En este grupo En todos

Grupo de Malformaciones congénitas



RADIACIONES DEL TELÉFONO CELULAR COMO ETIOLOGÍA DE TUMORES CEREBRALES Y CÁNCER

CARLOS RENE
Médico.cirujano-mèdico clìnico-gerente...
Escrito por Carlos Rene Jarrín Beltrán
el 11/04/2018

Por fin se va aceptando de manera científica el efecto de las radiaciones que provoca el teléfono celular sobre nuestro organismo y de manera especial su implicación en la génesis de tumores cerebrales y cardiacos. Los teléfonos celulares emiten energía de radiofrecuencia (ondas de radio), una forma de radiación no ionizante. Los tejidos que están más cerca de la antena pueden absorber esta energía.
El número de usuarios de teléfonos celulares ha aumentado rápidamente. De acuerdo a la Asociación de Telecomunicaciones Celulares e Internet (Cellular Telecommunications and Internet Association), para el año 2014, había más de 327. 5 millones de personas suscritas a servicios de teléfonos celulares en los Estados Unidos. Este es un aumento de casi tres veces los 110 millones de usuarios que había en el año 2000. A nivel mundial, la Unión Internacional de Telecomunicaciones calcula que la cifra de personas suscritas a servicios de teléfonos celulares es de 5 mil millones.

Con el tiempo, el número de llamadas diarias con teléfonos celulares, la duración de cada llamada y la cantidad de tiempo que las personas usan dichos teléfonos han aumentado. Sin embargo, los adelantos de la tecnología de teléfonos celulares han resultado en aparatos que tienen menores emisiones de energía que los modelos anteriores.

La hoja informativa del NCI sobre la Exposición a campos magnéticos y el cáncer incluye información sobre redes de áreas locales inalámbricas (conocidas como Wi-Fi), sobre estaciones base de teléfonos celulares y sobre teléfonos inalámbricos.

La investigación del NTP incluye dos estudios: uno en ratones y otro en ratas. Las ratas macho tenían más probabilidades de desarrollar tumores cardíacos, mientras que las ratas hembras y recién nacidas expuestas a altos niveles de radiación durante el embarazo y lactancia tenían más probabilidades de tener un bajo peso corporal.

También se observó daño en el ADN y tejido cardíaco en ratas macho y hembra, pero no en ratones. Sin embargo, otros tipos de tumores ocurrieron en ambos tipos de animales, incluidos tumores cerebrales, prostáticos, hepáticos y pancreáticos.

Según los investigadores, si se confirman estos resultados, entonces la radiación de los celulares puede ser un carcinógeno "débil". Como verá más adelante, esa confirmación se entregó el mes pasado, en forma de una investigación publicada por el Instituto Ramazzini.

Los animales en los estudios del NTP fueron expuestos a la radiación de los celulares por nueve horas al día durante dos años (básicamente, toda la vida de una rata).

Como señala The New York Times, los tumores cardíacos (schwannomas malignos) que se encuentran en las ratas macho son "similares a los neuromas acústicos, tumores benignos en personas, que involucran el nervio que conecta la oreja al cerebro, que algunos estudios han relacionado con el uso de los celulares".

Los científicos también se sorprendieron ante el hallazgo de daño en el ADN, ya que la creencia convencional es que la radiación de radiofrecuencia no ionizante no puede dañar el ADN. "Creemos que no comprendamos suficiente los resultados para poder depositar un alto grado de confianza en los hallazgos", dijo a los periodistas John Bucher, Ph.D., científico principal del NTP.

Tales declaraciones contradicen las advertencias emitidas hace dos años por los investigadores del NTP.

El NTP enmascara sus conclusiones

Los resultados parciales de estos estudios se publicaron inicialmente en 2016 porque se consideraron demasiado serios como para contenerlos. Después de todo, está en juego la salud de cientos de millones de personas en el país, y miles de millones de usuarios en todo el mundo.

En ese momento, Christopher Portier, Ph.D. , director retirado del NTP que participó en el lanzamiento del estudio, insistió en que los hallazgos mostraban una clara causalidad. "Definitivamente lo llamaría un estudio causal", dijo a Scientific American. "Controlaron todo en el estudio".

David McCormick, Ph.D. , director del Instituto de Investigación Tecnológica del Instituto de Illinois donde se realizó el estudio, fue igualmente claro, y dijo a los periodistas, "Lo que estamos diciendo aquí es que, según los estudios con animales, existe un posible riesgo de RF [radiofrecuencia] de los celulares, que puede ser carcinogénico en humanos.

Estas son lesiones poco comunes en roedores, por lo que nuestra conclusión es que están relacionadas con la exposición".

Como señaló Microwave News, mientras que alguna de la información patológica se actualizó desde la publicación inicial en 2016, los cambios son mínimos. Sin embargo, su interpretación, cambió drásticamente. Ahora, a pesar de que los hallazgos son idénticos, el NTP insiste en que "no es una situación de alto riesgo" y que el riesgo para la salud humana es insignificante.

Microwave News enlista una serie de posibles razones políticas de ese cambio repentino, incluidos el nuevo dirigente del NTP, el actual desdén de la administración de la Casa Blanca ante la ciencia que amenaza a las grandes empresas y el poder dominante de los principales operadores de las telecomunicaciones de la actualidad: Apple, Google y Microsoft. No hay duda de que hay cantidades increíbles de dinero en juego.

El Instituto Ramazzini duplica los hallazgos del NTP

Cualquiera que sea el motivo, está bastante claro que ahora el NTP está minimizando los hallazgos que apenas hace dos años se consideraban de gran importancia para la salud pública.

Su encubrimiento se hizo aún más obvio el 7 de marzo con la publicación en línea de un estudio sobre la exposición de por vida del muy respetado Instituto Ramazzini en Italia, que al igual que el NTP demuestra un vínculo claro entre la radiación de los celulares y los tumores de células de Schwann (schwannomas). ,

Pero, contrario al NTP, los investigadores de Ramazzini ahora están solicitando al IARC a volver a evaluar su clasificación de carcinogenicidad de los celulares. Según Belpoggi Fiorella, director de investigación en el Instituto Ramazzini y autor principal del estudio, la radiación de RF de los celulares probablemente debería clasificarse como un "probable" carcinógeno humano en lugar de "posible" carcinógeno.

Véronique Terrasse, vocera del IARC, ha declarado que la organización lo examinará una vez que el NTP haya entregado su informe final, lo que podría llevar varios meses.

El NTP y Ramazzini demuestran que los efectos son reproducibles

Los estudios financiados por el NTP encontraron que las ratas expuestas a la radiación de RF comenzaron a desarrollar hiperplasias de células gliales--indicativas de lesiones precancerosas--alrededor de la semana 58; los schwannomas del corazón fueron detectados alrededor de la semana 70.

El estudio de Ramazzini confirma y refuerza estos resultados, al demostrar que la radiofrecuencia aumentó la incidencia de tumores cerebrales y cardíacos en las ratas expuestas. Esto, a pesar del hecho de que Ramazzini usó niveles de potencia mucho más bajos.

Mientras el NTP usaba niveles de RF comparables a los emitidos por los celulares 2G y 3G (exposición de campo cercano), Ramazzini simuló la exposición a las torres de telefonía celular (exposición de campo lejano).

En total, el Instituto Ramazzini expuso a 2448 ratas a 1. 8 GHz de radiación GSM con intensidades de campo eléctrico de 5, 25 y 50 voltios por metro durante 19 horas al día, comenzando desde el nacimiento hasta que las ratas murieron de vejez o enfermedad.

Para facilitar la comparación, los investigadores convirtieron sus medidas en vatios por kilogramo de peso corporal (W/kg), que es lo que usó el NTP. En general, la dosis de radiación administrada en el estudio de Ramazzini fue hasta 1000 veces menor que la del NTP--y sin embargo, los resultados fueron sorprendentemente similares.

Ya que en los estudios del NTP, las ratas macho expuestas desarrollaron tasas estadísticamente más altas de schwannomas cardíacos que las ratas que no estuvieron expuestas.

También encontraron cierta evidencia, aunque más débil, de que la exposición a la RF aumentaba las tasas de tumores gliales en el cerebro de las ratas hembra. Como señaló Ronald Melnick, Ph.D. , un antiguo toxicólogo principal del NIH que dirigió el diseño del estudio del NTP y actual asesor científico senior del Environmental Health Trust:

"Todas las exposiciones utilizadas en el estudio de Ramazzini estuvieron por debajo de los límites de la FCC de los Estados Unidos... Es decir, una persona puede estar legalmente expuesta a este nivel de radiación. Sin embargo, los cánceres se manifestaron en los animales a niveles legalmente permitidos.

Los hallazgos de Ramazzini son consistentes con el estudio del NTP que demuestra que estos efectos son un hallazgo reproducible. Los gobiernos deben fortalecer las regulaciones para proteger al público de estas exposiciones no térmicas perjudiciales".

La conclusión del NTP de que no hay motivo de preocupación también es desafiada por un panel de revisión independiente, que concluyó su revisión de los dos estudios del NTP el 28 de marzo.

Según este panel de expertos, hay "evidencia clara" que relaciona la radiación de RF con los schwannomas cardíacos y "algunas pruebas" que vinculan a los gliomas cerebrales. Queda por ver si el NTP aceptará o rechazará las conclusiones del panel en su informe final.

