En este grupo En todos

Grupo de Post operación de columna



Tratamiento y Terapia cognitiva multimodal

graciela margarita
Asist.adm.empresas/secret.ejec.biling/...
Escrito por Graciela Margarita Rondan
el 26/04/2010

ME GUSTARÍA ESCUCHAR SUS SABERES, INQUIETUDES, EXPERIENCIAS PERSONALES Y DE TERCEROS, SOBRE ESTA DOLENCIA, MAL QUE SE ESTABLECE EN NUESTRO CUERPO PARA QUEDARSE.

COMO SOBRELLEVAR ESTA TERRIBLE DOLENCIA:


APORTO CON ESTOS DATOS:

Tratamientos

Consiste en aplicar métodos para modificar positivamente el comportamiento del paciente. Aunque los programas pueden variar de un ámbito a otro, los más completos usan técnicas psicológicas de modificación de comportamientos, dan información al paciente e incluyen ejercicio físico, técnicas de relajación muscular y medidas en el entorno familiar, social y laboral.

Objetivo:

Modificar la actitud y el comportamiento del paciente con dolor de espalda, promoviendo la confianza en su capacidad física e incitándole a estar tan activo como sea posible.

Fundamento teórico:

Muchos pacientes con dolor de espalda crónicos desarrollan una que desencadena un círculo vicioso consistente en ansiedad y miedo exagerado al dolor, exceso de reposo, falta de actividad física, desconfianza en su capacidad física y aumento del riesgo de padecer episodios dolorosos más largos y frecuentes. Finalmente, esa situación puede terminar en más dolor de espalda, incapacidad, depresión e invalidez laboral.

La terapia comportamental pretende mejorar que el dolor de espalda y evitar que genere esas consecuencias psicológicas y sociales. Su objetivo es mejorar la actitud y comportamiento del paciente ante el dolor, con el fin de incitarle a estar tan activo como sea posible y Distintos programas incluyen diferentes técnicas para lograr ese objetivo. Los más completos son muy intensivos y duran 8 horas diarias durante 4 semanas. Incluyen 3 horas diarias de ejercicio y actividad física, establecimiento individualizado de los objetivos de rehabilitación a los que cada paciente puede aspirar, resolución de problemas, sesiones de relajación, educación sanitaria y contactos con el entorno familiar, social y laboral del enfermo, de forma que toda la información e incentivos que reciba le estimulen a aumentar su actividad y minimizar las limitaciones que causa el dolor. Esos programas incluyen la participación de médicos, fisioterapeutas, enfermeras y psicólogos.

Pruebas científicas de su eficacia:

Los estudios científicos realizados coinciden en señalar que el tratamiento cognitivo-conductual es efectivo para mejorar el dolor, el estado funcional y el retorno al trabajo en los pacientes con dolor intenso y muy crónico.

Riesgos y contraindicaciones:

Ninguno, salvo que su complejidad y coste puede limitar su accesibilidad.

No hay pruebas de que un tipo de terapia comportamental sea mejor que otra.

Indicaciones:

Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible coinciden en aconsejar el tratamiento cognitivo-conductual ya que mejorar el dolor, el estado funcional y el retorno al trabajo, ejerciendo un efecto similar a los

La terapia comportamental está indicada en pacientes muy crónicos en los que han fracasado previamente el resto de tratamientos y en aquellos en los que pueden existir factores psico-sociales que aumenten el riesgo de que se conviertan en crónicos y se encuentren en situación laboral potencialmente activa. En pacientes con dolor de espalda crónico intenso asociado a degeneración discal, los efectos que consigue el tratamiento cognitivo conductual asociado al ejercicio son similares a los de la cirugía con unos riesgos y efectos secundarios marcadamente menores.


Por favor, compartan este debate con sus amigos, es importante este tema.


