVL y SF con la finalidad de averiguar el efecto de los TUT sobre estos microorganismos, a través del crecimiento en medios específicos y el número de colonias.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 02/04/2011
Guerra (La Laguna), Tenerife Imprimir

INTRODUCCIÓN

En los últimos años, el cultivo del aguacate en Canarias ha visto aumentada la superficie destinada al mismo, pues es este un cultivo, al que muchos consideran sustitutivo al plátano, mientras que para otros es un cultivo complementario al mismo.
Este cultivo, el cual ya contaba con una superficie de 918 Ha en 1988, pero esta se vio reducida hasta 659 Ha, en el año 2000. Es a partir de este momento, cuando la superficie dedicada al aguacate se recupera alcanzando 886 Ha en 2008. La mayor parte de esta superficie se encuentra concentrada en las islas de Tenerife y La Palma.
Pese a que el aguacate es un cultivo en auge en Canarias, la superficie destinada al cultivo ecológico es muy pequeña. Este aumento de superficie, implicara en un futuro reciente un aumento de producción al cual se le debe buscar salida, y una de ellas es mediante un producto diferenciado, el cual mantenga todas sus propiedades, garantice la seguridad alimentaria al consumidor y que además respete el medio ambiente y paisaje, ya que son recursos de incalculable valor para este Archipiélago.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 02/04/2011

Colombia:
Estrategias para el éxito en la siembra del cultivo de aguacate

El cultivo del aguacate se considera rentable cuando se establece con materiales de alta calidad genética y fitosanitaria, y en las condiciones óptimas de suelo y clima; sin embargo, se caracteriza por demandar alto nivel tecnológico, generalmente enfocado al manejo fitosanitario.

El manejo de las enfermedades de la raíz en aguacate debe ser de tipo preventivo e inicia con la buena selección del lote, evitando hondonadas y pies de colina. El aguacate exige principalmente suelos drenados, cuya estructura y textura permitan el libre movimiento de agua y oxigeno, donde las arcillas no superen el 15 por ciento, disminuyendo así, los riesgos por asfixia radical y problemas de pudrición, provocados en la mayoría de los casos por Phytophthora sp. Se considera apropiado, un nivel freático superior a 2 m y como rango óptimo de pH valores entre 5,0 y 7,0.

La siembra de los árboles de aguacate se hace en hoyos de 40 x 40 x 40 cm, dejando un 50 por ciento del cespedón que contiene el árbol por encima del nivel del suelo, para luego completar con tierra esta parte a manera de volcán. Estos montículos quedan de 20 cm de alto y de 70 cm de diámetro en la parte superior, protegiendo el árbol de posibles encharcamientos en periodos críticos de excesos de precipitación. Además, se pintan los tallos con pintura blanca de agua, a manera de protector solar.

De ninguna manera se debe aplicar materia orgánica, por los efectos contraproducentes que puede generar en el sistema radicular; se recomienda que el transplante del árbol se realice utilizando suelo de la capa superficial, se puede adicionar cal cuando así se requiera; además, resulta muy ventajoso incorporar hongos antagónicos como Trichoderma sp, Paecelomyces lillacinus o micorrizas de tipo vesicular arbuscular que enriquecen la población microbiana del suelo y contrarrestan los efectos de los patógenos.

La pudrición radicular del aguacate causada por Phytophthora sp, pudre las puntas de las raíces con diámetro menor de 5 mm, produciendo una coloración negruzca, volviéndolas quebradizas. La absorción de agua y su transporte ascendente se reduce, mostrando los síntomas de clorosis y marchites de las hojas hasta la muerte del árbol. Los árboles injertados sobre Antillano y sus híbridos con Guatemalteco, presentan sistema radicular amplio y vigoroso. En la evaluación de diferentes razas y su híbridos, se encontró que Antillano y los híbridos Guatemalteca x Antillano, presentaron menor porcentaje de raíces necrosadas al inocularlas con Phytophthora cinnamomi Rands, comparado con la raza Mexicana y sus híbridos que fueron más susceptibles o presentaron mayor número de raíces necrosadas al inocularle el patógeno.

