En este grupo En todos

Grupo de Religión

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/05/2020

RELIGIONES QUERIDAS POR EL HOMBRE Y RELIGIÓN QUERIDA POR DIOS

Has preguntado, Dolores Muriel:

“Algunas personas creen que la religión fue inventada por los hombres. Otras creen que es un medio que Dios usa para ayudar a la gente a acercarse a Él. Y usted, ¿Qué cree? ”

RESPUESTA:

Yo creo lo que ya he explicado más arriba.

Hay miles de religiones. Todas menos una, la auténtica, han sido inventadas o formadas por una persona o un grupo de personas. Ellas, menos la auténtica, nunca han visto al único Dios que existe ni han experimentado su presencia. En todas, menos en la auténtica, sus fieles no saben con seguridad cómo quiere el Ser Supremo la relación con el ser humano. Sólo lo intuyen o se lo imaginan. Piensan, hablan y actúan según esa intuición, imaginación o creatividad.

Sólo la religión auténtica no ha sido inventada por los hombres porque ha sido Dios quien, primeramente valiéndose de mensajeros, y finalmente presentándose Él personalmente en carne humana en este mundo, se ha adelantado a decir cómo quiere que los seres humanos nos relacionemos con Él. Esto se basa sobre una verdad fundamental del cristianismo: que Jesucristo es el mismísimo único Dios que existe.

Los cristianos sabemos que Dios (Cristo) habla actualmente por tres medios principales: la Tradición entregada por los doce Apóstoles de Cristo y sus sucesores, la Sagrada Biblia, y el Magisterio legítimo querido por Cristo en la única Iglesia o Pueblo que Él ha fundado.

Ahora los cristianos podemos decir que Dios, que es Inteligencia y Voluntad Absolutas e Infinitas, quiere ser querido libremente (adorado) especialmente con la inteligencia y la voluntad (conociéndole y amándole con obediencia) y de manera sincera y verdadera. (Jn 4, 23-24)

Ahora, como has dicho tú, los cristianos podemos decir que «hay una “forma de adoración que es limpia e incontaminada desde el punto de vista de Dios” (Stgo 1, 27)», porque sabemos que (entre otras muchas cosas) es lo que Dios (Cristo) ha dicho que quiere que hagamos, al transmitirlo por medio de Santiago, uno de sus 12 Apóstoles.

Por lo tanto, la única religión pura e intachable es aquella que preconiza el Amor a Dios, por encima de todo, y al prójimo humano (porque Dios es Amor según 1Jn 4, 8) y no acepta ningún pecado que esté en el mundo (porque el mundo está puesto en el maligno según 1Jn 5, 19). Esa religión es el Cristianismo, el cual es expresión religiosa de la fe cristiana.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/05/2020

RELIGIONES BASADAS EN HIPOCRESÍAS

Estimada Dolores Muriel:

Has citado a Mc 7, 7-8:

« En vano me rinden culto, ya que enseñan doctrinas que son preceptos de hombres. Dejando el precepto de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres.
[Jesús] les decía también: ¡Qué bien violáis el mandamiento de Dios, para conservar vuestra tradición! Porque Moisés dijo: “Honra a tu padre y a tu madre” y: “el que maldiga a su padre o a su madre, sea castigado con la muerte”. Pero vosotros decís: Si uno dice a su padre o a su madre: “Lo que de mí podrías recibir como ayuda lo declaro korbán —es decir: ofrenda—“, ya no le dejáis hacer nada por su padre y por su madre, anulando así la Palabra de Dios por vuestra tradición que os habéis transmitido; y hacéis muchas cosas semejantes a éstas. »

Dolores, has hecho tuya esta cita bíblica para justificar la idea de que “las religiones que se basan en “ideas humanas” no sirven de nada”:



Algunas observaciones:

1. - Los fariseos no fundaban su religión en “ideas humanas”. La fundaban en Yahveh, en la Torá. Adoraban a Yahveh, al menos en apariencia. Y la Religión Judía era la religión querida por Yahveh en aquel momento.
Mc 7 nos pinta el cuadro de Jesús (que es el mismo Dios que su Padre o Yahvéh) hablando con unos fariseos hipócritas. Estos simulaban que eran celosos del culto a Yahveh y que cumplían la ley mosaica que obligaba a honrar y amar al prójimo, pero en realidad no la cumplían.

2. - Me extraña que para intentar demostrar que “las religiones que se basan en “ideas humanas ”no sirven de nada”, cites a Mc 7, 7-8, que es una perícopa que habla del tema de la hipocresía. No habla directamente de lo que es “la religión”, sino de la manipulación o tergiversación torticera de la verdadera religión.

Según Cristo, lo malo estaba en que aquellos fariseos traicionaban a Yahvéh aparentando que le amaban. Adulteraban lo que decía Yahvéh. Yahveh mandaba amar al prójimo, pero ellos creaban normas o costumbres (=tradiciones humanas) que impedían cumplir lo que Yahveh quería y mandaba.