Por qué la evidencia de schwannomas en roedores podría significar problemas para la salud humana

Como explicó Louis Slesin, Ph.D. , redactor y editor de Microwave News, la mayor incidencia de schwannomas en roedores expuestos a la RF no es una mera coincidencia, y es sumamente preocupante para la salud pública:

"Las células de Schwann desempeñan un papel clave en el funcionamiento del sistema nervioso periférico. Conforman la vaina de mielina, que aísla las fibras nerviosas y ayuda a acelerar la conducción de impulsos eléctricos. Hay células de schwann en cualquier parte que haya fibras nerviosas periféricas.

Están presentes en la mayoría de los órganos del cuerpo--ya sean ratones, ratas o humanos. Los tumores de células de Schwann se llaman schwannomas.

El NTP encontró schwannomas en muchos otros órganos, además del corazón, de las ratas expuestas de manera crónica a la radiación de los celulares. Estos incluyen una variedad de glándulas (pituitaria, salival y timo), el nervio trigémino y el ojo... El NTP también observó schwannomas en el útero, ovarios y vagina de ratas hembras.

El cerebro no tiene células de Schwann--el cerebro es parte del sistema nervioso central. Ahí, las células gliales desempeñan una función similar. De hecho, las células de Schwann son un tipo de célula glial...

Los tumores de las células gliales se llaman gliomas. El NTP también observó un aumento en el glioma entre las ratas macho expuestas a radiación GSM y CDMA. Se han reportado tasas más altas de glioma en una serie de estudios epidemiológicos de usuarios de teléfonos celulares.

El otro tumor relacionado con la radiación de los celulares en estudios en humanos es el neuroma acústico, un tumor del nervio auditivo... Formalmente llamado schwannoma vestibular.

Aunque los schwannomas y gliomas comúnmente son tumores no cancerosos, pueden convertirse en schwannomas malignos o glioblastomas...

La implicación es que, en lugar de buscar consistencia en la capacidad de RF de causar cáncer en órganos específicos, ahora se debe hacer hincapié en tipos celulares específicos--comenzando con las células de Schwann en la periferia y células gliales del cerebro".

El daño mitocondrial es una preocupación aún más apremiante

Creo que sería un grave error considerar que los celulares son seguros simplemente porque no vemos un aumento drástico en los tumores cerebrales (y/o cardíacos).

Recuerde, la radiación de los celulares ya ha sido reconocida como cancerígena, y la mayoría de los carcinógenos, como el tabaquismo, tardan décadas en aumentar el riesgo de cáncer. Los teléfonos celulares en realidad son los cigarros del siglo XXI y no veremos la epidemia de cáncer durante una década o dos.

La investigación del NTP también revela daños celulares y en el ADN. Los investigadores afirman que no hay explicación para esto, pero eso está lejos de ser cierto. Varios científicos y especialistas en EMFs han presentado pruebas de una serie de diferentes mecanismos de daño. Entre ellos:

Allan Frey, de la Oficina de Investigación Naval, quien demostró que la radiación de los celulares debilita las membranas celulares y la barrera hematoencefálica. Algunos de sus experimentos demostraron que el tinte inyectado en animales podía penetrar en el cerebro al estar expuestos a señales digitales pulsadas de microondas.

Hoy en día, estos hallazgos son particularmente notables ya que los celulares se sostienen cerca del cerebro. Lo que debe recordar es que la radiación de su celular debilita su barrera hematoencefálica, lo cual permite que las toxinas de su sangre entren en el cerebro y células de todo su cuerpo.

Martin Pall , Ph.D. , ha publicado investigaciones que demuestran que la radiación de microondas de baja frecuencia activan canales de calcio voltaje dependientes (VGCCs, por sus siglas en inglés) canales en la membrana externa de las células. Una vez activados, los VGCCs se abren, lo que permite una entrada anormal de iones de calcio en la célula y activa el óxido nítrico (NO).

El NO es la única molécula en su cuerpo producida a concentraciones lo suficientemente elevadas como para competir con otras moléculas por superóxido y es un precursor del peroxinitrito.

Se cree que actualmente estos poderosos estresores oxidantes son la causa de muchas de las enfermedades crónicas. Los peroxinitritos modifican las moléculas de tirosina en las proteínas para crear una nueva sustancia, la nitrotirosina y la nitración de la proteína estructural.

Los cambios de la nitración son visibles en la biopsia humana de aterosclerosis, isquemia miocárdica, enfermedad inflamatoria intestinal , esclerosis lateral amiotrófica y enfermedad pulmonar séptica.

El estrés oxidativo significativo de los peroxinitritos también podría resultar en rupturas monocatenarias del ADN.

Esta vía de destrucción oxidativa provocada por la radiación de baja frecuencia emitida por dispositivos móviles, podría explicar en parte la tasa de crecimiento sin precedentes de las enfermedades crónicas desde 1990, y es una preocupación mucho mayor que los tumores cerebrales.

De acuerdo con la teoría de Pall, las ubicaciones físicas donde los VGCCs son más densos son indicadores de las enfermedades que se podrían esperar de la exposición crónica y excesiva a los EMFs. Resulta ser que la mayor densidad de VGCCs se encuentra en su sistema nervioso, el marcapasos en su corazón y los testículos masculinos.

Como resultado, es probable que los EMFs contribuyan a problemas neurológicos y neuropsiquiátricos, cardíacos y reproductivos.

Paul Héroux, Ph.D. , profesor de toxicología y efectos del electromagnetismo para la salud, en la facultad de medicina de la Universidad McGill en Montreal, enfatiza el impacto que los campos electromagnéticos tienen en el agua de su cuerpo. El mecanismo de acción que propone involucra a la enzima ATP sintasa, que pasa corrientes de protones a través de un canal de agua.

La ATP sintasa básicamente genera energía en la forma ATP de ADP, al usar este flujo de protones. Los campos magnéticos pueden cambiar la transparencia del canal de agua a protones, lo que reduce la corriente.

Como resultado, obtiene menos ATP, lo que puede tener consecuencias para todo el sistema, desde promover enfermedades crónicas e infertilidad hasta disminución de la inteligencia.

¿Los hallazgos afectarán el lanzamiento del 5G?

Ahora en los Estados Unidos, estamos por enfrentar el lanzamiento de la tecnología inalámbrica 5G de alta velocidad. ¿Cómo podrían los hallazgos del NTP y Ramazzini afectar esta transición? Según Melnick, "lo más probable es que conduzcan a una reducción en los límites de exposición".

También espera que los hallazgos obliguen a los funcionarios públicos y compañías de telecomunicaciones a no promover el uso de dispositivos 5G para niños.

En un reciente informe de investigación de The Nation, Mark Hertsgaard y Mark Dowie revelan "la campaña de desinformación--y el aumento masivo de radiación--detrás del lanzamiento del 5G". La evidencia del daño data a más de dos décadas. A principios de 1999, los hallazgos de más de 50 estudios ya planteaban ‘serias cuestiones’ sobre la seguridad de los celulares".

Esta evidencia fue compartida en una reunión a puerta cerrada de la junta directiva del CTIA, que es la asociación comercial para la industria inalámbrica.

El epidemiólogo George Carlo, contratado por la CTIA en 1993 para apaciguar las preocupaciones sobre la radiación de los celulares, no pudo darle a la industria las pruebas claras sobre la seguridad que deseaban.

En cambio, encontró lo contrario. Entre esa evidencia se encuentran los hallazgos de "correlación entre los tumores cerebrales que se desarrollan en el lado derecho de la cabeza y el uso de celular del lado derecho".

La investigación también sugirió que la radiación de los celulares era capaz de causar "daño genético funcional".

Carlo instó a la industria de las telecomunicaciones a ‘hacer lo correcto: brindarles a los consumidores la información que necesitan para tomar una decisión informada sobre cuánto de este riesgo desconocido desean asumir’, sobre todo debido a que algunos en la industria han ‘afirmado falsa y repetidamente que los teléfonos inalámbricos son seguros para todos los consumidores, incluidos los niños'".

La seguridad ha pasado a segundo plano para obtener ganancias

La razón por la que no salió nada de la investigación de Carlos es porque la CTIA se negó a aceptar los hallazgos y públicamente lo desacreditó por hacer el trabajo que le habían pagado por hacer en un principio. En 1999, las tecnologías inalámbricas no eran tan predominantes como lo son hoy en día.

Actualmente lo que está en juego es más grande que nunca, y no cabe duda de que las utilidades siguen teniendo más peso que la ciencia.

"Esta investigación de The Nation revela que la industria inalámbrica no solo tomó las mismas decisiones morales que las industrias del tabaco y los combustibles fósiles; sino que también tomó prestado el mismo libro de estrategias de relaciones públicas que aquellas industrias iniciaron.

La idea clave de dichas tácticas es que una industria no tiene que ganar el argumento científico sobre la seguridad; solo tiene que mantenerlo en marcha. Eso equivale a una victoria para la industria, porque la aparente falta de certeza ayuda a tranquilizar a los clientes, incluso si elude las regulaciones gubernamentales y denuncias que pueden afectar las ganancias", escriben Hertsgaard y Dowie

"Financiar una investigación amigable tal vez haya sido el componente más importante de esta estrategia, porque transmite la percepción de que la comunidad científica está realmente dividida...

La industria inalámbrica ha obstaculizado la comprensión completa y justa de la investigación actual, con la ayuda de agencias gubernamentales que han priorizado intereses comerciales sobre la salud humana y las organizaciones de noticias que no han informado al público sobre lo que realmente piensa la comunidad científica".

