En este grupo En todos

Foro de Guardia civil



Qué piden para ser pareja de hecho para acceder a viviendas y destinos comunes en la guardia civil

Cristina
Málaga, España
Escrito por Cristina
el 10/11/2006
Pues eso.. Q queremos mi pareja y yo ir a mismos destinos y q nos consideren pareja y estoy un poco perdida.. Y poder acceder a una casa cuartel por un tiempo... Gracias.
Fmr
Albacete, España
Escrito por Fmr
el 10/11/2006

   ¡HOLA CRISTINA!   El de ir los dos juntos al mismo destino lo veo difícil pero no imposible; yo conozco un caso como el tuyo en el que ella, sacó buena nota  para pedir un buen lugar, y él peor nota ¿Sabes lo que hicieron? Ella solicitó el posible puesto que él iba a peticionar conforme a su posición en el escalafón, y tuvieron suerte a los dos les tocó el mismo destino - el elegido por él -.

    En cuanto a la pareja de hecho, si no lo tienes "legalizado",  acude a una delegación de la Comunidad Autónoma en donde residas, te darán unos papelitos a efectos de conocimiento, y eso valdrá para alguna cosa que otra.

   En cuanto a lo conseguir pabellón, si hay alguno disponible o libre, no creo que tengas dificultad en conseguirlo, claro ya sabes que eso va de acuerdo algunas leyes o disposiciones internas, y depende en primera instancia del Comandate de Puesto y definitivamente del Capitán de la Compañía.

    Espero haberte aclarado algo. UN SALUDO.

Cristina
Málaga, España
Escrito por Cristina
el 10/11/2006

Gracias, lo del destino compartido por lo q me han explicado no es dificil en cunado se te considere una pareja estable y legalizada, lo unico es que deben ser destinados ambos congeneres al mismo tiempo. Y lo de la casa cuartel parece que tampoco es problematico.

Ya sólo me queda ver cómo nos hacemos pareja de hecho ( me veo al final casada jaja); para no tener problemas.

Un beso y muchas gracias.

Pedro
Madrid, España
Escrito por Pedro
el 13/11/2006

               TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

 

Seccion Sexta

Grupo de Apoyo nº 3

 

Sentencia nº 1396

Ilmos Sres:

Presidente: D.

Magistrados: D.

                      D.

                      D.

 

 

     En la Villa de Madrid, a siete de diciembre de dos mil uno.

      VISTO por la Sala el presente recurso contencioso administrativo nº 888/99, interpuesto por D. Guardia Civil, que actúa en su propio nombre, contra la Resolución del General Jefe de la Primera Zona de la Guardia Civil de 23 de junio de 1999, por la que desestima el recurso de alzada interpuesto frente a la Resolución por la que se deniega el derecho a pabellón en el acuartelamiento, habiendo sido parte en autos la Administración demandada, representada y defendida por el Abogado del Estado.

 

 

ANTECEDENTES DE HECHO

 

Primero. -Interpuesto el recurso y seguidos los trámites prevenidos por la Ley de la Jurisdicción, se emplazó al demandante para que formalizase la demanda, lo que verificó mediante escrito en el que, tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación, terminaba suplicando se dicte Sentencia por la que se acuerde ser contrarias a Derecho las Resoluciones recurridas, y se reconozca el derecho del recurrente a la inclusión en las listas para la adjudicación de pabellones,   para uno de los pabellones existentes en la Compañía de la Primera Zona de la Guardia Civil desde la fecha de la solicitud el  de abril de 1999, y la adjudicación desde dicha fecha de un pabellón de los denominados de casado al formar pareja de hecho y no poder ocupar como pareja de hecho un pabellón de soltero como se le adjudica, y ser resarcido de los daños y perjuicios causados al no poder ocupar el pabellón, los cuales se determinarán en ejecución de sentencia.

 

Segundo. -El Abogado del Estado contestó a la demanda mediante escrito en el que suplicaba se dicte Sentencia por la que, desestimando el recurso, se confirme la resolución impugnada en todos sus extremos.

 

Tercero. -Para la votación y fallo del presente proceo se señaló la sudiencia del dia 5 de diciembre de 2001, teniendo así lugar.

 

VISTO siendo ponente el Magistrado Ilmo. Señor D. , que expresa el parecer de la Sala.

 


FUNDAMENTOS DE DERECHO

 

Primero. -El objeto del recurso se centra en determinar la conformidad o disconformidad a derecho de la Resolución del General Jefe de la Primera Zona de la Guardia Civil de 23 de junio de 1999 por lal que se desestima el recurso de alzada interpuesto frente a la Resolución por la que se deniega el derecho a pabellón en el Acuartelamiento.

              El demandante, Guardia Civil con destino en la  de la Guardia Civil de la Compañia del  de la Primera Zona, solicitó con fecha  de abril de 1999 un pabellón de casado en el Acuartelamiento donde presta sus servicios, aduciendo que formaba “pareja de hecho” con Dª Guardia Civil, lo que acreditaba mediante inscripción en el Registro de Uniones de Hecho de la Comunidad de Madrid (folio  del expediente) y del informe del Jefe de la Compañia de Seguridad en la que sirve (folio ) en el que se hace constar que el actor “convive con la Guardia Civil desde la fecha de incorporación a la Unidad, el ".

