En este grupo En todos

Grupo de Desarrollo humano, personal y grupal



Sexo Sentido, ¿Una especie en extinción?

Ricardo Raúl
Experto desarrollo humano, liderazgo, ...
Escrito por Ricardo Raúl Benedetti
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Desde el instante previo a la concepción de un nuevo ser; en el momento mismo de la unión de dos personas se imprime con mayor o menor intensidad, un registro emocional que pasará a integrar nuestro conocimiento innato, que nos acompañará por el resto de nuestros días, enriqueciéndonos, o desde una postura negativa cubriendo a este saber emocional primario con cierta bruma energética que causa confusión, transformándose así en un nuevo desafío a vencer por parte de la criatura, que está por gestarse.

Está claro aquí que algunos se preguntarán y con razón: ¿Cómo puede influenciar emocionalmente a un futuro bebé, los momentos previos a su concepción?

Hemos visto y analizado en otras discusiones que, como seres humanos somos permeables en todo sentido: de manera racional a través de los conocimientos que vamos incorporando; a nivel espiritual por las creencias religiosas o dogmáticas en que somos criados y/o aceptamos, y emocionalmente por los afectos que deseamos dar y recibir en mayor o menor medida por parte de las personas de nuestro entorno.

Esto da cuenta de nosotros, del afecto o conocimiento que vamos incorporando, definiendo en cada tiempo presente que nos formulemos el complejo cuestionamiento de saber, quienes somos en realidad.

A modo de definirlo, comprendo que somos el discernimiento obtenido y aceptado a través de la suma de todas nuestras vivencias previas, al tiempo presente en que respondemos este cuestionamiento personal . Y justamente el momento previo de nuestra concepción, el mismo instante del encuentro íntimo sexual entre dos seres, será entonces nuestra primera vivencia previa a ser concebidos.

Deducimos entonces que a la herencia genética que todos los seres de la creación transferimos a nuestra descendencia a través de la cópula sexual y posterior concepción, la misma que, por ejemplo nos definirá si portamos un determinado color de piel, ojos, cabello, altura etc. , aportará además a todo ser humano el ingrediente emocional único e inigualable que nos caracteriza, una carga energética extra que será unida indisolublemente a nuestro saber innato.

El registro afectivo de dos personas en el íntimo encuentro sexual, se confluenciará en un todo original, creando así al nuevo ser humano a partir de este exclusivo encuentro.

Nuestra base emocional fue nutrida principalmente por la carga amorosa que cada uno de nuestros progenitores ofreció a voluntad, en el encuentro sexual previo a nuestra concepción.

Esa energía única forma parte de nuestra personalidad y nos marca a fuego en nuestra forma de entender la vida y sus circunstancias, nos ofrece la enorme posibilidad de facilitarnos la tarea en nuestro cotidiano vivir, que nos permita encontrar el equilibrio psico-emocional necesario para un buen desarrollo evolutivo. O por el contrario nos impone cierta complejidad en desafíos a vencer, haciendo más difícil la tarea.

(Continúa abajo)

Ricardo Raúl Benedetti
Experto desarrollo humano, liderazgo, ...
Escrito por Ricardo Raúl Benedetti
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Que importante resulta entonces comprender este conocimiento, y digo comprender y no tan solo entenderlo, porque asumo que existe una gran diferencia entre ambas acciones.

El entendimiento de una realidad cualquiera sea esta, no implica que la incorporemos a nuestra base de creencias.

Como ejemplo mencionaremos a la práctica de la poligamia. Sabemos que el Antiguo Testamento mostraba claramente casos de poligamia entre los patriarcas bíblicos (Abrahán, Esaú, Jacob, Moisés, Elcana, David, Salomón etc.).

San Agustín apoyó la legitimidad de los patriarcas aludiendo a cierta necesidad reproductiva de aquellos tiempos, pero en su momento, y en observancia a las costumbres romanas sostenía la prohibición de tener más de una esposa en la vida .

