En este grupo En todos

Grupo de Teología



PARA QUE LA BIBLIA SEA UNA PARTE IMPORTANTE DE LA FAMILIA

ruth
Asistente tecnico de laboratorio clini...
Escrito por Ruth Fuentes
el 22/10/2010

-Tenga una biblia al alcance de todos, en el mejor lugar de la casa. Lo ideal es que cada miembro de la familia tenga una.
- Idee un método para que la lean. Planifique un corto tiempo para que la familia se reúna y lea por ejemplo un salmo.

- Invite a alguién a su casa que tenga conocimiento de la Biblia, para que le ayude a estudioarla por tema.

- Consúltela en momentos especiales. En medio de peligros, de perplejidades, del dolor, de alegrías, de dudas, de soledad, trisrezas, y de cualquier otra circunstancia de la vida. La biblia tiene un mensaje apropiado para toda ocasión.

- Ore y pida a Dios que lo ayude a entender su palabra.



" Cuando reine el mesias morará juntos, el león y el cordero, y no se harán mal, porque el Espíritu del señor reposará sobre él ¿Y quién es él? EL MESIAS.



JUICIO DE CADA UNO SEGUN SUS OBRAS

estoy convencido de que hay un relato en el mundo, y solo que ha aterrorizado e inspirado a todos los humanos, de manera que vivimos un melodrama en episodios de continua reflexión y sorpresa.

Los humanos están cautivos en su vida, sus pensamiento, sus ancias, y ambiciones, en su avaricia y crueldad, y también en su bondad y generosidad, en una red del bien y del mal.

Pienso que este es el único relato que conocemos, y que transcurre en todos los niveles de sentimientos y de inteligencia.

La virtud y el vicio fueron trama y urdimbre de nuestra incipiente conciencia, y serán el tapiz de la última , y esto es así a pesar de los cambios que podamos imponer al campo, al río, y a la montaña, a la economía y al trato social. No hay otro relato.

Al hombre, después de haber limpiado el polvo y las virutas de su vida, le quedarán sólo estas preguntas severas y escuetas ¿Fue mi vida buena, o mala?
He hecho bién, o el mal.


La paz os dejo, mi paz os doy:
no como el mundo la da, yo os la doy.
No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.