               Las Resoluciones impugnadas deniegan el derecho solicitado por entender que no se cumple el requisito (exigido por la Junta Central de Pabellones) de “llevar una convivencia habitual, análoga en todos los aspectos a la del matrimonio, al menos dos años en el momento de la solicitud.”

 

Segundo. -El articulo 16 de la Orden General de Pabellones 54/94 establece que, a los efectos del reconocimiento del derecho a ocupar un pabellón, “tendrá la consideración de cónyuge la persona unida al titular por una relación afectiva y estable, análoga a la del matrimonio”, añadiendo que la apreciación de la estabilidad de tal unión compete en todo caso al mando inmediatamente superior con competencia en la adjudicación de pabellones del que dependa el mando que adjudique el pabellón”.

                Como se señala en la Resolución recurrida, para apreciar la concurrencia de una relación “afectiva y estable”, la Junta Central de Pabellones sentó varios criterios (en sus reuniones de 19, 21 y 23 de diciembre de 1994), exigiendo, en lo que aquí interesa, que el interesado acreditase al menos dos años de convivencia en el momento de la solicitud.

                  Es cierto que el matrimonio y la convivencia extramatrimonial (o “unión de hecho”) no son situaciones absolutamente equivalentes y que el legislador puede, como señala el Tribunal Constitucional, deducir consecuencias diversas por la diferente posicion de partida. En el caso de autos, la normativa reguladora de la adjudicación de pabellones está constituida por la Orden General 54/94 que , en lo que aquí interesa, equipara absolutamente ambas situaciones con tal de que la unión de hecho sea “afectiva y estable”. Parece evidente que estas circunstancias (la afectividad y la estabilidad) pueden ser acreditadas por el interesado por cualesquiera medios de prueba admitidos en Derecho. Es claro, por otra parte, que dicha prueba no puede limitarse exclusivamente a la determinación de un plazo (de dos años) de convivencia, por cuanto: a) El propio Código Civil (en la regulación del matrimonio) señala que la interrupción de la convivencia no implicará el cese efectivo de la misma si obedece a motivos laborales, profesionales o a cualesquiera otros de naturaleza análoga (articulo 87. 2); b) La norma reguladora de la adjudicación de pabellones no exige, pudiendo haberlo hecho, la necesidad de un previo requisito de convivencia para acreditar la estabilidad: c) Esta misma norma deja abierta la acreditación de este extremo al señalar que será el superior el que valorará las circunstancias del caso.


           Cabe, por tanto, a juicio de la Sala, probar las condiciones que hacen equiparables ambas situaciones a través de medios distintos al de la convivencia temporal a la que se refiere la Junta Central de Pabellones. En este sentido la Sala considera suficiente la inscripción en el Registro de la Comunidad de Madrid de la unión de hecho de los interesados por cuanto, según el articulo 2º del Decreto 36/1995 de 20 de abril, a dicho Registro, que tendrá caracter administrativo, tendrán acceso “las uniones no matrimoniales de convivencia estable entre parejas, incluso del mismo sexo, residentes en la Comuidad de Madrid”. Es evidente que el acceso a dicho Registro requerirá una previa calificación administrativa en la que se acrediten las circunstancias que permiten la inscripción de suerte que dicha inscripción (por más que tenga caracter puramente declarativo) ha de considerarse como dato fehaciente de que la unión es “estable”, precisamente porque sólo las uniones de esta naturaleza tienen acceso a ese Registro administrativo. La inscripción, por tanto, es prueba suficiente de la “convivencia estable entre la pareja”; en todo caso, no parece razonable que una Administración Pública cuestione la previa declaración de otra exigiendo requisitos adicionales (en el caso, el plazo de dos años) para acreditar la estabilidad.

            Procede, pues, estimar el recurso y reconocer el derecho del recurrente a incorporarse alla lista de peticionarios de los llamados pabellones de casados en el Acuartelamiento donde presta susu servicios, desde la fecha de su petición en vía administrativa, y en su caso, a la adjudicación de uno de ellos cuando por turno le corresponda.

          Se solicita en el suplico de la demanda el resarcimiento de los daños y perjuicios ocasionados. Sin embargo, el actor no acredita, siquiera indiciariamente, cuales sean los perjuicios supuestamente irrogados por la Resolución recurrida. Es más, ninguna de las pruebas que solicita van encaminadas a la prueba de la certeza de tales daños. Por otra parte, tampoco consta en modo alguno que el actor hubiera tenido, efectivamente, el derecho a ocupar un pabellón pues se desconocen los peticionarios de los mismos así como el lugar que, entre ellos, ocuparía el interesado de haberse acogido su pretensión. Es procedente, por ello, desestimar su petición.

