En este grupo En todos

Grupo de Apoyo psicológico y humanitario a usuarios en emergencia



PENSAMIENTOS POSITIVOS

Mirta
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 22/04/2011
PENSAMIENTOS POSITIVOS - Parte 1
¿Cómo crear el buen hábito
de los pensamientos positivos?
Para comprender claramente la relación que existe entre nuestros pensamientos y nuestros resultados es interesante efectuar el siguiente ejercicio:
1- Identifica un área de tu vida en la que crees que te va bien
2- Identifica un aspecto de tu vida que sientas como un fracaso
Luego, repasa las imágenes mentales, creencias ó ideas que sostienes en ambos casos. No tardarás en llegar a la conclusión de que, por un lado, los contenidos son mayormente optimistas y positivos y por el otro, carecen de esta cualidad.
La realidad muestra que “nos convertimos en lo que pensamos”, “somos la manifestación concreta de nuestras creencias más profundas” y “nuestros resultados tienen el mismo tamaño que el de nuestras ideas”.
Si somos mezquinos para pensar en nuestros triunfos, él éxito será escaso en nuestra vida. Por el contrario, si imaginamos generosamente lo bueno y positivo para nosotros, entonces iremos encontrando, más fácilmente, prosperidad a lo largo de nuestro camino.
Dice el Maestro Saint Germain: “Cuando el estudiante comprende que aquello en lo que él conecta su atención se le adhiere, que se convierte en él mismo ó (dicho de otro modo) que él se convierte en aquello en que se concentra con toda la intensidad que él emplee, verá la importancia de mantener su atención lejos de todo lo destructivo en la experiencia humana”.
De aquí que la regla básica, en este tema, podría ser formulada del siguiente modo:
EN EL CAMPO DEL PODER MENTAL, AQUELLO EN LO QUE NUESTRO PENSAMIENTO SE CONCENTRA Y GRABA (CONCIENTE ó INCONSCIENTEMENTE) AUMENTA Y SE MULTIPLICA CREANDO LA REALIDAD QUE INEVITABLEMENTE TENDREMOS QUE VIVIR.
En consecuencia, nuestras palabras, nuestro discurso y toda nuestra conversación interna reflejan el tipo de pensamientos que han estado activos en nuestra mente.
¿Quieres comprobarlo una vez más? Toma un papel y un lápiz y escribe lo primero que te surja ante la siguiente pregunta: “con qué frases me identifico más? ”,“con qué palabras podría describir los aspectos más característicos de mi personalidad? ”, “ ¿Cómo califico habitualmente mis resultados? ”. Vuelve a leer el inicio de esta nota y establece la relación entre tus pensamientos dominantes y la calidad de tu vida.
Si llegas a la convicción de que tu vida podría ser mejor, entonces puedes considerar la posibilidad de mejorar tus pensamientos ahora mismo. Date el permiso para pensar en positivo y elegir mejor las ideas que vas a grabar en tu mente porque ellas estarán atrayendo el éxito para ti.
Condiciones necesarias para instalar este buen hábito:
a) Prestar especial atención al modo en que “redactamos” nuestros pensamientos. En este caso se trata de evitar comenzar la frase con la palabra “NO” Ej. “No quiero tener miedo a…”, “No me gusta estar enferma/o a cada rato…”. Lo adecuado es sustituir este modo de expresión por, siguiendo los ejemplos: “Quiero sentirme segura/o ante…” y “Quiero o decreto buena salud para mí, siempre”. Esto nos lleva al próximo punto.
b) Comprobar que la imagen que se está eligiendo expresa lo que verdaderamente se desea obtener y no lo que se quiere evitar. Si, por ejemplo, se siente rechazo por el exceso de peso reforzar la idea de “odio estar gorda/o” solo hará perpetuar ese estado. En cambio, preguntarse: “ ¿Qué es lo que realmente estoy queriendo decir? ”, “ ¿Cuál es mi verdadero objetivo? ” nos saca del dilema. Aquí sería: “me gusta verme delgado/a”. Nos pasa frecuentemente, por no darnos cuenta, que dejamos de nombrar lo que es positivo/bueno para nosotros y quedamos adheridos a una lucha con lo que nos desagrada o limita; lucha que termina convirtiéndose en un “polo de atracción improductiva de más de lo mismo”.
c) Finalmente, conjugar la idea en tiempo presente porque es allí donde estamos viviendo continuamente y donde la energía tiene el poder de manifestarse. Tanto el pasado como el futuro representan “ausencia”. Si al pensar lo hacemos “hacia delante” (ej. Voy a conseguir un mejor trabajo…voy a ganar más dinero… etc. ”)la energía se desplazará también hacia delante omitiendo su plena actuación en el momento presente. Por tanto, como la orden es para otro momento que el actual, la concreción del resultado queda cesante. Por eso es fundamental recordar que el futuro es un resultado directo del presente; es decir, de acuerdo al tipo de ideas que sembremos aquí- ahora en nuestros archivos mentales será la cualidad del futuro que nos “toque” vivir.

