En este grupo En todos

Grupo de Pedagogía



Por qué la apatía de los estudiantes por la lectura?

Griser Olivia
Magister en lingüística maracay estado...
Escrito por Griser Olivia Garcia Zerpa
el 03/08/2011

El concepto de lectura ha sufrido transformaciones ; leer, no solo significa decodificar signos gráficos en palabras, tampoco puede llamarse un hecho pasivo ni mecánico, por el contrario es un proceso activo donde el lector pone en práctica su bagaje de experiencias al momento de interactuar con el texto y de esta manera construir el significado del mismo. Es por ello que el docente debe adaptar los textos a los alumnos deacuerdo a sus necesidades e intereses.

Cristina Casares Gonzalez
Estilismo de moda feli
Escrito por Cristina Casares Gonzalez
el 04/08/2011

Es cierto, antes en mi época infantil nos hacian estudiar mucho y leer libros, eso se esta perdiendo pero no es culpa de nadie sino de el desarrollo de las épocas y los tiempos que corren, de la sociedad en si, nos lleva al consumismo, no al desarrollo de las personas para crecer culturizados, es una pena pero es la realidad, cada vez los jovenes son menos atentos, tiene menos iniciativa, son robots y automatas

Veronica Mateu
Profesora de enseñanza primaria colegi...
Escrito por Veronica Mateu
el 05/08/2011

No estoy de acuerdo con algunas ideas que se vienen vertiendo en este debate. No creo que el docente deba adaptar los textos a las necesidades e intereses de sus alumnos; sí que debe atender los intereses y seleccionar las expectativas de logros del nivel de acuerdo a las necesidades de aprendizaje. Adaptar? La estructura textual? Cometer el pecado de reescribir a Borghes o Béquer? Creo que debe seleccionar literatura o lectura informativa ajustada a su edad y capacidades. Y otra cosa Autómatas? Robots? No tampoco veo esto en los alumnos de las escuelas a mi cargo. Sí encuentro niños con habilidades lectoras diferentes. Niños con lecturas radiantes ( entiendase el planteo de lectura de infografías, un tema central muchos temas breves que amplían alrededor) o lectura interactiva. Es verdad que la lectura extensa le cuesta más que antes, tal vez porque vivmos apurados y ellos estan empapados de un ritmo acelerado que no permite las largas reflexiones. La alfabetización es interminable, ya no se puede temporizar, se sabe cuando un niño toma contacto con los contenidos y las herramientas para leer y escribir, pero no sabemos cuando alcanzará las competencias integradas para enfrentar problemas linguísticos y resolverlos aceptablemente. Ahora creo que a esta altura del debate debemos incorporar un aspecto que es fundamental en el aprendizaje de la lectura: El placer de leer... Esto es algo que también se enseña y que puede o no aprenderse. Antes la familia tenía un rol protagónico en esta enseñanza, hoy ya no lo tiene... Lo deriva al docente,a la escuela, las bibliotecas son lugares poco visitados por las familias y la compra de libros se relegan y se prefiere comprar otros bienes como los celulares. Y entonces? Adaptación es la palabra, debemos adaptarnos a otras formas de leer, menos enriquecedoras tal vez, pero reales. No olvidar que debemos enseñar el placer de leer para ser el primer ejemplo delante de los niños,seguramente contribuirá en este sentido, ya que si el docente es un buen lector, sus alumnos seguramente amarán que les narren cuentos, apreciarán las ilustraciones y sus autores: escritores y plásticos y: valorarán un libro y el mundo que en él se haya contenido.


Martin Alvarez Lopez
Maestría en integración e innovación e...
Escrito por Martin Alvarez Lopez
el 07/08/2011

Creo que en estos tiempos, y sobre todo en una etapa en donde se prima la palabra por sobre todas cosas: ya sea en el twitter, facebook u otro soporte de comunicación, no podemos ser indiferentes a las reales necesidades de producción y recepción de mensajes en el público. Si nos ceñimos al público de estudio, nos refererimos a chicos que, por sobre todo, toman como referente a la computadora y los mecanismos que por esta aprende. Estaría de más decir que su 'estilo de vida' se rige en búsquedas, arrobas, emoticones, entre otras cosas. Ahora, ¿Eso está mal? Considero que no, pues la linealidad de cómo toman en cuenta un texto antes de leerlo está en función a las novedades que aprende día a dia en la Internet. Prácticamente es como si se pidiera a un alumno que deje de lado los códigos que le sirven en la actualidad para moverse por la vida. Se habla de intereses y necesidades en este debate, y es natural que como docentes nos preocupemos por el desarrollo y aprendizaje de nuestros alumnos. Considero que debe existir un plan curricular de lecturas acordes con la edad y el desarrollo de un estudiante, pero también creo que se deben de existir lecturas que generen el diálogo, la argumentación y el análisis ante todo. Tomemos en cuenta que ya no vivimos en una era de simples datos memorísticos; somos una suerte de comentarios, argumentaciones y posiciones por sobre toda las cosas.