El 5G aumentará drásticamente la exposición a la radiación

La transición a 5G aumentará drásticamente la exposición a la radiación de RF y EMFs , ya que requerirá la instalación de antenas pequeñas cada 250 pies o más para garantizar la conectividad. Algunas estimaciones sugieren que solo en los Estados Unidos tendrán que erigirse millones de nuevas antenas.

En septiembre del año pasado, más de 180 médicos y científicos de 35 países firmaron una petición para promulgar una moratoria sobre el lanzamiento del 5G debido a sus posibles riesgos para la salud, señalando que el “RF-EMF ha demostrado ser dañino para los humanos y el medio ambiente”. La petición también señala que:

"La tecnología 5G solo es efectiva a corta distancia. Se transmite escasamente a través de material sólido. Se necesitarán muchas nuevas antenas y la implementación a gran escala resultará en la instalación de antenas en cada 10 a 12 casas en áreas urbanas, lo que aumentará de manera masiva la exposición obligatoria...

Más de 230 científicos de 41 países han expresado sus "serias preocupaciones" con respecto a la exposición generalizada y cada vez mayor a los campos electromagnéticos generados por dispositivos eléctricos e inalámbricos antes de la implementación adicional del 5G...

Los efectos incluyen mayor riesgo de cáncer, estrés celular, aumento de radicales libres dañinos, daños genéticos, cambios estructurales y funcionales del sistema reproductivo, déficit de aprendizaje y memoria, trastornos neurológicos e impactos negativos sobre el bienestar general en humanos.

El daño va más allá de la raza humana, ya que hay una creciente evidencia de los efectos perjudiciales para las plantas y los animales".

Protéjase contra el exceso de EMFs

No tengo ninguna duda de que la exposición a la RF-EMFs es un peligro importante para la salud que debe abordar si le preocupa su bienestar, y sin duda, el lanzamiento del 5G hará que implementar medidas correctivas sea aún más difícil. A fines del año pasado, el gobernador de California, Jerry Brown, vetó un proyecto de ley para establecer estándares estatales sobre las redes 5G.

El proyecto de ley 649 del Senado buscaba restringir la capacidad del gobierno local para bloquear la colocación de antenas, lo que provocó la oposición de funcionarios locales en todo el estado. Brown decidió dejar que los líderes locales tengan control sobre la infraestructura del 5G.

Con el tiempo, es probable que veamos una legislación similar en otros estados, así que manténgase muy atento, y asegúrese de involucrarse siempre que se presente la oportunidad.



Escrito por Laura Tigrero Rodriguez
el 13/05/2018

Me parece muy interesante lo que usted comparte en este escrito. Pues es muy importante y favorable para nosotros leer esto ya que gracias al mismo estamos informandonos de algo que probablemente unos no sabiamos y gracias al mismo cambiaremos tanto nuestro estilo de vivir pegados al celular, que claro es un objeto indispensable para el vivir diario, ya que es nuestro material de comunicacion, pero al ser un radiactivo, por tan inofensivo que parezca, puede perjudicar a nuestra salud, obteniendo como resultado los tipos de cancer que no cualquiera se libra de los mismos.

Existen consejos que para evitar los efectos de estas radiaciones:

1. NO USES EL CELULAR PARA LLAMADAS DE LARGA DURACIÓN.

Hacer largas llamadas desde el móvil no es recomendable por la cercanía con el cerebro en momentos de alta radiación. En estos casos, lo ideal es optar por el sistema de manos libres o recurrir al teléfono con línea fija. Siempre que puedas,prefiere un mensaje de texto a las llamadas de voz.


2. NO DUERMAS CON EL CELULAR CERCA.

Lo ideal es evitar que el aparato esté junto a nosotros toda la noche: intenta no usarlo como despertador, ni dejarlo bajo la almohada o sobre la mesita de luz. En último caso, puedes ponerlo en modo “vuelo” (“flight”) o “fuera de línea” (“off-line”), pues así se detienen las radiaciones electromagnéticas.


3. CAMBIA TU TELÉFONO MÓVIL ANTIGUO.

La mejor forma de evitar el efecto de las radiaciones es pasarte a un smartphone. Seguramente encontrarás un teléfono moderno que se adapte a tus posibilidades económicas.


4. CAMBIAR EL TELÉFONO DE LADO MIENTRAS HABLAS.

Con esta simple medida, evitarás acumular la exposición de ondas sobre un lado de la cabeza.


5. NO INCENTIVAR EL USO DE CELULAR EN LOS MÁS PEQUEÑOS.

Como es de imaginar, es posible que los órganos en desarrollo de un niño sean más sensibles a los efectos de la exposición a campos electromagnéticos. Además, considerando que los jóvenes de hoy pasan toda la vida en un entorno de ondas electromagnéticas, es conveniente retrasar lo más posible esta exposición.





Gracias.
Escrito por: Laura Tigrero Rodriguez
Curso: 4/2
Escrito por Vanessa Viviana Magallanes Quijije
el 14/05/2018

La información redactada en esta publicación abre la mente de cada uno de los lectores, ya que en esta actualidad el uso de celulares ha aumentado de una manera tan excesiva que ahora hasta los niños están en relación con estos aparatos que por muchos años se ha creído que no son perjudiciales, ni dañinos para nuestra salud. Los distintos estudios demuestran lo contrario, vemos que sí existen daños y que han sido probados, de los cuales se ha encontrado con la sorpresa de que pueden causar enfermedades no solo lo común que ciertas personas pensaban como tumores cerebrales, como se observó en al año 2010 un caso de un hombre de 57 años en Italia que desarrolló tumores cerebrales por el uso diario del celular durante 15 años con la exposición de más de tres horas diarias, si no que además de esto pueden desencadenar otras enfermedades en diferentes partes del cuerpo. La opción para ayudar a millones de personas que están en peligro de sufrir estas consecuenias, sería que estas instituciones brinden su información a todo el mundo, porque muchos individuos toman a la ligera estos ¨comentarios¨de las probabilidades de tener problemas de salud crónicos por el uso de este tipo de tecnologías, además de impedir que instalen estos equipos 5G que van a causar daños mas excesivos. La solución no está solo en reflexionar y disminuir las horas del uso de estos aparatos, va mucho más allá ya que todos nos encontramos expuestos a las redes inalambricas relacionadas, donde todos estamos siendo afectados inconscientemente, sabemos que el dinero de muchas empresas esta en juego, pero debería existir una organización que ponga a la salud en primer lugar antes que este tipo de tecnología dañina y elimine la creación de aparatos que tengan grandes efectos dañinos.

Cuan grande serán las consecuencias que veremos de aquí a unas décadas si no ponemos un alto a esto. Les invito a tomar buenas desiciones.

Aquí les dejo el link de la noticia de hace unos años, del hombre que tuvo tumores cerebrales y obviamente un cáncer terminando en muerte por el uso de los celulares.

Https://aristeguinoticias. Com/2004/kiosko/existe-relacion-entre-un-tumor-cerebral-y-el-uso-del-celular/


Muchas gracias

Escrito por: Vanessa Magallanes Quijije

Estudiante de enfermería de la Universidad Estatal Península de Santa Elena

Curso: 4/2

Emagister Responde
Barcelona, España
Escrito por Emagister Responde
el 14/05/2018

Estamos encantados con las últimas intervenciones en este Grupo. ¡Muchas gracias por aportar tanto conocimiento para tod@s!

Escrito por Ana Belén Rivera De La Cruz
el 15/05/2018

Con el pasar del tiempo, se ha incrementado el uso del telefono, por lo cual es indispensable obtener conocimientos sobre las consecuencias que puede traer el mismo. En varios articulos se dice que la antena es aquella que emana estas ondas, por lo tanto no se debe mantener el celular tan cerca al cerebro por mucho tiempo, porque esto sería correr un gran riesgo. He aqui un caso:

El empleado de Telecom, Roberto Romeo, que se había enfermado con una neurinoma, espera que su causa sirva y ayude. "Durante 15 años he hecho innumerables llamadas telefónicas incluso durante veinte y treinta minutos, en casa, en el automóvil. Luego comencé a tener la sensación constante de oídos tapados, trastornos de audición, y en 2010 me diagnosticaron el tumor. No puedo escuchar nada de mi oído derecho porque el nervio acústico se ha eliminado ".

La firma de abogados de los dos abogados, que ganó el caso, ya había iniciado una demanda hace años para imponer al Ministerio una campaña de información vinculada a los riesgos de usar el teléfono móvil, que todavía está en el Tar.

Mientras esperan que nuevas investigaciones muestren resultados más seguros, los expertos sugieren " reducir la exposición, usar audífonos y escribir mensajes de texto" siempre que pueda evitar una llamada telefónica. "El consejo es particularmente cierto para los jóvenes, que tienen una vida entera para ser sumergida en radiación, como de costumbre, mucha tensión.

En la actualidad, los niños pasan demasiado tiempo con estos dispositivos desde muy temprana edad, sin embargo por falta de informacion, las personas no toman las medidas correspondientes. Cuidemos de nuestra salud y la de los nuestros.

Bibliografía: https://mx.blastingnews.com/salud-belleza/2018/05/los-telefonos-celulares-causan-cancer-cerebral-002554699. Html


Nombre: Ana Rivera De La Cruz

Curso:4/2


Escrito por Karen Dominguez
el 15/05/2018

El artículo compartido, es muy relevante por contener información obtenida en investigaciones que reflejan las posibles afecciones que sufre el ser humano a diario sin percatarse de ello.

Mediante los estudios que se han realizado, indicando que las radiaciones que producen los celulares son carcinógeno comprobados los efectos al presentarse en ratas, que se relaciones en estructuras con el organismo del ser humano, poniendo en riesgo la salud de millones de personas por el uso frecunete de los celulares moviles.