Con estos tres ejes de observación y entrenamiento podrás empezar a depurar tu circuito de pensamientos y si le agregas continuidad a tus intentos verás cómo rápidamente empiezan a cambiar muchas cosas en ti y en tu vida.
En nuestro próximo encuentro seguiremos presentando más detalles técnicos para que sigas creando más fácilmente tu mejor realidad.
Infinitas bendiciones de Amor Universal.
Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 22/04/2011
PENSAMIENTOS POSITIVOS - parte 2
El Poder de los Decretos

En la primer parte de esta nota te he planteado que La realidad muestra que “nos convertimos en lo que pensamos”, que “somos la manifestación concreta de nuestras creencias más profundas” y que “nuestros resultados tienen el mismo tamaño que el de nuestras ideas”.
Por lo tanto, si prestamos mayor atención a cómo estamos pensando las relaciones, las situaciones, la vida e incluso a nosotros mismos podemos darnos cuenta de qué ideas y creencias nos están jugando en contra y mejorarlos de inmediato.
Recién en estos tiempos estamos más preparados para comprender más profundamente el funcionamiento de nuestra mente. Hoy podemos aceptar con menos resistencias la existencia de las llamadas Leyes Universales o Cósmicas como verdades irrefutables.
Una de ellas es la Ley Mental que consiste en el hecho de que todo lo que cobra vida en la dimensión física-visible- externa es generado desde el plano mental (o mundo de las ideas).
Ningún pensamiento es sin efectos. Si pudiéramos verlos, ver sus formas y sus consecuencias por anticipado, nos horrorizaríamos por el uso inadecuado que hacemos de esta herramienta de poder creador y querríamos transformarlos de inmediato.
Cada vez que pensamos algo, una parte de nuestra corriente de energía se mantiene activa y ligada al cumplimiento de esa creación. Si, hasta ahora, no hemos sido muy concientes del tipo de formas mentales hacia las que estamos dirigiendo esa buena parte de nuestra energía aumentan notablemente las probabilidades de estar creando algo limitado para nosotros mismos y para los demás.
La clave para hacer un óptimo aprovechamiento de esta Ley es centrar nuestra voluntad en decretarnos sin límites lo positivo, lo bueno y lo benefactor (lo constructivo). Estar presentes allí hará que vayan desapareciendo espontánea y fácilmente de nuestra programación mental los miedos (pensamientos ilusorios y limitantes), las dudas (pensamientos contradictorios, en lucha) y el pesimismo (pensamientos negativos y de fracaso). De otro modo, estaremos sumando Karma negativo en nuestros haberes existenciales.
Decretar no es orar. El uso de los decretos se diferencia de la práctica de la oración en que son afirmaciones claras, precisas y contundentes. En cambio las oraciones son más laxas e implican un mayor margen de espera. Cuando decretamos aseveramos la infalible realización de lo mentado mientras que cuando oramos nos queda incertidumbre acerca de su concreción. Lo que, a su vez, alimenta el sentimiento de desamparo, inseguridad, angustia y/o impotencia.
Esto responde al lugar en el que decidamos ubicar el poder creador y según la amplitud de conciencia que se tenga en el momento de calificar las energías. En el caso de las oraciones, la definición la tiene un Dios externo, residente en los Cielos, casi ajeno al individuo. Por tanto, se le formula una petición reconociendo una responsabilidad personal limitada en el proceso de creación de los resultados deseados. Se apela a la bondad y buena voluntad de ese Dios para obrar el milagro.
En cambio, en el uso de los decretos estamos reconociendo desde el inicio que ese dios creador está activo manifestándose a través de nosotros… que cada uno de nosotros es ese dios y que el poder de manifestación está bajo la propia responsabilidad con un total convencimiento de la eficacia de ese poder. Veamos un ej
Mientras en la oración diríamos: “Pido por el restablecimiento de mi salud…”, la formulación del decreto versaría: “Yo soy creando y manifestando perfecta salud en todo mi cuerpo, aquí y ahora. Gracias porque hecho está! ”.
Como se ve, el decreto consiste en:
1* AFIRMAR EN POSITIVO AQUELLO QUE SE DESEA REALIZAR, ALCANZAR O SENTIR
2* reconociendo la divinidad creadora en uno mismo con la llave gramatical “YO SOY”
3* especificando claramente el cuándo; es decir, se ubica la concreción en el tiempo presente y se lo redacta como si ya estuviera sucediendo. Por tal razón es que, además,
4* se agradece por “anticipado”, como cierre de la fórmula. Ese agradecimiento es, justamente, el gesto de confianza que merece la victoria. Este punto nos lleva a otra Ley Cósmica (que no es objeto de esta nota) llamada “Ley del Dar y del Recibir”. Ya tendremos oportunidad de hablar de ella.

