En este grupo En todos

Grupo de Apoyo psicológico y humanitario a usuarios en emergencia

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
¿Qué es la sensibilidad dental?

¿Qué es la sensibilidad dental?

Es el dolor o molestia que se produce debido a un desgaste de la superficie dental o retracción del tejido gingival. La causa más común en los adultos es la exposición de las raíces ante dicha retracción de las encías. Como estas raíces no están cubiertas con esmalte, los miles de canales diminutos que van al centro del nervio dental (pulpa) quedan expuestos. Cuando el calor, frío o una presión toca esos canales, usted siente dolor.

No prestar atención a sus dientes sensibles puede derivar en otros problemas bucales. Esto ocurre frecuentemente cuando el dolor no permite que usted cepille sus dientes, y por lo tanto, sea más vulnerable a la caries y a la enfermedad de las encías.

¿Cómo sé si tengo dientes sensibles?

Si alguna vez tuvo una sensación dolorosa en sus dientes después de beber o comer alimentos o bebidas calientes o frías, eso significa que usted ha tenido dientes sensibles. Ésta suele ser una situación común, ya que uno de cada cuatro adultos en los Estados Unidos sufre esta afección que con frecuencia, aparece y desaparece en distintos momentos de la vida.

¿Cómo tratar los dientes sensibles?

Lo primero y mas importante, es que se lo comente a su dentista o higienista.

Los dientes sensibles generalmente pueden tratarse exitosamente. Su dentista le prescribirá un gel o un enjugue con flúor. Use pastas de dientes con fórmulas especiales para dientes sensibles. Pregúntele a su dentista qué producto para dientes sensibles es adecuado para usted.

Asegúrese cepillar sus dientes correctamente, pues en caso contrario puede desgastarlos y con ello hacerlos más sensibles. Un cepillado con presión excesiva, así como el punto de contacto de una prótesis parcial y las ortodoncias pueden producir abrasión (pérdida de superficie dental).

Las encías retraídas exponen la superficie de la raíz al calor, frío y presión.

Los túbulos dentinarios expuestos causan dolor.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
Mal aliento (halitosis)

¿Qué es la halitosis?

Halitosis es la presencia de mal aliento y un problema que muchas personas padecen alguna vez. Se calcula que el 40% de la población sufre o sufrió de halitosis en algún momento de su vida.

El mal aliento se atribuye a diversas causas:
-Mala higiene bucal (cepillado incorrecto o limpieza con hilo dental inadecuada)
-Enfermedad de las encías
-Ingesta de ciertos alimentos, como cebolla o ajo
-Tabaco y alcohol
-Sequedad bucal (provocada por medicamentos, trastornos clínicos y por disminución del flujo salival durante el sueño, de allí el término "aliento matinal")
-Enfermedades sistémicas como cáncer, diabetes, hígado y trastornos hepáticos

¿Cómo sé si tengo halitosis?

Una de las formas de saber si se tiene mal aliento es cubrirse la boca y la nariz con la mano, exhalar y oler el propio aliento. Otra manera es preguntarle a alguien de confianza o a nuestro dentista si tenemos mal aliento. Recuerde que un gran número de personas sufren de “aliento matinal” provocado por un flujo salival reducido durante el sueño que hace que los ácidos y otros restos alimenticios se descompongan en la cavidad bucal. El cepillado y la limpieza profunda con hilo y enjuague bucal antes de irte a dormir y luego en la mañana, al levantarse, es un factor que ayuda a disminuir el problema.

¿Cómo puedo prevenir la halitosis?

Evite los alimentos que causan mal aliento y además:

-Cepille profundamente y de manera correcta sus dientes por lo menos dos veces al día, realice una limpieza con hilo dental para retirar la placa bacteriana y restos de alimentos , use enjuague bucal para una protección antibacterial prolongada, una duradera sensación de limpieza y frescura en su boca.
-Si usa prótesis removibles, retírelas todas las noches y límpielas minuciosamente antes de volver a colocárselas.
-Visite a su dentista periódicamente para realizarse revisiones y limpiezas dentales.


Si el mal aliento persiste aún con el cepillado, hilo dental y enjuague bucal, visite al dentista para que le realice un examen dental e identifique si existen problemas más serios. Sólo el dentista puede determinar si el mal aliento proviene de una enfermedad de encías, de una sequedad bucal, o es consecuencia de la formación de placa bacteriana.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
¿Qué son las muelas del juicio?

¿Qué son las muelas del juicio?

Las muelas del juicio son los últimos molares ubicados a cada lado de los maxilares. Además, son los últimos dientes en aparecer o erupcionar y esto, generalmente, ocurre cuando la persona tiene entre 16 y 20 años.

Como son los últimos en erupcionar, con frecuencia, la boca no tiene suficiente espacio libre para acomodarlos. Cuando eso ocurre, los dientes quedan retenidos (atrapados por otros dientes o por el mismo hueso, debajo del tejido gingival). Si los dientes quedan retenidos, se produce dolor e hinchazón en la zona.

Las muelas del juicio que emergen parcialmente o erupcionan giradas, también pueden provocar un apiñamiento doloroso y enfermedad. Como los dientes extraídos antes de los 20 años tienen raíces menos desarrolladas y escasas complicaciones, la ADA (Asociación Dental Americana) recomienda que las personas de entre 16 y 19 años acudan al dentista para que el profesional evalúe la necesidad de extraer sus muelas del juicio.

