En este grupo En todos

Grupo de Folklore



NUESTROS ABORIGENES

Mirta
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 03/09/2010

En cada pais, han habitado nuestros ancestros, dueños de la tierra antes de la colonizacion, nos han quedado muchas cosas de ellos y algunos aun residen en reservas o han quedado sus obras inolvidables. Les propongo recordarlos.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 03/09/2010

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 03/09/2010


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 03/09/2010
Los Tehuelches

Mucho antes de la era glaciar, hace unos 13. 000 años llegaron desde el norte los pobladores antepasados de los tehuelches. Los tehuelches fueron vistos por primera vez por la expedición de Hernando de Magallanes.
Eran muchos los aborígenes patagónicos cuando el hombre blanco descubrió las costas santacruceñas.
Durante un largo período de exploraciones, españoles e ingleses tuvieron repetidas y pasajeras relaciones con los indígenas.
Las pocas referencias sirven para dejarnos la sensación de que eran núcleos de escasa consideración en cuanto a su número.

Con referencia a sus costumbres en general, citamos las más salientes: ellos poseían una admirable estampa, una exclusiva resistencia física debida a su lucha continua para poder sobrevivir adecuados al medio, rasgo caracteristico de los aborígenes santacruceños.

Indio Tehuelche

Eran solidarios, sin grandes ambiciones, acudían a la ayuda del más necesitado, inclusive a los primeros colonos españoles.
Su religión era similar a la magia, su dios supremo era Elal, a quien se le atribuía la creación de los animales y del indio, además creían en varios espíritus malignos, uno de los cuales era Gualicho, al cual le ofrecían animales sacrificados, dicha ceremonia era realizada por un hechicero.
Con respecto a su organización social, el cacique era la autoridad máxima y el único practicante que tenía más de una esposa. Los padres se destacaban por el cariño a sus hijos, a su vez le inculcaban la práctica de equitación, lanzamiento de flechas y boleadoras.
Vivían de la caza de guanacos y choiques (ñandú), recolectaban frutas silvestres, además de hierbas, semillas y bayas con las que fabricaban harina para su consumo.

Se vestían con taparrabos y se cubrían el cuerpo con pieles para salir a cazar, además les gustaba pintarse la cara y según los colores diferenciaban si estaban en guerra o en paz.
Su vivienda: los toldos eran construidos con palos, piedras y cueros de guanaco, a éste último lo extendían en el suelo y lo utilizaban como lecho. Así eran los patagones, de sangre pura, pero desde el contacto con el blanco empezaron los cambios, su declinación, y su largo período regresivo.
El blanco penetró en la intimidad del toldo tehuelche, recibido como un amigo, al relacionarse con las indias fue procreando un ejemplar defectuoso, por que el huésped era portador de flagelos humanos (sífilis, etc.)

Nada queda de los antiguos moradores, la extinción ha sido completa, salvándose lo que es producto de cruzamientos, aunque en escasa medida.

Aborígenes de la Patagonia

Tehuelches | Yamana | Onas | Mapuche


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 03/09/2010

TOLDO TEHUELCHE.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 03/09/2010

Mapa indigena antiguo

MAPA ARGENTINO CON LA UBICACION ANTIGUA DE LOS ABORIGENES

1- Atacamas
2- Omaguacas
3- Diaguitas
4- Lule-Vilelas
5- Tonocotes
6- Sanavirones
7- Comechingones
8- Huarpes
9- Chiriguanos
10- Matacos
11- Guaicurues
12- Guaranies
13- Charruas
14- Querandies
15- Tehuelches
16- Selknam
17- Pehuenches
18- Yamanas

Este mapa nos señala la ubicacion de los distintos aborigenes que habitaron nuestra tierra antes de la llegada de los Españoles


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 03/09/2010


Jose Antonio Aviles Ruiz
Ingenieria mecanica umsnh (universidad...
Escrito por Jose Antonio Aviles Ruiz
el 03/09/2010

