En este grupo En todos

Grupo de Sociedades antiguas



RELACIÓN ENTRE LOS GUANCHES Y LA DENOMINADA "RAZA DE CROMAGNON"

Bernardo
Administración de empresas la laguna
Escrito por Bernardo García
el 05/10/2011

En el mes de Marzo de1868 se descubrieron algunos esqueletos en el abrigo rocoso de Cromagnon, en la villa de Les Eyzies, en el valle de Río Vézére, Dordogne (Francia). El pionero en la descripción de esos restos fue Broca, quien los clasificó como el tipo de una nueva raza que apareció por vez primera en Europa en el Paleolítico Superior. Se supone que esta etnia fue la que, en gran medida, realizó las maravillosas pinturas, grabadas y piezas escultóricas que se produjeron en la Europa Occidental durante la última retirada glacial. Posteriormente han sido numerosos los descubrimientos de restos óseos también clasificados como de la <<raza de Cromagnon>>. El primer investigador que encontró un parecido entre los cráneos de los trogloditas de Dordogne y los de los guanches de Tenerife fue el famoso antropólogo Hamy. Él y su igualmente famoso colega, Quatrefages, encontraron la pervivencia de esta importante raza del Cuaternario y su identidad racial en los primitivos tinerfeños. A la vez admitieron la presencia en la antigua población de las Islas Canarias de elementos raciales distintos de los de Cromagnon. Con el objeto de investigar este tema, el Dr. René Verneau se trasladó a Canarias y durante cinco años exploró los asentamientos arqueológicos y reunió material óseo. Como resultado de sus trabajos, el científico francés público una serie de admirables documentos y monografías en las que concluía que la <<raza de Cromagnon>> era el elemento predominante entre los guanches de Tenerife y en una rama reconocible de la primitiva población de las restantes islas del Archipiélago.


Muchos otros competentes antropólogos han estudiado los restos óseos de los guanches y en su mayoría, han admitido la presencia en aquel pueblo "extinguido" de un componente de la <<raza de Cromagnon>>. Entre ellos debemos mencionar a Berthelot, Chil, Von Luschan, Meyer, Sergi, Shrubsall, y Von Behr.


Tres son las teorías que se han debatido y se debaten en el campo de la Prehistoria para aclarar la procedencia y origen de los cromañones de las Islas Canarias. La primera, la más generalizada, dice que los cromañones de la Europa Occidental saltaron al África, hipótesis que ha quedado invalidada por ser sus características antropológicas menos acusadas que los de Mechta El Arbi (cromañones norteafricanos); la segunda, que defiende su procedencia de los hombres de Palestina, al principio del Wurmiano, portando al mismo tiempo elementos neandertaloides y cromañones. Estos hombres constituyentes del tipo llamado Precromañoides tomaron a partir del mismo tronco dos caminos distintos uno en dirección a la Europa Occidental hasta llegar al S.O. Del Mediterráneo y otro con rumbo al África, de tal manera que los cromañones de Europa serían los descendientes de los neandertaloides de Palestina y los hombres de Mechta El Arbi de los neandertaloides marroquíes, y la tercera se basa en que una vez separadas ambas ramas pasaron por estados paralelos originando estos últimos en cada sitio que se asentaron, grupos diferentes como fueron los Atlanthropus de Ternifini, los preneandertalenses de Rabat, los neandertaloides de Djebel Irhaud y finalmente los hombres de Mechta El Arbi.