En este grupo En todos

Foro de Historia de la literatura



OSCAR PORTELA O EL EXILIO DE LA SOLEDAD : DESDE NÉMESIS BUENOS AIRES

oscar
Corrientes, Argentina
Escrito por Oscar Portela
el 23/01/2010

OSCAR PORTELA O EL EXILIO DE LA SOLEDAD : DESDE NÉMESIS BUENOS AIRES

El Grupo Némesis le hizo llegar a Oscar Portela un cuestionario para tratar de analizar las razones de su destierro auto-impuesto en el lugar donde nació - Corrientes - así como el itinerario de su poesía.

Estas son las preguntas y respuestas que trazan el perfil de un poeta impar.


OSCAR PORTELA O EL EXILIO DE LA SOLEDAD

"Escribo para olvidar", digo y aquél se extravía en este axioma. Paradojal es todo, hasta el destino de los muertos que forman parte de la memoria de los vivos. Sigue pues tu camino. Él se adelanta a ti y te espera, con dudas y presagios, felicidad y olvidos. Oscar Portela

El Grupo Némesis le hizo llegar a Oscar Portela un cuestionario para tratar de analizar las razones de su destierro auto-impuesto en el lugar donde nació - Corrientes - así como el itinerario de su poesía.

Estas son las preguntas y respuestas que trazan el perfil de un poeta impar.

G.N.: ¿Está dispuesto a someterse a las preguntas de un cuestionario?

O.P. : He sentido una especie de horror. La huída que produce el pánico de tener que enfrentarme a las preguntas de un cuestionario, porque he afirmado que escribía para olvidar y borrar mis huellas (experiencias) de vida y de memoria.

G. N: Desde sus primeros libros hasta ahora: ¿Se ha mantenido fiel a una misma línea estética?

O.P. Toda la trayectoria de la "obra está atada" no a búsquedas estéticas - sino al modo de relacionar el interminable duelo de lo vivido y sostener de esta manera las búsquedas conceptuales- que son el andamiaje con el cual traté de enriquecer el frágil equilibrio emocional que me permitiera seguir viviendo atando imaginación y deseo.

G.N. ¿Son muy fuertes esas conexiones entre experiencia vivida y poesía? ¿A qué época se remontan?

O.P. A los 12 años tras las primeras lecturas de Nietzsche decidí dejar la religión lo que desató en el ámbito hogareño el primer estado general de desasosiego: yo era sobre protegido porque fui muy enfermo de niño.

Pero ya no había vuelta atrás. Dos años después dejé mi casa de camp, para vivir con una hermana de mi padre y terminar el secundario en Corrientes.

Fue una época fantástica hasta que a veintitres años entré en el primer estadio de desequilibrios emocionales cuando ya había comenzado mi trayectoria de creador a través del ensayo -balbuciente- y la poesía.

Desequilibrio que yo le atribuyo a la prematura madurez cognitiva y al retraso de la "vida vivida" como decía Pavese.

Fue una época de grandes tensiones y torsiones existenciales que me lanzaron a la hoguera de la acción política, mientras seguía mis búsquedas en el terreno del concepto o plasmaba poemas en otros momentos.

No olvidemos que el cine ha ejercido y ejerce en mi obra una poderosa influencia que ha dejado de ejercer el paisaje de mi terruño y queda sólo como "duelo retórico".

De esa etapa de búsquedas emerge "Senderos en el bosque". Hay que decir que Ricardo Mosquera Eastman -que elevó los dos últimos cantos a la altura de clásicos- calificó a este libro sin que esto fuera para él desdoroso, como "literatura de literatura".

Desde entonces comenzó a hablarse de poesía hermética, de influencias orientales, surrealistas, neorrománticas, pero la crítica a veces se confunde.

P

Oscar Portela
Corrientes, Argentina
Escrito por Oscar Portela
el 18/05/2010

A QUE

poema de OSCAR PORTELA

¿A que llegar tan lejos para luego caer

como estrellas fugaces hechas como nosotros

de la “materia de los sueños?

