En este grupo En todos

Grupo de Cuentos y relatos cortos



Relato de Navidad

margarita
E:g:b: virgen de la cabeza
Escrito por Margarita Agueras Moreno
el 15/11/2009

Hola a todos, os propongo un relato de Navidad, ya se que falta mucho tiempo ,pero podríamos ir dejandolos y al final elejir el mejor ¿Os parece buena idea? Se me acaba de ocurrir y aun no se la manera en la que podríamos votar el que más nos ha gustado. Aqui os dejo el mio que ya tiene muchos años y creo que alguna vez lo he colgado por aqui, pero como trata del tema aqui os lo dejo. Admito opiniones de como elejir el mejor relato o el más votado.
. Saludos
MI REGALO DE REYES

Cuando yo era una niña la navidad estaba llena de ilusión, pero vacía de cuantas cosas materiales ofrece esta fiesta, éramos pobres y nunca llegaba el muñeco que debían traer los reyes magos.

Cada año, mí cara se pegaba a los escaparates de las tiendas donde se exponían los juguetes, sabiendo de antemano que nunca llegarían a mis manos, yo pensaba que me había portado muy mal y por ello no merecía los regalos que tanto deseaba.

Con 14 años empecé a trabajar y me hice mayor, de pronto ya la navidad perdió su magia y las luces de los escaparates y de las calles no llamaban mi atención.

Muchos años después debí portarme muy bien porque mi petición a los reyes magos fue escuchada y aunque con mucho retraso, llegó hasta mis manos un muñeco regordete y llorón con carita graciosa piel suave y escaso pelillo, por fin el mejor regalo estaba entre mis brazos y la niña que algún día fui volvió a sentir la alusión por la navidad

A partir de ese año y durante toda su infancia, las navidades fueron especiales y con el iba reviviendo aquellos sueños de niñez que nunca hicieron realidad mis deseos


Amparo Climent
Administrativo/secretariado inst. soci...
Escrito por Amparo Climent
el 15/11/2009

Hola Margarita,
Aquí te dejo mi aportación, que al igual que tú, ya la tenía escrita de hace un tiempo. Más que un relato en sí, es una especie de poema. Espero pueda servir.
Un abrazo.

NOCHE DE REYES

Noche de ilusión,
noche de magia y fantasía.
Ya oscureció y una bella estrella
brilla en el firmamento.
Por el camino llegan los tres,
guía sus pasos el blanco lucero.

Noche de frío y de nieve,
una madre canta a sus hijos,
apenas el sueño les vence.
Ojos de inocencia,
corazón infantil.

Limpiaron sus zapatos,
pusieron dulces en la ventana,
agua para los cansados camellos,
que cuando lleguen esté todo perfecto,
que no pasen de largo.
" ¿Qué regalos nos traen?,
Hemos sido buenos".

Y la madre sonríe,
mientras besa su blanca frente.
Apenas los niños pueden dormir,
esperan ansiosos que amanezca.
Sorpresas, alegría sin fin.

Noche mágica,
Noche de Reyes,
ya llegó, ya está aquí.

Luis M. García
Grado de derecho uoc-universitat obert...
Escrito por Luis M. García
el 15/11/2009

Hola Margarita y Amparo. Tenía pensado escribir algo de Navidad más adelante, pero ocurre que también es navidad en el relato de la BIogranja. Temo empacharme de tanta navidad. Intentaré subir algo más a finales de año como tenía pensado.

Respecto a elegir el mejor o cual gusta más... No se. Casi siempre traen problemillas esas cosas, ya que es algo muy subjetivo como todos sabemos... Espero pues esas ideas.

Saludos

PDT: Mejor si son escritos para la ocasión, ¿No?

