En este grupo En todos

Grupo de MIRAFLORES, JUNTOS RESOLVEMOS LAS TAREAS DEL DÍA



Que fuentes de energia podran mover nuestro futuro?

maggie - margarita-
Resolución de conflictos en centros es...
Escrito por Maggie - Margarita- Gelos
el 15/11/2013

Sucios, peligrosas y costosas, o el fin y la devastacion climatica. Les parece que la nueva tecnologia nuclear podra reemplazar los combustibles fosiles?

Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

Hola Maggi, muchas gracias por crear tan interesante debate.


Las alternativas a las fuentes de energía fósiles: las fuentes de energía renovables

Bajo el concepto de energías renovables se reúnen ciertas fuentes energéticas, algunas de ellas explotadas en el pasado pero “redescubiertas” a partir de la crisis del petróleo de los años 1970, cuando todavía no se había manifestado una preocupación notoria sobre el calentamiento global. Además de la energía hidráulica, desarrollada desde principios del siglo XX para producir electricidad a gran escala, otras dos se encuentran en un grado de escasa explotación industrial: la energía geotérmica y la energía de las mareas. Otras, como la energía eólica, la energía solar y la energía “verde” cuentan con un desarrollo más tardío, pero desde hace aproximadamente una decena de años se experimenta con cierto éxito para lograr su explotación a gran escala.

En la actualidad, se calcula que las energías renovables representan algo más del 13 por ciento del total de la energía consumida en el mundo, de los que un 2,2 por ciento corresponde a la energía hidráulica; un 10 por ciento a la biomasa y un 0,5 por ciento al conjunto “Otras”, que incluye la energía eólica, la solar y la geotérmica, lo cual se mantiene muy lejos de las grandes cifras que presentan las energías fósiles cuyo desarrollo se mantiene en crecimiento (figura 5) [17] .


Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

Las diferentes formas de aprovechamiento de la energía hidráulica

La utilización de la energía hidráulica es conocida desde la Antigüedad. En la Edad Media se aprovechó la fuerza de los cursos fluviales y de los saltos de agua para la obtención de energía. Progresivamente, gracias al uso de tecnologías adecuadas y del avance de los conocimientos de ingeniería, de la energía propiamente motriz se pasó a la producción de electricidad en grandes cantidades, con lo que las posibilidades de aprovechamiento de la energía hidráulica fueron en aumento.

Con más de cien años de historia, la energía hidráulica es la tecnología más antigua para la producción de electricidad. Se considera que aproximadamente la quinta parte de la electricidad consumida en el mundo se obtiene por medio de esta fuente de energía. A grandes rasgos, las centrales hidroeléctricas se pueden dividir en tres tipos: centrales de agua fluyente, centrales de embalse y centrales de bombeo.

Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

Las centrales de agua fluyente y las centrales de embalse se consideran a efectos estadísticos de diferentes características que las centrales de bombeo. Las primeras, las más utilizadas, aprovechan la energía producida por el caudal de ríos o de embalses y por medio de una turbina pueden producir electricidad. De hecho, los molinos de las colonias industriales del siglo XIX constituían elementales turbinas que en su caso producían energía para accionar máquinas primero y obtener vapor más tarde, mientras que las centrales de bombeo, necesitan de la ayuda de bombas que lleven el agua hasta las turbinas desde las que se producirá la electricidad.


Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

A diferencia de las centrales de agua fluyente y de embalse, la central de bombeo trabaja con dos depósitos de agua, uno inferior y otro superior, situados con el mayor desnivel posible. Cuando la oferta de electricidad supera la demanda y los excesos de capacidad están disponibles, el agua se bombea desde el depósito inferior hasta el superior, donde queda depositada en espera de ser utilizada para la generación de corriente en los momentos de carga máxima. Para el accionamiento del generador se emplean turbinas de impulso, generalmente turbinas Pelton [18] . Aquí el agua, a través de una o varias toberas, se lanza a gran velocidad contra los alabes del rodete.