¿Cómo se extraen las muelas de juicio?

La extracción de piezas dentales es un procedimiento de rutina. Su dentista o el cirujano bucal especialista, le recomendará una anestesia general o una anestesia local para adormecer sólo la zona durante el procedimiento quirúrgico.

Después de la extracción de la muela (o muelas), su dentista le solicitará que muerda una gasa durante 30 o 45 minutos para detener el sangrado. Puede haber cierto dolor e inflamación que desaparecerán después de unos días. Usted debe llamar a su dentista si tiene dolor agudo o prolongado, inflamación, sangrado o fiebre después de la extracción.

La extracción de las muelas de juicio debido a apiñamientos o retención, no debe afectar la mordida o la salud bucal futura.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
¿Los medicamentos tienen efecto sobre mi salud bucal?

¿Pueden afectar los medicamentos mi salud bucal?
Sí, los medicamentos pueden tener efectos colaterales en la salud bucal, y el más común es la boca seca. Debe usted informar siempre a su odontólogo si está ingiriendo algún medicamento, aún aquéllos que adquiere sin prescripción.

A continuación se detallan los medicamentos que producen la sequedad bucal:

-Antihistamínicos
-Descongestivos
-Analgésicos
-Diuréticos
-Medicamentos para la hipertensión
-Antidepresivos


Hay otros medicamentos que pueden provocar sangrados anormales durante el cepillado o la limpieza con hilo dental, inflamación o ulceración de los tejidos, ardor bucal, insensibilidad u hormigueo, trastorno de movimientos y alteraciones del sabor. Si usted experimenta cualquiera de esos síntomas, consulte a su odontólogo o médico.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
Enfermedades cardíacas y enfermedad de las encías

¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas?
En términos generales, los datos indican que la enfermedad crónica de las encías puede contribuir al desarrollo de afecciones cardíacas. En Estados Unidos, es la primer causa de muerte tanto en hombres como en mujeres.

¿Cómo se da esta conexión? La enfermedad de las encías es una infección bacteriana que puede afectar a otras condiciones externas a la boca. En el caso de las enfermedades cardíacas, una teoría es que la enfermedad de las encías puede hacer que las bacterias ingresen al torrente sanguíneo donde se adhieren a los depósitos grasos en los vasos del corazón. La afección puede generar coágulos y éstos provocar un ataque cardíaco.

Un informe de la Dirección General de Salud Pública en los Estados Unidos, afirma que una buena salud bucal es esencial para mantener la salud general del individuo. Por lo tanto, asegúrese de cepillar y limpiar con hilo dental sus dientes y visitar periódicamente a su dentista.

Si tengo alguna afección cardíaca, ¿Hay requisitos especiales que debo cumplir para conservar mi salud bucal?
Para conservar su salud bucal, respete estas sugerencias:

-Cuide y mantenga una boca sana. Esto significa, como se mencionó anteriormente, cepillar y limpiar los dientes con un hilo dental, así como el uso del enjuague bucal y visitar periódicamente al dentista.
-Asegúrese que su dentista sabe que usted tiene un problema cardiaco.
-Siga las instrucciones de su médico y de su dentista. Utilice los medicamentos prescritos, como antibióticos, según las instrucciones recibidas.

¿Corro algún riesgo al someterme a procedimientos dentales?
Si usted ya sufre de afecciones cardíacas, puede presentar riesgo de desarrollar una endocarditis bacteriana que es una infección de la pared interna del corazón o en las válvulas. Siempre que hay sangrados en la boca, ciertas bacterias de la boca pueden ingresar al torrente sanguíneo y depositarse en las válvulas cardíacas anormales o en los tejidos debilitados por problemas o afecciones cardíacos ya existentes. En estos casos, la infección puede dañar o inclusive destruir las válvulas o tejido cardíaco.

Hay ciertas precauciones a tomar si usted tiene alguna de las siguientes afecciones:

-Válvulas cardíacas artificiales (prótesis)
-Antecedentes de endocarditis
-Defectos congénitos de corazón o de válvula cardíaca
-Válvulas cardíacas dañadas (con cicatrices) debido a afecciones como fiebre reumática
-Prolapso de válvula mitral con soplo
-Cardiomiopatía hipertrófica

Asegúrese de informar a su dentista que usted tiene alguna afección cardiaca y cualquier medicamentos que tome para la misma. Su dentista anotará la información en su historia clínica y coordinará el tratamiento necesario con su médico.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
La enfermedad periodontal y la diabetes

La diabetes es una enfermedad en la cual el cuerpo no produce o no utiliza adecuadamente la insulina. La insulina es una hormona indispensable para convertir azúcar, almidones y otros alimentos en energía necesaria para la vida diaria. De los 20. 8 millones de niños y adultos en los Estados Unidos que padecen de diabetes, cerca de un tercio de ellos ignoran que ellos tienen diabetes. 1 Una investigación reciente ha sugerido que la periodontitis con frecuencia se asocia con la diabetes y puede ser considerada como una de la complicaciones crónicas de la enfermedad. Un estudio reciente que consistía de más de 200 individuos examinó la relación entre la diabetes y la periodontitis. Los resultados del estudio indican que los individuos con diabetes tenían un mayor nivel de periodontitis que los individuos que no padecían la enfermedad.2

Los factores importantes a considerar al momento de la evaluación del estado periodontal y de la formulación de planes de tratamiento para los pacientes con diabetes, incluyen su grado de control metabólico, la duración de su enfermedad, la presencia de otras complicaciones a largo plazo de la diabetes, la presencia de factores de riesgo simultáneos y su nivel general de salud.