Entre los hallazgos de la investigación se recalca que a pesar de que las radiaciones sean menores producen similar daño en las ratas usadas en la investigación. Sin embargo, se sabe que es mas complicado realizar estos estudios en las personas.

Los estudios epidemiológicos usan información de varias fuentes, incluso de cuestionarios y datos de proveedores de servicios de teléfonos celulares. Todavía no es posible hacer mediciones directas fuera de un entorno de laboratorio. Los cálculos tienen en cuenta lo siguiente:

- Con qué “regularidad” los participantes del estudio usan teléfonos celulares (el número mínimo de llamadas por semana o por mes)

- La edad y el año cuando los participantes del estudio usaron por primera vez un teléfono celular y la edad y el año que lo usaron por última vez (permite calcular la duración y el tiempo desde el principio del uso)

- El número promedio de llamadas de teléfono celular por día, por semana o por mes (frecuencia)

- La duración promedio de una llamada típica del celular


- El número total de horas de uso en lo que llevan de vida, calculado por la duración de una llamada típica, por la frecuencia del uso y por el tiempo de uso

En 2011, la International Agency for Research on Cancer Notificación de salida (IARC), un componente de la Organización Mundial de la Salud, designó a una brigada de trabajo de expertos para revisar toda la evidencia disponible sobre el uso de teléfonos celulares. La brigada clasificó el uso de teléfonos celulares como un “posible carcinógeno para humanos”, basándose en limitada evidencia de estudios en humanos, limitada evidencia de estudios de energía de radiofrecuencia y cáncer en roedores e inconsistente evidencia de estudios mecanísticos.


La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. Ha sugerido algunas medidas que los usuarios preocupados por los teléfonos celulares pueden tomar para reducir su exposición a la energía de radiofrecuencia:

- Reservar el uso de los teléfonos celulares para conversaciones más cortas o para momentos en que un teléfono fijo no está disponible.

- Usar un aparato con tecnología que deja las manos libres, como los audífonos alámbricos, los cuales ponen más distancia entre el teléfono y la cabeza del usuario.


Los dispositivos que dejan libres las manos reducen el grado de exposición de energía de radiofrecuencia a la cabeza porque la antena, la cual es la fuente de energía, no se pone cerca de la cabeza. La exposición disminuye dramáticamente cuando los teléfonos celulares se usan sin necesidad de las manos.

- Las personas deberian usar los celulares con menor frecuncia. Y evitar que los niños usen estos dispositivos.

Las consecuencias de las radiaciones que producen los celulares se verán a largo plazo en la sociedad.


Bibliografia: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-prevencion/riesgo/radiacion/hoja-informativa-telefonos-celulares

Nombre: Karen Dominguez Dominguez.

Curso: Enfermeria 4/2

Escrito por Jeremy Rosado
el 15/05/2018

El presente tema de debate invita y fomenta la investigación y analisis ya que el uso del celular en la actualidad es tan indispensable como alimentarnos.

Nos d espertamos c on él, nos comunicamos a través de él y trabajamos con él. A veces, nos desvelamos en mitad de la noche para consultarlo. Y si lo perdemos nos invade la histeria.

El mundo actual es inimaginable sin el teléfono celular. Tanto es así que hoy muchos viven obsesionados con este aparato.

Pero, en los últimos años, con el aumento de los casos de cáncer -una de las principales causas de muerte en todo el mundo- han crecido las inquietudes en cuanto a las posibles vinculaciones entre nuestros inseparables celulares y el riesgo de desarrollar tumores malignos.

"En las últimas décadas se ha llevado a cabo un gran número de estudios para analizar si las ondas de radiofrecuencia (RF) ponen en riesgo nuestra salud", le dice a BBC Mundo Emilie van Deventer, directora del Programa de Radiación del Departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes de la Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"A medida que han ido apareciendo más ondas de RF en nuestras vidas, la pregunta por resolver es si existe algún efecto adverso por parte de celulares, estaciones base (torres de telefonía) o conexiones wifi a niveles de exposición ambiental".

Van Deventer dice que las investigaciones también abarcan problemas de fertilidad e hipersensibilidad.

Pero, hasta ahora, la respuesta ha sido ambigua.

"Riesgos potenciales"

Las ondas RF de los celulares son "una forma de energía electromagnética que se encuentra entre las ondas de radio FM y las microondas. Y son una forma de radiación no ionizante", explica en su sitio web la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés).

Según este organismo, esas ondas "no son lo suficientemente fuertes como para causar cáncer" pues, a diferencia de los tipos más potentes de radiación (ionizante), no pueden romper los enlaces químicos en el ADN.

Eso solo ocurriría, explican, a niveles "muy elevados", como las de hornos microondas, aseguran.

Esta respuesta debería tranquilizarnos.

Sin embargo, el tema está siendo revisado. De hecho, Emilie van Deventer -autora de unas 50 publicaciones científicas sobre radiaciones no ionizantes- dice que la OMS lo está investigando de nuevo.

Si bien hay falta de evidencia, también es cierto que hay "riesgos potenciales a largo plazo" especialmente relacionados con tumores en la cabeza y en el cuello, cuenta la especialista.

La ACS también aborda esta cuestión: "Cuanto más cerca esté la antena (del celular) a la cabeza (del usuario), se espera que mayor sea la exposición de la persona a la energía de la RF", advierte.

La tasa de absorción específica y otros indicios

Es entonces cuando los tejidos de nuestro organismo pueden "absorber esa energía", algo que los expertos en la materia llaman "tasa de absorción específica" (o SAR, por sus siglas en inglés).

Cada teléfono celular tiene su nivel de SAR que, a menudo, se puede encontrar en la página web del fabricante.

En Estados Unidos, el nivel máximo permitido es 1,6 vatios por kilogramo (W/Kg).

Sin embargo, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), en EE. UU. , advierte que "comparar los valores de SAR entre teléfonos puede causar confusión", pues esa información se basa en el funcionamiento del aparato a su potencia más elevada, y no al nivel de exposición en su uso normal.

Pero también hay estudios que vinculan el uso del celular con el cáncer de piel y el cáncer testicular.

Para analizarlo, los investigadores utilizan dos tipos de estudios: de laboratorio (con animales) y en personas (comparando tasas de cáncer).

El problema, explica Van Deventer, es que "muchos tipos de cáncer no son detectables hasta muchos años después de las interacciones que causaron el tumor, y como el uso de los celulares no se popularizó hasta los 90, los estudios epidemiológicos solo pueden evaluar aquellos cánceres que se hicieron evidentes en periodos de tiempo más cortos".

Hasta el momento, el estudio más grande que se ha llevado a cabo es Interphone, una investigación a gran escala que fue coordinada por la OMS a través de su Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) y en la que se analizaron datos de 13 países, entre ellos Reino Unido, Australia, Japón y Canadá.

El estudio analizó el uso del celular en más de 5. 000 personas con tumores cerebrales y en otro grupo similar de personas sin tumores.

"No encontró vinculación entre el desarrollo de gliomas y meningiomas (tumores cerebrales) con el uso de teléfonos móviles por más de 10 años", dice Van Deventer.

"Pero hay algunas indicaciones de un posible riesgo de gliomas entre el 10% de las personas que dijeron haber usado con más frecuencia sus celulares, aunque los investigadores concluyeron que los sesgos y errores le restan fuerza a estos resultados", agrega la especialista.

Al final, IARC clasificó las radiofrecuencias electromagnéticas como "posibles carcinógenos para los humanos", una categoría "que se utiliza cuando la relación causal se considera fiable pero las oportunidades, sesgos o confusiones no pueden gestionarse de forma razonable", explica Van Deventer.

Esas limitaciones tienen que ver con nuestra dificultad para recordar la frecuencia con la que usamos el celular durante toda una década y también con el uso cambiante de los celulares con el tiempo, además de las complicaciones en el estudio de los cánceres cerebrales.

Pero la pregunta sigue estando sobre la mesa (y sobre el laboratorio) de científicos de todo el mundo.

La OMS espera publicar a fines de 2017 una "evaluación de riesgos oficial" sobre esta cuestión, cuenta Van Deventer.

También preocupa la especial vulnerabilidad de los niños, pues sus sistemas nerviosos están aún en formación.

Ya se realizó un estudio a gran escala sobre el tema (como CEFALO) y hay otro en marcha en Australia, Mobi-Kids, cuyos resultados se publicarán próximamente.

Bibliografía: https://www.bbc.com/mundo/noticias-37944200

Nombre: Jeremy Rosado Muñoz

Curso: 4/2

Escrito por Genesis Ramírez Malavé
el 15/05/2018

La presente investigación está orientada a la conciencia sobre si realmente dependemos tanto del celular como medio de vida, aunque no sea cien por ciento seguro, grandes avances estan revelando las posibles consecuencias de dicha dependencia.

Una agencia de investigación del gobierno de Estados Unidos presentó los resultados de un trabajo en ratas y detectó una posible relación entre el cáncer y la radiación que producen los teléfonos móviles.

Investigadores del National Toxicology Program, un grupo adscrito a los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos y financiados por el propio gobierno, presentaron el viernes pasado los resultados parciales de un estudio en el detectaron un posible vínculo entre cáncer y exposición a la radiación de los teléfonos móviles . Fue cuestión de minutos para que se encendiera un debate científico global.

No era para menos. En un mundo donde el 60% de la población usa los teléfonos móviles y se calcula que existen casi 5. 000 millones de aparatos, una noticia como esa es para tomársela en serio.