En las centrales de alta presión, el agua procedente de un embalse circula a gran velocidad por el interior de una tubería bajo presión y recala en una central situada a un nivel inferior. Debido al gran salto que se produce, se crea una mayor presión en las turbinas, que accionan el generador de corriente alterna.

Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

Con un funcionamiento similar al de las centrales de agua fluyente, los molinos de mareas utilizaron la fuerza de los diferentes niveles producidos por las mareas. Situados en enclaves marítimos en los que las mareas tenían la amplitud necesaria para crear una fuente de energía que permitiese accionar molinos fueron utilizados sistemáticamente desde el siglo XI. Se considera que fueron instalados en sus inicios para utilizarlos en diversos menesteres, entre ellos la molienda de cereales. Se cree que los primeros molinos de mareas se construyeron en las costas inglesas, desde donde pasaron enseguida a Bélgica, Holanda y el norte de Francia. En las costas atlánticas portuguesa y española los molinos de mareas fueron habituales durante los siglos XVI a XVIII [19] . La expansión de la Revolución Industrial dejaría obsoletas las instalaciones de aprovechamiento de las mareas al entrar en funcionamiento sistemas de obtención de energía más eficientes, como la caldera de vapor primero y los motores de gas y de electricidad más tarde.

Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

Las investigaciones sobre el aprovechamiento de la energía de las mareas con el objetivo de producir electricidad se iniciaron poco después de la Primera Guerra Mundial con la finalidad de crear la tecnología necesaria que permitiese atender las crecientes necesidades de energía del sistema industrial, y que culminarían en la central maremotriz de La Rance [20] .

La central del estuario del río Rance es un excelente ejemplo de la coincidencia del perfeccionamiento y la utilización de técnicas apropiadas y del aprovechamiento de las fuerzas de la naturaleza [21] . El proyecto inicial, de 1921, marcó un hito decisivo en la técnica de centrales mareomotrices y sigue estando entre las más importantes del mundo [22] .

Los primeros ensayos, de 1924, se produjeron por parte de la empresa francesa Neyrpic Sogreah que, a título de ensayo, construyó pequeñas centrales maremotrices en el estuario de Saint Malo y en la bahía de Saint Servan, ambas en la Bretaña francesa, con el objetivo de acometer la obra de mayor envergadura en el estuario del río Rance, de poco más de 100 kilómetros de longitud. En dicho estuario, situado en el Atlántico Norte, se unían unas condiciones excepcionales y un régimen de mareas constante y de considerable amplitud.

Las primeras obras debieron esperar a 1961, cuando se perfeccionó la tecnología de los sistemas de bombeo. La central –que consta de 24 grupos de bombeo de doble dirección- fue inaugurada en 1967 [23] . Desde entonces ha fabricado electricidad para abastecer el consumo de ciudades tan importantes como Rennes, Saint-Brieuc –desde esa ciudad hasta Brest- y Laigle, desde donde la línea se prolonga hasta la misma capital, París [24] .

Aunque en un estadio de menor desarrollo tecnológico, se deberán tener en cuenta en un futuro próximo otras fuerzas marinas escasamente exploradas, como la energía producida por el oleaje y las ondas marinas, así como la energía maremotérmica, producida por el gradiente térmico entre la superficie y el fondo marinos [25] . Se deberá, no obstante, salvar primero algunas dificultades derivadas de la instalación de centrales de aprovechamiento en un medio inestable como el marino.

Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

La energía eólica

Una de las primeras fuentes de energía renovables fue sin duda la eólica, conocida también en la Antigüedad. Su uso se extiende desde la navegación a vela a los molinos de viento, que inicialmente se utilizaron para la irrigación de tierras cultivadas, o la molienda de granos, la fabricación de papel o de aceite. En el siglo XIII, por ejemplo, la construcción de polders en Holanda fue posible gracias a la utilización de molinos de viento.

En los años ochenta del siglo XX, nuevas técnicas de construcción permitieron el aprovechamiento de la energía eólica para fabricar electricidad en extensas zonas del oeste de Estados Unidos y, más recientemente, los parques eólicos se han desarrollado de manera extraordinaria en algunos países europeos, entre los que destacan Alemania y España.

