En este grupo En todos

Grupo de Educación preescolar



Pequeños que muerden

mapi
Educación cesar vallejo de lima
Escrito por Mapi Corazón
el 07/04/2009 | Nivel Medio

Hola amigos , estoy pasando por un periodo bastante dificil y necesitom ayuda S.O.S. Algunos peques que tengo estan moridiendo y quisiera como lograr que no lo hagan a parte de supervigilarlo espero respuesta bye. Mapi.

Maria Matilde Funes Neme Saber
Profesora de enseñanza preescolar.lice...
Escrito por Maria Matilde Funes Neme Saber
el 07/05/2009 | Nivel Medio

Hola. Es común que esto suceda, debes implementar estrategias como elaborar entre todos normas de convivencias dentro del aula que deberan cumplir, entre ellas no morder, en caso de no hacerlo que ellos mismo decidan que penitencia recibirá el que no cumpla con dichas normas establecidas.

Elizabeth Fregoso Rivera
Asistente en educacion preescolar utea
Escrito por Elizabeth Fregoso Rivera
el 10/05/2009 | Nivel Medio

Hola Mapi, pues mira a pesar de que no nos dices la edad de tus peques, quiero suponer que son babys entre 1 a 3 añitos y en realidad estos nos habla que el niño esta teniendo un problema de conducta y este resultado debe tener un motivo inicial que posiblemente tu no conozcas pues en muchas ocasiones estos cambios de conductas se empiezan a generar en casa y persistira en tanto la mama o la perona que esta mas cerca del niño no logre manejarlo, no olviden que a los niños solamente es negociar con ellos para mejorar sus cambios conductuales te sugiero que si estas en kinder o guarderia busques en tu material de trabajo y existen una serie de trabajos que puedes manejar con tu pequeño deberas buscar trabajos de material didactico en los cuales los niños desarrollan habilidades motrices y los mantienes ocupados, ademas aprendiendo, y estimulandolos a un mejor o un nuevo aprendizaje, te recomiendo al final de una actividad motriz con tu materia didactico estimular al pequeño con algun dulce o golosina que lo motive y si lo puedes hacer en grupitos de 3 y con diferentes materiales de manera que cada quien le ponga el interes de que y ademas competiran a que el mi es mejor o mas bonito, y se relacionara con mas niños y asi podra socializarse e integrarse con todos sin ser agresivo o siquiera pensar en morder espero haberme explicado y sobre todo que esta informacion te sirva de algo suerte y me gustaria saber un poco mas adelante si te funciono o que metodo utilizaste

Saludos y suerte

Astrid Elena Ospina Ospina
Licenciatura en educación preescolar u...
Escrito por Astrid Elena Ospina Ospina
el 18/05/2009 | Nivel Medio

Es importante fomentar la buena convivencia en la salita y esto se logra con base en la paciencia, la comprensión y el amor. Inventa un cuento con base en un personaje mágico que descubre la importancia de respetar a los demás y tolerarlos. Puedes analizar en varias sesiones con ellos este cuento. Lo puedes ilustrar con imágenes grandes y vistosas que ellos mismos pueden pintar. Estas imágenes puedes colocarlas por el salón y traerlas a la realidad cada vez que alguno comete el error de morder a su amiguito. Puedes inventar una canción y a partir de ella hacer todo una reflexión con tus peques, Estas actividades puedes hacerlas más ó menos complejas a partir de la edad de tus peques. Cuando los amiguitos que mordían comiencen a cambiar, elogia sus cambios y escoge un símbolo para resaltarlos como un diente felíz ó una estrella.

En esta página encontrarás interesantes ideas para crear cuentos y también hay cuentos acerca de los valores muy sencillos y bonitos:

Https://cuentosparadormir. Com/content/edublog/8-trucos-para-generar-ideas-creativas-y-divertidas-en-un-cuento

Cualquier duda me la puedes consultar con toda libertad.

Juana Aguilera
Magisterio en educación infantil unive...
Escrito por Juana Aguilera
el 22/07/2009 | Nivel Medio

No debería pasar pero pasa. Lo importante es darse cuenta a tiempo y no dejar que esto siga ocurriendo. ¿Cómo pararlo? Coge al niño/a en cuestión y le preguntas si a él le gustaría que se lo hiciesen? Normalmente son sensibles a esta cuestión, pero tambien pueden comenzar defendiéndose diciendo que a él/ella ya la habían mordido. Por lo que tendrás que dirigirte a toda la clase para intentar mentalizar de la no aceptación de estos comportamientos.
Voy a contarte una experiencia personal que puedes adaptarla según en condiciones diferentes.
Fui con mi hija a una chocolatería, a nuestro lado habia una niña que todo el rato metía la manita en una fuente, los padres cada vez que la niña metía la mano en la fuente, de daban una cachetada en la manita. Fue muy fuerte, me tuve que marchar. Mi hija de dos años y medio quedo señalada. Cada vez que hacia algo que no se gustaba a ella o que yo decía eso no esta bien, se deba solita la cachetada en la mano. Intente quitar esta costumbre de mil formas, y no encontraba la solución. Un día me puse frente a ella y muy triste y enfadada le dije:
- Nunca más vuelvas a pegar a "el nombre de mi hija", ya que yo soy su mamá y no me gusta que la pegues. Comprendido.
Sorpresa nunca más regreso a darse la cachetada.
Con esto quiero decir que muchas veces, la solución esta a nuestro lado solo hay que buscarla seguro que encuentras como cortar con este problema según los casos que te surjan.