Mirta: espero y nos tomen como una verdadera protesta al denunciar el trato y marginación que tienen nuestros indígenas.
En particular, recomiendo ver el siguiente enlace:
https://www.visitingmexico.com. Mx/blog/sierra-tarahumara-y-barranca-del-cobre-en-chuhuahua-mexico. Htm


Y es que, políticos y empresarios están despojando de sus tierras a los rarámuris de Barranca del Cobre, para establecer una zona turística (que en nada beneficia a los nativos de esa tierra)

Lamento que en México, este no sea el único caso, ya que nuestra selva lacandona tiene el mismo problema.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 03/09/2010


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 03/09/2010

Pampas

Aborígenes
Pampas


Pampas A la llegada de los españoles, las regiones de las llanuras bonaerenses estaban pobladas por los grupos dispersos de los pampas. Éstos fueron sus únicos ocupantes hasta que los "malones" o incursiones guerreras de los araucanos comenzaron a hostilizarlos y a barrerlos en diferentes direcciones. Esta presión ejercida por las tribus araucanas más belicosas, más numerosas y mejor armadas obligó a los propios pampas a incursionar sobre los fortines de los blancos. Sus incursiones se desarrollaban al Sur hasta el Río Negro, poniéndose en contacto con las tribus de los patagones, con los cuales solían asociarse en sus correrías. Hacia el Norte ocurrían hasta una zona imprecisa, que acaso pudiera ser el Sur de la provincia de Santa Fé. El nombre de "pampas" les era también concedido por los araucanos, pero los patacones les llamaban "tonec".


Economía:

No eran agricultores sino recolectores, pero el fuerte de su alimentación consistía en los productos de la caza del avestruz, al que cazaban a caballo por medio de boleadoras. También comían carne de las enormes manadas de caballos cimarrones que pastaban libremente en esos territorios excepcionales para su prolificación. Se alimentaban del ciervo, de la liebre, del tatuejo y de otros pequeños animales regionales.


Vivienda:

Sus toldos consistían en tres palos del grueso de un puño hincados en la tierra a cuatro pies de distancia el uno del otro. En del medio, que era el más largo, medía una vara. Todos terminaban en una horqueta u horquilla. A dos varas de ese conjunto plantaban otro similar. Cada una de estas tiendas era ocupada por una familia. Sus individuos se acostaban sobre pieles y siempre sobre la espalda.


Vestido:

Sus ropajes participaban de la vestimenta de araucanos y patagones. El ropaje masculino consistía en pieles preparadas por las mujeres o en tejidos de lana que ellas realizaban en sus telares primitivos. Las mujeres gustaban de adornarse con placas de cobre o pequeños objetos de plata. Los hombres cifraban su orgullo en las prendas y arreos, con adornos de plata para el caballo, así como en las grandes espuelas que usaban. Hombres y mujeres lucían un peinado y un adorno de los cabellos diferente. Ellos los dejaban crecer, levantando todas las puntas hacia arriba y ciñéndolas con una vincha. Ellas dividían sus cabellos al medio, haciendo dos gruesas trenzas. No utilizaban tatuajes faciales, pero sí aros y collares.


Técnica:

Alfarería. En toda cuenca del Salado, con ramificaciones que por la costa del Atlántico llegan hasta la zona del Delta inferior e Isla de Martín García, una invariable característica tipológica en la técnica de fabricación de su cerámica y una verdadera "unidad de escuela". No se ha encontrado cerámica pintada, pero sí un desarrollo grande de los motivos de decoración incisa. Pampas La poca cantidad numérica de estos pobladores indígenas, su muy posible preocupación de destruir la cerámica una vez utilizada, han impedido la obtención de elementos numerosos de esa industria. Los restos recogidos consisten en pequeños trozos, entre los cuales se señalan dos tipos esenciales:
_ Una cerámica de grano y paredes gruesas, tosca y sin decoración.
_ Una cerámica que es la que presenta la decoración incisa, así como los agujeros de sustentación cercanos a algunos bordes de las piezas.
La arcilla empleada presenta a veces mezcla de cuarzo, mica o sílex pulverizado.