Saludo a ustedes muy atte._

Graciela Margarita Rondan-

MAGUITO

Fernando Miguel Dau
Promotor de salud emagister españa
Escrito por Fernando Miguel Dau
el 26/04/2010


Dolor postoperatorio
persistente

Tras la cirugía pueden darse diversas situaciones:
- P ersistencia del dolor por un tiempo más prolongado que el habitual
- Incremento de un dolor preexistente
- Aparición de dolor después de un tiempo sin síntomas

Cuando sucede alguna de las situaciones mencionadas tras una cirugía que se lleva a cabo como tratamiento de un dolor, el problema generalmente se debe a que la intervención estuvo mal indicada, a que en el sitio operado no estaba la causa del dolor.

E l dolor post-operatorio persistente sin dolor preexistente puede deberse a: compromiso de músculos, lesión de una estructura nerviosa, problemas en la cicatriz, posición en que debió estar la persona para ser operada o desequilibrio del sistema por efecto de la agresión quirúrgica, aunque la cirugía haya sido mínima.

La forma de resolver un problema tan complejo no puede basarse en relajantes musculares, analgésicos, antiinflamatorios, corticoides, clonazepán y/o antidepresivos. Es necesario evaluar problemas locales y distantes, nuevos y viejos, propios de cada persona, que puedan explicar la persistencia del dolor. La medicina para la autoorganización mediante terapia neural o modulación neuromuscular cumple este objetivo. La odontología neurofocal también es parte integrante de este nuevo concepto médico. El manejo de estos trastornos puede realizarse ambulatoriamente.

Dolor post-operatorio persistente
¿Mala praxis o un organismo sin capacidad de auto-reparación?

Tras una operación normalmente el organismo agredido inicia los procesos de reparación y cicatrización restituyendo el estado de salud en un periodo variable de 7 a 60 días. No deja de sorprender la capacidad autoorganizadora del ser vivo que permite recuperar la forma de los tejidos deformados por la cirugía y la función de los órganos afectados. El dolor acompaña a la agresión y al proceso reparador hasta desaparecer.

Sin embargo para que el organismo pueda llevar a cabo esta maravilla debe estar en condiciones. Los mecanismos reparadores comandados por los sistemas nervioso, hormonal e inmunitario tienen que estar saludables.

¿A qué se debe la persistencia del dolor, el retraso en la cicatrización de una herida o el retardo en la consolidación de un hueso? Dejando a un lado al cirujano inexperto y excesivamente agresivo, la causa más común es la presencia de un campo interferente, es decir, un sector del organismo que produce una irritación persistente en el sistema nervioso y que afecta a los sistemas de reparación natural. Se culpa muchas veces a procesos infecciosos, pero la infección en la mayoría de los casos simplemente pone en evidencia que el organismo de la persona no puede defenderse. Las bacterias per se no son la causa del problema.

La medicina clásica no reconoce la existencia de campos interferentes y le resulta imposible resolver los problemas de persistencia del dolor posquirúrgico sin recurrir a fuertes analgésicos, antibióticos o nuevas cirugías que terminan empeorando la situación.

La medicina para la autoorganización considera que el campo interferente produce un estado de caos porque trasmite información falsa que afecta a los sistemas de regulación y de autoorganización propios de cada persona. Crea círculos viciosos que se retroalimentan proporcionando las condiciones favorables para el establecimiento y cronificación de síntomas y enfermedades.

Un campo interferente puede originarse en:
> un proceso inflamatorio antiguo: amígdalas; adenoides; senos de la cara (sinusitis); oídos (otitis); sistema nervioso central (meningitis, encefalitis); hígado (hepatitis); vesícula; páncreas; pulmón; bronquios; estómago; intestino; apéndice; riñón; vejiga (cistitis); próstata; pene (venéreas); ovarios; útero; vagina (infecciones); abscesos; etc.
> una cicatriz por cirugía o herida en piel, mucosa, músculo, tendón o hueso (fractura).
> un traumatismo (golpe, caída, agresión física)
> fibras musculares disfuncionales por la presencia de puntos gatillo (uniones neuromusculares disfuncionales) como consecuencia de traumatismo, cirugía o secundariamente a otro campo interferente.
> problemas odontológicos: una pieza dentaria desvitalizada (conducto) o en posición anómala (muela del juicio); un resto de raíz; una osteitis; una infección presente o pasada; un implante.
> un cuerpo extraño (metal, vidrio, hilo de sutura, talco de los guantes, etc.).
> la memoria corporal de una carga afectiva, emocional o daño psicológico (estrés, pérdida, abuso sexual, etc.).