Pecados de la “hubrys”, ponedle límites

a esta vacua cacería de la “nada” y

A amar solo el aroma de almizcle de tu cuerpo,

Esfumado ya cuando se cierran los sueños

Y los puros ojos de las primeras albas.

Imposible saltar sobre la linea de nuestras

Propias sombras y el vértigo de la voluntad

En lucha contra el tiempo y su “fue”.

<>

Es suficiente ya: ¿A que llegar tan lejos?

¿Pues como medir la extensión del logos

del corazón que tan sin límites nos arroja

al vacío de la pasión mortal?

Vuelto estoy hacia la lumbre en duermevela.

Escucho voces en mis sueños

y me se custodiado.

Hoy definitivamente solo sin el almizcle

De tu cuerpo, camino sobre la linea de la sombra

Que soy, (Junger no entiende):

Ah corazón quebrado sobre el ras del horizonte de la tierra,

lejos ya del delicado almizcle de tu cuerpo.

MISERIA

poema de OSCAR PORTELA

Tanta miseria venida de la penuria

de no sabernos frágiles mortales,

“tal estrellas fugaces que ignoran el

sentido del dolor, y tanta soledad que se fuga

de sí tras la anónima sombra de multitud vacía,

sin arcas en ningún desierto,

tanta violencia flamígera huída de lo inacabado,

“hubrys” de una voluntad que solo se sabe a si misma,

y tanta bastardía de quien es huérfano de si

en la escala de un verbo donde todo

se ha dicho ya: hombres pequeños

de parpadeos y saltos en medio

de un medido destierro y verdugo

de la condición de los aromas

y sus nombres, Ah vosotros, que carecéis

de nombres y de casas, y tanto destierro entre tinieblas

de encenizados soles, abandonados ya

a la extinción del fuego en la incuria del neón

y así nunca saber de donde venimos ni hacia donde vamos.

*/ a Patrick Cintas y Benoît Pivert

<primeros poemas para mis sesenta años>

Oscar Portela
Corrientes, Argentina
Escrito por Oscar Portela
el 18/05/2010

TEMA: ¿Existe en la poesía de Oscar Portela " implicita" , bajo la forma de imaágenes, una concetualisación de temas especulativos - es decir filosoficos? Ello sin que por supuesto el poeta que es también pensador , convirta el poema en una tésis disfrazada de poesía.... OSCAR PORTELA

Oscar Portela
Corrientes, Argentina
Escrito por Oscar Portela
el 18/05/2010

MARLON TEIXEIRA EL AIRE Y LOS SUEÑOS.

poema de OSCAR PORTELA

por MARÍA del CARMEN SUÁREZ

En este poema Oscar Portela no sólo enfatiza, como en toda su obra, el valor de la belleza como categoría sustancial del ser si no que abre una puerta muy potente para hacerlos reflexionar acerca de lo efímero.

Es este un poema circular, un texto remolino, un ir y venir como en una danza de derviches para llegar al éxtasis, salir de sí mismo y caer en la oscuridad de un tiempo detenido.

Y allí está la desnudez primigenia, sin culpas, sin mandatos impuestos.

Dos frases de Miguel de Unamuno se enlazan con el poema:

"El que no sufre tampoco goza, como no siente calor el que no siente frío."

Oscar Portela es un buceador y sabe de estos temas.

La otra sentencia del español:

"Y es que rigor la razón es enemiga de la vida".

Oscar Portela apela a lo sensorial, al sueño y al aire, a aquello que no se ve pero existe, a los resortes secretos del erotismo, a los misterios de la "pequeña muerte", que es también la unión de los opuestos para arribar desde el deseo a la redención.

Recordemos a George Bataille cuanto afirma :

"El sentido último del erotismo es la fusión, la supresión del límite".

Nuestro poeta ha trabajado muchos años en busca de la luz aun en la más terrible tiniebla, esa quizá nos haga saber el sentido profundo de la existencia.