 

Tercero. -A la vista de lo dispuesto en el articulo 139 de la Ley Jurisdiccional, no se aprecian motivos que justifiquen una expresa imposición de las costas procesales causadas.

 

     VISTOS los preceptos citados, concordantes y demás de general y pertinente aplicación.

 

FALLAMOS

 

    Que estimando parcialmente el recurso contencioso administrativo interpuesto por D. Guardia Civil contra la Resolución del General Jefe de la Primera Zona de la Guardia Civil de 23 de junio de 1999, por la que se desestima el recurso de alzada interpuesto frente a la Resolución por la que se deniega el derecho a pabellón en el Acuarelamiento, debemos declarar y declaramos dicha Resolución disconforme con el Ordenamiento Juridico, anulándola.

        En consecuencia, declaramos el derecho del actor a incorporarse a la lista de peticionarios de los llamados pabellones de casados en el acuartelamiento donde presta sus servicios, desde la fecha de su peticion en via admimnistrativa y, en su caso, a la adjudicacion de uno de dichos pabellones cuando por turno le corresponda.

      Asimismo desestimamos la pretensión indemnizatoria contenida en la demanada.

      Todo ello sin hacer expresa imposición de las costas causadas.

      Notifiquese esta Resolución conforme previene el articulo 248 de la ley Orgánica del Poder Judicial, expresando que contra la misma no cabe recurso.

      Así por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

 

PUBLICACIÓN: Leida y publicada fue la anterior sentencia por el Magistrado Ponente Ilmo.Sr.D. , estando la Sala celebrando audiencia pública, de lo que, como secretario certifico.

 

Pedro
Madrid, España
Escrito por Pedro
el 13/11/2006

§ 6. 1     REAL DECRETO 1250/2001, DE 19 DE NOVIEMBRE, POR EL QUE SE APRUEBA EL REGLAMENTO DE PROVISIÓN DE DESTINOS DEL PERSONAL DEL

  CUERPO DE LA GUARDIA CIVIL

  (BOE núm. 290, de 4 de diciembre)

El artículo 14 de la Ley Orgánica 2/1986 , de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en su apartado 1 atribuye al Ministerio del Interior la competencia para disponer todo lo concerniente a los destinos de la Guardia Civil. Correlativamente, el artículo 72. 3 de la Ley 42/1999 , de 25 de noviembre, de Régimen del Personal del Cuerpo de la Guardia Civil, establece que reglamentariamente se determinarán las normas generales de clasificación y provisión de destinos.

Se hace, por lo tanto, necesario, desarrollar los preceptos legales indicados a través de un Reglamento de provisión de destinos en el Cuerpo de la Guardia Civil que, dentro del ámbito competencial definido por dichas Leyes, recoja los principios de mérito, capacidad y antigüedad a que hace referencia el artículo 6, apartado 6, de la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y el artículo 69. 2 de la Ley 42/1999, de 25 de noviembre, de Régimen del Personal del Cuerpo de la Guardia Civil.

En su virtud, a propuesta del Vicepresidente Primero del Gobierno y Ministro del Interior, con la aprobación del Ministro de Administraciones Públicas, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 16 de noviembre de 2001, dispongo:

Artículo Único. Aprobación del Reglamento.

Se aprueba el Reglamento de provisión de destinos del personal del Cuerpo de la Guardia Civil, cuyo texto figura a continuación.

DISPOSICIÓN ADICIONAL ÚNICA. Desarrollo normativo .

Se faculta al Ministro del Interior para dictar las disposiciones que exija el desarrollo del Reglamento que se aprueba.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA ÚNICA. Régimen transitorio general.

Los concursos de vacantes que, a la entrada en vigor de este Real Decreto, estén anunciados y no resueltos, se ajustarán a la normativa hasta ahora vigente.

DISPOSICIÓN DEROGATORIA ÚNICA. Derogación normativa.

Queda derogada la Orden del Ministerio del Interior de 19 de agosto de 1987, por la que se determinaba con carácter transitorio el régimen de provisión de vacantes en el Cuerpo de la Guardia Civil, así como cualquier otra disposición de igual o inferior rango en cuanto se oponga a lo dispuesto en el presente Real Decreto.

DISPOSICIÓN FINAL ÚNICA. Entrada en vigor.

El presente Real Decreto entrará en vigor a los seis meses de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

 
REGLAMENTO DE PROVISIÓN DE DESTINOS DEL PERSONAL DEL CUERPO DE LA GUARDIA CIVIL
 
CAPÍTULO I
DISPOSICIONES GENERALES
SECCIÓN I. ÁMBITO DE APLICACIÓN Y CLASIFICACIÓN DE LOS DESTINOS.

Artículo 1. Objeto del Reglamento.

El presente Reglamento tiene por objeto establecer las normas generales de clasificación y provisión de destinos del personal del Cuerpo de la Guardia Civil de conformidad con lo dispuesto en la Ley 42/1999, de 25 de noviembre, de Régimen del Personal del Cuerpo de la Guardia Civil.

                                ( §1.2 ) LRPGC, Título VII

Artículo 2. Clasificación por su forma de asignación.