Fuente: www.profrutales.com

Daniel Marín
Ingeniero agronomo universidad naciona...
Escrito por Daniel Marín
el 02/04/2011

Muchas gracias Mirta por sus aportes, pero no nos desviemos mucho del tema de las micorrizas, Sigamos con las preguntas, Que beneficios han encontrado en la aplicacion de Micorrizas en el cultivo del agaucate?, ¿Realmente es beneficioso y rentable su aplicacion? ¿Que metodos de aplicacion utilizan, dosis, cantidad, forma de aplicacion, etc? ¿Que productos han aplicado a sus cultivos?-


Jose Angel Reyes Flores
Ing agronomo zootecnista centro de es...
Escrito por Jose Angel Reyes Flores
el 03/04/2011

Daniel Marin buenas tardes mira el uso de agentes biologicos en la produccion de cultivos es excelente, ya que permanece casi siempre una estabilidad en los suelos o donde se apliquen ya que es su medio y son parte de una cadena alimenticia por lo cual mantienen saludable su territorio. , conservan los ph estables o lo favorecen mas que la aplicacion de etiercol , estos son abonos naturales que favorecen la nutricion tambien y ya se producen en vitro y es redituable por los costos que se ahorran es un tema extenso y tiene muchos hilos ya sabes que hablar de ph es ciencia hablar de micorrizas es ciencia hablar de la calidad de el suelo es ciencia y calidad de agua de riego es ciencia entonces debemos estabilizar todos los elementos para tener un cultivo sano y los insumos aplicados por lo tanto tener el suelo en condiciones de prolongar su vida o absorberlos favorablemente para una buena nutricion

Https://redalyc.uaemex.mx/pdf/573/57317302. Pdf gracias por invitarme a este debate Daniel cabe tambien que los costos pueden ser de acuerdo a donde esta la produccion y donde estan los insumos feliz tarde

Yerson Tovar Romero
Agronomia unad colombia
Escrito por Yerson Tovar Romero
el 03/04/2011

Muy buen día Ing, interesante aporte.

Estare proximamente compartiendo experiencia e informacion en el tema de las micorrizas y su efecto en el desarrollo del cultivo de aguacate.

Daniel Marín
Ingeniero agronomo universidad naciona...
Escrito por Daniel Marín
el 03/04/2011

Muchas gracias Jose Angel, por sus excelentes aportes, Yerson esperamos ansiosos su participacion, queremos que comparta sus experiencias con todos nosostros sobre las micorrizas en el cultivo del aguacate.

Edgardo Ramírez Gonzales
Agrario y alimentario universidad naci...
Escrito por Edgardo Ramírez Gonzales
el 03/04/2011

Estimado Daniel:

Estoy de acuerdo con lo expresado por José Angel, es más, pienso que el uso de las micorrizas en todo lo que son árboles puede resultar de mucha importancia para el éxito de las plantaciones.

En una ocasión me invitaron a dar unas charlas sobre el manejo de los plantones del aguacate en viveros y buscando la información necesaria encontré un artículo publicado en Chile acerca del uso de las micorrizas en esta etapa de la producción en el que se demostraba la eficiencia de estos hongos que antes sólo se utilizaban para la producción de plantones de pinos.

No olvedemos que las plantas son seres vivos y como tales las buenas prácticas nutricionales en la edad temprana garantizan una buena performance en la edad adulta, es igual que en los humanos, ¿No crees?.

Un saludo cordial.

Daniel Marín
Ingeniero agronomo universidad naciona...
Escrito por Daniel Marín
el 10/04/2011

Muy bien, muchas gracias por sus aportes, son de gran utilidad para el grupo

Para la inoculación de micorrizas nativas (Glomus spp. ) en vivero, se recomienda aplicar 20 g de inóculo por bolsa, alrededor de la base de la raíz, para facilitar el proceso de colonización, después de 15 días de haber sembrado la semilla del patrón. Igualmente, el Trichoderma sp. , se utiliza como biofertilizante para aplicarlo al suelo en las bolsas, en una mezcla de cuatro (4) litros de agua potable por un litro de caldo de mantillo.

Deben realizarse dos (2) o tres (3) inoculaciones, cada dos (2) semanas, para asegurar la correcta colonización de las raíces. Inmediatamente, después de cada una de estas aplicaciones, es importante cubrir con lombrinaza y humedecer las plántulas, con el fin de crear un ambiente favorable a las esporas en el sustrato.

Este método de inoculación controlada en vivero puede ser aplicado con facilidad ya que no requiere tecnología sofisticada, sino unos mínimos conocimientos micológicos para seleccionar bien las especies adecuadas. Tiene sus inconvenientes como la estacionalidad de las fructificaciones de los hongos o la viabilidad temporal del propio inóculo. Sin embargo, los porcentajes de colonización del hongo deseado son muy altos, ya que la cantidad de propágulos incorporados al sustrato es suficientemente elevada.