Veronica Mateu
Profesora de enseñanza primaria colegi...
Escrito por Veronica Mateu
el 08/08/2011

Estimado Martín, totalmente de acuerdo con tu argumentación.

Veronica Mateu
Profesora de enseñanza primaria colegi...
Escrito por Veronica Mateu
el 08/08/2011

Estimado Martín, estoy totalmente de acuerdo con tu argumentación y celebro que participemos de este debate porque todos nos enriquecemos.

Martin Alvarez Lopez
Maestría en integración e innovación e...
Escrito por Martin Alvarez Lopez
el 08/08/2011

Es interesante conocer diversas posiciones de un tema que, por su naturaleza, es una preocupación latente, y que nos obliga a seguir en este maravilloso mundo que es la educación. Cordiales saludos para cada uno de los presentes.

Julio Roy
Escrito por Julio Roy
el 11/08/2011

Amigo Martín:
Toda lectura, (todo texto) puede generar el diálogo, la argumentación y el análisis. Es el maestro el que tiene el debe de generarlo con sus orientaciones y ejemplo.
Uno de los principales errores que cometemos los maestros es exigir que los alumnos lean sin una guía y sin un "para qué".
Es por eso tal vez que nuestros jóvenes no leen.
Cómo cambiaría la actitud de los niños hacia la lectura si les enseñáramos las figuras literarias y les enseñáramos a identificarlas en los cuentos y novelas de los escrtores famosos.
Cómo cambiaría la actitud de los niños hacia la poesía si los acompañáramos a analizar e interpretar poesías cortas o pequeñas estrofas de los clásicos.
Que no nos pase lo de los entierros o sepelios, donde la gente nos dice "tenga paciencia" pero no nos dicen cómo. Con la lectura pasa lo mismo: debemos decirles el cómo leer, para ir estableciendo criterios de lectura y desarrollando el deleite por la práctica del hábito de leer.

Griser Olivia Garcia Zerpa
Magister en lingüística maracay estado...
Escrito por Griser Olivia Garcia Zerpa
el 11/08/2011

Escrito por : Griser García

Saludos.

Julio ,estoy totalmente deacuerdo contigo, e insisto en la respoinsabilidad que tiene el docente al momento de transmitir conocimientos. Si bien es cierto el sistema educativo ha ido evolucionando deacuerdo a los tiempos , los avances técnologicos y los sistemas electronicos han tomado un papel importante en el desarrollo del procerso educativo , pero estos avances no pueden impedir la evolución del proceso de la lectura es allí , donde el docente tiene su cuota de responsbilidad es en esa constante actualización que el docente debe poner en práctica todas las herramientas para que el alumno pueda integrar los conocimientos existentes con los nuevos por aprender sin pertmitir que el proceso lector sea desplazado.
El proceso de la lectura, debe ser llevado de la mano por el docente. Es de suma importancia que el docente adapte las diferentes tipologías textuales a las edades, grado de instrución y necesidades de los estudiantes, así como también debe integrar toda estategia que permita al alumno el desarrollo de este maravilloso acto, de esta manera permitiraá la participación activa y reflexiva del estudiante y el placer de realizar el grandioso acto de lectura. Es el momento de rescatar este importante e interesante hábito por la lectura ,

Martin Alvarez Lopez
Maestría en integración e innovación e...
Escrito por Martin Alvarez Lopez
el 11/08/2011

Estimado Julio, es cierto lo que dices al referirte que toda lectura estimula al diálogo, argumentación y análisis, pero creo que, y tomando en cuenta aquello que mencionas: "... Lean sin una guía y un para qué... ", me parece que la guía, en la actualidad, ya está dada, pues, y eso depende del rango de edad, estaríamos hablando de chicos que son 'nativos digitales graduales', y sus interacciones con la Internet son básicas al momento de relacionarse con los textos. Es cierto que el maestro 'debe' generar esta orientación, sin embargo ya no estamos en una etapa donde el maestro tenga la supremacia en el aula. Propondré el comentario de un colega que hace poco me comentó lo siguiente: "en un aula, un profesor, ya no es quien tiene toda la razón, pues existe esta lógica que ojalá venga a menos cada día: 'yo sé más que tú por ser el profesor y tú no'; a 'escucho lo que me comentas, te entiendo y apredemos todos. Es decir, se toma en cuenta la reflexión ante todo, sobre todo en una sociedad como está, donde imperan las opiniones que las podemos ver en la redes sociales. Ahora, considero importante que el maestro es quien forma y genera 'aquel bichito' del saber en un alumno, sobre todo en la lectura, pero también creo debemos ser conscientes que los códigos comunicantes en los chicos, hablo de aquellos que son aprendidos en casa con la Internet, la tv, entre otros medios, se generan antes que estos pisen la escuela.

