En este grupo En todos

Grupo de AMOR, PAZ Y LIBERTAD, LEGADOS DIVINOS

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011

se puede estar luchando y tener paz, la misma paz que se puede tener si se está en silencio, depende mucho de lo que se quiera hacer, lo que realmente se quiera hacer.

No se trata de ignorar las cosas ni dejarlas que pasen sin hacer nada, si no de hacer lo que se crea que es lo correcto, lo que se sienta que se debe hacer, sea lo que sea estará bien.

Mercedes Villalobos Del Tio
Diploma de auxiliar de clinica en p...
Escrito por Mercedes Villalobos Del Tio
el 23/11/2011

Estara bien para quien?

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011

Una de las estrategias que se elogian en el Talmud es la de mantener la boca cerrada ante lo que puede ser tomado como una provocación. En efecto, el Talmud nos dice que quien es capaz de lograr esta proeza, merece "una recompensa que es más brillante que el sol"; y tengamos presente que este comentario proviene de una fuente que pocas veces hace mención a recompensas específicas por nuestras acciones en este mundo. Si bien no sabemos exactamente qué tipo de recompensa espiritual es "más brillante que el sol", sí sabemos que su luminosidad no se parece a nada que hayamos experimentado en nuestra vida.

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011

El tema es cómo lograrlo. Por ejemplo, cómo podemos quedarnos en silencio ante una provocación. Y, digamos de paso, que el silencio sanador del que hablamos no es el silencio glacial, de retraimiento que puede durar horas, días o semanas después de una discusión. Mejor dicho, es el silencio momentáneo con el que rechazamos dar una respuesta, herir de la misma manera. Es un breve silencio en el cual una persona se autocensura para evitar infligir un daño y, minutos después, retoma la comunicación habitual, afectuosa. Es un silencio pasajero, cuyo objetivo es restaurar y/o mantener la paz.

Y, aunque parezca que es algo sencillo de hacer, simplemente mantener los labios herméticamente cerrados, es muy difícil al aumentar el nivel de adrenalina. Cuando nos sentimos como si nos hubieran dado un golpe en el estómago o una puñalada con un cuchillo puntiagudo; cuando nos sentimos amenazados, disminuidos, atacados o de alguna forma heridos: es muy difícil mantener los labios herméticamente cerrados durante esos pocos minutos. En realidad, esas palabras hirientes parecen pasar velozmente por la boca con voluntad propia, sin permiso. Tienen su propio programa para defenderse contra "el enemigo". Apenas están bajo el control consciente. Su energía proviene del hemisferio derecho del cerebro, el centro emocional, subconsciente. Poco después, cuando el hemisferio izquierdo del cerebro vuelve a estar conectado, la fría lógica reevalúa la escena con una variedad de opciones maduras que podrían y deberían haber sido aplicadas. Sin embargo, en el momento de la amenaza, estas opciones generalmente no están disponibles. Es como si estuviéramos operando con un "cerebro dividido", siendo el hemisferio derecho del cerebro el que domina temporalmente.

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011

El problema en sí mismo apunta a la solución. Necesitamos que el hemisferio derecho del cerebro disponga del cuadro completo en el instante en que éste lo necesita, es decir, en el momento del enojo. Analicemos acá dos maneras de llegar a esta solución.

Una es, según las enseñanzas del Ramban (Najmanides), el gran sabio del medioevo, programar por adelantado el hemisferio derecho del cerebro. El Ramban, en su famoso testamento ético (la Iggéret HaRambán ), nos dice que nos imaginemos a nosotros mismos actuando de la manera que quisiéramos hacerlo cuando se nos provoca. Las imágenes son el campo de acción del hemisferio derecho del cerebro. Mediante la instalación de la imagen adecuada en ese lugar, hay muchas más probabilidades de acceder al programa cuando se esté bajo estrés. Después de todo, es el estrés el que gatillará al hemisferio derecho del cerebro para que empiece a actuar. El Ramban nos aconseja generar las provocaciones repetitivas que se producen en nuestras relaciones con las respuestas deseables (es decir, quedarnos en silencio) y diariamente 'pasar las películas' en nuestra mente para que las podamos recuperar en el momento necesario.

