En este grupo En todos

Grupo de Ecoresistencia Estrabón-Mucuúnes

David Guillermo Lara Fragachan
Búsqueda y rescate escuela de búsqueda...
Escrito por David Guillermo Lara Fragachan
el 12/10/2011

Gracias, y bendiciones a todos y todas las gratas personas que que sean dado el tiempo de compartir y debatir este tan polémico tema por lo que nos hemos dado el lujo de ver que hay muchas alternativas para sustituir este gran Rey Petróleo. En verdad muy contento y me siento muy comprometido por tan brillante grupo como este y todos sus honorables miembros, Dios abrigalos con mucho amor siempre.

Antonella Herrera Infante
Pedagogía en ciencias sociales univers...
Escrito por Antonella Herrera Infante
el 12/10/2011

Amigo David Guillermo, "nada honra más que honrar al otro", así que voy a manifestar mi complacencia, por sus palabras tan hermosas hacia las personas participantes de este grupo, muchas gracias, también a mi me encanta el grupo, tanto como el tema sobre la defensa del ambiente. Asi entre todos y todas veremos crecer nuestros conocimientos, pero los lazos más humanos creo, los está tejiendo usted con sus palabras de afecto, muchas felicidades y parabienes para usted amigo y sus seres queridos. Saludos fraternos.

Eudes A Zambrano A
Geografía, facultad de ciencias forest...
Escrito por Eudes A Zambrano A
el 12/10/2011