Diciendo que los fariseos hacían “muchas trampas semejantes a ésta”, el mismo Marcos pone un ejemplo de esas trampas, normas o costumbres “humanas”, no “divinas”:

Primeramente, Marcos recuerda que Yahvéh mandaba honrar o amar a los padres (cuarto mandamiento de la Ley Mosaica),
Pero los fariseos hipócritas se pasaban de pillos y habían impuesto una norma que no era de Dios y que más bien iba contra una norma de Dios. La norma de ellos (=tradición humana) decía que, lo que tenía que ir destinado a ayudar a los padres (porque lo necesitaban), podía ser declarado y entregado en el templo como ofrenda para el culto (quedando los padres desamparados o en indigencia).

Lógicamente esto era una burla a Yahvéh y a los padres; esto era no amar ni a Yahvéh ni a los padres. Por eso este modo hipócrita de proceder no le agradaba a Yahvéh. El culto a Yahvéh realizado con esta trampa, era vano y reprobable. El amor a los padres era lo que Yahvéh mandaba o quería, y no podía ser burlado tan maliciosamente, con la apariencia de que así se cumplía con el primer mandamiento de amar a Dios.

Lo que se condena, pues, es ese tipo de “idea humana” que impide cumplir una orden divina. Hay que tener en cuenta que todas las órdenes divinas están orientadas por el Amor y para amar (a Dios y a los hombres).

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/05/2020

3. - Es cierto que hay religiones dañinas, demoníacas. Pero no todas las religiones que se basan en “ideas humanas” están carentes de algún aspecto positivo. Hay religiones que se basan en “ideas humanas” que, por lo menos, tienen una función social y cultural. Hay religiones que sin ser cristianas, tienen un terreno favorable a una precristianización. Eso tiene algo de ventaja comparado, por ejemplo, con una sociedad en la que se imponga la irreligiosidad o en que se reprima cualquier visión trascendente del hombre.

4. - Hay grupos humanos que dicen tener la verdadera religión o la verdadera fe cristiana cuando, en realidad, la están adulterando constantemente con “ideas humanas” de un hombre o de un grupo que no tiene ninguna autoridad legítima de Dios para realizar esa adulteración. Los católicos creemos sinceramente que el Nuevo Testamento se refiere a personas y grupos que se han separado de la Iglesia Católica, única que ha sido fundada por Cristo ( 1Jn 2, 19).

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/05/2020

BUSCAR LA VERDAD HASTA ENCONTRARLA SIN EQUIVOCARSE

Estimada Dolores Muriel:

Si se trata de los hombres en general, todos tienen la obligación de buscar la verdad (el Dios verdadero, que es Cristo, es “La Verdad perfecta”).

No tienen la obligación de tener exactamente las mismas creencias, porque la búsqueda de la verdad no siempre da los mismos resultados en todos. Las creencias pueden variar, porque no todos tienen los mismos conocimientos, ni ven las cosas de la misma manera, ni tienen las mismas oportunidades y gracias, ni encuentran fácilmente toda la verdad. Pero todos los hombres están obligados a buscar sinceramente la verdad, o sea al Dios auténtico, y a hacerle caso de la manera que les es posible cuando lo hayan encontrado.
A este respecto, sin embargo, hay que recordar que Jesús habló claramente de dejar juntos el trigo y la cizaña hasta el día del Juicio Final (Mt 13, 24-52).

Pero si se trata de los fieles pertenecientes a la única Iglesia fundada por Cristo, se supone que están representados por el trigo. Es obvio que adoran a Cristo y tienen la obligación de coincidir con este único Señor. A ellos, Cristo sí les ha manifestado lo que quiere: que tengan un solo bautismo, una sola fe y un solo Dios y Padre (1Cor 1, 10-11; Ef 4, 5-6) dentro de la única Casa de Dios, que es la Iglesia del Dios Viviente, una sola y unida en torno a Pedro y demás Apóstoles (Mt 16, 18; 17, 21) , santa (1Pe 1, 16; 1Cor 6, 11; Ef 5, 25-27), católica (universal) (Ef 2, 11-12; Mt 18, 19-20; Hech 13, 47), apostólica (Jn 17, 20-21; Hech 1,2; 2, 42; Ap 21, 14), columna y baluarte de la verdad (1Tim 3, 15).

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/05/2020

LOS BILLETES AUTÉNTICOS Y LOS FALSOS

Has preguntado, Dolores Muriel: ¿No sería mucho más práctico estudiar cómo son los billetes auténticos?

RESPUESTA:

Esta pregunta que haces es de esas que tienen una respuesta obvia: ¡Claro que sería más práctico estudiar cómo son los billetes auténticos, para comparar luego los billetes falsos con ellos!