Reafirmando entonces la diferencia que remarcamos entre estas dos acciones: entender y comprender, San Agustín entendió la poligamia, mas no la compartía como práctica en su sistema de creencias.

La comprensión entonces, se produce al aceptar como propia esa realidad. Cuando logramos comprender cabalmente un conocimiento ya sea racional, emocional o espiritual, de inmediato comenzamos a incorporarlo a nuestro equipaje de sabiduría, y al mismo tiempo en que vamos consolidando internamente este saber, comenzamos a ponerlo en práctica de manera cotidiana.

Profundizando esta línea de pensamiento y haciendo un ejercicio de traslación de sabiduría, podemos tomar al Sol, como ejemplo de vida a seguir.

El astro rey por excelencia de nuestro sistema solar, llamado así justamente por su poderosa influencia, nos brinda la energía necesaria para la subsistencia y desarrollo de la vida en el planeta. Sabemos sin realizar un gran esfuerzo deductivo, que el sol nos ilumina varias horas al día, y genera calor de mayor o menor intensidad dependiendo la época del año y el lugar geográfico donde estemos situados.

Si a este saber le sumamos mayores detalles como ser que la combustión interna se realiza por la fusión nuclear del hidrógeno que lo compone, generando de esta manera la increíble energía que nos brinda a diario la luz y el calor, vital para el sustento de nuestras vidas, y que a su vez produce la potente dínamo magnética que controla el orden y desplazamiento del conjunto de planetas que orbitan a su alrededor, estaremos ampliando el conocimiento de nuestro saber, entendiendo el funcionamiento mismo del sistema solar.

Hasta aquí entonces sumamos el conocimiento con cierto detalle de un hecho real, y en el preciso momento en que comprendemos internamente este saber, lo hacemos parte de nuestra sabiduría, posibilitándonos la facultad de trasladar comparativamente dicho saber, hacia otros aspectos de nuestra base de creencias.

(Continúa abajo)

Ricardo Raúl Benedetti
Experto desarrollo humano, liderazgo, ...
Escrito por Ricardo Raúl Benedetti
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

En el caso que mencionamos y una vez comprendidos los hechos mencionados, podemos afirmar entonces en una comparativa que al igual que el Sol, los seres humanos producimos distintas intensidades energéticas (Amor), producto de la fusión de diversas emociones (alegría, rabia, tristeza, serenidad) que provocan en nuestro entorno la atracción de ciertas personas a las que ejercemos cierta influencia gravitacional a nuestro alrededor.

En este último caso puntual y a diferencia de nuestro sistema planetario, afirmamos en un sentido poético que todos sin excepción somos potencialmente Soles, algunos generando una intensa energía amorosa, y otros a la espera de este dulce despertar de la conciencia psicoemocional.

En resumen para enriquecer nuestra sabiduría personal, el saber otras realidades no resulta suficiente, tampoco alcanza el entenderlas.

Solo una comprensión profunda permitirá incorporar estas realidades a nuestra esencia individual, para aplicarlas luego en las distintas facetas que hacen a nuestra cotidianeidad.

Si llegados a este punto, supimos y entendimos entonces que el grado de amor generado a través de la unión sexual con otro ser, formará parte si es el caso de “la vivencia previa” de una nueva vida, entonces nos encontraremos a un paso de comprender esta realidad y hacerla parte de nuestro sistema de creencias.

Nos resulta evidente que al comprender una realidad íntimamente ligada a nuestro cotidiano vivir, otro valor comienza a incorporarse a nuestra escala de valores condicionando positivamente nuestras actitudes: la Responsabilidad.

Generalmente existe una tradición extendida en la mayoría de las culturas, en la que el ser humano alcanza la madurez o deja de ser niño para convertirse en hombre, una vez concretado su debut sexual.

Al parecer este es un paso obligado para ser considerados como tal, sin importar las condiciones que los arriben a dicha experiencia.

