En este grupo En todos

Foro de Antropología

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 02/10/2012

El dios del pueblo escogido enseno las artes de la guerra?

El Dios del pueblo escogido nos enseno la ciencia?

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 02/10/2012

Porr que el hombre ha olvidado su origen divino?

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 02/10/2012

Como puede el hombre hallar sus origenes?

¿De dónde venimos? ¿Quién somos? ¿Adónde vamos?

El sentido de la existencia

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 02/10/2012

Adan y Eva en el paraiso por un lado tienen la fruta prohibida del arbol de la ciencia y por el otro lado la fruta del arbol de la vida, que el dios del pueblo escogido clausuro.

Es acaso la fruta del arbol prohibido de la ciencia, la droga que durmio la humanidad? ; es la fruta que causa el olvido y la ignorancia, del origen del hombre?

Es la ciencia la droga que nos convirtio en narciso?

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 05/10/2012
“LA LETRA MATA MAS EL ESPÍRITU VIVIFICA” Y… “EL CONOCIMIENTO ENVANECE, PERO EL AMOR EDIFICA"
Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 07/10/2012

El árbol de la ciencia. La ciencia y su maldición. Interpretación bíblica

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 08/10/2012

La ciencia domina al hombre? O el hombre domina la ciencia?

La tecnica fruto de la ciencia esclaviza o libera?

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 08/10/2012

Es la ciencia una distraccion del espiritu?

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 11/10/2012

Es la ciencia el espejo de Narciso?

El espejo es un misterio, te sirve para cotemplar todo menos a ti mismo?

Podemos decir que la ciencia es un espejo que conspira con nuestra verdad?

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 11/10/2012

La ciencia conspira con la vida?


Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 13/10/2012

LA CIENCIA NOS DICE QUE: :

LA CONCIENCIA ES PURA FÍSICA “El sentido último de la vida reside en nuestras neuronas”