El campo interferente es un área en la que el potencial eléctrico de sus membranas celulares es distinto al normal. El tratamiento con lidocaína al 0. 375% repolariza y estabiliza las membranas celulares dañadas. Al restablecer el potencial eléctrico de dichas membranas el círculo vicioso patogénico se corta. Una vez eliminados los estímulos nocivos provenientes del campo interferente, las funciones corporales recuperan su normalidad y los síntomas desaparecen.

<! -- /* Font Definitions */ @font-face {font-family:"Cambria Math"; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:roman; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-1610611985 1107304683 0 0 159 0;} @font-face {font-family:Calibri; panose-1:2 15 5 2 2 2 4 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:swiss; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-1610611985 1073750139 0 0 159 0;} @font-face {font-family:Georgia; panose-1:2 4 5 2 5 4 5 2 3 3; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:roman; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:647 0 0 0 159 0;} /* Style Definitions */ p. MsoNormal, li. MsoNormal, div. MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; margin-top:0cm; margin-right:0cm; margin-bottom:10. 0pt; margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11. 0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;} a:link, span. MsoHyperlink {mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; color:blue; text-decoration:underline; text-underline:single;} a:visited, span. MsoHyperlinkFollowed {mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; color:purple; mso-themecolor:followedhyperlink; text-decoration:underline; text-underline:single;} p {mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12. 0pt; font-family:"Times New Roman","serif"; mso-fareast-font-family:"Times New Roman";}. MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;}. MsoPapDefault {mso-style-type:export-only; margin-bottom:10. 0pt; line-height:115%;} @page Section1 {size:612. 0pt 792. 0pt; margin:70. 85pt 3. 0cm 70. 85pt 3. 0cm; mso-header-margin:36. 0pt; mso-footer-margin:36. 0pt; mso-paper-source:0;} div. Section1 {page:Section1;} -->

Tomado de:

Dr. Pablo Rubén Koval
Médico Especialista

Escuela de
Medicina para la Autoorganización:

cursos de terapia neural,
odontología neurofocal

modulación neuromuscular

Hollywood Latino Internacional
Cinematografia escuela de cine y tv.
Escrito por Hollywood Latino Internacional
el 26/04/2010

Muchas gracias Maguito por invitarnos. Lamentablemente nada podemos aportar esta vez, salvo que te felicitamos por crear el presente debate, que junto a cada opinión que se va sumando constituye una fuente de información vital para mejorar la calidad de vida de quienes adolecen esta enfermedad.

Para todos ellos mucho alivio.

Viviana Saíni

Angeles Valencia
Tecnico superior en documentacion sani...
Escrito por Angeles Valencia
el 26/04/2010

Muy interesante el debate!
lo seguire

Saludos

Letty Mendo Alonso
Lic, en psicologia ceu
Escrito por Letty Mendo Alonso
el 26/04/2010





Terapia Cognitiva Multimodal, con selección de determinadas técnicas en función de cada caso concreto.


Por qué utilizamos la terapia cognitiva multimodal? Por que la reacción (o respuesta emotiva o conductual) ante una situación está mediada por el significado que la persona otorga a sus deseos o metas. Nuestras respuestas se derivan de nuestras predisposiciones genéticas y de aquello que hemos aprendido a lo largo de nuestra experiencia.