Material de Piedra:

Lo típico de la cultura lítita pampeana son las bolas de boleadora, así como algunos "sobadores" de pieles. El material más empleado fueron las rocas duras, del tipo de la dorita y del granito, provenientes de las sierras del Tandil y Olavarría.


Tejido, Trabajos en madera y hueso:

Los trajes tejidos por las mujeres pampas eran hechos en telares rudimentarios construidos en madera. Los instrumentos de hueso no eran de hallazgo muy frecuente. Se utilizaban en conexión con el preparado y cosido de las pieles.


Organización Social, Familia, Derecho:

Sus caciques tomaban el nombre de "ganac". Eran jefes militares pero no recibían obediencia sino en la guerra. En la época de paz era jefe el mejor de los oradores. Había también otros individuos que gozaban de consideraciones especiales por su talento. Perspicacia y valor. Cada uno de los caciques residía en un territorio propio, sólo se coaligaban para hacer la guerra o para defenderse en causas de interés común. La guerra era en forma de "malón". Combatían con lanza, arco y flecha, boleadora. Su belicosidad se manifestaba no sólo en el ardor para la guerra, sino también en los crueles duelos.


Religión:

Como los araucanos, creían en un genio maléfico llamado "gualichu o arraken", que a veces se tornaba bienhechor, pero al que era innecesario hacerle rogativas u ofrendas. Poseían médicos-hechiceros, que gozaban de gran predicamento hasta después de muertos, al creer en sus relaciones con "gualichu" y al poder lograr su comparencia en cualquier momento. Sus curaciones se hacían conjurándolo a presentarse y salvar al enfermo. Creían en la inmortalidad del alma y practicaban ceremonias de entierro estrechamente vinculadas con las de los araucanos, de los que habían tomado el rito, la muerte y el entierro del caballo preferido sobre la tumba. En ella colocaban elementos de ajuar funerario. Lloraban al muerto por un día y le enterraban. Al que al año volvían a desenterrarle y uno muy hábil lo descarnaba. Cubrían los huesos con sus mejores ropas y hacían un banquete ritual poniendo los huesos en unas "alforjas muy pintadas" finalmente los llevaban sobre un caballo a una casa que hacían junto a las suyas.


Arte:

Las únicas manifestaciones artísticas que de ellos se conocen, son algunas pictografías con motivos escalonados, cruces y círculos concéntricos o estrellados que les son atribuidas


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 03/09/2010


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 03/09/2010

Gracias amigo Jose, estoy de acuerdo contigo, sobre como los han desvastado y utilizado, aun en la actualidad, como lugares turisticos y algunos en reservas deprimentes. Visitare ese link que dejas. Gracias por estar.

Bendiciones.

Jose Antonio Aviles Ruiz
Ingenieria mecanica umsnh (universidad...
Escrito por Jose Antonio Aviles Ruiz
el 03/09/2010



Indígenas Rarámuris:
Dios creó a los rarármuris y el diablo a los chabochis”. Bajo la premisa de esta leyenda que se transmite por tradición oral entre los indígenas de la Sierra Tarahumara, subyace una realidad insoslayable: la pobreza y la marginación de las etnias que habitan el territorio chihuahuense.
Segun otros historiadores, contrario a el Sr. Luis Gonzalez, el vocablo Raramuri significa "hijos del Sol". El vocablo Rayénari significa "Sol" o "Estrella luminosa" siendo el Sol su dios principal.
En la leyenda, Dios se enoja con los rarámuris porque perdieron una competencia ante los chabochis. Y de allí devino una sentencia que se ha convertido en práctica ancestral, que durante siglos ninguna autoridad, ni divina ni humana, ha podido erradicar: “... Les dijo que de ahí en adelante serían pobres (los rarámuris) y los chabochis ricos”.

Esteban Vargas Castillo
Auxiliar de enfermería ( paramédico )...
Escrito por Esteban Vargas Castillo
el 03/09/2010

Gracias por toda esta magnifica información que compartes. Te felicito

Un abrazo

Rosana Dominguez
Profesorado de 1º y 2º ciclo de egb is...
Escrito por Rosana Dominguez
el 03/09/2010

Hola mirta gracias por invitarme al debate, creo que no se respeta a nuestros aborigenes, se avasallan sus derechos ojala esto cambie lo deseo de corazon. Un abrazo calido

.