Pero ahí está el problema. ¿Cuál y Cómo es el billete auténtico?, ¿Quién decide cuál y cómo es el billete auténtico?

Seguramente tú responderás que el billete auténtico es el billete presentado por la Watch Tower.
Yo respondo que no es ese. El billete auténtico es el presentado por la Iglesia Católica.

Es estupendo y maravilloso que aprendamos lo que auténticamente enseña la auténtica Biblia. Pero primero tendremos que asegurarnos de que esa Biblia es la “auténtica”. De una falsa Biblia aprenderemos falsedades creyendo que son verdades. Si adoramos sincera y completamente a Cristo, no basta leer la Biblia. Será fatal si leemos una biblia adulterada e interpretada individualmente, porque así aprenderemos sólo lo que le ha parecido e interesado al falsificador.

La fe cristiana auténtica está en la enseñanza de los 12 Apóstoles y sus sucesores legítimos (Lc 10, 13-16), no en enseñanzas de gente con ideologías antievangélicas, gnósticas, masónicas, materialistas, espiritistas, etc. , etc.

Cristo quiere que hagamos caso a los Apóstoles y sus sucesores como si fueran Él mismo (Lc 10, 13-16), no a otras personas, iluminados de sí mismos, verdaderas rameras de la fe cristiana, profetas de sus propios pensamientos y deseos dominados por la idea de que pueden corregir al mismísimo Cristo.

Cristo quiere que anunciemos su Evangelio, no otro. (2Cor 11, 4-5 y 14-15 ) por la simple razón de que solamente Él es el Dios que nos salva de la falsedad, del dolor y de la muerte.

No podemos olvidar que Satanás es muy real. Se camufla de “ángel de luz” que te hace creer que sabe más que Dios, y es tan convincente que logra que su falsa luz se identifique con nuestro propio procesamiento del pensamiento hacia el mal ( Stgo 1, 14), haciendo que casi no nos demos cuenta de su presencia. Satanás ha sido mentiroso en todos los tiempos. Ahora mismo es el padre de toda mentira (Jn 8, 44).

La falsa luz de Satanás se manifiesta en la predicación de “otro evangelio”, “un evangelio distinto”, “un Jesús distinto (dios menor)”, “un espíritu distinto”, distinto del Evangelio de los Apóstoles de Jesús.( 2Cor 11, 14; Gál 1, 6 y 8-9) La falsa luz de las novedades fascinantes aparecidas en el siglo XIX o en cualquier otro siglo, que no resisten una comparación con el anuncio cristiano tal como ha sido entregado por la Tradición Apostólica de la Iglesia Católica desde el siglo I y sus constantes pronunciamientos.

La falsa luz de Satanás se manifiesta en la evitación de la cruz (la obediencia, la humildad, el dolor, el esfuerzo, el camino estrecho, … que son inevitables para cumplir el verdadero Evangelio (Mt 16, 23; Mc 8, 33) , el cual nos avisa de que “vienen días malos” (Ef 5, 16) en los que es más fácil dejarse llevar por la soberbia y la concupiscencia que decidirse a ser un “hombre nuevo” creado en Cristo ( Col 3,1-14, Ef 4,17-23; 5,1-18).

La falsa luz De Satanás se manifiesta en la cesión unilateral ante lo que el mundo quiere y pide.
La falsa luz De Satanás se manifiesta en introducir errores, pequeñas porciones de tinieblas, en un Evangelio que, de por sí, es luminoso . La luz de Cristo brilla en la tiniebla, pero la tiniebla no la quiere recibir (Jn 1, 5). Las tinieblas caracterizan al “hombre viejo” (Ef 5, 7), pecaminoso, condenado:
egoísta, pretencioso, adorador del dinero, orgulloso, vanidoso, odiador de Dios, desobediente, insensato, ingrato, despreciador y agraviante de la religión, desprovisto de cariño y compasión, buscador de los placeres egoístas, hipócrita religioso, … (2Tim 3, 1-5)

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/05/2020

LOS IMPOSTORES

Dolores, has recordado lo que dice Jer 23, 26-27:

« ¿Hasta cuándo va a durar esto en el corazón de los profetas que profetizan en falso y son profetas de la impostura de su corazón?, ¿Los que piensan hacer olvidarse a mi pueblo de mi Nombre por los sueños que se cuentan cada cual a su vecino, como olvidaron sus padres mi Nombre por Baal? »

Y has concluido recordando 1Cor 10, 20-21:
«Pero si lo que inmolan los gentiles, ¡Lo inmolan a los demonios y no a Dios! Y yo no quiero que entréis en comunión con los demonios. No podéis beber de la copa del Señor y de la copa de los demonios. No podéis participar de la mesa del Señor y de la mesa de los demonios. »

Y has recordado 2Cor 11, 13-15:
«Porque esos tales son unos falsos apóstoles, unos trabajadores engañosos, que se disfrazan de apóstoles de Cristo. Y nada tiene de extraño: que el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz. Por tanto, no es mucho que sus ministros se disfracen también de ministros de justicia. Pero su fin será conforme a sus obras. » ¡Las obras que demuestran si la fe que tenemos es auténtica o falsa!