El enfoque cognitivo conductual es cada año más dominante entre las propuestas psicoterapéuticas y su eficacia en la práctica clínica es cada vez más reconocida en las investigaciones sobre diversos trastornos, tales como: depresión, adicciones, ansiedad, trastorno de angustia, agorafobia, fobia social, disfunciones sexuales, etc. Así como sobre muchos problemas, tales como la violencia, la ira, las inhibiciones, los conflictos de pareja y otros.

Algunas de las características prácticas más destacadas de este modelo psicoterapéutico son:
- Su brevedad.
- Su centrado en el presente, en el problema y en su solución.
- Su carácter preventivo de futuros trastornos.
- Su estilo de cooperación entre paciente y terapeuta.
- La importancia de las tareas de auto-ayuda a realizarse entre sesiones.

Se buscan experiencias de aprendizaje altamente específicas dirigidas a enseñar a los pacientes las siguientes operaciones:
1)controlar los pensamientos (cogniciones) automáticos negativos.
2)identificar las relaciones entre cognición, afecto y conducta
3)examinar la evidencia a favor y en contra de los pensamientos distorsionados.
Se considera que la modificación del contenido de las estructuras cognitivas de una persona influyen en el estado afectivo y de sus pautas de conducta, por lo tanto se persigue que mediante terapia un paciente pueda llegar a darse cuenta de sus distorsiones cognitivas, y corregir los “constructos” erróneos para producir una mejoría clínica.


Terapia Multimodial de A. Lazarus

Arnold A. Lazarus

Arnold A. Lazarus

La terapia multimodal desarrollada por Arnold A. Lazarus, en los años 80, supone la renovación y ampliación de la terapia de la conducta, fundada por este mismo autor y Wolpe a mediados de los años cincuenta. Se sitúa en el marco de los enfoque de la modificación de conducta, pero supone una seria alternativa a las orientaciones basadas en los modelos "unidimensionales" del conductismo radical, los enfoques cognitivos y la nosología al uso. De manera indirecta y solapada en la psiquiatría se va aceptando progresivamente el uso de enfoques multiniveles supuestamente más eficaces.

¿Que aporta la terapia multimodal al campo de la psicoterapia?

Partamos de un ejemplo de un supuesto caso clínico: "Me siento deprimido, tengo 42 años y no he conseguido nada importante en mi vida. Mi esposa me critica de estar muy apegado a mi madre. Odio a mi jefe y no me gusta nada mi trabajo. No me entiendo con mis hijos. He dejado de salir y me he recluido en casa. He pensado en suicidarme. Mi médico de cabecera dice que soy un hipocondríaco, pero no deja de dolerme continuamente la cabeza y comienzo a pensar que tengo algo grave”. Multitud de clínicos están habituados a escuchar quejas similares a estas, y muchas más variantes, en todo el mundo. Los aficionados al DSM-IV trataran de codificar las quejas y síntomas en las categorías preestablecidas, y de hacer un diagnóstico diferencial con cuestiones orgánico-neurológicas. El terapeuta familiar quizás trate de analizar la función del síntoma del "paciente identificado" en el sistema familiar. El terapeuta formado psicoanalíticamente tratará de "escuchar" el despliegue del discurso del paciente a fin de que este mismo de cabida a nuevos significantes no tenidos en cuenta inicialmente. El terapeuta conductual tratará de identificar las conductas disfuncionales implicadas en las secuencias de malestar y los factores que parecen mantenerlas. El terapeuta cognitivo tratará de identificar las distorsiones cognitivas e ideas erróneas que subyacen a esa depresión. Cada terapeuta interpretará, elaborará y codificará los datos clínicos en función de su orientación particular; orientación que puede no ser apropiada para ese paciente en particular.