Celia M. Loyola Zayas
Reiki 1, 2, 3 casa rochira- centro par...
Escrito por Celia M. Loyola Zayas
el 03/09/2010

Gracias por la invitacion. Esto es lo que encontre para recordarlos.

INTRODUCCIÓN

Antes de la llegada de los españoles se sucedieron en la isla de Santo Domingo varios grupos de pobladores del continente americano. Generalmente provenían de la América del Sur e iban trasladándose por medio de balsas o canoas a través de las pequeñas Antillas hasta establecerse en las grandes Antillas.

Los aborígenes provenían de las cuencas de los ríos Orinoco en Venezuela, Xingu y Tapajo, en la Guyana, como pudieron posteriormente comprobar los españoles a colonizar esos lugares y observar que las culturas eran similares.

La transmisión de herencias culturales, las mezclas de diversas culturas, los largos periodos de residencia de los grupos indígenas en las islas, así como la presencia de nuevos factores geográficos y ecológicos hicieron que las culturas antillanas adquirieran numerosos rasgos que la diferenciaban de las existentes en tierras continentales.

Los motivos de las emigraciones se atribuyen a diversas razones, entre ellas la económica, consistiendo en la demanda de nuevas tierras para el cultivo de diversos productos. Otra razón pudiera ser la búsqueda de territorios donde pudieran vivir en paz.

Los movimientos migratorios mas importantes que se produjeron antes de la llegada de los españoles fueron los siguientes:

Los Siboneyes: Cuyo termino significa hombre que vive entre las piedras o las rocas. Los Siboneyes vivían de la caza, la pesca y la recolección por que sus hábitat solía ser las inmediaciones de las costas, donde trabajaban también las piedras.

Los igneris: procedentes de Puerto Rico, pertenecientes a los araucanos, sustituyeron en la isla de Haití a los Siboneyes, quienes habían llegado de Cuba.

Los Caribes: Pertenecientes al tronco de los arauacos, habitaron mas a las Antillas Menores y solo visitaban la isla en incursiones belicosas.

Los sub-tainos o arauacos: provenientes de América del Sur constituyeron una primera etapa del desarrollo histórico de esta isla.

Desde el momento mismo del descubrimiento de la Española, cuando Colón y sus acompañantes pisan tierra y entran en comunicación con los aborígenes, tiene lugar un proceso más o menos complejo de relaciones raciales y culturales entre los unos y los otros.

Los contactos de los españoles con los nativos de la isla fueron desde el principio conflictivos, tanto que produjeron la progresiva, pero implacable desaparición de los nativos. Ya hacia 1560 apenas quedaban algunos grupos dispersos de indígenas, sin mayores consecuencias para el futuro progreso de miscegenación que daría nacimiento al hombre dominicano.

A diferencia de otros países de América, Santo Domingo no presenta en la actualidad el nuevo tipo étnico común a otras latitudes del continente: el mestizo.

La temprana desaparición de los naturales de la Española fue también causa que su cultura, que a la llegada de los conquistadores atravesaba por una etapa neolítica, de cultivo intenso de la agricultura y producción de cerámica y materiales líticos, no pasara a integrarse por completo a la simbiosis operada más tarde con la cultura de otros grupos foráneos.

De la cultura taína restan muy pocos remanentes, y estos corresponden sobre todo a los aspectos materiales de la misma. Hay que advertir, por lo demás, que varios de esos aspectos perduraron a través del esclavo africano, quien los hizo suyos y los incorporó a sus costumbres y hábitos de trabajo.

Así, por ejemplo, cuando los taínos empezaban a extinguirse, los negros habían logrado ya dominar la técnica del cultivo de la yuca y la preparación del casabe, que era el alimento básico de aquellos. A través de los esclavos africanos, los taínos legaron a nuestra cultura el cultivo de roza, cuya quema y tala de árboles serían luego continuadas por los plantadores azucareros.

