En este grupo En todos

Grupo de Religión

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 22/09/2012

5. - QUINTO DATO.

Alejandro dice que “Los católicos creen en santos (que son como semidioses, es decir, no nacieron como dioses, pero al llevar una vida santa adquirieron poderes como el de conceder milagros). Los cristianos NO”.

Este dato contiene varias falsedades.

a) Es cierto que los católicos “aman o veneran” a los santos.

b) Pero es falso que los santos son como “semidioses”. Ni lo son, ni los católicos creen que lo son.

La idea de que los católicos consideran a sus santos como “semidioses” es una calumnia que se le ocurrió a algún testigo de Jehová para fastidiar a los católicos, y los demás testigos de Jehová se la han creído, porque ellos están a la caza de cualquier cosa real o irreal por la cual tengan la oportunidad de acusar a los católicos de “paganismo”. Si ven una cruz invertida, dicen que los católicos son satánicos. Si ven un obelisco en la plaza de San Pedro, dicen que los católicos adoran el falo o el sol o vete tú a saber qué. Si ven el numero 666, enseguida piensan en el Papa como anticristo, y si les nombras la Iglesia Católica, enseguida piensan en la gran Ramera.


Lo cierto es que los católicos no creen que los santos sean “semidioses”, ni los tratan como “dioses” ni “semidioses”. Eso solamente se lo imaginan los testigos de Jehová cuando ven a un católico arrodillado.


c) Es falso que los católicos piensen que los santos, habiendo llevado una vida santa, han comprado el superpoder mágico de hacer milagros. ¡Eso es una ridiculez inventada por los testigos de Jehová!

Los católicos saben que el único que tiene poder para hacer milagros es Dios, o sea, Jesucristo.

Los católicos saben que cuando se dice que un santo ha obrado un verdadero milagro, se entiende que el milagro lo ha obrado solamente Dios, pero por la intercesión (ruego, súplica, petición) de ese santo. El santo solamente puede rogar a Dios que Dios haga el milagro. Pero el santo no tiene por sí mismo ningún poder “mágico” para cambiar, suspender ni anular ni siquiera una de las leyes naturales de la creación.

Claro que, frente a la idea de que los santos “rueguen” a Dios, también tienen problemas los testigos de Jehová, porque ellos tienen la idea que tenían los antiguos judíos de que los espíritus de los muertos se quedan como los cadáveres, inermes, incapaces de hacer nada. Y eso lo creen ellos a pesar de que saben que Jesús, refiriéndose a que los patriarcas difuntos viven de otra manera, ha dicho que “Dios no es un Dios de muertos sino de vivos”, y a pesar de que en el Apocalipsis se describe a los santos orando y recogiendo oraciones.


d) Y finalmente, es falso que no haya cristianos que creen, aman y veneran a los santos reconocidos como tales por la autoridad legítima de “atar y desatar” que ha recibido de Cristo el sucesor de Pedro. Concretamente los cristianos católicos sí creen, aman o veneran a los santos, que no son otra cosa que cristianos que ya gozan de Dios y que son un ejemplo de vida cristiana para los cristianos vivos.


Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 22/09/2012

6. - SEXTO DATO.

Alejandro dice que “Los católicos ven a la Virgen María, la Madre de Jesús como una figura casi divina y muy relevante en su religión. Los cristianos la ven como un personaje más en la historia de Jesús”.

Este dato es totalmente falso.


a) Quieran o no quieran, los testigos de Jehová tienen que reconocer que los documentos históricos bíblicos hablan de María de Nazareth como la Virgen-Madre de Jesús. Y hablan de Jesús como la persona divina que es el Hijo de Dios Encarnado.

Pero en esto también metió mano el tendero Russell (lamentable fundador y padre de los testigos de Jehová).

Metió mano para sustituir un artículo singular masculino por un artículo indeterminado en el texto de Jn 1,1 y así hizo “magia”: convirtió a Jesucristo en “un” dios, uno más entre muchos, como si Cristo fuera un dios griego más como Héctor o Atlante o Apolo o Hermes. Los testigos de Jehová son, en realidad, pseudocristianos politeístas.

Así se explica que a la Madre de Jesús, el Hijo eterno y encarnado de Dios-Padre, la tengan por una cualquiera.

Los grupos protestantes no tienen a la Virgen María como una cualquiera, dicen que la quieren, pero en la práctica la tienen en poca consideración.

Para los católicos, en cambio, la Virgen María es lo que es: un ser humano como cualquiera de nosotros, pero escogida por Dios para ser la Madre de Jesús, Dios-Hijo hecho hombre, el Verbo eterno de Dios-Padre Encarnado. Y, por tanto, merece un cariño que no merece nadie más después de Jesús, su Hijo. Ese cariño es veneración. Una veneración especialísima, si se quiere, pero jamás es un trato de amor como el que se le da o se le debe dar a Dios. Dios está infinitamente por encima de María y de todo lo que no sea Dios.

Ahora bien, es inútil que le expliques esto a un testigo de Jehová. ¡Le han condicionado el cerebro de tal manera que contra toda evidencia seguirá con la venda en los ojos y un tapón en los oídos repitiendo invariablemente su letanía de odio: que tú, católico, eres un idólatra, un pagano, un adorador de la Bestia, un satánico, un perteneciente a la Ramera. Para ellos, ni el protestante ni nadie se salva en el fin del mundo que, según han dicho en mil ocasiones, está ya al caer dentro de poco. ¡Qué gusto le han cogido a hacer de adivinos de la Parusía apocalíptica!

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 22/09/2012

7. - SEPTIMO DATO.