La terapia multimodal parte de las antípodas al anterior enfoque que considera de preconcepción teórica. El enfoque multimodal está sin embargo vinculado a la teoría cognitiva-conductual. Cada vez es más notorio que la terapia cognitiva-conductual es reconocida como el enfoque más efectivo para la inmensa mayoría de los trastornos psiquiátricos junto con los psicofármacos. Basta con ojear los principales manuales actuales de psiquiatría y psicología clínica de prestigio internacional e incluso nacional para comprobar la veracidad de la anterior afirmación. La misma tendencia aparece en los manuales monográficos dirigido a psiquiatras por las casas de los productos psicofarmaceúticos, donde al referirse a los tratamientos psicológicos estos son la mayoría de las veces de tipo cognitivo. El reconocimiento no es tan solo autogenerado desde las propias posiciones cognitivas-conductuales, es evidente que la tendencia mayoritaria de la psiquiatría lo reconoce así, al menos desde el DSM-IV. A mayor tendencia a considerar criterios científicos de investigación y tratamiento, mayor tendencia a acercarse a los planteamientos cognitivos-conductuales de la psicoterapia. No ver esto es estar ciego a la evidencia o un asunto de "resistencia”.

Sin embargo, el enfoque cognitivo-conductual presenta también importantes problemas y serias limitaciones. Una de las áreas que más problemas presenta es la evaluación de las dificultades en cada caso concreto a fin de ajustar un tratamiento adecuado.

Podemos considerar al menos tres estrategias conductuales para seleccionar el tratamiento adecuado (Nelson, 1984): el análisis funcional, la estrategia de la conducta clave y la estrategia diagnóstica. El análisis funcional se centra sobretodo en el estudio de las variables actuales de mantenimiento de la conducta problemática. Parece adecuado sobretodo para conductas específicas referidas a situaciones concretas. Para los clínicos conductuales en muchas ocasiones el análisis funcional es irrelevante, cuando se trata de conductas más, donde el análisis parece basarse más en hipótesis que en datos de observación. El análisis funcional ha sido defendido sobretodo por los conductistas radicales. Los problemas monosintomáticos y repetitivos parecen los que mejor se adecuan al análisis funcional. La estrategia de la conducta clave es la preferida por los terapeutas cognitivo-conductuales y se basa en la relación reciproca entre los componentes cognitivos-motores y fisiológicos del sujeto. Mientras que el análisis funcional se basa en la relación estimulo-respuesta-consecuencia, la estrategia de la conducta clave se centra en la relación respuesta-respuesta, de como al cambiar una conducta de una secuencia cambia sus otros componentes. Un ejemplo de esto seria la terapia cognitiva de la depresión centrada en el cambio cognitivo y conductual para cambiar el estado afectivo. La tercera estrategia se relaciona más con el enfoque psiquiátrico de diagnóstico (en la línea del DSM-IV y el CIE-10) y considera la clasificación de los problemas en categorías diagnósticas a fin de seleccionar tratamientos adecuados. Este último enfoque es el que se va haciendo preponderante también en el campo de la psicología clínica y la terapia cognitivo-conductual. Suele ir asociado al enfoque de la conducta clave y pretende protocolizar las intervenciones en los distintos trastornos psiquiátricos, siendo estas antes analizadas bajo el modelo cognitivo-conductual (de la conducta clave). El problema de estos tres enfoques es que ninguno considera las particularidades del caso concreto que no se ajusta casi nunca a los "criterios del manual”. Si nos centramos en la conducta problemática como suele hacerse desde el análisis funcional obviamos el análisis de la demanda. Los problemas presentados inicialmente no siempre son las dificultades relevantes en cada caso. El síntoma a veces encubre dificultades más importantes o centrales. La estrategia de la conducta clave se acerca más a las dificultades específicas del caso, pero suele centrarse casi siempre en los síntomas de la demanda inicial. Por último la estrategia diagnóstica es útil al proporcionar al terapeuta una guía protocolarizada de actuación, pero obvia las particularidades del caso concreto que muchas veces no se ajusta al trabajo protocolario. La terapia multimodal pretender dar solución a estas cuestiones.

El enfoque de la terapia multimodal se centra en buscar un tratamiento adecuado a cada caso en particular. Para ello analiza las características de cada caso en distintas modalidades o dimensiones distintas pero relacionadas. Se trata de obtener una información global y minuciosa de cada persona y su ambiente social.