Se debe enfatizar la reducción de bacterias y la eliminación del biofilm, tanto por encima como por debajo de la línea de las encías. Esto puede lograrse con el curetaje y alisado radicular tradicional además de un excelente cuidado en casa. El tratamiento debe enfocarse en la prevención de la enfermedad periodontal y de la inflamación oral, que es esencial en controlar las complicaciones orales asociadas con diabetes. Y, porque sabemos que la exposición bacterial es un factor de riesgo para la gingivitis incluso entre pacientes diabéticos sanos, bien controlados, los pacientes deben ser animados a utilizar el hilo dental regularmente y a cepillarse dos veces al día con una crema dental que ofrezca protección antibacteriana.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
La enfermedad periodontal y la enfermedad cardiovascular

La enfermedad cardiovascular afecta el corazón y/o los vasos sanguíneos. Más de 50 millones de estadounidenses experimentan problemas cardiovasculares y la enfermedad cardiovascular es la causa número uno de muerte e incapacidad en Estados Unidos. Para cuando se detectan los problemas de corazón, la causa subyacente (arteriosclerosis) normalmente está ya muy avanzada. Por lo tanto, es clave la prevención mediante la modificación de factores de riesgo, tales como la alimentación sana, el ejercicio y el no fumar.

Una investigación reciente muestra que la periodontitis puede estar asociada con el desarrollo de la enfermedad cardiovascular. Una teoría es que las proteínas inflamatorias y las bacterias en el tejido periodontal entran en el torrente sanguíneo y causan varios efectos en el sistema cardiovascular. Un estudio reciente1 examinó la presencia de las bacterias que se conoce causan la periodontitis y el engrosamiento de la pared del vaso sanguíneo comúnmente observado en la enfermedad cardiaca. Después de analizar las muestras de más de 650 sujetos, los investigadores concluyeron que un mayor nivel de engrosamiento del vaso sanguíneo estaba asociado con la presencia de la misma bacteria encontrada en la placa dental conocida por causar la periodontitis.

Muchos aspectos de su salud deben ser considerados al evaluar su estado periodontal y al desarrollar planes de tratamiento integrales. Para aquellos en riesgo de desarrollar, o aquellos con, enfermedad cardiovascular existente, los factores críticos a considerar incluyen la severidad de la enfermedad; la duración de la enfermedad; la presencia de otras afecciones médicas, como la diabetes, que podrían afectar la enfermedad cardiovascular, y la presencia de factores de riesgo simultáneos a las enfermedades periodontales. Adicionalmente, el dentista puede comunicarse con su médico para determinar el nivel de cuidado, el tratamiento para la afección y su bienestar en general.

Reducir bacterias y eliminar el biofilm, tanto por arriba como por debajo de la línea de las encías, son una parte esencial para la salud oral y sistémica. Esto puede lograrse con el curetaje y alisado radicular tradicional, además de un excelente cuidado en casa. Las instrucciones de higiene oral son una parte importante del plan de tratamiento para todos los pacientes, particularmente para los pacientes de alto riesgo, como aquellos que padecen de enfermedad cardiovascular. El tratamiento debe enfocarse en la prevención de la enfermedad periodontal y de la inflamación oral, ambas esenciales para el control de las complicaciones orales asociadas con la enfermedad cardiovascular. Y porque sabemos que la exposición bacteriana es un factor de riesgo para la gingivitis, aún entre pacientes sanos, se les debe motivar para que utilicen hilo dental regularmente y cepillen sus dientes dos veces al día con una crema dental que ofrezca protección antibacteriana.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
Opciones de tratamiento para la sensibilidad en los dientes

La sensibilidad en los dientes - Vistazo general

La sensibilidad en los dientes se debe a la exposición de la dentina, la parte del diente que cubre el nervio, ya sea por la pérdida de la capa de esmalte o la retracción de encías. Los cambios de temperatura y ciertos alimentos (acídicos o dulces) pueden causar dolor en el o los dientes. Normalmente, el dolor disminuye después de un período de tiempo corto.

La dentina contiene una gran cantidad de poros o conductos que corren desde la parte exterior del diente hacia el nervio en el centro. Cuando la dentina se encuentra expuesta estos conductos pueden ser estimulados por los cambios de temperatura o ciertos alimentos. Aquí presentamos una imagen de cómo se ven los conductos de la dentina en el microscopio:

microscopio

La mejor forma de descubrir por qué un diente es sensible es llevar a cabo una evaluación por parte del profesional de la salud dental. Ellos pueden buscar las señales de exposición de la dentina y realizar pruebas para determinar la causa real de la sensibilidad. En algunos casos, la sensibilidad se debe a una caries o a la enfermedad de las encías - éstas pueden ser tratadas para abordar la sensibilidad. En otros casos, la causa de sensibilidad se debe a la pérdida de esmalte mediante la abrasión y erosión, o porque las encías se han retraído, causando que las raíces se encuentren expuestas.

