En este grupo En todos

Grupo de Cuentos didácticos y literatura infantil

Guadalupe Cervantes Tapia
Perito en criminalistica cescijuc
Escrito por Guadalupe Cervantes Tapia
el 13/03/2011

Es un placer y una satisfaccion enorme, el contar con el apoyo de todos ustedes; es grato percibir, que se sienten agusto de formar parte de este su grupo; el cual gracias a personas tan valiosas como lo son ustedes; se ha ido levantando.
MUCHAS GRACIAS!
Image Hosted by ImageShack.us

Guillermo Gomez Archila
Inteligencia emocional aseia asesores ...
Escrito por Guillermo Gomez Archila
el 13/03/2011

Mayela, saludo cordial. Princesa: sabes de mi gusto por la lectura. Coincido plenamente con tu aporte.
Lo mejor que le puedo dejar a mi hijo es el buen hábito de la lectura... ¡Leer libera!

Bendiciones y éxitos.

Guadalupe Cervantes Tapia
Perito en criminalistica cescijuc
Escrito por Guadalupe Cervantes Tapia
el 13/03/2011



UN ACROSTICO MUY PADRE JORGE,

Silvia Villavicencio Paredes
Administracion de empresas isca
Escrito por Silvia Villavicencio Paredes
el 14/03/2011

PALABRAS + PALABRAS
APRENDAMOS A LEER

Guadalupe Cervantes Tapia
Perito en criminalistica cescijuc
Escrito por Guadalupe Cervantes Tapia
el 14/03/2011

Gracias silvia por tu participación; la escuela no es la unica institución en fomentar la lectura; los padres somos o debemos ser los iniciadores de este hábito. SALUDOS.

Elisa Casillas Rodriguez
Curso diseño de moda - escuela italian...
Escrito por Elisa Casillas Rodriguez
el 26/03/2011

Hola, les envío saludos a todas ustedes y las felicito tener este sitio, de mi parte de comento que soy una mamá lectora y me ha servido mucho este sitio es un gran apoyo y aunque en IBBY México, tenemos nuestras bibliotecas de aula he bajado lecturas interesantes y de acuerdo a la capacidad lectora de los niños.

Gracias.

Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 27/03/2011

ingeniosamente hermosas


Cuento

Escúchalo

Click en la flecha del idioma




El señor Pajarian era un hombrecillo de cara simpática y sonriente que tenía una tienda de pajaritos. Era una pajarería muy especial, en la que todas las aves caminaban sueltas por cualquier lado sin escaparse, y los niños disfrutaban sus colores y sus cantos.



Tratando de saber cómo lo conseguía, el pequeño Nico se ocultó un día en una esquina de la tienda. Estuvo escondido hasta la hora del cierre, y luego siguió al pajarero hasta la trastienda.


Allí pudo ver cientos de huevos agrupados en pequeñas jaulas, cuidadosamente conservados. El señor Pajarian llegó hasta un grupito en el que los huevecillos comenzaban a moverse; no tardaron en abrirse, y de cada uno de ellos surgió un precioso ruiseñor.

Fue algo emocionante, Nico estaba como hechizado, pero entonces oyó la voz del señor Pajarian. Hablaba con cierto enfado y desprecio, y lo hacía dirigiéndose a los recién nacidos: " ¡Ay, miserables pollos cantores... Ni siquiera volar sabéis, menos mal que algo cantaréis aquí en la tienda! "- Repitió lo mismo muchas veces. Y al terminar, tomó los ruiseñores y los introdujo en una jaula estrecha y alargada, en la que sólo podían moverse hacia adelante.


A continuación, sacó un grupito de petirrojos de una de sus jaulas alargadas. Los petirrojos, más creciditos, estaban en edad de echar a volar, y en cuanto se vieron libres, se pusieron a intentarlo. Sin embargo, el señor Pajarian había colocado un cristal suspendido a pocos centímetros de sus cabecitas, y todos los que pretendían volar se golpeaban en la cabeza y caían sobre la mesa." ¿Veis los que os dije? " -repetía- " sólo sois unos pobres pollos que no pueden volar. Mejor será que os dediquéis a cantar"...


El mismo trato se repitió de jaula en jaula, de pajarito en pajarito, hasta llegar a los mayores. El pajarero ni siquiera tuvo que hablarles: en su mirada triste y su andar torpe se notaba que estaban convencidos de no ser más que pollos cantores. Nico dejó escapar una lagrimita pensando en todas las veces que había disfrutado visitando la pajarería. Y se quedó allí escondido, esperando que el señor Pajarian se marchara.

Esa noche, Nico no dejó de animar a los pajaritos." ¡Claro que podéis volar! ¡Sois pájaros! ¡Y sois estupendos! ", decía una y otra vez. Pero sólo recibió miradas tristes y resignadas, y algún que otro bello canto.



Nico no se dio por vencido, y la noche siguiente, y muchas otras más, volvió a esconderse para animar el espíritu de aquellos pobre pajarillos. Les hablaba, les cantaba, les silbaba, y les enseñaba innumerables libros y dibujos de pájaros voladores " ¡Ánimo, pequeños, seguro que podéis! ¡Nunca habéis sido pollos torpes! ", seguía diciendo.


Finalmente, mirando una de aquellas láminas, un pequeño canario se convenció de que él no podía ser un pollo. Y tras unos pocos intentos, consiguió levantar el vuelo... ¡Aquella misma noche, cientos de pájaros se animaron a volar por vez primera! Y a la mañana siguiente, la tienda se convirtió en un caos de plumas y cantos alegres que duró tan sólo unos minutos: los que tardaron los pajarillos en escapar de allí.


Cuentan que después de aquello, a menudo podía verse a Nico rodeado de pájaros, y que sus agradecidos amiguitos nunca dejaron de acudir a animarle con sus alegres cantos cada vez que el niño se sintió triste o desgraciado.


Autor.. Pedro Pablo Sacristan

Gladys Amanda Parrado Torres
Licenciada en educación preescolar uni...
Escrito por Gladys Amanda Parrado Torres
el 17/08/2011


Estoy muy contenta con los Cuentos para dormir que nuestra compañera Myriam tan amablemente nos comparte; venia con cierta duda si realmente a los niños y niñas de nuestra institución estaban atentos a la lectura de cuentos que vienen un poco extensos, sentia que perdia como el hilo; he tenido la oportunidad de realizar lectura de estos cuentos que son muy cortos nos sirven para resignificar valores, podemos hacer análisis de textos, preguntas y respuestas, a mis niños les ha encantado y los estoy aprovechando para trabajar varios contextos. La lectura gusta a los niños es un laberinto lleno de sorpresas.