La segunda estrategia para informar a nuestro hemisferio derecho del cerebro es la estimulación bilateral. La estimulación bilateral del cerebro permite que la información contenida en el hemisferio derecho fluya hacia el hemisferio izquierdo en momentos de estrés. Normalmente, ingresamos en el modo de "cerebro dividido" cuando circulan las hormonas del estrés. Esto desencadena las respuestas primitivas, con base en las emociones que se originan en el hemisferio derecho del cerebro (es decir, insultar, atacar, aplicar conductas de agresión). Sin embargo, si cuando percibimos un ataque, golpeamos suavemente y en forma alternada sobre cada uno de los costados de nuestro cuerpo, podremos poner en marcha un intercambio de información entre los dos hemisferios del cerebro.

Esto podría ser logrado manteniendo las manos sobre los costados del cuerpo e ir golpeando suavemente con el dedo índice derecho sobre la cadera derecha, seguido por ir golpeando suavemente con el índice izquierdo sobre la cadera izquierda y continuar con este movimiento alternante en forma disimulada mientras nuestra pareja dice o hace algo que nos resulta provocador. La estimulación izquierda-derecha también puede ser lograda de muchas otras maneras: apretando los dedos del pie derecho y luego los del izquierdo o, con la boca cerrada, ir moviendo la lengua de tocar los dientes del lado derecho y luego los del izquierdo. El resultado es que la información del hemisferio derecho del cerebro influirá sobre el funcionamiento del hemisferio izquierdo. El hemisferio izquierdo sabe, por ejemplo, que guardar silencio es un imperativo espiritual crucial con formidables ramificaciones positivas. También sabe que nuestro cónyuge no es nuestro enemigo y que, en realidad, el tema actual podrá ser resuelto cuando las cosas se calmen. Está al tanto de una variedad de información que puede enviar inmediatamente al hemisferio derecho del cerebro, impidiendo así el influjo habitual de la reacción química de urgencia que gatilla el funcionamiento del hemisferio derecho del cerebro. El corazón permanecerá en calma y será fácil quedarse unos minutos en silencio.

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011

Unos pocos momentos de silencio pueden lograr maravillas. Este silencio cumple con la mitzvá de buscar activamente la paz al impedir que sigamos arrojando leños al fuego del enojo. Además de no agravar un episodio, también reduce las tensiones inyectando un calmo control en la comunicación.

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011

Y, si bien podemos pensar que nuestro comportamiento personal diario es un hecho sin importancia, nada puede estar más lejos de la verdad. Las filmadoras "que van creando nuestro video personal" están funcionando todo el tiempo y esas imágenes son las que nos acompañarán al día del juicio en el Mundo de la Verdad. Registran constantemente cada uno de los momentos de nuestra existencia y transmiten la imagen a la Corte Celestial, donde se hará su revisión.

Mercedes Villalobos Del Tio
Diploma de auxiliar de clinica en p...
Escrito por Mercedes Villalobos Del Tio
el 23/11/2011

A veces es necesario hablar y el silencio lo que hace es confundir porque solo crea dudas es por eso que hay que hablar muchas veces aunque cueste entenderse porque no vivimos solos tenemos que pensar en los demas no en satisfacer nuestro ego.
Hay quien necesita comunicarse

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011

la conciencia y aceptación de la persona puede ser parte esencial de la solución y aplicar silencio oportuno

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011

El silencio es muy útil, no solo en la pareja sino también con los hijos, en las comunidades religiosas, en las relaciones profesionales, el AUTOCONTROL se diría, o el SABER ESPERAR.

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011

La paz universal empieza individualmente. Quien posee paz... Permanece imperturbable. Cuando el logro de la paz sea colectivo, únicamente entonces se alcanzará la paz del mundo.

Cuando el hombre adviene a la paz, halla también armonía y amor, y por lo tanto vivirá ya en unidad consciente con la vida misma. Esta paz es inherente, formará parte de quien la descubra y ya no podrá desentenderse de su presencia...

Quien posee PAZ inherentemente, ya no la pierde jamás, y ello no significa que uno no pueda evidenciar coraje en algún momento, v.g. Ante la icomprensión y la socarronería, la injusticia y el abuso, que son debilidades del carácter del hombre.

La llave maestra hacia el cofre de la felicidad, es la comprensión. Quien comprende, perdona pues adviene a un nivel de consciencia superior y en este plano se disipan todos los problemas y todas las inconveniencias emocionales. La mayoría de los individuos viven en niveles inferiores de la emoción rectora. Actúan dirigidos por emociones negativas. Son parciales, prejuiciados, antiliberales; en fin, faltos de verdadera cultura.

