En este grupo En todos

Grupo de Alcoholismo

Guillermo Gomez Archila
Inteligencia emocional aseia asesores ...
Escrito por Guillermo Gomez Archila
el 03/04/2010

María Cristina, saludo cordial. Lo que dices es muy cierto. Se consume trago muchas veces por curiosidad y por estar "in". Lo que sucede es que no todos salen de ese lío. Cuando se dan cuenta ya es demasiado tarde y el alcohol los tiene consumidos.
Bendiciones.

Vero Nica
Licenciatura psicología universidad de...
Escrito por Vero Nica
el 06/04/2010

Compañeros, compañeras, hola de nuevo.


Guillermo , otro aspecto importante el que propones: el alcohólico no tiene consciencia de su problema; pero cuando una persona con problemas de alcoholismo acude a los grupos de ayuda ¿Se supone que ya es consciente de que tiene un problema? ¿Por qué si son conscientes de que tienen un problema tan pronto dejan la terapia que vuelven a retomarla e incluso algunos asisten a la terapia pero siguen bebiendo? ¿Qué opinan usted Guillermo y el resto del grupo?


Rogelio , gracias por su continua participación y perdone por seguir planteandole mis dudas, pues no estoy del todo de acuerdo con usted. Si bien usted asegura que al alcohólico con una copa le basta para conseguir los efectos deseados, ¿Por qué bebe compulsivamente entonces? Si una copa le aporta el estado deseable para él, no entiendo qué es lo que le lleva a tomar una segunda copa, una tercera, una cuarta,... ¿Podría ser porque pierde la capacidad de dominio? No me basta, quiero más...


Maria Cristina, un placer saludarte. Cuanta razón tienen tus palabras. Mi generación al menos, es espantosa en cuanto a todo tipo de drogas se refiere, no solo es vulnerable al alcohol sino a cualquier otra cosa que le pongan por delante... Cuanto menos es triste pensar en que personas serán algunos y algunas cuando pasen unos años (si es que no han muerto de cirrosis o sobredosis). Yo tampoco entiendo porqué ese descontrol con la bebida, me atrevo a pensar que podría ser por lo protegidos que están por los padres y por la falta total de madurez, cada vez las personas maduran más tarde y algunas solo se quedan en el intento de madurar, preguntemos a los compañeros. ¿Qué motivos pueden llevar a la generación actual de jóvenes a beber sin control?


Espero vuestra participación. Saludos.

ROGELIO
Escrito por ROGELIO
el 06/04/2010

El alcoholico una vez que toma la primera copa se desata en el una alergia organica aunada a una obsesion mental por segir bebiendo, bebe compulsivamente, porque no puede parar de beber, pierde la capacidad de dominio de si mismo. ( es un gusanito que se despierta por seguir bebiendo ).

El bebedor problema o alcoholico busca el efecto del alcohol porque no quiere, no puede o no sabe enfrentar la realidad concientemente de ahi que se fuga por conducto del alcohol para escapar de la realidad. La enfermedad es fisica mental y espiritual, fisica porque el organismo una vez que ingiere la primera copa le exige interminablemente mas, mental porque antes de ingerirla se obsesiona por beberla pensando ingenuamente que nomas va a tomar dos o tres, y espiritual por el quebrantamiento de valores a los cuales experimenta indiferencia.
El alcoholico que aceptando ayuda de Alcoholicos Anonimos deja de beber por un periodo corto o largo y vuelve a beber y experimenta las mismas consecuencias y a veces peores por la progresividad de la enfermedad es porque no admitio o acepto que no debia tomarse esa primera copa, que es la que desencadena el circulo vicioso. De ahi que que se le sugiere que si quiere recuperarse fisica mental y espiritualmente, sea honesto con el mismo y pase lo que pase suceda lo que suceda no se tome la primera copa,,

Si gusta y le interesa conocer mas de alcoholismo y sus consecuencias puede acercarse por informacion a un grupo de Alcholicos anonimos, los cuales se encuentran distribuidos en casi todo el mundo, existiendo en la actualidad alrrededor de cuatro millones de miembros.
Saludos.


Vero Nica
Licenciatura psicología universidad de...
Escrito por Vero Nica
el 16/04/2010

Rogelio , un placer saludarte de nuevo. Que la persona alcohólica parezca siempre estar alcoholizada o borracha aunque solo haya tomado una o dos copas ¿Puede ser apariencia o es realidad? Yo sigo pensando que a mayor ingesta, mayor tolerancia se adquiere al alcohol, por lo tanto descienden los síntomas aparentes porque se controlan más con el tiempo; pero sí es cierto, que me viene a la mente la imagen de algún conocido que al verlo he dicho: "esta persona está borracha" y personas ajenas que le han visto beber me han afirmado que no había bebido casi nada... Por eso me ha picado la curiosidad... Quizás yo esté equivocada...