2
Enviar
21
19
Menéame
Imprimir
En 1997 Daniel Bor acababa de obtener el graduado de filosofía y psicología en la Universidad de Oxford. Tenía un futuro prometedor en ese campo académico, pero un accidente hizo que se replanteara toda su carrera. En mayo de ese mismo año su padre tuvo un infarto cerebral. Los médicos le dijeron que se trataba de un derrame menor, pero tal como explica el propio Bor, enseguida se dio cuenta de que su padre había cambiado para siempre: “El hombre exhausto que me miraba se parecía a mi padre, pero sabía, en el fondo, que no lo era”.
Tras esta traumática experiencia, Bor empezó a preocuparse por entender qué mecanismos rigen nuestra conciencia, buscando respuestas para entender qué había pasado en el cerebro de su padre. Se volvió a matricular en la universidad, está vez en Cambridge, para estudiar neurociencia cognitiva. Entonces se metió de lleno en el estudio de la ciencia de la conciencia, un campo de estudio relativamente reciente que busca entender los mecanismos que rigen nuestra capacidad cognitiva y, en definitiva, busca respuestas a lo que Francis Crick, uno de los biólogos que descubrió el ADN, calificó como “el problema central de la biología”: la naturaleza de nuestra capacidad para sentir que estamos vivos.
Tras estudiar en profundidad el tema, dirigir investigaciones científicas al respecto, y divulgar profusamente sus descubrimientos, Bor ha escrito su primer libro sobre el asunto, The Ravenous Brain (Basic Books), una interesante obra dirigida al gran público que, desde un prisma exclusivamente científico, aborda un tema con fuertes implicaciones filosóficas y, en muchos casos, religiosas.
En busca del sentido de la vida
Para Bor, que ha atendido en exclusiva a El Confidencial , el estudio de la conciencia nos puede dar las respuestas que siempre ha buscado la humanidad sobre el sentido mismo de la vida pues, según el científico, es en ella dónde reside nuestra razón de ser: “Sin conciencia ni siquiera podríamos considerarnos como algo vivo, al menos no en ninguna forma que importe. Gracias a nuestra rica conciencia, podemos sentir en profundidad la alegría, la tristeza, y todas las experiencias que marcan realmente nuestra vida”.
Sin conciencia ni siquiera podríamos considerarnos como algo vivo La diferencia entre la aproximación de Bor a la problemática de la conciencia y la de tantos otros filósofos que le precedieron, es que su trabajo es meramente científico. Para Bor la conciencia es un producto de nuestro cerebro, un mecanismo extremadamente complejo, pero que podemos llegar a entender desde el estudio científico.
Este cambio de foco es fundamental para entender su planteamiento, y responde, tal como cuenta el propio Bor, a un cambio fundamental de discurso, que va de la filosofía cartesiana al trabajo actual de los neurólogos: “Descartes tuvo una importante influencia en el estudio de la conciencia y la filosofía moderna sigue debatiendo muchos de los argumentos que planteó. Sin embargo, la mayoría de estos argumentos giraron en torno a cuestiones como si la conciencia puede o no puede ser generada por el cerebro, o si debe ser estudiada por la ciencia. Pero cada vez que tomamos un café para provocar cambios químicos en nuestro cerebro, que modifican nuestra conciencia, se hace evidente que ésta es un proceso físico, que se origina en el cerebro. Así que gran parte de la filosofía tiene límites a la hora de entender la conciencia. ”
Unos límites que, en multitud de ocasiones, tal como señala Bor, la religión se ha encargado de apuntalar: “Cuando discuto sobre la ciencia de la conciencia con otras personas, y particularmente si estas tienen creencias religiosas, se enquistan en el primer obstáculo:se niegan a aceptar que algo tan íntimo como la conciencia, que ven como algo muy cercano al alma, pueda ser reducida a un objeto físico, el cerebro, y que cuando este muera junto al resto del cuerpo lo haga también nuestra conciencia. Se trata, a todas luces, de una perspectiva muy difícil de aceptar. Sin embargo, trato de contrarrestar esto inyectando un sentimiento de admiración en el proceso. El cerebro humano es, de largo, el objeto más complejo del universo conocido. Cada cerebro humano tiene 85. 000 millones de neuronas y cada una de ellas está conectada, de media, a otras 7. 000, lo que hace un total de 600 billones de conexiones. Dentro de cada uno de nuestros cráneos hay un sistema de cableado que mide 165. 000 kilómetros, suficiente para rodear al mundo cuatro veces. Así que decir que la conciencia es un proceso físico que ocurre en el cerebro es algo de lo que deberíamos estar orgullos, incluso maravillados”.
¿Cómo funciona nuestra conciencia?
Desde que la ciencia empezara a estudiar la conciencia y, tal como explica Bor, “especialmente en las últimas dos décadas”, se han dado grandes pasos en la comprensión de qué es exactamente y cuál podría ser su propósito: “Ahora sabemos qué regiones del cerebro están relacionadas con la conciencia y cuáles no, y qué función de cada una podría ser responsable de sostenerla. Sabemos qué tipos de ritmos cerebrales están asociados a ella y conocemos qué papel juega en la evolución”.