Ya alguien lo dijo magistralmente: "El hombre culto tiene sentido del humor; no tiene prejuicios ni es dado a prejuzgar; tiene integridad y firmes principios morales; como buen ciudadano, tiene sentido de responsabilidad personal, respeto de la decencia y la justicia; estimula lo mejor de la personalidad humana y, por último, tiene sentido común y un sano criterio."

El hombre, pues, debe superar su existencia emocional, debe alcanzar el nivel racional y actuar dentro de marcos de rectitud, correción y raciocinio lógico. Y si le fuera posible cultivarse mentalmente en el sendero, podría llegar al imperio sublime de la intuición, futuro y culminación de la humanidad.

Cuando se obtiene paz auténtica somos serenos, tranquilos, modelos de ataraxia. Es esta la paz de que hablan los Maestros cuando dicen: "La paz sea contigo. " Y ella se origina en la piedra filosofal que el hombre tanto ha buscado, aunque siempre la ha tenido a la mano: la comprensión. Una vez en poder de la 'panacea universal', veremos que desaparecen las iras, las intolerencias, los problemas,... La delincuencia.

Los problemas humanos desaparecen cuando los comprendemos y los ceñimos. Al abrazarlos, los compenetramos, y se disipan misteriosamente. Y si luego vamos resolviendo los problemas a medida que surgen, sin acumularlos, nunca tendremos ninguno. Por eso se ha dicho que en todo problema está la solución del mismo: cabe decir, no existen los problemas, todos han sido resueltos; lo que falta es nuestra comprensión de los mismos. Nos parece tener un problema porque le damos enorme importancia y cual espejismo amenazante, lo vemos por todas partes.

El hombre de paz no puede creer en la violencia, respeta profundamente la serenidad de los demás; no cree en las barreras geográficas, sociales, religiosas o partidistas; sabe que la humanidad es una e indivisible. NO cree en marbetes, rótulos o etiquetas separatistas que motivan intolerancia, separación, crueldad, desintegración...

Una vez puestas en práctica sus intenciones altruistas, debe arribar al silencio. ¿Por qué? La energía se derrocha por la palabra. En el complejo del 'cotorreo' dilapidamos las fuerzas y enteramos a todos del supuesto problema que nos abruma. Lo que mayormente hacemos es expresar nuestros prejuicios y preferencias y aumentar nuestro sufrimiento...

Sin embargo , en el silencio podemos protegernos, y no seremos víctimas de insultos ni calumnias. Aprendamos que se ofende quien quiere y no nos dejemos afectar por emociones destructivas. Si hablamos, si no podemos aguantarnos, entonces hablemos bien de la gente, no exageremos las faltas, tengamos caridad. Además, por lo general, los defectos que les atribuímos a otros, los tenemos nosotros y por eso los reconocemos fácilmente.

Así iremos desenvolviendo nuestra espiritualidad y nos percataremos que el silencio debe ser nuestra morada, pues de todos modos, en el desarrollo psicológico de nuestra personalidad llegará un punto en que casi nadie nos comprenderá. La comprensión aumentada es incomprendida. Cuando se alcance la paz que excede a todo entendimiento, la capa del silencio protector le acompañará, y quien la reciba será un grano en quien se sintetiza el universo, un grano más hacia la paz universal. No debemos olvidar pues, que la palabra es plata, pero el silencio es oro.

imagen



Gabriel Cruz Martínez
1971

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011


El sabio no trata de llegar a ninguna conclusión, a ninguna comprensión intelectual sobre la vida, sino que únicamente vive de lleno el misterio de ser, sabe que no es cuestión desvelarlo y por ello solo mora de forma espontánea en él. Él mismo es ese misterio, experimentando eso ya se conoce por siempre: pues vive lo que él mismo es. En el silencio aparece ese misterio, ahí nada lucha con nada, sólo queda paz eterna, unión total sin dualidad alguna. Cualquier aparente dualidad se disuelve en comunión serena con el silencio. Cuando ya no queda nada por hacer, comenzamos a ser. Ahora mismo puede ser el momento apropiado para ello.

Todo momento presenciado vivamente llama a la quietud en el abrazo hondo del silencio, en la mirada contemplativa que se funde en las cosas; siendo ellas mismas -prodigio presente- la respiración del ritmo natural del mundo y sus instantes. No hay separación en el ser, todo aparece por sí mismo y su acontecer se funde en la visión no-dual. No hay lucha mental, ningún conflicto ni anhelo alguno, pues todas cosas siempre han sido y son lo que son, sin nada que añadir o quitar. Cuando el sujeto, la identidad individual que prefigura la separación, está ausente, no hay objeto al que agarrarse y tiene lugar la libertad total, la unidad, la no-dualidad. La paz del silencio es un vasto océano cuya esencia palpita en el corazón del ser, en la luz brillante de la conciencia.