¿Qué se puede hacer?
Si la sensibilidad se debe a una caries, puede colocarse una restauración. Si la causa es la enfermedad de las encías, el profesional de la salud dental puede realizar una limpieza minuciosa del área.

Sin embargo, si la causa es por exposición de la dentina, entonces hay una gran cantidad de tratamientos profesionales y de uso en casa que pueden ser utilizados para reducir la sensibilidad.

Procedimientos en la clínica dental
. Barniz de flúor puede ser aplicado en las áreas expuestas, fortaleciendo el esmalte y la dentina;
. Se puede colocar flúor en espuma o en gel en una férula; luego debe colocarla en su boca durante 3 a 5 minutos, proporcionando a los dientes una alta concentración de flúor para fortalecer las áreas
. El agente de adhesión, el material utilizado para adherir restauraciones dentales de color a los dientes, puede ser utilizado para sellar la superficie de la dentina y proporcionar una barrera a los estímulos que causan la sensibilidad

En casa:
. Utilice un cepillo dental de cerdas muy suaves, junto con una crema dental poco abrasiva;
. Cepille sus dientes de forma correcta y no se exceda en el cepillado;
. Utilice una crema dental especialmente formulada para calmar las terminaciones nerviosas en el diente
. Utilice una crema dental con alta concentración de flúor (proporcionada por el profesional de la salud dental) para fortalecer la superficie dental;
. Existe una gran cantidad de tratamientos disponibles, y su profesional de la salud dental puede ayudarle a encontrar aquellos que funcionarán mejor, dependiendo de su situación. Busque siempre la ayuda de un profesional de la salud dental - no trate de diagnosticar el problema usted mismo. Esto puede ser una señal de algo más serio y solamente un profesional de la salud dental puede indicarle lo que realmente es.



Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
El bruxismo, ¿Padece usted de esto?

¿Por qué ocurre esto?
Muchos profesionales médicos y de la salud dental no siempre conocen la causa exacta, pero el bruxismo puede ocurrir debido al estrés psicológico con el que las personas deben enfrentarse durante la semana. El estrés puede clasificarse de dos formas: por factores internos y externos.

Tratando el problema
La mayoría de los individuos que sufren de bruxismo deben visitar a su profesional de la salud dental /especialista para determinar el por qué de este problema. Su profesional de la salud dental puede recomendarle utilizar un protector bucal o un protector durante la noche para amortiguar la presión o el rechinido de los dientes mientras que duerme. Además, su profesional de la salud dental puede sugerirle formas para reducir el estrés para que disminuya su nivel de bruxismo. Debe considerar evitar el consumo de alimentos como el chocolate y bebidas que contengan cafeína y alcohol. Evite masticar con fuerza; su dentista o cirujano maxilofacial oral puede sugerirle realizar ejercicios para relajar los músculos de sus mandíbulas durante el día. Si su bruxismo es más severo, puede que se recomienden unas férulas oclusales, así como también medicamento bajo receta médica para ayudarle a relajar o a dormir más profundamente. Su profesional de la salud dental podrá trabajar con usted para encontrar la causa y la solución para aliviar este problema.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
Los protectores bucales y su mantenimiento

Una vez que haya ajustado su protector bucal para adaptarlo a sus dientes debe aprender cómo darle el mantenimiento adecuado. Un protector bucal debe utilizarse solamente durante las prácticas deportivas y los juegos. No muerda el protector bucal ya que puede debilitar la efectividad del plástico o material laminado.

Su dentista debe asegurarse que su protector bucal no tenga bordes afilados porque esto podría irritar o lastimar el tejido gingival o las mejillas. Después de utilizar su protector bucal, revíselo para determinar si existe algún daño. Si su protector bucal tiene algún daño, reemplácelo para que no irrite el tejido gingival. Su protector bucal se conservará por más tiempo si usted lo cuida de forma adecuada.

Después de utilizar su protector bucal, debe limpiarlo con agua fría y utilizar su cepillo y crema dental para eliminar bacterias que pueden desarrollarse durante el uso. Enjuague su protector bucal y colóquelo en un recipiente para guardarlo a temperatura ambiente hasta la próxima práctica o juego. Asegúrese de visitar a su profesional de la salud dental para citas dentales regulares y tratar cualquier inquietud o pregunta que tenga respecto al uso del protector bucal en los deportes.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
La enfermedad periodontal y la obesidad

Muchos profesionales médicos consideran la obesidad como una enfermedad crónica. Es bien sabido que la obesidad va en aumento en Estados Unidos, y que miembros cada vez más jóvenes de nuestra comunidad se están convirtiendo en personas obesas debido a una mala nutrición y a malos hábitos alimenticios. La investigación ha demostrado que la obesidad aumentará el riesgo de hipertensión, diabetes tipo dos, artritis, enfermedad cardiovascular, problemas respiratorios y cánceres de endometrio, seno, próstata y colon. 1 En un estudio de investigación reciente también se ha demostrado que la obesidad aumenta el riesgo de enfermedad periodontal y que puede ser la resistencia insulínica la que regula la relación entre la obesidad y la enfermedad periodontal. 1 También se encontró que los individuos con índices de masa corporal (BMI, por sus siglas en inglés) elevada producen un nivel más alto de proteínas inflamatorias.