Alejandro dice que “ Los católicos creen que existen intermediarios entre Dios y ellos (ángeles, sacerdotes, santos...). Los cristianos NO, y se comunican directamente con Dios a través de la oración y la alabanza . ”.


Este dato es totalmente falso si con esa frase no se hace ninguna distinción y se quiere decir que solamente existe una única clase de intermediación.


a) Jesucristo es el único “intermediario por derecho” entre Dios y nosotros los humanos. Porque él (que no es solamente Dios completo ni tampoco solamente hombre completo, sino ambas cosas a la vez) es el único que aúna la divinidad y la humanidad en su propia persona y el único que ha ganado, con su pasión y muerte, el derecho a ser el único interlocutor natural para realizar la alianza de amor definitiva entre Dios y los hombres.

Jesucristo es el Único Intermediario Máximo e indiscutible entre esos dos extremos. Nunca otro intermediario se va a poder igualar ni va a poder ejercer la intemediación en el mismo grado y manera que lo hace Cristo. Son dos tipos de mediaciones cualitativamente diversos.


b) Pero existe otra forma de ser intermediario que no es exactamente la misma de Jesucristo. Es una forma que ya no de “derecho”, sino “por encargo”. Jesucristo ha encargado a unos hombres (sus apóstoles) que continúen “su misión” y la distribución de los beneficios de “su redención” hasta el fin de los tiempos. Les ha entregado sus propios poderes para que ejerzan de profetas, sacerdotes y gobernantes en su Iglesia.

Los intermediarios que no son Cristo, son ayudantes de Cristo para ser servidores de “su Iglesia” en la distribución de “su Gracia exclusivamente suya” y “su Salvación exclusivamente suya”.

Lo que Dios, invisible, ha hecho casi siempre (por no decir siempre) no ha sido actuar directa y visiblemente, sino actuar indirectamente mediante una persona, animal o cosa que ha hecho de intermediario: un ángel, un patriarca, un profeta, un jefe, un juez, un rey, un escritor, un sacerdote, un legislador, unos apóstoles, un Pueblo o Iglesia,...

Últimamente Dios ha actuado por medio de su Hijo”, pero más últimamente sigue actuando por su Hijo ayudado por los que él llama y envía a distribuir lo suyo (su perdón) en su lugar.

Pero cuidado. No cualquiera que diga “ a mí me ha llamado” lo ha llamado verdaderamente. No envía a cualquiera que diga “soy un enviado suyo”. Cristo ha encargado a algunos para que le ayuden y, a su vez, para que ellos sigan llamando y enviando a otros en su nombre.

Por lo tanto, no se puede confundir la verdad de que Jesucristo es el único Salvador del mundo por derecho propio, con la verdad de que Dios no lo hace todo solo, sino que se vale de intermediarios que él escoge o envía o encarga para que actúen en nombre suyo.


c) Cuando a un testigo de Jehová se le habla de “intermediarios” no piensan en otra cosa que en Jesucristo, único intermediario de la salvación de los hombres.

Pero Jesucristo no ha querido hacerlo todo él solo. Ha instituido una Iglesia suya, o sea un pueblo organizado.

Ser intermediario autorizado y legitimado de Jesús no es una cosa espontánea de cualquier cristiano que se sienta iluminado o diga que se siente escogido o que le gustaría ser intermediario y se lanza a serlo.

Es cierto que todo bautizado puede ejercer libremente su condición de anunciador de Jesucristo, sacerdote común y gobernante a su nivel. Pero esa condición no es independiente y anómico con respecto a la Iglesia fundada por Jesús. Es Jesús el que bautiza por medio de su Iglesia. Por consiguiente es Jesús quien tiene llamar y enviar por medio de la Iglesia. Nunca se puede ser intermediario sin contar con la Iglesia.

Jesús llama, por medio de su Iglesia, a colaborar con él a personas humanas que lo anuncien, que llamen por él a la fe cristiana, que bauticen por él, que partan el Pan por él, que distribuyan su Gracia sacramentalmente, que organicen por él, que interpreten por él, …


Por lo tanto, por medio de su Iglesia, Cristo sigue escogiendo e invitando a algunos cristianos a hacer de intermediarios o puentes suyos.


d) Aunque Cristo ha querido instituir su Iglesia como “su sacramento normal de salvación”, cualquier cristiano puede dirigirse directamente a Dios o a Jesucristo sin intermediarios. Los católicos también “ se comunican directamente con Dios a través de la oración y la alabanza”, como los protestantes. La diferencia está en que no lo hacen de manera excluyente , es decir, también se valen de “intermediarios” legitimados, como puede ser un ángel conocido, un sacerdote ministerial, un santo glorificado, etc.

El ángel no es dueño de la salvación, pero puede interceder ante Jesucristo, único Salvador por derecho propio, por quien le llama y le pide ayuda.

El sacerdote no es dueño de la salvación, pero puede administrar sacramentalmente la gracia de Jesucristo porque está facultado por Jesucristo (a través de la Iglesia) para esa administración.

El santo cuya santidad haya sido reconocida y proclamada por la Iglesia, tampoco es dueño de la salvación, pero puede interceder ante Jesucristo por quien le llama y le pide ayuda, puesto que ya vive y goza eternamente en Cristo.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 22/09/2012

8. - OCTAVO DATO.

Alejandro dice que “La música católica es mas tradicional. La cristiana varía desde pop hasta el rock cristiano. ”.


Este dato no establece ninguna diferencia esencial.

La música es un mero medio, una forma de expresión. Y aunque las formas van cambiando, lo importante es que expresen con dignidad los sentimientos que nacen de la fe, de la esperanza y del amor cristianos.