En el siguiente material encontraremos una recopilación de la cultura de nuestros ancestros: Los taínos, su forma de vida, sus costumbres y el legado que nos dejaron.





















EL ORIGEN.


'Aborígenes'

Desde Siberia y a través de Alaska, grupos migratorios poblaron el continente americano hace muchos años. Algunos quedaron en los bosques como tribus aisladas, otros crearon ciudades espléndidas, como México y Cuzco.

Aunque el Asia parece ser la madre común de todos los amerindios, estas migraciones pobladoras las efectuaron gente con una cultura estacionada en un remoto paleolítico. En América, crearon su propia civilización, de grandes contrastes: México y Perú por un lado, con su arquitectura y sus adelantos científicos, y por otro lado el resto de América y principalmente el grosero primitivismo del habitante del bosque profundo.

PROCEDENCIA.


'Aborígenes'

Los tainos o aborígenes procedían, según teorías , de los siguientes países:

*Venezuela *Cuba

*La Española *Puerto Rico


LOS TAINOS .

A la llegada de los españoles a la isla que Colón llamó La Española, encontró aborígenes descendientes de los caribes, moradores de las Antillas Menores (que realizaban incursiones a las Grandes Antillas) y a los taínos, de origen arahuaco.

Estos grupos provenían de las cuencas de los ríos Orinoco en Venezuela y Xingú y Tapajós en las Guayanas, a través de oeadas migratorias a lo largo de más de doce siglos.

Inicialmente emigraron a las Antillas los Siboneyes (de pobre cultura) y posteriormente grupos arahuacos que eliminaron los remanentes de los siboneyes de La Española, Cuba, Jamaica y las Bahamas, a excepción de dos núcleos localizados en el extremo occidenttal de Cuba y en el extremo occidental del sur de Haití. Por último el grupo de los Caribes, que se dice eran antropófagos. Se consideran dos grupos migratorios arahuacos, siendo durante el segundo período cuando se desarrolló la cultura denominada taína .

El ejemplar taíno, según la opinión de los cronistas, incluyendo al Primer Almirante, a Oviedo y al Padre Las Casas, era más bien hermoso. Eran lampiños casi todos, de modo que no eran barbados. En cambio todos se distinguían por una deformación del cráneo, que ellos mismos provocaban desde la niñez con instrumentos destinados a alargar la cabeza.

No conocían el cobre, el bronce ni el hierro y no valoraban el oro, a pesar de amarillar la arena de sus ríos.

'Aborígenes'


LA SOCIEDAD TAINA .

'Aborígenes'


Uno de los rasgos más notables de la sociedad taína era el alto grado de solidaridad social entre sus miembros; difícilmente había reyertas entre los miembros de los clanes agrupados en pueblos.

El patriarcado indicaba la autoridad principal de la familia, pero la herencia y la sucesión correspondían a una organización matrilineal: la herencia pasaba al hijo mayor, y si este faltaba, al hijo o hija mayores de la hermana del muerto ( así a la muerte del cacique Boechío, su hermana Anacaona tomó el poder).

El aborigen quisqueyano tenía como norma el respeto a sus mayores, quienes daban sus consejos aún al mismo cacique.

La educación era al mismo tiempo una responsabilidad familiar y social.

Los caciques podían tener varias mujeres (se dice que Boechío llegó a tener 30). Los nitaínos también podían tener varias compañeras, pero los naborias rara vez tenían más de una.

El incesto estaba rigurosamente prohibido.

El hombre generalmente andaba desnudo, al igual que la mujer soltera. Las casadas por el contrario utilizaban unos mantos de algodón para cubrir sus partes sexuales.

Varias familias vivían en una casa. Dice Las Casas: "... Pueden vivir diez y quince vecinos toda la vida sin que (... ) tengan reyertas y contenciones".

Aún las guerras entre las diferentes regiones eran raras: ".. Sino por una de estas tres causas: sobre los términos e jurisdicción, o sobre las pesquerías, o cuando de las otras islas venían indios caribes flecheros a saltear... " El hurto era uno de los delitos más sancionados y según Oviedo el castigo era el empalamiento.