Distingue siete modalidades de funcionamiento personal que denomina "B.A.S. I.C.CO. S" que representan por orden las siglas de : Biológico (B), Afectivo (A), Sensorial (S), Imaginación (I), Cognición (C), Conducta (Co) Y Relaciones Sociales (S).

La terapia multimodal evalúa en cada caso cada una de estas siete funciones y su interacción. Dependiendo del tipo de relación que se establece entre ellas y de su secuencia se busca una estrategia de tratamiento a la medida.

La evaluación se inicia realizando el llamado "puenteo" que consiste en comunicarse con el/los demandantes en el nivel multimodal que se expresa en el motivo de consulta inicial. Después se complementa con la evaluación de las siguientes modalidades. En esto consiste el llamado "análisis multimodal de primer orden”. De manera esquemática en cada modalidad se recogería la siguiente información:

-BIOLÓGICO: Lista de medicamentos y drogas consumidas. Actividad física y ejercicio. Dieta y alimentación. Enfermedades padecidas pasadas y actuales relevantes.

-AFECTOS: Emociones sentidas con más frecuencia. Emociones indeseadas. Que conductas presenta el sujeto cuando experimenta esas emociones (anotar en el modal conducta).

-SENSACIONES: Listado de sensaciones negativas experimentadas. Efectos sobre los afectos de esas sensaciones (anotar en modal afectivo) y la conducta (anotar en modalidad conducta). Sensaciones mas placenteras. Sensaciones y estimulación sexual placentera/displacentera.

-IMAGINERIA: Sueños, recuerdos o imágenes recurrentes de carácter molesto. Auto imagen física-corporal. Imágenes y fantasías preferidas. Efectos sobre las otras modalidades.

-CONDUCTA: Actividades y conductas manifiestas. Hábitos o actividades que se desearía incrementar. Hábitos o actividades que se desearía disminuir. Habilidades o carencias conductuales.

-COGNITIVO: Listado de auto diálogos negativos que generan emociones y conductas disfuncionales. Pensamientos automáticos y creencias irracionales. Expectativas sobre la terapia y atribuciones de cambio. Efectos de las cogniciones sobre las otras modalidades.

-SOCIAL: Problemas con otras personas. Como afectan o reaccionan estas personas ante las conductas del paciente. Como afecta las conductas del paciente a estas personas. Gama, tipo, calidad y cantidad de relaciones sociales. Asertividad y habilidades sociales. Papel del síntoma en el sistema familiar o de pareja.

Si es necesario, se realiza el llamado "análisis multimodal de segundo orden" para problemas más complicados expresados en una determinada modalidad. En este caso se evaluaría de nuevo los distintos niveles implicados en un problema particular de una modalidad. Por ejemplo, tenemos un caso que presenta el siguiente perfil multimodal:

B : Hace poco ejercicio. Fumador
A : Depresión
S : Sintomas de mareo

I : Se ve poco atractivo
Co : Evita acercarse a chicas atractivas

C : Perfeccionista. Cree que debe ser competente en sus actividades de manera rigida. Catastrofismo ante errores o su anticipación.
S : Incapaz de hacer amistades con chicas.

Supongamos que por alguna razón clínica relevante deseáramos un análisis mas preciso de una de las modalidades apuntadas, por ejemplo la social. En este caso aplicaríamos la misma sistemática multimodal a esa modalidad. Obtendríamos así el "perfil multimodal de 2º orden”. Por ejemplo:

P. M 2º Orden de: "Incapaz de hacer amistades con chicas"
B: Bebe alcohol en exceso para intentar acercarse a las chicas
A: Ansioso y vergonzudo
S: Nauseas y malestar-tensión en el estómago
I : Imagen ansiosa del "no" al acercamiento
Co : Dá rodeos y no se acerca
C: Se dice a si mismo: "Me va a rechazar". "Si me rechazan no valgo nada"
So: Dificultad para responder a las críticas y expresar sus opiniones o deseos. No asertivo con mujeres. Dificultad para evitar o confrontar las opiniones de su madre

Los anteriores perfiles multimodales orientarían al terapeuta sobre las áreas implicadas en las dificultades del paciente, y donde se tendría que intervenir en función de su interrelación y secuencia. Si se encuentran dificultades de evaluación o intervención se realiza un análisis mas pormenorizado de cada modalidad (perfil de 2º orden).

