En este grupo En todos

Grupo de Panadería y bollería



Ultimas tendencias en la Torta

Francisco José
Ciencias contables y económicas autodi...
Escrito por Francisco José Rodríguez Valero
el 30/04/2010


Sin dudas, las tortas tienen un protagonismo especialísimo en cualquier festejo, al punto que se las considera el “broche de oro” del encuentro: el momento de cortarla y servirla reúne a todos los presentes, y tiene un ceremonial propio. ¿De dónde surge esta costumbre? ¿Qué hay de nuevo en cuanto al sabor, rellenos, decoración? ¿Cómo calcular la cantidad que hay que preparar para que nadie se quede con las ganas de comer un trocito? ¿Y los cupcakes?

Hay quienes sostienen que esta tradición surgió de los romanos, aunque otros aseguran que comenzó en los casamientos durante la edad media. En cualquier caso, el pastel se instaló en las bodas como un símbolo de prosperidad y bendición de la futura pareja, que podía extenderse a los invitados a la fiesta (de allí la costumbre de compartirla con todos los presentes). Además, cuánto más grande fuera la torta, mas años de felicidad tendrían los novios.

Luego, alrededor de la torta nupcial fueron surgiendo todo tipo de tradiciones. Por ejemplo, en el siglo XVII se comenzó a insertar dentro de la masa un anillo de cristal, vaticinando que la joven que lo encontrase en su porción sería la próxima en casarse. Otra costumbre: si las jóvenes disponían un plato con un trozo de la torta debajo de su cama, soñarían con su futuro marido.

El uso de la torta como un símbolo de bendición se extendió, y hoy se estila servirla al cierre de cualquier festejo más allá de los casamientos. Por eso fueron surgiendo distintos modelos de tortas y adornos, pensados para cumpleaños, aniversarios, bar y bat-mitzva, bautismos, comuniones, etc.

Por otro lado, aunque muchas tradiciones relativas a este pastel se mantienen, otras han cambiado radicalmente. Por ejemplo, en la antigüedad era la familia de la novia quien decidía cómo sería la torta de bodas. Pero hoy la elección es realizada por quien protagoniza la fiesta: los propios novios, quien cumple años, se gradúa, etc.

En cuanto a los sabores preferidos, siguen siendo los clásicos: bizcochuelo de chocolate o a base de vainilla, ya que aceptan muchas combinaciones y todo tipo de rellenos, y además porque en general se eligen sabores que puedan resultar del agrado de la mayoría de los presentes. Sin embargo, hay parejas de novios audaces o quinceañeras que se animan a incursionar en nuevas combinaciones, incluyendo sabores diferentes, tanto en la masa (con trozos de chocolate, frutas secas como nueces, almendras, avellanas, etc. ) como en el relleno o la cobertura.

Respecto a los rellenos, además del dulce de leche hoy se aceptan variaciones de chocolate, como el Mouse, y claro está, frutas secas y cremas de distintos sabores frutales, como frutilla, frutos del bosque o limón.

Además de la incorporación de la chocotorta a los eventos, se fueron sumando otras novedades. Por ejemplo, en vez de ofrecer una torta de gran tamaño, hay quienes eligen armar una mesa con varias tortas pequeñas agrupadas (incluso decoradas de una manera diferente cada una), que pueden tener distintos sabores y formas.

Lo más novedoso llegó de la mano de los cupcakes, y las minitortas individuales.
En todos los casos, el servicio de catering debe proponer distintos modelos de tortas, sabores y rellenos, para que cada homenajeado pueda elegir el de su preferencia. Muchas veces los homenajeados ya pensaron en qué modelo y sabor de torta desean, con lo que sólo deben acercar una foto o un dibujo de la misma, para que los chef pasteleros puedan hacer realidad su sueño.