ORGANIZACION SOCIAL.

La estructura social se componía de:

  • Nitaínos que eran los nobles, guerreros, y los artesanos. Estimados por ser de mejor sangre que los demás, tenían a su cargo a otros indios, venían a ser los lugartenientes de los caciques.

  • Naborias eran los siervos y eran de la clase más baja.

  • Los Caciques (Jefes) eran posiciones heredadas y procedía de la clase nitaíno.

  • Los Bohiques (curandero) eran de un linaje de bohique.

No es claro si los Nitaínos eran nacidos o se ganaban su clase social. Los Nitaínos gobernaban sobre los naborias. Los Naborias pescaban, cazaban, hacían el trabajó en los conucos, generalmente el trabajo pesado.

Para finales del siglo XV, la isla de Haití (o según Pedro Mártir de Anglería, Quisqueya) estaba dividida en cinco regiones o cacicazgos, gobernados por un cacique.

El cacique ocupaba la cima de la pirámide social, era el jefe.

Parece ser que cada cacicazgo era dividido en regiones o provincias llamadas nitahinatos y en estas gobernaban los nitaínos. Este, disfrutaba de una posición jerárquica privilegiada, subordinada sólo al cacique."... Tenían súbditos infinitos", decía Las Casas.

En el orden jerárquico seguía el behique o buitío. Ocupaba una posición también privilegiada y entre sus funciones se señalan: "organizar el culto, comunicar las tradiciones tribales y curar a los enfermos" (Roberto Cassá). Estaban rodeados de una aureola de misterio y poder sobrenatural que los hacía temibles y respetados. Los métodos curativos eran mágico-animistas, pues concebían las enfermedades como obra de los espíritus, pero además, eran grandes herbolarios: "y tenían conocidos las propiedades de muchos árboles e plantas e hiervas", según relata Oviedo.

Continuando la estructura social de los taínos, se encuentra la clase trabajadora, los naborias, encargados de la caza, pesca, agricultura, etc. Algunos autores separan la clase trabajadora de los naborias, dándole a estos últimos categoría de sirvientes que provenían de pobladores más.

LA CULTURA TAINA.

En el año 1492 Cristóbal Colón toca las costas de la isla y descubre en sus habitantes una raza indígena desconocida llamada taínos que en lengua arauaca quiere decir bueno o noble . Los taínos habitaban esta isla desde el año 800 A.D.

Se organizaban en unidades tribales que se regían diariamente y dedicados a una vida sedentaria simple y rica en tradiciones religiosas y agricultoras, la expresión de su cultura en nuestra isla era la más rica del área del Caribe.

Sin embargo, el descubrimiento y sus métodos de conquista exterminaron esta raza en un período aproximado de 50 años, lo cual limitó el impacto de dicha cultura indígena sobre la dominicana.

El sistema de colonización tuvo que traer al Continente Americano, personas más fuertes y resistentes a las duras faenas de trabajo.

Aunque los dibujos rupestres son de una marcada puericia, como sus petroglifos, el taíno trabajó primorosamente la piedra y la cerámica. En la cerámica pusieron arte e inquietud espiritual, y a veces de complicadas formas de decoración.

Tenían excelentes trabajos en piedra y concha, y también trabajaron la madera.

Existen evidencias de que los taínos también practicaron actividades de cestería y fabricación de vasijas, cucharas y vasos utilizando el fruto del higüero que ellos sembraban con estos propósitos.

A. -Lengua:

Del lenguaje de los indios, conocemos sólo las palabras que nos quedan: nombres de personas, lugares, y de algunos productos del agro, de la caza y de la pesca, consignadas por los cronistas.

Los indios no tenían lenguaje escrito, se dice que hablaban el lucayo, aunque Pedro Henríquez Ureña toma a Loven y otros para decir que hablaban el taíno.

Fray Ramón Pané decía que se hablaban dos lenguas en la isla, Las Casas dice que eran tres.