Las clasificaciones de tener sobrepeso y ser obeso pueden referirse a más del 60 por ciento de adultos norteamericanos. Es aún más alto para algunas poblaciones en alto riesgo, tales como mujeres afroamericanas, colocando a estas personas en mayor riesgo de diabetes y de enfermedad cardiovascular. Algunos expertos estiman que dos de cada tres estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos, y las proyecciones de las tendencias de obesidad para el futuro indican un aumento en la incidencia de obesidad en la población en general.1

Es muy importante que las personas comprendan la epidemia de la obesidad y que tomen medidas proactivas para tratar este asunto con sí mismos y para con los miembros de la familia que sean obesos. Debe hacerse hincapié en la buena nutrición y el ejercicio y las personas deben ser instruidas sobre el papel que la obesidad podría desempeñar en el desarrollo de la diabetes, la enfermedad cardiovascular y del cáncer.

El profesional de la salud dental registrará un minucioso historial médico y revisará cualquier problema médico que pudiera apuntar hacia la causa de la obesidad; referirá al paciente a su médico para que éste lleve a cabo una evaluación. También se evaluará el estado de la salud oral y se proporcionará tratamiento con base en el diagnóstico. Se enfatizará la reducción de la placa y de la inflamación que le acompaña, tanto arriba como debajo de la línea de las encías. Debe reforzarse el cuidado en casa y animar a los pacientes a que utilicen hilo dental regularmente y cepillen sus dientes dos veces al día con una crema dental que ofrezca protección antibacteriana.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
¿Qué causa la sensibilidad en los dientes?

La sensibilidad en los dientes es algo que afecta a varias personas. Por lo general, es causada por comer o beber algo caliente, frío, dulce o acídico. Bajo condiciones normales, la dentina subyacente del diente (la capa que rodea directamente el nervio) está cubierta por el esmalte en la corona dental, y las encías que rodean el diente. Con el tiempo, el recubrimiento de esmalte puede hacerse más delgado, proporcionando así menos protección. Las encías pueden también retraerse con el paso del tiempo, exponiendo la superficie de la raíz subyacente de la dentina.

La dentina contiene una gran cantidad de poros o conductos que corren desde la parte exterior del diente hacia el nervio en el centro. Cuando la dentina se encuentra expuesta estos conductos pueden ser estimulados por los cambios de temperatura o ciertos alimentos. Aquí presentamos una imagen de cómo se ven los conductos de la dentina en el microscopio:

microscopio

¿Qué la causa?
La exposición de la dentina puede ocurrir debido a varios factores. Algunas de las razones más comunes son:
. La retracción de encías debido a la edad o al cepillado dental inadecuado
. El consumo de bebidas acídicas (tales como el agua carbonatada), las cuales causan la erosión del esmalte y la exposición de la dentina
. El rechinamiento de dientes - de hecho, esto puede causar que una persona sienta sensibilidad en la mayoría, o en todos, los dientes
. El cepillarse con una crema dental muy abrasiva, cepillarse de forma incorrecta y/o cepillarse más de tres veces al día podría dar como resultado la pérdida de esmalte
. La enfermedad de las encías, que puede causar la retracción de encías
. Un diente astillado o quebrado puede exponer la dentina

Además, algunos tratamientos dentales pueden causar sensibilidad. Se sabe que los tratamientos tales como el blanqueamiento de dientes, las limpiezas dentales profesionales, la colocación de frenillos dentales o de un relleno dental causan sensibilidad durante o después del procedimiento.

¿Qué puedo hacer al respecto?
El primer paso en hacer algo respecto a la sensibilidad en los dientes es descubrir qué es lo que la causa - un profesional de la salud dental puede ayudarle con esto. Si la sensibilidad se debe a la dentina expuesta, existen varios pasos que usted, al igual que su profesional de la salud dental, puede llevar a cabo para reducir la sensibilidad. Estos pueden incluir:
. Utilizar un cepillo dental de cerdas muy suaves
. Cepillarse correctamente para ayudar a prevenir la abrasión del esmalte y la retracción de encías
. Utilice una crema dental especialmente formulada para ayudar a reducir la sensibilidad

El profesional de la salud dental puede:
. Aplicar un barniz de flúor en las áreas sensibles para ayudar a fortalecer el diente
. Recetar una crema dental con alta concentración de flúor para utilizar todos los días
. Colocar una restauración dental para fortalecer las áreas que han perdido el esmalte

Al final, ya sea que necesite un procedimiento en la clínica dental o productos sin receta médica, el paso más importante es visitar a un profesional de la salud dental para que él o ella determine la causa de la sensibilidad en los dientes y le ayude a encontrar una solución que funcione.



Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
¿Tiene usted mal aliento?

La mayoría de las personas desconocen el hecho de que tienen mal aliento, o "halitosis" como le llaman los profesionales de la salud dental a esta enfermedad. En realidad, una de cada cuatro personas tiene mal aliento y algunos estudios han reportado que, aproximadamente, el 50 por ciento de la población adulta padece de este mal (1). De hecho, se estima que cerca de 60 millones de personas en Estados Unidos padecerán de halitosis crónica Msup>(2).