Si una música y una letra musical son sentidas, sinceras y veraces, dignas, bellas, respetuosas del depósito riquísimo de la fe y de los más nobles sentimientos religiosos cristianos, entonces es cristiana y católica, aunque las haya compuesto un protestante, o un ortodoxo.

Si, además, gozan del reconocimiento y la aprobación litúrgicas oficiales de la Iglesia, mejor todavía.


Hay música católica clásica, moderna y contemporánea. Hay música para recintos sagrados recogidos, para espacios públicos abiertos, para reuniones, para eventos especiales, etc. Es sólo cuestión de conocerla toda. Lo que pasa es que quien oye sólo la música de una o dos ocasiones o de una o dos iglesias o catedrales católicas, tiende a generalizar y creer que toda la música católica es como la de esa Iglesia u ocasión.

El hecho de que haya más música tradicional que contemporánea en la Iglesia Católica se explica por el hecho de que ella tiene música casi desde que se fundó hace 2000 años, desde cuando adoptó y adaptó la música judía del siglo I. La cantidad y tipo de música de cada momento depende del número de compositores que se pongan a trabajar y de su entusiasmo religioso, preparación, sentido estético, etc.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 22/09/2012

9. - NOVENO DATO.

Alejandro dice que “Los católicos tienen una gran jerarquía de intermediarios entre Dios y ellos: empezando por el Papa; existen cardenales, obispos, diáconos, etc. , las monjas pueden llegar hasta la categoría de madre superiora, pero sigue siendo inferior al rango más bajo en la categoría que se les permite a los hombres. Los cristianos por su parte, solo tiene pastores y son mas como predicadores que como autoridad religiosa, y pueden ser hombres y mujeres, aunque en la vida real tiene menos autoridad las pastoras que los pastores. ”.


Este dato es inexacto.

Alejandro se ha metido a hablar de lo que no sabe, o lo sabe sólo de oídas, o sea, mal sabido.

Ya he hablado más arriba de los intermediarios.

Alejandro a todo lo llama “intermediario”. Está confundiendo 1. - a Jesucristo como único intermediario entre Dios y los hombres en orden a la salvación; 2. - a los intermediarios encargados por Jesús y su Iglesia para que continúen la misión de Jesús en el mundo; 3. - a la jerarquía de servicios y ministerios que tiene la Iglesia; 4. - y, finalmente, a los modos o estilos de vida cristiana dentro de la Iglesia Católica.

Veamos:

a) En la Iglesia Cristiana Católica hay varios servicios o ministerios:
___el sacerdocio pleno (lo tienen los obispos),
___el sacerdocio ministerial (que tienen los sacerdotes ordenados),
___la diaconía (que tienen los diáconos o ayudantes.


El Papa no es más que un obispo (una persona que tiene el sacerdocio pleno). Pero sólo a él se le ha encargado el gobierno de toda la Iglesia Católica, como sucesor de Pedro, al que Cristo le dio ese mismo encargo.


Los cardenales no son más que obispos o sacerdotes. Ser cardenal es tener un título y el encargo de ayudar al Papa en el gobierno de la Iglesia.


La “religiosa” o monja (cuya palabra significa “una” “sola”) es una mujer cristiana católica que ha decidido vivir la vida cristiana en una comunidad católica, según una regla o constitución, cumpliendo los votos de pobreza, castidad y obediencia, según el estilo del fundador de su comunidad o congregación u orden.

Ser monja es solamente ser una mujer que se ha decidido libremente a vivir un estilo determinado de vida cristiana dentro de la Iglesia Católica. La mujer que es católica, pero que no es monja, puede decidir vivir su vida cristiana según otros estilos: casada, soltera, en grupo, sola, en una ONG, ayudante en una parroquia, administrativa, …

Entre las monjas no hay categorías. El hecho de ser “superiora” de un convento no es más que un cargo directivo temporal, un servicio a la comunidad. Otras monjas tienen otros cargos que son servicios también: administradora, ecónoma, directora de tal o cual sector, etc. Pasado un tiempo se pone a otra religiosa en ese cargo. No es una categoría hacia la que tengan que ir “ascendiendo” las monjas. Aunque a la “superiora” se le llama “superiora”, no tiene un rango ni superior ni inferior a no sé que otros rangos masculinos. En la vida religiosa no hay comparaciones, cada orden o congregación cumple lo suyo y todos están bajo el voto de obediencia que han hecho libremente.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 22/09/2012

11. - UNDÉCIMO DATO.

Alejandro dice que “Los católicos suelen referirse a Dios como Padre, Señor o Dios.... Los cristianos suelen llamarle Jehova y señor. ”.


Este dato es inexacto.

Que los católicos usen un nombre más que otro no tiene nada de especial. Los católicos llaman a Dios y a Jesucristo con cualquiera de los nombres que la Biblia les da, incluidos los nombres de Jehová y Señor. Ningún nombre es exclusivo de nadie.

Por el contrario, los testigos de Jehová y otros grupos a veces han convertido el uso de un nombre concreto en contraposición con otros, en una cuestión de vida o muerte. Por ejemplo toda la campaña en favor del uso casi exclusivo de “Jehová” en detrimento de “Yahvéh” o de “Elohim” o de “Adonai”, etc.