Si deseas seguir entrenándote en esta práctica, te sugiero algunos decretos para tener en tu “botiquín de primeros auxilios mentales”. Verás rápidamente sus buenos efectos:
- Para dudas e inseguridades: “YO SOY EL PODER DE DIOS EN ACCIÓN Y REALIZO MI MAYOR BIEN EN CADA MOMENTO. ”
- Para claridad y comprensión: “YO SOY UNA/O EN LA LUZ Y EL AMOR DE MI MAESTRO INTERIOR, SIEMPRE. ”
- Para sanar el corazón herido: “YO SOY FLUYENDO FÁCILMENTE EN EL AMOR SAGRADO QUE ME ABRE LAS PUERTAS A NUEVAS FORMAS DE SER, PENSAR Y VER. ”


Que sigas escribiendo los mejores decretos de Amor, Armonía y Prosperidad en los libros de tu mente para vivir la alegría de ser la manifestación de Dios, aquí, en la Tierra. Om Shanti.
Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 22/04/2011

Publicaciones

LA SAGRADA UNIÓN MENTE-REALIDAD
Celebremos la Sagrada Unión Mente-Realidad
En estos tiempos es cada vez más aceptada como un hecho la idea de que nuestra mente es quien crea la realidad que vivimos en el plano terrestre. Desde el pasado 17 de octubre se ha iniciado un proceso inédito para el planeta: un rayo pulsante ultravioleta (UV), que irradia desde las dimensiones mas altas del Universo comienza a descender para magnificar nuestros pensamientos y nuestras emociones, otorgándonos una gran oportunidad para “Despertar” nuestro potencial de Amor Incondicional dormido.
Esta onda cósmica funcionará especialmente hasta el año 2012 como una lupa y un acelerador de la concreción de nuestros pensamientos; razón más que suficiente para estar atentos y limpiar nuestra mente de todo pesimismo y limitación de manera que no se precipiten en resultados negativos ni realidades adversas en nuestras vidas ni en la Tierra.
La tarea de ajuste es sencilla y está siempre en nuestra libre voluntad intentar llevarla a cabo con respeto o creer que es algo intrascendente y sin efectos. Reconocer la relación directa que existe entre el uso de nuestra mente y el despliegue de nuestro poder creador es el primer paso para celebrar un tiempo de profunda transformación y de conexión con nuestra sagrada esencia.
Quien esté dispuesto a probar, será testigo de los resultados claros e inmediatos de este especial matrimonio.
Las siguientes pautas son de utilidad para poner en marcha este desafío:
Ante todo, formularse la intención de ser un observador paciente y neutral de lo que ocurre en la propia mente y corazón. Vale decir, estar dispuesto simplemente a “detectar” la información sin emitir juicios de opinión al respecto de lo que se encuentre.
Luego, preguntarse: “esto es lo que realmente quiero para mí? ”
v Si la respuesta es “NO”: Liberar todo aquello que resulte inadecuado para los resultados que se desean, expresando: “Renuncio a…. (angustia, ansiedad, temor de fracasar, inseguridad, pesimismo, enfermedades, etc. ) y declaro que desde ahora no me pertenecen más”.
v Si la respuesta es “SI”: Ampliar la intencionalidad haciendo un listado de los aspectos, cosas, proyectos, sensaciones, relaciones y situaciones que se deseen alcanzar para beneficio personal. Para potenciar este ítem es conveniente el uso de decretos positivos (Próximamente hablaremos sobre el modo adecuado de formularlos)
Contemplar aspectos para el bien común y de todo el planeta tales como la Paz, la Armonía, la Belleza, el Orden y la Luz.
Proyectar pensamientos positivos para los otros en cualquier circunstancia, aún hacia aquellas personas no conocidas o “incompatibles” con uno mismo. En sánscrito la expresión “Namasté” nos permite llegar a otros seres trascendiendo las aparentes diferencias y así volvemos a recordar que todos somos parte de la misma esencia. Su traducción sería: “La Luz que hay en mí saluda y honra a la Luz que hay en Ti”. De ese modo abrimos nuestra mente conciente a la posibilidad del Amor sin condiciones para que se manifieste, sin barreras, lo que verdadermante somos: seres divinos en el Servicio del Bien.
Agradecer al Universo por los dones recibidos y por los que vendrán.