Me interesa el tema a nivel de cultura y de saber, es satisfactorio que entre todos lleguemos a una conclusión que nos haga aprender sobre aquellos temas que nos interesan.


Saludos.

ROGELIO
Escrito por ROGELIO
el 16/04/2010

Veronica: Al bebedor que ud. Refiere de que a mayor ingesta, mayor tolerancia al alcohol es al que se le conoce como bebedor fuerte, el cual puede tomar grandes cantidades de alcohol, con la diferencia de que puede decidir cuanto es lo que quiere beber, y el bebedor problema o alcoholico no tiene o ha perdido esta capacidad de decidir entre beber o no beber, vale lo anteriormente explicado en los anteriores comentarios.

Existen 3 tipos de bebedores: El bebedor fuerte ya explicado, el bebedor social que tambien decide cuanto beber que generalmente es poco, unicamente para cumplir en un compromiso social o para relajarse un poco, y el BEBEDOR PROBLEMA, EL QUE NO PUEDE TOMAR UNA COPA DE ALCOHOL SIN QUE SE DESATE EN EL, LA OBSESION O COMPULSION POR SEGUIR BEBIENDO, suele suceder en la mayoria de los casos a medida que la enfermedad avanza, como pierde el apetito, no se alimenta y se va deterirando tambien fisicamente y cada vez es menos tolerante al alcohol, ya que por la desnutricion con poca cantidad se emborracha.

En otro orden de ideas, el bebedor fuerte, mientras se encuentre bebiendo, o bajo los efectos de la embriaguez, por ejs. Si surge un motivo que le impida seguir bebiendo, no se le dificulta parar de beber del todo, y retirarse a cumplir con el compromiso surgido, mientras que el alcoholico aunque surja un compromiso o emergencia no puede parar de beber, y generalmente le da prioridad a seguir bebiendo que a cumplir con alguna responsabilidad contraida, porque es mas fuerte el deseo por seguir bebiendo, que el deseo por cumplir con las responsabilidades contraidas.

El bebedor fuerte puede reducir o moderar la cantidad de alcohol que ingiere, si el Medico, la Esposa, o la familia etc se lo pide o se lo sugiere. Pero el alcoholico no, asi lo amenazen con algo terrible, No puede dejar de tomar, mucho menos de moderarse.

Le saludo afectuosamente y le envio un abrazo

Vero Nica
Licenciatura psicología universidad de...
Escrito por Vero Nica
el 15/05/2010

Hola Rogelio,


Me estuve documentando al respecto, indagué y pregunté a personas expertas en la materia y finalmente concluí que usted lleva toda la razón en lo que pretendía explicarme y yo terca de mi no comprendía, por ello le pido mis más sinceras disculpas. Aún así sigo pensando que el alcohol es una droga y tarde o temprano aparecerán los efectos negativos de la misma y nunca entenderé como una persona puede ser capaz de perder lo más preciado de su vida, su tiempo e incluso su dignidad sólo por una copa....


Saludos.

ROGELIO
Escrito por ROGELIO
el 16/05/2010

Veronica: Le admiro y le agradezco, la humildad y sinceridad de su parte, y al respecto quisiera abundar mas sobre este tema que dicho sea de paso la felicito por su planteamiento inicial, a manera de interrogante.
Efectivamente el alcoholico con tal de conseguir una copa o licor para seguir bebiendo, si no tiene la manera o medios economicos para conseguirla, es capaz de hacer cualquier cosa por obtenerla, lo que sucede es que ese deseo imperioso, motivado por una compulsion fisica aunado a una obsesion mental es mas fuerte que el valor de la honestidad, verguenza o dignidad que pudiera tener.
En las crudas o abstinencia alcoholica algunos alcoholicos sufren por remordimiento de conciencia y se laceran y reprochan culpandose por el deterioro de sus valores o dignidades, quebrantandose espiritual, fisica y mentalmente,

El alcoholismo fue dictaminado como una enfermedad por la O.M.S ( Organizacion Mundial de la Salud ) en los años de 1954 aproximadamente, en una Convencion celebrada en Ginebra Zuiza.
Le saludo y le envio un afectuoso y sincero abrazo.