Según las circunstancias, los católicos llaman a Jesús con alguno de estos nombres:

Abogado (1Jn 2, 1)
Alfa y Omega (Ap 1, 8; 21, 6)
Amado (Ef 1, 6)
Amén (Ap 3, 14)
Amigo de pecadores (Mt 11, 19)
Apóstol (Heb 3, 1)
Autor de la vida (Hech 3, 15)
Bienaventurado (1Tim 6, 15)
Buen Samaritano (Lc 10, 33)
Cabeza de la iglesia (Col 1, 18)
Carpintero (Mt 13, 55; Mc 6, 3)
Consolación de Israel (Lc 2, 25)
Cordero de Dios (Jn 1, 29. 36)
Cristo (Mt 1, 16; 2, 4)
Dios (Jn 1, 1; Rom 9, 5; 1Tim 3, 16)
Don de Dios (2Cor 9, 15)
Emmanuel (Mt 1, 23)
Esposo (Mt 9, 15)
Estrella resplandeciente de la mañana (Ap 22, 16)
Guía (Mt 2, 6)
Heredero de todo (Heb 1, 2)
Hijo de David (Mt 9, 27; Mt 20, 30; Mc 10, 46-47; Mt 15, 22; Mt 2 1, 9)
Hijo de Dios (Jn 9, 35; 10, 36; Lc 1, 35; Jn 11, 27; Jn 1, 49; Mt 16, 16; Mt 4, 3. 6; Mt 27, 54; Mt 8, 29; Lc 4, 41; Mt 14, 33)
Hijo de María (Mc 6, 3)
Hijo del Altísimo (Lc 1, 32)
Hijo del Hombre, (Mt 13, 41; Mt 9, 6; Lc 6, 5; Mt 12, 40; Mt 8, 20; Mt 20, 28; Mt 17, 12; Mt 17, 9; Mt 19, 28; Jn 3, 14; Mt 16, 27; 24, 30; Mt 18, 11)
Imagen misma de Dios (Heb 1, 3)
Jesús (Mt 1, 21)
Jesucristo
Juez (Miq 5, 1; Hch 10, 42)
Libertador (Rom 11, 26)
Lucero de la mañana (2Pe 1, 19)
Luz del mundo (Jn 9, 5)
Maestro (Mt 8, 19; 26, 18; Jn 3, 2; 11, 28)
Mediador (1Tito 2, 5)
Médico (Mt 9, 12)
Mesías (Dan 9, 25; Jn 1, 4 1)
Ministro (Heb 8, 2)
Nazareno (Mc 1, 24)
Niño (Is 9, 6; Lc 2, 16)
Obispo (1Pe 2, 25)
Pascua (1Cor 5, 7)
Pan de Vida (Jn 6, 35)
Buen pastor (Jn 10, 11,14)
Príncipe de los pastores (1Pe 5, 4)
Piedra (Mt 21, 42; Mc 12, 10; Hech 4, 11;Rom 9, 32,33; Ef 2, 20; 1Pe 2, 6-7)
Piedra Angular (Ef 2, 20)
Poder de Dios (1Cor 1, 24)
Puerta(Jn 10, 9)
Precursor (Heb 6, 20)
Primicias (1Cor 15, 23)
Príncipe (Jn 5, 31)
Principio de la creación (Ap 3, 14)
Profeta (Hech 3, 22)
Propiciación (1Jn 2, 2; 4, 10;
Rom 3, 24-25 )
Puerta de las ovejas (Jn 10, 7)
Rabí (Mt 26, 25, Jn 20, 16; Jn 3, 2)
Raíz de David (Ap 22, 16)
Redentor (Mt 20, 28; 26, 27-28)
Rescate (1Tito 2, 6)
Resurrección (Jn 11, 25)
Rey de Israel (Mt 27, 42; Jn 1, 49)
Rey de reyes (Ap 17, 14; 19, 16)
Sacerdote (Heb 4, 14)
Sacrificio (Ef 5, 2)
Salvador (Lc 2, 11; Jn 4, 42; Lc 1, 47)
Santo de Dios (Mc 1, 24)
Santo Hijo (Hech 4, 30)
Segador (Ap 14, 15)
Segundo Adán (1Cor 15, 47)
Señor de señores (Ap 19, 16)
Siervo (Is 42, 1; 49, 5-7)
Simiente de Abraham (Gál 3, 16, 19)
Simiente de David (2Tito 2, 8)
Simiente de la mujer (Gn 3, 15)
Soberano (1Tito 6, 15)
Sumo sacerdote (Heb 3, 1; 7, 1)
Testigo fiel (Ap 1, 5; 3, 14; 19, 11)
Todopoderoso (Ap 1, 8)
Ungido (Sal 2, 2)
Unigénito del Padre (Jn 1, 14)
Unigénito Hijo (Jn 1, 18)
Varón (Hech 17, 31; 1Tito 2, 5)
Verbo (Jn 1, 1; Ap 19, 13)
Vid verdadera (Jn 15, 1)
Yo soy (Jn 10, 11; 14, 6; 6, 35; 9, 5; 10, 9; 11, 25; 15, 1)

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 22/09/2012

12. - DUODÉCIMO DATO.

Alejandro dice que “a los católicos los bautizan al nacer. A los cristianos los bautizan cuando consideran estar listos, por lo regular es en la adolescencia”.


Este dato es inexacto.

Alejandro constantemente hace la indebida distinción entre católicos y “cristianos”. Es evidente que los católicos son cristianos.

A los católicos, si tienen uso de razón, los bautizan cuando piden bautizarse. A los adultos se les exige antes del bautismo que conozcan bien la fe cristiana (en cursos de formación catecumenal) y que acepten libremente esa fe.


Y a los que son niños, los católicos los bautizan cuando los llevan a bautizar sus padres, que son los que quieren regalarles el don de la fe que tienen ellos y la pertenencia a la Iglesia fundada por Jesús. En este caso, los niños son bautizados en la fe de sus padres, y éstos responden por el sacramento que recibe su hijo.