Que elijas darte el permiso para aprovechar el gran poder que reside en el libre uso de tu mente y que estas sugerencias faciliten tus pasos hacia la creación de tu mejor realidad.
Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 22/04/2011
AUTOESTIMA
Autoestima a la luz del pensamiento positivo “Estimar” significa valuar, juzgar, conjeturar, apreciar. Por tanto, cuando decimos “autoestima” estamos refiriéndonos a la valoración y concepto que tenemos de nosotros mismos.
Según sean estos referentes, serán nuestras posibilidades reales de disfrutar la vida sintiéndonos a gusto en la propia convivencia.
Porque solo deviene real, para nosotros, aquello que enfocamos con la atención de nuestra mente.
Es una buena costumbre ampliar, periódicamente, nuestro foco de atención porque él solo representa un recorte limitado de la realidad total. Esto es lo que podría llamarse “Ego”.
Lo mismo sucede cuando intentamos filmar algo. Si dejáramos estática la lente en un solo lugar, la película resultaría casi una imagen congelada monótona e improductiva ya que nos estaría mostrando siempre el mismo aspecto y nuestro conocimiento quedaría reducido a ella. Estaríamos desaprovechando la función para la cual ha sido creada: captar la diversidad y reflejar la verdad de lo que es.
Nuestra mente ha sido creada en virtud de un diseño dinámico e ilimitado. Quiere decir, por un lado, que solo puede funcionar adecuadamente sí vamos renovando los registros e imágenes de su memoria. Y, por otro, que las opciones entre las que podemos elegir son infinitas siempre. Por tanto, si hay algo que nos resuena negativo de nosotros mismos, sepamos que tenemos permanentemente a nuestra disposición una amplia gama de ideas, imágenes y conceptos positivos que lo pueden reemplazar de inmediato en claro beneficio de la propia valoración.
No hay más secreto que esta verdad: Somos libres para pensar lo que decidimos pensar en todo momento. Nadie nos obliga a creer lo peor de nosotros mismos. No estamos condenados a padecer de baja autoestima. Somos libres para escoger el perfil de lo que queremos ver, pensar, sentir, hacer y ser.
Ante cualquier circunstancia, el desafío es adoptar una posición mental firme, clara y constructiva para poner en acción todo el potencial disponible y sentir que la vida es un juego de ingenio a través del cual vamos madurando nuestras emociones y abriendo nuevos caminos de realización positiva.
Solemos pensar repetitivamente: “no puedo más…” “esta situación me está matando…” “no sé que me pasa…” “siempre me sale todo mal” “la vida se me hace cada vez mas pesada…” “me cuesta perdonar…” “me siento culpable por no saber cómo ayudar a…” etc