Ciertamente y en el caso de los hombres en especial, muchos son los que sienten la necesidad de reafirmar reiteradamente su hombría, a lo largo de toda su vida, producto de haber instalado una idea sin haberla “Digerido emocionalmente”, sin comprenderla en profundidad, sin haberlas enfrentado a su propio sistema de valores y creencias.

Es así como vemos en la actualidad, un sinnúmero de personas que se encuentran sexualmente de manera esporádica o transitoria, en algunos casos para reafirmar su machismo y en otros, por el mero objetivo de obtener un placer momentáneo.

Comparto serios debates con un amigo, al respecto de la infidelidad.

El afirma que el ser humano es polígamo por naturaleza. Tanto el macho para reafirmar su poder en el clan social, y asegurándose de esta manera que su descendencia portará sus genes, como también la hembra al elegir instintivamente al macho genéticamente más apto para ser el padre de sus crías.

(Continúa abajo)

Ricardo Raúl Benedetti
Experto desarrollo humano, liderazgo, ...
Escrito por Ricardo Raúl Benedetti
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Confirma su planteo al que incluso adhiere, pero sólo en reuniones privadas sin que llegue a tornarse pública su postura ya que, es casado y padre de familia ( ¿ ? ) utilizando como argumento la tendencia enraizada mas en el hombre que en la mujer de buscar sin importar su estado civil, compañía sexual ocasional y sin compromisos, como vestigio de esa prehistórica conducta.

Lo cierto es que aquí comienza mi contrapunto con mi estimado amigo, al que por obvias razones que hacen a su buen estado de salud, no menciono su nombre.

Afirmo entonces como contrapartida que existe una fuerza que nos aleja de estas huellas prehistóricas, si han pensado en la capacidad de razonar estuvieron cerca mas no es suficiente para lograr una diferencia plena con el resto de los mamíferos, incluso los simios pueden llegar a comprender y solucionar planteos abstractos. La razón entonces, no alcanza para distinguirnos.

La energía vital y diferenciadora, que eleva nuestro rango de valores por encima de todas las especies del reino animal, es el Amor y nuestra capacidad única y exclusiva de transmitirlo a otro ser, utilizando una comunicación mucho más profunda sobrepasando los cinco sentidos conocidos, el sentimiento más puro que nos brinda sentido y sirve de aliento en cada acto que realicemos en la búsqueda de una felicidad constante.

¿Es el objetivo de la raza humana, al igual que las otras especies, la supervivencia a través de la reproducción y sostenimiento de vida de los más aptos?, ¿O nuestro sentido de evolución cambió sustancialmente, a través del desarrollo de raciocinio y como mas importante, el desarrollo en el sentir emocional?

Ciertamente somos distintos a cualquier especie de la creación. En posturas como la de mi amigo, que es compartida sigilosamente por muchos a lo largo y ancho de nuestro mundo, existe una tendencia fuertemente arraigada en nuestra cultura, de retroceder evolutivamente a este estadio humano en particular, sin razón y sin afecto.

No hay dudas que el sexo es un gran negocio y vende por sí mismo. Es muy común que aquel que cuente con una imagen más aproximada al modelo de belleza socialmente aceptado, tenga mayores posibilidades de acceder a un puesto de trabajo, simplemente por considerarlos con mas belleza y atractivo.

Cada vez resulta más evidente la utilización de personas como objetos sexuales para la comercialización de productos de todo tipo.

Utilizamos el sexo como medio indiscutido de ventas. En nuestra íntima cotidianeidad de la pareja, aprovechamos nuestras artes de seducción y erotismo para alcanzar objetivos personales.

(Continúa abajo)

Ricardo Raúl Benedetti
Experto desarrollo humano, liderazgo, ...
Escrito por Ricardo Raúl Benedetti
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Están quienes se acercan sexualmente a su pareja, para obtener un permiso implícito de salir de juerga una noche de viernes con sus amigos, o para alivianar la noticia de un gasto extra mensual, derivado en la compra de un bonito y exclusivo vestido, necesario por cierto entre las vestimentas de la dama en cuestión.