Dolores, siendo así que “muchos creen sinceramente que adoran a Dios, pero en realidad adoran a los demonios”, ¿Somos de los que han hecho caso a “trabajadores engañosos” sin darnos cuenta, creyendo que son los que no engañan? ¿Nos animamos a revisar sinceramente nuestra respectiva fe religiosa de acuerdo a la Luz que es Cristo, custodiada por los sucesores legítimos de Pedro?

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/05/2020

DOS GRUPOS DE RELIGIONES

Estimada Dolores Muriel:

Hay realidades que son evidentes:

1. - Hay un solo Dios.
Podemos alcanzar esta verdad razonando correctamente, utilizando las conquistas de la Teodicea.
“Lo invisible de Dios, desde la creación del mundo, se deja ver a la inteligencia a través de sus obras. ” (Rom 1, 20)

1. - No todas las religiones son iguales, ni todas dicen prácticamente lo mismo. Ni mucho menos.
Sin embargo hay gente que dice lo contrario. Pero basta estudiar las distintas religiones de la historia para ver que unas dicen unas cosas y otras dicen precisamente las contrarias o, por lo menos, diferentes.

2. - Las religiones se pueden dividir en dos grupos desiguales:

a. Aquellas religiones que sitúan al hombre buscando conectar con Dios.
Estas religiones son miles.
Se trata de todas las religiones que se basan en los esfuerzos, concepciones e invenciones de ciertos hombres para relacionarse con uno o varios imaginados seres superiores al hombre.
Son religiones que no han obtenido ninguna respuesta histórica de Dios.

b. Aquellas religiones que sitúan a un Ser Supremo buscando conectar con el hombre.
Conocemos una sola religión de este tipo: la cristiana.
Es decir aquella única religión que se basa en la intervención encarnada de Dios en Israel, en el siglo I, para salvar al ser humano de la culpa moral y de la muerte. Ese Dios único e histórico ha señalado cómo quiere ser adorado y ha sellado la autenticidad de su intervención especialmente mediante el histórico milagro único, irrepetible y definitivo de su propia resurrección corporal.
Ese Dios histórico es Jesucristo.
Más que de una religión, se trata de una aceptación o fe en el Dios (Cristo) que se ha presentado en la historia, mediante la utilización de elementos religiosos.

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/05/2020

ENTRAR EN EL REINO DE LOS CIELOS

Dolores, has escrito que:

“La entrada en el Paraíso que Dios promete no depende del nacimiento, la nacionalidad, ni la religión que nos hayan enseñado nuestros padres, o la que más nos agrade. ”

MI COMENTARIO:

1. - Hay un solo Reino inmaterial Divino que tiene varios sinónimos: « El Reino » (Mt 4, 23; 6, 10), « Reino de los Cielos », « Reino de Dios » (Mt 4, 17; 5, 3; 6, 33; 8, 11; 11, 11; 13, 11 y 31 y 33; 19 , 14 y 23-24; Mc 1 , 14- 15; 4, 30-31; Lc 6 , 20; 7, 28; 8, 10; 13, 20 y 29; 18, 16-17 y 24-25) , « Reino Celestial » (2Tim 4, 18), « Ciudad Celestial » (Heb 11, 16; 13, 14), « Nueva Jerusalén Celestial » (Ap 21, 2), « Cielo » (Mt 21, 25a; Mc 8, 11; Lc 11, 16; Jn 3, 26-27), « Ciudad de Dios » ( Sal 46, 4-5; 48, 1-3 ; Heb 11, 10), « Santuario de las moradas del Altísimo » (Sal 46, 4), « Casa de Dios Padre » ( Jn 14, 1-1 4; 2, 16) , « Reino de mi Padre » (Mt 26, 29), « Paraíso » ( Lc 23, 43; 2Cor 12, 4; Ap 2, 7) , « Reino de Cristo » (Jn 10 , 9 ; 14 , 6; 18, 36; Ef 5 , 5 ; Col 1 , 13; 2 Pe 1 , 11; Ap 17, 14; 19 , 16) , …

Se trata de Dios mismo, de vivir su misma vida divina hasta el grado en que Dios quiera donarse y la creatura racional sea capaz de recibir tal donación.( Is 2, 2-4 ;
Miq 4, 1-4 ; 5, 4-5 ; 2Sam 7, 16; Dan 2, 44, Sal 72, 7–9 y11; Jn 6, 10 y 33; Hech 19, 8; 20, 25; 28, 23 y 30-31) 2. - Jesús fue enviado al mundo para presentar y ofrecer el Reino de Dios a todos los seres humanos.( Mt 5, 33–35; 24, 14; Mc 1, 1 y 14-15; Lc 4, 43; 9, 1-2; 19, 11-12; Jn 18, 37; Hech 1, 3; Ap 3, 21)