El año 1993 se señala generalmente como el inicio de la producción a gran escala de energía eólica en Europa. Diez años más tarde, en 2003 se observó su mayor crecimiento, con un aumento del 25 por ciento sobre el total instalado hasta ese momento. Las cifras de ese año señalaban que ello suponía una potencia de 7. 948 MW, con lo que en 2004, la potencia total a escala mundial alcanzaba los 39. 294 MW (cuadro 3).

Cuadro 3
Producción mundial de electricidad a partir de la energía eólica (2002-2003)

Zona geográfica

2002

2003

Capacidad instalada en 2003 (KWh)

Crecimiento 2002-2003 (%)

Unión Europea

23. 299

28. 676

5. 443

23,1%

Resto de Europa

236

391

155

65,5%

Total Europa

23. 535

29. 067

5. 598

23,5%

Estados Unidos

4. 646

6. 374

1. 729

37,2%

Canadá

236

317

81

34,3%

Total América del Norte

4. 881

6. 691

1. 810

37,1%

India

1. 702

2. 110

408

24,0%

China

468

484

16

3,4%

Otros países asiáticos

14

19

5

35,7%

Total Asia

2. 568

3. 014

446

17,4%

Resto del Mundo

428

522

94

22,0%

Total del Mundo

31. 412

39. 294

7. 948

25,1%

Fuente: Barométre de l’Éolien , 2004

Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

Ciertamente, las cantidades producidas no pueden de momento suplantar las energías no renovables, sobre todo en lo que se refiere a países en desarrollo industrial como China e India, que necesitan progresivamente mayores cuotas de energías no renovables, en especial del carbón, para afianzar sus respectivos procesos de industrialización.

En el continente norteamericano, la instalación de grandes parques eólicos en zonas semidesérticas de Canadá data también de los primeros años 1990. En contraste con esa situación, en los países del subcontinente sudamericano, no se contabiliza la instalación de energía eólica, lo cual puede indicar una situación de autosuficiencia energética, seguramente por disponer de abundantes yacimientos de energías fósiles; también puede incidir en la ausencia de energía eólica en cantidades significativas un menor grado de necesidad de energía debido a un también menor desarrollo industrial en su conjunto o bien por contar con reservas importantes de fuentes de energía naturales, como la hidráulica [26] .


Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

La energía geotérmica

Por el momento, y de forma testimonial, la energía geotérmica se ha añadido recientemente al grupo de fuentes de energía renovables. Desde la Antigüedad, sin embargo, fueron bien conocidas las fuentes termales y utilizadas para diferentes menesteres, entre ellos, y de forma especial, los medicinales [27] ; más recientemente, a principios del siglo XX, los depósitos de vapor existentes en ciertas regiones volcánicas entre estratos porosos de capas de la litosfera han sido utilizados para producir vapor a temperaturas que oscilan alrededor de los 150º C [28] . Según el principio de las centrales térmicas clásicas, dicho vapor puede ser enviado directamente a una turbina acoplada a un alternador para producir electricidad.

De manera similar, otra posibilidad de utilizar la energía geotérmica se basa en la diferencia de temperaturas entre diferentes capas geológicas. A diferencia del aprovechamiento de la energía maremotérmica o la procedente del aprovechamiento del oleaje -en fase de estudios preliminares debido al medio inestable en que se deberían utilizar- la tecnología necesaria para el aprovechamiento de la energía geotérmica es sencilla, sólo hace falta profundizar un escaso número de metros bajo el suelo para que se encuentren sensibles diferencias de temperatura que pueden ser aprovechadas para calentar o enfriar fluidos por medio de conducciones y por medio de éstas, calentar o enfriar el ambiente de locales.


Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

La energía solar (térmica y fotovoltaica)

Como la energía eólica, la energía solar es limpia y abundante, aunque desigualmente repartida en la superficie de la Tierra, ya que su máximo potencial –por horas de insolación diarias o por uniformidad de las épocas estacionales- se encuentra en la franja de los 40º norte y 40º sur, entre las dos líneas de los trópicos. Desde los años 1970 –es decir, desde que se comprobó que el aprovisionamiento de energías fósiles podía experimentar dificultades- se investiga sobre las posibilidades de captar directamente la energía del sol, sea por conversión termodinámica o por la utilización de pilas que pueden almacenar la energía. Lo cual no deja de constituir una vuelta a los orígenes de la Humanidad. Hace tiempo que se reflexiona sobre el hecho de que el sistema Tierra es un sistema autorregulable, único y, por el momento, irrepetible. Se considera que el planeta es un sistema abierto en energía, pero cerrado en materiales, con la excepción de los meteoritos; se ha señalado ya que “el mantenimiento de la vida a largo plazo en la Tierra solo es posible apoyándolo en la energía solar y en sus derivados renovables, pero no en el mero uso y degradación de los stocks de ciertos materiales contenidos en la Tierra” [29] .

En general, se distingue entre dos tipos de utilizaciones de la energía solar, por una parte, la obtención de agua caliente y, mediante intercambio iónico, y de manera similar al sistema utilizado en los frigoríficos, de agua fría. Este segundo sistema supone aprovechar la energía solar por medio de captores cilíndricos en vacío en los que circula un líquido caloportador (por ejemplo, glicol) Ese líquido transfiere el calor por medio de un intercambiador a una solución química que al expandirse se enfría y enfría a su vez el agua, lo que permite la climatización de edificios.

Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

Por otra parte, la luz solar se puede transformar directamente en corriente eléctrica gracias a las células solares, llamadas semiconductores, principalmente a base de silicio. En lugares difícilmente accesibles para las líneas eléctricas convencionales, la tecnología para captar la energía solar fotovoltaica ha evolucionado en los últimos años, de manera que se ha logrado poner en pie centrales fotovoltaicas para el suministro de electricidad de ciudades enteras, como en Holanda (en el Haarlemmermeer), el Solarpark en Baviera o la central de Amaraleja, cerca de la ciudad de Moura en Portugal recientemente inaugurada y que permitirá aumentar las cifras de producción de electricidad en Europa [30] .

Últimamente, el Consejo de Europa ha fijado ciertas medidas tecnológicas para incrementar el uso de la energía procedente del sol. Aunque escasamente desarrollada, un grado mayor de utilización de la energía fotovoltaica supondría una rebaja en el uso de energías no renovables, de las que Europa es absolutamente deficitaria, y por lo tanto, supeditada a complejas cuestiones geopolíticas. A finales de 2005, la energía fotovoltaica instalada en Europa alcanzaba los 3. 000 MW, y se propone incrementar la producción y el consumo en un 20 por ciento hasta 2020.

Esa sería una excelente oportunidad para que entrasen en servicio algunas instalaciones de tipo experimental existentes en España, como la Plataforma Solar de Almería [31] , o la central solar de Almaraz en la provincia de Cáceres, que se encuentra en construcción, ya que, de momento, en España, las cifras no son excesivamente alentadoras y más si se tiene en cuenta que las horas de insolación de nuestro país deberían representar un argumento de peso para utilizar más intensivamente un recurso prácticamente inagotable y sin ninguna de las desventajas de las energías no renovables [32] .


Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

La biomasa y el biogás, la llamada “energía verde”

También se debe tener en cuenta los avances que se realizan para la utilización de biomasa procedente en su mayor parte de la utilización de masas forestales. Cuando el material orgánico es fermentado en ausencia de oxígeno, se obtiene una mezcla de gases que contiene metano. Este biogás es utilizable energéticamente con las mismas características del gas natural, lo cual supone la emisión de CO2 a la atmósfera y, como éste, puede ser utilizado en plantas de cogeneración descentralizadas para la generación de electricidad y calor o ser introducido en las redes de gas natural existentes.