El sexo es la moneda de cambio mas común utilizada hoy día, para la obtención de cualquier tipo de necesidad personal que queramos satisfacer, incluso mucho más que el dinero.

Vemos entonces que las distintas herramientas de seducción o rituales previos al apareamiento que otrora guardaba objetivos puntuales de reproducción, hoy día son utilizados para alcanzar todas las metas posibles de imaginarse.

¿Será que la energía sexual y por consiguiente, el placer obtenido a través de ella es inigualable? Aquí podríamos entonces detener nuestro desarrollo introspectivo y afirmar que el placer que obtenemos a través del orgasmo es claramente, único e excepcional comparado con otras experiencias intensas.

¿Es este entonces el motivo por el cual debemos condicionar nuestra razón y sentir emocional, reteniendo su desarrollo en pos de un placer intenso?

Si afirmamos en un principio que aquellos valores que nos diferencian del mundo animal son la razón, nuestras emociones y sentido espiritual que a la vida le damos entonces, ¿Cómo es posible que definamos la compra de un automóvil nuevo, inducidos mágicamente por el efecto que nos causa la promotora en bikini que sensualmente lo está lavando con esponja y jabón?

¿Cómo es posible que definamos nuestro lugar de vacaciones por los modelos musculosos que pasean seductoramente por las playas de arenas blancas, en el comercial? Claro que la decisión de vacacionar en esos lugares la tomamos al saber que esos mismos modelos o divas de la Pasarella, son los y las masajistas del complejo turístico.

¿Será que somos tan ingenuos de creer que, la ingesta de un suplemento dietario nos asegura reducir los rollitos de nuestro cuerpo y mágicamente obtener las siluetas magistralmente esculpidas de quienes lo promocionan en el comercial? , claro que no creo que seamos tan ingenuos, ¡Imposible que así sea!

La realidad es que juegan con nuestros deseos y nosotros les damos permiso para que jueguen con nuestras fantasías.

Entonces deducimos que millones de personas ingieren estos suplementos dietarios para concretar la fantasía que al final del comercial nos muestra: transformarnos de la noche a la mañana en uno de los modelos que al término de la publicidad se encuentran en un abrazo, augurando la llegada inminente de un intenso momento de placer.

Es cada vez más evidente los métodos sexuales utilizados en los comerciales, que últimamente nos atacan de manera constante vendiéndonos supuestas verdades y necesidades creadas desde la base de nuestras fantasías.

(Continúa abajo)

Ricardo Raúl Benedetti
Experto desarrollo humano, liderazgo, ...
Escrito por Ricardo Raúl Benedetti
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Hoy día por ejemplo estaríamos fuera de onda si no contamos con un miembro viril de increíble proporciones, o un cuerpo perfecto con senos turgentes y nalgas más redondas que el último balón de fútbol aprobado por la FIFA.

Sin lugar a dudas estamos siendo manipulados a beneficio de otros, a través de la explotación fantasiosa de nuestros más antiguos instintos de supervivencia y continuación de la raza.

Somos libres de optar por las necesidades puntuales al respecto de un producto, o dejarnos manipular a través de nuestros instintos más primitivos en la toma de decisión.

Somos libres en reafirmar nuestro machismo cuantas veces queramos, elegir a los mejores machos como candidatos genéticos para la consolidación imaginaria de la especie o, consolidar nuestra calidad humana valorando especialmente estos íntimos encuentros, sumándole aquellos valores que nos diferencian y nos hacen distintos a cualquier especie del reino animal.

Somos libres de elegir entre el placer intenso y efímero de un encuentro sexual, o elevar la apuesta evolutiva incorporando al Amor en tales circunstancias.

A mi entender es esta energía amorosa, la única capaz de brindarle al placer sexual, un nivel superior de sensaciones, mucho mejor que el orgasmo más salvaje jamás logrado por criatura alguna, el disfrute continuo y permanente, a posteriori de todo encuentro íntimo sexual.