Aquí Alejandro seguramente está cuestionando el bautismo de niños de forma velada.

Lo primero que hay que decirle es que la Biblia no dice que se bauticen sólo los adultos.

La Iglesia de Jesús, desde el primer siglo, ha practicado que los niños sean bautizados en la fe de sus padres. El hecho de que los niños no tengan uso de razón para aceptar personalmente la fe no ha sido nunca un impedimento para incorporarlos a la fe de sus padres y de la Iglesia, así como no pedimos permiso a los niños ni esperamos a que tengan uso de razón para darles todas las cosas que les damos (vida natural, nacionalidad, nombre, educación, etc.).

Cuando en la Iglesia Cristiana del siglo I el jefe de la familia recibía el bautismo, se bautizaba toda la familia, incluidos los niños (cfr. Hch 16,15. 33; 18,8; 1 Co 1,16). En todo el Nuevo Testamento no se encuentra ningún caso en que los niños hayan sido excluidos del bautismo. Tampoco se encuentra ningún caso en que el bautismo de los hijos de cristianos se haya dejado para más tarde.


Es que el bautismo cristiano no es una simple manifestación pública de conversión, como piensan algunos protestantes. El niño no tiene que convertirse de nada, porque todavía no ha cometido ningún pecado personal. Sólo tiene el pecado original. No hay ninguna razón para que Dios no le perdone a un niño ese pecado.

Los católicos entienden que el bautismo cristiano es un don de Dios por el cual entramos en la vida de amistad con Dios. Es regalo de Dios y no depende de ningún mérito.

Además, más adelante, cuando el niño sepa lo que hace, no tiene mermada en absoluto la capacidad de decidir si acepta y sigue con la fe en Cristo o si la rechaza.

Pero bastaría leer la Biblia para dejar de impedir el bautismo a los niños:

Jesús no excluyó a los niños cuando enseñó la necesidad de que todos se bauticen para obtener la salvación (Jn 3, 5). Y nunca rechazó a los niños: "Le presentaban también los infantes ("brepha") para que los tocara, y al verlo los discípulos, les reñían. Más Jesús llamó a los niños diciendo: «Dejad que los infantes ("brepha") vengan a mí y no se lo impidáis; porque de los que son como éstos es el Reino de Dios". (Lc 18, 15-16; Mt 19, 14).

Pablo dijo que “la Promesa es para vosotros y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos, para cuantos llame el Señor Dios nuestro. " (Hech 2,39). El Apóstol también aseguró que el bautismo reemplaza a la circuncisión (cfr. Col 2, 11–12), una ceremonia que, hoy como ayer, siguen realizando los judíos ortodoxos con sus niños casi recién nacidos.


Jorge Soto
´sociología universidad nacional de pa...
Escrito por Jorge Soto
el 23/09/2012

Juan: ¡Qué gran aporte! Desde el punto de vista bíblico, es absolutamente respetable.
Un abrazo. Jorge.

Jesús Rafael González García
Quiromasajista. escuela de quiromasaje...
Escrito por Jesús Rafael González García
el 28/04/2013

La igelisia catolica nace como rama, secta, del cristianismo primitivo, 300 años despues del cristianismo primitivo, nace después de casi 300 años muerto Jesucristo con Constantino en Roma, luego
la iglesia catolica apostolica y romana la divide un cura llamado Martín Lutero en su reforma puritana, que es donde nacen los evangelistas o cristianos protestantes que ha dado tantas ramas y tantas ideas del mismo concepto.

Damian Arreola
Contaduría pública y auditoría url
Escrito por Damian Arreola
el 29/04/2013

Interesante Jesus Rafael:

Escribes " La igelisia catolica nace como rama, secta, del cristianismo primitivo, 300 años despues del cristianismo primitivo, nace después de casi 300 años muerto Jesucristo con Constantino en Roma "

Veamos la historia: la Iglesia Luterana nace como una rama, secta del católicismo... A la fecha tanto Iglesia Luterana como IGLESIA CATÓLICA existen; la Iglesia Calvinista nace como una rama, secta del católicismo... A la fecha tanto Iglesia Calvinista como IGLESIA CATÓLICA existe; ahora bien " La igelisia catolica nace como rama, secta, del cristianismo primitivo ", pregunto ¿Donde está la Iglesia del Cristianismo Primitivo y su HISTORIA?... ¿Porque solo está la IGLESIA CATÓLICA?... Claro "no esta esa Iglesia Primitiva separada de la IGLESIA CATÓLICA, porque lo escrito por JESUS RAFAEL es totalmente falso.

Por otro lado CONSTANTINO NO crea una SECTA... Da LIBERTAD a TODOS LOS CRISTIANOS, en esa epoca ya denominada IGLESIA CATÓLICA, que están en el IMPERIO ROMANO, como prueba de lo anterior es necesario sabaer que es la PENTARQUIA.

Escribes " luego la iglesia catolica apostolica y romana la divide un cura llamado Martín Lutero en su reforma puritana, que es donde nacen los evangelistas o cristianos protestantes que ha dado tantas ramas y tantas ideas del mismo concepto. "...