La mayor diferencia con el gas natural consiste en que, como combustible, el biogás es neutro en la emisión de CO2, ya que en la combustión de la materia orgánica sólo se libera el CO2 consumido durante su crecimiento. Es decir, al menos en teoría, en el balance entre absorción y emisión de CO2, la suma es cero. Después se verá que existen serias reservas para el uso masivo de la biomasa.

El uso energético de la biomasa sólida cuenta con una larga tradición por ejemplo, en Alemania. Entre las biomasas de tipo sólido se hallan productos resultantes de la agrosilvicultura, como madera de bosque, tipos de árboles de rápido crecimiento, plantas energéticas especialmente cultivadas para este fin o incluso paja de cereales.

En general, se distinguen dos grandes líneas de obtención de biocombustibles bien conocidas: la procedente de los azúcares contenidos en ciertos vegetales y la procedente de los aceites. La primera consiste en obtener etanol a partir de plantas con elevado contenido en azúcar, como la remolacha o la caña y algunos cereales, como el trigo o el maíz. En Brasil se ha adaptado a vehículos de motor mezclado con gasolina en una proporción del 5 al 20 por ciento.

En la segunda vía, procedente de materiales oleaginosos, se obtiene un éster metílico, también conocido como bioetanol que una vez destilado constituye el biodiesel que, mezclado con el diesel habitual en proporción de un 5 a un 30 por ciento, se utiliza en los vehículos de tracción, especialmente en las flotas de autobuses.

Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

En ambos casos, pero sobre todo en el segundo, el precio de obtención es elevado, pero su éxito se debe a una política de desgravación ante un contexto de incertidumbre sobre los aprovisionamientos de energías fósiles. Sobre todo, Europa está recibiendo el impacto de las importaciones de biocombustibles altamente subvencionadas procedentes de Estados Unidos.

Se ignora, por otro lado, hasta qué punto la producción de biomasa podrá ser compatible con la producción de alimentos. En general, la obtención de biomasa está vinculada al cultivo y producción en terceros países, en los que se rotura terrenos vírgenes con la consiguiente deforestación que ello puede suponer. Además, la fabriación y utilización de fertilizantes y plaguicidas así como el transporte hacia los lugares de consumo pueden colaborar a aumentar todavía más el efecto invernadero.

Ya se han alzado voces que recuerdan que el cultivo indiscriminado de determinadas especies vegetales puede estar restando superficie cultivable [33] o recursos energéticos para la alimentación de la población mundial, como en el caso del cultivo del maíz, el girasol o la remolacha o que el aumento de producción de biocombustibles está ya repercutiendo en el precio de los alimentos, como ha reconocido recientemente el Banco Mundial. El presidente de la institución, Robert Zoellick, ha hecho últimamente un dramático llamamiento para evitar una crisis humana provocada por los precios disparados de los alimentos. También el Fondo Monetario Internacional ha entrado en el análisis de esta cuestión y ha señalado que la producción masiva de ciertos alimentos básicos, como el maíz, la soja, el arroz o el trigo, ha elevado un 83 por ciento su precio [34] . De éste, hasta un 20 por ciento puede achacarse a los biocombustibles, concretamente a las subvenciones al etanol de maíz en Estados Unidos.

En Europa ya se han marcado determinadas directrices para no incrementar a cualquier precio la producción de energía a partir de los biocombustibles. La reciente directiva de la Unión Europea señala que perderán la categoría de biocombustibles aquellos que utilicen materias primas de bosques vírgenes, praderas o áreas protegidas, o que emitan por encima de un 35 por ciento menos de gases de efecto invernadero que los combustibles fósiles. Lo contrario, según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) supondría “primar el uso de carburantes fósiles” [35] . Todo lo cual parace indicar que el empeño general no está tanto en conseguir frenar el deterioro ambiental sino en obtener sustitutos al petróleo.

Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

Un balance provisional de las energías naturales en Europa

Ante el déficit de fuentes de energía fósiles que se experimenta a escala global, se acentúa la necesidad de acudir a fuentes de energía renovables. Considerando que la energía hidráulica ya ha llegado a su máximo posible, en la energía eólica, la energía solar y la biomasa parece encontrarse una parte de la solución a la actual crisis energética.