Este último punto es clave, dado que la conciencia juega un papel determinante en la peculiaridad de nuestra especie y nuestra capacidad evolutiva. Muchos autores han advertido que nuestro cerebro ha alcanzado tal nivel de complejidad que la evolución se ha detenido, no opera la selección natural, y la humanidad, en resumidas cuentas, se encuentra estancada a nivel biológico.
El precio a pagar por tener un cerebro tan complejo, es el que tienen todas las máquinas complejas: se estropean con mucha más facilidad Todo esto conlleva un grave problema, que algunos científicos han calificado como “el precio de la inteligencia” : nuestro cerebro no se ha adaptado a nuestro actual modo de vida. Esta es una de las razones principales por las que, según Bor, es necesario entender los mecanismos de la conciencia: “El precio a pagar por tener un nivel tan intenso de sensibilidad, soportada por un cerebro tan complejo, es el que tienen que todas las máquinas complejas: nuestros cerebros se estropean con mucha más facilidad que los de otras especias. Por eso padecemos un catálogo tan amplio de desórdenes psiquiátricos y neurológicos que son terriblemente comunes. La enfermedad mental en particular es una sangría cada vez más devastadora para la sociedad, tanto a nivel personal como económico”.
Bor asegura que, no obstante, la evolución podrá llegar por otras vías: “Para la evolución futura hay limitaciones naturales de ingeniería en la complejidad de un cerebro. Por ejemplo, si las conexiones neuronales se hicieran aún más delgadas la señal se degradaría tanto que no podríamos mantener un pensamiento coherente. Pero por otra parte, en la actualidad, estamos asistiendo a fascinantes desarrollos en términos de almacenaje y transmisión de información, a través de los ordenadores e Internet. Así que, en cierta medida, estamos usando nuestro ingenio para superar nuestras limitaciones evolutivas de una manera acelerada según crece el potencial de Internet”.
Cómo la ciencia puede resolver problemas éticos
Otra de las consecuencias que, según Bor, puede tener a corto plazo el estudio de la conciencia es que podremos ser capaces de dar una respuesta científica, y contrastada, a determinados problemas éticos que atañen a la sociedad contemporánea. El investigador se plantea la siguiente pregunta, ¿Cambiaría nuestra opinión sobre el aborto si supiéramos en qué momento exacto empieza un ser humano a ser consciente? Bor insiste en que, al menos, debería.
A mucha gente le gusta comer carne y prefiere no saber hasta qué punto son otros animales conscientes, para poder mantener sus hábitos sin sentirse culpables Según explica, es imposible que la conciencia, al menos en una forma que podamos reconocer como humana, aparezca hasta las 33 semanas de embarazo. Tal como explica en el libro, “no hay por tanto razones científicas para restringir el aborto bajo la tesis de que el feto va a experimentar algún tipo de dolor, al menos hasta que el parto llega a un estado muy avanzado”. Es por esta razón, por lo que el científico se declara partidario de las leyes de plazos y del derecho a decidir.
Para Bor el ser humano debería tomar las decisiones siguiendo razonamientos lógicos y contrastados pero, asegura, esto no siempre nos conviene: “Desafortunadamente, debido a la evolución, hay muchas cosas que no son óptimas en el pensamiento humano. Podemos quedar atrapados en ciertas creencias, especialmente si concuerdan con nuestros deseos, y nos negamos a considerar alternativas. A mucha gente le gusta comer carne, por ejemplo, y prefieren no saber hasta qué punto son conscientes otros animales, para poder mantener sus hábitos sin sentirse culpables.
Bor predica con el ejemplo, es vegetariano desde que cumplió 15 años y vegano –no come nada que proceda de un animal– desde los 20. Sus razones para serlo, en cualquier caso, han evolucionado: “En aquella época era vegano principalmente por razones éticas de acuerdo al siguiente razonamiento: los animales probablemente sufren para producir la carne que podría comerme. No me costó mucho dejar de comer carne y actualmente pienso que es una decisión que reducirá mi sufrimiento a largo plazo, debido a los beneficios sanitarios que tiene eliminar la carne de la comida. Así que, sólo en términos de niveles globales de sufrimiento, tiene sentido hacerse vegetariano. Ahora que conozco la ciencia de la conciencia animal, y me he dado cuenta de que muchas especiaes son aún más conscientes de lo que creía, me siento más seguro de la postura ética que he tomado”.
Preguntas sin respuesta
Por supuesto la ciencia de la conciencia tiene limitaciones, en la medida en quequedan muchísimas cosas por entender y su estudio es extremadamente complejo. La motivación principal por la que Bor comenzó a estudiar todo esto, conocer qué ocurre en los cerebros de la gente que tiene un infarto cerebral, o padece una enfermedad degenerativa, sigue sin tener una respuesta clara. ¿Qué pasa por la cabeza de nuestros abuelos con alzhéimer, que ni siquiera nos reconocen? ¿Son al menos felices? La respuesta que cuenta Bor no es alentadora: “Las personas con un alzhéimer avanzado tienen una conciencia muy reducida y muy fracturada. Es muy difícil saber que están pensando esos pacientes, si quiera sin son felices”. Lo que asegura, es que el estudio del cerebro seguirá respondiendo muchas incógnitas.