Margarita Agueras Moreno
E:g:b: virgen de la cabeza
Escrito por Margarita Agueras Moreno
el 15/11/2009

Bonito poema amparo , claro que vale, se trata de contar algo sobre la Navidad y tu lo has contaado muy bien.

saludos

Mary Romero
Contaduria nacional abierta
Escrito por Mary Romero
el 16/11/2009

Uyyyy Margatita que compromiso, pero bueno utilizaré la formula de la Reina en "Alicia en el pais de las Maravilla": Se comienza por el principio, se sigue y al final se detiene.
Mis mejores navidades:
Cuando era una niña, ver la cara de satisfaccion de mi papá cuando colocaba los regalos en el arbolito y juraba que nadie lo habia visto;entre telones, nosotros seis hermanos haciendonos los dormidos y turnandonos para cogerlos con las manos en el arbolito, mi mamá, detras de mi papa asintiendo con la cabeza en señal de fin, de una exitosa misión; al otro lado y en una tambien "misión encubierta" saliendo de las camas, en puntillas de pie para abrir por una esquinita los regalos, y luego colocarlos igualitos y así en la mañana poder hacernos los sorprendidos.
Luego mis navidades se transformaron, enseguida de casarme quedé embarazada de mi primera hija Carolina, entonces el papel de mi papa era todo mio, creo que no me cogia con las manos en el arbolito, aunque ahora que surge tu debate le preguntaré, nos sea que tenga un cuento parecido al mio. Te decía que, el ver esas caritas, enrojecidas de tanta emocion, los ojitos brillantes al razgar el papel del envoltorio de los regalos, de cada uno de mis hijos, de mis sobrinos; te cuento que tenemos una tradicion ,nos juntamos en casa materna todos los hermanos y en un gran árbol colocamos todos los regalos, y a cada uno de los chicos le toca compartir con un primo la entrega que dura horas, entonces son muchas las caritas de felicidad, mayor bendición que esa no es posible.
Con los años volvió Dios a ponerle más felicidad a mis navidades, ahora estan los nietos, indescriptible la sensación, ahora mismo vengo de decorar la navidad en casa de mi hija mayor (Carolina madre de mis nietos) en complicidad con mi nieto mayor (16 años) quien aprovechando que la madre esta de viaje, quiso regalarle la navidad a su mamá, verlo con los preparativos de rigor, con las compras, queriendo regalarle el mundo a su mamá, no tiene precio.
Aunque el otro lado de la navidad y el que me arropa en este momento , me da algo de tristeza y es pensar lo egoista que hemos sido, nosotros con tantas bendiciones... Si parte de esos regalos los hubiesemos compartidos con ese niño de la calle, estoy segura que nuestra felicidad seria aun mayor, si ese enorme árbol hubiese albergado niños de la calle... Estoy convencida que solo recibes cuando das.
En fin y para terminar mi relato, nada mejor que un rectificación asi que este año, voy a invitar a mis hermanos a que por cada regalo para los hijos propios donemos uno para otros niños y obtener de esta manera una sonrisa extra... Vaya ganancia, incomparable, "dos sonrisas por el precio de una," asi voy a a llamar la campaña que se me acaba de ocurrir gracias a tu debate, Un abrazo Margarita.
Muy buenos los poemas y tu relato margarita te felicito por tu debate, llama a la refelxión.

Luis M. García
Grado de derecho uoc-universitat obert...
Escrito por Luis M. García
el 16/11/2009

"Mary Romero escribió:

Uyyyy Margatita que compromiso, pero bueno utilizaré la formula de la Reina en "Alicia en el pais de las Maravilla": Se comienza por el principio, se sigue y al final se detiene.
Mis mejores navidades:
Cuando era una niña, ver la cara de satisfaccion de mi papá cuando colocaba los regalos en el arbolito y juraba que nadie lo habia visto;entre telones, nosotros seis hermanos haciendonos los dormidos y turnandonos para cogerlos con las manos en el arbolito, mi mamá, detras de mi papa asintiendo con la cabeza en señal de fin, de una exitosa misión; al otro lado y en una tambien "misión encubierta" saliendo de las camas, en puntillas de pie para abrir por una esquinita los regalos, y luego colocarlos igualitos y así en la mañana poder hacernos los sorprendidos.
Luego mis navidades se transformaron, enseguida de casarme quedé embarazada de mi primera hija Carolina, entonces el papel de mi papa era todo mio, creo que no me cogia con las manos en el arbolito, aunque ahora que surge tu debate le preguntaré, nos sea que tenga un cuento parecido al mio. Te decía que, el ver esas caritas, enrojecidas de tanta emocion, los ojitos brillantes al razgar el papel del envoltorio de los regalos, de cada uno de mis hijos, de mis sobrinos; te cuento que tenemos una tradicion ,nos juntamos en casa materna todos los hermanos y en un gran árbol colocamos todos los regalos, y a cada uno de los chicos le toca compartir con un primo la entrega que dura horas, entonces son muchas las caritas de felicidad, mayor bendición que esa no es posible.
Con los años volvió Dios a ponerle más felicidad a mis navidades, ahora estan los nietos, indescriptible la sensación, ahora mismo vengo de decorar la navidad en casa de mi hija mayor (Carolina madre de mis nietos) en complicidad con mi nieto mayor (16 años) quien aprovechando que la madre esta de viaje, quiso regalarle la navidad a su mamá, verlo con los preparativos de rigor, con las compras, queriendo regalarle el mundo a su mamá, no tiene precio.
Aunque el otro lado de la navidad y el que me arropa en este momento , me da algo de tristeza y es pensar lo egoista que hemos sido, nosotros con tantas bendiciones... Si parte de esos regalos los hubiesemos compartidos con ese niño de la calle, estoy segura que nuestra felicidad seria aun mayor, si ese enorme árbol hubiese albergado niños de la calle... Estoy convencida que solo recibes cuando das.
En fin y para terminar mi relato, nada mejor que un rectificación asi que este año, voy a invitar a mis hermanos a que por cada regalo para los hijos propios donemos uno para otros niños y obtener de esta manera una sonrisa extra... Vaya ganancia, incomparable, "dos sonrisas por el precio de una," asi voy a a llamar la campaña que se me acaba de ocurrir gracias a tu debate, Un abrazo Margarita.
Muy buenos los poemas y tu relato margarita te felicito por tu debate, llama a la refelxión.

"

Estupenda esa campaña Mary. Aquí -En España- se viene celebrando un evento, con el slogan de "Un juguete, una ilusión", con él se consigue con la venta de artículos como bolígrafos, etc, recaudar fondos para los niños más necesitados.

Saludos


Margarita Agueras Moreno
E:g:b: virgen de la cabeza
Escrito por Margarita Agueras Moreno
el 16/11/2009

Buena idea la tuya, repartir alegria aunque solo se un dia al año. La Navidad es època de alegri y tristeza a la vez, pero ver la cara de los niños , como tu dices, no tiene igual. Un abrazo

Margarita Agueras Moreno
E:g:b: virgen de la cabeza
Escrito por Margarita Agueras Moreno
el 16/11/2009

Lo que comento de elejir el mejor relato es solo para darle algo de aliciente a escribir , pero si no te parece adecuado no se hace , no pasa nada, era solo una idea. Aun asi creo que somos un grupo bastante civilizado y nada competitivo por lo que creo ue no habría problemas.

Saludos

Maria Jose Solano Jimenez
Magisterio escuela normal josefina pas...
Escrito por Maria Jose Solano Jimenez
el 16/11/2009

Cuando pienso en la Navidad, un sonido en mi cabeza empieza a darme vueltas. Abro la puerta y me encuentro a mi madre preparando los alimentos que con tanto amor nos va a preparar para, estas fechas. En la televisión se puede escuchar el sorteo de la loteria nacional, que tan magistralmente cantan los niños del colegio de San Ildefonso.

! Por fín, ya era hora!,! Ha salido el gordo! , todo el mundo busca con nerviosismo su boleto, en ese loco afán por encontrar la suerte que le procure un cambio radical en sus vidas.! Que mala pata! , otra vez será, seguro que se ha ido para, otro sitio.

A pesar de todo, se nos puede ver contentos; pensar que vamos a estar casi un més sin clase es un alivIo para, nuestros corazones. Después de haber pasado por el trance amargo de haberle tenido que dar a nuestros padres las calificaciones. Me gusta decorar la casa, arreglar el arbol de Navidad con esmero y probar de paso todos esos dulces típicos de esta estación.

Han pasado yá algunos años, siempre procuré que en casa se sigiera la tradición y por supuesto me toca a mí seguir poniendo ese árbol. Desde pequeños acostumbré a mis hijos en la necesidad de realizar un regalo, que no tiene que ser de corte material, pero sí uno que enriquezca tu corazón. Puede ser volver hablar con un amigo que dejaste a un lado por la prisa cotidiana, acercarte a esa persona que necesita un rato de tu tiempo o pasear en silencio respirando un poco de paz, que te devuelva a otro tiempo.