Eva Suárez Hernández
Maestra de educaión infantil uex - uni...
Escrito por Eva Suárez Hernández
el 27/07/2009 | Nivel Medio

Yo trabajo en un centro infantil con niños de 4 meses a 3 años y se perfectamente lo duro que es ver que un peque muerde a otro.
Nosotros seguimos la técnica de "Tiempo fuera", te la explico:
En primer lugar separa a los niños, no queremos que se hagan más daño.
Sienta al agresor en un lugar apartado sin ningun juguete que pueda coger, y explicale que ha hecho daño a la amiga. Es necesario que te vea seria y enfadada, porque muchos niños atienden más a las expresiones faciales y el tono de voz que al contenido del mensaje.
Ve al agredido, consuelalo y curalo.
El agresor permanecerá sentado aproximadamente un minuto por año de edad. Cuando pase el tiempo, explicale un comportamiento alternativo, por ejemplo: En lugar de morder a tu amiga, pidele el juguete y espera a que te lo de. Si no te lo da, coge otro.
No vuelvas a hacer ningún comentario al respecto.

Myriam Quirós Ch.
Licenciada en ciencias de la educación...
Escrito por Myriam Quirós Ch.
el 14/09/2011 | Nivel Medio

Los niños que muerden

Datos de:

https://www.fundacionbelen.org/problemas/muerden. Html

Definición

Morder es una conducta muy común en los niños pequeños. Las razones por las que los niños muerden a otros varían de niño a niño.

Es algo natural que los niños de alrededor de un año de edad muerdan a sus padres o a cualquier otra persona que esté al alcance. En la mayoría de los casos, los niños de esta edad muerden para aliviar la presión que sienten en las encías debido a la dentición.

Las mordeduras que no son causadas por la dentición pueden convertirse en un problema de conducta en los niños de 18 a 30 meses de edad. Los niños de esta edad no son conscientes del dolor que las mordeduras causan a otros niños y a los adultos.

Aunque es común que los niños muerdan cuando están jugando, este comportamiento necesita atención inmediata. Los mordiscos, además de ser dolorosos, pueden causar peleas entre compañeros de juego. Los niños que muerden también corren el riesgo de ser aislados por sus compañeros.

Los niños pequeños a menudo muerden como consecuencia de la frustración, el coraje, o la agitación. Es importante que los padres y las personas que cuidan a los niños estén alerta a estas situaciones para entender la causa de este comportamiento.

¿Qué Se Puede Hacer?

El problema de las mordidas no es algo que se tenga que soportar hasta que los niños crezcan o "aprendan mejor". Hay muchas medidas que se pueden tomar para prevenir y resolver el problema.

  • Ponga límites. Para prevenir el problema de las mordeduras, los padres y educadores deben de marcar los límites antes de que los niños se reúnan para jugar. Las reglas deben ser simples, como tomar turnos y compartir. Los padres y educadores deben esforzarse por que estas reglas se cumplan.
  • Elogie. Los padres y educadores deben felicitar a los niños por comportarse bien. Los elogios sirven como premio a la buena conducta. También en preciso dar reconocimiento y premios a los niños que se portan bien en lugar de a los niños que se portan mal.
  • Supervise de cerca el juego. Los padres y educadores deben poner atención a lo que sucede en el juego de los niños. Ellos deben de intervenir antes de que el juego esté fuera de control. Organizando los períodos para jugar puede disminuir las circunstancias que causan las mordeduras.
  • Ponga atención a lo que enseña. Los padres y educadores que utilizan los gritos, los azotes, u otro tipo de conducta agresiva como método de disciplina, corren el riesgo de enseñarle a los niños que la conducta agresiva es aceptable en ciertas ocasiones, especialmente para resolver problemas. Los adultos que golpean, gritan y/o arrojan cosas cuando están disgustados enseñan a sus hijos a ser agresivos cuando están enojados.