Todos estos pensamientos incluyen una idea central: “no me creo capaz de…”, fiel representante de la insuficiente calificación personal ó baja autoestima.
La receta del éxito es simple y consiste en transformar el aspecto pesimista del pensamiento básico en su opuesto: “YO SOY CAPAZ de…”,según nuestros ejemplos: “…resolver esta situación” “…saber que me pasa” “…que me salgan las cosas bien” “…vivir la vida con alegría y facilidad” “…poder perdonar” “…saber ayudar al otro”, etc.
Te estoy proponiendo recordar que tenés, permanentemente, a tu alcance el poder de elegir un trato amoroso y próspero contigo.
Un decreto rendidor en sus frutos que te sugiero practiques diariamente: “ME AMO, ME APRUEBO Y ME ACEPTO COMO SOY PORQUE YO SOY Y SóLO MANIFIESTO LA PERFECCIÓN DIVINA”.
Elegir el pensamiento amoroso siempre es trascender las limitaciones de tu ego para alcanzar la realidad de tu verdadero Ser; vivir en la Luz de tu Esencia y crearte resultados extra-ordinarios para el bien de todos. Om Shanti Om.
Matilde Ramirez
Patronaje y manejo de maquinas centro ...
Escrito por Matilde Ramirez
el 12/05/2011

Todo lo que lo rodea en este momento en su vida, incluyendo aquello de lo cual se queja, usted lo ha atraído.

Sé que, en primera instancia, es algo que detesta escuchar.

Inmediatamente dirá: yo no atraje el accidente del automóvil.

Yo no atraje ese cliente.

Yo no atraje esa deuda.

Yo no atraje... Cualquier cosa de la que se esté quejando. Y yo estoy aquí para desafiarlo un poco y decirle, usted sí lo atrajo.

Y la mayoría de nosotros lo atrae por defecto. Aunque creemos que no tenemos ningún control sobre eso.

Nuestros pensamientos están en piloto automático,
nuestros sentimientos están en piloto automático
y, así, todo llega a nosotros por defecto... Sus emociones – su sistema de guía emocional - es lo que le ayuda a comprender lo que está pensando.

Las emociones son ese regalo increíble que tenemos y que nos permiten conocer lo que estamos atrayendo. Desde nuestra perspectiva, solamente existen dos emociones. Con una nos sentimos bien y con la otra mal... La respuesta está justo ahí.
¿Qué estoy atrayendo en este momento?
Bueno, ¿Cómo me siento? Me siento bien. Si es así, siga haciéndolo...
Cuanto mejor se sienta, más alineado estará.
Cuanto peor se sienta, más desalineado estará.
Lo que usted hace a medida que transcurre la multiplicidad de su experiencia diaria, es ofrecer pensamientos que literalmente formulan su experiencia futura.
Y puede deducirlo por la forma en que se siente...
AQUELLO QUE ESTÁ SINTIENDO
ES UN REFLEJO PERFECTO
DE AQUELLO QUE ESTÁ EN PROCESO
DE VOLVERSE REALIDAD.

Y obtiene exactamente lo que siente más que lo que piensa. Es por eso que cuando se levanta de mal genio al salir de la cama, tiende a seguir igual. Todo el día sigue en la misma forma.