¿Son ecológicos los biocombustibles? Diversas fuentes los culpan de destruir ecosistemas, incrementar las desigualdades sociales o aumentar los precios de los alimentos básicos, Los biocombustibles, derivados de materiales tan diversos como los cereales o los aceites desechados, apenas representan hoy día el 0,5% de los combustibles consumidos por el transporte por carretera. Pero esta situación puede cambiar en breve: Presentados como una alternativa ecológica a los combustibles fósiles, la Unión Europea pretende multiplicar por 10 el consumo actual de biocarburantes (bioetanol y biodiesel) para 2010, y por 20 para 2020. Estados Unidos, basándose en el bioetanol a partir del maíz, se ha propuesto el objetivo del 10% para el 2015. Por su parte, Brasil asegura autoabastecer sus necesidades de combustible gracias a ellos. Sin embargo, cada vez más científicos, ecologistas o agricultores levantan su voz contra su actual modelo de desarrollo. La destrucción de los ecosistemas, el aumento de las desigualdades sociales o el alza de los precios de los alimentos básicos son algunas de sus críticas. • Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA • https://www.consumer.es/biocombustible Biocombustibles Biocombustibles de segunda generación Más ecológicos y avanzados que los actuales, su desarrollo podría permitir una mayor implantación de los carburantes "bio" en los próximos años Más ecológicos y avanzados que los actuales, su desarrollo podría permitir una mayor implantación de los carburantes "bio" en los próximos años Los actuales biocombustibles generan cada vez más dudas acerca de su viabilidad y su impacto medioambiental. Por ello, diversas investigaciones y proyectos tecnológicos en todo el mundo están trabajando en el desarrollo de una segunda generación que contrarreste estos inconvenientes. Las posibilidades en cuanto a materias primas y tecnologías son diversas, y los expertos creen que en los próximos años podrían estar ya en los depósitos de nuestros vehículos. • Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA • 26 de enero de 2008 Qué son los biocombustibles de 2ª generación La diferencia fundamental de los nuevos carburantes de segunda generación (2G) con respecto a los actuales es que se van a elaborar a partir de mejores procesos tecnológicos y materias primas que no se destinan a la alimentación y se cultivan en terrenos no agrícolas o marginales. De esta manera, la polémica generada por los actuales de sustituir alimento por carburante quedaría zanjada. En este sentido, los actuales "biocombustibles" no deberían en teoría utilizar el prefijo "bio" en la Unión Europea (UE) al no cumplir los criterios exigidos para ello. - Imagen: Pat Herman - Por ello, los biocombustibles 2G aparecen con el objetivo de superar las limitaciones de expansión y los graves conflictos que pueden generar los actuales agrocombustibles. Heikki Willstedt, especialista en energía y cambio climáticoWWF/Adena, considera que cada vez está más claro que no se podrá lograr el objetivo de la UE de cubrir para 2020 el 10% del consumo de combustibles para transporte con los de 1ª generación. Asimismo, explica, la mayor parte de las inversiones, por lo menos en España, han sido para la construcción de las plantas transformadoras, pero ha habido poco dinero para mejorar los cultivos, los agricultores y la I+D. "Esto ha generado varias plantas sin funcionar porque no tienen materia prima. Una mejor política sería acelerar y fomentar la puesta en marcha de biorefinerias, dónde se optimiza la biomasa tratada y se sacan varios productos, no sólo combustibles, con alto valor añadido", añade. Los consumidores europeos tendrán que esperar de tres a cinco años para utilizarlos de manera significativa Los principales países que están apostando por estos nuevos biocombustibles 2G son casi los mismos que en el caso de la primera generación. En este sentido, Alemania, Estados Unidos y Suecia son los que más están investigando para su implantación a gran escala. En Suecia, por ejemplo, hay un plan gubernamental para sustituir completamente el petróleo en el transporte por combustibles de origen vegetal para 2020. Por su parte, empresas petroleras como Chevron y Shell están también realizando importantes inversiones. En cuanto a los productos que surgirán de esta segunda generación, Jose Santamarta, representante del Instituto World Watch en España, afirma que se destinarían fundamentalmente al transporte por carretera, sustituyendo a gasolinas y gasóleos. A medio plazo, también podrían sustituir al keroseno empleado en la aviación. No obstante, los biocarburantes 2G se encuentran todavía en fase de laboratorio o de proyecto piloto. Las estimaciones indican que los consumidores europeos tendrán que esperar de tres a cinco años para utilizarlos de manera significativa, aunque algunos países pueden estar a punto de comenzar su uso. Ventajas y desventajas de los biocombustibles A favor • No incrementan los niveles de CO2 en la atmósfera, con lo que se reduce el peligro del Efecto invernadero. • Proporcionan una fuente de energía reciclable y, por lo tanto, inagotable. • Revitalizan las economías rurales, y generan empleo al favorecer la puesta en marcha de un nuevo sector en el ámbito agrícola. • Se podrían reducir los excedentes agrícolas que se han registrado en las últimas décadas. • Mejoran el aprovechamiento de tierras con poco valor agrícola y que, en ocasiones, se abandonan por la escasa rentabilidad de los cultivos tradicionales. • Mejora la competitividad al no tener que importar fuentes de energía tradicionales. En contra • El coste de producción de los biocombustibles dobla, aproximadamente, al del de la gasolina o gasóleo (sin aplicar impuestos). Por ello, no son competitivos sin ayudas públicas. • Se necesitan grandes espacios de cultivo, dado que del total de la plantación sólo se consigue un 7% de combustible. En España, habría que cultivar un tercio de todo el territorio para abastecer sólo la demanda interna de combustible. • Potenciación de monocultivos intensivos, con el consiguiente uso de pesticidas y herbicidas. • El combustible precisa de una transformación previa compleja. Además, en los bioalcoholes, la destilación provoca, respecto a la gasolina o al gasóleo, una mayor emisión en dióxido de carbono. • Su uso se limita a un tipo de motor de bajo rendimiento y poca potencia. Ventajas e inconvenientes En opinión del experto de WWF/Adena, Heikki Willstedt, las principales ventajas de estos biocombustibles 2G son las siguientes: • En principio, requerirán menos recursos (fertilizantes, pesticidas, agua, terrenos, etc. ) para ser producidos. El ratio neto de energía producida mejorará respecto a los actuales. • Al disponer de una mayor variedad de materias primas y no ser comestibles, no generarán competencia con la industria alimenticia, aunque puede que la generen con la que utiliza fibras vegetales o madera. • Podrán ser generados en terrenos no agrícolas o marginales. • En algunos casos, podrán servir para recuperar terrenos erosionados en laderas o zonas desertificadas y fijar CO2 a través de su sistema de raíces. • A largo plazo, pueden abaratar los costes de producción respecto a los actuales biocarburantes. • Algunas especies tienen mejores resultados en climas templados que en tropicales, por lo que pueden desarrollarse en Europa o EEUU. - Imagen: Ivana De Battisti - En cuanto a los inconvenientes,Enrique Monasterio, responsable de la Unidad de Transporte del Ente Vasco de la Energía (EVE), subraya los mayores costes iniciales de producción. En el caso concreto del biodiésel sintético, apunta, la falta de coordinación entre los distintos centros de investigación, con diferentes prototipos de gasificadotes, está además ralentizando la evolución esperada. Por su parte, Jose Santamarta, considera que los recursos dedicados a estos biocombustibles sería mejor destinarlos a otras tecnologías más prometedoras. Además, explica, los biocombustibles forman parte de un modelo insostenible, basado en el automóvil privado, que se pretende mantener con soluciones "tecnológicas". Seguir utilizando el motor de combustión es un error, ya que en la práctica sólo un 5% de la energía contenida en el combustible se transforma en movimiento De la misma manera se posiciona Heikki Willstedt, quien recuerda que seguir utilizando el motor de combustión es un error, ya que en la práctica sólo un 5% de la energía contenida en el combustible se transforma en movimiento. En cambio, añade, el motor eléctrico es mucho más eficiente y ecológico: Transforma un 70-90% de la energía eléctrica en trabajo mecánico, no genera contaminación en su punto de utilización y la electricidad puede ser generada en el mismo vehículo, como los actuales coches híbridos, o a través de la red eléctrica generada por tecnologías renovables. Asimismo, el experto de WWF/Adena añade como otras desventajas de estos nuevos carburantes la posible propagación de especies modificadas genéticamente con impactos desconocidos, y la pérdida de hábitat naturales debido a monocultivos. Materias primas y procesos distintos La principal materia prima para esta nueva generación es la biomasa celulósica, cuya estructura química es más difícil de descomponer aunque posee importantes ventajas respecto a las materias primas de 1ª generación. En este sentido, las especies más prometedoras son, según Heikki Willstedt, el álamo y sauce de rotación corta (especies de crecimiento rápido en algunos casos mejoradas genéticamente); el miscanthus (una hierba alta de pasto perenne, también denominada "pasto elefante" por su tamaño); el mijo perenne forrajero (panicum virgatum), y la biomasa residual de productos industriales o en residuos urbanos. Asimismo, también se presentan como fuentes alternativas de materia prima algunos tipos de microalgas, que además de producir aceites que pueden transformarse en biodiesel, absorben grandes cantidades de CO2. En cuanto a la jatropha (un árbol que produce frutos no comestibles con un gran contenido en aceites), Willstedt explica que se suele incluir entre las nuevas opciones de materias primas, pero no se considera de segunda generación, ya que para su transformación en carburante utiliza los mismos procesos tecnológicos que los actuales. Por otra parte, los procesos de transformación de estos nuevos biocombustibles también son diferentes. Según Monasterio, los principales procesos y resultados obtenidos son el biodiésel sintético a partir de un proceso de gasificación de biomasa y una reacción de Fischer-Trops; el biodiésel a partir de algas; el bioetanol procedente de la lignocelulosa de madera, paja e incluso hierba; y un nuevo biocarburante, el biobutanol. Futuro de los biocombustibles de 2ª generación El posible éxito de implantación de estos biocombustibles 2G dependerá de varios factores, según los expertos. En cualquier caso, el producto final, bioetanol o biodiésel, será el mismo, y por tanto, las instalaciones de 1ª generación seguirán operativas. Enrique Monasterio, del EVE, considera que representarán una evolución de gran envergadura, si bien estima que podamos asistir posteriormente a nuevas evoluciones tanto en utilización de materias primas como en nuevos procesos industriales que optimicen su producción. En cuanto al tipo de biocombustible 2G de mayor futuro, Monasterio apunta al bioetanol obtenido a partir de lignocelulosa por dos razones. Por un lado, porque es un producto muy homogéneo, con una combustión muy limpia y con gran aceptación entre los fabricantes de automóviles. Por otro, porque las productividades previstas de bioetanol por hectárea de cultivo utilizando plantaciones de árboles son muy elevadas. Los biocombustibles podrían conseguir una parte significativa del mercado mundial de combustibles para el transporte a partir del 2015 hasta el 2030-40 Asimismo, el experto del EVE también señala un gran potencial para el biodiésel obtenido a partir de algas y el biobutanol, el primero por sus altas productividades y el segundo por su similitud con la gasolina en cuanto a poder calorífico, mejorando con ello al bioetanol. Heikki Willstedt cree que la biomasa residual será un buen candidato en términos de coste, puesto que el recurso estaría disponible ya en el lugar de transformación. En todo caso, el éxito de estos biocombustibles dependerá en su opinión de la disponibilidad de las materias primas (teniendo en cuenta factores climáticos y geológicos), las mejoras en la tecnología, y las ayudas económicas para su desarrollo. Teniendo en cuenta estas premisas, y la subida del precio del petróleo, el experto de WWF/Adena estima que los biocombustibles 2G, así como las posibles próximas generaciones, podrían conseguir una parte significativa del mercado mundial de combustibles para el transporte a partir del 2015 hasta el 2030-40. A partir de 2050, vaticina, lo más probable es que la electricidad pase a tener un papel preponderante en el transporte. En cualquier caso, Jose Santamarta afirma no ser tan optimista como las empresas del sector: "Habrá que sopesar con cuidado todos los pros y los contras, el balance de CO2 de todo el ciclo, las repercusiones sobre la biodiversidad, el ciclo de nutrientes de los suelos y el ciclo hidrológico. " Biocombustibles líquidos: más limpios, pero el doble de caros que la gasolina El cambio climático es ya un hecho reconocido por todos. Los gobiernos de los principales países industrializados han tomado conciencia, comprometiéndose, en mayor o menor grado, a reducir las emisiones de gas que podrían agudizar el calentamiento global del planeta Pero, ¿Cómo se puede reducir el consumo de estas fuentes energéticas sin que ello altere y limite otros hábitos de consumo? Sobre esta pregunta se han realizado muchas, y distintas, valoraciones; y la principal conclusión revela que, reduciendo el gasto de carbón, petróleo y gas natural, sólo sería posible mantener el derroche energético actual mediante el uso de energías alternativas, que favorecen además un mayor equilibrio en el medio ambiente. Una de estas energías renovables y limpias son los biocombustibles (bioaceites y bioalcoholes) obtenidos de las especies vegetales (colza, remolacha, girasol...). A diferencia de los combustibles tradicionales (petróleo, carbón y gas natural), éstos no se encuentran almacenados en la tierra, sino que proceden de las plantas, que obtienen sus constituyentes del CO2 de la atmósfera a través del proceso de la fotosíntesis (este CO2 es el mismo que desprenden los motores como producto de la combustión). Respecto a los bioaceites, su obtención es posible a partir de más de 300 especies vegetales, fundamentalmente de sus semillas y frutos (los más utilizados son de colza, especialmente, y de la palma, girasol o soja). Estos aceites se extrae normalmente por compresión, por extracción o por pirólisis (por acción del calor), aunque el conseguido en estos dos últimos procesos no resulta adecuado para su utilización en motores de combustión interna (los instalados en los automóviles actuales). Una segunda operación, conocida como transesterificación, permite obtener ésteres (compuestos químicos con alcohol) para su aplicación en motores diesel. Sin embargo, el coste resultante de todos estos procesos es todavía demasiado elevado, lo que hace de estos aceites en sí un producto, de momento, poco competitivo en el mercado desde un punto de vista económico. El alcohol, complemento para la gasolina Los bioalcoholes utilizados como fuente de energía son el etanol y el metanol. El uso de alcoholes en los motores como una alternativa a la gasolina se propuso, y se realizó a gran escala, tras la crisis energética de principios de los años setenta (Brasil fue el país que más recursos dedicó), pero, pasada la euforia inicial, su uso decayó progresivamente, y, en la actualidad, se proponen como aditivos de la gasolina y no como sustitutivos de ésta. Por ejemplo, el carburante de los coches que circulan por Estados Unidos, la Unión Europea y Brasil, entre otros lugares, contiene etanol, pero la cantidad de éste no supera generalmente el 10% de la mezcla total. Según los expertos, es factible que un motor de combustión interna, como el que se instala en los automóviles de hoy en día, funcione con biocombustible, si bien cabe que matizar que su máximo rendimiento se limita todavía a motores de poca potencia. Costes de los biocombustibles No se encuentra un biocombustible líquido (bioalcohol y bioaceite) que sea claramente más ventajoso que otro (la elección dependerá del fin al que se destine), ni siquiera por su coste, que varía en función de diversos factores: materias primas utilizadas, precio en el mercado de los subproductos y derivados producidos con el biocombustible, coste de la energía, tecnología utilizada en el proceso de transformación, así como el propio tamaño del vegetal. En cualquier caso, producir bioalcohol o bioaceite siempre resulta bastante más costoso que generar gasolina y gasóleo, por lo que la concesión de subvenciones o de facilidades impositivas resulta imprescindible para potenciar el uso de estos biocombustibles, siempre menos agresivos para el medio ambiente. Cara al futuro, cabe matizar que gracias a los decrecientes costes de las materias primas agrícolas y a las mejoras en la tecnología procesadora, los costes podrían reducirse en un 30% para el 2010. Cultivos energéticos Autogás, la gasolina más barata y menos contaminante España podría empezar a usar más este combustible que en Europa mueve a siete millones de coches Vale la mitad que la gasolina, es menos contaminante y se subvenciona la adaptación que necesita el coche para poder usarla. Es el gas licuado del petróleo (GLP) o autogás, el combustible líquido alternativo más utilizado del mundo. En Europa mueve a siete millones de vehículos, aunque en España no pasa de los 3. 