Este enfoque multimodal de evaluación constituye una poderosa alternativa a los "sistemas unidimensionales" apuntados por otros enfoques terapéuticos y que podrían incluir a los siguientes:

B: Enfoque médico-psiquiátrico basado en modelos biológicos y las nosologías del DSMs y CIEs en curso, así como las exploraciones médicas.
A: Enfoques psicodinámicos y humanistas.
S: Enfoques "psicocorporales", gestálticos o bioenergéticos.
I: Enfoques basados en las terapias imaginativas, regresivas e hipnoterapéuticas.
Co: Enfoques conductuales tradicionales
C: Enfoques cognitivos y constructivistas
S: Enfoques sistémicos, interpersonales y psicosociales.

La terapia multimodal apunta a todos los niveles referidos, pero con una teoría integrada de tipo cognitivo-social basada en el aprendizaje social. No defiende por lo tanto el eclecticismo teórico, sino el técnico: la primacía de las intervenciones de evaluación y técnicas de terapia, provengan del enfoque que provengan, que sean efectivas para el mayor número de clientes posibles y en el menor tiempo posible. Desde este punto de vista interesa muy poco los debates teóricos entre las distintas terapias (que ya son muy viejos y no aportan nada sustancial) sino la efectividad para unos fines clínicos relevantes.

El presente enfoque constituye un poderoso antídoto al enfoque psiquiátrico dominante basado en los DSM y los CIE-10, ya que aquellos no aportan una evaluación fina de los problemas ni orientaciones efectivas para los mismos. Las categorías de los sistemas nosológicos en curso no aportan precisión sobre los problemas concretos, ya que bajo sus etiquetas esconden una diversidad de perfiles de problemas personales e interpersonales inabordables y obviados por aquellos. Por otro lado, frente a las terapias unidimensionales (véase listado anterior) intenta superar el "sesgo de perspectiva" que produce centrarse en una o dos modalidades personales a lo sumo, y que podrían ser inadecuadas al caso-sujeto en cuestión.







Graciela Margarita Rondan
Asist.adm.empresas/secret.ejec.biling/...
Escrito por Graciela Margarita Rondan
el 27/04/2010

Gracias fernando por tu valioso aporte!


Maguito

Graciela Margarita Rondan
Asist.adm.empresas/secret.ejec.biling/...
Escrito por Graciela Margarita Rondan
el 27/04/2010

Gracias leonardo y grupo holywoodlatino, por vuestro deseos de alivio para quienes padecen esta enfermedad!


Maguito

Graciela Margarita Rondan
Asist.adm.empresas/secret.ejec.biling/...
Escrito por Graciela Margarita Rondan
el 27/04/2010

Te espero ángeles! Y gracias por tu aporte!


Maguito

Graciela Margarita Rondan
Asist.adm.empresas/secret.ejec.biling/...
Escrito por Graciela Margarita Rondan
el 27/04/2010

Gracias mi querida amiga letty!


Tu aporte es muy didactico y nutritivo!


Maguito

lau
Escrito por lau
el 27/04/2010
Base, indicaciones y riesgos: Terapia cognitiva multimodal

 Tratamientos

Consiste en aplicar métodos para modificar positivamente el comportamiento del paciente. Aunque los programas pueden variar de un ámbito a otro, los más completos usan técnicas psicológicas de modificación de comportamientos, dan información al paciente e incluyen ejercicio físico, técnicas de relajación muscular y medidas en el entorno familiar, social y laboral.