Según su forma de asignación, los destinos pueden ser:

a)       De libre designación.

b)       De concurso de méritos.

c)       De provisión por antigüedad.

            ( §1.2 ) LRPGC, art. 71

Artículo 3. Destinos de libre designación.

1. Son destinos de libre designación aquéllos cuyo desempeño requiere condiciones personales de idoneidad, valoradas por la autoridad facultada para concederlos, entre los que cumplan los requisitos exigidos para el puesto.

2. Serán destinos de libre designación los correspondientes a la categoría de Oficiales Generales; los de mando de unidad, servicio y centro docente que sea ejercido por Coronel o Teniente Coronel; los de Subdirector-Jefe de Estudios de los Centros Docentes de Formación y aquellos otros que exijan una especial responsabilidad y confianza por razón del cometido a desempeñar y así se determinen en la correspondiente Orden ministerial.

Orden INT/2359/2002, de 10 de septiembre, por la que se determinan los puestos de mando o dirección de la Guardia Civil cuya asignación de destinos será competencia del Secretario de Estado de Seguridad.

El artículo 72. 1 de la Ley 42/1999, de 25 de noviembre, de Régimen del Personal del Cuerpo de la Guardia Civil, dispone que los destinos correspondientes a los empleos de la categoría de Oficiales Generales serán de libre designación y los de los demás empleos podrán ser de concurso de méritos o provisión por antigüedad, así como de libre designación en los supuestos que se determine reglamentariamente, en consonancia con las características y exigencias del destino. El citado artículo, en su apartado 3, establece que reglamentariamente se determinarán las normas generales de clasificación y provisión de destinos.

Por Real Decreto 1250/2001, de 19 de noviembre, cuya entrada en vigor tuvo lugar el día 5 de junio de 2002, se aprueba el Reglamento de provisión de destinos del personal del Cuerpo de la Guardia Civil. El citado Reglamento, en su artículo 3. 2, determina que serán destinos de libre designación los correspondientes a la categoría de Oficiales Generales; los de mando de unidad, servicio y centro docente que sea ejercido por Coronel o Teniente Coronel; los de Subdirector-Jefe de Estudios de los Centros Docentes de Formación y aquellos otros que exijan una especial responsabilidad y confianza por razón del cometido a desempeñar y así se determinen en la correspondiente Orden.

El artículo 74. 1 de la citada Ley establece que la asignación de los destinos de libre designación que correspondan a puestos de mando o dirección que determine el Ministro del Interior serán competencia del Secretario de Estado de Seguridad.

En su virtud, dispongo:

Apartado único. Asignación de destinos.

Será competencia del Secretario de Estado de Seguridad la asignación de los destinos de libre designación de los Coroneles para el mando o dirección de unidad, servicio o centro docente y de los Tenientes Coroneles para el mando de Comandancia y para el mando de Sector de Tráfico.

DISPOSICIÓN DEROGATORIA ÚNICA. Derogación normativa.

1. Queda derogado el apartado segundo de la Orden de 30 de noviembre de 1998 por la que el Ministro de Interior delega determinadas atribuciones y aprueba las delegaciones efectuadas por otras autoridades.

2. Asimismo, quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo establecido en la presente Orden.

DISPOSICIÓN FINAL ÚNICA. Entrada en vigor.

La presente Orden entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Artículo 4. Destinos de concurso de méritos.

1. Son destinos de concurso de méritos los que se asignan evaluando, con arreglo a los baremos previamente determinados, los méritos que posean los peticionarios en relación con los requisitos del puesto que ha de desempeñarse.

2. Como norma general, tendrán este carácter aquellos puestos de trabajo cuyo desempeño requiera la posesión de una titulación o conocimientos específicos.

3. La relación de méritos y baremos por los que debe regirse la asignación de los destinos de concurso de méritos será aprobada por el Ministro del Interior.

Artículo 5. Destinos de provisión por antigüedad.

Son destinos de provisión por antigüedad los que se asignan por el orden de escalafón de los interesados que cumplan los requisitos exigidos para desempeñar el puesto.

SECCIÓN 2. REQUISITOS PARA OCUPAR LOS DESTINOS.

Artículo 6. Norma general.

Los destinos se asignarán conforme a los principios de mérito, capacidad y antigüedad entre los miembros de la Guardia Civil que cumplan los requisitos exigidos para el puesto de que se trate.

                               ( §2.1 ) LRPGC, art. 69.2

Artículo 7. Exigencia de otros requisitos.

Para ocupar determinados destinos se podrá establecer previamente la exigencia de alguno de los siguientes requisitos:

a)       Psicofísicos de carácter permanente o temporal.

b)       Profesionales.

c)       De edad.

Artículo 8. Limitaciones para ocupar determinados destinos.

Se establecerán limitaciones para ocupar determinados destinos a los Guardias Civiles en los que concurra alguna de las siguientes circunstancias:

a)       Haber renunciado a asistir a determinados cursos de capacitación.

b)       Haber solicitado ser excluido de una evaluación para el ascenso.

c)       Ser retenido con carácter definitivo en su empleo en el ascenso por selección.

d)       Ser declarado con carácter definitivo, no apto para el ascenso.

e)       Ser evaluado con insuficiencia de condiciones psicofísicas.

f)        Ser declarado con insuficiencia de facultades profesionales.