Gladys Rodriguez
Turismo bachillerato tecnológico ameri...
Escrito por Gladys Rodriguez
el 28/06/2010

Que tal Veronica a decir verdad tu pregunta me la hize yo mismo muchas veces, a lo mejor fue por seguir a mi padre y no defraudarlo, el me di la primera cervesa que probe y que para que fuera mas hombre siendo uno apenas un chavo que lo que quiere es salir a jugar la pelota con los amigos. De ahi para delante ya no sabes, empiesas a querer ser mas grande de lo que eres y el ambiente de los amigos tanbien empieza a cambiar y es como una cadena.
Tengo dos hijas ya crecidas las dos y estos dias una de ellas me tiene muy dolido entender que por mi culpa ella tiene problemas tambien de licor y aunque no estoy muy seguro diria que drogas y ni se como afrontarla, pero me doy cuenta como todo esto se me repite la misma historia. Si alguien tiene un concejo que pudiera darme estoy angustiado por ella y no se si tengo moral de aconcejarla.

ROGELIO
Escrito por ROGELIO
el 29/06/2010

Compañero Alex: La Comunidad de Alcoholicos anonimos esta distribuida en la mayor parte del mundo, ni se diga en Estados Unidos, en Florida seguramente habra grupos de Alcholicos anonimos. Quienes estaran prestos a brindarle consejo y sugerencias, por mi parte le informo que paralelo a alcoholicos anonimos, existe grupos de familiares de los alcoholicos LLAMADOS GRUPOS DE AL-ANON FAMILIAR, quienes se reunen para intercambiar entre ellos mismos impresiones y ayudarse y apoyarse mutuamente,.
le sugiero indague el telefono de alcoholicos anonimos en el directorio, y pregunte sobre las direcciones o telefonos de los grupos de AL-ANON

Vero Nica
Licenciatura psicología universidad de...
Escrito por Vero Nica
el 08/07/2010

Hola de nuevo,


Agradezco su continua participación, especialmente a usted, Rogelio, así como a los nuevos compañeros que se integran. A Rafael, le animo a que aporte su opinión de nuevo, pues a veces la página no funciona de manera adecuada y no aparecen los comentarios.


Rogelio, aunque ya era consciente, me sigue sorprendiendo que el alcoholismo haya sido visto durante tanto tiempo como algo normal, fíjese, hasta el año 1954 que no se declaró como una enfermedad, y lo más tremendo aún, es que sigue habiendo personas que actualmente no conciben al alcohólico como un enfermo. Lo más peligroso de todo esto es que cuanto antes tomemos consciencia del problema antes se podrá tomar medios para llegar a solucionarlo; por ello es tan importante no permitir que el problema se agrave sino reconocerlo en las primeras fases e intervenir tempranamente para erradicarlo. Una vez más, se vuelve a poner de manifiesto el poder de la mente, es descomunal la de ventajas y desventajas que pueden acarrear nuestros pensamientos...


Alex, encantada de saludarte, no te agobies, todo tiene solución, así que tranquilo, entre todos intentaremos ayudarte al menos a sentirte mejor y a sobrellevar toda esa carga que no debe ser fácil... Yo aún no tengo hijos, pero imagino que ver a un hijo involucrado en temas de drogas, es una de las peores cosas que podrían pasarle a un padre o a una madre. Dicho esto, volvemos a lo ya tratado, en la mayoría de los casos es la propia cultura y las costumbres del lugar y de la familia en la que nos criamos lo que nos hace ser más proclives a padecer alcoholismo. Si quieres ayudar a tu hija, primero, piensa tú mismo en ti, en cómo comenzó tu problema y qué motivos más aparte de los que nos enuncias te hicieron caer en la bebida de manera tan obsesiva. Una vez hayas hecho eso, piensa en la situación de tu hija, en qué motivos pueden hacer que ella haya elegido ese mismo camino, el camino fácil que al final es el que termina enredando las cosas mucho más de lo que ya lo están. Si tuvieras dudas, habla con ella, coméntale, pregúntale, y ante todo sincérate con ella, cuéntale cómo te sientes ahora y cómo te sentiste antes. Quizás ahora puede que te de la impresión de que el diálogo no sirve de mucho, pero en cuanto ella tome conciencia de que realmente tiene un problema y desee cambiar, entonces recordará lo que tú le contaste. Es muy importante el apoyo en estos casos, y más aún si ese apoyo proviene de una persona importante para nosotros. El principal problema del alcoholismo que yo encuentro, además de su larga cura, es que es una enfermedad tan aceptada socialmente que resulta muy difícil tomar conciencia de que uno es alcohólico o de que una es alcohólica, menuda agonía... Pero no hay que desanimarse, sino moverse para solucionar el problema, buscar ayuda de los profesionales que para eso están (cómo bien indica nuestro compañero Rogelio) y por supuesto NO DESANIMARSE ;) Espero que esto le sirva de mucho.