Las cifras que mostramos a continuación no admiten dudas: la producción de electricidad a partir de energías renovables en Europa presenta diferencias de comportamiento que no se pueden atribuir solamente a las características climáticas de los respectivos países, sino, creemos, a diferentes sensibilidades y políticas energéticas ante la previsible carestía de materias primas de carácter fósil. Como ejemplo de sensibilización ante técnicas novedosas, debemos señalar el caso de Alemania respecto a la utilización de la energía solar. En el conjunto europeo, las cifras para 2005 y, por consiguiente, posiblemente ya sobrepasadas, señalan que la producción de electricidad por medio de la energía solar fue de 1. 489 GWh y de ellos, Alemania contribuyó con 1. 282 GWh, mientras que en países con un elevado número de horas de insolación, como España, Italia, Portugal o Grecia, la producción de electricidad por ese medio es francamente escasa, lo cual suscita la reflexión sobre la conveniencia de aprovechar de manera mucho más intensiva la energía procedente del sol en los países del sur del Mediterráneo conocidos precisamente por sus condiciones climáticas favorables (cuadro 4).

Cuadro 4
Generación de electricidad a partir de energías renovables en Europa, 2005 (GWh)

Países

Total renovables*

Hidráulica sin bombeo

Hidráulica por bombeo

Eólica

Biomasa

Solar

Geotérmica

Bélgica

2. 630

288

1. 316

227

2. 114

1

Bulgaria

4. 339

4. 337

393

2

Chequia

3. 141

2. 380

657

22

739

Dinamarca

10. 619

23

6. 614

3. 982

Alemania

64. 662

19. 581

7. 136

27. 229

16. 570

1. 282

Estonia

97

22

54

21

Irlanda

1. 873

631

344

1. 112

130

Grecia

6. 406

5. 017

593

1. 266

122

1

España

43. 963

19. 553

3. 470

21. 219

3. 114

78

Francia

58. 288

52. 285

4. 705

963

5. 181

15

Italia

49. 751

36. 067

6. 860

2. 344

5. 985

31

5. 324

Chipre

1

1

Letonia

3. 414

3. 325

47

42

Lituania

458

451

369

7

Luxemburgo

239

93

783

53

75

18

Hungría

1. 929

203

10

1. 716

Malta

Holanda

8. 918

88

2. 067

6. 729

34

Austria

39. 578

35. 874

2. 738

1. 328

2. 034

14

Polonia

4. 166

2. 201

1. 577

135

1. 830

Portugal

8. 555

4. 731

387

1. 773

1. 977

3

71

Rumania

20. 213

20. 207

6

Eslovenia

3. 575

3. 461

114

Eslovaquia

4. 645

4. 638

103

7

Finlandia

23. 564

13. 784

170

9. 607

3

Suecia

82. 045

72. 808

2. 930

936

8. 301

Reino Unido

17. 497

4. 922

2. 930

2. 904

9. 646

8

Croacia

6. 347

6. 333

105

14

Macedonia

Turquía

39. 748

39. 561

59

34

94

Islandia

8. 681

7. 019

4

1. 658

Noruega

136. 681

135. 796

775

506

379

Suiza

33. 351

31. 226

1. 860

8

Fuente: Eurostat OECD, 2007. European Comission Directorate General For Energy And Transport (DG-TREN) EU Energy in Figures. Electricity Generation from Renewables. Extended time series (2005)
*No se incluyen las cifras por bombeo.

Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

Noruega en lugar destacado seguida por Suecia, Alemania y Francia son los países que mayor volumen de electricidad generan por medio de las energías renovables y, excepto Alemania, en esos tres países, la energía hidráulica ocupa el primer lugar en la producción de electricidad.