3. - El Reino de los Cielos está en el mundo postmortal y ultraterrenal (futuro para nosotros, presente para Dios) de forma completa, perfecta y definitiva (
Mt 25, 1-13; Mc 9, 1 y par; 13, 26; Lc 12, 35-40; 1Cor 15, 24-28; 2Tim 4, 1; cfr. Ap 20, 4ss.) , aunque ya está presente en este mundo de forma incompleta e imperfecta. (Lc 11, 2 y 20; Jn 3, 15-16 y 18 y 36; 5, 21 y 24 y 40; 12, 31; 17, 3; 18, 36 ; 1Cor 4, 20; Rom 14, 17; Tito 2, 12-13)

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/05/2020
4. - Es difícil entrar en el Reino de los Cielos que Dios ha prometido. (Mt 7, 13-14; 18, 21-35 ; 19, 23-24; Mc 10, 24-25; 19, 16–23; Lc 18, 24-25; Jn 3, 3-5; Hech 14, 22; Gál 5, 19–21; 2Tes 1, 5)

5. - Entrar en el Reino de los Cielos es, esencialmente un regalo del amor de Dios, o sea, una gracia, un favor posible por la redención conseguida a través de la pasión y muerte de Cristo en cruz.(
Mt 5, 1-7; 25, 34-36 ; Ef 2, 8-10; 2Pe 1, 10-11 )

6. - Si la religión que nos han enseñado nuestros padres es la verdadera (la que Dios ha dicho que quiere) y la que nos agrada y la que practicamos sincera, humilde y fielmente, entonces nos prepara la entrada en el Reino de los Cielos que Dios promete. (Mt 5, 20; 18, 3; 25, 21-23; Mc 10, 15)

7. - Si una persona que no conoce la religión verdadera, obra según su recta conciencia siendo justo, está encaminándose hacia la entrada del paraíso que Dios promete. ¡Cuánto más si conoce la verdadera religión y obra según su recta conciencia siendo justo! (Lc 18, 17; Hech 10, 23 y 34-35; Ap 7, 9-10)

8. - La persona que recibe el bautismo cristiano y practica lo que quiere el Espíritu de Dios sin hipocresía, está encaminándose hacia la entrada del Reino de los Cielos que Dios promete. (Mt 7, 21; 21, 31; 23, 13; Jn 3,5)

10. - La persona que evita el pecado y se hace sencillo está encaminándose hacia la entrada del Reino de los Cielos que Dios promete. (Mt 5, 19 ; 6, 33; 11, 11; 18, 1-5 y 8-9; Mc 9, 47; Lc 7, 28; 9, 62; Hech 14, 22; 1Tes 2, 12 ; 2Pe 1, 5–11)

Juan Vera Alva
Madrid, España
Escrito por Juan Vera Alva
el 09/05/2020

¿PARA QUÉ SIRVE LA RELIGION?

Dolores Muriel, has recordado la pregunta que hacía Patricia Andrade: ¿Para qué sirve la religión? , y has comentado:

Para practicar la religión verdadera, antes hay que conocer bien a Dios. Este conocimiento nos permitirá a las personas mejorar nuestras vidas y hará que crezca nuestro amor por Jehová y por su Hijo. Y la recompensa que él promete a quienes lo aman (y por supuesto hacen su voluntad) es vida sin fin. Con razón, Jesús dijo: “Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero” (Jn 17, 3) . Etc.

De tu respuesta se deduce, entonces, que no es cierto que la religión no sirva para nada.

Primero habrá que decir de qué religión estamos hablando. Habrá que hacer una necesaria distinción entre una “religión vana” cualquiera y la “religión verdadera”.

La “vana” (y eventualmente dañina) es cualquier religión en que la persona humana trata de relacionarse con cosas (sol, luna, piedra negra, árbol, pachamama, energía, rayo, libertad, …), con animales (toro, cocodrilo, águila, quimera, dragón, …. ) o con personas y pseudopersonas (Júpiter, Thor, Zeus, Afrodita, Isis, Brahma, Alá, …), tratándolas como si fueran el Dios verdadero, sin serlo en realidad. Este es el tipo de religión que tiene un valor escaso o nulo. Sus dioses son sólo imaginados, inertes.

