En este grupo En todos

Grupo de Teología

Luis Arturo Ayarza Aguirre
Lic en biologia, msc bioquimic univer...
Escrito por Luis Arturo Ayarza Aguirre
el 18/04/2014

Psa 35:1 Disputa, oh Jehová, con los que contra mí contienden;
Pelea contra los que me combaten.
Psa 35:2 Echa mano al escudo y al pavés,
Y levántate en mi ayuda.
Psa 35:3 Saca la lanza, cierra contra mis perseguidores;
Di a mi alma: Yo soy tu salvación.
Psa 35:4 Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida;
Sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal intentan.
Psa 35:5 Sean como el tamo delante del viento,
Y el ángel de Jehová los acose.
Psa 35:6 Sea su camino tenebroso y resbaladizo,
Y el ángel de Jehová los persiga.
Psa 35:7 Porque sin causa escondieron para mí su red en un hoyo;
Sin causa cavaron hoyo para mi alma.
Psa 35:8 Véngale el quebrantamiento sin que lo sepa,
Y la red que él escondió lo prenda;
Con quebrantamiento caiga en ella.
Psa 35:9 Entonces mi alma se alegrará en Jehová;
Se regocijará en su salvación.
Psa 35:10 Todos mis huesos dirán: Jehová, ¿Quién como tú,
Que libras al afligido del más fuerte que él,
Y al pobre y menesteroso del que le despoja?
Psa 35:11 Se levantan testigos malvados;
De lo que no sé me preguntan;
Psa 35:12 Me devuelven mal por bien,
Para afligir a mi alma.
Psa 35:13 Pero yo, cuando ellos enfermaron, me vestí de cilicio;
Afligí con ayuno mi alma,
Y mi oración se volvía a mi seno.
Psa 35:14 Como por mi compañero, como por mi hermano andaba;
Como el que trae luto por madre, enlutado me humillaba.
Psa 35:15 Pero ellos se alegraron en mi adversidad, y se juntaron;
Se juntaron contra mí gentes despreciables, y yo no lo entendía;
Me despedazaban sin descanso;
Psa 35:16 Como lisonjeros, escarnecedores y truhanes,
Crujieron contra mí sus dientes.
Psa 35:17 Señor, ¿Hasta cuándo verás esto?
Rescata mi alma de sus destrucciones, mi vida de los leones.
Psa 35:18 Te confesaré en grande congregación;
Te alabaré entre numeroso pueblo.
Psa 35:19 No se alegren de mí los que sin causa son mis enemigos,
Ni los que me aborrecen sin causa guiñen el ojo.
Psa 35:20 Porque no hablan paz;
Y contra los mansos de la tierra piensan palabras engañosas.
Psa 35:21 Ensancharon contra mí su boca;
Dijeron: ¡Ea, ea, nuestros ojos lo han visto!
Psa 35:22 Tú lo has visto, oh Jehová; no calles;
Señor, no te alejes de mí.
Psa 35:23 Muévete y despierta para hacerme justicia,
Dios mío y Señor mío, para defender mi causa.
Psa 35:24 Júzgame conforme a tu justicia, Jehová Dios mío,
Y no se alegren de mí.
Psa 35:25 No digan en su corazón: ¡Ea, alma nuestra!
No digan: ¡Le hemos devorado!
Psa 35:26 Sean avergonzados y confundidos a una los que de mi mal se alegran;
Vístanse de vergüenza y de confusión los que se engrandecen contra mí.
Psa 35:27 Canten y alégrense los que están a favor de mi justa causa,
Y digan siempre: Sea exaltado Jehová,
Que ama la paz de su siervo.
Psa 35:28 Y mi lengua hablará de tu justicia
Y de tu alabanza todo el día.

Luis Arturo Ayarza Aguirre
Lic en biologia, msc bioquimic univer...
Escrito por Luis Arturo Ayarza Aguirre
el 25/05/2014