El trabajo de los científicos norteamericano es una pieza más, no definitiva, en un debate que ya lleva más de dos décadas vigente. “Este es de lejos el bioensayo más cuidadosamente realizado sobre teléfonos móviles. Aún hay mucho por hacer para demostrar si la radiación también causa problemas en humanos , pero el hecho de que ocurra en ratas es un gran asunto. De hecho, me he preocupado y yo soy un experto”, fueron las palabras de Christopher Portier, un científico ya retirado del National Toxicology Program.

El trabajo de los científicos norteamericano es una pieza más, no definitiva, en un debate que ya lleva más de dos décadas vigente. “Este es de lejos el bioensayo más cuidadosamente realizado sobre teléfonos móviles. Aún hay mucho por hacer para demostrar si la radiación también causa problemas en humanos , pero el hecho de que ocurra en ratas es un gran asunto. De hecho, me he preocupado y yo soy un experto”, fueron las palabras de Christopher Portier, un científico ya retirado del National Toxicology Program.

El estudio consistió en exponer a más de 1. 000 ratones a diferentes niveles de radiación tratando de emular los que pueden recibir los usuarios de celulares a lo largo de su vida. Los científicos construyeron cámaras en las que encerraron grupos de 90 ratones separados por género. Durante dos años, los ratones fueron expuestos a nueve horas de radiación diaria . Algunos ratones recibieron 1. 5 watts por kilogramo de peso que es la indicación permitida en humanos. Otros el doble. Otros más cuatro veces esa cantidad. Y otros más sirvieron de control y no estuvieron expuestos.

Al final del estudio se registró la aparición de dos tipos poco frecuentes de tumores entre los ratones machos expuestos a radiación: un tumor cerebral conocido como glioma maligno y otro conocido como Tumor de Células Schwann , células que rodean y envuelve los nervios. El primero se detectó en 2 a 3% de los ratones y el otro en 2 a 6%. En los ratones machos no expuestos a radiación no se identificaron estos tumores. Tampoco en los ratones hembras.

John Bucher, director del National Toxicology Program comentó, durante la rueda de prensa que ofreció junto a sus colegas el viernes pasado, que la evidencia de este estudio “está lejos de ser definitiva” .

La Organización Mundial de la Salud y la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer ya habían advertido sobre la posible relación y en aquella ocasión elevaron a los “campos electromagnéticos de radiofrecuencia”, un eufemismo técnico para hablar de celulares y otros dispositivos tecnológicos, al grupo de riesgo 2B, el grupo al que pertenecen los agentes “posiblemente carcinógenos para los humanos”.

El grupo de 31 científicos asesores de la agencia internacional concluyeron, luego de revisar la evidencia disponible hasta ese momento, que existía una asociación positiva entre los usuarios de celular y dos tipos de cáncer: gliomas (un tumor maligno en la glia, un grupo de células que cumplen un papel de nodrizas o andamio de otras células) y neuromas acústicos (un tumor benigno que crece en el nervio que conecta el oído al cerebro). Uno de los estudios analizados mostró un incremento del 40% de riesgo de gliomas entre aquellos que usaban el teléfono más de 30 minutos cada día durante 10 años.

Por aquella misma época, la neurocientífica mexicana Nora Volkow , nieta del revolucionario ruso León Trotsky y directora del National Institute on Drug Abuse en Estados Unidos, se involucró en el debate sobre radiación de teléfonos móviles y llevó a cabo un interesante estudio . Volkow y sus colegas reclutaron 47 personas sanas escanearon sus cerebros mientras usaban un teléfono celular. Con ese trabajo, otro pequeño aporte a la discusión, Volkow pudo demostrar que en la región del cerebro más próxima al oído se producía un incremento en el metabolismo de las neuronas . Aunque aceptó que no se podía concluir nada más allá de eso. Sin embargo si constituía una pista de la interacción entre células y radiación.

Jerry Phillips, un bioquímico y quien trabajó en los años noventa en investigaciones sobre el mismo tema para Motorola, explicó a la revista Scientific American que la radiación de los teléfonos celulares es “no ionizante” lo cual quiere decir que los campos que crea son de muy baja energía, insuficiente para romper enlaces químicos. Los rayos X, por ejemplo, son radiación ionizante y la energía que contienen puede alterar compuestos químicos en una célula. “Siempre se asumió que la energía de los aparatos móviles era insuficiente para la producción de calor y por lo tanto para generar efectos biológicos”, apuntó en la entrevista y comparó el caso con el del humo del cigarrillo. Por años se asumió que un acto tan simple como fumar un cigarrillo no podía causar cáncer. Pero ese mínimo efecto, a lo largo de muchos años, si puede generar algún tipo de alteración biológica. En el caso de la radiación de celulares nadie tiene muy claro cuál podría ser el posible mecanismo si es que tal cosa se confirma.

Por ahora, los resultados presentados tendrán que ser revisados por otros expertos . También se debe esperar las conclusiones finales pues el estudio presentado hace parte de un trabajo mucho más grande.

Bibliografía: https://www.elespectador.com/noticias/salud/un-estudio-asocia-el-uso-del-celular-al-cancer-creer-o-articulo-635368

Nombre: Genesis Ramírez Malavé

Curso: 4/2

Escrito por Ronald Matias
el 16/05/2018
Existen tres razones principales por las que la gente se preocupa de que los teléfonos celulares (también llamados teléfonos “inalámbricos” o “móviles”) puedan causar ciertos tipos de cáncer u otros problemas de salud:

1) Los teléfonos celulares emiten energía de radiofrecuencia (ondas de radio), una forma de radiación no ionizante. Los tejidos que están más cerca de la antena pueden absorber esta energía.

2) El número de usuarios de teléfonos celulares ha aumentado rápidamente. De acuerdo a la Asociación de Telecomunicaciones Celulares e Internet (Cellular Telecommunications and Internet Association), para el año 2014, había más de 327. 5 millones de personas suscritas a servicios de teléfonos celulares en los Estados Unidos. Este es un aumento de casi tres veces los 110 millones de usuarios que había en el año 2000. A nivel mundial, la Unión Internacional de Telecomunicaciones calcula que la cifra de personas suscritas a servicios de teléfonos celulares es de 5 mil millones.

3) Con el tiempo, el número de llamadas diarias con teléfonos celulares, la duración de cada llamada y la cantidad de tiempo que las personas usan dichos teléfonos han aumentado. Sin embargo, los adelantos de la tecnología de teléfonos celulares han resultado en aparatos que tienen menores emisiones de energía que los modelos anteriores.

La hoja informativa del NCI sobre la exposicion a campos magneticos y el cancer incluye información sobre redes de áreas locales inalámbricas (conocidas como Wi-Fi), sobre estaciones base de teléfonos celulares y sobre teléfonos inalámbricos.

La frecuencia de la radiación electromagnética de la radiofrecuencia comprende entre 30 kilohertz (30 kHz o 30,000 Hz) a 300 gigahertz (300 GHz o 300 mil millones Hz). Los campos electromagnéticos en rango de radiofrecuencia se usan para aplicación en telecomunicaciones, incluso en teléfonos celulares, en televisiones y transmisiones de radio. El cuerpo humano absorbe energía de aparatos que emiten radiación electromagnética de radiofrecuencia. La dosis de energía absorbida se calcula usando una medida llamada tasa de absorción específica (SAR), la cual se expresa en vatios por kilogramo del peso corporal.

Se ha sugerido que la energía de radiofrecuencia podría afectar el metabolismo de la glucosa, pero dos pequeños estudios que examinaron el metabolismo de glucosa cerebral después de usar un teléfono celular mostraron resultados incongruentes. Mientras que un estudio mostró un mayor metabolismo de glucosa en la región del cerebro próxima a la antena en comparación con tejidos en el lado opuesto del cerebro, el otro estudio encontró un metabolismo menor de glucosa en el lado del cerebro en donde se usó el teléfono.

Los autores de estos estudios indicaron que los resultados son preliminares y que se desconocen aún resultados posibles para la salud de los cambios en el metabolismo de la glucosa. Tales resultados incongruentes no son raros en estudios experimentales de los efectos biológicos de la radiación electromagnética de la radiofrecuencia . Algunos factores que contribuyen incluyen las asunciones que se usan para calcular las dosis, la falla en considerar los efectos de temperatura y la falta de enmascarar para los investigadores el estado de exposición.


NOMBRE: RONALD MATIAS HERMENEJILDO

CURSO: 4/2

Escrito por Julio Deyv Tomala Catuto
el 16/05/2018

En los últimos años, ante el uso masivo de las tecnologías, y especialmente del teléfono móvil, existe una gran preocupación a nivel mundial acerca de la posible repercusión de las radiaciones electromagnéticas sobre la salud y, especialmente, desde que los campos electromagnéticos producidos por los teléfonos móviles fueron declarados en el año 2011, por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, como posibles cancerígenos para el hombre.

Se realizó una revisión bibliográfica y se analizaron los estudios más relevantes relacionados con el uso a largo plazo del teléfono móvil con cáncer y otras patologías y accidentes, encontrando grandes controversias entre los mismos. Se han revisado distintos estudios casos-control, estudios de cohorte o experimentales.