000. Las ayudas y una nueva normativa más proclive a su uso pretenden cambiar esta situación. • Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA • 13 de mayo de 2010 - Imagen: lansdownplace - El GLP es un combustible líquido que resulta de la mezcla de un 60% de gas natural y un 40% del refino del petróleo. También conocido como gas licuado vehicular (GLV) -distinto del gas natural vehicular o GNC- es el combustible alternativo más utilizado del mundo. El secreto de su éxito se debe a sus diversas ventajas, según la Asociación Española de Operadores de Gases Licuados del Petróleo (AOGLP): • Menos contaminante: emite menos gases y partículas nocivas, en especial frente a un vehículo diésel, está exento de compuestos como el azufre y el plomo, disminuye los niveles de ruido en un 50% y reduce las emisiones de gases de efecto invernadero en un 15% con respecto a la gasolina. • Más económico: el autogás reclama un mayor consumo, pero al ser un 50% más barato que la gasolina convencional, el gasto cada 100 kilómetros se reduce entre un 30% y un 40%. Se notan menos las oscilaciones del petróleo. Se prevé que en los próximos años su precio seguirá bajo, a diferencia de la gasolina o el gasóleo. También se ahorra en mantenimiento, ya que su combustión no deja residuos y sufre menos averías. Ahora bien, su uso conlleva una pequeña pérdida de potencia, que en los motores medianos apenas se percibe. • Seguro: sus riesgos son comparables a los de otros carburantes. En caso de una eventual fuga de gas, se detecta de manera rápida por el olfato gracias a un elemento odorante que se agrega. No obstante, en Francia, algunos aparcamientos subterráneos impiden el estacionamiento de estos vehículos, porque en caso de fuga el gas se acumula en el suelo. Cómo utilizar autogás Imagen: Wikimedia - Casi cualquier vehículo de gasolina (no así de diésel) puede utilizar GLP. Los coches con autogás son bifueles, ya que funcionan con uno u otro tipo de combustible, una opción que puede variar sobre la marcha. La instalación consiste en una serie de modificaciones técnicas y en ubicar un depósito adicional en el lugar de la rueda de repuesto. Se pierde espacio en el maletero, pero los nuevos depósitos cuentan con diseños que aprovechan mejor el espacio. Algunas marcas ya fabrican vehículos específicos para GLP: Volvo comercializa en Suecia modelos con el tanque de autogás ya integrado en el vehículo, con una autonomía superior a 1. 000 kilómetros sin prescindir de la rueda de repuesto. El gasto cada 100 kilómetros se reduce entre un 30% y un 40% En España, el GLP se comenzó a utilizar en los años 70, en plena crisis del petróleo, como una manera de diversificar las fuentes energéticas. No obstante, su uso se redujo a taxis y transportes públicos. En los últimos años, su implantación ha aumentado poco a poco. Desde 2003, la nueva fiscalidad para este producto permite su venta en condiciones competitivas. Por otra parte, el Plan de Acción 2008-2012 para el Ahorro y la Eficiencia Energética señala entre sus objetivos el apoyo al autogás. Butanol, ¿El combustible del futuro? Algas como combustible Jatropha, ¿El biodiésel del futuro? Las supuestas ventajas de esta planta han llevado a incrementar su cultivo en todo el mundo para producir biocombustible Resistente a sequías, capaz de crecer en terrenos marginados y contaminados y materia prima de un diésel más barato que el de origen fósil. Según sus defensores, así es la jatropha, una planta que podría generar para los próximos años millones de litros de combustibles más ecológicos y sostenibles. Por si fuera poco, sus propiedades medicinales podrían ayudar a la lucha contra diversas enfermedades. Varias empresas, instituciones y organismos han aumentado el cultivo de esta planta en lugares de todo el mundo. No obstante, algunos expertos recuerdan que no todo son ventajas. • Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA • Principales inconvenientes Algunos expertos sugieren que se han exagerado las ventajas de la jatropha, o cuando menos, no se ha expuesto su lado menos amable. El estudio de la revista PNAS señala que esta planta aguanta sequías, pero recuerda que necesita agua, una tierra fértil y un clima adecuado para garantizar una producción rentable. El transporte es otro de los impactos ambientales y económicos de la jatropha: la mayoría de las plantaciones se encuentran a miles de kilómetros de los países de destino del biodiésel. La producción sostenible de esta planta es otro de los puntos en cuestión. La organización Amigos de la Tierra reconoce en un informe que, a pequeña escala, la jatropha es mejor que las plantaciones de palma en Malasia, cuyo impacto ha puesto en peligro de extinción a especies como los orangutanes. Ahora bien, los responsables de esta ONG recuerdan que cultivos llevados a gran escala pueden generar consecuencias negativas inesperadas, en especial, en los países en vías de desarrollo. Algunos expertos aseguran que estos impactos ya se dan en la actualidad. Según la activista india Vandana Shiva, las plantaciones de jatropha en varios territorios de su país han dañado a las comunidades locales y su poder de decisión sobre el uso de la tierra, a la vez que han puesto en peligro la biodiversidad local. En otros países de África y Asia donde se ofrecen incentivos para su cultivo, se han detectado problemas similares. La apropiación por parte de grupos de poder de terrenos considerados marginados o la negativa a utilizarlos de forma tradicional serían algunos de estos efectos negativos. La ONG Envirocare, especializada en medio ambiente y derechos humanos, publicó un estudio sobre el impacto del comercio de jatropha en Tanzania. Sus responsables detectaron problemas relacionados con el desplazamiento de los agricultores, el desvío en la utilización del agua y la sustitución de cultivos para biocombustibles. En cualquier caso, no parece sencillo obtener información veraz sobre el estado de las plantaciones. Frente a estas acusaciones, los responsables de algunas de estas iniciativas, como la empresa británica D1 Oils o la Fundación holandesa FACT reconocen que no hay milagros en el cultivo de esta planta, pero defienden la sostenibilidad de sus métodos y aseguran que contribuyen al desarrollo económico y la conservación natural de los lugares donde trabajan. La jatropha todavía no se ha domesticado como otras especies vegetales. Las plantas que se utilizan hoy en día de forma habitual tuvieron que pasar por un proceso de adaptación natural de varias décadas, siglos y hasta milenios. Para acelerar este proceso, las iniciativas que quieren aprovechar la jatropha utilizan diversos métodos, que van desde los más convencionales de trabajo de campo, la fusión de varias técnicas, hasta la ingeniería genética. La semilla es delicada en cuanto a su propagación y cuidado. Su ubicación requiere una posición determinada y se debe trasplantar en un momento preciso de su crecimiento para que las raíces no resulten dañadas. Algunos responsables de estas iniciativas utilizan la micropropagación, que utiliza fragmentos de la planta cultivados in vitro. El aumento de la producción de este vegetal está condicionado por la fragilidad de la semilla y la falta de sistemas adaptados a sus características: en la actualidad, su recolección y selección se realiza en su mayor parte a mano. Biodiesel, sustituto del diesel convencional Biodiesel: una realidad con muchas virtudes... Y algunos inconvenientes ¿Son ecológicos los biocombustibles? Biocombustibles elaborados a partir de melones, pavo y otros productos curiosos Biocombustibles a partir de residuos Biodiésel con aceite de cocina usado Bioetanol a partir de vino Biocombustible con celulosa; Hojas artificiales para producir energía ecológica. ¿Por qué están siendo atacados? • Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA Un estudio publicado en Science en agosto aseguraba que el incremento de la producción de biocombustibles podría despedir nueve veces más dióxido de carbono (CO2) durante las próximas tres décadas que los combustibles fósiles. El trabajo era además el primero en calcular el impacto de las emisiones de CO2 de los biocombustibles en todo su ciclo productivo. El incremento de la producción de biocombustibles podría despedir nueve veces más CO2 durante las próximas tres décadas que los combustibles fósiles Asimismo, sus responsables, un grupo de investigadores de la Universidad de Leeds y del World Land Trust, del Reino Unido, consideraban desacertado destruir bosques para instalar en su superficie cultivos de biocombustible, ya que con ello se estaría liberando el CO2 guardado en los árboles, además de causar un impacto ambiental grave en forma de pérdida de hábitat y de fauna y flora, desertificación, y desequilibrios en el clima. En este sentido, Karmele Llanos, de la ONG Internacional Animal Rescue, y que se encuentra en Indonesia para tratar de salvar a los orangutanes de la extinción, afirma que el aceite de palma, uno de los principales biocombustibles, se ha convertido en este país en la causa principal de la destrucción de su hábitat. En cualquier caso, no es la primera vez que se critica a los biocombustibles, hasta el punto de que algunos expertos prefieren llamarlos "agrocombustibles", una denominación más descriptiva que elimina su supuesta etiqueta "bio" o ecológica. Por ejemplo, un estudio del ecólogo de la Universidad de Cornell David Pimentel publicado en 2005 aseguraba que el balance energético del etanol a partir de maíz es negativo, es decir, la energía necesaria para producirlo sería superior a la que genera. - Imagen: Tantyo Bangun - En este sentido, instituciones como la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) han realizado críticas a las condiciones actuales en las que se están desarrollando los biocombustibles. Según la FAO, 500 millones de hectáreas de tierras arables desaparecerán, contando sólo al tercer mundo. Por su parte, expertos reunidos en Estocolmo en la conferencia World Water Week, un encuentro anual sobre el estado del agua en el mundo, afirmaron que los cultivos energéticos, es decir, destinados a la producción de biocombustibles, pueden poner en peligro las provisiones de este preciado elemento. José Santamarta, responsable en España del Instituto World Watch y colaborador del Ministerio de Medio Ambiente, destaca algunos estudios realizados en California que apuntan a una mayor contaminación que la gasolina a la que sustituye el etanol en mezclas que van del 5% al 85%. Asimismo, según Santamarta, los biocombustibles contribuyen a perpetuar un modelo energético y de transporte insostenible, sustituyendo pequeños porcentajes del consumo de gasolina y gasóleo por etanol y biodiésel, respectivamente. "El entusiasmo del presidente George W. Bush por el etanol es significativo", apostilla. Todo ello podría generar, además, unas graves consecuencias sociales para muchas personas que viven en el ámbito rural, así como las más pobres en muchos países del Sur, como explica Miquel Ortega, coordinador de la revista "Ecología Política": "Mientras que los beneficios económicos se pueden centrar en pocas manos, los perjuicios pueden extenderse a capas amplias de la población menos capacitadas o que apuesten por un modelo agrario diferente". Para Heikki Mesa, experto en energía y cambio climático de WWF/Adena, los biocombustibles "comestibles" eran moderadamente sostenibles cuando estaban hechos con aceites vegetales reciclados, o con materia prima proveniente de campos agrícolas marginales, y para consumo local. Ahora bien, explica, "al plantearse escalas de producción gigantescas, como en EEUU o en la UE, la demanda de estas materias primas afecta a la ley del mercado internacional. La cuestión es quién puede pagar más por el recurso. Los países desarrollados podemos permitirnos pagar más por biocombustibles y alimentos (aunque tampoco a largo plazo), pero los países en vías de desarrollo se pueden quedar sin ambos". En este contexto, parece que las críticas están siendo escuchadas. Los responsables de los departamentos de Energía y Transporte de la Comisión Europea, inmersos en pleno análisis de una futura ley sobre biocombustibles que podría debatirse por los 27 gobiernos de la UE a fines de este año, anunciaban recientemente una posible prohibición a los subsidios para el desarrollo de biocombustibles que pudieran dañar al medio ambiente. ¿Culpables del encarecimiento de los alimentos básicos? Los biocombustibles también han sido criticados en las últimas semanas en España al responsabilizarlos del encarecimiento de los cereales. En este sentido, el precio de alimentos de primera necesidad como el pan, la leche o los huevos han subido en los últimos doce meses alrededor del 5%, y tanto los responsables gubernamentales como el Banco de España han vaticinado nuevos incrementos. - Imagen: Danelle Wolf - Sin embargo, la Ministra de Pesca y Agricultura, Elena Espinosa, ha calificado de "análisis simplista" asociar la subida del precio de los cereales con la producción de biocombustibles. La responsable ministerial afirma que la producción que se está colocando en el mercado no es suficiente para la demanda actual, y recordaba por ejemplo que países como China están incrementando su demanda para alimentación. Por ello, Espinosa ha asegurado que los países de la UE pondrán en cultivo un 10% de tierras que antes eran de retirada obligatoria, lo que permitirá incrementar la producción. Por su parte, la Comisión Europea también ha negado la relación entre el bioetanol y el alza de los precios de los alimentos básicos. Los responsables de la CE señalan que la producción de biocarburantes constituye en estos momentos una salida "marginal" para las cosechas de cereales de la UE. Pero no todo el mundo coincide con estas explicaciones. Algunos expertos citan los casos de otros países: En México, el incremento del uso del maíz para producir etanol ha provocado su subida, y con ello, diversos disturbios. En Italia, la disminución de los cultivos de trigo por los de maíz para fabricar biocarburantes podría suponer el incremento de los precios de la pasta. No es probable que se pueda sustituir ni el 10% del actual consumo mundial de petróleo con los actuales biocarburantes "comestibles" simplemente por falta de área agrícola Jose Santamarta asegura que negar la relación entre el desarrollo de los biocombustibles y el encarecimiento de los cereales (en el caso del etanol) y de los aceites vegetales (biodiésel), supone "ignorar los mecanismos de la oferta y la demanda en los mercados reales". Además, en su opinión, "el coste de oportunidad es muy alto, ya que se les exime de los impuestos y se les ofrece subvenciones (200 euros anuales por hectárea cultivada), por lo que merman los ingresos del Estado, que tendrán que salir de algún lado. " Por ello, Santamarta asegura que estos recursos serían mejor empleados en otras energías renovables y en el desarrollo de las pilas de combustible y el hidrógeno: "Los biocombustibles ocupan de 10 a 20 veces más superficie que la que sería necesaria para obtener la misma cantidad de energía a partir de la eólica y la solar como fuentes primarias y el hidrógeno como vector energético. " En este sentido, Heikki Mesa explica que aumentar la superficie cultivada para atender la creciente demanda conllevaría en los países desarrollados un mayor uso de abonos artificiales, pesticidas, agua, petróleo para tractores, y en los países en vías de desarrollo también la deforestación de sus bosques tropicales. Además, asevera, "no es probable que se pueda sustituir ni el 10% del actual consumo mundial de petróleo con los actuales biocarburantes 'comestibles' simplemente por falta de área agrícola. " Por su parte, diversos representantes de asociaciones del sector agroalimentario, así como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) mostraban en el diario Cinco Días su convencimiento de que impulsar el bioetanol tiene como efecto el aumento de los precios agrícolas. Cómo hacerlos realmente ecológicos En cualquier caso, los biocombustibles reúnen factores tan diversos que los convierten en un fenómeno muy complejo, hasta el punto de que por ejemplo, Luis González, coordinador de Ecologistas en Acción, reconoce que su asociación se halla inmersa en un debate interno sobre su posición al respecto. Ahora bien, sí están de acuerdo en diversos puntos: • No son una solución al cambio climático, sino un mecanismo para disminuir las emisiones que podría generar más problemas de los que solucionara. De este modo, como mucho, se deberían entender como una energía de transición hacia las renovables. • En caso de usarse, deberían ser de producción cercana, algunos de ellos como el metano de los vertederos o el aceite usado. No es que haya que oponerse al completo, sobre todo a los de segunda generación, pero hay que ser muy cautos y hacer bien las cuentas En opinión de Miquel Ortega, la discusión consiste en si es posible su difusión masiva y al mismo tiempo que los beneficios superen a los perjuicios. "Para ello, sería necesario acompañarlos de nuevas condiciones de comercio y propiedad de la tierra, así como un estudio particularizado en las zonas donde se quiere realizar la explotación", razona. Según Heikki Mesa, para mejorar la sostenibilidad del transporte no se puede apostar sólo por cambiar el tipo de combustible que se utiliza sino que es necesario tomar medidas en tres líneas de actuación: • Mejoras tecnológicas en el proceso de consumo, como la mejora de la eficiencia energética en el motor de los coches, o utilizar fuentes de energía diferentes, como el motor con electricidad de origen renovable. • Cambios en los hábitos de consumo, eliminando por ejemplo los desplazamientos innecesarios en coche, o planificando las ciudades de tal forma que se minimice la necesidad de los vehículos motorizados. • Desarrollo de los biocombustibles de segunda generación (no comestibles), por ejemplo a partir de plantas lignocelulósicas de rápido crecimiento con gasificación, algo que ya se está planteando en Suecia. Por su parte, un informe de Greenpeace sobre la bioenergía, en el que ofrece diversos consejos sobre cómo deberían ser estos combustibles, recuerda también que el balance energético de cualquier cultivo energético debe ser positivo, "realizando un análisis del ciclo de vida íntegro y exhaustivo de todos los componentes que intervienen en la explotación agraria". En definitiva, como explica Santamarta, "no es que haya que oponerse al completo, sobre todo a los de segunda generación, pero hay que ser muy cautos y hacer bien las cuentas". Y en todo caso, añade, recordando su auténtica trascendencia: "Su impacto en las emisiones de CO2 tampoco será muy significativo, pues el transporte por carretera emite el 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), y en el mejor de los casos apenas se reduciría un 8% de este 20% en el horizonte del año 2020, es decir, menos de un 2% de las emisiones de GEI en el mejor de los casos, y con los costes ya comentados."