CAPÍTULO II.
PROCEDIMIENTO.
SECCIÓN I. ANUNCIO DE LAS VACANTES.

Artículo 9. Concepto de vacante.

1. Se entenderá por puesto de trabajo vacante el que carezca de titular.

2. El catálogo de puestos de trabajo de la Dirección General de la Guardia Civil será el documento de referencia para la determinación de las vacantes.

3. Cuando la diferencia total entre dotaciones del catálogo y efectivos en la situación correspondiente resulte significativa, se podrá limitar el anuncio de vacantes de acuerdo con los porcentajes de cobertura previamente establecidos para cada unidad.

Artículo 10. Momento del anuncio.

1. La Dirección General de la Guardia Civil anunciará periódicamente y, al menos, una vez cada seis meses, las vacantes ya producidas o que se prevea van a producirse antes del siguiente anuncio.

                               ( §1.2 ) LRPGC, art. 72.2

2. Cuando expresamente se determine en la resolución de anuncio de las vacantes, se considerarán incluidas en la misma las que se produzcan en la propia unidad y originadas por el movimiento del proceso de asignación de las vacantes específicamente anunciadas. La asignación de las vacantes incrementadas por esta causa se podrá efectuar únicamente a quienes hubieran solicitado las vacantes anunciadas con carácter voluntario.

3. Por necesidades del servicio se podrán anunciar sin sujeción a periodicidad vacantes que ya se hayan producido.

Artículo 11. Contenido del anuncio.

El anuncio de vacantes contendrá los siguientes datos:

a)       Número de orden de la vacante.

b)       Denominación, características y clasificación del destino.

c)       Lugar de ubicación.

d)       Complemento específico singular.

e)       Requisitos necesarios para ocuparla.

f)        Plazo de presentación de las solicitudes.

g)       En su caso, baremo aplicable para la asignación del destino.

h)       Tiempos máximo y mínimo de permanencia, cuando proceda.

i)         Fecha de efectividad del destino, si es a vacante prevista.

j)         Cualquier otra información que se considere necesaria.

Artículo 12. Publicidad del anuncio.

Todo anuncio de vacantes se publicará en el Boletín Oficial de la Guardia Civil . Efectuada la publicación, se difundirá entre el personal de las unidades, centros y organismos de la Guardia Civil a través de cualquier medio de comunicación interna.

SECCIÓN II. SOLICITUD DE DESTINOS.

Artículo 13. Condiciones para solicitar destino.

1. Tendrán el carácter de destinables y, por tanto, podrán solicitar los destinos cuyas vacantes hayan sido anunciadas quienes cumplan las condiciones siguientes:

a)       Encontrarse en la situación de servicio activo o reserva, en su caso.

b)       Reunir los requisitos exigidos en el anuncio.

c)       Haber cumplido el tiempo mínimo de permanencia en su destino.

2. El momento en que deben estar cumplidas las condiciones expresadas en el apartado anterior será la fecha límite de solicitud de la vacante.

Artículo 14. Imposición de condena por sentencia firme, medida de seguridad o sanción disciplinaria de suspensión de empleo o pérdida de destino.

1. No podrán solicitar destino:

a)       Los condenados por sentencia firme a cualquiera de las penas de suspensión de empleo o cargo público o privación del derecho a la tenencia y porte de armas, hasta tanto las hubieren extinguido.

b)       Quienes se hallen sujetos a cualquier medida de seguridad incompatible con el desempeño de sus cometidos profesionales.

c)       Los sancionados disciplinariamente con suspensión de empleo, hasta tanto la hubieren cumplido.

d)       Los sancionados disciplinariamente con pérdida de destino, durante dos años, en la demarcación territorial de la Comandancia en la que prestaban servicio al ser sancionados.

2. Tampoco podrán solicitar destinos a unidades, centros u organismos radicados en las localidades a que afecte la pena o medida de seguridad consistente en la privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos.

Artículo 15. Carácter de las solicitudes.

1. Los destinos de libre designación sólo podrán solicitarse con carácter voluntario. Los de concurso de méritos o de provisión por antigüedad podrán solicitarse con carácter voluntario o en preferencia forzosa.

2. Se entiende por solicitud en preferencia forzosa la manifestación de preferencia del interesado que sea destinable forzoso, para el caso de que hubiera que asignarle un destino con carácter forzoso.

Artículo 16. Plazo para la solicitud.

Las solicitudes de destino deberán presentarse dentro de los quince días naturales siguientes al de la publicación del anuncio de la vacante correspondiente. Excepcionalmente, podrá establecerse un plazo distinto en tal anuncio.

Artículo 17. Tramitación de las solicitudes.