La “verdadera”, en cambio, es la religión en que la persona humana trata de responder positiva y confiadamente (=con pensamientos, palabras y acciones de fe auténtica) al Amor del único Dios vivo y real que se ha presentado históricamente en nuestro mundo de forma gratuita en la Persona Divina de Cristo.
Esta religión vale muchísimo, porque es el camino efectivo que conduce a vivir la misma realidad perfecta y definitiva de Cristo Resucitado, que llamamos Reino de los Cielos: Reino de Bien, Verdad y Vida, de Justicia, Amor y Paz eternos. (Sal 26, 8;
Is 11, 6-9 ; 35, 1-2 ; 41, 17-19 ; Rom 14, 17; Jn 14, 6).

Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel
el 16/08/2020

Saludos señor Juan

Usted hace esta pregunta ----“ Primero habrá que decir de qué religión estamos hablando. Habrá que hacer una necesaria distinción entre una “religión vana” cualquiera y la “religión verdadera”.

Respuesta

Usted mismo ha copiado de qué religión estaba hablando:

“ Para practicar la religión verdadera, antes hay que conocer bien a Dios. Este conocimiento nos permitirá a las personas mejorar nuestras vidas y hará que crezca nuestro amor por Jehová y por su Hijo. Y la recompensa que él promete a quienes lo aman (y por supuesto hacen su voluntad) es vida sin fin. Con razón, Jesús dijo: “Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero” (Jn 17, 3). Etc. ”

La religiones vana como usted dice, yo la llamaría falsa, y perdóneme pero no creo que haya ninguna vana

¿Por qué digo eso?

Porque las religiones falsas, créame que no son vanas porque están haciendo el trabajo que Satanás, el principal enemigo de Jehová Dios. Él se ha propuesto apartar a la humanidad de Dios, y esas religiones es lo que hacen.

Satanás y sus demonios no quieren que sirvamos a Dios. Tratan de alejar de Dios a cuantas personas sea posible. ¿Cómo?

Un modo de lograrlo es la religión falsa (2 Corintios 11:13-15). Una religión es falsa si no enseña la verdad de la Biblia. La religión falsa es peor que el dinero falso: puede parecer verdadera pero es falsa.

La falsedad religiosa no le agrada a Jehová, el Dios de la verdad. Cuando Jesús estuvo en la Tierra, los guías religiosos de aquel tiempo quisieron matarlo. Estos pensaban que su modo de adorar era el correcto. Decían: “Tenemos un solo Padre, Dios”. Pero ¿Estuvo de acuerdo con eso Jesús?

No. Él les respondió: “Ustedes proceden de su padre el Diablo” (Juan 8:41, 44). Hoy en día, muchas personas creen que están adorando a Dios, pero en realidad están sirviendo a Satanás y sus demonios (1 Corintios 10:20).

La religión falsa enseñan y animan a las personas hacer lo que Dios odia , por ejemplo :

Jehová quiere que las personas le hablen a él, no a una estatua ni a un cuadro sin vida (Éxodo 20:4, 5). Esto es razonable. ¿Nos gustaría que alguien nunca hablase con nosotros pero sí hablara con nuestra fotografía?

La religión falsa enseña y animan a las personas a matar a otras personas en tiempo de guerra. Jesús dijo que sus discípulos se amarían unos a otros. (Juan 13:35). Ni siquiera se debe matar a quien nos odia. Cuando los enemigos de Jesús fueron a arrestarlo, él no dejó que sus discípulos lucharan para protegerlo (Mateo 26:51, 52).

La Biblia nos enseña que Dios es amor, que el castigo que lleva el pecado es la muerte (Romanos 6:23). Estas religiones enseñan que Dios tortura para siempre a las personas que le desobedecen.. ¿Torturaría para siempre a la gente un Dios amoroso?

Por supuesto que no. En el Paraíso habrá solo una religión, la religión que Jehová aprueba (Revelación 15:4). Todas las demás religiones que se basan en las mentiras de Satanás habrán desaparecido. , no seguirán trabajando para él.

Así que con todo mi cariño ágape permítame que le diga que solo hay dos caminos, tal y como dijo Jesús, la religión que conoce a Dios y a su Hijo (Juan 17:3) y enseña y anima a las personas amar a Dios y hacer su voluntad y todas las demás religiones que le están haciendo el trabajo a Satanás para que no lleguemos a conocer a Dios , ni amarlo y mucho menos hacer su voluntad.

Mateo 7 :13-16 y 21 -23

13 ”Entren por la puerta angosta; porque ancho y espacioso es el camino que conduce a la destrucción, y muchos son los que entran por él; 14 mientras que angosta es la puerta y estrecho el camino que conduce a la vida, y pocos son los que la hallan.