Ciertos alimentos, afecciones de salud y hábitos se encuentran entre las causas del mal aliento. En muchos casos, usted puede mejorar el mal aliento con una higiene dental apropiada.

Si las técnicas sencillas de cuidado personal no solucionan el problema, usted podría necesitar visitar a su odontólogo o médico para descartar una afección más seria que podría estar ocasionando el mal aliento.

Causas de mal aliento
El mal aliento puede ser causado por factores externos e internos. Estos pueden incluir los tipos de alimentos que comemos, tales como alimentos condimentados y olorosos por naturaleza (algunas especias utilizadas al cocinar, ajo, cebollas, incluso el atún o tacos). Si piensa que su mal aliento está relacionado con los alimentos que consume, considere llevar un registro de la comida que está consumiendo para determinar si esta es la razón. Las personas que consumen tabaco y alcohol también pueden experimentar mal aliento.

Los factores internos incluyen factores orales que pueden afectar al cuerpo de forma sistémica. La lengua proporciona un lugar para que las bacterias se adhieran y crezcan. La mayoría de las bacterias que causan olor producen compuestos que causan mal aliento, conocidos como compuestos de azufre volátiles (VSC, por sus siglas en inglés). Estos VSC primarios que causan mal aliento son el sulfuro de hidrógeno y el metilmercaptano. La mayoría de estas bacterias que causan olor viven en el área posterior de la lengua.

Otras causas de mal aliento pueden incluir (3):
. Problemas dentales (mala higiene oral, gingivitis y enfermedad periodontal)
. Dentaduras postizas (la placa y alimentos pueden desarrollarse en las dentaduras postizas)
. Boca seca (falta de flujo salival)
. Problemas de boca, nariz y garganta (infecciones de senos nasales o garganta y amigdalitis críptica)
. Enfermedades sistémicas (diabetes, infecciones de pulmón o abscesos, insuficiencia renal o hepática, afecciones gastrointestinales)
. Pacientes que regularmente hacen dietas

Por favor contacte a su profesional de la salud dental para programar una cita y determinar por qué está experimentando mal aliento y continúe limpiando correctamente su boca con una crema dental antibacteriana con fluoruro, utilice hilo dental diariamente y limpie su lengua con un cepillo o raspador de lengua.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
El mal aliento y su relación con las enfermedades orales y sistémicas

Aproximadamente el 75 por ciento del mal aliento o "halitosis" es causado por la boca misma. "Otras causas incluyen problemas gástricos, infecciones de senos nasales o enfermedad severa de encías," indica Mark Wolff, DDS, PhD, Director de Odontología Restauradora en la Universidad Estatal de Nueva York en Stony Brook.

Uno de los logros clave al tratar el mal aliento es determinar la causa. Una vez su profesional de la salud dental determina cuál es la causa, él puede entonces empezar su tratamiento1.

El mal aliento puede ser ocasionado por:
. Factores Externos - alimentos tales como cebolla y ajo, bebidas como el café y alcohol y fumar
. Mala higiene oral - donde la placa y los residuos de alimentos quedan en los dientes
. Enfermedad oral - gingivitis y enfermedad periodontal
. Dentaduras postizas - puede haber formación de placa y residuos de alimentos en las dentaduras, las cuales deben limpiarse a diario
. Amígdalas - las áreas crípticas (surcos) en las amígdalas pueden permitir que los residuos de comida queden alojados en esta área
. Infecciones del tracto respiratorio - infecciones de garganta, senos nasales y de pulmón
. Boca seca (xerostomía) - puede ser ocasionada por problemas de glándulas salivales, medicamentos, respiración bucal, radioterapia y quimioterapia
. Enfermedades sistémicas - la diabetes, enfermedades hepáticas, renales, pulmonares y de los senos nasales, así como desórdenes gastrointestinales

¿Cómo se relaciona la enfermedad oral con la enfermedad sistémica?
Una investigación reciente sugiere una relación entre la enfermedad oral y las enfermedades sistémicas (diabetes, enfermedad cardiovascular, infarto cerebral, infecciones respiratorias y la enfermedad de Alzheimer) y otras afecciones médicas. Cuando se inflama el tejido gingival causando la presencia de la gingivitis, los mediadores inflamatorios llamados citoquinas que se encuentran en el tejido gingival pueden entrar a su flujo de saliva y también pueden ser aspiradas hacia los pulmones. Las bacterias responsables de la enfermedad periodontal pueden también entrar en el sistema circulatorio alrededor de los dientes y viajar hacia otras partes del cuerpo. Las bacterias orales pueden causar infecciones secundarias o la inflamación de otros tejidos o sistemas de órganos en el cuerpo (2).

