En este grupo En todos

Grupo de Psicología

Benigno Torres Perez Torres Perez
Medico ciirujano y partero universidad...
Escrito por Benigno Torres Perez Torres Perez
el 19/06/2010

Nancy. - He leido las participaciones, con algunas coincido y estoy en desacuerdo conotras, perdonenme. Ahí esta el problema. Primero DEBEMOS identificarlo, desde el punto de vista estrictamente medico y psicologico, sabemos que una vez conococido el porque, el como resulta sumamente facil. Eticamente, debe ser llevado a consulta para que identifique el problema en si, de acuerdo a los hallazgos y la posibilidad diagnostica, llamar a los padres para integrarlos en caso de asi ameritarlo. Definitivamente que para llegar a un diagnostico se realizaran los estudios necesarios segun lo que se encuentre tanto en el interrogatorio como a la exploracion y mas especificamente a nivel conductual. De acuerdo al criterio medico y psicologico, se hara lo adecuado etica y profesionalmente, y el problema se resuelve pero actuando integralmente en el problema. Tengo la plena seguridad que hay fondo psicologico, por lo que se expone en la explicacion inicial del debate y la conducta del menor, simplemente es una manifestacion o reaccion de una accion que por desgracia esta viviendo. Ojala, seria lo desable, no encuentren problema neurologico en el menor, porque entonces, solo se concretaran a corregir o adecuar, de la mejor manera la ausencia de los padres, pero de todas formas sigue siendo una manifestacion o reaccion ante algo que le desagrada y que por supuesto amerita ser atendido. Saludos y suerte.

Laura Matencio
Lambayeque, Perú
Escrito por Laura Matencio
el 20/06/2010

Los niños con la edad que tiene necesitan demostrar su emociones de diferentes formas ya sea corriendo, saltando, etc, Sin embargo cuando vemos a un niño agresivo hay muchos factores. Esos factores implica mucho los padres, si tratamos de desligarlos no se podrá solucionar el problema. Pues el niño vive con ellos. Estos factores puede ser simbolo del poder que quiere tener del entorno, llamar la atención de sus padres o sus amigos. Su etapa de egocentrismo hay que estudiarla. O los padres dan ejemplos distorsionantes en el niño o hasta la misma televisión.

Para que los niños salgan de ese mundo de violencia necesitan trabajar en grupo, enseñarles a ser buenos líderes y de eseñarles a que pueden compartir emociones con otros niños y no vivir ese mundo de egocentrismo que los hace sentir que tienen el poder.

Pero comparto la idea de Manuel que a los niños hay que considerarlo como lo que son. Pero si podemos a ayudarlos a desprender esa energía que tienen guardado como los niños que son. Seria motivo de inscribirlos en algun de grupo de futbol, atletismo, natación, etc

Flor De Piedra México
Maestría en educación especial con enf...
Escrito por Flor De Piedra México
el 26/06/2010

Hola a todos.

Hola Nancy.

Entiendo que eres Psicoterapeuta Gestalt y este niño del que hablas es un caso que atiendes actualmente.

Creo Nancy que independientemente de la orientación de la Psicología que ejerces, sea Gestalt, sea Conductual, sea Humanista, no hay que olvidar que en la Psicoterapia siempre se toman en cuenta 3 vertientes, para que después de diagnosticar, propongas estrategias de intervención pertinentes. Yo las resumiría de esta forma:

1. - La individualidad del ser humano, en este caso, el niño (emociones, personalidad, fortalezas, debilidades, áreas de oportunidad, etc.).

2. - La influencia del ambiente familiar en el que se desenvuelve el niño.

3. - La influencia de otros ambientes sociales, como la escuela por ejemplo y demás espacios donde el niño se desenvuelva.

Solo después de conocer estas vertientes se puede proceder a actuar, es decir, son vertientes que conforman el - todo - para un ser humano. Por lo que, si de esta forma se diagnostica, también de esta forma de - interviene -

Es decir, que no puedes dejar de lado, como bien te dicen los compañeros, el trabajo con los padres, así como tampoco se puede excluir el trabajo - indirecto - con el medio escolar, si bien como Psicoterapeuta no puedes incidir directamente (a menos que estés en la escuela del niño), si puedes hacer - recomendaciones - para el docente del niño, a modo de apoyar el proceso. Sin embargo, el trabajo fuerte es primeramente con el niño y su familia.

Lo anterior me atrevo afirmarlo con toda confianza, ya que como también te ha comentado algunos compañeros la educación principal, las pautas básicas de crianza, los primeros hábitos, incluso muchas de nuestras actitudes personales, son el - reflejo - de la vida del hogar, ya que no podemos olvidar que es el primer medio en el que el niño se desenvuelve, y si bien paulatinamente van influyendo en su conducta - otros factores - tomados de los demás ambientes (social, escolar), siempre, siempre, lo que se trae de base - es lo que predomina - entonces, aquí radica la importancia del trabajo con los padres, para que paulatinamente vayan - conociendo estrategias - para la modificación de hábitos de conducta desviados en la familia, lo cual es producto del - círculo vicioso - que hemos venido repitiendo por la crianza que en sí mismos, como padres tuvimos y lo cual irremediablemente reproducimos en nuestros hijos.