Una de ellas era la más extendida "... La otra lengua fue la universal de toda la tierra - dice Las Casas - y ésta era más elegante y más copiosa en vocablos y más dulce el sonido. " Esto corrobora la afirmación de Colón: "... Tienen un habla la más dulce del mundo y mansa, y siempre con risa

B. -Viviendas:

'Aborígenes'
'Aborígenes'

La vivienda del indio era el bohío o buhío. Para algunos, la vivienda del cacique era denominada Caney, pero otros autores no consideran diferencia.

El tipo más corriente era de planta circular que poseía techo cónico y estaba sostenido por postes dispuestos alrededor de un poste central, donde se hacía descansar el techo, fabricado al igual que las paredes, de yerbas, yaguas y bejuco (usaban hojas secas de cana o yagua de palma real).

"Otras casas o buhíos hacen asimismo los indios, y con los mismos materiales; pero son de otra facción, y mejores en la vista, hechas de dos aguas, y de más aposento, e para hombres más principales e caciques... " "Y en las principales hacen unos portales que sirven de zaguán o recibimiento. " (Oviedo)

La puerta de la vivienda del cacique daba al batey o plaza donde se reunía el consejo de los ancianos (bajo un cobertizo), se practicaba el juego de la pelota y los areytos.

C. - Deportes:

'Aborígenes'


Los taínos practicaron una serie de juegos que tenían un doble carácter, ceremonial y diversión como son: carreras, concursos de fuerza, pesca como deporte, etc. , siendo los más importantes el simulacro de guerrero (juegos gladatorios) y el de pelota. Este lo jugaban en una plaza que centraba la aldea, llamada batey. La pelota se fabricaba con fibras vegetales a las que se daba una flexibilidad especial. Consistía el juego en mantener en movimiento la pelota a base de los rebotes de esta con ciertas partes del cuerpo (hombro, codo, cabeza, rodilla). Se pierde cuando por cualquier razón la pelota cesa en su movimiento.

D. - Casabe o cazabí:

La industria del casabe o cazabe era quizá la más desarrollada. Para ello usaban la yuca amarga, fuertemente tóxica. La deshidrataban, rallándola en una piedra erizada llamada guayo, colocándola en una manga cónica de hojas de palma tejidas llamada cibucán y utilizándo grandes piedras para estirarlo y que se exprima la yuca rallada. El residuo que quedaba era cocido en el burén, quedando una torta, aún hoy apreciada.

El líquido resultante o hien, al fermentar perdía su poder tóxico y resultaba en una especie de vinagre con el que sazonaban sus carnes.

E. - Bailes y cantos (Areytos).-

El baile y las canciones eran acontecimientos sociales entre los indios antillanos. Acompañaban sus cantares con orquestas monocordes. Dice José Gabriel García:

"... Con tambores que hacían de un madero delgado y hueco forrándolo en uno de sus extremos con un cuero bien estirado; con panderos que formaban con conchas de animales; con harpas que hacían valiéndose de unas varas flexibles que introducían dándole la forma de medio arco, en un güiro o calabazo vacío y que encorvaban con finas sogas de cabuya, y con pífanos o flautas hechos de pedazo de caña brava; con maracas y grandes caracoles, de los cuales sacaban notas monótonas y desapacibles."

Las canciones entonadas, así como las danzas, se llamaban areytos. Desgraciadamente nada ha quedado de esta música ni de sus versos.

Había varias clases de areytos: el areyto simbólico, perteneciente a la liturgia sagrada, el areyto guerrero, con el cual celebraban las victorias bélicas y el areyto social, para honrar a personajes célebres. También los areytos servían para transmitir las creencias de generación en generación y eran cantados siempre de la misma manera para no corromperlos.

Los areytos eran dirigidos por una persona principal que recitaba historias danzando en cierto contrapaso. Esas historias eran repetidas en voz más alta por un coro danzante compuesto por hombres, unas veces, o por mujeres, otras, o por grupos mixtos en muchos casos.

RELIGION Y MITOS.

