En este grupo En todos

Foro de Teatro



TEATRO Y EDUCACIÓN

Macarena
Álava, España
Escrito por Macarena Recadero
el 02/04/2010

Encontrado en una revista de tearo española, a ver qué os parece?

EL TEATRO, UNA HERRAMIENTA EN LA ESCUELA

Cuando se habla de “teatro en la escuela” suele entenderse como una actividad cuya finalidad parece ser la representación pública de un texto (ya sea de un autor determinado o de creación colectiva a partir de los ensayos e improvisaciones) al final del curso escolar o en otros días señalados…

Sin excluir claro está esa posibilidad, los libros publicados por De la Torre en su colección “Alba y Mayo Teatro” (“ El Ladrón de Palabras ”, “ La Sombra Misteriosa ”, “ Mi amigo Fremd habla raro ” de Antonio de la Fuente Arjona, e incluso “ La niña que no sabía que lo era ” de Sury Sánchez) fantasean con una propuesta que, aunque de apariencia modesta, deviene en ambicioso plan.

Recluido en la intimidad del aula, despreocupado del aplauso del público y liberado de artificios (luces, decorados y demás zarandajas técnicas), el teatro, sin evitar lo lúdico, se adentra en lo pedagógico. Allí donde lo importante pasa a ser la vivencia y no la exhibición.

“Teatro en la escuela y en casa” era el original título que dio pie a esta colección de libros allá por el año 1992, bajo la certera dirección de Luis González Carreño (director de teatro y profesor de la RESAD de Madrid) y con una editorial que quebró a punto de sacar su cuarto título (cosas de la vida y de este nuestro mundillo, menos mal que Ediciones De la Torre cogió el relevo)… “Teatro en la escuela y en casa”: con todo su lustre pero eximido de la fama o los laureles, trascendente pero sin repercusión mediática: cotidiano, sencillo, cercano, accesible, al alcance de cualquiera, en casa y en la escuela.

No formamos actores. No buscamos espectadores.

Porque no se trata de “educación teatral” (es decir: de un profesional de teatro enseñando teatro) sino de “teatro en la educación”, es decir: imaginemos a un profesional, un profesor (no de teatro: un maestro de matemáticas, o de lengua española, o de segundo idioma…) usando el juego dramático (dentro del aula y en su horario lectivo) para mejor transmitir su materia.

¿Pero es que el teatro puede servir para enseñar matemáticas o lengua o historia?

Pues sí, ¿Por qué no? ¡La expresión dramática al servicio de la educación!

No como una actividad aparte (casi siempre ajena al hecho educativo) sino formando parte de cada materia en cuestión: en fin, como una herramienta más que por igual facilite (enriqueciéndolo) el trabajo del profesor y oriente (con la práctica) el entendimiento de los alumnos.

Como una herramienta más, otro material didáctico, complemento al libro de texto, las diapositivas o la visita al museo.

Marionetas, sombras chinescas, pantomima, los mismos niños y niñas representando/vivenciando un hecho histórico, un problema matemático o un concepto gramatical: las posibilidades y usos son formidables.

- ¡Uf! -aquí es cuando una parte del profesorado se echa las manos a la cabeza y resopla- ¡Uf! ¡Más trabajo!

No tienen formación dramática y consideran que todo esto es muy complicado, y no es así: por una vez tomemos como ejemplo a los propios niños y niñas que tampoco tienen formación dramática pero que abren uno de estos libros y con solo empezar a leerlo ya están jugando, y aprendiendo: así de sencillo, y ésa es la postura a seguir…

Está claro que cuantos más recursos tenga el formador más posibilidades de juego, pero con la práctica se aprende, ¿No es así?

Cada uno de los libros que hasta ahora he publicado apoyados en (y apoyando, apuntalando) esa teoría (que desde luego no es nueva, ni es “mía”) ha contado con la valiosa ayuda (y casi vigilancia) de un maestro especializado en la materia a tratar, y después en varios cursos realizados con profesores y estudiantes de magisterio he podido comprobar (y confirmar) hasta qué punto, con ganas e imaginación (y tiempo y compromiso, claro) puede crecer esa teoría, hacerse grande grande e independizarse… Y ya camina por ahí, libre, lejos de mi mano, que me llegan noticias de Barcelona, de Navarra, ( ¡Y de más lejos aún! : de Marruecos, de Colombia…), de personas que con su trabajo diario y discreto en colegios anónimos aprovechan y superan mi propuesta inicial.