Alfredo Martin
Bachiburrato colegio san ignacio + col...
Escrito por Alfredo Martin
el 20/01/2013

¡Hola a tod@s!

Trataré de ser corto y conciso, pues solamente expongo lo ya mencionado por vari@s de ustedes: es preciso encontrar primero combustibles sustitutos poco contaminantes que puedan servir hasta para la aviación, pues sabemos que existen muchísimos vehículos con motores de combustión interna imposibles de eliminar "de golpe y porrazo" por muchísimas razones, pero entiendo que en cuanto a vehículos terrestres hay muchos estudios y posibles alternativas para un futuro mas o menos cercano, comenzando por el uso de la energía eléctrica que supuestamente no es contaminante para el ambiente en general.

Sin embargo y a pesar de los estudios del uso de la electricidad, parece ser que su empleo puede de alguna forma alterar los mecanismos biológicos de los humanos, de acuerdo a los estudios que adelantan los cultores de una materia que se conoce como Geobiología.

De acuerdo a los descubrimientos logrados en los últimos 30 años, según se ha esparcido por varios países europeos principalmente, los tendidos eléctricos y las torres de alta tensión deben ser instalados al menos a 200 metros de distancia de las viviendas mas cercanas, y así en Francia y Alemania principalmente, se ha procedido hasta a reinstalar los sistemas eléctricos bajo esta concepción.

Como también los famosos "transformadores" que se colcan cada cierta cantidad de metros en los tendidos urbanos, se supone que debieran estar también separados a un mínimo de 50 a 70 metros de las viviendas cercanas, estén colocados en receptáculos subterráneos en los sistemas de transmisión eléctrica bajo tierra, o en postes altos con cableados aéreos.

¿Cuál ha sido la razón básica para esto? Pues que por ejemplo, se ha descubierto que niños cuyo desarrollo se lleva a cabo en viviendas muy cercanas o debajo de tendidos eléctricos de alto voltaje, generalmente desarrollan leucemia (casi garantizado), y consecuentemente los adultos, según su contextura, también sufren degradaciones celulares en alguna parte de sus cuerpos u órganos internos, que indefectiblemente terminan en carcinomas de algún tipo.

Esos estudios llamados geobiológicos también han concluido en que es prudente tratar que cualquier tipo de instalación eléctrica casera debiera estar al menos a un metro alejada del cuerpo de las personas, estén o no en uso, por razones parecidas al tema del alto voltaje.

En esos mismos descubrimientos está el hecho de que, por ejemplo, el uso de bombillos fluorescentes de cualquier tipo, pueden afectar negativamente la vista de las personas, ya que se han dado casos hasta de malformaciones oculares internas, principalmente por la cercanía del cuerpo en que están generalmente los transformadores eléctricos que se usan para energizar este tipo de bombillos.

Igualmente los bombillos fluorescentes en si mismos son peligrosos cuando se rompen, pues contienen una cantidad de mercurio que pudiera ingresar al organismo hasta por los poros y dañar a personas y animales, como se ha comprobado que sucede con este metal líquido, aunque el gas neón se dispersa rápidamente sin causar mayores consecuencias.

En conclusión, la misma electricidad se ha comprobado que puede ser hasta cierto grado peligrosa para quienes permanecen muy cerca de los aparatos que la requieren y los conductores por donde se encauza.

Para quien interese conocer mas sobre esta ciencia moderna, que apenas tiene algo mas de 40 años en desarrollo, use su "buscador" y escriba el nombre de Mariano Bueno, para encontrar que este español en solo un quinquenio, ha podido escribir algunos libros básicos sobre el tema y, en consecuencia, se podrán encontrar no menos de 20 autores más quienes han dedicado tiempo a la investigación y difusión a nivel popular de varios temas relacionados con este asunto.

Si alguien consulta la Wikipedia, le sugiero que no haga caso de todo lo que contiene sobre la geobiología, pues la información que allí hay es en extremo limitada y la han insertado con algunas fallas conceptuales y sin la complegidad real que tiene esta ciencia.

Es todo lo que puedo comentar de momento.

Eudes A Zambrano A
Geografía, facultad de ciencias forest...
Escrito por Eudes A Zambrano A
el 20/01/2013


Gracias, apreciado amigo Alfredo, por su valiosa opinión sobre el tema tratado, en el cual estoy de acurdo con lo que planteas ya que, en efecto, la energía elécctrica no producida por combustibles fósiles, biocombustibles o energía nuclear no es contaminante para el ambiente, pero sí es perjudicial para la salud humana en vista de la radiación producida por el campo electromagnético afecta las células humanas y demás seres vivos expuestos en períodos largos o permanentemente a ella como son los casos señalados por Ud. , y también es el caso de los celulares véase información on line en: https://www.antenascelulares.com/

"Efecto de la Contaminación Electromagnética sobre los Seres Humanos, Animales y Vegetación"

Cabe recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dictado normas de los niveles máximos a los que se pueden exponer las personas, estableciendo distintos parámetros tanto para los campos magnéticos como para la densidad de la potencia de diversas frecuencias.