Julio Roy
Escrito por Julio Roy
el 12/08/2011

Hola Martín. Te hago algunas precisiones:
1) No es exacto el contenido de tu afirmación : "Es cierto lo que dices al referirte que toda lectura estimula al diálogo, argumentación y análisis" Te rectifico: los textos por sí solos NO estimulan el diálogo ni la argumentación. Se necesita la acción del docente para convertir a los textos en pretexto para los diálogos y las argumentaciones.
2) Cuando tu dices: "me parece que la guía, en la actualidad, ya está dada, pues, y eso depende del rango de edad, estaríamos hablando de chicos que son 'nativos digitales graduales', y sus interacciones con la Internet son básicas al momento de relacionarse con los textos" Las guías de lectura NO están dadas. El maestro es quien debe construirlas para que el estudiante de cualquier edad las siga. Pueden construirse guías para niños de Primer grado o para jóvenes de último grado; éstas tienen que construirse acordes con su edad y desarrollo académico. Me gustaría conocer una Guía de las que tu dices que ya están dadas, ¿Quién las hizo? ¿Con qué criterios? ¿Cuál pedagogía se utilizó?
3) Una de las razones por las cuales nuestros alumnos muestran apatía por la lectura, es precisamente la falsa creencia de que en un aula, un profesor, ya no es autoridad. Bajo esta creencia es que hoy en día los maestros no dictan clase; no enseñan sino que acompañan procesos, no dirigen el aprendizaje sino que orientan. Ya no son capaces de preparar una clase magistral porque la consideran anticuada y obsoleta y que eso es imponer saberes y mostrarse como un " sabelotodo" sin reconocer que el maestro y el alumno ante el conocimiento son iguales . Ambos aprenden en una clase. Hoy son muchos los maestros que no conocen una "guía de lectura" y si no saben que existen, menos que podrán construirlas. Creen que la Internet los computadores, el celular, los ipod, son un obstáculo para "engolosinar" a los estudiantes por la lectura. ¡Así no hay cuándo!

Martin Alvarez Lopez
Maestría en integración e innovación e...
Escrito por Martin Alvarez Lopez
el 12/08/2011

