En este grupo En todos

Grupo de Religión

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 11/02/2014

___B) ¿EN QUÉ CONSISTE EL NACIMIENTO ESPIRITUAL?

No consiste para nada en un nacimiento físico o biológico o natural.


Consiste en nacer del agua, y nacer del Espíritu de Dios, y de entrar en el Reino de Dios.

Consiste en cambiar de mentalidad y dirigir la voluntad sólo hacia el bien.


Consiste en una conversión o regeneración o reformación.

De esa misma conversión hablaba a la gente Juan el Bautista.


Simón Pedro y Pablo de Tarso, intérpretes legítimos y autorizados de Jesús explicaron qué significa “nacer de nuevo” en boca de Jesús: significa ser lavados de nuestros pecados por el bautismo y recibir nueva vida de parte de Dios por la acción del Espíritu Santo (Rom 3, 21-26; Ef 2, 5; Col. 2, 13)


Amaos intensamente unos a otros con corazón puro, pues habéis sido REENGENDRADOS DE UN GERMEN NO CORRUPTIBLE, sino incorruptible, por medio de la Palabra de Dios viva y permanente. Pues toda carne es como hierba y todo su esplendor como flor de hierba; se seca la hierba y cae la flor; pero la Palabra del Señor permanece eternamente. Y esta es la Palabra: la Buena Noticia anunciada a vosotros”. (1Pe 1, 22-25)


Consiste en una conversión o regeneración que no tiene nada que ver con una reencarnación.


Nicodemo, aunque era considerado como un sabio dentro de su comunidad, se mostró incapaz de comprender esto, igual que los reencarnacionistas.


Fue Nicodemo el que hablaba de nacimiento biológico. Jesús lo corregía durante todo el rato que habló con él.


Para Jesús “nueva vida” o “nacer de nuevo” es una victoria sobre el pecado y una participación en la misma vida de santidad de Dios. Vida de amistad con Dios o vida de gracia.


Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 11/02/2014

___C) ¿EN QUÉ CONSISTE LA “VIDA EN LA CARNE” DE LA QUE HABLA JESÚS?

Consiste en vivir como viven los animales, o como vive el “mundo”, o como viven los que tienen al “vientre” como su dios.

Consiste en vivir la vida “natural” sin perspectiva sobrenatural. (Cfr. 1Cor 2, 14)

Consiste en vivir satisfaciendo irracionalmente las apetencias e instintos carnales.

Consiste en no confiar en Dios ni hacerle caso. Vivir como si Dios no existiera.

Consiste en ser cómplice del mal, del demonio, del odio, de la mentira.


Jesús no está diciendo que la carne humana (el cuerpo) es “mala” en cuanto carne o elemento conformado por el alma y constitutivo de la persona humana. Eso sólo lo dicen hombres tan equivocados como los maniqueos, los gnósticos, los espiritualeros y espiritistas, etc.

Lo que Jesús dice que está mal es vivir como si fuéramos sólo carne o no tuviéramos una inteligencia orientada hacia la Verdad (Dios, que es Espíritu) ni una voluntad orientada hacia el Bien (Dios, que es Espíritu).

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 11/02/2014

___D) ¿EN QUÉ CONSISTE “LA VIDA EN EL ESPÍRITU” DE LA QUE HABLA JESÚS?

Consiste en estar orientado hacia Dios.

En tener la mentalidad de Dios.

En recibir el perdón de Dios y obedecerle.

En reconocer sinceramente ni más ni menos que lo que somos (humildad) y en rechazar el pecado, que es la antítesis de Dios (santidad).

En aceptar la cruz que trae consigo amar de verdad.

En experimentar e imitar el amor de Cristo.


Sólo el que vive así es apto para entrar en el Reino de los Cielos.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 11/02/2014

___E) ¿EN QUÉ CONSISTE EL “REINO DE LOS CIELOS” DEL QUE HABLA JESÚS?

Consiste en Dios mismo, que es el destino último de todos los seres humanos y que se regala a sí mismo porque quiere.

(El que rechaza a Dios en la única vida mortal que tiene, fracasa vitalmente de la forma más radical, porque ese rechazo le impedirá siempre estar completo como ser humano totalmente realizado.)