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 13/10/2012

La conciencia esta* (No es) en el cuerpo, esta en la mente (No es).

La conciencia tiene su origen en el cuerpo, por tal motivo, perder la conciencia es perder la inteligencia; perder la inteligencia es perder el dominio sobre el producto final de esta:el cuerpo humano.


Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 13/10/2012

Si la Filosofia tiene limites para entender la conciencia; la Fisica (Ciencia) tiene vacios para explicar la conciencia. Estos vacios llevan a considerar que nuestra mente se enferma porque somos inteligentes. Nosotross creemos que entre mas inteligente es un hombre menos se enferma.

Otro vacio de la ciencia , es que nuestro cerebro debe crear cosas , para superar nuestras limitaciones. Cuando el hombre supera la velocidad de la luz , con sus pensamientos.


Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 13/10/2012

LA CONCIENCIA ES UN PRODUCTO DEL CEREBRO?O...

¿Puede residir la conciencia fuera del cerebro?




Las historias de experiencias cercanas a la muerte (NDE; “near death experience”) son conocidas por la clase médica desde el siglo XIX, aunque han cobrado una reciente actualidad debido al desarrollo de tecnologías que permiten analizar éstas de forma científica. Una publicación en la prestigiosa revista “The Lancet” firmada por Pilm van Lommel y colaboradores devolvió la actualidad a ese tema, a la vez que desde sus páginas se barajaban hipótesis más cercanas al terreno de la pseudociencia, como por ejemplo: ¿Reside la consciencia en el cerebro o quizás en un alma incorpórea conectada al cuerpo de alguna manera aún no descrita? Ni que decir tiene que este artículo de “The Lancet” fue duramente criticado por especialistas en neurofisiología, tanto por la forma de obtener algunos de sus resultados, como por las precipitadas y tendenciosas conclusiones alcanzadas.

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 13/10/2012

Las experiencias vividas por supervivientes de ataques cardíacos en Holanda

El estudio publicado en “The Lancet” se incluyeron experiencias cercanas a la muerte recogidas en varios hospitales en períodos que oscilan entre 4 meses y 4 años (1988-1992), dependiendo del hospital en cuestión. Todos los enfermos fueron declarados clínicamente muertos, fundamentalmente por registro de electrocardiograma plano. Los autores del trabajo definen NDE como aquellos recuerdos que proceden del período de inconsciencia en el que aparecieron sensaciones de estar fuera del cuerpo, de bienestar, observar un túnel de luz, encontrarse con familiares ya fallecidos o ver pasar toda la vida en breves instantes. La definición de muerte clínica se estima en este trabajo por déficit de riego sanguíneo en el cerebro como consecuencia de problemas circulatorios, respiratorios, o ambos. Normalmente si la parada cardiorrespiratoria se prolonga durante más de 5-10 minutos se producen daños cerebrales irreversibles que provocan la muerte.

Todo el trabajo está basado en el testimonio de los pacientes y en su buena o mala memoria, así como la confianza de su buena disposición a no mentir buscando notoriedad (algo difícil de comprobar por otra parte). Las entrevistas se realizaron a los pocos días de la resucitación tomando nota también acerca del sexo, edad, religión, nivel educativo, de si habían sufrido algún otro episodio de NDE, si la resucitación se ha realizado dentro del hospital o en el exterior, enfermedades coronarias previas o número de veces que han tenido que ser reanimado en su estancia hospitalaria. También se anota el tiempo en parada cardiorrespiratoria y las medicinas que se suministraron a cada paciente durante el proceso de reanimación.