Diversos estudios relacionan este uso a largo plazo con la aparición de tumores cerebrales, principalmente tipo gliomas, y en menor medida meningioma y neuroma acústico. Con la reciente popularidad del uso de teléfonos móviles entre los jóvenes y, por lo tanto, una vida potencialmente más larga de exposición a dichas radiaciones, es obligado seguir investigando sobre los posibles efectos en la salud. Entre otras patologías varios estudios han investigado los efectos de las ondas de radiofrecuencia con función cognitiva, parámetros cardiacos, tensión arterial, con el sueño o con la actividad eléctrica del cerebro sosteniendo que no se sugieren evidencias de efectos adversos relacionados con su exposición. En correlación con la preocupación sobre posibles efectos relacionados con la calidad del esperma se han revisado distintos estudios relevantes que vinculan una posible pérdida de calidad de los espermatozoides. En relación a los accidentes de tráfico es evidente que están en aumento en nuestra sociedad y más especialmente en la gente joven, por ello es motivo de estudio en esta revisión. Otro papel importante es como posible portador de bacterias patógenas. 2 Ante la dificultad de verificar la inocuidad de estas radiaciones es necesario aplicar las medidas ALARA (tan bajo como sea razonablemente posible) como principal medida de prevención de los efectos sanitarios de estas radiaciones.

Investigaciones actuales sostienen que a largo plazo el uso de telefonos moviles debido a su emisiòn de radiofrecuencias pueden causas tumores cerebrales que es una grave patologia que tiene un alto porcentaje de mortalidad, entonces debemos conscientizar el tratar de minimizar al maximo el uso de este tipo de dispositivos.


JULIO DEYVI TOMALA CATUTO

4/2

Bibliografia: Luis Delgado, S. (2017). Relacion entre uso del móvil y riesgo de cáncer y otras patologías.

Escrito por Maria Del Carmen Cevallos Bermeo
el 16/05/2018

Este articulo es muy importante ya que da a conocer los peligros que cualqwuier individuo esta expuesto a sufrirlos ya que actualmente se hya observado que el ser humano tiende a utilizar seguido el celular o ponerselo a lado de la cabeza cuando lo tienen cargando sin ponerse a pensar las consecuencias que se puede adquirir a lo largo del tiempo, los estudios que se pusieron como ejemplo en este articulo acerca de animales demuestran que los daños causados en ellos tuvieron un tiempo de duracion, el cual en un ser humano no seria tan lejano de obtener el mismo daño ya que nosotros usamos a cada rato el celular o tambien el lugar en que lo llevemos, pues se ha observado que han existido casos de muerte por colocarse el celular en un lugar no correspondido.

Articulo de INFOBAE

¿EL USO DEL CELULAR PROVOCA CÁNCER?


Un estudio del Departamento de Salud de EEUU reveló que la exposición constante a las ondas de radiofrecuencia incrementa el riesgo del desarrollo de un tumor cerebral. Qué dice la otra campana y cuáles son los métodos de precaución


El teléfono celular se convirtió a lo largo de la última década en un objeto indispensable para la vida de cualquier persona. La dependencia por una conexión a internet constante y esa ambición por la inmediatez lo convirtieron en una suerte de "apéndice digital" del cuerpo humano. Sin embargo, la utilización cotidiana del dispositivo pudo también esconder una grave amenaza para la salud de cara al futuro.


El Programa Toxicológico Nacional del Departamento de Salud de Estados Unidos reavivó el debate: el uso de los teléfonos móviles podría causar graves perjuicios para la salud.


Un grupo de investigadores expuso durante dos años a ratas dentro de cámaras que emitían una radiación equiparable a la que las personas absorben en su vida diaria con sus teléfonos portátiles y los resultados fueron alarmantes: el contacto con las ondas radiactivas incrementa con claridad el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer.


Al comparar al grupo en cuestión con otro de roedores que no formaron parte del experimento, se registró que alrededor del 3% de las ratas macho de la primera unidad contrajo un tumor maligno en el celebro y también el 6% desarrolló tumores benignos en el corazón.


El Dr. Ignacio Casas Parera, jefe del Departamento de Neurología del Instituto de Oncología Roffo, consideró que el estudio "debe tomarse en cuenta, ya que los seres humanos estamos expuestos diariamente a estas mismas radiaciones de radiofrecuencia".


A su vez, el neuro oncólogo señala: "Los jóvenes pueden ser lo más afectados en un futuro a causa de la osificación de la caja craneana que se produce paulatinamente y finaliza a alrededor de los 19 años".


El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), avaló el informe ya que, en 2011, calificó a la radiación de los celulares como "posibles carcinógenos para los seres humanos". De todos modos, dentro de esa clasificación también formaron parte el café y los vegetales en conserva.


¿Qué medidas de prevención se pueden tomar?


Si bien no está aclarado el impacto de la radiación que emiten los celulares, El Dr. Casas Parera recomendó ciertas precauciones:


– Limitar el uso de teléfonos celulares a llamadas esenciales y procure que sean cortas, especialmente en menores de 20 años.


– Los niños pequeños deben usar el celular solo en casos de emergencia.


– Usar un dispositivo que tenga auricular con tubo de aire. El cable del dispositivo manos libres funciona como antena y no solo transmite la radiación de su teléfono, sino también la de los dispositivos de su alrededor.


-Si se usa dispositivo de manos libres, esperar a que la llamada se conecte antes de ponerse el auricular al oído.


-Evitar utilizar el celular en espacios cerrados de límites metálicos como vehículos o ascensores, en los cuales el celular debe utilizar más poder para establecer la conexión.


(Texto: Maxi Fernández)


Nombre: Maria del Carmen Cevallos Bermeo

Curso: 4/2

Escrito por Valeria Isabel Apolinario Rodriguez
el 16/05/2018

El teléfono celular se convirtió a lo largo de la última década en un objeto indispensable para la vida de cualquier persona. La dependencia por una conexión a internet constante y esa ambición por la inmediatez lo convirtieron en una suerte de "apéndice digital" del cuerpo humano. Sin embargo, la utilización cotidiana del dispositivo pudo también esconder una grave amenaza para la salud de cara al futuro.


El Programa Toxicológico Nacional del Departamento de Salud de Estados Unidos reavivó el debate: el uso de los teléfonos móviles podría causar graves perjuicios para la salud.

Un grupo de investigadores expuso durante dos años a ratas dentro de cámaras que emitían una radiación equiparable a la que las personas absorben en su vida diaria con sus teléfonos portátiles y los resultados fueron alarmantes: el contacto con las ondas radiactivas incrementan con claridad el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer.

Al comparar al grupo en cuestión con otro de roedores que no formaron parte del experimento, se registró que alrededor del 3% de las ratas macho de la primera unidad contrajo un tumor maligno en el celebro y también el 6% desarrolló tumores benignos en el corazón.

Los especialistas adjudicaron los problemas de salud a la radiación y añadieron que, curiosamente, en las ratas hembras se reflejaron daños menos nocivos.


El Dr. Ignacio Casas Parera, Jefe del Departamento de Neurología del Instituto de Oncología Roffo , consideró que el estudio "debe tomarse en cuenta, ya que los seres humanos estamos expuestos diariamente a estas mismas radiaciones de radiofrecuencia".


A su vez, el neurooncólogo señala: " Los jóvenes pueden ser lo más afectados en un futuro a causa de la osificación de la caja craneana que se produce paulatinamente y finaliza a alrededor de los 19 años".

El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer , dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), avaló el informe ya que, en 2011, calificó a la radiación de los celulares como "posibles carcinógenos para los seres humanos". De todos modos, dentro de esa clasificación también formaron parte el café y los vegetales en conserva.

En la actualidad, se calcula que hay en circulación unos 7 mil millones de celulares en el mundo y más de 60 millones en Argentina (1,5 per cápita). Sus ondas de radiofrecuencia se activan ante cada envío o recepción de señales con las torres de telefonía.

Actualmente el uso de los celulares es un problema para muchos jovenes, niños y adultos , manipular estos equipos ocasiona problemas familiares y tambien problemas emocionales ya que por este medio depende de tu relacion con la sociedad, este aparato ha dejado de ser un articulo de lujo para convertirse en un accesorio basico. En los niños menores de 8 años se debe evitar q tenga contacto con los telefonos celulares porque las radiaciones que emiten penetran con mayor facilidad a su cerebro que apena se esta desarrollando.

VALERIA ISABEL APOLINARIO RODRIGUEZ

4/2

Bibliografia: https://www.infobae.com/salud/2016/07/10/el-uso-del-celular-provoca-cancer/


Escrito por Mariuxi Soraya Caiche Romero
el 16/05/2018

Este tema es de mucha relevancia e importancia en la actualidad, ya que este dispositivo es tan necesario como el agua, debido a que considero que es una herramienta útil en nuestro diario vivir, ya sea en el trabajo o en el ámbito académico facilitando muchas cosas, sin embargo, la información dada en este debate es desconocida para muchos, de manera que no saben las consecuencias del uso excesivo de este dispositivo.

Esta información advierte de cierta forma algo que podría suceder con el uso de este dispositivo, depende de nosotros en darle la importancia respectiva y mejorar y cambiar aquel hábito de usar excesivamente el celular.


El problema no radica tanto en el uso mismo de estos dispositivos, sino en la frecuencia y duración del mismo. Si se abusa de algo, muy probablemente resultará afectando a la salud de quienes incurren en dicho abuso. De cualquier manera, no hay que dejar de lado las observaciones y recomendaciones alternativas de la OMS para reducir los riesgos .

¿Qué medidas de prevención se pueden tomar?

El Dr. Casas Parera recomendó ciertas precauciones:

– Limitar el uso de teléfonos celulares a llamadas esenciales y procure que sean cortas, especialmente en menores de 20 años.

– Los niños pequeños deben usar el celular solo en casos de emergencia.