Y ahora sí rizo el rizo y donde digo me desdigo: “No formamos actores. No buscamos espectadores” escribía más arriba para no confundir, para mostrar limpia la teoría de polvo y paja, pero una vez explicada (y espero que entendida) hay que volver sobre la verdad de perogrullo: que el teatro es teatro y aunque sea un texto teatral y nadie lo lea misteriosamente es como si siempre se estuviera representando, el público y los actores están ahí aunque no se les vea. Por tanto esta propuesta nunca podrá excluir la posible representación teatral.

Así son estos libros que se emancipan de la teoría que los forma (y a la que dan forma) y aportan otras lecturas, otros usos dependiendo de quien se adentre en sus páginas: un niño, un profesor, un actor, un director…

Se abre así una doble vía, una doble puerta a una fantástica aventura circular: ¿Iniciarse en el mundo teatral estudiando o estudiar mientras se hace teatro? Cualquiera de los dos caminos nos llevará inevitablemente al siguiente. ¡Pasen y vean!

No hay grandes secretos ni doctos consejos (tampoco son necesarios), estos cuatro libros ( “El Ladrón de Palabras”, “La Sombra Misteriosa”, “Mi amigo Fremd habla raro” y “La niña que no sabía que lo era” ) trufados de juegos, ideas y ejercicios, tan solo aventuran unas bases, sencillas pero sólidas, sobre las que cada cual podrá ir construyendo a su medida esta teoría o fantasía.

Porque más que conocimientos dramáticos (que tampoco vienen mal, por supuesto) lo principal es echarle ganas e imaginación, que la mejor manera (sino la única) de entrar en contacto con el juego dramático y sus amplios recursos, es precisamente ésa: jugando y experimentando.

Autor: Antonio de la Fuente Arjona https://delafuentearjona.viadomus.com

Horcon Boga
Teatro cabildo, univ. politécnica lp, ...
Escrito por Horcon Boga
el 04/04/2010

Efectivamente, Macarena, la cantidad de recursos que brinda el Teatro hizo que hace ya bastantes décadas hubiera pioneros que se plantearan la transmisión de conocimientos escolares a través de técnicas teatrales.


A mí hace algo más de 20 años me propusieron crear un modelo para explicar Biología, cosa que investigué y produjimos clases muy interesantes con buenos resultados.

En mis clases de teatro también he tenido muchos maestros de escuela y profesores de secundaria que se inscribían con el objetivo básico de aprender esas técnicas para aplicarlas a sus clases.


Es realmente todo un mundo donde caben las más diversas aproximaciones.


Al igual que en otras áreas sociales (terapias, participación ciudadana, etc), la aplicación de técnicas y recursos teatrales se ha demostrado una vía interesantísima y con altos grados parciales de eficacia.


Como artistas teatrales, me imagino que todos estamos orgullosos de ver cómo nuestros descubrimientos y quehaceres pueden proyectarse a tantos terrenos.

En todo caso, para que el fenómeno "Teatro" pueda producirse en su manifestación más esencial, me sospecho que siempre habrá que regresar a lo más puro: una historia, unos actores, un público.


Maria Jose Solano Jimenez
Magisterio escuela normal josefina pas...
Escrito por Maria Jose Solano Jimenez
el 04/04/2010

Macarena, excelente tu propuesta. Soy diplomada en Maguisterio, considero que el teatro es pedagógico. El teatro para la escuela y la vida, vivencial y rico de matices. AL alcance de nuestros niños, no pretendemos actores, queremos seres humanos que se enriquezcan con esa actividad lúdica que tiene la capacidad educacional y artística. El arte se puede prestar al aprendizaje de todas esas áreas formativas para el ser humano, necesitamos acercar a los niños a ese mundo, si és con el aprendizaje, pues que bien.

Saludos, estaré al tanto de todas tus propuestas.

Maria José.

Maria Jose Solano Jimenez
Magisterio escuela normal josefina pas...
Escrito por Maria Jose Solano Jimenez
el 04/04/2010

Macarena, me parece excelente tu propuesta, soy diplomada en enseñanza primaria. Considero el teatro como una actividad lúdica importantísima para emplearla en educación. La aplicación de estas técnicas y recursos didácticos presentan altos grados de eficacia, a los niños le hace falta acercarse a esta cultura, decir teatro es hablar de nuestra historia, de lo que nos pasa. Es la pedagogía en su grado más alto de demostración, aderezado todo con un toque distintivo de cultura. Hoy más que nunca solo podremos ser competitivos de la mano de la imaginación.