Intervenció n

  • Identifique a qué horas ocurren las mordidas. Los padres y educadores deberían de observar la hora y las circunstancias en las cuales los niños recurren a morder. Los adultos pueden usar esta información para corregir o evitar estas situaciones. Por ejemplo, si los niños muerden cada vez que juegan en un grupo muy numeroso, se deben tomar medidas para separar a los niños durante el juego. Si la conducta relacionada con las mordidas es persistente, se deben evitar las situaciones que causan este comportamiento. Puede ser necesario que los padres o educadores simplifiquen la hora del juego, reducir el número de niños en el grupo, o acortar la duración de los juegos.
  • Utilice tiempos de descanso breves. Los padres y educadores pueden utilizar reprimendas breves, como "No muerdas. Las mordidas duelen. Ve a descansar a tu cuarto por dos minutos. " Y luego darle al niño un tiempo de descanso. A los niños que muerden y se les da un tiempo de descanso, se les debe permitir que regresen al grupo, una vez que estén calmados y bajo control. Los padres y educadores deben ofrecer a los niños atención positiva, haciéndoles saber que hay buenas y malas maneras de comunicarse y de ser reconocidos.
  • Ofrezca alternativas. Los padres y educadores deberían mostrar a los niños lo que pueden hacer en lugar de morder. Por ejemplo, "En lugar de morder cuando tú te enojas, ¿Porqué no te retiras del grupo?". O "En lugar de morder cuando te enfadas, pídele ayuda a la maestra. " En seguida se les pide a los niños que repitan las alternativas.
  • Concentre su atención en el niño que ha sido víctima. Padres y educadores podrían dar juguetes y atención al niño que ha sido mordido. Si los niños muerden para atraer atención de los adultos, aprenderán muy pronto que hay mejores maneras de atraer atención. Si, por ejemplo, un niño muerde a otro durante una pelea por un juguete, el juguete debe de dársele al niño que ha sido mordido. Esto enseñará a niños que muerden, que morder no obtiene buenos resultados.
  • Pida ayuda profesional si el problema persiste. Si morder se convierte en un problema contínuo, aún cuando se ha tratado de intervenir, puede ser necesario buscar ayuda profesional, para encontrar las causas del problema y eliminar esta conducta.

Que NO Hacer

El problema de morder NO deber ser ignorado, con la esperanza de que pronto desaparecerá. En muchos casos, este problema no desaparece. No importa en qué medida de frustración se sientan los padres tratando de eliminar esta conducta, pero mordiendo a los niños para enseñarles que duele, NUNCA es recomendado. Si esto enseña algo a los niños es que los adultos también lastiman. En muchos casos, los niños muy pequeños no pueden relacionar el dolor que ellos sienten cuando los muerden, y el dolor que ellos causan cuando han mordido a alguien.

Recuerde

En la mayoría de los casos los niños que muerden lo dejan de hacer conforme mejora su habilidad de hablar. Conforme el lenguaje mejora, los niños pueden usar palabras para expresar su frustración y coraje. Esto ocurre en torno a los 3 años de edad. Cuando los padres se enfrentan al problema de los mordiscos con firmeza y consistencia, la mayoría de los niños entienden lo que se les dice y rápido dejan de morder.


Myriam Quirós Ch.
Licenciada en ciencias de la educación...
Escrito por Myriam Quirós Ch.
el 21/09/2011 | Nivel Medio

Desde el hogar es importante que los padres de familia detecten esta conducta agresiva en sus hijos para atender a tiempo el problema y encontrar una solución, porque si se les permite, el niño cada vez tendrá más problemas para socializar y para aprender a demostrar sus sentimientos de forma adecuada. Si el niño presenta el hábito de morder, responda con firmeza y calma. Hágale saber que desaprueba esa actitud y apártelo de la situación. Ayúdelo a encontrar otras maneras de expresar sus sentimientos, a aprender nuevas maneras de manejar las cosas. Si su hijo muerde en forma reiterada, asegúrese de consultar al pediatra, o a un profesional de psicología sobre el problema.

Myriam Quirós Ch.
Licenciada en ciencias de la educación...
Escrito por Myriam Quirós Ch.
el 21/09/2011 | Nivel Medio

A los docentes les preocupa mucho los niños que muerden a sus compañeritos, y aunque estén vigilantes ellos son tan rápidos que muchas veces no se llega a tiempo de evitarlo. Es una conducta agresiva que hace daño a los demás niños y genera gran malestar a los padres de familia. En esta clase de situaciones se necesita ¡Constancia, tiempo, coherencia, respeto por el niño, amor, confianza y presencia! Nadie dijo que educar fuera fácil, ni para los padres ni para los profesionales de la educación. Se debe transmitir a los padres seguridad, de que está trabajando el tema diariamente y que se necesita de su paciencia y colaboración.

Diana María Posada Giraldo
Antioquia, Colombia
Escrito por Diana María Posada Giraldo
el 28/04/2012 | Nivel Medio

Astid te estoy buscando... Y te encontré por aqui cómo van tus cosas? Si podés escribime mposada97@hotmail. Com Diana María Posada G

Myriam Quirós Ch.
Licenciada en ciencias de la educación...
Escrito por Myriam Quirós Ch.
el 01/07/2016 | Nivel Medio

La acción de morder a los compañeritos puede convertirse en un problema si no se controla y evita. A los tres años de edad, los niños tienen mucho contacto con sus iguales y se espera que sean capaces de hacer amigos y de mantener buenas relaciones con ellos.


Muchos niños comienzan a morder agresivamente entre la edad de uno a tres años. La acción de morder puede ser para probar su poder, llamar la atención o a causa de molestias en su dentición. Primeramente se deben conocer los motivos, para poder controlarlos adecuadamente.