Consiste en la amistad definitiva ofrecida por Dios, que pone al ser humano a salvo de cualquier mal (salvación total y definitiva del pecado, de la muerte, y de todas sus fatales consecuencias) y que ya no se puede perder jamás.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 11/02/2014

___F) ¿CÓMO SE ENTRA EN EL REINO DE LOS CIELOS SEGÚN JESÚS?

De dos maneras:

a. - Recibiendo el Bautismo (representado por el agua), el cual implica : confianza en Dios (fe), arrepentimiento, cambio de vida, expiación, perdón de Dios, y pertenencia a la comunidad de quienes confían en Dios.

b. - Viviendo de acuerdo con el Espíritu de Dios.
O sea, identificándose con el Bien, el Amor y la Verdad.
O sea, viviendo en santidad.
O sea, amando y obrando siempre lo que es bueno.

O sea, imitando o identificándose con Jesús.


Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 11/02/2014

6. - Es evidente que en Jn 3, 1-21 Jesús está contraponiendo “la vida en el Espíritu” a “la vida en la carne”. Es una representación de la constante lucha en este mundo entre el Bien y el Mal, entre Dios y el Maligno.

Jesús está invitando a ponerse del lado del Bien, que es el lado de Dios (el cual es Espíritu y nada más que Espíritu).

Sólo tiene necesidad de “una vida nueva” el que está viviendo “en la carne”. Necesita abandonar la “vida en la carne” y comenzar a vivir la “vida en el espíritu. ”



7. - Nicodemo se acercó a Jesús “de noche”. En el evangelio la “noche” como “las tinieblas” son representaciones del mal, del pecado, del odio, del reino del maligno, de las fuerzas que dominan al hombre que lo alejan de Dios y lo hacen esclavo de sí mismo, o sea de la “vida en la carne”.

Precisamente la “noche” representa esa “vida en la carne” en la que está Nicodemo y de la que Jesús quiere sacarlo para que viva la vida nueva, libre y luminosa “en el Espíritu”.

Por eso al final del episodio con Nicodemo, Jesús se proclama a sí mismo como “Luz del mundo” que libera al hombre de la “noche tenebrosa”.


Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 11/02/2014

8. - Cuando Nicodemo expresa su desconcierto porque cree que Jesús le está proponiendo un segundo nacimiento físico, Jesús inmediatamente corrige a Nicodemo.
Nicodemo no entiende a Jesús. Cree que le habla de un nacimiento biológico.
Jesús no le está hablando del nacimiento biológico. Le habla de una renovación o regeneración del alma (inteligencia y voluntad) para que sea Dios (o sea, Jesús mismo) quien la gobierne.


9. - Si Jesús se hubiera referido a la reencarnación hubiera dicho a Nicodemo: “... El que no vuelva a nacer físicamente tantas veces como necesite hasta quedar limpio... ” “... el que no nazca biológicamente otra vez y otra vez y otra vez y otra vez y otra vez... , hasta que pague todo lo que debe... , no entrará en el Reino de los Cielos”.
Jesús nunca enseñó nada de esto.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 11/02/2014

10. - Si Jesús hubiera enseñado la doctrina de la reencarnación, habría enseñado esa teoría a sus apóstoles y discípulos, y éstos la habrían predicado a todo el mundo. Pero resulta que ninguno predicó nunca la reencarnación. En cambio todos enseñaron acerca de la resurrección.

Eso quiere decir que la reencarnación no fue lo que habló Jesús con Nicodemo, ni forma parte de la enseñanza de Jesús en absoluto.


11. - Jesús no ha tenido nunca en cuenta la reencarnación porque Dios la ha hecho metafísica y antropológicamente imposible.

Dios ha creado cada persona humana como una unidad de cuerpo y alma.
Cuando se rompe esta unidad por la muerte, la persona no puede expresarse sin su propio cuerpo. Ha dejado de ser persona humana.
Cada alma humana reclama su mismo cuerpo para conformar la misma persona que era antes de morir.
Si el alma humana pudiera informar un cuerpo que no es el suyo propio, conformaría una persona distinta de la que era antes de morir. Ya no sería la misma persona de antes, sino otra distinta. Y si es distinta, ya no se puede hablar de reencarnación.