Saludos amigos.

Rafael Martinez
Ingenieria unam
Escrito por Rafael Martinez
el 08/07/2010

Aún así sigo pensando que el alcohol es una droga y tarde o temprano aparecerán los efectos negativos de la misma

La característica “progresiva” de la enfermedad del alcoholismo sentencia claramente esto que mencionas. Algunos alcohólicos creemos que pudimos habernos detenido antes de cruzar la línea que separa a los bebedores fuertes de los bebedores problema o alcohólicos, pero no nos fue posible ver o identificar esa frontera. Además, esa línea varía dependiendo de cada individuo, algunos la rebasan muy pronto en su carrera de bebedores, otros tardan años. Sin embargo, lo que conviene comprender es que cuando uno bebe, irremediablemente marcha en dirección de cruzar esa línea.

Nunca entenderé como una persona puede ser capaz de perder lo más preciado de su vida, su tiempo e incluso su dignidad sólo por una copa

Ni el mismo enfermo alcohólico logra entender por qué hace eso, conocemos el efecto que nos produce ingerir alcohol, conocemos las acciones que somos capaces de realizar cuando estamos borrachos, podemos estar profundamente consternados por lo que hicimos en la más reciente borrachera, pero nuestra mente alcohólica nos engaña y nos convence de que ahora si lograremos detener o dominar los efectos del alcohol. La mayoría de los alcohólicos llegamos a la conclusión de que realmente no queríamos emborracharnos, siempre nos persiguió el deseo de dominar nuestra forma de beber, deseábamos detenernos después de un par de tragos y disfrutar de esta forma de beber, pero nunca lo conseguimos .


Vero Nica
Licenciatura psicología universidad de...
Escrito por Vero Nica
el 23/07/2010

Hola Rafael,


La virtud no está en saber cuál es la línea que separa a los bebedores fuertes de los alcohólicos propiamente dichos, pues eso a menudo suele ser muy difícil de identificar con claridad. En mi opinión, la virtud se encuentra en identificar el problema, en darnos cuenta que no podemos controlar la ingesta de alcohol y que tenemos que pedir ayuda para que ese problema no se vaya magnificando con el paso de los días, porque pedir ayuda no es un signo de inferioridad sino de valentía y de fortaleza.


Sinceramente, creo que cada persona tiene su propia razón para hacerlo, aunque sea de manera indirecta e inconsciente, hay problemas que llegan a preocupar de tal manera que la persona se frustra y se cree incapaz de controlar la situación y mucho menos de controlarla, es por ello que quizás en muchos casos, de manera inconsciente se recurre a la bebida o a otras drogas como medio de canalización de los problemas, es el camino "fácil", puesto que en un principio ofrece resultados inmediatos de alguna manera positivos, aunque todos sabemos que los efectos a posteriori son indescriptibles y en algunos casos letales. Por ello, creo que la importancia de la cuestión está en recurrir al profesional para intentar inferir el motivo concreto de la ingesta masiva de alcohol y a partir de ahí trabajar lo demás y planificar un buen tratamiento, pero si algo hace falta es una buena predisposición por parte del alcohólico para dejarse ayudar, confiar en el profesional y ser positivo, es un problema que conlleva mucho esfuerzo, paciencia y fuerza de voluntad, sin esos requisitos raramente se podrá salir de ese callejón sin salida y obviamente se recaerá una y otra vez en lo mismo. Aconsejo tener una actitud positiva hacia el tratamiento y reitero, no desanimarse :) Mucho ánimo Rafael, y recuerda: SI QUIERES, PUEDES ;)


Saludos.

Vero Nica
Licenciatura psicología universidad de...
Escrito por Vero Nica
el 04/02/2011

Compañer@s de debate,


GRACIAS por todas vuestras aportaciones, todas igualmente valiosas :) Espero que con nuestras aportaciones hayamos apoyado y minimizado el malestar del proceso. Estimo conveniente cerrar el debate ya, pues no resulta más productivo y provechoso de lo que fue en su momento (que no es poco).


Les agradezco toda su atención prestada.


Saludos,

Vero.