Estimado Julio, qué tal. A ver, con respecto al punto 1 y 2, bueno, simplemente 'copio' o, mejor dicho, detallo, en un principio, aquello que usted mismo comenta antes del pequeño, pero fructìfero debate que tenemos. Si bien hablamos de que 'toda lectura (todo texto) puede generar el diálogo, la argumentación y el análisis', así como, tomando en cuenta tu posición: 'los textos por sí solos NO estimulan el diálogo ni la argumentación. Se necesita de la acción del docente para convertir a los textos en pretexto para los diálogos y las argumentaciones'. Ok, pero lo que simplemente digo es que ahora, y de acuerdo a códigos comunicantes que viajan como parte sistemática del quehacer diario de los chicos, la Internet te brinda todo eso. Cada vez más el rango de edad de un chico que ingresa a la Internet, por primera vez, es menor y su manera de apreciar lo que lee es cada vez distinto. Para este caso, te recomendaría un texto del español Ramón Salaverría, "Manual de Redacción Ciberperiodística", CAP II, en donde se establece a la memoria como un conjunto de mapas mentales que pueden ser atribuidos al momento de leer o graficar algo con los ojos (aquí podemos hablar de los hipervínculos y el uso que se les puede dar en clases), y así podríamos hablar de autores como los linguistas Juan Biondi o Eduardo Zapata, quienes, por años, en mi país, vienen trabajando el tema del lenguaje en la escuelas através de las nuevas tecnologías; es más, hace poco en mi país participé del XIV Congreso Nacional de Educadores, llevado a cabo en la Universidad de Ciencias Aplicadas (UPC) y donde se llevaron talleres que justo hablan sobre lo que discutimos: de cómo un chico, en la actualidad, no lee o le cuesta trabajo hacerlo, así como del nivel de su redacción y entendimiento del mismo. (para estos casos se aplicó lo siguiente: uso de hipervínculos, formatos wiki -es decir, foros de conversación y opinión-, y uso de todo medio posible que le permite a uno poder desplegar el entendimiento, sujeto a lo que ahora vemos: la internet: el uso del youtube, google, wikis, redes sociales, es decir, formatos que le permiten a uno poder desplegar aquello que antes solo era netamente lo textual.
Sé que un docente es quien acompaña a un alumno al momento del entendimiento de las cosas, pero creo que, y como todo docente que ha experimentado esa sensación una vez que pisa por primera vez un aula de clases, uno mismo busca una estrategia personal al momento de establecer una catedra. Cada salón, cada grupo de estudiantes es totalmente distinto al otro. Es más, cada estudiante es un universo totalmente distinto a su compañero de a lado. Antes que me olvide, compartiré contigo un breve comentario de un gran amigo que ahora está en el cielo. Me refiero a un connotado linguista y educador de mi país, Luis Jaime Cisneros, quien alguna vez me comentó lo siguiente: "muchas veces nosotros nos ocupamos de la enseñanza de nuestros estudiantes, pero qué gran vacío existe cuando no somos conscientes de que dentro de la enseñanza también se encuentra el escuchar y conocer a nuestros alumnos”. Y para finalizar, no sé en qué medida se pueda medir lo que afirmas: "Una de las razones por las cuales nuestros alumnos muestran apatía por la lectura, es precisamente la falsa creencia de que en un aula, un profesor, ya no es autoridad", y lo siguiente: "Bajo esta creencia es que hoy en día los maestros no dictan clase; no enseñan sino que acompañan procesos, no dirigen el aprendizaje sino que orientan. Ya no son capaces de preparar una clase magistral porque la consideran anticuada y obsoleta y que eso es imponer saberes y mostrarse como un " sabelotodo" sin reconocer que el maestro y el alumno ante el conocimiento son iguales". Como mencioné anteriormente, creo que cada uno tiene la 'facultad' de poder armar, ordenar y clarificar su clase o catedra al momento de querer enseñar e impartir el curso que le toca dictar. Como alguna vez le escuché a un colega, cada uno hace un 'paneo' de sus estudiantes al principio y más o menos distribuye su saber al momento de querer compartirlo. Un abrazo, mi estimado Julio.

Julio Roy
Escrito por Julio Roy
el 13/08/2011

Hola Martín: Muy buenas tus aclaraciones. Una de las cosas más interesantes que tiene la docencia es la singularidad de cada aula, de cada ambiente de aprendizaje, de cada estudiante. Gran responsabilidad tenemos los educadores al disponernos a trabajar en esta profesión.
Me parecen maravillosas las palabras de Luis Jaime Cisneros, las comparto plenamente. Debemos correr un poco más para estar al tanto de las adaptaciones que debemos hacer de nuestras didácticas para ponerlas al tanto de las nuevas tecnologías.
Las generalizaciones son peligrosas, disculpa las que hice en mi anterior post, tal vez me dejé llevar por lo que observo a diario en mi entorno.
Un abrazo, Julio.

Martin Alvarez Lopez
Maestría en integración e innovación e...
Escrito por Martin Alvarez Lopez
el 15/08/2011

Estimado Julio, fuera de las posiciones que ambos podemos tener, y que por cierto las respeto, 'aprecio' mucho este debate, pues, a larga, todos los presentes 'aprendemos' un poquito de cada uno. No hay nada porqué disculpar. Un fuerte abrazo, mi estimado. Y a ver en qué momento nos volvermos a encontrar en otro debate. Saludos.

Olga Bianco
Chubut, Argentina
Escrito por Olga Bianco
el 16/08/2011

Hola soy Olga, me parecio fantástico este debate, con mucho autoanálisisy o autocrítica, ESO ES LO QUE MUCHOS DOCENTES NO HACEN, coincido máscon las opiniones de jULIO, PERO TODOS HAN ESTADO A LA ALTURA QUE CORRESPONDE, LOS FELICITO, SALUDOS!

Escrito por Constantino León Carrillo
el 16/08/2011

La apatía de los estudiantes por la lectura es el producto de un sistema educativo y social alienado y alienante, que hace del aprendizaje un medio y no un fin: "El placer de aprender".
Los medios científicos , tecnológicos o didácticos para volver a los propósitos de aprender a leer y escribir pueden ser multiples, pero lo más importante es que la apatía se contraste con el resultado de aprender por placer y sus resultados en lo humano.