Ahora, hablas de un niño con problemas de - agresividad y conducta - y preguntas qué hacer.
En Psicología existen diversos tipos de estrategias y técnicas para trabajar algunos procesos, por lo que te puedo recomendar algunos libros para que los revises con calma, en el entendido de que en la bibliografía se expresan técnicas generalizadas, y que tu como Psicoterapeuta después de tener un diagnóstico completo del niño, podrás escoger cuál te parece más conveniente y funcional. Te enlisto la bibliografía:

- Anthony, M.A. Y Barlow, D.H. (1997). En V.E. Caballo (Dir. ), Manual para el tratamiento cognitivo-conductual de trastornos psicológicos (Vol. 1). Madrid: Siglo XXI.

- Gavino, A. (1997) Técnicas de terapia de conducta. Madrid: Martínez Roca.

- Luciano, M.C. (1996) Manual de psicología clínica: Infancia y adolescencia. Valencia: Promolibro.

Ojalá te sean de utilidad.
Agregando un punto final personal. Pienso que los niños que presentan - trastornos de conducta - como en el caso del que mencionas, muchas veces lo que necesitan es que alguién les enseñe:

- Que son valiosos. Trabajar desde la cognición para que se sientan importantes y de esta forma que ellos comprendan que un ser valioso se respeta y se ama a sí mismo y también respeta y ama a los demás.
- Así como también, Técnicas de seguimiento de reglas, instrucciones y órdenes.
- Organización de tiempo y actividades (cronogramas de actividades a cumplir).
- Programas de reforzamiento conductuales. Mayoritariamente intrínsecos y menos extrínsecos.
- Técnicas de relajación y meditación. Esto es importante porque les enseñas técnicas de respiración por ejemplo, las cuales puede utilizar cuando esté muy alterado y bien sabemos que inhalar y exhalar aire, relaja.
- Ejercicios físicos, para que desgasten mucha de la energía que poseen.

Asimismo a los padres les puedes recomendar lo mismo, y hacer sesiones en conjunto con ellos y el niño, donde les enseñes el manejo de situaciones respecto al niño, para que se refuerce en casa la labor. Así como también, recomendarles que en la medida de sus posibilidades puedan llevar al niño a una actividad extraescolar, un deporte por ejemplo, una clase de arte, o algo tan simple: salir diario a caminar o correr al parque, o a la cuadra, lo cual es algo que no representa dinero, pero si compromiso y esfuerzo por parte de los padres. Así como también hacerles conciencia de condiciones que deben proveer en casa respecto al ambiente familiar: tranquilidad, menos gritos, menos peleas, menos insultos, etc. Lo cual ayude al niño a sentirse tranquilo.

Y por último, como te decía en el ambiente escolar podrías conocer a su docente y comentar sobre el niño, y sobre todo darle recomendaciones de trato tanto del docente como de los compañeros hacia el niño, principalmente sobre lo importante de no etiquetarlo, ni decirle apodos, ni hacerlo de menos, pidiendo pues de esta forma la colaboración conjunta.

Y bueno chica! Que sepas que esto no es un proceso rápido. Pero de que se puede ayudar al niño, se puede, solamente hay que armarse de paciencia y aplicar las estrategias más adecuadas para el bien de él y ya verás como todo mejora.

Una última cosa. Veo en los comentarios de los compañeros que hablan del - Trastorno del Déficit de Atención e Hiperactividad - al respecto, solamente decirte y decirles que si bien, muchos sabemos que el término del trastorno como tal, apareció a la par del boom farmaceútico, también hemos de estar conscientes que hay niños que - si se les diagnostican con tal Trastorno - pero solamente después de diversos estudios que se hacen, no solo psicológicos, sino también - neurológicos - es decir, solo cuando existe un daño, una simple fisura cerebral o alguna alteración en la parte del SNC, que afecta los procesos conductuales, es cuando se puede diagnosticar - como tal - no antes, porque es verdaderamente una exageración y más que eso, es triste que a todo niño que es - inquieto - se le diga - hiperactivo - porque son cosas muy diferentes.

Más bien creo que los niños de esta - era - por decirlo de alguna forma, han nacido con una energía impresionante, y con mucha mayor estimulación que cuando nosotros nacimos hace más de 20 años. Entonces lo que yo veo es más bien, que ellos - los niños activos - nos están dejando desfasados, y no estamos preparados para ello, por eso se nos hace fácil - ponerles etiquetas - Por lo que lo importante creo yo, es apostarle a la educación, a la preparación, especialmente - a la educación de los padres -

Esperando tengas éxito en tu caso.
Bendiciones.

Flor.