1. La solicitud de destino, ajustada al modelo que se establezca, que contemplará el orden de preferencia, se presentará por el interesado en la unidad, centro u organismo de su destino, que la remitirá al Jefe de la Comandancia o unidad similar. Si el solicitante no tuviere destino, la presentará en la unidad territorial más próxima a su residencia, que la cursará a aquélla en la que estuviere encuadrado administrativamente.

2. El Jefe de la Comandancia o unidad receptora cursará directamente la solicitud a la Dirección General de la Guardia Civil.

3. Toda solicitud ya presentada podrá ser dejada sin efecto por el peticionario mientras no concluya el plazo de presentación señalado en el anuncio de la vacante. Bastará, a este efecto, con manifestarlo a través de escrito, que se presentará y cursará del mismo modo que las solicitudes.

SECCIÓN III. ASIGNACIÓN DE DESTINOS.

Artículo 18. Plazo de resolución.

Se dictará resolución expresa en relación con las vacantes que se hubieren anunciado, que se publicará dentro de los tres meses siguientes a la fecha límite de presentación de solicitudes.

Artículo 19. Carácter de la asignación.

1. Con excepción de lo previsto en el artículo 22 del presente Reglamento, los destinos, cualquiera que fuere su clase, podrán ser asignados con carácter voluntario o forzoso, con arreglo a las disposiciones del presente Reglamento.

2. En ningún caso podrá asignarse destino a los comprendidos en el artículo 14 del presente Reglamento, ni a los que se encuentren en situación distinta a la de servicio activo, salvo lo establecido en el artículo 45 para el personal en situación de reserva.

Artículo 20. Competencia.

La competencia para la asignación de los destinos corresponde:

a)       Al Ministro del Interior, para los destinos correspondientes a la categoría de Oficiales Generales, previa propuesta del Director general de la Guardia Civil, con la conformidad del Secretario de Estado de Seguridad.

b)       Al Secretario de Estado de Seguridad, para los destinos de libre designación que correspondan a puestos de mando o dirección que determine el Ministro del Interior.

c)       Al Director general de la Guardia Civil, para los destinos de libre designación que no correspondan al Ministro ni al Secretario de Estado de Seguridad, los de concurso de méritos y los de provisión por antigüedad.

( §1.2 ) LRPGC, art. 73

Artículo 21. Prelación para la asignación de los destinos.

1. La asignación de los destinos se efectuará por el orden de publicación de las vacantes correspondientes.

2. Si las publicaciones de vacantes tuvieran la misma fecha, se asignarán en primer lugar los destinos de libre designación, a continuación los de concurso de méritos y, por último, los de provisión por antigüedad.

Artículo 22. Asignación de los destinos de libre designación.

1. Los destinos de libre designación se asignarán con carácter voluntario, previo informe, no vinculante, del Jefe de la unidad, servicio o centro a la que pertenezca la vacante anunciada.

2. Si se apreciara falta de idoneidad de los solicitantes, será declarada la vacante desierta.

Artículo 23. Asignación de los destinos de concurso de méritos.

Los destinos de concurso de méritos se asignarán, con carácter voluntario, al peticionario que, reuniendo los requisitos exigidos, acredite la mayor puntuación con arreglo a sus méritos y al baremo aplicable. A igualdad de puntuación, se asignará el destino al que tuviere superior empleo, y a igualdad de empleo, al más antiguo.

Artículo 24. Asignación de los destinos de provisión por antigüedad.

Los destinos de provisión por antigüedad se asignarán, con carácter voluntario, al peticionario de mayor empleo y antigüedad que cumpla los requisitos exigidos. Si entre los peticionarios hubiere alguno con derecho preferente, se le destinará en primer lugar.

Artículo 25. Asignación de destinos por falta de peticionarios.

1. Las vacantes de libre designación declaradas desiertas podrán ser anunciadas nuevamente.

2. Las vacantes de concurso de méritos o de antigüedad no cubiertas con carácter voluntario por ningún peticionario que reuna todos los requisitos podrán ser asignadas entre los que reúnan las condiciones fijadas en la correspondiente convocatoria, en el siguiente orden:

a)       A los peticionarios en preferencia forzosa que sean destinables forzosos y deban ser destinados con este carácter, con arreglo a los mismos criterios establecidos para la asignación de los destinos voluntarios.

b)       Si no hay peticionarios en preferencia forzosa a quienes sean destinables forzosos, con arreglo a los criterios que establece el artículo siguiente.

Artículo 26. Destinables forzosos.

1. Para los destinos en que se exija estar en posesión de un título determinado, serán destinables forzosos quienes no estuvieran destinados por razón del mismo y no tengan cumplido el tiempo mínimo de permanencia establecido por razón de dicho título. Esta regla no será aplicable cuando transcurra un plazo igual o superior al mínimo exigido de permanencia por estas causas, contado desde la fecha de obtención del título correspondiente. Entre los que no tuvieran cumplido el tiempo de mínima permanencia, se acudirá primero a quien tenga cumplido menos tiempo de ese mínimo de permanencia y, a igualdad de condiciones, al de menor antigüedad.