¿A quién debe visitar si tiene mal aliento?
Si cree que su dieta le está causando mal aliento, entonces consulte con un dietista o nutricionista con quienes pueden trabajar para modificar su dieta. Si tiene mala higiene oral y padece de gingivitis (inflamación del tejido gingival en su boca) o de enfermedad periodontal (pérdida ósea alrededor de los dientes, algunas veces se le refiere como "piorrea"), consulte a su dentista y periodontólogo y trabaje con su higienista dental para mejorar la gingivitis y obtener instrucciones detalladas para la higiene oral en casa. Las infecciones de amígdalas y respiratorias necesitarán de seguimientos por parte de su médico o de un especialista, tal como un otorrinolaringólogo o neumólogo. Una gran mayoría de personas en Estados Unidos padecen de boca seca debido a los medicamentos que pueden estar tomando, a la disfunción de la glándula salival y tratamientos de radio- y quimioterapia para el cáncer. Por favor consulte a su cirujano maxilofacial, su médico u oncólogo para sus recomendaciones profesionales de recetas o productos sin receta médica que pueden aliviar los síntomas de boca seca. Aquellos pacientes con diabetes, con afecciones hepáticas o renales y desórdenes gastrointestinales deben visitar a sus médicos, urólogos o gastroenterólogos para obtener sus puntos de vista de cómo puede reducirse el mal aliento relacionado con estas enfermedades sistémicas. Contacte a su consultorio dental para obtener una recomendación sobre qué profesional de la salud dental o médica debe visitar debido a su afección de mal aliento.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
Los hechos acerca de los protectores bucales

Tipos de protectores bucales para elegir:
Existen cuatro diferentes tipos de protectores bucales de los que puede escoger que protegen los dientes de leche y los de adulto en las actividades deportivas:

1. Protectores bucales clásicos -- Estos protectores bucales pueden utilizarse sin ninguna preparación del protector mismo. Se ofrecen opciones en tamaños pequeño, mediano y grande y pueden ser comprados en una tienda de artículos para atletas o deportivos. Estos tienden a desgastarse rápidamente y puede ser necesario reemplazarlos durante la temporada de deportes.

2. Protectores bucales para hervir y morder -- Estos protectores se hierven en agua por un período de tiempo y luego se moldean a los dientes al aplicar presión. Están disponibles en la mayoría de artículos para atletas y deportivos. Estos tienden a desgastarse rápidamente y puede ser necesario reemplazarlos durante la temporada de deportes.

3. Protectores bucales formados al vacío. -- El dentista puede ofrecer a los pacientes esta opción en el consultorio dental. El dentista tomará una impresión dental de la boca del paciente y luego fabricará el protector bucal para adaptarlo a la impresión de los dientes. Este tipo de protector bucal cubre todos los dientes y puede ser más costoso que los protectores clásicos y los de hervir y morder.

4. Protectores bucales laminados a presión -- Los protectores bucales laminados proporcionan muchos beneficios en la protección de la boca. El protector bucal es más grueso y proporciona protección contra lesión dental o contusión. El protector bucal laminado debe ser hecho a la medida por un dentista y será más costoso que los protectores bucales formados al vacío1.

Por favor comuníquese con su profesional de la salud dental acerca de los protectores bucales y de cómo pueden estos ayudarlo a reducir las lesiones orales en su boca. Si usted es un atleta, considere adquirir un protector bucal laminado a presión que se ajuste a usted exclusivamente.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 19/08/2010
Razones importantes para utilizar los protectores bucales

Un protector bucal es un aparato de plástico suave o laminado utilizado en los deportes para prevenir lesiones orales a los dientes, boca, mejillas, lengua y mandíbula. La American Dental Association (Asociación Dental Americana) estima que una tercera parte de todas las lesiones dentales están relacionadas con el deporte. 1 El uso de un protector bucal puede prevenir más de 200,000 lesiones orales a la boca cada año. Los tipos de lesiones dentales que pueden ocurrir al no usar un protector bucal son dientes astillados y quebrados, fracturas de coronas o puentes dentales, lesiones de labio y mejilla, daño de raíz a los dientes, fractura de mandíbulas y contusiones. Cualquier atleta puede estar en riesgo de una lesión oral y cualquier lesión puede prevenirse con el uso de un protector bucal.

Los protectores bucales son obligatorios en deportes de contacto violento, como el fútbol, el hockey y el boxeo, en los que es probable el riesgo de lesión. Los niños y adultos involucrados en deportes de contacto incidental, como el baloncesto, el béisbol, el sóftbol, la lucha libre, el fútbol soccer y el voleibol, pueden considerar utilizar un protector bucal para prevenir lesiones a la boca.

Un estudio con atletas de la escuela secundaria encontró que el setenta y cinco por ciento de las lesiones ocurrieron cuando no se utilizaron protectores bucales y cuarenta por ciento ocurrió durante el béisbol y baloncesto. El nueve por ciento de todos los atletas sufrió algún tipo de lesión oral, mientras el otro tres por ciento reportó una pérdida de conciencia. El cincuenta y seis por ciento de todas las contusiones sucedieron cuando no se utilizó un protector bucal. Existe mayor prevalencia de traumas relacionados al deporte que lo reportado anteriormente. 2 Ya sean niños o adultos, un protector bucal es esencial para todos los atletas. Para mayor información acerca del protector bucal correcto para usted, consulte con su profesional de la salud dental.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 22/08/2010
Ensayan un cepillo de dientes que funciona a energía solar y no necesita pasta dental

El Doctor Kunio Komiya, Profesor de odontología en la universidad de Saskatchewan, en Canadá, está completando el desarrollo del primer cepillo de dientes activado por energía solar que, además, no necesita de pasta dental para ser efectivo.