En Alemania, por su parte, prima la energía eólica, con 27. 229GWh, energía que también en España ocupa el primer lugar con 21. 215GWh. Los casos de Alemania y España respecto a la generación de energía eólica merecen ser destacados. En ambos países, es, con diferencia, la fuente de energía con mayor utilización para producir electricidad por medio de energías no contaminantes. En menores cantidades, se encontraban en el año 2005 otros países europeos, en orden de importancia, Dinamarca, el Reino Unido, Italia y Holanda [36] .

Quizás la fuente de energía renovable que mayor incremento ha experimentado en los últimos años es la biomasa. Ya se ha indicado que Alemania cuenta con una dilatada experiencia en el tratamiento y aprovechamiento de la madera de las masas forestales, ventaja que en la actualidad no ha perdido respecto al resto de países de la Unión Europea y continúa siendo importante; pero también se ha indicado que se acumulan las opiniones contrarias a la producción indiscriminada de biocombustibles.

Respecto a la energía geotérmica y a pesar de la facilidad técnica que supone su explotación, de momento, sólo Italia, en lugar destacado seguida por Islandia, Turquía y Portugal se han ocupado de instalar la tecnología necesaria para aprovechar la energía geotérmica y de ellas, Italia lo ha efectuado de manera más amplia.

Colocados los países europeos por orden de mayor a menor, se puede observar que en el total de energías renovables utilizadas para producir electricidad en Europa, los datos referentes a 2005 muestran que es inapreciable el peso que pueden ejercer los factores climáticos. De igual manera, es observable que en determinados países europeos de diferentes sensibilidades políticas se están tomando precauciones ante las amenazas sobre el final de la era del petróleo "fácil y barato" y se han articulado interesantes iniciativas que, en conjunto se podrían equiparar a, si no la “bala de plata” a que hemos aludido, a una serie de medidas tendentes a paliar las consecuencias de la carestía de combustibles fósiles, por una parte, y por otra, contribuir con políticas de protección del medio ambiente a disminuir la dependencia respecto de ésta

Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

Figura 6
Generación de electricidad a partir de energías renovables en Europa en 2005 (GWh)

Fuente: European Comission. Directorate General For Energy and Transport (DG-TREN) EU Energy in Figures. Electricity Generation from Renewables. Extended time series (2007)


Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

Se debe señalar, igualmente, que, en el caso de España, la producción de electricidad por medio de la energía eólica ha experimentado un incremento muy importante en los últimos diez años, y se encuentra en la actualidad por encima de la producción de energía eólica de Alemania. Siguiendo la tendencia general europea, la generación de electricidad por medio de energía hidráulica sin bombeo ha perdido fuerza en favor de la energía hidráulica por bombeo. Ello supone que se tiende al aprovechamiento integral de recursos hidráulicos que sin la tecnología del bombeo estarían prácticamente desaprovechados (cuadro 5).

Respecto a la nula contribución de España al conjunto de la producción de electricidad por medio de la energía geotérmica, quizás debería ser adoptado el ejemplo de otros países europeos, como el ya señalado caso de Italia.

Cuadro 5
Generación de electricidad por medio de energías renovables en Europa y en España, 1995-2005 (GWh)

Europa

España

Tipo de energía

1995

2005

1995

2005

Solar/fotovoltaica

23

1. 489

3

78

Hidráulica sin bombeo

324. 239

306. 957

23. 112

19. 553

Hidráulica por bombeo

21. 729

34. 318

1. 457

3. 470

Biomasa

21. 982

80. 244

1. 205

3. 114

Eólica

4. 069

70. 480

270

21. 219

Geotérmica

3. 450

5. 395

0

0

Total

356. 038

464. 567

24. 590

43. 964

Fuente: European Comission, Directorate-General for Energy and Transport (DG-TREN) 2007_energy_ext_renewables_gross_electricity_generation_en. Pdf


Rosa Rios
Licenciatura ateneo de lengua y cultur...
Escrito por Rosa Rios
el 17/11/2013

A pesar de todo lo expuesto hasta ahora; a pesar de las campañas de sensibilización sobre el deterioro del medio ambiente y los pronósticos sobre el fin de la era del petróleo fácil y barato, las previsiones señalan que las tres grandes fuentes de energía fósiles –el petróleo, el gas y el carbón- continuarán su tendencia al aumento; que, por el momento, no se prevé que la energía nuclear pueda crecer si no se producen importantes avances tecnológicos; que la energía hidráulica ha llegado seguramente a su máximo y que el resto de las energías renovables, a pesar de una cierta tendencia al crecimiento de ninguna manera podrán suplir las necesidades de la economía mundial (figura 7).