Otra fuente: https://www.terra.es/personal/kirke1/noti20/mvsd2. Html

"Móviles y Salud: Algunos datos que los consumidores deben conocer"
La industria ha fomentado la creencia de que los teléfonos móviles son seguros, sin ninguna evidencia que la respalde". La frase es del neurólogo estadounidense W. Ross Adey, presidente del Consejo Nacional Americano de Protección contra las Radiaciones, quien durante mucho tiempo realizó investigaciones para Motorola sobre las ondas electromagnéticas emitidas por la telefonía móvil. "Me frustra ver el poder que tiene el dinero para manipular las investigaciones y a los reguladores del Gobierno" , advierte Adey. "La industria está mintiendo" .
¿Qué tipo de radiaciones emiten los móviles y sus antenas repetidoras?

La telefonía móvil utiliza la física de propagación de las ondas electromagnéticas. Así, éstas viajan a través del aire desde las antenas emisoras hasta las receptoras alcanzando una velocidad cercana a la de la luz, permitiendo al usuario enviar y recibir información sin apenas limitaciones espaciales.

Para hacer posible esta comunicación es necesaria una red de antenas repetidoras, denominadas estaciones bases transceptoras (EBT). En las zonas rurales, las EBT se montan sobre mástiles o torres, mientras que en las áreas urbanas se ubican en puntos elevados, generalmente las azoteas de los edificios.

Las llamadas radiofrecuencias (RF) pueden producirse con una intensidad variable en un intervalo que va desde los 3 KHz (kilohercios) hasta los 300 MHz (megahercios), y no sólo los teléfonos móviles constituyen una fuente de radiofrecuencias en nuestro entorno más o menos inmediato. Según publica la Organización Mundial de la Salud (

OMS ) en su informe Campos electromagnéticos y salud pública. Efectos de las radiofrecuencias en la salud ,

David Guillermo Lara Fragachan
Búsqueda y rescate escuela de búsqueda...
Escrito por David Guillermo Lara Fragachan
el 20/01/2013

Bendiciones y muchos éxitos en este nuevo año que acaba de comenzar para todos estos puntuales e inteligentes comentarios a estas dignas personas con tan profesional determinación en este humilde Debate espero que este año hasta al final de logre una vez por todas se siga tras la rápida solución a todod estos descalabros ambientales para el consumo descabellado del combustible mundial Gracias una vez más a todas estas personas que han comentado en este debate. Seguiré urgando en las posibles soluciones a este Desastre Ambiental para conseguir combustible






nanocelulas solares




Poco a poco estamos acabando con los diferentes combustibles que se encuentran en nuestro planeta, una de las pocas fuentes que aún puede ser rescatable es el Sol.

Sin embargo, se necesitan sistemas muy complejos para poder atrapar la energía solar y convertirla en algún sustituto para los combustibles que conocemos actualmente; aparte de que los costos de hacer esto son hasta 10 veces más elevados.

La nanotecnología ha permitido que se tenga en prueba un material fotovoltaico que se aplica como una especie de pintura plástica, aparentemente tendrá el mismo uso que las celdas fotovoltaicas, pero todavía está en pruebas.

Si el material funciona, en poco tiempo lo podremos ver integrado a los materiales de construcción ofreciendo una posibilidad de convertir al Sol en una fuente de combustible factible y económica.

Vistazo. Noviembre de 2009. < Https://www.vistazo.com/webpages/tecnologia/index. Php? Id=5069 >



Alfredo Martin
Bachiburrato colegio san ignacio + col...
Escrito por Alfredo Martin
el 21/01/2013

Amig@s:

Mi siento en el deber de insistir que el encontrar "combustibles ecológicos" tiene visos de falacia ya que la continuidad del uso de la combustión precisamente sigue siendo uno de los problemas actuales, pues la combustión, como sea que se logre, continúa como fuente de contaminación ambiental, principalmente por la enorme cantidad de veículos aéreos, acuáticos y terrestres que hay.

Muchísima gente piensa que la electricidad pudiera ser la alternativa mas viable, pero ¿Cómo usarla en un avión de cualquier tamaño, para continuar con el uso de este tipo de transporte? Y lo que asusta a muchos es el hecho fehaciente de que la electricidad también puede ser un elemento dañino para los seres vivos.

¿Y entonces?... ¿Es que hay alguna cosa que pueda resultar realmente sana para sustituir los elementos que hoy se usan?... Creo que aquí está el elemento mas importante del tema: ¿Qué usar que no sea peligroso y que pueda darle continuidad a los sistemas de transporte conocidos?. Me parece que este es el meollo de la situación.

Antonella Herrera Infante
Pedagogía en ciencias sociales univers...
Escrito por Antonella Herrera Infante
el 21/01/2013

Mis saludos para los participantes del debate en este año 2013, año y debate, que invitan a vivir con mayor conciencia, sobre el puntito; hermoso y generoso pero finito, como es, ese puntito azul, que conocemos como Planeta Tierra. ¿Será posible sustituir el petróleo como fuente de energía en la sociedad actual?. Los documentos dicen que SI, la cuestión gira más bien, en encontrar un sustituto que suprima los impactos ambientales que generan los biocombustibles, especialmente los de orígen fósil. Sugiero dar un giro hacia las propuestas que algunos científicos articulan, como UN PROYECTO GLOBAL que debe seguir el homo sapiens para no ser extinguido, como tantas especies lo han sido ya. Tal propuesta NO simpatiza nada, a la sociedad consumista y desarrollista en la que vivimos. Pero habrá que considerar, algún día, para muchos cerebros es tarde ya, ojalá pudiéramos decir más vale tarde que nunca, cuando el mundo empiece a regirse por EL DECRECIMIENTO, que nada tiene que ver, con volver a las cavernas. Para empezar a digerir tal propuesta hay que citar a Serge Latouche, Carlos Taibo y muchos más. Gracias

Antonella Herrera Infante
Pedagogía en ciencias sociales univers...
Escrito por Antonella Herrera Infante
el 21/01/2013

COMPARTO ESTE DOCUMENTO COMO MOTIVACIÓN:... Serge Latouche, Nacido en Vannes (Francia) hace 70 años, ante un público que le escuchaba sentado hasta en los pasillos de acceso al salón de actos del Colegio Mayor Larraona de Pamplona, subrayaba ayer noche que el actual ritmo de crecimiento económico mundial es tan insostenible como el deterioro y la falta de recursos en el planeta.

Invitado por el colectivo Dale Vuelta-Bira Beste Aldera, y bajo el título de su conferencia El decrecimiento, ¿Una alternativa al capitalismo? , reclamó que la sociedad establezca una autolimitación de su consumo y de la explotación medioambiental. Desde su punto de vista no se trata de plantear una involución sino acoplar la velocidad de gasto de los recursos naturales con su regeneración.

Especialista en relaciones económicas Norte / Sur, premio europeo Amalfi de sociología y ciencias sociales, su movimiento decrecentista, nacido en los años 70 y extendido en Francia, defiende la sobriedad en la vida y la preservación de los recursos naturales antes de su agotamiento. A su juicio, si el decrecimiento no es controlado "el decrecimiento que ya estamos experimentando" será consecuencia del hundimiento de una forma de capitalismo insostenible, y además será desmesurado y traumático.

Una bomba semántica. Afirma Serge Latouche que el término decrecimiento es un eslogan, "una bomba semántica provocada para contrarrestar la intoxicación del llamado desarrollo sostenible", una forma de pensamiento, la sostenibilidad, extendida por el economicismo liberal de los años ochenta, y que propicia pagar por todo, "por ejemplo, en el caso del trigo, obliga a pagar por los excedentes, por su almacenamiento y también hay que pagar por destruir los sobrantes". "Deberíamos hablar de A-crecimiento", dijo como una invitación hacia la reflexión sobre nuestro estilo de vida, incluso sobre la exhibición de los superfluo y el enriquecimiento desmesurado.

Desde su punto de vista "vivimos fagotizados por la economía de la acumulación que conlleva a la frustración y a querer lo que no tenemos y ni necesitamos", lo cual, afirma, conduce a estados de infelicidad. "Hemos detectado un aumento de suicidios en Francia en niños", agregó, para aludir más adelante a la concesión por parte de los bancos de créditos al consumo a personas sin sueldo y patrimonio como sucedió en Estados Unidos en el inicio de la crisis económica mundial. Para el profesor Latouche, "la gente feliz no suele consumir".

Sus números como economista aseguran que le dan la razón: cada año hay más habitantes en el planeta a la vez que disminuyen los recursos, sin olvidar que consumir significa producir residuos y que el impacto ambiental de un español equivale a 2,2 hectáreas, y que cada año se consumen 15 millones de hectáreas de bosque "esenciales para la vida". "Y si vivimos a este ritmo es porque África lo permite", subrayó. Para el profesor Latouche, cual cualquier tipo de escasez, alimentaria o de petróleo, conducirá a la pobreza de la mayoría y al mayor enriquecimiento de las minorías representadas en la grandes compañías petroleras o agroalimentarias.

Trabajar menos y producir de forma inteligente. Tachado por sus detractores de ingenuo, postuló trabajar menos y repartir el empleo, pero trabajar menos para vivir y cultivar más la vida, insistió. Desde un proyecto que calificó como "ecosocialista", además de consumir menos, la sociedad debería consumir mejor, para lo cual propuso producir cerca de donde se vive y de forma ecológica para evitar que por cualquier puesto fronterizo entre España y Francia circulen hasta 4. 000 camiones a la semana "con tomates de Andalucía cruzándose con tomates holandeses". Finalizó con una alabanza al estoicismo representado en España por Séneca: "No se obtiene la felicidad si no podemos limitar nuestros deseos y necesidades".

Alfredo Martin
Bachiburrato colegio san ignacio + col...
Escrito por Alfredo Martin
el 21/01/2013

¡Hola Antonella!

¿Cuándo se produjo lo que acabas de describir?... Eso de "ayer" no tiene fecha, pero creo que en el fondo de esa exposición puede haber mucha certeza.