La efectividad de la inoculación en condiciones de producción de plantas en bolsas no depende únicamente de la capacidad simbiótica del hongo seleccionado, también la calidad y la viabilidad del inóculo producido, desempeñan un papel importante, así como su capacidad para sobrevivir durante el período comprendido entre la inoculación del sustrato y la colonización de la raíz. El inóculo de un hongo benéfico viable, puede fallar al ser aplicado en las bolsas, si no gozan de condiciones adecuadas.

Cuando se van a sembrar en el campo, las plantas inoculadas se separan con cuidado de sus bolsas, depositándolas con toda su tierra en los hoyos y recubriéndolas inmediatamente con la tierra preparada para la siembra. Al final de este proceso, se riega con agua alrededor de cada uno de los árboles, recubriendo después con mulch (hojarasca) para conservar la humedad.

Los efectos en el vivero pueden permitir la producción de plantas con una calidad fisiológica adecuada para el transplante. Pero el verdadero efecto beneficioso del hongo debe manifestarse en el campo, una vez las plantas sean llevadas a su lugar definitivo de crecimiento.

Jose W Libreros
Ingeniería agronómica nacional de colo...
Escrito por Jose W Libreros
el 01/05/2011

Me pareciò muy interezante el debate, sinembargo me gustarìa saber si se ha investigado sobre la posibilidad de aplicar micorrizas y trichoderma simultàneamente o si se presenta algùn tipo de incompactibilidad.

Jose W Libreros
Ingeniería agronómica nacional de colo...
Escrito por Jose W Libreros
el 01/05/2011

Que efectos pueden tener en las micorrizas la aplicaciòn al follaje de fungicidas altamente sistèmicos particularmente el fosetyl-Al utilizado en el control de Phythoptora cinnamomi en aguacate.

Daniel Marín
Ingeniero agronomo universidad naciona...
Escrito por Daniel Marín
el 01/05/2011

Cordial saludo Jose


En la Universidad Nacional de Colombia (Bogotá) Se efectuó un ensayo en condiciones controladas utilizando hongos formadores de micorrizas arbusculares (HFMA) nativos, provenientes de un suelo rizosférico de Pennisetum clandestinum de la manteniéndolos en plantas de Brachiaria decumbens creciendo sobre sustrato arenoso suplementado con solución nutritiva. Se evaluaron diferentes tratamientos: plantas con inóculo de HFMA, plantas con Trichoderma harzianum, plantas con HFMA+T. Harzianum y plantas control no inoculadas, con el fin de determinar las posibles interacciones entre dichos microorganismos, así como su efecto sobre el crecimiento de B. Decumbens.

La presencia de T. Harzianum disminuyó la colonización radicular por HFMA, aunque

no afectó la cantidad de esporas de HFMA/g suelo seco, en tanto que la población

de T. Harzianum (UFC/g suelo seco) disminuyó significativamente en presencia de HFMA.

Estos resultados mostraron que existen interacciones entre HFMA y T. Harzianum que

afectan tanto el desarrollo de HFMA como la densidad poblacional de T. Harzianum. Los

valores obtenidos para los parámetros del crecimiento de la planta evaluados sugieren que el efecto de la interacción entre los microorganismos sobre la planta hospedera es de tipo neutral. El mismo efecto puede ocurrir en plantas de aguacate.


con respecto a la segunda pregunta, la simbiosis endomicorrízica puede tener un efecto modificador en la resistencia a las enfermedades radicales. Mataré y Hattingh (1978) examinaron la posibilidad de que las plántulas de aguacate micorrizadas sean menos dañadas por Phytophtora cinnamomi que las no micorrizadas. Las diferencias en crecimiento de las plantas micorrizadas en presencia y ausencia del hongo fueron evidentes. En ausencia del patógeno las plantas no micorrizadas fueron de mucho menor peso y tamaño que las micorrizadas. Las plantas micorrizadas y no micorrizadas desarrolladas en presencia del parásito, empezaron a morir durante el curso del experimento, esta situación tomó más tiempo en el caso de las plantas micorrizadas, debido probablemente a su mejor estado nutrimental inicial.


Daniel Marin

Ing Agr.