Si, el cura llamado Martín Luetero, prefirio la APOSTACÍA... La SEPARACIÓN, como que no habia leido la BIBLIA:

Separó, mientras Jesucristo pide UNIDAD (Juan 17. 21)

Renuncio a la Iglesia Católica, porque era necesario que se manifestara que no eran de nosotros ( 1 Juan 2. 19)

Creo sus propias doctrinas, (Mateo 24. 23-25, Marcos 13. 21-23)

Pero en fin, lo mismo le sucedio a la falsa doctrina del ISLAM, hijos bastardos de Abraham, después de haber sido unificados mor Mahoma en el año 622; después, un apostata islam funda una secta del islam, el bahaísmo, en el año de 1844; es interesante la CANTIDAD de falsos profetas surgidos en el siglo XIX, cumpliendo lo descrito en la Biblia (Mateo 24. 23-25, Marcos 13. 21-23); y como confirmación del engaño que predican, alli se tiene un botaón "Constantino fundo la Iglesia Católica"... NADA MAS ALEJADO DE LA VERDAD.

Saludos,


Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 29/04/2013

JESUS RAFAEL. - La Iglesia Católica nace como rama, secta, del cristianismo primitivo, 300 años después del cristianismo primitivo, nace después de casi 300 años muerto Jesucristo con Constantino en Roma,...


JUAN. - A lo que te dice Damián quiero agregar lo siguiente:


Si hablaras de Bahaulláh, podrías decir lo que te diera la gana porque te declaras bahaulliano y se supone que conoces a Bahaulláh.


Pero si hablas de Jesucristo y de la Iglesia Católica que tú abandonaste, tienes que aumentar tu información y mejorar notablemente tu cultura. Porque no basta que te hayan llevado a bautizar como cristiano ni que hayas oído cuatro cosas en la escuela, en la calle o en una iglesia las pocas veces que fuiste a una parroquia o a un templo católico. El hecho es que ahora, cuando hablas de Jesucristo, del Cristianismo o de la Iglesia Católica, estás hablando de lo que no llegaste a conocer ni comprender bien y de lo que no viviste con conocimiento de causa.


Hasta ahora nos estás trayendo a este foro sólo las historietas que has leído de gente ignorante de la historia y de gente que falsifica descaradamente la historia porque sólo les importa su secta y desgraciadamente han decidido odiar de todas las maneras posibles a la Iglesia Católica fundada por Jesucristo.

Mira Jesús Rafael. Hazte un favor: Coge un libro de historia del Cristianismo o de historia de la Iglesia Católica de algún HISTORIADOR VERDADERAMENTE PROFESIONAL E IMPARCIAL (por el momento no me importa si tal historiador verdaderamente profesional e imparcial es protestante, ateo, o lo que quiera ser) y entérate bien de lo que dice sobre la Iglesia Católica, de dónde arranca y cuál es su historia documentada.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 29/04/2013

Si no conoces a ningún historiador verdaderamente profesional e imparcial, acércarte a alguna facultad universitaria de teología o a una biblioteca especializada en historia del Cristianismo y pide que te orienten.


Si no sabes o no quieres o no puedes acercarte a ninguna facultad ni biblioteca especializadas, invierte un poco de dinero en cultura y pregunta o pide a alguna editorial una obra (que sea mundialmente reconocida en los centros más prestigiosos de estudios superiores) de historia del Cristianismo o de historia de la Iglesia Católica.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 29/04/2013

Si tampoco sabes, quieres ni puedes hacer lo que te sugiero, rastrea las webs de facultades, casas y editoriales de prestigio internacional tales como:

https://www.casadellibro.com
[Aquí puedes encontrar, por ejemplo:

BERNARDINO LLORCA VIVES, RICARDO GARCÍA VILLOSLADA, JUAN MARÍA LABOA GALLEGO, “ Historia de la Iglesia Católica I: Edad Antigua: la Iglesia en el mundo grecorromano (i-750) ” BAC 7ª Ed.;

JOSÉ SÁNCHEZ HERRERO, “ Historia de la Iglesia II: La Edad Media ”;

JOSÉ GARCÍA ORO, “ Historia de la Iglesia III: Edad Moderna ”;

JOSÉ ORLANDIS ROVIRA, “ Historia de la Iglesia I: La Iglesia Antigua y Medieval ”, Ed. Palabra 1974;

FRANCISCO MARTÍN HERNÁNDEZ, “ Historia de la Iglesia II: Edad Moderna y Contemporánea ”, Ed. Palabra 2000;

VICENTE CÁRCEL ORTÍ, “ Historia de la Iglesia III: La Iglesia en la Epoca Contemporánea ”, Ed. Palabra 2000 ]


https://www.quedelibros.com
[Aquí puedes encontrar, por ejemplo:

JOSEF LENZENWEGER, PETER STOCKMEIER, KARL AMON, RUDOLF ZINNHOBLER , “ Historia de la Iglesia Católica ”, Herder 1989 [ https://mercaba. Org/IGLESIA/Historia/Varios/Historia%20Iglesia%20Cat%C3%B3lica-Lenzenweger-1. Pdf ]


https://www.unav.es/thistorica/moderna/pagina_4. Html
[Aquí puedes encontrar, por ejemplo:

LLORCA, B. -GARCIA VILLOSLADA, R. -MONTALBÁN, “ Historia de la Iglesia Católica” , 4 vols. , BAC, Madrid 5ª edición 1987;
ROPS H. , DANIEL, “ Historia de la Iglesia” , 7 vols. , Miracle, Barcelona 1955;
ROGIER L. J-R. AUBERT-M.D. KNOWLES, “ Nueva Historia de la Iglesia ”, Cristiandad, Madrid 1964 ss.;
FLICHE, A-MARTIN, V. , “ Historia de la Iglesia” , 32 vols. , Edicep, Valencia 1974;

https://www.amazon.es
[Aquí puedes encontrar, por ejemplo:

JOSEF LENZENWEGWE, PETER STOKMEIER, KARL AMON, RUDORF ZINNHOBLER, “Historia de la Iglesia Católica”, Herder
JOSE URIEL PATIÑO, “ Historia de la Iglesia ”, tomos I, II y III;
ALFONSO ROPERO, “Mártires y perseguidores: Historia de la Iglesia desde el sufrimiento y la persecución”, 2010;
KEVIN L. HUGHES, THOMAS P. WALTERS, “ Historia de la Iglesia: El legado de la fe (Catholic Basics: A Pastoral Ministry Series) ”;
MIGUEL GARCÍA GUILLÉN DE LA TORRE, “Breve compendio de Historia de la Iglesia Católica”;
LOUIS DE WOHL, “ Fundada sobre roca: Historia breve de la Iglesia ;


Otras referencias útiles pueden ser:

EUSEBIO DE CESAREA, “Ἐκκλησιαστικὴ ἱστορία“ (“ Historia de La Iglesia” o “ Historia Eclesiástica”) [ https://escrituras.tripod.com/Textos/HistEcl00. Htm ];

GUY BEDOUELLE, G. CHANTRAINE, E. CORECCO, L. GEROSA, A. SCOLA, CH. SCHÖNBORN , “ La Historia de la Iglesia” , EDICEP Valencia 1993;
JEAN COMBY, “ Para leer la Historia de la Iglesia 1. De los orígenes al siglo XV ”, Ed. Verbo Divino, Estella 1998;
AGUSTÍN FLICHE, VICTOR MARTIN, “
Historia de la Iglesia. De los orígenes a nuestros días” , EDICEP, Valencia 1878; Vol. I: El nacimiento de la Iglesia , por J. Lebreton y Jacques Zeiller; id, autores Vol. II: Desde fines del siglo II hasta la paz constantiniana;
HUBERT JEDIN, “ Manual de Historia de la Iglesia” , Herder, Barcelona 1966. Tomo I: “ De la comunidad apostólica hasta Constantino” por K. BAUS;
JOSEPH LORTZ, “
Historia de la Iglesia. En la perspectiva de la Historia del pensamiento” , Ed. Cristiandad, Madrid 1982 Tomo I: Antiguedad y Edad Media;
FRANCISCO MARTIN HERNANDEZ,
La Iglesia en la Historia , Sociedad de Educación Atenas, Madrid 1984;
GIACOMO MARTINA, RUBÉN GARCÍA, “
Historia de la Iglesia, desde el siglo I al siglo XVIII” , Estudios Proyecto N 16, Buenos Aires 1992;
FRANCO PIERINI, “
La Edad Antigua. Curso de Historia de la Iglesia I”, Ed. San Pablo, Madrid 1996;
ROGIER, L.J.- AUBERT, R. - KNOWLES, M.D. , “
Nueva Historia de la Iglesia” , Ediciones Cristiandad, Madrid 1964. Tomo I: “ Desde los orígenes a San Gregorio Magno”;
J
EAN DANIELOU, “ Desde los orígenes al Concilio de Nicea” ; MARROU, H.I. , “ Desde el Concilio de Nicea hasta la muerte de San Gregorio Magno”;
RAMÓN TREVIJANO ECHEVERRÍA, “ Orígenes del Cristianismo. El transfondo judío del cristianismo primitivo”, Universidad Pontificia de Salamanca, Caja Salamanca y Soria, Salamanca 1995;
KENETH SCOTT LATURELLE, “ Historia de la Iglesia ”;
JOHN L. MCKENZIE, “ The Roman Catholic Church ”;
DENIS MEADOWS, “ A short history of the Catholic Church ”;
DANIEL OLMEDO (Universidad de Texas), “ Historia de la Iglesia Católica ”, Editorial Porrúa, 1978;
VITTORIO MESSORI, " Leyendas Negras de la Iglesia Católica ".

https://enciclopedia.us.es/index. Php/Historia_de_la_Iglesia_Cat%C3%B3lica
https://usuarios.advance.com. Ar/pfernando/DocsIglAnt/Programa. Html
https://webs.advance.com. Ar/pfernando/DocsIglCont/ProgramaHI4. Html
https://webs.advance.com. Ar/pfernando/DocsIglMod/ProgramaHIMod. Html
https://cidec.org.mx/historiadelaiglesia. Html
https://www.buenastareas.com/ensayos/Curso-De-Historia-De-La-Iglesia/52068. Html
https://laverdadcatolica. Org/LaHistoriaVerdaderaDeLaIglesia. Htm

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 29/04/2013

Si ninguna de mis referencias te parece fiable, busca tú mismo una buena obra histórica de cualquier historiador verdaderamente profesional e imparcial y:


1. - Averigua si ese historiador verdaderamente profesional e imparcial que vas a consultar te cuenta el falso cuento de que Cristo no fundó una “ekklesía katoliké” de personas.

(Por si acaso, en idioma español, la palabra griega “katolikós, katoliké” quiere decir “universal”, “para todos los seres humanos”.
Y la palabra “ekklesía” quiere decir “asamblea (universal o local)”, “reunión de gente”, “congregación”, “comunidad”, “iglesia”. (Cfr. Mt 18, 17; Rom 16, 23; 1Cor 10, 32; 12, 28; 1Tim 3, 15; Sant 5, 14; etc.)


2. - Averigua si ese historiador verdaderamente profesional e imparcial te cuenta el falso cuento de que la Iglesia fundada por Cristo es una asamblea universal distinta de la Iglesia Católica actual.