El estudio incluyó a 344 pacientes, de una edad media de 62. 2 años, entre los que el 73% fueron hombres y el 27% mujeres. Prácticamente todos ellos fueron tratados con fentanilo (un agonista opiáceo), droperidol (bloquea la dopamina y tiene fuertes efectos sedantes) o una combinación de fentanilo y droperidol. También recibieron sedantes como el diazepam, oxazepam o midazolam

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 13/10/2012

De los 344 enfermos estudiados, 282(82%) no recordó haber tenido ninguna vivencia NDE, 21 (6%) recordaban NDE superficiales, mientras que 41 (12%) recordaban un NDE profundo. ¿Qué es un NDE profundo? He aquí uno de los ejemplos reflejado en la mencionada publicación y narrado por una enfermera de la unidad de cuidados intensivos coronarios:

Durante la noche, una ambulancia trasladó hasta el hospital a una persona de 44 años de edad, cianótico y en estado comatoso, a la unidad de enfermedades coronarias. Este paciente fue encontrado una hora antes en un prado por unos paseantes. Después de la admisión, necesitó de respiración asistida sin intubación, mientras se le practicaba un masaje cardíaco. También fue necesaria la aplicación de desfibrilación. Cuando se procedió a intubarlo me di cuenta de que llevaba dentadura postiza, por lo que se la extraje y la coloqué en el carrito. Mientras, se continuó con las técnicas de reanimación cardíaca. Después de una hora y media, el paciente pasó a tener un ritmo cardíaco y una presión arterial cercana a la normalidad, pero todavía se le mantuvo intubado y ventilado artificialmente ya que seguía en estado de coma. Entonces fue trasladado hasta la unidad de cuidados intensivos. No volví a ver el paciente hasta una semana después, cuando su situación había mejorado de forma importante. Al llevarle las medicinas éste manifestó: “oh, esta enfermera sabe dónde está mi dentadura”. Ante mi sorpresa añadió: “usted fue quien me atendió al llegar al hospital y colocó mi dentadura en el carrito, justo al lado de una botella había un receptáculo donde la guardó”. Estaba especialmente impresionada ya que en el momento que esto ocurría el paciente estaba en coma y en parada cardiorrespiratoria. Cuando indagué un poco más el paciente me comentó que él se vio tumbado en la cama, observándose desde arriba, mientras contemplaba el duro trabajo de médicos y enfermeras para intentar que el corazón volviera a funcionar. Él fue capaz de describir en detalle la habitación en la que se le trató y la apariencia física de todos los que le atendieron. Sintió miedo de que los médicos se diesen por vencidos en las tareas de reanimación, ya que eran pesimistas a su llegada al hospital. El paciente me dijo que intentó comunicarse infructuosamente con los médicos, para decirles que él aún estaba vivo, que no parasen su tarea de resucitación. Afirma que ya no teme a la muerte, y a las 4 semanas se le dio de alta y abandonó el hospital por su propio pie.

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 13/10/2012

Hay ciencias que crean espejos limitados de nuestro poder divino.

La verdadera ciencia es la que nos acerca a nuestra divinidad.

UN saludo dulce desde mi bella y paradisiaca Colombia

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 18/10/2012

La ciencia produce tecnologia y la tecnologia, nos hace olvidar que somos hijos de Dios


Albert Einstein:
"Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad" El mundo solo tendrá una generación de IDIOTAS.

Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 21/10/2012

¿Una generación de idiotas?

Disfrutando de una taza de café: Charlando en el restaurante: Disfrutando del arte y la belleza en el museo: Un encuentro agradable en una cafetería: Gozando un día en la playa:Alentando a su equipo en el estadio: Divirt...

Dadle al Cear lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios


Colombia Linda Linda
Psicopedagogia barranquilla
Escrito por Colombia Linda Linda
el 21/10/2012

Mis amigos , gracias por acompanarme. Espero haber despertado en ustedes la chispa divina.

El espiritu divino es mas que la tecnica; no renunciemos a el.

Cada uno nde nosotros tenemos conexion divina, que se pierde cuando nos idiotizamos con la tecnologia.

GRACIAS Y BESITOS.

LA LUZ ESTA EN NUESTROS CORAZONES Y NO EN NUESTRAS MENTES.

CUANDO LA MENTE LLEGUE A SER EL SIERVO DE NUESTRO CORAZON, ENTONCES SEREMOS DIOSES