En este grupo En todos

Grupo de Ciencias políticas

Franck Puerta
Impetus creadores y el orden estableci...
Escrito por Franck Puerta
el 05/07/2012

Permitanme dar ampliacion a lo siguiente

" <Cuando lleguéis a conoceros a vosotros mismos, entonces seréis conocidos y caeréis en la cuenta de que sois hijos del Padre Viviente. Pero si no os conocéis a vosotros mismos, estáis sumidos en la pobreza y sois la pobreza misma. >>del amado Jesus.

Desde hace a;os se habla del poder del pensamiento positivo y ahora del poder de la visualizacion... Cierto? Entonces podemos entender a Jesus cuando nos invita a conocernos a nosotros mismos, El quiere decir que somos creadores de nuestro infortunio por desconocer lo que realmente somos... Y eso es pobreza,o sea , al no tener conciencia , eres la pobreza misma

Es asi " al que tiene se le da y al que no se le quita " Significa que Si tienes pobreza se te da mas porque estas calificando la energia vida que usas inconcientemente y limitadamente desde tu ignorancia.

Saludos ,armonia vital fp

Franck Puerta
Impetus creadores y el orden estableci...
Escrito por Franck Puerta
el 05/07/2012

Y si tienes riqueza se te da mas...

Elemental!

Franck Puerta
Impetus creadores y el orden estableci...
Escrito por Franck Puerta
el 05/07/2012

No es luchar por un reparto equitativo No! Eso es como si dejo mis obligaciones con mi desarrollo y se las quiero quitar a otros. , Podemos luchar eso si contra nuestro propio egoismo , producto de nuestros miedos y dudas o sea de nuestra ignorancia de lo que es realmente la vida... ,armonia vital fp.

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 14/11/2012

Un Nuevo Orden Económico-Social

Sin duda, el mundo está atravesando por uno de los períodos más críticos de su historia. Es evidente que nos encontramos en una época de transición, en la que una etapa de desarrollo de la humanidad termina y otra nueva y más adelantada comienza, durante la cual veremos cambios fundamentales en todos los aspectos de la vida del hombre sobre este planeta y, entre ellos, el desarrollo de un nuevo Orden social y económico.

¿Cómo será este nuevo Orden? ¿Será acaso capitalista? ¿Será socialista? ¿O será quizás un Orden que aún no conocemos, una nueva creación que combine los elementos sanos de los sistemas que conocemos y elimine los aspectos dañinos que, obviamente, cada uno de ellos contiene?

La Fe bahá'í asevera que ya está en proceso de desarrollo un Nuevo Orden, completamente diferente de cualquier sistema conocido hasta el presente, el que traerá un

estado de perfecta justicia por primera vez en nuestra historia. Hasta ahora se han probado todos los sistemas, menos el Sistema Divino, pero ha llegado el momento, en la larga y penosa evolución de la raza humana, en este pequeño planeta, de alcanzar un estado de madurez, dejando de lado nuestras divergencias e inmaduras ideas puramente humanas para buscar refugio en la Voluntad Divina. Escribe Bahá'u'lláh: “El equilibrio del mundo ha sido trastornado por la vibrante influencia de este grandioso, este nuevo Orden Mundial. La vida ordenada de la humanidad ha sido revolucionada por la acción de este único, maravilloso Sistema, nada semejante al cual ojos mortales jamás han presenciado”. ( ‘Pasajes de los Escritos de Bahá'u'lláh’, p. 95)

Al escudriñar y meditar sobre la vida misma, se llega al entendimiento de que, así como existen leyes naturales físicas que rigen los cuerpos materiales, desde el átomo hasta los grandes astros, así también existen leyes morales y espirituales que gobiernan las acciones humanas. En cualquiera de estos casos, la desobediencia a tales leyes provoca el caos y el desastre. Si nos volvemos hacia el Creador del Universo, ajustando nuestras ideas y vidas tanto individuales como colectivas de conformidad con estas leyes encontraremos la verdadera solución a los complejos problemas que confrontamos, y estableceremos una nueva civilización mundial que proporcionará felicidad, estabilidad y prosperidad para todos los seres humanos.

Pero, se podría preguntar: ¿Con qué autoridad la Fe bahá'í afirma estas cosas? Aunque muy hermosas, ¿Quién asegura que no son sólo un sueño, deseable, pero irrealizable?


La respuesta es sencilla.

Bahá'u'lláh, nombre árabe o persa que en español significa “Gloria de Dios”, vivió en Medio Oriente entre los años 1817 a 1892. Entre muchas otras cosas, Él aclaró algo que hasta ahora ha sido vagamente entendido por la humanidad, o se la“Revelación Progresiva”.

Ella consiste, en resumen, en un proceso eterno por medio del cual el Único y Mismo Dios de todos los hombres – Invisible, Incognoscible, Creador de todo lo que existe – revela Su Voluntad a Sus criaturas en forma progresiva, de acuerdo con la época y el desarrollo de la humanidad, a través de una cadena de Seres especialmente creados para tal propósito y llamados Mensajeros o Profetas de Dios, Manifestaciones de Dios, Maestros Divinos, Salvadores, etcétera.