Objetivo:

Modificar la actitud y el comportamiento del paciente con dolor de espalda, promoviendo la confianza en su capacidad física e incitándole a estar tan activo como sea posible.

Fundamento teórico:

Muchos pacientes con dolor de espalda crónicos desarrollan una actitud ante el dolor que desencadena un círculo vicioso consistente en ansiedad y miedo exagerado al dolor, exceso de reposo, falta de actividad física, desconfianza en su capacidad física y aumento del riesgo de padecer episodios dolorosos más largos y frecuentes. Finalmente, esa situación puede terminar en más dolor de espalda, incapacidad, depresión e invalidez laboral.

La terapia comportamental pretende mejorar que el dolor de espalda y evitar que genere esas consecuencias psicológicas y sociales. Su objetivo es mejorar la actitud y comportamiento del paciente ante el dolor, con el fin de incitarle a estar tan activo como sea posible y enfrentarse mejor al dolor .

Distintos programas incluyen diferentes técnicas para lograr ese objetivo. Los más completos son muy intensivos y duran 8 horas diarias durante 4 semanas. Incluyen 3 horas diarias de ejercicio y actividad física, establecimiento individualizado de los objetivos de rehabilitación a los que cada paciente puede aspirar, resolución de problemas, sesiones de relajación, educación sanitaria y contactos con el entorno familiar, social y laboral del enfermo, de forma que toda la información e incentivos que reciba le estimulen a aumentar su actividad y minimizar las limitaciones que causa el dolor. Esos programas incluyen la participación de médicos, fisioterapeutas, enfermeras y psicólogos.

Pruebas científicas de su eficacia:

Los estudios científicos realizados coinciden en señalar que el tratamiento cognitivo-conductual es efectivo para mejorar el dolor, el estado funcional y el retorno al trabajo en los pacientes con dolor intenso y muy crónico.

Riesgos y contraindicaciones:

Ninguno, salvo que su complejidad y coste puede limitar su accesibilidad.

No hay pruebas de que un tipo de terapia comportamental sea mejor que otra.

Indicaciones:

Las recomendaciones basadas en la evidencia científica disponible coinciden en aconsejar el tratamiento cognitivo-conductual ya que mejorar el dolor, el estado funcional y el retorno al trabajo, ejerciendo un efecto similar a los programas multidisciplinarios de rehabilitación.

La terapia comportamental está indicada en pacientes muy crónicos en los que han fracasado previamente el resto de tratamientos y en aquellos en los que pueden existir factores psico-sociales que aumenten el riesgo de que se conviertan en crónicos y se encuentren en situación laboral potencialmente activa. En pacientes con dolor de espalda crónico intenso asociado a degeneración discal, los efectos que consigue el tratamiento cognitivo conductual asociado al ejercicio son similares a los de la cirugía con unos riesgos y efectos secundarios marcadamente menores.

Jean Luc
Barcelona, España
Escrito por Jean Luc
el 11/12/2015

Buenas,

¿Conocen buenos masters, postgrados, formaciones oficiales o cursos superiores que me permitan especializarme en esta materia?
Estaría interesado especialmente en Masters de Terapia funcional ¿Alguna recomendación en partícular?

¡Gracias!

Claudia Carlotti
Barcelona, España
Escrito por Claudia Carlotti
el 25/02/2016

Muy buenas, tengo interés en los temas que se están dando en este debate y me gustaría formarme, aunque tengo algunas preguntas sobre que camino cursar para recibir formación profesional
Veo que por este Grupo hay gente experimentada ¿Me podrían asesorar sobre masters, doctorados, oposiciones, postgrados, carreras universitarias u otras formaciones oficiales, cursos superiores o subvencionados?
¿Alguna experiencia personal sobre estas opciones de estudio? ¿Algún centro de formación en partícular?

Sobre todo que me podéis decir de Masters de Terapia racional emotiva ¿Cuál es la mejor?

PD: España (zona de Barcelona y alrededores para presencial) o formaciones a distancia u online :)