2. Para los demás destinos, serán destinables forzosos quienes no tengan destino. La asignación de los destinos se efectuará por el siguiente orden:

a)       Quienes lleven más tiempo sin destino.

b)       Si la vacante fue anunciada para más de un empleo, los de menor empleo.

c)       En el supuesto de concurrencia de igual tiempo sin destino o de empleo, el de menor antigüedad.

3. En ningún caso serán destinables forzosos quienes en el momento de publicación del anuncio de la vacante no reunieran las condiciones exigidas para desempeñar el destino correspondiente.

Artículo 27. Asignación por necesidades del servicio.

1. No obstante lo dispuesto en los artículos anteriores, el Ministro del Interior, excepcionalmente, mediante resolución motivada, podrá asignar los destinos cuando las necesidades del servicio lo requieran, a quienes reúnan los requisitos para ocuparlos, sin que, en ningún caso, la permanencia forzosa en el destino pueda ser superior a un año. Igualmente y por las mismas razones podrá denegar su adjudicación.

2. La resolución por la que se adopte el acuerdo expresado en el apartado anterior, se notificará a los interesados.

CAPÍTULO III.
DESEMPEÑO DE LOS DESTINOS.
SECCIÓN I. EFECTIVIDAD Y PLAZOS DE PERMANENCIA.

Artículo 28. Publicación y eficacia.

1. Se publicarán en el Boletín Oficial de la Guardia Civil todas las resoluciones de asignación de los destinos y de declaración de vacantes desiertas.

2. La asignación del destino será efectiva a los diez días de su publicación, de no disponerse otra cosa en la resolución. Cuando el destino lo fuere a una vacante prevista, su eficacia quedará demorada al momento que figure en la resolución.

3. Salvo en los casos expresamente prevenidos en este Reglamento, la publicación de la resolución sobre asignación de un destino sustituirá a la notificación de dicho acto, tanto para el adjudicatario como para los demás solicitantes.

Artículo 29. Incorporación al destino.

1. El plazo para la incorporación al destino será de:

a)       Un mes, si comporta cambio de residencia.

b)       Tres días hábiles, si no implica cambio de residencia.

2. El plazo se contará desde el momento en que sea efectivo el destino. No obstante lo anterior y si no se ordena lo contrario, cuando el destinado estuviere desempeñando comisión de servicio en el extranjero, se incorporará al nuevo destino al finalizar la misma. En estos casos, el Jefe de la unidad, centro u organismo en el que cesa el interesado participará tal circunstancia al de aquélla a la que pase destinado y el plazo se computará desde la fecha de retorno al territorio nacional.

3. Cuando excepcionalmente se disponga la incorporación urgente a un destino, se notificará personalmente, efectuándose sin demora y en el plazo de tiempo necesario para realizar el desplazamiento. En tal caso, el interesado podrá disponer, en el momento en que las necesidades del servicio lo permitan, de un plazo equivalente al que con arreglo al apartado 1 de este artículo le corresponda.

Artículo 30. Relevos.

En la resolución que asigne un destino se podrá ordenar la permanencia en su puesto de quien cesa, hasta que sea relevado.

Artículo 31. Exención de cometidos para la mujer embarazada.

1. El Jefe de la unidad, centro u organismo en que tenga su destino la mujer guardia civil en estado de gestación, previo informe de los Servicios Médicos del Instituto, podrá:

a)       Eximirla del desempeño de los cometidos que pongan en riesgo su embarazo.

b)       Asignarle cometidos distintos, que no resulten incompatibles con su estado.

c)       Asignarle, si el destino lo permite, un puesto orgánico distinto al que estuviera ocupando.

Dichas determinaciones, que no supondrán para la gestante pérdida de destino, quedarán sin efecto al concluir el embarazo.

2. Las mismas decisiones podrán ser adoptadas, preventivamente, a petición de la interesada y sin necesidad de prescripción facultativa, cuando exista causa urgente para ello.

Artículo 32. Tiempos de permanencia.

1. Con carácter general el tiempo mínimo de permanencia en los destinos será de dos años para los asignados con carácter voluntario y de un año para los asignados con carácter forzoso. En las resoluciones de anuncio de las vacantes podrán, sin embargo, determinarse plazos distintos por necesidades del servicio o por razones inherentes a la gestión del personal, sin que, en ningún caso, dichos plazos puedan ser superiores a cinco años.

2. El Ministro del Interior, el Secretario de Estado de Seguridad y el Director general de la Guardia Civil, en el ámbito de las competencias que a cada uno les asigna el artículo 20 del presente Reglamento, podrán establecer, para determinados destinos, plazos máximos de permanencia, entre diez y quince años, excepto para los del personal de las Escalas Facultativa Superior y Facultativa Técnica, que no tendrán limitación. Estos plazos deberán quedar expresados en las resoluciones de anuncio de las vacantes y asignación de los destinos.

3. Los plazos de permanencia se computarán desde el momento en que fuere efectivo el destino. No se contabilizarán a estos efectos los períodos de licencia para asuntos propios ni los empleados en la realización de cursos de duración superior a un mes, salvo que la asistencia a los mismos lo fuere con carácter obligatorio.