Un fuerte abrazo,

Ricardo Raúl Benedetti

Psdta: video de referencia

Cliquea aqui para verlo, luego si lo deseas regresa a postear tu pensamiento

Mariana Barrancos
Cursos de coaching varios países disti...
Escrito por Mariana Barrancos
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Excelente debate, Ricardo.

Personalmente, creo que en el momento de la concepción, el estado de ánimo de las personas que se únen íntimamente determina el tipo de "química" (literalmente) que liberamos en nuestro cuerpo.

Si es una relación cargada de amor y positivismo, liberaremos endorfinas y otras sustancias químicas similares que actúan impactando cada célula de nuestro cuerpo.

Si, por el contrario, no nos sentimos cómodos en el momento de la relación, o si tenemos miedo o sentimos culpa, es posible que liberemos otras sustancias diferentes, como la adrenalina que liberamos espontáneamente cuando nos asustamos mucho.

Estas sustancias químicas que se liberan a partir de nuestro estado emocional, en el momento previo a la concepción de un nuevo ser, van a afectar - de alguna manera - la mismísima creación de ese ser, le van a imprimir su sello personal.

Quizás esto sea difícil de probar, pero ya se ha comprobado, por ejemplo, qué efecto tienen sustancias nocivas como el alcohol, el tabaco o las drogas (ya sean fármacos o drogas ilegales) en los bebés que son concebidos mientras los padres estaba bajo los efectos o la influencia de dichas sustancias.

¿Por qué no, entonces, pensar un poco en las consecuencias de la "buena onda" o el "profundo amor", o de un estado emocional positivo (o lo opuesto) y qué efecto pueden tener sobre el nuevo ser, en ese mismo instante previo a su concepción?

Creo que el estado emocional de cada persona, en cada momento de su vida, afecta de cierta manera y en cierto grado, todo su organismo, cada célular de su cuerpo, tal como lo vemos cuando sufrimos de estrés y nos da una migraña o cuando estamos enamorados y lucimos mucho más "lindos"

=)

Armando Nava
Un curso de milagros instituto integ...
Escrito por Armando Nava
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Y.......... ¿Que tiene que ver todo lo que has dicho con el sexto sentido?

Penelope Arias Segura
Bach vida familiar y social universid...
Escrito por Penelope Arias Segura
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Excelente debate Ricardo. Gracias por invitarme.

Pienso que muchas veces la gente actua como la naturaleza, cuando la hembra está en celo, busca el macho que la copule, y por eso los muchachos muchas veces no son deseados, o son rechazados, o nacen con ciertos traumas que tienen que ver con el momento de su concepción.

En cambio cuando se invita al amor verdadero, a una relación íntima de pareja es como el cenit del sol en la madrugada más oscura, es el chocar de dos galaxias , que van a integrar una tercera, es la pasión por la vida. Es un bebé deseado desde antes de ser germinado, de manera que él va a saber que es amado, y va a nacer sin traumas, va a ser un niño feliz desde antes de nacer.

Maria
Escrito por Maria
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Hay mil cosas que nos atacan hoy dia, en comercilaes y en mil formas, y de que manera afecta todo eso en el momento de concebir a un ser? Si hay miles de personas que ni siquiera estan en uso de razon para entender que estan concibiendo un nuevo ser (personas bajo el inflijo de drogas) y que se podria hacer para cambiar la conducta de miles de personas que ni siquiera quieren ambiar sus ideas. Es demasiado complicado.
Maria

SOÑADORA
Escrito por SOÑADORA
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Muy interesante todo el planteamiento, creo que no debe afectar o influir de manera alguna, los momentos previos a una concepción, considerando que el nuevo ser ni siquiera existe aún, pero dado que si esos dos seres se aman al momento de hacer el amor están, irradiando energía a más no poder y en ese preciso instante se fecunda, el nuevo ser estaría cargado de energía positiva; el amor produce cambios fisicos en nosotros, favorables, haciendo una fecundación bajo terminos muy positivos; ahora que no tengo la menor idea, en que forma se afecte al nuevo ser, considero tu debate interesante, y como siempre es un muy grato leer tus aportaciones.............. Juana Inés.