15 ”Guárdense de los falsos profetas que vienen a ustedes en ropa de oveja, pero por dentro son lobos voraces. 16 Por sus frutos los reconocerán. […]”

21”No todo el que me dice: ‘Señor, Señor’, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: ‘Señor, Señor, ¿No profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre ejecutamos muchas obras poderosas? ’. 23 Y sin embargo, entonces les confesaré: ¡Nunca los conocí! Apártense de mí, obradores del desafuero”

Estas religiones falsas, aunque estén convencidas que están trabajando para Dios, y expulsan demonios y hacen obras poderosas, sin embargo , sin saberlo están trabajando para Satanás por ello Jesús les dirá : “ Nunca los conocí! Apártense de mí, obradores del desafuero” “

Un saludo.

Dolores Muriel
Sevilla, España
Escrito por Dolores Muriel
el 16/08/2020

¿Cuál es el tema central de la Biblia?


“Haré que haya enemistad entre tú y la mujer, y entre tu descendencia y la descendencia de ella. Él te aplastará la cabeza, y tú le herirás el talón”.

Génesis 3:15


“Todas las naciones de la tierra conseguirán una bendición para ellas mismas mediante tu descendencia, porque tú has escuchado mi voz”.

Génesis 22:18


“Que venga tu Reino. Que se haga tu voluntad, como en el cielo, también en la tierra”.

Mateo 6:10


“Por su parte, el Dios que da paz aplastará dentro de poco a Satanás bajo los pies de ustedes”.

Romanos 16:20


“Cuando todas las cosas hayan sido sometidas a él, entonces el Hijo mismo también se someterá a aquel que sometió todas las cosas a él, para que Dios sea todas las cosas para todos”.

1 Corintios 15:28


“Pues bien, las promesas se las hicieron a Abrahán y a su descendencia [... ]: Cristo”. “Además, si le pertenecen a Cristo, entonces son descendencia de Abrahán”.

Gálatas 3:16, 29


“El reino del mundo ha llegado a ser el Reino de nuestro Señor y de su Cristo, y él reinará para siempre jamás”.

Apocalipsis 11:15


“Así que hacia abajo fue arrojado el gran dragón, la serpiente original, al que llaman Diablo y Satanás, que está engañando a toda la tierra habitada. Él fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él”.

Apocalipsis 12:9


“Atrapó al dragón, la serpiente original, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por 1. 000 años”.

Apocalipsis 20:2

---

¿Me permite señor Juan?.

Gracias.

Biblia (Gé 3:15) dice que Satanás (serpiente) magulla en el talón a Jesucristo (descendencia de la mujer simbólica) esto ocurrió en el año 33 , al resucitarlo Jehová Dios, fue como una magulladura en el talón, pero después de sufrir un magullamiento en el talón, la ‘descendencia de la mujer’ magullaría la cabeza de la serpiente. En cumplimiento de esta profecía, otros textos muestran que la gran serpiente, Satanás el Diablo, (futuro) será puesta en un abismo de inactividad por mil años, y poco después será aniquilada para siempre en el “lago de fuego”, es decir, la “muerte segunda”. (Rev 20:1-3, 7, 10, 14; 12:9.)

--

(Gén. 22:17, 18) Dios prometió que gentes de “todas las naciones” serían bendecidas mediante la descendencia de Abrahán (Génesis 22:18).

La principal razón por la que Dios convirtió en nación a los descendientes de Abrahán fue producir al Mesías, quien daría su vida por toda la humanidad. De ahí que la promesa hecha a Abrahán nos afecte directamente a nosotros. Juan 3:16 dice: “Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna”.

¿Quién constituye esa “descendencia”

Jesucristo y todos los que han nacido de nuevo, es decir, los hijos adoptivos de Dios. Así lo explica el apóstol Pablo: “Si pertenecen a Cristo, realmente son descendencia de Abrahán” (Gálatas 3:16, 29). ¿Y cuáles son las bendiciones que recibirán todas las naciones mediante dicha “descendencia”?

(Futuro)

La de recuperar el favor de Dios y la de disfrutar de vida eterna en una Tierra convertida en un paraíso. Así lo profetizó el salmista David: “Los justos mismos poseerán la tierra, y residirán para siempre sobre ella” (Salmo 37:29; Isaías 45:18; Revelación 21:1-5).

.

(Mateo 6:10)

(Futuro)

El Reino de Dios se asegurará de que en la Tierra se cumpla la voluntad de Dios, no la voluntad de seres humanos egoístas y sedientos de poder.

Al Reino de Dios también se le llama “el reino de los cielos” (Mateo 5:3). ¿Por qué?

Porque aunque gobernará la Tierra, no lo hará desde la Tierra, sino desde el cielo. Piense en lo que eso significará.

Como bien sugiere la palabra reino, el Reino de Dios tiene un rey, y ese rey es Jesucristo. Dios le ha dado la autoridad para gobernar. La Biblia dice sobre Jesús:

“Se le ha concedido el poder de gobernar.[... ] Extenderá su poder real a todas partes y la paz no se acabará” (Isaías 9:6, 7, Dios habla hoy).