– Usar un dispositivo que tenga auricular con tubo de aire. El cable del dispositivo manos libres funciona como antena y no solo transmite la radiación de su teléfono, sino también la de los dispositivos de su alrededor.

-Si se usa dispositivo de manos libres, esperar a que la llamada se conecte antes de ponerse el auricular al oído.

-Evitar utilizar el celular en espacios cerrados de límites metálicos como vehículos o ascensores, en los cuales el celular debe utilizar más poder para establecer la conexión.


Bibliografia: https://www.infobae.com/salud/2016/07/10/el-uso-del-celular-provoca-cancer/

Nombre: Caiche Romero Mariuxi

Curso: Enf. 4/2


Escrito por Katherine González Balón
el 16/05/2018

Gracias al presente artículo podemos debatir acerca del celular como etiología de tumores cerebrales y cáncer, en la actualidad podemos observar que la mayoría de las personas manejan un celular, por motivos de trabajo, de estudio o simplemente por momentos de distracción, podemos asociar que distintas enfermedades que aparecen actualmente es gracias al excesivo uso del celular en la vida cotidiana de cualquier ser humano, es decir, hasta se duerme con los celulares al lado de la cama, provocando poco a poco daños en nuestra salud, aunque no lo parezca en un futuro podemos observar las consecuencias y/o enfermedades que este motivo puede provocar. En el artículo adjunto menciona que dormir con celulares si hace daño pero con el tiempo, se puede debatir acerca de esta información porque no se debe esperar tener la enfermedad para poder actuar cuando tenemos la oportunidad de prevenirlas, es un tema muy serio y muy importante para la sociedad, tema muy debatido porque cada quién tiene ideas distintas y muchos autores defienden de distinta manera este tema.

Los
smartphones están con nosotros en cada momento del día. Nos levantamos con ellos, escuchamos música, estamos hablando por voz o chateando vía WhatsApp u otro servicio de mensajería. Es por ello que, de cuando en cuando, se habla sobre los efectos que los móviles tienen en nuestra salud. Y muchas veces se le relaciona con distintos tipos de cáncer . Pero vamos poco a poco.
En los últimos años, tal como detalla un artículo de la BBC, son muchas las investigaciones que se han realizado en este campo. Es más, algunos centran sus indagaciones a conocer si estos aparatos tienen relación con un mayor riesgo de desarrollar tumores malignos en el cerebro u otros tipos de cáncer .
"En las últimas décadas se ha llevado a cabo un gran número de estudios para analizar si las ondas de radiofrecuencia (RF) ponen en riesgo nuestra salud", indicó Emilie van Deventer, directora del Programa de Radiación del Departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes de la Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a la versión latina de la BBC.
¿ES SANO DORMIR CON EL CELULAR?
Algo que se suele hacer es ir a la cama con el smartphone . Son muchas las prestaciones que se tienen en el celular y que hacen que las personas terminen su día enviando mensajes, viendo videos en YouTube o escuchando música por Spotify. Con el pasar de los minutos, los párpados pesan y no pocos caen rendidos por el cansancio. ¿Este es un hábito sano? ¿Se puede dormir con el smartphone ? Para responder esta pregunta hay que detallar en más temas para saber si es o no una costumbre de tenemos que dejar.

COSA DE ONDAS
Antes de ingresar a una explicación, las ondas RF son una energía electromagnética cuya radiación puede clasificarse en dos grupos: la no ionizante y la ionizante. En el primer grupo está la que emiten artefactos como los smartphones. Son similares a las que se tienen en las radios FM y los hornos microondas.
Mientras que en el segundo conjunto tenemos las que pueden romper enlaces químicos y deteriorar nuestro ADN. Es decir, pueden interferir en nuestra salud.
El sitio web la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer (American Cancer Society, en inglés) indica que los la radiación no ionizante no es lo suficiente fuerte como su contraparte para hacernos daño. Esto a menos que tengamos una gran exposición, algo que no suele ocurrir a pesar de ver a algunos 'locos celular'. Sin embargo, Emilie van Deventer detalló que este estudio está siendo revisado ya que no se tiene una evidencia fiable a largo plazo de que ello no sea dañino. Los sujetos de estudio, en un inicio, no mostraron anomalías y todo sugiere que la vida no se nos acorta por esta 'pegados' a los smartphones .
Es decir que todavía no tenemos una respuesta concreta, pero los resultados que tenemos de las diversas investigaciones señalan que el uso de móviles no es perjudicial. Pero la American Cancer Society pide a los usuarios usar más mensajes de texto y no hablar mucho. Ello hasta el momento en que descartemos (o confirmemos) que el uso de celulares sí genera cáncer u otros males a largo plazo.

Bibliografía: https://trome. Pe/familia/cancer-dormir-celular-causa-tumores-cerebrales-video-30754

Nombre: Katherine González
Curso: 4/2


Emagister Responde
Barcelona, España
Escrito por Emagister Responde
el 16/05/2018

Muchísimas gracias por compartir con todos nosotros esta información. Es muy enriquecedora.

Escrito por Ariana Lissette Soriano Borbor
el 16/05/2018

En la actualidad podemos observar que la tecnología ha creado un alto porcentaje en las personas con el uso de celulares, ya que como muchas personas lo dicen, que es indispensable para el ser humano, es como el agua, y se preguntaran el porqué, pues según mi criterio hoy en día el uso del celular se ha vuelto como una esclavitud o más bien como una obligación, ya que la unica importancia que tiene es que es un medio de comunicacion; Anteriormente el uso de celulares solo eran para personas adultas lo que hoy en día se va malogrado aquel punto de vista, ya que los niños son los que actualmente utilizan los celulares, porque la sociedad se deja llevar por la moda, y no ve el riesgo que le puede causar a su propio hijo; Muchos se cuestionarán como ellos están expuestos a estas ondas que les provocarían daño; pues:

Las ondas de RF (radiofrecuencia) de los teléfonos celulares provienen de la antena, un componente que se encuentra dentro del aparato. Las ondas son más fuertes en el punto donde se encuentra la antena y van perdiendo rápidamente energía a medida que se alejan del teléfono. Por lo general, el teléfono se sostiene contra la parte lateral de la cabeza cuando está siendo utilizado. Entre más cerca esté la antena a la cabeza, se espera que mayor sea la exposición de la persona a la energía de la RF. Los tejidos del cuerpo más cercanos al teléfono absorben más energía que los tejidos que están más distantes.

La cantidad de energía de RF a la que una persona está expuesta depende de muchos factores, incluyendo:

  • La cantidad de tiempo que la persona usa el teléfono.
  • Si la persona está usando el teléfono en altavoz o está usando un dispositivo "manos libres". El uso de éstos permite que el teléfono se mantenga alejado de la cabeza.
  • La distancia y la ruta de la torre de telefonía celular más cercana. Los teléfonos celulares ajustan su potencia para utilizar la cantidad mínima y obtener una buena señal. Entre más alejada se encuentre la torre, se requerirá de más energía para conseguir una señal adecuada, así como al estar dentro de un edificio.
  • La cantidad del tráfico de señales de telefonía celular en una región en cierto momento. Puede que un tráfico más alto requiera más energía para obtener una señal adecuada.
  • El modelo del teléfono que está siendo utilizado. Diferentes teléfonos emiten diferentes cantidades de energía.

-Bibliografia: https://www.cancer.org/es/cancer/causas-del-cancer/sol-y-otras-formas-de-radiacion/telefonos-celulares. Html

-Nombre: Ariana Lissette Soriano Borbor

-Curso: Enf 4/2

Escrito por María José Menoscal Pincay
el 16/05/2018

En la última década los teléfonos celulares se ha convertido indispensable para nosotros debido que es nuestro medio de comunicación y mediante este estamos al día de los acontecimientos, pero mediante lo escrito nos podemos percatar el daño que genera a nuestro cuerpo como los tumores cerebrales.

Unas de las recomendaciones son:

· Desactivar el wifi del celular por las noches.

· Mantener el teléfono lejos de su cabeza.

· Poner el celular en modo avión.

· Usar la función de altavoz.

Dado que el móvil puede llegar a albergar y otro tipo de microorganismos debido al uso constante es importante que mantengamos la higiene al utilizarlo y que lo limpiemos con frecuencia .

Aumenta los niveles de estrés

La alta frecuencia de uso del teléfono móvil puede tener efectos negativos en nuestros niveles de estrés. El sonido de llamadas constante, alertas vibratorias y recordatorios pueden estresarte fácilmente. Un estudio realizado en la Universidad de Gotemburgo, Suecia, demostró que el alto uso de teléfono móvil se asocia con el estrés y trastornos del sueño en las mujeres, mientras que el constante uso del teléfono móvil se asoció con alteraciones del sueño y síntomas de depresión en los hombres.

Radiación y ondas electromagnéticas para el cerebro

Varias investigaciones han descubierto que sostener un teléfono móvil en el oído puede conducir a un aumento en la cantidad de ondas electromagnéticas potencialmente peligrosas absorbidas en el cerebro y otras partes del cuerpo. Incluso, el exceso de uso del teléfono móvil está vinculado con el cáncer.