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011

EXPERIMENTAR LA PAZ Y EL SILENCIO EN EL DIARIO VIVIR


Son conocidas las historias de muchos místicos que se retiraban a la quietud y silencio de los bosques, a tratar de encontrarse consigo mismos.


En nuestro diario vivir nos encontramos con situaciones que nos demandan tolerar ruido, bullicio y más gente de la que sería conveniente, mezclando su aura con la nuestra en espacios reducidos. Lo más importante en estos casos es encontrar y conservar una continua paz, pues si bien en el silencio podemos aquietarnos y permanecer en paz interior, al retornar a un ambiente más denso sentimos nostalgia por el silencio perdido y el estado particular que experimentamos va dando paso a la tensión habitual.-


Fácil es engañarnos, con que hemos alcanzado alturas espirituales fabulosas en soledad y a cielo abierto, pues nada nos molesta, pero en la agitación cotidiana, volvemos a ser los niños pequeños que nos fastidiamos por todo


¿De qué nos sirve mantenernos en calma cuando estamos solos, sin nada ni nadie que pruebe si esa calma es real?


Para ser real no debiera desaparecer al estar interactuando con otros en cualquier ambiente que sea.


Un aspirante espiritual o discípulo, demuestra su realización, cuando en medio de las dificultades, los problemas cotidianos, los aparentes conflictos y fricciones propias del ego, conserva la calma y puede honrar el silencio que abarque, no solo no quejarse, no manifestar enojo verbal, sino silencio de emociones y silencio mental que es la clase de silencio que nos proporciona verdadera paz.


Podemos comenzar con el silencio externo porque ese ya demuestra que controlamos la lengua, el músculo más difícil de controlar de nuestro cuerpo físico, pero ese es solo el comienzo, pues si interiormente seguimos con el hilo de las quejas, los juicios, las elucubraciones, etc. La paz es solo una aspiración aún inalcanzable, sin embargo lo podemos lograr cuando con intención, observamos, las situaciones en las que perdemos el hilo del silencio interior, para abrumarnos con el parloteo innecesario y fatigoso. El observarnos, lleva a darnos cuenta y de allí poco a poco, podemos ir disminuyendo el parloteo.


Quien busca el silencio interior, puede encontrarlo en medio del bullicio cotidiano, percibiéndolo como a una mariposa en vuelo, y cuando al fin, se posa en el hombro guardarlo en el corazón para que desde allí, obre.


Al permanecer vigilantes y atentos a ese silencio interior, se lograra un vislumbre de paz, entonces, ya no será imperativo buscar la calma en la soledad, porque ya está incorporada en el interior, permitiendo llevar esa paz a los lugares en donde falte, pues ese es el camino del servicio, conseguir un don, experimentarlo y compartirlo en gratuidad.

Mercedes Villalobos Del Tio
Diploma de auxiliar de clinica en p...
Escrito por Mercedes Villalobos Del Tio
el 23/11/2011

Es que yo no hablo de esas conversaciones de discusion porque en muchos casos no hay motivos ni nada que de lugar a discutir o a dañar pero hay silencio y hay silencio y lo que nadie se percata es la angustiay la impotencia que siente la persona que esta esperando porque necesita hablar una conversacion normal y como respuesta obtiene silencio no hablo de discutir ni de ofensas hablo de la vida diaria de la normalidad

Mercedes Villalobos Del Tio
Diploma de auxiliar de clinica en p...
Escrito por Mercedes Villalobos Del Tio
el 23/11/2011

Pero oy no soy ninguna mistica ni soy santa ni virgen ni martir, soy una perosna normal que solo quiere la vidasencilla comunicarse y vivr sin discusiones en paz y con amor y ya esta

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011

TE DOY MI PALABRA DE PAZ Y MI SILENCIO DE AMISTAD
==================================================


"Las personas estudian lo que el hombre ha aprendido.
Yo rezo para aprender lo que el hombre ha olvidado".

"El conocimiento es pasado; La sabiduría, futuro".


AYUDADME A RECORDAR...
A CAMBIAR...
A VOLVER...

Hijos de la Tierra y del sol:

Ayudadme a recordar...
A no seguir buscando con ansiedad,
el por qué de mis nostalgias o, el
por qué de mis culpas.
Lo que he olvidado desde que dejé...
de soñar...