* A él fueron dados gobernación y dignidad y reino, para que los pueblos, grupos nacionales y lenguajes todos le sirvieran aun a é l (Daniel 7:14).

* El reino del mundo s í llegó a ser el reino de nuestro Señor y de su Cristo, y é l reinar á para siempre (Apocalipsis 11:15).

El Reino de Dios se encargará de que por fin se haga la voluntad de Dios en la Tierra y así se cumplan las palabras del padrenuestro. Entonces, el planeta rebosará de vida porque toda la humanidad habrá aprendido a cuidar bien de él.

* (Romanos 16:20)

(Futuro)

Jesús es la descendencia de la mujer (simbólica) así que en un futuro le magullará la cabeza a Satanás (Gén3:15) lo destruirá. ( creo que no hace falta decir , que cuando a un ser vivo se le aplasta la cabeza , este ser vivo es destruido )

*(1 Corintios 15:28)

(Futuro )

El objetivo del reinado de Jesús se habrá cumplido. Profundamente satisfecho, él le devolverá la autoridad a Jehová y le entregará la humanidad, que ya habrá alcanzado la perfección.

*Gálatas 3:16, 29

Cumplida

Jesús y los 144. 000 cristianos adoptados como hijos por Dios, ungidos para un propósito, ser reyes t sacerdotes junto a Cristo. ( Apoc. 7:4; 14:1; Revelación 5:9)

*Apocalipsis 11:15

(Futuro)

La Biblia dice que el “reino del mundo” (es decir, de la humanidad) llegará a ser “el reino de nuestro Señor y de su Cristo”, y aquellos que reinen con Cristo en su reino celestial están designados para “reinar sobre la tierra”, es decir, sobre la humanidad, ( Estas son muy buenas noticias ) a excepción de la sociedad humana impía --dominada por Satanás--, pero ellos son “Ay “ porque dejaran de existir. (Rev 11:15; 5:9, 10.)

*Apocalipsis 12:9

Cumplido, y cumpliéndose ¿Por qué estoy segura que se ha cumplido y se está cumpliendo el resto?

Porque en el año 1914, cuando empezó la I Guerra Mundial, fue un punto de viraje en la historia de la humanidad. Desde entonces, el sufrimiento y los ayes se han multiplicado. Jesús señaló a este mismo período de tiempo cuando sus discípulos allegados le preguntaron sobre “la señal de [su] presencia y de la conclusión del sistema de cosas”. Jesús dijo: “Se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá grandes terremotos, y en un lugar tras otro pestes y escaseces de alimento; y habrá escenas espantosas, y del cielo grandes señales” (Mateo 24:3-14; Lucas 21:5-19). Estas palabras, premonitorias de mucho sufrimiento, se están cumpliendo a gran escala por primera vez en la historia.

La Biblia describe estos sucesos como preludio de una “gran tribulación como la cual no ha sucedido una desde el principio del mundo hasta ahora, no, ni volverá a suceder” (Mateo 24:21). Esta será la intervención decisiva de Dios en la historia humana.

* Apocalipsis 20:2

Futuro

Dice que Satanás será abismado y que luego será desatado por un poco de tiempo

Señor Juan, estas palabras “Venga tu reino. Efectúese tu voluntad [... ] sobre la tierra” (Mateo 6:9, 10)” no se ha cumplido, es futuro.

Antes de que Jesús volviera al cielo, sus apóstoles le preguntaron: “Señor, ¿Estás restaurando el reino a Israel en este tiempo? ”.

Jesús les dio a entender que no era el momento de conocer esa información, sino de concentrarse en la vital labor de predicar que tenían por delante

Hechos 1:6-8 “(Hechos 1:6-8)... Entonces, cuando ellos se reunieron, le preguntaron: “Señor, ¿Vas a restaurar el reino en Israel en este tiempo? ”. 7 Él les dijo: “No les corresponde a ustedes saber los tiempos o épocas que el Padre ha puesto bajo su propia autoridad. 8 Pero recibirán poder cuando el espíritu santo venga sobre ustedes. Y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta la parte más lejana de la tierra”.

Lo que sí les dijo fue que se mantuvieran pendientes de la llegada de ese gobierno. Por eso, desde aquellos días, los cristianos hemos estado pidiendo que venga el Reino.

Según la profecía de Revelación 12:7-12, al mismo tiempo que naciera el Reino de Dios comenzaría una época llena de desastres y problemas para la humanidad. ¿Por qué?

Porque el Rey del Reino gobernaría en medio de sus enemigos. Mientras no llegue el día en el que Jesús venza por completo a sus enemigos y elimine la maldad de la Tierra, seguiremos pidiendo que venga el Reino de Dios. Pero no solo eso, también lo apoyaremos. ¿Cómo?

Cooperando para que se cumpla uno de los aspectos más importantes de la señal que dio Jesús, a saber: “Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mat. 24:14).

Un saludo