“Es evidente para todo corazón perspicaz e iluminado que Dios, la Esencia incognoscible, el Ser Divino, es inmensamente exaltado por encima de todo atributo humano, tal como existencia corpórea, ascenso y descenso, salida y retorno… Ningún lazo de relación directa puede atarle a Sus criaturas. Se mantiene exaltado más allá y por encima de toda separación y unión, de toda proximidad y alejamiento…”


“Estando así cerrada la puerta del conocimiento del Antiguo de los Días a la faz de todos los seres, la Fuente de Gracia Infinita, ha hecho que aparezcan del Reino del Espíritu aquellas luminosas Joyas de Santidad, en la noble forma del templo humano y sean reveladas a todos los hombres, a fin de que comuniquen al mundo los misterios del Ser inmutable y hablen de las sutilezas de Su Esencia imperecedera. Estos Espejos santificados, estas Auroras de Antigua Gloria son todo y cada uno los Exponentes en la tierra de Aquel Quien es el Astro Central del universo… De Él proceden Su conocimiento y poder; de Él proviene Su soberanía. ”(

Estos“Espejos santificados” son los Fundadores de la verdadera Religión de Dios y, además, los impulsores y Fundadores de las nuevas etapas de desarrollo y civilización de la humanidad. Entre Ellos, en orden cronológico, figuran: Krishna, Fundador de hinduismo; Moisés, Fundador del judaísmo; Zoroastro, Fundador del zoroastrianismo; Buda, Fundador del budismo; Jesucristo, Fundador del cristianismo; Muhammad, Fundador del islamismo; El Báb, Fundador del babismo; y Bahá'u'lláh, Fundador de la Fe bahá'í.


Bahá'u'lláh, pues, es el nuevo Mensajero de Dios, Quien trae la Voluntad y las Enseñanzas de Dios para esta época moderna en que nosotros vivimos. Jesucristo, de acuerdo con las exigencias de Su época, brindó Enseñanzas para el desarrollo espiritual del individuo con el fin de que éste pudiera “entrar en el Reino de Dios”.

Bahá'u'lláh reafirmó y renovó las Enseñanzas espirituales de Jesucristo y, al mismo tiempo, de acuerdo con los requisitos de una humanidad que está por alcanzar su estado de madurez, reveló principios y un Plan para las relaciones entre grupos de individuos – tales como obreros y patrones, ricos y pobres, las distintas naciones, razas, religiones – cuya aplicación conducirá al establecimiento del Reino de Dos sobre la tierra.


Por tales razones la Fe bahá'í habla con autoridad, y por ellas mismas es que puede tenerse confianza absoluta en que el prometido Nuevo Orden será establecido.

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 03/02/2013
..... Sostenemos que en esta nueva etapa de la evolución de humanidad es preciso que nuestras sociedades se transformen en espacios de participación basados en la solidaridad y la justicia, donde el respeto a la dignidad de la persona esté p ... or encima de cualquier interés particular.

Creemos que para lograrlo es necesario aceptar de corazón algunos principios esenciales: que la unidad del género humano es la base de toda acción social; que la unidad no debe nunca sacrificar la diversidad, sino que, en todo caso, ambas deben realizarse recíprocamente; que todos los seres humanos son ciudadanos del mundo; que la mujer esta llamada a cumplir un papel preponderante en la pacificación de los asuntos mundiales; que la ciencia y la religión deben convivir en armonía; que la religión ha surgido para ser causa de unidad y concordia, no de enemistad y odio; que el desarrollo es, ante todo, el desarrollo de las personas en lo espiritual, moral, social y económico; que los extremos de riqueza y pobreza deben ser eliminados; que la paz y la seguridad del mundo son inalcanzables a menos que su unidad sea firmemente establecida; que la "verdad es buena en cualquier lámpara que brille".

Éstas son algunas de las premisas que marcan el criterio por el que se guían los bahá'ís.

Hoy, cuando el desgarro moral de los crisis sociales y los dramas humanitarios hacen mella cotidianamente en nuestras conciencias, los bahá'ís seguimos afanados por la paz, pues tenemos la certeza de que estos dolores son el preludio de una humanidad renovada y solidaria, en el seno de una civilización mundial.

Nuestro mensaje es, por tanto, un mensaje de esperanza para toda la humanidad. Un mensaje basado en la visión que Bahá'u'lláh ofreció al mundo, hace más de ciento cuarenta años, desde las entrañas de una mazmorra y durante cuatro exilios sucesivos. Fue Él quien aseguró que el propósito fundamental de las religiones es "proteger los intereses de la raza humana, promover su unidad y estimular el espíritu de amor y fraternidad entre los hombres".

Al cumplir nuestro cincuentenario, los bahá'ís de España -hombres, mujeres, jóvenes y niños- seguimos deseosos de dar a conocer el legado de Bahá'u'lláh. Creemos en el poder del espíritu humano, tenemos fe en las innumerables energías que el Creador ha infundido en esta nueva etapa de la de la evolución humana, y bregamos por abrir un horizonte de esperanza en el futuro que nos guarda.

Ésta es nuestra razón de ser, y en esa medida nos proponemos servir sinceramente a nuestros congéneres.

La humanidad se halla ante una de las mayores encrucijadas de su historia; aunque exista una vaga conciencia de esta coyuntura, no obstante sigue prevaleciendo la confusión. Cualquier aportación que permita vislumbrar nuevas salidas merece - creemos - una atención considerada de la ciudadanía. En este sentido, la aportación realizada por Bahá'u'lláh constituye una de las más sustanciales de la historia contemporánea, tal y como cada vez más pensadores e intelectuales vienen reconociendo.

Nuestra responsabilidad es compartir esa aportación con nuestros congéneres. La suya es conocerla y evaluarla. Marzo de 1997

Asamblea Espiritual Nacional de los Bahá'ís de España.

https://www.bahai.es/oldcombahai/cpe0. Htm


https://www.bahai.es/
Ver más