Maria José Varas Schnake
Psicologia universidad andrés bello
Escrito por Maria José Varas Schnake
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Si, yo estoy complet<mente de acuerdo con lo quepropones. Es fundamental el encuentro amoroso y sexual de los padres.

Gladys Castillo
Psicología universidad de la república...
Escrito por Gladys Castillo
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Gracias Raul por la invitacion, como siempre es un tema muy interesante. Yo, mas adelante dare mi opinion, beso al grupo

Claudio Quea García
Electricidad y electronica francisco d...
Escrito por Claudio Quea García
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Recibo la noticia en buen momento, gracias por sus aportes y recomendaciones. Y fijese son más las mujeres que participan. Muchos abrazos a todos.

andrea
Escrito por andrea
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

ADN y amor?
No es lo mismo, no estoy de acuerdo en traer a un hijo al mundo porque solamente se engendro y mucho menos en buscarlo por compatibilidad genetica, pero no es lo que era tu hijo lo que sientas en el momento de engendrarlo, porque pobre todos los demas!

Un hijo lleva de vos y tu pareja tus patrones,no tus emociones, eso es lo que se genera luego, en la marcha, con tu amor, tu educacion y su propia experiencia.

Un ser nuevo no es un clon y si asi lo fuera lo que vale es lo que recibe luego, lo que carga en su mochila de experiencias, asi mismo si fueras Menguele, no te creeria que pudieras hacer pateticos seres iguales a sus progenitores si les diera la oportunidad de una educacion diferente a cada uno.

Un humano es el y su historia, lo que forma su identidad.

Enserio que mucho no te entendi, me parece que los padres y su rol, mas alla de los genes esta despues que nace.

Gxias por invitarme. Te prometo que lo re leo por si no te entendi, cualquier cosa orientame.


Muy interesante.


MARIA
Escrito por MARIA
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Excelente debate,

respondo sin ser especialista en el tema,

con mis conocimientos hasta el momento, en la inteligencia emocional y otros temas, considero que a través de las creencias de nuestros padres estos trasmiten a cada ser que conciben esos genes que nos marcan cierta personalidad, la cual nos influye en el futuro,

la unión de estos dos seres dan a los hijos herencia congenita por medio del adn:

- parecidos fisicos,

- modos de ser (herrados y trasmitidos mediante el aprendizaje constante desde la concepción),

- tipo de sangre,

- rasgos fisicos

- hasta gestos solemos hererar o bien los aprendemos con el tiempo de verlos.

lo anterior lo escribo con el conocimiento que veo a la gente y que yo directamente me analizo, por ejemplo yo llevo fuertemente el carácter de mi padre, ijole, y mi hermano mayor por ejemplo saco un lunar grande en su brazo derecho que mi padre tiene en el pecho.

otra cosa considero que además de los momentos psicologicos, emocionales que se viven antes del parto son cruciales, el momento exacto es igualmente importante,
una vez leei, o escuche que cuando se le dice a la madre en ese momento, puja puja, o haga fuerza para que el bebe salga del vientre, nos queda esto como algo doloroso, deseo explicarme, y que no se debia decir estas palabras de puja.... O empuja... Yo decidi que mejor me digan si se puede! :) ;)

quiero expresar de igual manera que aún naciendo con estas herencias y aún que son nuestros padres quien nos van programando conciente e inconcientemente, nosotros al paso de la vida tenemos la capacidad de ir reprogramando y trabajar sobre nuestras fortalezas, es decir, reconocernos que en nuestro innociente fue almacenada cierta información que nos es util debido a que nos generan traumas, ejemplos: no hagas esto porque te pasa esto, no no no no y no, puros no que nosotros generamos baja auto estima, desvaloracion propio, desamor propio, lo escribo en general.