Gerardo Hernandez
Maestría en educación upn
Escrito por Gerardo Hernandez
el 17/08/2011

En realidad inculcar el gusto por la lectura es una responsabilidad que deben asumir los padres de familia leer es un valor que se adquiere y practica si el ambiente que rodea al infante esta impregnado de libros y documentos escritos pero si sobretodo el niño mira y observa el acto de la lectura en las personas que lo rodean

M Carola Nagel Anaya De Guzmán
Profesora de lenguaje, administración ...
Escrito por M Carola Nagel Anaya De Guzmán
el 17/08/2011

Muy interesantes las ideas vertidas en este debate. Actualmente contamos con libros acorde a la edad y al nivel de los estudiantes.
Considero que un gran motivador de la lectura es la profesor, quién debe leer algunos fragmentos con el énfasis necesario para despertar el interes en los alumnos.

Rosquilla Morales Daniel
Psicologia educativa normal superior d...
Escrito por Rosquilla Morales Daniel
el 19/08/2011

La apatia de los estudiantes por la lectura, me siento mal escribirlo pero es algo real; los culpables somos los docentes (mayoría) ya que nuestra metodologia de enseñanza, fue de manera memoristica, mecanica sin hacer uso de otras funciones de pensamiento como el conocimiento, la comprensión, analisis, por mencionar algunas.

No hechamos mano de las habilidades del pensamiento, la imaginación, buscar soluciones, conversarsacion, etc, estas habilidades son importantes e implementarlas a partir de los primeros años escolares y no sin antes olvidar los intereses, ritmos y estilos de aprendizaje de estos pequeños porque esto nos va a marcar la pauta para el proceso de adquisicion de la lectura y el gusto por la misma.

En la actualidad se esta incorporando nueva metodologia de enseñanza, como: el trabajo por proyectos, las tics, la transversalidad etc. Espero de frutos

Remarcando como siempre; es importante conocer a cada uno de nuestros alumnos como ser biopsicosocial, ya que la labor docente es por vocación no convicción.

Sandra Arraiz
Distrito Federal, Ve...
Escrito por Sandra Arraiz
el 23/08/2011

Comparto y respeto en gran parte los criterios utilizados por Juan y Martin en sus planteamientos. Desde mi óptica, ambos tienen razón en lo que dicen.
Como docente utilizo ambas propuestas ya que las dos son importantes. No se puede sustraer al individuo del mundo global (ciberespacio) pero tampoco debemos dejar de lado los conocimientos que se nos han transmitido de generación en generación a través de los años y las diferentes literaturas. Encontrar un enlace entre las dos propuestas sería lo ideal.
Es por ello que desde los primeros pasos del individuo en la lectura, debemos, no solamente señalarles, sino también demostrarles la importancia de la letura y escritura en la vida cotidiana, tanto para el envío de mensajes de textos a través de celulares, como la interacción con computadoras, ambos elementos altamente masificados en la actualidad en nuestra sociedad.
En otras palabras, la necesidad de (interactuar con la tecnología de punta) nos obliga a apropiarnos del lenguaje escrito. Recordemos que, para que el individuo construya aprendizajes significativos y a largo plazo, debemos demostrarles la importancia de los mismos. (contextualizados)
Así pues, una de las estrategias que utilizo en clase para la lectura en los primeros grados es la construcción y colocación en un sitio visible por todo el grupo, de un teclado de computadora o celular, dependiendo del grupo y sus necesidades, a través del cual se forman sílabas, palabras y posteriormente oraciones, creadas por ellos mismos según sus intereses.
En los grados superiores, seleccionamos temas de interés del grupo, los cuales deben ser investigados en equipos, tanto en libros, entrevistas o internet según sus posibilidades y/o necesidades; posteriormente creamos un libro por equipo, los cuales se intercambian entre ellos, con las recopilaciones que se hayan hecho del tema, así como exposición de los trabajos a través de mapas mentales y/ o conceptuales de los temas trabajados.
En los últimos años de la segunda etapa, estaremos no sólo leyendo nuestras producciones, sino las producciones de otros autores, bien sea mediante libros o textos de internet. Es allí donde se construye el puente entre los libros y la tecnología moderna, sin perder de vista la necesidad de leer, interpretar y analizar.
En conclusión: Si le demostramos a nuestros muchachos la necesidad de leer, tendremos más y mejores lectores. Sin encasillar a nuestros niños en uno u otro tipo de lectura, dejemos que sean ellos quienes escojan que tipo de libros quieren leer y partiendo de allí orientemos el camino a seguir para llegar a ser buenos lectores.