Figura 7
Previsiones de demanda de energías primarias


Millones de toneladas equivalentes en petróleo.
Fuente: International Energy Agency, Key World Energy Statistics , 2002

Conclusión

Es innegable que cada día es mayor el interés generalizado por las energías renovables, gracias sin duda a los avances tecnológicos y a una mayor sensibilidad en la protección del medio ambiente. Pero creemos no equivocarnos si afirmamos que las tensiones en los mercados de los hidrocarburos han incidido de manera decisiva en los intentos por disminuir la dependencia respecto de las energías fósiles.

Se ha podido observar que la producción de electricidad, la industria y el transporte en todas sus variantes continúan siendo, a pesar de algunos avances tecnológicos, los sectores que mayor demanda de energías fósiles generan, y se prevé que su demanda continuará en ascenso; pero se sabe que la era del petróleo fácil y barato está en vías de terminarse. La pregunta que se impone en ciertos círculos atentos a estas cuestiones es: " ¿Qué sustituirá el petróleo y cuándo?".

También es un hecho que los costes de explotación de las energías renovables continúan siendo elevados y que las cantidades de energía obtenidas hasta ahora no pueden competir y mucho menos sustituir las fuentes de energía fósiles. Sólo es necesario observar las cifras de producción y consumo para entender que las energías naturales –hidráulica, solar, eólica y la procedente de las mareas- se encuentran a una distancia considerable de las fósiles y, asimismo, tampoco parece que, de momento, la tecnología nuclear y la biomasa puedan sustituir éstas últimas.

Una de las conclusiones de este trabajo es que deberemos estar atentos a la producción indiscriminada de biocombustibles. Además de constituir un proceso altamente subvencionado por algunos países desarrollados, la producción indiscriminada de biocombustibles puede derivar hacia dos efectos indeseados: el aumento de los precios y en consecuencia la carestía de alimentos para los países de menor grado de desarrollo y el efecto que teóricamente se intenta combatir: el incremento de mayores niveles de CO2.

Lo cierto es que en la actualidad el grado de dependencia respecto de las energías fósiles es importante y, si la tendencia no experimenta variaciones, sectores como los transportes pueden salir perjudicados de lo que se conoce como el “apagón” ( blackout ) que espera a la Humanidad en un futuro no muy lejano si, finalmente, los pronósticos se cumplen. Y, sin embargo, los ensayos técnicos para salir de la dependencia de las energías no renovables son importantes y la tendencia a la utilización de éstas se incrementa progresivamente.

Notas

[1] El CO2 es el gas de efecto invernadero más conocido; pero hay otros, como el anhídrido sulfuroso, el óxido de nitrógeno, el monóxido de carbono o el metano entre otros que contribuyen también al calentamiento global de la atmósfera. Véase sobre ello Arroyo, 2007.

[2] En un trabajo reciente (Arroyo, 2007) hemos aludido a la cuestión del interés por el medio ambiente en relación con la crisis energética. En el mismo, nos hacíamos eco de cierto comentario aparecido en la prensa escrita con motivo de la celebración en Madrid del Primer Encuentro sobre energía, municipio y calentamiento global los días 7 y 8 de febrero de 2007. Dicho comentario, que presta atención a este dilema se titula: “ ¿El huevo del calentamiento global o la gallina del agotamiento fósil? ”, y es consultable en la siguiente dirección electrónica Https://www.crisisenergetica.org/article. Php? Story=20070205190147543 .


[3] Uno de sus miembros y representante de España es el Dr. Mar