Un elemento que se puede inferir es el de lograr educar a la humanidad dentro de los principios propuestos para conseguir "trabajar menos y producir de forma inteligente" , pero se cita también el hecho de que "cualquier tipo de escasez, alimentaria o de petróleo, conducirá a la pobreza de la mayoría y al mayor enriquecimiento de las minorías representadas en la grandes compañías petroleras o agroalimentarias".

¿Cómo hacer para que quienes tienen un altísimo poder económico, deseen tener menos? (o al menos lo acepten).

En toda la historia de la humanidad han habido ricos y pobres; yo diría que hasta paupérrimos, asunto que nunca ha sido resuelto, siendo esta condición humana precisamente la causante de que hayan inmensas diferencias sociales, económicas, educativas y culturales en cualquier país del mundo, exceptuando quizás a unos poquísimos donde se ha logrado una filosofía de vida que ha permitido a sus habitantes el sentirse muy bien allí, pues la economía está mas que equilibrada y los problemas políticos son tan exiguos que casi nunca aparecen en las noticias mundiales.

Habría que convencer a los "muy ricos" para que se conformen con menos, y educar muy bien a los muy pobres para que progresen adecuadamente hasta que se consiga ese equilibrio propuesto por el Sr, Latouche, lo cual implica una tarea ardua, algo complicada y llevada a cabo por personas que sean excelentes vendedores de ideas, para poder convencer a los extremos de la humanidad y conseguir aplicar el principio anotado: " No se obtiene la felicidad si no podemos limitar nuestros deseos y necesidades".

¡Vaya tarea!

Antonella Herrera Infante
Pedagogía en ciencias sociales univers...
Escrito por Antonella Herrera Infante
el 23/01/2013

Estimado Sr Alfredo, el tema crítico del crimen que la humanidad comete en contra de la naturaleza, tiene ya su tiempo, aunque casi nadie hace casos, menos aún los países con mayor responsabilidad, los llamados desarrollados, encabezados por Estados Unidos, la USA, que por cierto se ha negado a firmar todos los protocolos para proteger la naturaleza, siendo el mayor contaminante, seguido de Europa. Así que decrecer, es tan sólo ser racional en el uso de los recursos del planeta, porque todos son no renovables, incluso el agua. Ya sabemos que es un problema civilizatorio, que el satus quo, jamás considerará, por ello es más interesante manejar el tema, sobre todo acá en nuestros países, y casi todo el hemisferio sur, tener claro que la industrialización capitalista es un callejón cuya única salida es la muerte. En Vzla país petrolero, rige una Constitución con artículos referentes a la conservación del medio ambiente; para convertir la letra en acción, existe el llamado PLAN DE LA PATRIA 2013-2019, cuyo objetivo n°5 dice preservar el Planeta y salvar la especie humana... Estaremos alertas y en disposición de colaborar en las acciones a tomar.

¿DE-CRECER ES UN NUEVO PARADIGMA PARA CONSERVAR LA ESPECIE HUMANA? ¿Será que ahora nos van a convencer que paralicemos el “progreso”?... ”Lo primero que habría que esclarecer es el término 'decrecimiento'. Qué quiere decir y qué supone. Como bien dice Latouche, 'decrecimiento' es solo un eslogan, provocativo y llamativo, para hablar de cosas de las que, en realidad, se lleva mucho tiempo hablando. Confirma esta idea Yayo Herrero , de Ecologistas en Acción, pudiendo ella misma corroborar, desde su amplia experiencia en la organización, cómo se les ha empezado a "hacer más caso" al acuñar este término para referirse a un conjunto de teorías que llevan décadas proclamándose. De una manera más divertida, Carlos Taibo relata que se dio cuenta de hasta qué punto esta palabra podía ser eficaz cuando tecleó 'decrecimiento', Google no la reconoció y le propuso " ¿Ha querido usted decir: decrecimiento ?". Después está a quien no convence, en absoluto, hablar de 'decrecer' ya que suena casi aberrante cuando se habla de los países del Sur del mundo, en los que ya de por sí una buena parte de sus habitantes logran sobrevivir a duras penas. Aunque, esta disminución, sea en la parte del globo que sea, se refiera siempre a los que tienen mucho y no a los que apenas tienen.

Los teóricos insisiten en que no es tan importante el término en sí como que, en este momento de la Historia, es necesario un cambio de paradigma, para el cual sí es adecuado tener una definición que cubra los variados espectros que es urgente y necesario modificar en las sociedades "opulentas" de las que habla Taibo. Así, mientras que la teoría del decrecimiento es bastante reciente, sus bases son sólidas, con orígenes en las diferentes vertientes en las que se fue materializando, ya desde la Revolución Industrial, la preocupación por el medio que nos rodea, por los modos de producción, por cómo conseguir energía para transportarse y llevar luz a cada vez más hogares, por el "progreso" socio-económico que ésta prometía”

PD: estos documentos son tomados de Internet, a través de cualquier buscador existe suficiente material. SALUDOS.

Eudes A Zambrano A
Geografía, facultad de ciencias forest...
Escrito por Eudes A Zambrano A
el 03/02/2013

Estimada amiga Antonella, saludandole cordialmente pasao a felicitarla por sus valiosos comentarios, al igual que nuestro amigo Alfredo, siempre preocupado por el ser verdadero, permanentemente consciente, así como felicitar una vez más al creador de tan importante y destacado debate, David Guillermo Lara Fragachan , de "Ecoresistencia Estrabón. Mucuúnes".

A la vez, quiero destacar, a mi juicio, lo que hay sobre el necesario cambio de paradigma en relación al "decrecimiento", el cual se podría explicar de diversos puntos de vista (económico, político, demográfico, de crecimiento o desarrollismo; consumista, retórico, académico o técnico-científico;... ) tomado de una entrevista que realizó José Luis Sanz -Publicado el 16 de Diciembre de 2012 -al filósofo español Antonio González, títulado: "El capitalismo erosiona la democracia porque maximiza el chimpancé que llevamos dentro" (Información on line en: https://www.elfaro.net/es/201212/noticias/10425/ ):

" Este teólogo y filósofo español asegura que el individualismo está acabando con la democracia y que la renovación de la política debe comenzar desde abajo, desde lo cotidiano, y superar el capitalismo actual sin renunciar al mercado. Eso incluye dar a los trabajadores más voz en las empresas privadas, para hacerlas más eficientes".
"Que la democracia nos dé beneficios no es una cuestión de paciencia, sino de hacer presión desde abajo", dice. Vamos, que la culpa, o la responsabilidad, en realidad es toda nuestra".
"Estamos en una etapa en la que reina la inmediatez. ¿Se le puede pedir a quien lleva esperando la democracia toda la vida que se ponga a trabajar ahora por resultados a largo plazo? También hay ciertos beneficios que llegan en plazos cortos, porque la democratización de la vida individual, familiar, empresarial, eclesial, es algo que uno puede empezar desde ahora y desde abajo. Siempre se habla de <<esperar a que las personas correctas tomen el gobierno>>, pero cuando esas personas llegan nos pueden decir que necesitan otro período, etcétera... Ahí es donde aparecen los largos plazos. En realidad hay posibilidades de cambiar la vida cotidiana ahora mismo. No es una cuestión de paciencia, de esperar a que todo el mundo se convierta, sino de hacer presión desde abajo".
"Y en lo empresarial, ¿Cómo se plasma ese "construir desde abajo"? Eso es esencial, porque es la única manera sensata de pensar en una superación del capitalismo. Va a sonar usted como un anticapitalista. De hecho entiendo que el capitalismo es una fuente de erosión de la democracia, porque como sistema económico maximiza el chimpancé que tenemos dentro, y que solo busca su interés individual. Por eso hay que superarlo. Lo que pasa es que el socialismo, se llame socialismo real o socialismo de Estado, no es una solución efectiva ni deseable.
Habla entonces de un nuevo paradigma. Efectivamente. No hablo de volver a regímenes de tipo soviético. El nuevo paradigma tiene que ser democrático, y no tiene que ser una negación sistemática del mercado pero sí tiene que incidir en esa cuestión de la empresa. Y en eso hay muchos grados, porque el mismo empresario capitalista, desde el punto de vista de su interés, incluso prescindiendo de altruismo, aplica dinámicas de eficiencia que le benefician y que incluyen la participación de los trabajadores".
"Y esto encaja en lo que decía de cambiar la vida cotidiana de la persona, porque el trabajador emplea un tercio de su tiempo en la vida laboral. Habla de que el trabajador se implique en su labor más allá del resultado inmediato del salario, algo así como lo que se suele admirar del tópico japonés, esos trabajadores con mística... ¿Cómo se logra eso? Depende de cada empresa y de los grados posibles de participación y diálogo. También depende bastante de la cultura sindical: si el sindicato está solo empeñado en las reivindicaciones, que en último término son individuales, salariales, y son una maximización del interés individual de los trabajadores, en el fondo ese sindicato está copiando la lógica egoísta del sistema. Hay muchos ejemplos de empresas en crisis en las que los trabajadores renuncian a parte de su salario. Si hay una transparencia en las cuentas por parte de la empresa y hay una negociación sobre qué va a significar esa renuncia en el futuro, cómo va a reflejarse más adelante en los beneficios de los trabajadores o en su capacidad de codecidir, pues puede haber un lugar también para sacrificar el salario en aras de un bien colectivo. Pues parece que vamos en un camino diametralmente opuesto, porque el modelo de mayor éxito en el mercado global es el chino: sin democracia y sin ni siquiera utopía comunista. Y todo el planeta se sube al tren de ese crecimiento; en América Latina todo el mundo está encantado de que China le construya estadios. Una pregunta es hasta qué punto es sostenible ese sistema de capitalismo salvaje. Lo es en este momento por un fuerte nacionalismo y por el crecimiento económico, porque la gente está saliendo de la pobreza o de una sociedad cuartelaria a cierto progreso... Pero habrá que ver el largo plazo. E incluso en China se dan procesos interesantes, como ciertos fenómenos religiosos en un país que antes era un desierto total. La mujer de Mao Zedong dijo "aquí ya no hay religión", y era casi verdad, pero ahora hay una especie de renacimiento religioso, que habrá que ver qué significa para la recomposición del tejido social o para el cambio de valores en China. En todo caso, es cierto que para el resto del mundo se presenta un dilema: ¿Debe uno "chinizarse" para competir con China, o encuentra otras fuentes de resistencia y eficiencia que sean una alternativa a ese modelo? O la democracia es eficiente y logramos que signifique en realidad una alternativa, también en términos económicos, o imitamos a China. Ese es el dilema: ¿Puede la humanidad construir alternativas viables al modelo chino?"