Jose Valentin Hurtado Muñoz
Ingeniero agrónomo. universidad nacion...
Escrito por Jose Valentin Hurtado Muñoz
el 03/05/2011

Daniel: muchas gracias por invitarme a tu foro. Comienzo por tu comentario con el cual inicias el Foro: " Existen algunos factores que afectan la absorción de nutrientes entre los cuales podemos mencionar la baja temperatura del suelo y el antagonismo que existe entre algunos fertilizantes. Desde hace varios años, se han venido realizando investigaciones con la utilización de micorrizas para contrarrestar estos problemas, teniéndose muy buenos resultados"

La aparición o presencia de micorrizas no responde exactamente a estos factores. Estos hongos simbióticos (mutualistas) se explican antes que todo por las marcadas deficiencias de fósforo el cual se encuentra fijado en suelos ácidos por el Cation Aluminio y en suelos alcalinos por el catión Calcio. Los mayores problemas se tienen en suelos marcadamente ácidos (pH menor de 5. 0) en los cuales además de tener deficiencias estructurales ("genéticas") asociadas al fósforo, presenta altas tasas de fijación. El fósforo es muy importante (entre otros procesos) para la formación de un sistema de absorción (léase raíces) amplio, vigoroso y funcionalmente activo...... Y este sistema a su vez es el responsable de la asimilación de agua y nutrientes desde el suelo o su homológo (sustrato). Vistas así las cosas, se entiende que las micorrizas surgen fundamentalmente para facilitar la disponibilidad del fósforo, el cual normalmente se encuentra en formas inasimilables (factor intensidad) y/o con bajos contenidos totales (factor capacidad del suelo). La accion físico-química y biológica de estos hongos simbióticos aumenta la disponibilidad del fósforo en las plantas de aguacate (tanto en el vivero como en el sitio definitivo) lo cual se expresa en una mayor capacidad de exploración en el perfil y absorción de agua y nutrientes.... Y por ende tolerancia al verano. Resultado: mayor vigor, mejor estado vegetativo y mayor productividad física. Esta función se ve marcadamente alterada cuando nos excedemos en la aplicación de fertilizantes fosfatados de alta solubilidad como ácido fosfórico, fosfato diamónico o superfosfato triple. ¿Que sucede?.... Pues que las micorrizas practicamente desaparecen. No hay dudas que estos hongos son muy importantes para el cultivo del aguacate en la medida que garantizan el crecimiento y desarrollo de un sistema radical amplio, vigoroso y fisiologicamente activo. Pero es necesario aclarar que la inoculación con micorrizas en aguacate NO significa una "vacuna" o una protección segura contra el ataque del hongo Phytoththora cinnamomi causante de la enfermedad conocida como "pudrición del pie" y la cual se constituye en el problema más limitante para el cultivo del aguacate en Colombia.

Mary Ribas
Engenheira fapa
Escrito por Mary Ribas
el 03/05/2011

Gracias Daniel por invitarme al debate.
Já ha visto muchas otras experiencias con las micorrizas en diversos tipo de plantas e siempre se observa resultados positivos. En la horitcultura esta técnica es muy utilizada.
Por observacíon creo que la associación desta con otros especies de microorganismos presentes nel suelo local acaban por enriquecelo tornando las plantas mas resitentes por la elevación de nivels de nitrogenio e fósforo nel suelo que en su mayoria son pobres naturalmente destes elementos.. Las micorrizas fixan el nitrogenio en las raizes donde se pércebe através de los nódulos existentes nestas raizes,. Plantas exigentes en nitrogenio responden imediatamente al efecto de los hongos. Sobre el aguacate no sabia del uso. Gracias por información. Saludos!

Shirley Valderrama Alfaro
Biologia universidad nacional de truji...
Escrito por Shirley Valderrama Alfaro
el 14/05/2011

Muchas gracias por invitarme a participar en este debate, pero no tengo mucho que aportar sobre micorrizas, en mi region no se aplican estos organismos nativos, todo es fertilizacion y abonamiento (materia organica). Con respecto a Trichoderma si es muy utilizada en palto, tanto foliar contra botrytis con muy buenos resultados, y aplicaciones en caldos al suelo para combatir patogenos sistemicos, en ensayos se han obtenido que cuando aplicamos trichoderma y abundante materia organica las plantas responden favorablemente llegando incluso en condiciones favorables a duplicar sus produccion, esto en comparacion al control (sin trichoderma) y plantas a las cuales le aplican trichoderma sin materia organica, otro factor muy importante es el uso de trichoderma nativa, con esto se deduce que si se aplica trichoderma deben realizar labor de abono directo, aca aplicamos de 1 a 2 sacos en el fondo del hoyo donde será plantado el frutal, encima se coloca el caldo donde abundan esporas del antagonista y listo, a esperar la produccion, claro esta va acompañado de un adecuado manejo del agua.

Saludos.