4. En los supuestos previstos en el artículo 44, apartado 2, del presente Reglamento, los tiempos mínimos de permanencia se computarán desde la fecha del destino que dio origen al derecho preferente.

Artículo 33. Exención del plazo de mínima permanencia.

1. Podrán solicitarse, por quienes no tengan cumplido el plazo de mínima permanencia en el destino que ocupen, las vacantes anunciadas:

a)       En segunda convocatoria, salvo que el destino que tenga adjudicado lo sea por razón de título, en cuyo caso sólo se podrá solicitar las vacantes anunciadas en segunda convocatoria para las que se exija la misma titulación.

b)       Por creación de unidad, centro u organismo.

c)       Por finalización de un curso de especialización, para vacantes anunciadas para la especialidad correspondiente.

2. También estarán exentos del plazo de mínima permanencia los afectados por disolución o reorganización de unidades, o reducción de dotaciones del catálogo, a partir de la fecha de la resolución que así lo acuerde.

SECCIÓN II. COMISIONES DE SERVICIO.

Artículo 34. Concepto.

1. Se entiende por comisión de servicio el desempeño de cometidos que, por necesidades del servicio y con carácter temporal, se ordene a un miembro de la Guardia Civil, ausentándose de su destino, si lo tuviera, pero sin cesar en él. El tiempo de duración de las comisiones de servicio, en su caso, se computará como permanencia en el destino.

2. La duración máxima de cualquier comisión de servicio será de un año.

Artículo 35. Causas.

1. Podrá disponerse una comisión de servicio por las causas siguientes:

a)       La ocupación de un puesto vacante que, por su importancia o características, deba estar permanentemente cubierto, bien porque no tenga asignado un titular o porque éste estuviera ausente por cualquier causa durante un tiempo superior a tres meses.

b)       El desempeño de cometidos para los que sea el interesado particularmente apto.

2. Las autoridades y mandos competentes podrán designar a quienes hayan de desempeñar cualquier comisión de servicio de entre quienes reúnan las condiciones precisas de idoneidad o aptitud. De igual modo, podrán revocar la designación, disponiendo el fin de la comisión.

Artículo 36. Competencia.

1. Las comisiones de servicio queden lugar a indemnización se regirán por su normativa específica.

2. Están facultados para designarlas comisiones de servicio que no den lugar a indemnización aquellas autoridades y mandos que tengan competencia común sobre la unidad a la que pertenezca el comisionado y aquélla donde vaya a desempeñar la comisión.

Artículo 37. Comisiones de servicio del personal en situación de reserva.

1. El personal en situación de reserva, con destino o sin él, podrá desempeñar comisiones de servicio por la causa prevista en el artículo 35.1. B) de este Reglamento.

2. Están facultados para designar comisiones de servicio que no den lugar a indemnización, respecto al personal destinado, las autoridades y mandos referidos en el apartado 2 del artículo anterior. La duración de la comisión estará limitada, en su caso, por el tiempo de asignación del destino, de acuerdo con el artículo 45. 4 de este Reglamento.

3. Corresponderá al Ministro del Interior la designación de comisiones del personal sin destino.

SECCIÓN III. SUSTITUCIONES EN EL MANDO.

Artículo 38. Sustituciones en el mando.

1. En ausencia del titular de un destino o cargo, le sucederá en el mando, con carácter interino o accidental, el guardia civil de mayor empleo que le esté subordinado; a igualdad de empleo, sucederá el de mayor antigüedad; entre los que tuvieran la misma, el que antes hubiera ingresado en el servicio, y de persistir la igualdad, el de mayor edad. Cuando así se disponga, será condición necesaria para suceder en el mando la posesión de una aptitud o especialidad determinada, o la pertenencia a una Escala.

Los Guardias Civiles en situación de reserva podrán efectuar sustituciones de mando, siempre que éste venga referido a destinos susceptibles de ser ocupados por aquéllos, de acuerdo con el artículo 45. 1 de este Reglamento.

2. La sucesión en el cargo tendrá carácter interino cuando el cese del titular sea definitivo. En otro caso, será accidental.

3. La sucesión en el mando tanto con carácter interino como accidental llevará consigo la asunción de las funciones del cargo o puesto correspondiente.

4. El nombramiento de los mandos interinos o accidentales se efectuará de forma expresa y por escrito, para cada caso, por el superior jerárquico inmediato del mando sustituido.

CAPÍTULO IV
REVOCACIÓN Y CESE

                               ( §1.2 ) LRPGC, arts. 76-77

Artículo 39. Revocación y cese de los destinos.

1. El Ministro del Interior, el Secretario de Estado de Seguridad y el Director general de la Guardia Civil podrán revocar libremente los destinos de libre designación por ellos asignados.

2. Previo expediente sumario con audiencia del interesado, el Director general de la Guardia Civil podrá acordar el cese de cualquier miembro de la Guardia Civil en su destino, cuando el mismo haya sido asignado por concurso de méritos o antigüedad.