También se fomenta otras áreas específicas, como la valoración, el logro de mi objetivo. Superar mis propios complejos y el de los otros, aceptar las diferencias, integrarnos y ayudarnos como compañeros, vamos toda un area de transversalidad.

Amigos del teatro, luchen por llevarlo a la escuela, peleen por que haya ese espacio para el aprendizaje creativo y universal.

Saludos.

Maria José.

Sara Montagne
Asiste y dicta clases en la escuela de...
Escrito por Sara Montagne
el 04/04/2010

La encargada de redactar el mensaje de este año 2010, fué la actriz británica JUDI DENCH

Estas fueron sus palabras

"El Día Mundial del Teatro es una oportunidad para celebrar el Teatro en una miríada de formas. El Teatro es una fuente de entretenimiento e inspiración, y tiene la habilidad de unificar las diversas culturas y a las gentes de todo el mundo. Pero el teatro es mucho más que eso y también brinda oportunidades para educar e informar.
El teatro se representa en todo el mundo y no siempre en los escenarios tradicionales. Las representaciones pueden suceder en un pequeño pueblo de África, en una montaña en Armenia o en una pequeña isla del Pacífico. Todo lo que necesita es un lugar y un público. El Teatro tiene la habilidad de hacernos sonreír, de hacernos llorar, pero también debería hacernos pensar y reflexionar.
El Teatro surge a partir del trabajo en grupo. Los actores son las personas que se ven, pero hay un gran número de personas a las que no se ve. Son tan importantes como los actores y sus variadas y especializadas habilidades hacen que una producción sea posible. También deberían compartir los triunfos y los éxitos que puedan ocurrir.
El 27 de marzo es oficialmente el Día Mundial del Teatro. Por muchos motivos todos los días deberían ser considerados días del teatro, porque tenemos la responsabilidad de continuar la tradición de entretener, de educar y de iluminar a nuestras audiencias, sin los cuales no existiríamos".
Nunca es tarde? No? Saludos. Sara.

Macarena Recadero
Álava, España
Escrito por Macarena Recadero
el 09/04/2010

Para mí como profesora de primaria y aficionada al teatro estos libros han sido un descubrimiento, desconocía por completo que existieran libros así. Son ese tipo de libros o "herramientas" como las llama el autor, que muchos profesores suponemos que deben existir pero que no sabemos cómo llegar a ellos y Horcon con su mensaje confirma esta suposición, que la educación se sirva del teatro es algo que ya se viene haciendo desde hace décadas, pero yo personalmente es la primera vez que lo veo plasmado de manera práctica en unos libros.

Saludos.

Horcon Boga
Teatro cabildo, univ. politécnica lp, ...
Escrito por Horcon Boga
el 10/04/2010

Hola de nuevo, Macarena


He estado dándole vueltas estos días a este debate que abriste, así que decidí incluir un nuevo punto en la "Guía de uso del Foro y la Biblioteca", que dice así:


=============

RESEÑAS BIBLIOGRÁFICAS


Si alguien desea hacer una valoración de algún libro publicado de/sobre Teatro, puede hacerlo como reseña bibliográfica :


Se abriría un nuevo debate cuyo título sería:


"Reseña de libro: [Título del libro]"


En el texto del mensaje habría dos partes:

1. - Una breve ficha bibliográfica (Autor, Editorial, Colección y número, ISBN y precio aproximado)

2. - La segunda parte consistiría en un comentario-opinión sobre el libro. A ser posible, que sea elegante (no simple publicidad comercial encubierta) y con alguna dosis de criterio crítico, aunque esto no sea imprescindible para una reseña.


==================


Así que te invito a que crees una entrada (debate) por cada uno de los libros de los que hablas, con la ficha bibliográfica y un comentario (algo más breve) sobre cada uno de ellos.


Un saludo!
Norma Soto
Dr. en medicina y especialista en pedi...
Escrito por Norma Soto
el 22/05/2010

Hola Macarena si será cierto lo que dices, que te cuento en Medicina tanto en pregrados como en postgrados, se utiliza que un estudiante haga las veces de enfermo, para ver cómo tratar a los pacientes, cómo tener la suficiente empatía para llevar un interrogatorio y examen físico en ideales condiciones, buen debate, gracias Norma