Un cepillo de dientes que usa electrones para combatir la placa dental

Universidad de Saskatchewan

Un cepillo de dientes que usa electrones para combatir la placa dental

www.neomundo.com. Ar

El Doctor Kunio Komiya, Profesor Emérito de odontología en la universidad de Saskatchewan, en Canadá, está completando el desarrollo del primer cepillo de dientes activado por energía solar que, además, no necesita de pasta dental para ser efectivo.

Este original cepillo, denominado Soladey-J3X, va a ser probado por 120 adolescentes para luego evaluar como se compara con un cepillo común y corriente.

¿Y qué es lo que diferencia al Soladey de un cepillo común? La respuesta está en la base de elemento: allí se encuentra un panel solar que, al recibir luz, transmite electrones hacía las cerdas a través de un cable eléctrico.

Este flujo continuo de electrones reacciona con los ácidos presentes en la saliva de la boca para generar una reacción química capaz de destruir la placa bacteriana y matar a las bacterias dañinas.

El cepillo no requiere del uso de pasta dental y puede funcionar recibiendo una mínima cantidad de luz: la misma que se necesita para hacer funcionar una calculadora impulsada a energía solar.

INVESTIGACIONES

Hasta ahora los investigadores han realizado ensayos de este original cepillo de dientes sobre cultivos de bacterias que causan enfermedades bucales y caries. Y, según los especialistas, los resultados fueron positivos porque se logró la destrucción completa de los cultivos bacteriales.

.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 09/09/2010
Por qué la higiene dental protege al corazón

Científicos hallan la causa por la que la infección de las encías puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.

Por qué la higiene dental protege al corazón

"Cepillo dental"

Las bacterias que causan la formación de placa bacteriana en las encías pueden "fugarse" de la boca hacia el flujo sanguíneo y aumentar el riesgo de un infarto.

Ésa es la conclusión de una investigación presentada durante la conferencia anual de la Sociedad de Microbiología General, que se celebra en Nottingham, Inglaterra.

Según científicos británicos e irlandeses, esta bacteria -un estreptococo- deposita en la corriente sanguínea una proteína que forma coágulos e inflamación en las arterias que pueden bloquear el abastecimiento de oxígeno al corazón.

Desde hace tiempo se sabe que existe un vínculo entre los problemas de las encías y del corazón, pero hasta ahora no estaba claro si esto se debía a que una mala salud oral reflejaba el bienestar general de una persona.

A principios de este año, un estudio llevado a cabo en Escocia con más de 11. 000 personas descubrió que quienes no se cepillaban los dientes dos veces año día tenían un mayor riesgo de enfermedades del corazón.

Ahora, los investigadores de la Universidad de Bristol, Inglaterra, y del Colegio Real de Cirujanos en Irlanda, creen haber encontrado la causa de este vínculo.

Arma de protección

Según el profesor Howard Jenkinson, quien dirigió el estudio, el estreptococo que se encarga de formar placa y provocar infecciones de la encía como gingivitis y periodontitis puede causar estragos si no se lo previene con la higiene dental regular.

"La mala higiene dental puede conducir a sangrado de las encías, lo cual ofrece a la bacteria una ruta de escape hacia la corriente sanguínea, donde puede iniciar la formación de coágulos que conducen a enfermedades del corazón", expresa el investigador.

El estreptococo vive comúnmente en la boca, confinado en comunidades llamadas biopelículas, las cuales son responsables de la placa dental y de infecciones como la gingivitis y la periodontitis.

Si se escapa de estas comunidades y entra en el torrente sanguíneo, la bacteria puede utilizar una proteína llamada PadA como un arma para forzar a las plaquetas de la sangre a unirse a ella y formar coágulos.

"Cuando las plaquetas se unen, pueden recubrir totalmente a la bacteria", explica el profesor Jenkinson.

"Esto le ofrece una capa protectora no sólo contra el sistema inmune, sino también de los antibióticos que se utilizan para combatir la infección".

"Lamentablemente, además de proteger a la bacteria, la unión de las plaquetas puede también causar pequeños coágulos, crecimientos en las válvulas cardíacas o inflamación de las arterias que pueden bloquear el abastecimiento de sangre hacia el corazón y el cerebro", agrega el investigador.

Importancia de la higiene

Según el profesor Jenkinson, este estudio muestra la importancia de una buena higiene dental.

"La gente necesita estar consciente de que, además de consumir una dieta equilibrada, controlar su presión arterial y sus niveles de colesterol y seguir un régimen de actividad física, también necesita mantener una buena higiene dental para minimizar el riesgo de problemas cardíacos", dice el científico.

Radiografía dental

"Radiografía dental"

El profesor Jenkinson y su equipo están ahora investigando cómo puede bloquearse la función de la proteína PadA, encargada de activar la unión de plaquetas.

"Este estudio eventualmente podría conducir a nuevos tratamientos para enfermedades cardiovasculares, que son las principales asesinas del mundo", expresa.

Otros expertos afirman que la investigación destaca la importancia de cepillarse los dientes dos veces al día, de restringir el consumo de alimentos y bebidas azucaradas y de visitar al dentista regularmente para mantener una buena salud oral.

Según Cathy Ross, portavoz de la Fundación Británica del Corazón, además de estos factores hay otros aspectos que pueden tener un gran impacto en el corazón.

"Una dieta sana, no fumar y tener un régimen de actividad física pueden tener un enorme efecto para ayudar a reducir el riesgo general de las enfermedades cardiovasculares".