En este grupo En todos

Foro de Prensa escrita



parte del cuento monstruo de colores

Escrito por Vanessa
el 04/08/2006

EL MONSTRUO

  DE

  COLORES

 

 

Este cuento pertenece precisamente a esta época actual, la cual tiene dentro de sí el dominio ciego de la destrucción real en un mundo injustificado y santificado por el reino de Dios. Todo el desarrollo de la historia de la humanidad se mueve entre estas dos filosofías, la política y la religión; la historia se mueve entre estas dos fuerzas y es el producto del esfuerzo de la razón por pasar de la determinación del instinto a la plena libertad y son responsables del acaecer de los hechos históricos. En lo que el fanatismo religioso o político se expresa en enfermedades enfermizas, en hombres que se creen superiores, que imponen a la humanidad su destrucción.

 

 

 

 

AUTOR: ALEXIS GONZÁLEZ MARTÍNEZ

 

 

¡Oh   Alá!

Tú y tu nefasto Corán – mira- ¿Ves?

Como te he vencido.

 

- No me dejé   vencer por tus tentaciones, domine el miedo y también   las pasiones, y más, aprendí a ayunar, esperar y a meditar.

 

- Pues por mucho poder que tengas no me impedirá que siga adelante.

 

- Ahora sí comprendo que todos los hombres nacemos para la verdad y la paz.

 

- Y tú (maldita bestia con tus falsas esperanzas y asquerosas tentaciones nos corrompes), pero yo desperté Alá.

 

  - Así que puedes volverte y decirles a los tuyos que permanezco fiel a mis principios, que yo no vendo mi alma para hacerle bien al cuerpo, ni trasigo con las falsedades, ni soy cómplice de canalladas.

 

- Oye bien Alá –

 

      Hace un año que me metiste acá en contra de mi voluntad, tiempo suficiente para exterminarme, pero no lo lograste y menos ahora.

 

- ¿Sabes tú como logré despertarme?   -   conviviendo con tu discípulos, que dejan de amar a una mujer para amar a un homosexual, se hacen esclavos del vicio, se violan sus derechos para satisfacer sus instintos religiosos. No son capaces de pensar por un momento que no fueron hechos para vivir como brutos animales sino para seguir empresas de valor y de ciencias.

 

-   ¡Esas son tus enseñanzas!

 

Y, cuando he dicho estas palabras, todo este oscuro paraje europeo tembló con tanta fuerza que, de momento llegué a pensar que quien domina en la humanidad es el mal y no el bien

 

Por una fuerza misteriosa, una densa niebla que ocultaba Alá se disipó dejando al descubierto o sea a la bestia de colores y unos de sus colores más indignos era el que habla por él – (Mahoma).

 

Volví entonces como el hombre que no alcanza a ver el objeto que le conviene evitar y a quien acobarda el temor,   y que por no querer ver algo deja de huir, y observé:  

 

            ¡Una cabeza formaba mucha y de las muchas formase un único semblante en que se mostraban facciones de unos y de otros!

 

            De los numerosos brazos, los dos superiores se presentaban nefastos, indignos, perversos, sus colores y símbolos que enarbolan su bandera con seis franjas blancas y siete franjas rojas y dentro de un recuadro azul sus cincuenta estrellas blancas la cual decreta ocupaciones, guerras, crímenes, perversiones y que se identifican como judíos y otras mezclas de religiones y, con su poder político y económico se hacen llamar los superiores ejerciendo presión sobre los otros brazos de la bestia, parecían no aceptar degradación.

 

            Los secundarios se presentaban doctos, vigorosos, fornidos, indestructibles; sus colores no aceptaban degradación pero, representaban más de veinte brazos y se cubrían de una bandera de color azul, con doce estrellas de color dorado que hacían un círculo.

 

 

Los terciarios se presentaban infames, falsos, deshonrosos, desacreditados, aún pudiéndose apreciar muy   difusamente la hoz y el martillo y de sus brazos aliados más poderosos de esta bestia. – (Para su desmembramiento como un pulpo gigante de color rojo que va perdiendo sus tentáculos).

 

            Los cuaternarios se presentaban erróneos, equivocados, perversos, racistas, indignos, crueles, radicales, fanáticos, inconscientes, dañinos y en mezcla con otros brazos de su mismo origen y, multiplicándose como virus tratando de adquirir un suprapoder sobre los otros brazos contrarios, ostentando a   gritos el nombre de Alá o del indigno Mahoma, con símbolos como la estrella de David, el Corán y otros profetas y símbolos como la mezcla de religiones indignas como los que se hacen llamar cristianos, judíos, católicos, mahometanos, musulmanes, que son una vergüenza y un peligro para la humanidad.

 

            Pero entre sus mezclas de culturas y religiones erróneas los representantes de la raza indigna conocidos como los árabes no aceptan degradación.

 

Los quincenarios se presentaban sabios, silenciosos, racistas, radicales, dañinos, crueles y con sus viejas culturas y a la vanguardia, con su moderna tecnología y multiplicándose como una epidemia mortífera tratando de hacerse los más poderosos sobre los otros brazos contrarios, pero entre sus mezclas de culturas y de religiones erróneas, los representantes de la raza amarilla conocidos como los asiáticos no aceptaban degradación.

 

Elt
Perú
Escrito por Elt
el 27/08/2007
Https://www.eltquemadura.blogspot. Com/