es importante que la pareja comience a sentir que el ser que nacio es un tercer o n ser vivo diferente a ellos y que si se parece por las herencias, y que tenemos todos los seres humanos a conocer, experimentar, luchar, tropezar, sentir, amar.

bueno esta es mi opinion

gracias

jessie
Escrito por jessie
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Hola, que interesante debate y la verdad el video esta precioso, en lo personal considero que como seres humanos si tenemos la opcion de elegir entre placer y amor considero que es más importante el amor, porque conseguiriamos más placer, al contrario de un acto unicamente placentero que igual y puede llevarnos a un vacio interior, el cual con el tiempo vamos a empezar a querer llenar....

Gracias por el debate muy interesante....

Marta Quelle(mquelle09@gmail.com)
Ingles escuela nacional.de comercio ,i...
Escrito por Marta Quelle(mquelle09@gmail.com)
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Hola Ricardo,gracias por tu exposicion. Obviamente creo que el momento de la procreacion es una union de cuerpos pero tambien la parte emocional juega un rol muy importante. Es una transmision de energia,sentimientos y no un solo mero hecho copulativo. Esos registros marcaran al futuro ser fuera del seno materno,tambien no nos olvidemos que somos una creacion de Dios,que es el artesano de nuestro espiritu,realmente la creacion es una maravilla... Para mi no es igual un hijo que concibes en un acto sexual con amor,que aquel que lo haces con otras intenciones que nada tiene que ver con sentimientos.
El encuentro de dos seres en un acto sexual puede tener diferentes interpretaciones,creo que lo ideal es que se priviligie el amor antes que todo,porque de el aprendes y te ayuda a la evolucion y crecimiento personal,un buen sexo con ese ser amado,puede hacerte descubrir sentimientos que tenias atesorados sin saberlo, en tu ser interior. Eso significa evolucion para mejorar como ser humano y trasladarlo a diferentes ambitos de tu vida.
Tambien en mi experiencia de vida,me ha sucedido de haber descubierto el amor en un encuentro sexual con alguien que hasta ese momento me unia una buena onda.. Y el sexo significo para mi un despertar.. Al cual hoy le debo parte de mi crecimiento y aprendi a disfrutar mas de las cosas pequeñas de la vida. El sexo puede ser muy importante en ese crecimiento,entonces lo empiezas a ver no solo como una necesidad de apareamiento y procreacion sino como tambien como proceso evolutivo del ser humano.
Siempre digo que si sigue vigente el oficio mas viejo del mundo es porque como seres humanos buscamos cubrir carencias afectivas en lugares equivocados,porque el vacio posterior es fuerte y despues quien sabe adonde lo haremos...

jessie
Escrito por jessie
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Continuando un poquito con lo que mencionan de la concepción del ser humano, esta comprovado cientificamente a base de experientos que desde antes de la concepción del ser humano osea cuando los padres tienens relaciones sexuales, los sentimientos o emociones que los padres ponen en el acto son transmitidos al huevo o cigoto por medio del espermatozoide y del ovulo.
Desde que nos formamos aun no tengamos forma de nada o indicios de que seremos humanos todos los sentimientos de los padres son transmitidos a nosotros hasta el momento de nacer, es por eso que hay bebes que cuando nacen son muy apegados a las personas que estuvieron mas en contacto con ellos durante la gestación, aun que esta no sea precisamente la madre...

Ana Lilia Virgen Ramon
Estudiante de licenciatura en gestion ...
Escrito por Ana Lilia Virgen Ramon
el 10/08/2009 | Nivel Avanzado

Saludos ricardo

interesante tema, por lo general no pensamos que esta situacion afecte al bebe antes de concebirse, pero seria cuestion de crear conciencia informando a traves de platicas para las parejas, y matrimonios , donde vean que teniendo cierta aptitud , puede ayudar mucho a su bebe para un buen desarrollo fisico y mental y evitar a niños no deseados o con problemas emocionales.