A volver a ser, ser humano y, a dejar
de ser, eslabón perdido.
Disfrutando la certeza de la verdad compartida.
A convivir la paz vivida-HOEYIANAH-*
Perdón, soñador de cantos;
Siempre, hemos sido salvajes.
¿Cuándo amanecerá en mitad de la noche?
¿Cuándo ascenderá la sombra del quetzal,
por los escalones del templo de Chichén Itzá?

Por favor, vuelve avivar nuestro fuego sagrado.
Que no lo apaguemos nosotros, "los civilizados".
Gran poeta enséñanos a:
"Mirar" las estrellas.
"Escuchar" el mensaje de la montaña.
"Comunicarnos" con la vida.
Perdón, soñador de cantos;
Siempre, hemos sido salvajes.
Sóplanos Sentido Común. Sentido planetario.
Sentido cósmico.

Gran Sacerdote, bautízanos para:
"Adorar unidos", en la danza sagrada de la vida.
"Ver", lo extraordinario de lo corriente.
"Admirar", que cada flor es única y diferente.
"Descubrir", que cada amanecer es de un sol distinto y nuevo.
¿Cuándo podremos fumar la pipa de la paz y del entendimiento?

Hermano, escapemos de la reserva.
Y allí, pongamos, a los salvajes que se
destruyen. Y reservemos juntos a la Tierra sagrada.
Y que la respeten. Que la veneren,
todos los que habitamos en su piel.
Amigo, yo también, romperé la lanza.
Y me pintaré, en señal de lucha; en
señal de justicia, en señal de paz, por fin.
Te doy mi palabra de paz y mi silencio de amistad.
¡WAHO!

* "Ser persona de paz"(Voz onondaga).

Juan Carlos Vázquez Castro (Yanka)

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011

Sin silencio no hay paz

Lourdes Flavià Forcada, antropóloga.

Del mismo modo que decimos “no hay paz si no hay justicia”, podríamos también afirmar que sin el silencio y sin la soledad libremente buscada no es posible la paz.

La paz, como ya sabemos, es una tarea, personal y colectiva. Una tarea que requiere un esfuerzo, unas herramientas, tiempo, procesos,... Las mesas de diálogo son una de esas instancias que ayudan a acercar posiciones y a avanzar en los procesos de paz. ¿Quién puede dudar de la fuerza de la palabra?

Sin embargo, hay algo que es fundamental y que está en el origen de toda palabra auténtica y verdadera: el silencio. El silencio es esa tierra fértil donde puede germinar la palabra justa, sabia, prudente, valiente, libre,... Sin el previo silencio, toda palabra es hueca. Pensemos en todas esas ocasiones en que por más que hemos hablado no nos hemos entendido. Había demasiados “ruidos” internos y, quizás también externos, que impedían una buena comunicación. En semiología, ruido es una interferencia que afecta a un proceso de comunicación. El ruido distrae de lo fundamental, aturde. Ruido viene del latín “rugitus”, que es la misma raíz de rugido, aullido, estruendo, voces disonantes y gruñentes.

Por ello, ejercitarnos en tomarnos tiempo personal de soledad y silencio es entrar en una dinámica que posibilite ver las cosas, la realidad, los asuntos, los problemas,... Desde una perspectiva más lúcida. En la soledad y el silencio se aquietan las aguas del ser y lo que antes era turbio, poco a poco, se va decantando y finalmente puedes ir viendo todo con más nitidez. En el silencio se gesta y nace la palabra que acerca y une y brota una nueva actitud de mayor humildad y sabiduría.

Mercedes Villalobos Del Tio
Diploma de auxiliar de clinica en p...
Escrito por Mercedes Villalobos Del Tio
el 23/11/2011

Me rindo, no puedo yo croe que puede haber ruido y vivir en pazz puedes vivir en silencio y estar en guerra contigo mismo

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011

Tal vez, por ello,
llevara el poso de la vida
agotado de palabras sospechosas
y a sus sueños de bohemia lucubrada
les sobraran surfeo de terrones
y les faltaran diccionarios sometidos
o tal vez fuera
que jamás le tuvo miedo a lo imposible
ni se amoldó a la paz acobardada
que impone siempre el yugo dominante.

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 23/11/2011

Cuento corto romántico

en silencio te encuentro, pero no veo tu rostro ni sé tu nombre. En silencio cuento contigo y me motivas a escribir porque eres pura porque escribir es la expresión más pura del pensamiento, escribir es todo, eres tú en silencio.