Aumenta el riesgo de enfermedades en tu sistema inmune

Otro de los efectos negativos del teléfono móvil es a través de su toque incesante, ya que esto puede hacer que alberge más gérmenes. El residuo grasiento o aceitoso vez en su teléfono después de usarlo todo un día puede contener más gérmenes de enfermedades propensas que las que se encuentran en un inodoro. Incluso, hay personas que entran con su móvil al baño, esto puede aumentar la cantidad de gérmenes en el dispositivo.

https://mejorconsalud. Com/efectos-negativos-del-telefono-movil-para-la-salud/

Nombre: María José Menoscal Pincay

Paralelo: 4/2

Escrito por Calixto Daniel Gonzabay De La A
el 16/05/2018

Una de las razones de la cual la gente se preocupa de los efectos que tienen los celulares o teléfonos móviles en la salu, es que podrían ser causas de ciertos tipos de cáncer. Los teléfonos celulares emiten energía de radiofrecuencia (ondas de radio), una forma de radiación no ionizante. Los tejidos que están más cerca de la antena pueden absorber esta energía. Con el tiempo, el número de llamadas diarias con teléfonos celulares, la duración de cada llamada y la cantidad de tiempo que las personas usan dichos teléfonos han aumentado. Sin embargo, los adelantos de la tecnología de teléfonos celulares han resultado en aparatos que tienen menores emisiones de energía que los modelos anteriores.

La energía de la radiación electromagnética se determina por su frecuencia; la radiación es alta frecuencia y, por lo tanto, alta energía, mientras que la radiación no ionizante es baja frecuencia y, por lo tanto, de baja energía.

El Dr. Ignacio Casas Parera, Jefe del Departamento de Neurología del Instituto de Oncología Roffo, consideró que el estudio "debe tomarse en cuenta, ya que los seres humanos estamos expuestos diariamente a estas mismas radiaciones de radiofrecuencia".

A su vez, el neurooncólogo señala: "Los jóvenes pueden ser lo más afectados en un futuro a causa de la osificación de la caja craneana que se produce paulatinamente y finaliza a alrededor de los 19 años".

Si bien no está aclarado el impacto de la radiación que emiten los celulares, El Dr. Casas Parera recomendó ciertas precauciones:

– Limitar el uso de teléfonos celulares a llamadas esenciales y procure que sean cortas, especialmente en menores de 20 años.

– Los niños pequeños deben usar el celular solo en casos de emergencia.

– Usar un dispositivo que tenga auricular con tubo de aire. El cable del dispositivo manos libres funciona como antena y no solo transmite la radiación de su teléfono, sino también la de los dispositivos de su alrededor.

-Si se usa dispositivo de manos libres, esperar a que la llamada se conecte antes de ponerse el auricular al oído.

-Evitar utilizar el celular en espacios cerrados de límites metálicos como vehículos o ascensores, en los cuales el celular debe utilizar más poder para establecer la conexión.


Bibliografía: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-prevencion/riesgo/radiacion/hoja-informativa-telefonos-celulares

Nombre: Calixto Daniel Gonzabay De La A
Curso: Enfermería 4/2

Escrito por Jennifer Lisbeth Rodriguez Magallanes
el 16/05/2018

El tema presentado en este debate de investigación y análisis es muy importante ya que el uso del celular ha ido aumentando tanto adultos como niños, siendo así que la cantidad de personas que pasa el tiempo en su teléfono ha aumentado repentinamente en las últimas décadas.

Estos celulares emiten una forma de energía conocida como ondas de radiofrecuencia (RF). Por esta razón, ha surgido cierta preocupación sobre la seguridad en el uso de estos teléfonos. Con relación al cáncer, la inquietud se concentra en si los teléfonos celulares podrían incrementar el riesgo de desarrollar tumores en el cerebro u otros tumores en la región de la cabeza y cuello.

Las ondas de RF de los teléfonos celulares provienen de la antena, un componente que se encuentra dentro del aparato.

La cantidad de energía de RF a la que una persona está expuesta depende de muchos factores, incluyendo:

  • La cantidad de tiempo que la persona usa el teléfono.
  • Si la persona está usando el teléfono en altavoz o está usando un dispositivo "manos libres".
  • La distancia y la ruta de la torre de telefonía celular más cercana.
  • La cantidad del tráfico de señales de telefonía celular en una región en cierto momento.
  • El modelo del teléfono que está siendo utilizado.

En si debido a que los teléfonos celulares usualmente se aproximan a la cabeza al utilizarlos, la preocupación principal ha sido sobre si podrían causar o contribuir al desarrollo de tumores en esta región, incluyendo:

  • Tumores cerebrales malignos (cancerosos) como los gliomas.
  • Tumores no cancerosos del cerebro como los meningiomas.
  • Tumores no cancerosos del nervio que conecta el cerebro al oído (schwannomas vestibulares, también conocidos como neuromas acústicos).
  • Tumores no cancerosos de las glándulas salivales.

Algunos estudios también han analizado los posibles vínculos con otros tipos de cáncer, como el cáncer de piel y cáncer testicular .

La cantidad de energía de radiofrecuencia absorbida desde el teléfono en el cuerpo del usuario se conoce como tasa de absorción específica (SAR por sus siglas en inglés). Cada teléfono celular tiene su nivel de SAR. Los fabricantes de teléfonos celulares tienen la obligación de informar el nivel máximo de SAR de sus productos a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) en los EE. UU.

Actualmente, no está claro si las ondas RF de los teléfonos celulares causan efectos dañinos a la salud de las personas, aunque los estudios que se realizan hoy día deben proveer un cuadro más claro de los posibles efectos a la salud en el futuro. Hasta entonces, hay varias cosas que la gente preocupada sobre las ondas de RF puede hacer para limitar su exposición.

Bibliografía: https://www.cancer.org/es/cancer/causas-del-cancer/sol-y-otras-formas-de-radiacion/telefonos-celulares. Html

Nombre: Jennifer Rodríguez Magallanes

Curso: 4/2

Escrito por Maggie Reyes Montaño
el 16/05/2018

Gracias Dr. Por la informfacion impartida, ya que es muy importantes saberlo, ya que el uso del celular se a vuelto tan indispensable en la vidad del ser humano, ya sea para comunicacion o para la obtencion de informcaion sobre lo que sucede a nuestro alrededor y bueno como olvidar el uso de las redes sociales, que ya es muy comun en la actualidad.

La energía de radiofrecuencia, al contrario de la radiación ionizante , no causa daño al ADN que pueda conducir al cáncer. El único efecto biológico que se observa con constancia en humanos es el calentamiento de tejido. En estudios con animales, no se ha encontrado que cause cáncer o que incremente los efectos causantes de cáncer de carcinógenos químicos conocidos. El Programa Nacional de Toxicología (NTP), un programa federal interdepartamental con sede en el Instituto Nacional de Ciencias Ambientales de la Salud (NIEHS), el cual es parte de los Institutos Nacionales de la Salud, completó recientemente una serie de estudios a gran escala en roedores acerca de la exposición a la energía de radiofrecuencia (el tipo usado en teléfonos celulares). Esta investigación se efectuó en laboratorios altamente especializados que pueden especificar y controlar las fuentes de radiación y medir sus efectos.

En febrero de 2018, se pusieron a disposición, adelantándose al proceso formal de revisión por colegas en marzo de 2018, dos informes técnicos preliminares que resumen los resultados. La revisión por colegas es una parte crítica del proceso científico para garantizar que los resultados de la investigación son importantes, precisos, y que se interpretan apropiadamente.

El NCI espera los informes finales del NTP revisados por colegas, para que puedan considerarse para su inclusión resumida en esta hoja informativa, junto con el cuerpo existente de evidencia de estudios en humanos y en animales revisada por colegas. La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. , (FDA), hizo una declaración sobre los informes del NTP en la que indicó que ellos "creen que los límites actuales de seguridad de los teléfonos celulares son aceptables para la protección de la salud pública". La FDA y la Comisión Federal de Comunicaciones comparten la responsabilidad de regular las tecnologías de teléfonos celulares y la FDA nombró originalmente este tema para su estudio por el NTP.

Los investigadores han llevado a cabo varios tipos de estudios epidemiológicos en humanos para investigar la posibilidad de que exista una relación entre el uso de teléfonos celulares y el riesgo de tumores cerebrales malignos (cancerosos), tales como gliomas ; así como tumores benignos (no cancerosos), como neuromas acústicos (tumores en las células del nervio responsable de la audición); la mayoría de los meningiomas (tumores en las meninges, las cuales son membranas que cubren y protegen al cerebro y a la médula espinal); y los tumores de glándula parótida (tumores en las glándulas salivales).

En un tipo de estudio, llamado estudio de casos y controles , se compara el uso de teléfonos celulares por personas con estos tipos de tumores y por personas que no tienen dichos tumores. En otro tipo de estudio, llamado estudio de cohortes , se hace el seguimiento a un grupo grande de personas por un tiempo determinado y se compara el índice de estos tumores entre las personas que usaron teléfonos celulares y las que no los usaron. Los datos de incidencia de cáncer pueden también analizarse por un tiempo para ver si los índices de cáncer cambiaron en las poblaciones grandes durante el periodo en que el uso de teléfonos celulares aumentó drásticamente. Estos estudios no han mostrado evidencia clara de una relación entre el uso de teléfonos celulares y el cáncer. Sin embargo, los investigadores han informado de algunas asociaciones estadísticamente significativas para ciertos subgrupos de gente.

Tres estudios epidemiológicos grandes han examinado la asociación posible entre el uso de teléfonos celulares y el cáncer. Interphone, un estudio de casos y controles; el Estudio Danés, un estudio de cohortes; y el Estudio del Millón de Mujeres, otro estudio de cohortes.

bibliografia: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-prevencion/riesgo/radiacion/hoja-informativa-telefonos-celulares


Nombre: Maggie Reyes Montaño

Curso:4/2