3. - Averigua si ese historiador verdaderamente profesional e imparcial te cuenta el falso cuento (inventado por la secta anticatólica autollamada “testigos de Jehová”, y por otros) de que la Iglesia Católica comenzó con Constantino, en Roma, a los 300 años de la muerte de Cristo.


4. - Averigua si ese historiador verdaderamente profesional e imparcial te cuenta el falso cuento de que la Iglesia Católica quedó alguna vez dividida en dos.


(Por si acaso, si a ti se te cae una oreja, no puedes decir que te han dividido en dos.)


5. - Averigua si ese historiador verdaderamente profesional e imparcial te cuenta el falso cuento de que los cristianos protestantes son llamados “evangelistas”.


(Por si acaso, “evangelista” no quiere decir lo mismo que “evangélico”, “reformado”, “protestante”, etc.)


6. - Averigua si ese historiador verdaderamente profesional e imparcial te cuenta el falso cuento de que los cristianos protestantes han dado tantas ramas y tantas ideas “del mismo concepto”. ¿De qué “concepto”?



Cuando averigües seriamente lo que te dice un historiador verdaderamente profesional e imparcial sobre estos 6 puntos, vienes y nos cuentas (si te da la gana) lo que te ha dicho.

Jorge Soto
´sociología universidad nacional de pa...
Escrito por Jorge Soto
el 01/05/2013

¡Oh Jesús Rafael! ¡En qué te metiste! Estoy pendiente de tus respuestas!

Mike
Escrito por Mike
el 01/05/2013

Jorge


A ver si no te salen raíces esperando,


Me temo que te dejen como novia de pueblo vestida y alborotada...


Pero como son bien predecibles, te puedo asegurar que la respuesta será algún enlace, que tenga que ver con la gran ramera, la resurrección de juan pablo II, el banco del vaticano, curas pederastas, o algún sacerdote que se convirtió al cristianismo y ahora es pastor y desenmascara al vaticano, o en su defecto un copiar pegar del bahaísmo, pero por el bien de este debate, ojalá esté equivocado...


Jorge Soto
´sociología universidad nacional de pa...
Escrito por Jorge Soto
el 03/05/2013

Mike: Como visionario, pintas bien.

Esperaré sentado, para no cansarme.

Mike
Escrito por Mike
el 04/05/2013

Jorge

Sigues sentado esperando....

Saludos Dios te bendiga


Elí David Oblitas Millán
Educación física instituto superior pe...
Escrito por Elí David Oblitas Millán
el 10/05/2013

El ser Cristiano significa practicar el Cristianismo, que pertenece a las religiones abrahamicas (remontadas desde Abraham y antiguo testamento), pero que ademas practica la religión basada en las enseñanzas de Jesucristo como hijo de Dios (nuevo testamento). Posteriormente conforme avanzo los primeros siglos de la era comun en la edad media, moderna y contemporanea van adquiriendo las iglesias van adquiriendo diferentes denominaciones con algunas variaciones en sus doctrinas, estas son: la catolica, protestantes, ortodoxa, etc. Finalmente, la demoninacion catolica significa universal, denominacion que pertenece a la iglesia catolica apostolica y romana.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 11/05/2013

Ser CRISTIANO significa confiar completamente en Jesucristo y en la única Iglesia que él ha fundado y organizado como continuadora de su misión salvadora de todos los seres humanos.


Según la Enciclopedia Católica ( https://ec.aciprensa.com/wiki/Cristianismo#. UY69rUpIM7o ) CRISTIANISMO es el nombre dado al sistema definido de creencias y prácticas religioso-culturales universales basadas en el seguimiento y obediencia a la única persona divina nacida como hombre en nuestro mundo, en Palestina, apróximadamente en el año 6 a.C. , durante el reinado del emperador romano Tiberio, a la que llamamos “Jesús” o “Jesucristo”.


El “PUEBLO, COMUNIDAD o IGLESIA” que Jesucristo ha querido ir construyendo hasta el fin del mundo con todos los hombres que creen en él y se bautizan a lo largo de los siglos para que continúe su divina misión salvadora de todos y cada uno de los seres humanos, fue llamada a través del tiempo con diversos nombres para diferenciarse de comunidades que no creyeron en Jesús como la judía de la synagoga y las paganas.

Los primeros cristianos llamaban a este “Pueblo, Comunidad o Iglesia cristiana” con el nombre de “El Camino”.

También la llamaban con la palabra “Ekklésia” (qahál, en hebreo).

Cuando sucedió el cisma de oriente, la llamaban “Iglesia de Occidente”.

Y cuando sucedió el cisma luterano, le dieron el nombre de “Iglesia Católica” para diferenciarla de las comunidades protestantes, como hasta hoy.

El mismo Jesucristo ya había dicho que su Iglesia era católica cuando, al dar a sus apóstoles la misión de difundir el evangelio y bautizar, les dijo que esa misión era universal, para todo el mundo, o sea “katolikós”.


Actualmente la situación de los cristianos en el mundo es, grosso modo, la siguiente:

“El Pueblo, Comunidad o Iglesia” fundada por Jesús (aproximadamente en el año 33 de nuestra era con las características de “una”, “santa”, “católica” y “apostólica”) es la actual Iglesia Católica (cuya sede episcopal principal es la diócesis del Apóstol Pedro en Roma).

Las iglesias que se separaron de la Iglesia Católica desde el año 1054 son las actuales Iglesias ortodoxas radicadas principalmente en el oriente de Europa.


Y las iglesias que se separaron de la Iglesia Católica desde el año 1521 son las innumerables iglesias protestantes actuales(que prefieren ser llamadas “evangélicas” o “reformadas”).