A mi entender, esto significa que, o seguimos hundidos en el modo consumista que gobierna el mundo como el chino pues es ya la segunda economía mundial camino a convertirse en la primera depredadora como USA, o nos abocamos por un mundo realmente humanizado y no mecanizado totalmente como refieren los personeros gubernamenteles de alcanzar rangos de "potencia" desarrollistas. Esto no es más que "decrecer" de tal modo de vida inhumano e insustentable y optar por crecer en conciencia, desde lo individual, lo colectivo, o sea desde abajo, de manera autogobernada para ser en tanto somos un ser evolucionado y con ello dignificar nuestro verdadero ser: de la Tierra, del Sol, de las estrellas y, por tanto, hijos de Dios y no dioses como creemos o nos han hecho creer mientras destruimos la vida.





Eudes A Zambrano A
Geografía, facultad de ciencias forest...
Escrito por Eudes A Zambrano A
el 03/02/2013

Estimada amiga Antonella, saludandole cordialmente pasao a felicitarla por sus valiosos comentarios, al igual que nuestro amigo Alfredo, siempre preocupado por el ser verdadero, permanentemente consciente, así como felicitar una vez más al creador de tan importante y destacado debate, David Guillermo Lara Fragachan , de "Ecoresistencia Estrabón. Mucuúnes".

A la vez, quiero destacar, a mi juicio, lo que hay sobre el necesario cambio de paradigma en relación al "decrecimiento", el cual se podría explicar de diversos puntos de vista (económico, político, demográfico, de crecimiento o desarrollismo; consumista, retórico, académico o técnico-científico;... ) tomado de una entrevista que realizó José Luis Sanz -Publicado el 16 de Diciembre de 2012 -al filósofo español Antonio González, títulado: "El capitalismo erosiona la democracia porque maximiza el chimpancé que llevamos dentro" (Información on line en: https://www.elfaro.net/es/201212/noticias/10425/ ):

" Este teólogo y filósofo español asegura que el individualismo está acabando con la democracia y que la renovación de la política debe comenzar desde abajo, desde lo cotidiano, y superar el capitalismo actual sin renunciar al mercado. Eso incluye dar a los trabajadores más voz en las empresas privadas, para hacerlas más eficientes".
"Que la democracia nos dé beneficios no es una cuestión de paciencia, sino de hacer presión desde abajo", dice. Vamos, que la culpa, o la responsabilidad, en realidad es toda nuestra".
"Estamos en una etapa en la que reina la inmediatez. ¿Se le puede pedir a quien lleva esperando la democracia toda la vida que se ponga a trabajar ahora por resultados a largo plazo? También hay ciertos beneficios que llegan en plazos cortos, porque la democratización de la vida individual, familiar, empresarial, eclesial, es algo que uno puede empezar desde ahora y desde abajo. Siempre se habla de <<esperar a que las personas correctas tomen el gobierno>>, pero cuando esas personas llegan nos pueden decir que necesitan otro período, etcétera... Ahí es donde aparecen los largos plazos. En realidad hay posibilidades de cambiar la vida cotidiana ahora mismo. No es una cuestión de paciencia, de esperar a que todo el mundo se convierta, sino de hacer presión desde abajo".
"Y en lo empresarial, ¿Cómo se plasma ese "construir desde abajo"? Eso es esencial, porque es la única manera sensata de pensar en una superación del capitalismo. Va a sonar usted como un anticapitalista. De hecho entiendo que el capitalismo es una fuente de erosión de la democracia, porque como sistema económico maximiza el chimpancé que tenemos dentro, y que solo busca su interés individual. Por eso hay que superarlo. Lo que pasa es que el socialismo, se llame socialismo real o socialismo de Estado, no es una solución efectiva ni deseable.
Habla entonces de un nuevo paradigma. Efectivamente. No hablo de volver a regímenes de tipo soviético. El nuevo paradigma tiene que ser democrático, y no tiene que ser una negación sistemática del mercado pero sí tiene que incidir en esa cuestión de la empresa. Y en eso hay muchos grados, porque el mismo empresario capitalista, desde el punto de vista de su interés, incluso prescindiendo de altruismo, aplica dinámicas de eficiencia que le benefician y que incluyen la participación de los trabajadores".
"Y esto encaja en lo que decía de cambiar la vida cotidiana de la persona, porque el trabajador emplea un tercio de su tiempo en la vida laboral. Habla de que el trabajador se implique en su labor más allá del resultado inmediato del salario, algo así como lo que se suele admirar del tópico japonés, esos trabajadores con mística... ¿Cómo se logra eso? Depende de cada empresa y de los grados posibles de participación y diálogo. También depende bastante de la cultura sindical: si el sindicato está solo empeñado en las reivindicaciones, que en último término son individuales, salariales, y son una maximización del interés individual de los trabajadores, en el fondo ese sindicato está copiando la lógica egoísta del sistema. Hay muchos ejemplos de empresas en crisis en las que los trabajadores renuncian a parte de su salario. Si hay una transparencia en las cuentas por parte de la empresa y hay una negociación sobre qué va a significar esa renuncia en el futuro, cómo va a reflejarse más adelante en los beneficios de los trabajadores o en su capacidad de codecidir, pues puede haber un lugar también para sacrificar el salario en aras de un bien colectivo. Pues parece que vamos en un camino diametralmente opuesto, porque el modelo de mayor éxito en el mercado global es el chino: sin democracia y sin ni siquiera utopía comunista. Y todo el planeta se sube al tren de ese crecimiento; en América Latina todo el mundo está encantado de que China le construya estadios. Una pregunta es hasta qué punto es sostenible ese sistema de capitalismo salvaje. Lo es en este momento por un fuerte nacionalismo y por el crecimiento económico, porque la gente está saliendo de la pobreza o de una sociedad cuartelaria a cierto progreso... Pero habrá que ver el largo plazo. E incluso en China se dan procesos interesantes, como ciertos fenómenos religiosos en un país que antes era un desierto total. La mujer de Mao Zedong dijo "aquí ya no hay religión", y era casi verdad, pero ahora hay una especie de renacimiento religioso, que habrá que ver qué significa para la recomposición del tejido social o para el cambio de valores en China. En todo caso, es cierto que para el resto del mundo se presenta un dilema: ¿Debe uno "chinizarse" para competir con China, o encuentra otras fuentes de resistencia y eficiencia que sean una alternativa a ese modelo? O la democracia es eficiente y logramos que signifique en realidad una alternativa, también en términos económicos, o imitamos a China. Ese es el dilema: ¿Puede la humanidad construir alternativas viables al modelo chino?"

A mi entender, esto significa que, o seguimos hundidos en el modo consumista que gobierna el mundo como el chino pues es ya la segunda economía mundial camino a convertirse en la primera depredadora como USA, o nos abocamos por un mundo realmente humanizado y no mecanizado totalmente como refieren los personeros gubernamenteles de alcanzar rangos de "potencia" desarrollistas. Esto no es más que "decrecer" de tal modo de vida inhumano e insustentable y optar por crecer en conciencia, desde lo individual, lo colectivo, o sea desde abajo, de manera autogobernada para ser en tanto somos un ser evolucionado y con ello dignificar nuestro verdadero ser: de la Tierra, del Sol, de las estrellas y, por tanto, hijos de Dios y no dioses como creemos o nos han hecho creer mientras destruimos la vida.





Alfredo Martin
Bachiburrato colegio san ignacio + col...
Escrito por Alfredo Martin
el 03/02/2013

Una opinión adicional:

Creo que en definitiva, con respecto a los combustibles la solición no está muy cercana, pues me parece que el verdadero problema estaría en lograr desincorporar el uso de todo tipo de maquinaria que use combustibles, pero resulta que nadie ha dado con una solución para esto.

Es sabido que la combustión, provenga de donde sea, causa inconvenientes medioambientales, y por allí está el meollo del asunto, pero ¿Cómo eliminar autos, tractores, buses, aviones, generadores de electricidad y muchos otros implementos que usan la combustión como medio para que funcionen?

Seguimos también con los demás dilemas, causados por la disposición de los desechos en general, el uso extremo y las maneras de deechar los productos basados en plásticos de diversos tipos, etc. , etc.

Recuerdo vagamente que una pequeñísima contribución para mejoras en el ambiente que inventaron los chinos en los años '70 (siglo pasado), pues estaba dirigida principalmente para la sustentación de familias que vivían en los campos, que consistía en construir unas especies de "tanques estancos sellados" en la parte externa de las casas, para que cayeran ahí todos los detritos que se produce en cualquer hogar, incluyendo los resquicios de los elementos alimenticios.

En las cercanías debían sembrarse unas hierbas que serían ser echadas a esos depósitos para acelerar el proceso de putrefacción, lo cual crea la formación de un gas parecido al metano.

Mediante bombas manuales, se sacaba ese gas de los depósitos y se guardaba en cilindros especiales a presión, los cuales estaban conectados a varias instalaciones de las casas, tales como tuberías para la iluminación nocturna en lámparas especiales, el trabajo de las neveras, el fuego de las cocinas y alguna otra cosa relacionada.

Por supuesto, esos contenedores de desechos debían ser limpiados en lapsos prudenciales, por lo cual esas materias finales eran aprovechadas para producir una base que sirviese de abono para los cultivos en los campos.

Lo interesante del caso es que hasta la generación de electricidad se hacía innecesaria para la vida humana campestre, ya que este sistema daba para muchos usos prácticos.

¿Alguien se acordará de eso? , pues pienso que probablemente eso también contribuiría en la disminución radical de la contaminación ambiental.

Esperaré pareceres y opiniones.