Luego, la reencarnación no se puede dar sin destruir o anular la esencia de la persona humana.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 11/02/2014

JUAN. - Puede, pero habrá que demostrar que efectivamente está recibiendo una información tergiversada.


LUIS ENRIQUE. - De seguro lo sabrá ya que existe evidencia que nací en un hospital y alguien dice que lo hice en casa, o si nací cuando mi abuelo tenía diez años de muerto y ese alguien indica que nací dos años antes de que mi abuelo muriera. Por eso, preguntaría quien ha dicho tantas mentiras...

JUAN.- ¿Y todo esto me lo dices para anunciarme que tú puedes mostrar aquí la evidencia de que Jesús, María, José y demás testigos y evangelistas de Jesús mintieron?

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 11/02/2014

JUAN. - Yo tengo muy claro lo que quiso decir Jesús en el contexto de las expectativas de los judíos de su tiempo, tal como ya he explicado.


LUIS ENRIQUE. - Bien, que bueno que tengas claro lo que quiso decir Jesús, pero también debe quedarte claro que no dijo: "EL SE PARECE O SE COMPORTA ESPIRITUALMENTE COMO ELIAS."


JUAN. - Pero ¡Qué bueno que tengas claro que yo no he dicho que Jesús dijera “É L SE PARECE O SE COMPORTA ESPIRITUALMENTE COMO ELIAS”, sino solamente que eso significó lo que él dijo!

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 11/02/2014

JUAN. - Si es mera especulación decir que el relato de lo que le pasó a José no puede haber salido más que de la boca de su único protagonista, entonces lo de decir que quizá es una marihuanada fantasiosa de alguien ¿Qué será? Desde luego que una especulación genial supercientífica no es.


LUIS ENRIQUE. - De seguro no es una especulación supercientífica. Pero sí puede ser una invención con el propósito de afianzar un concepción milagrosa como las que se conocen de otros seres en otras religiones.


JUAN. - Volvemos a lo mismo: ¡Puede que...!

Lo que no se puede hacer es seguir adelante como si fuera una invención, apoyándote sobre la endeble base de que “puede ser una invención”.

Eso seguirá siendo una simple conjetura sin base hasta que no demuestres que es realmente una invención.

Y para demostrarlo no valen nuevas sospechas, dudas ni conjeturas como argumentos. Tendrás que basarte en los documentos que existen, en conocimientos seguros, en el razonamiento bien construido, en la unidad y coherencia de toda la revelación que está alrededor del dato analizado, en la ausencia de contradicciones, etc. , etc.

Si, al final, no puedes confirmar la veracidad de tus conjeturas, seguirá en pie que es necesaria la confianza (=fe) en el hecho de que aceptamos una determinada creencia porque no contamos con razones suficientes para rechazarla por falsa, y porque dentro del conjunto del que forma parte se dan razones suficientes como para concluir que es posible, coherente y fiable.

No es nada negativo el hecho de que los seres humanos necesitemos emplear “la razón” y “la fe razonada” cuando nos falta la evidencia.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 11/02/2014

JUAN. -- Una “visión” tiene la posibilidad de ser el anticipo de un “hecho real”.

LUIS ENRIQUE. - Y también la posibilidad de ser una marihuanada.

JUAN. - Y también la posibilidad de que no sea una marihuanada.

La diferencia está en que tú no cuentas con datos seguros para pensar que es una marihuanada.
En cambio el que tenga fe en esa “visión” tiene el dato seguro de que está enmarcada dentro de una revelación a la que pertenece una resurrección que ya se ha producido históricamente en una Persona.
Eso hace que la “visión” de Juan Boanerges tenga una posibilidad infinitamente menor de ser marihuanada que tu conjetura contraria.

Por eso comprendo que tú intentes quitar importancia a la crucial importancia que tiene la Resurrección de Cristo. Pero esa resurrección es el eje insustituible de toda la historia humana pasada, presente y futura. La Resurrección de Jesús fundamenta la “visión” de Juan que presenta alegóricamente la historia que todavía está por llegar.