Respecto a los colores de la decoración, en general el pastel de bodas siempre fue de color blanco. Por un lado porque es un sinónimo de pureza, pero además porque en la antigüedad, para lograr ese color se utilizaba un azúcar muy refinado y costoso, por lo que también era un símbolo de la riqueza de la familia. Pero para otros eventos se admiten diferencias.
Por ejemplo, además de las clásicas flores hoy se ven tortas decoradas con rayas y/o lunares de colores fuertes, moños… La torta para una quinceañera puede ser más original aún, ya que en muchos casos la agasajada elige modelos personalizados que la representen: con la forma o decoración de algún elemento de moda, o vinculados a un grupo de música, un actor o una película que le agrade, etc. Por lo mismo, los colores pueden ser más fuertes y brillantes. Las últimas tendencias traen colores pasteles y suaves, en combinación con el negro. También hay tortas con detalles en fucsia, violeta, turquesa…. En las nuevas decoraciones, además, se usan el oro y flores comestibles. Así mismo, en la medida en que se van imponiendo los eventos temáticos, se busca que la torta contribuya en el diseño, colores, etc.
En las fiestas de adultos se estila usar colores más fuertes para la deco de la torta, así como incluir diversas figuras de pastillaje, mazapán o incluso porcelana fría, en relación al agasajado o la temática de la fiesta.

En los casamientos más tradicionales se siguen utilizando las clásicas "cintitas" con dijes, pero actualmente hay ocasiones en que se pide algo totalmente diferente: presentar copones de vidrio con un arreglo floral del que salen las cintas, o también copas de champagne con frutillas, arregladas de modo tal que una de ellas, escondido, lleva el anillo.

Respecto al tamaño de la torta, se determina por kilo y de acuerdo a la cantidad de invitados a la fiesta. Para definir su dimensión hay que tener en cuenta, entre otras cosas, si habrá un postre principal y una mesa dulce o si la torta cumplirá esas funciones. Hay que analizar que muchas personas no comen torta al fin de la fiesta, ya sea porque no les gusta o porque luego de la cantidad y variedad de alimentos que probaron a lo largo de la fiesta, ya están satisfechas. Por ese motivo se puede estimar que la probarán sólo la mitad de los invitados.
A partir de esa cifra, se pueden calcular unas 7 u 8 porciones por kilo.

Finalmente, se está poniendo de moda entregar cajas individuales con mini tortas o cupcakes para cada invitado o grupo familiar. En la caja se puede hacer imprimir alguna leyenda específica en relación a la fiesta, como la fecha del evento y el nombre de los homenajeados. De esa manera, la torta también está presente en los souvenirs y quienes no la probaron al fin del festejo pueden llevarse “un símbolo de prosperidad y bendición” a casa.


Por Carlos Schuster




Fuente:

https://www.schuster-catering.com. Ar/sitio. Html

Arturo Abuchaibe
Maestro panadero instituto europeo del...
Escrito por Arturo Abuchaibe
el 30/04/2010

Bueno

Francisco José Rodríguez Valero
Ciencias contables y económicas autodi...
Escrito por Francisco José Rodríguez Valero
el 09/05/2011


Blueberry-Cake, una marca cargada de originalidad



Originalidad, calidad y diseños vanguardistas son las características del portafolio de productos de Blueberry-Cakes que presenta tortas y postres cargadas además de exclusividad gracias a su propuesta original que refleja el amor y el gusto por la pastelería. Tanto personas como empresas pueden tener acceso a esta fresca oferta que le permite al cliente personalizar los productos gracias a las coberturas, formas y sabores, además de los insumos de primera calidad y de las mejores marcas que el mercado ofrece.

Bluberry-Cakes ofrece servicio a domicilio en Bogotá y realiza pedidos sin importar el número de productos, por lo que sus clientes deben pedir sus tortas o postres con mínimos dos días de anticipación cuando se trata de diez o menos productos; ocho días cuando son más de diez y, dos semanas de antelación para realizar pedidos de veinte tortas o más.


Así mismo los clientes que pueden elegir entre una amplia gama de alimentos de repostería, cuentan con el respaldo de una excelente calidad en cuanto a la materia prima usada en la preparación y precios competitivos.

La empresa ofrece tortas hechas con masa vino (nueces, vino oporto, uvas envinadas, frutas), masa blanca con relleno o sin relleno o masa de chocolate con relleno o sin relleno. Así mismo están disponibles cubiertas de fondant (pastillaje) de masmelos decorada y personalizada, de buttercream frosting de cualquier sabor a gusto del cliente y cubierta de chocolate fundido.




Fuente:

Boletín informativo - 9 de mayo de 2011