Eudes A Zambrano A
Geografía, facultad de ciencias forest...
Escrito por Eudes A Zambrano A
el 03/02/2013

Gracias por su pronta, nueva e importante participación, estimado amigo Alfredo, en este destacado debate, y me tomo la libertad de citar su inquietud "Creo que en definitiva, con respecto a los combustibles la solución no está muy cercana, pues me parece que el verdadero problema estaría en lograr desincorporar el uso de todo tipo de maquinaria que use combustibles, pero resulta que nadie ha dado con una solución para esto. ", pues en verdad se están pensando desgraciadamente en soluciones retrogradas ya que "La voracidad energética del capitalismo continúa haciendo de las suyas. Diversos gobiernos y empresas están dando un fuerte impulso al desarrollo de los denominados yacimientos no convencionales -arenas bituminosas, petróleo y gas de pizarra o esquisto (shale gas y shale oil) y gas de arenas profundas/ compactas (tight gas)- a pesar de que requiere una ocupación más extensa e intensa del territorio, la utilización de grandes cantidades de agua y químicos de alta toxicidad, y que las tecnologías empleadas para su extracción redoblan el impacto generado por las explotaciones tradicionales. (Fuente: Observatorio Petrolero Sur OPSur 01/05/2012).

¿Novedad o el horror potenciado?

La voracidad energética del capitalismo continúa haciendo de las suyas. Diversos gobiernos y empresas están dando un fuerte impulso al desarrollo de los denominados yacimientos no convencionales -arenas bituminosas, petróleo y gas de pizarra o esquisto (shale gas y shale oil) y gas de arenas profundas/ compactas (tight gas)- a pesar de que requiere una ocupación más extensa e intensa del territorio, la utilización de grandes cantidades de agua y químicos de alta toxicidad, y que las tecnologías empleadas para su extracción redoblan el impacto generado por las explotaciones tradicionales.

La "revolución energética" que los no convencionales iniciaron en Estados Unidos a principios de milenio ha sido exportada al resto del mundo por las autoridades de la potencia del Norte a partir de la Iniciativa Global de Gas de Esquisto (Global Shale Gas Iniciative). De la noche a la mañana, Argentina se convirtió en la tercera reserva mundial de shale gas detrás de EE. UU. Y China, generando un verdadero frenesí en las provincias con mayores dotaciones del recurso. En las cuencas tradicionales y hasta en ¡Entre Ríos! Ha comenzado una carrera similar a la que se vive en otras regiones de América, Europa, Asia, África y Oceanía.

El mapa regional

En nuestro continente la Iniciativa Global de Gas de Esquisto –en la que participan Argentina, Chile, Colombia, Perú y Uruguay-, se potencia con el programa Alianza de Energía y Clima de las Américas (Energy and Climate Partnetship of the Americas), comandado por el Departamento de Estado norteamericano, y secundado por la Organización de Estados Americanos, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Organización Latinoamericana de Energía, el Banco Mundial, entre otros.

Hasta el momento, los siderales "descubrimientos" de reservas que Repsol-YPF y otras empresas menores vienen anunciando desde finales de 2010, se extienden por buena parte de la geografía neuquina. Así, al ultra-contaminado yacimiento de Loma de La Lata podría sumársele la región de Zapala, donde una multisectorial en defensa del acuífero rechaza el proyecto, y la comunidad mapuche Gelay Ko –en cuyo territorio se realizó el primer pozo multifractura de Sudamérica- ocupó las instalaciones de la petrolera Apache para denunciar la contaminación y escasez de agua.

Estas señales favorables para el desarrollo de la actividad en la Patagonia alientan los intereses petroleros tanto en otras provincias como en otros países del Cono Sur. Desde la austral región chilena de Magallanes, donde la empresa estatal ENAP anunció su intención de realizar exploraciones, hasta la cuenca Chacoparanaense, que cubre casi la totalidad de Paraguay, el norte de Uruguay –que ya anunció exploraciones junto a Repsol-YPF-, el oriente boliviano, importantes regiones del sur de Brasil y la Mesopotamia y el noreste argentino.

Resistencias globales a una revolución planetaria

La experiencia contaminante en Estados Unidos –donde el 30% del gas que se consume proviene de yacimientos no convencionales- no sólo está impulsando el surgimiento de grupos de resistencia a nivel local sino también en el resto del mundo. En Canadá, pionera en la explotación de arenas bituminosas, el Estado de Quebec declaró una moratoria para en la aplicación del sistema de fracking o fractura hidráulica –utilizado necesariamente en los celebrados yacimientos.

En Francia una masiva movilización popular en 2011 logró que se aprobara una ley que prohíbe la técnica de fractura hidráulica. Si bien diversas organizaciones plantean reparos por el alcance de la medida, fue la primera de ese tenor a nivel mundial. En enero de 2012, y también por la presión popular, Bulgaria se sumó al país galo. Por su parte, en Inglaterra -donde se toma en cuenta la moratoria aprobada por la vecina Irlanda del Norte-, colectivos socio-ambientales persiguen el mismo objetivo, y en Suiza, el cantón Vaud prohibió la exploración de yacimientos no convencionales luego de accidentes ocurridos por perforaciones en el lago Léman.

Las licitaciones para exploración y explotación de no convencionales en el norte de España, principalmente en Cantabria y el País Vasco, genera fuertes resistencias. Lo mismo sucede en Polonia, principal reservorio en la Unión Europea, denominado "el cielo del fracking".

En Australia, el Estado de Gales del Sur, declaró una moratoria para la fractura hidráulica hasta tanto se establezcan los riesgos ambientales y sanitarios de la técnica. Y en Nueva Zelanda los partidos Laborista, Verde y Mana llamaron a una moratoria sobre la fractura hidráulica.

Mientras que Sudáfrica reglamentó un cese de la explotación de yacimientos no convencionales de gas en el desierto de Karoo, hasta que se realicen las consultas pertinentes y se garantice la no afectación de los escasos recursos hídricos existentes en la región. Las moratorias conseguidas sirven de aliento, ya que si la revolución de los hidrocarburos es global, también lo es la resistencia. (Información on line en: https://www.noalamina.org/mineria-informacion-general/general/fractura-expuesta-yacimientos-no-convencionales-en-argentina ).

Eudes A Zambrano A
Geografía, facultad de ciencias forest...
Escrito por Eudes A Zambrano A
el 04/02/2013

He aquí otra fuente de energía alternativa:


https://conecti. Ca/2011/12/17/el-motor-magnetico-es-mas-barato-y-eficiente-que-la-energia-solar-o-eolica/
Escrito por Claudia Ocampo / Hace 344 días, el 17 de diciembre, 2011

El motor magnético es más barato y eficiente que la energía solar o eólica

En estos días el ahorro de energía y de combustible contaminante es esencial especialmente porque en muchas partes del mundo el problema de contaminación se está haciendo cada vez más grande. Simplemente en la ciudad de México se han implementado programas como el "Hoy no circula" llegando a extremos de hacerlo doble ante este problema pero es importante entender que estas medidas que pueden parecer una molestia, a la larga nos estará beneficiando. Un nuevo avance en este campo es el motor que funciona por medio magnetismo. 0 El motor magnético es otra alternativa de energía que puede convertir la energía magnética en eléctrica y funciona similar a los paneles solares que transforman la luz solar en energía eléctrica pero la diferencia entre ambos sistemas es que el solar requiere de una fuente externa de energía como el sol en este caso y el motor magnético no requiere ninguna fuente externa de energía.




Además de ahorrar energía este motor también evita el consumo de la electricidad que en muchos lugares se está volviendo costosa, además de que no usa combustible fósil. Algunas de las ventajas de este generador magnético consisten en que es una fuente constante de energía, por ejemplo si usaras otro tipo de energía como la solar cuando no hay sol dejas de recibirla, es muy barato respecto a su precio de compra, tampoco tendrás problemas de que se pierda la electricidad y requieren muy poco mantenimiento. Hasta el momento el motor magnético es la mejor fuente de energía gratuita a diferencia de la energía que llega por medio del sol o del viento pues no son energías constantes y dejan de funcionar en un día nublado o sin viento, pero el motor magnético no deja de funcionar una vez que ha sido iniciado. Además sus materiales de construcción son muy baratos y requiere poco espacio. Ahora, esta tecnología y concepto no son nuevos, de hecho ya se había concebido su creación desde 1970 pero muchas compañías no pueden permitir que este motor se venda al público porque obviamente no es conveniente pues significa una revolución en el concepto de la generación de energía y por lo tanto se dejarían de vender muchos dispositivos que dependen de otra energía. Existe un grupo llamado Ho-Jo Magnetic Motors cuyos planes son tener esta tecnología disponible para las personas y que todas tengan en sus hogares un generador magnético de electricidad, pero eso es algo aún lejano a lograrse porque seguramente las grandes corporaciones fabricantes de dispositivos de energía convencional pondrán un gran esfuerzo para que eso no sea posible. ¿Ustedes creen que esta energía sea posible de usar en un futuro próximo?

Fuente: Of the grid home energy

Links: Magnetz motors| Ho-Jo Magnetic Motors

Antonella Herrera Infante
Pedagogía en ciencias sociales univers...
Escrito por Antonella Herrera Infante
el 11/02/2013

Amigos preocupados por la supervivencia de la especie humana en este Planeta, me agrada saludarles y manifestar mis palabras agradecidas sobre tan excelentes aportes, existen tantos enfoques para abordar el tema de la energía, bajo la aspiración de poder seguir moviendo los motores de la llamada civilización contemporánea ,pero que a la vez que no impacte el medio ambiente, Pero nada hay hasta ahora, cada día nos convierten en más y más consumistas, ya somos el homo sapiens,-basurist et... También dicen coloquialmente que somos los únicos animales capacez de cagarmos en el agua que nos vamos a tomar.. No suena muy bonito, perdonen pero la encrucijada que atravesamos no inspira poesías.

PD: emagister nunca más me envia los aportes de ninguno de los debates donde soy miembra... Tan sólo para que sepan que por ello no participo más a menudo.

Gracias a todos por los materiales excelentes que comparten con el grupo. Saludos,

Pedro Gamiz
Lugo, España
Escrito por Pedro Gamiz
el 21/11/2016

El mar guarda aun muchas reservas de metano