No comprende que con un sencillo cambio de sus emociones, puede cambiar todo su día y su vida.

Si se levanta radiante, teniendo un buen día, y sostiene esa sensación de alegría, en tanto no permita que algo cambie su ánimo, continuará atrayendo, por ley de atracción más situaciones, circunstancias y personas que conserven esa sensación de felicidad...

Cuando somos capaces de abrirnos a eso, las ramificaciones son sorprendentes.

Significa que todo lo que el pensamiento ha creado en su vida, se puede deshacer por medio de un cambio de conciencia...".

Matilde Ramirez
Patronaje y manejo de maquinas centro ...
Escrito por Matilde Ramirez
el 12/05/2011

CONSEJOS POSITIVOS


Cuando alegras a los demás,
no tienes manera de evitar sentir alegría.
Enseñando a los demás,
no puedes dejar de aprender, de manera profunda y sustancial.

No puedes forzar a nadie a comprenderte.
Sin embargo intentando sinceramente comprender, lograrás ser comprendido.

La mejor manera de lograr que tu punto de vista sea aceptado no es gritando.
Es escuchando como sabrás de qué manera hablar más efectiva y convincentemente.

La mejor manera de ayudarte a ti mismo es ayudando a los demás.
Esa hermosa paradoja es la base de la civilización en su forma más maravillosa.

Cuanto más positivamente afecte tu vida a los demás,
más brillantemente se reflejará
a su vez en ti.

Si te sientes un poquito deprimido, ofrece tu bondad, tu cuidado, tu tiempo y tu atención a alguien. Y haciéndolo levantarás, como mínimo, a dos personas.

Matilde Ramirez
Patronaje y manejo de maquinas centro ...
Escrito por Matilde Ramirez
el 12/05/2011

PENSAMIENTO POSITIVO


1. Mantente fresco cuando otros estén furiosos y pierdan la cabeza. Tienes el control sobre tus emociones, no lo pierdas. No se trata de no demostrar tu molestia, sino de hacerlo mesuradamente, sin después arrepentirte de una acción cometida en un momento de descontrol.

2. Recuerda que cada discusión tiene al menos tres puntos de vista: el tuyo, el del otro y los de terceros, los cuales probablemente están más cerca de la objetividad. Siendo más versátil y viendo las cosas desde la perpectiva de los demás enriquecerás tu propio punto de vista.

3. Espera a calmarte antes de hablar. Ten en cuenta que la relación es más importante que la discusión. Dale más relevancia a las personas que a las opinones.

4. Trata a toda persona con la cual tengas contacto como si fuera un pariente rico, de quien esperas ser incluído en su testamento. Nunca te arrepientas de tratar muy bien a la gente. Es el mejor negocio en todos los sentidos.

5. Busca el lado positivo y agradable, aun de las situaciones más complicadas y dolorosas. Es una disciplina que te ayudadará a pasar más fácilmente, los momentos difíciles, y a convertir los problemas en oportunidades.

6. Establece el hábito de hacer preguntas y, sobre todo, de escuchar las respuestas. Pregunta antes de reaccionar. Algunas veces disparamos y después preguntamos. También preguntamos, pero escuchamos para contestar, y no para entender.

7. No hagas o digas nada que pueda herir o hacerle daño a otra persona. Aférrate al proverbio que dice que todo lo que uno haga, se devolverá. La gente no recuerda tanto lo que tú dices o haces, sino la intención con la que lo haces.

8. Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño.

9. Ten presente que si toleras a los demás, ellos también serán pacientes contigo en los aspectos no muy gratos de tu personalidad.

10. El verdadero líder sabe reconocer sus errores y aceptar responsabilidad. No olvides que un conflicto bien manejado fortalece la relación y te ayuda a aprender de las diferencias.

El pensamiento positivo es una disciplina que, ejercitada con constancia, te dará el poder de cambiar tu entorno y, por consiguiente, tu vida.