Pro 19:1 Mejor es el pobre que camina en integridad,
Que el de perversos labios y fatuo.
Pro 19:2 El alma sin ciencia no es buena,
Y aquel que se apresura con los pies, peca.
Pro 19:3 La insensatez del hombre tuerce su camino,
Y luego contra Jehová se irrita su corazón.
Pro 19:4 Las riquezas traen muchos amigos;
Mas el pobre es apartado de su amigo.
Pro 19:5 El testigo falso no quedará sin castigo,
Y el que habla mentiras no escapará.
Pro 19:6 Muchos buscan el favor del generoso,
Y cada uno es amigo del hombre que da.
Pro 19:7 Todos los hermanos del pobre le aborrecen;
¡Cuánto más sus amigos se alejarán de él!
Buscará la palabra, y no la hallará.
Pro 19:8 El que posee entendimiento ama su alma;
El que guarda la inteligencia hallará el bien.
Pro 19:9 El testigo falso no quedará sin castigo,
Y el que habla mentiras perecerá.
Pro 19:10 No conviene al necio el deleite;
¡Cuánto menos al siervo ser señor de los príncipes!
Pro 19:11 La cordura del hombre detiene su furor,
Y su honra es pasar por alto la ofensa.
Pro 19:12 Como rugido de cachorro de león es la ira del rey,
Y su favor como el rocío sobre la hierba.
Pro 19:13 Dolor es para su padre el hijo necio,
Y gotera continua las contiendas de la mujer.
Pro 19:14 La casa y las riquezas son herencia de los padres;
Mas de Jehová la mujer prudente.
Pro 19:15 La pereza hace caer en profundo sueño,
Y el alma negligente padecerá hambre.
Pro 19:16 El que guarda el mandamiento guarda su alma;
Mas el que menosprecia sus caminos morirá.
Pro 19:17 A Jehová presta el que da al pobre,
Y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar.
Pro 19:18 Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza;
Mas no se apresure tu alma para destruirlo.
Pro 19:19 El de grande ira llevará la pena;
Y si usa de violencias, añadirá nuevos males.
Pro 19:20 Escucha el consejo, y recibe la corrección,
Para que seas sabio en tu vejez.
Pro 19:21 Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre;
Mas el consejo de Jehová permanecerá.
Pro 19:22 Contentamiento es a los hombres hacer misericordia;
Pero mejor es el pobre que el mentiroso.
Pro 19:23 El temor de Jehová es para vida,
Y con él vivirá lleno de reposo el hombre;
No será visitado de mal.
Pro 19:24 El perezoso mete su mano en el plato,
Y ni aun a su boca la llevará.
Pro 19:25 Hiere al escarnecedor, y el simple se hará avisado;
Y corrigiendo al entendido, entenderá ciencia.
Pro 19:26 El que roba a su padre y ahuyenta a su madre,
Es hijo que causa vergüenza y acarrea oprobio.
Pro 19:27 Cesa, hijo mío, de oír las enseñanzas
Que te hacen divagar de las razones de sabiduría.
Pro 19:28 El testigo perverso se burlará del juicio,
Y la boca de los impíos encubrirá la iniquidad.
Pro 19:29 Preparados están juicios para los escarnecedores,
Y azotes para las espaldas de los necios.

Luis Arturo Ayarza Aguirre
Lic en biologia, msc bioquimic univer...
Escrito por Luis Arturo Ayarza Aguirre
el 06/07/2014

Psa 30:1 Te glorificaré, oh Jehová, porque me has exaltado,
Y no permitiste que mis enemigos se alegraran de mí.
Psa 30:2 Jehová Dios mío,
A ti clamé, y me sanaste.
Psa 30:3 Oh Jehová, hiciste subir mi alma del Seol;
Me diste vida, para que no descendiese a la sepultura.
Psa 30:4 Cantad a Jehová, vosotros sus santos,
Y celebrad la memoria de su santidad.
Psa 30:5 Porque un momento será su ira,
Pero su favor dura toda la vida.
Por la noche durará el lloro,
Y a la mañana vendrá la alegría.
Psa 30:6 En mi prosperidad dije yo:
No seré jamás conmovido,
Psa 30:7 Porque tú, Jehová, con tu favor me afirmaste como monte fuerte.
Escondiste tu rostro, fui turbado.
Psa 30:8 A ti, oh Jehová, clamaré,
Y al Señor suplicaré.
Psa 30:9 ¿Qué provecho hay en mi muerte cuando descienda a la sepultura?
¿Te alabará el polvo? ¿Anunciará tu verdad?
Psa 30:10 Oye, oh Jehová, y ten misericordia de mí;
Jehová, sé tú mi ayudador.
Psa 30:11 Has cambiado mi lamento en baile;
Desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría.
Psa 30:12 Por tanto, a ti cantaré, gloria mía, y no estaré callado.
Jehová Dios mío, te alabaré para siempre.

Luis Arturo Ayarza Aguirre
Lic en biologia, msc bioquimic univer...
Escrito por Luis Arturo Ayarza Aguirre
el 25/07/2014

Psa 62:1 En Dios solamente está acallada mi alma;
De él viene mi salvación.
Psa 62:2 El solamente es mi roca y mi salvación;
Es mi refugio, no resbalaré mucho.
Psa 62:3 ¿Hasta cuándo maquinaréis contra un hombre,
Tratando todos vosotros de aplastarle
Como pared desplomada y como cerca derribada?
Psa 62:4 Solamente consultan para arrojarle de su grandeza.
Aman la mentira;
Con su boca bendicen, pero maldicen en su corazón. Selah
Psa 62:5 Alma mía, en Dios solamente reposa,
Porque de él es mi esperanza.
Psa 62:6 El solamente es mi roca y mi salvación.
Es mi refugio, no resbalaré.
Psa 62:7 En Dios está mi salvación y mi gloria;
En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio.
Psa 62:8 Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos;
Derramad delante de él vuestro corazón;
Dios es nuestro refugio. Selah
Psa 62:9 Por cierto, vanidad son los hijos de los hombres, mentira los hijos de varón;
Pesándolos a todos igualmente en la balanza,
Serán menos que nada.
Psa 62:10 No confiéis en la violencia,
Ni en la rapiña; no os envanezcáis;
Si se aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas.
Psa 62:11 Una vez habló Dios;
Dos veces he oído esto:
Que de Dios es el poder,
Psa 62:12 Y tuya, oh Señor, es la misericordia;