'Aborígenes'

Adoraban el fuego, el sol y la luna. Tenían un dios supremo, Loquo que vivía en el cielo o Turey. Rendían culto a cemíes de piedra (dios menor), que ellos mismos tallaban. Creían que los muertos van a un lugar llamado Coayban, cuyo señor era Maquetaurie.

De acuerdo con relatos recogidos por el fraile Ramón Pané, los mitos de los indios se relacionan con el origen del Sol y la Luna, salidos de una cueva llamada Jovovava; con la transformación de seres asexuados en mujeres, utilizando el pájaro iriri que agujereaba los árboles; y con la fantástica creación del mar al romperse una calabaza desparramándose el agua que contenía en proporciones tales que con ella cubrió la tierra.

Los mitos y otras creencias eran transmitidos de generación en generación por aquellos ancianos más respetados de las familias, los clanes y las tribus.



ARTE RUPESTRE Y ARTESANIA

'Aborígenes'

El gran desarrollo alcanzado en las actividades artísticas y artesanales fue uno de los rasgos más característicos de esta sociedad.

La confección de una extraordinaria cerámica para fines funerarios y rituales y la fabricación de una enorme cantidad de ídolos, amuletos y otros artículos de lujos, confeccionados en piedra, madera, concha, hueso y otros materiales no se han conservado tanto, como los de algodón y otros (cuyo semi principal se encuentra en el Museo de Turín, Italia).

Se han encontrado muestras del arte rupestre taíno en diferentes localidades de la isla como en las cuevas de las Maravillas y del Pomier; también, al dar la vuelta al Lago Enriquillo se pueden ver las famosas Caritas.

Otras cuevas conocidas por sus pictografías se encuentran en el Parque del Este y en los Haitises.

Las piezas de alfarería taína halladas en nuestra isla son de superior calidad a las de otras islas, al igual que los artefactos líticos y en madera que conformaron toda una parafernalia para la realización de rituales mágicos religiosos taínos.

Los dos productos de cestería más importantes que quedan como herencia de esta cultura precolombina son la hamaca y el macuto.

El arte de los indios taínos como el de todos los pueblos aborígenes refleja su particular concepción del mundo. Los taínos creían en espíritus superiores que controlaban, a veces caprichosamente, la naturaleza humana y el mundo. A estos espíritus el hombre debía halagar, apaciguar o neutralizar por medio de ritos y ceremonias sagradas.

El arte taíno, encarnación de dichas creencias, se expresaba, con relativo o absoluto dominio técnico en agradables formas convencionales, elaboradas con los más diversos materiales. De algunos de sus ejemplares, ejecutados con materia perecedera, sólo nos resta la descripción que de ellos nos dejaron los cronistas de Indias.

Pocos objetos de valor artístico se salvaron de la destrucción sistemática, llevada a cabo por los misioneros y colonizadores, de todo lo que para ellos, tenía significación mágico-religiosa, es decir los ídolos y otros objetos de uso ceremonial. De la destrucción, que obedecía a las ideas religiosas de la época, sólo se salvaron aquellas que se enviaron, como objetos exóticos, a príncipes europeos renacentistas quienes los conservaron en sus gabinetes de curiosidades, y aquellos que, a tiempo, lograron esconder los indios en cuevas y otros lugares inaccesibles para los conquistadores, y que serían, siglos más tarde, re-descubiertos por arqueólogos y campesinos.

Lo que hoy podemos denominar arte taíno no es otra cosa que la expresión simbólica y estética de su sociedad, de sus necesidades, y sobre todo, de sus creencias y prácticas mágico-religiosas. Es dentro de esta realidad que podemos apreciar e interpretar sus diversas expresiones.

LA AGRICULTURA

'Aborígenes'

Los Taínos nos dejaron una gran herencia social, podemos citar, por ejemplo: varias plantas domesticadas como la yautía, el tabaco, el ñame, el maní, el maíz, el mapuey y ni decir la yuca y la elaboración del cazabe, cuyo proceso se mantiene casi intacto hasta nuestros días. Son herencia taína sobreviviente a la conquista.

MEDIOS DE COMUNICACIÓN UTILIZADOS POR LOS TAINOS .

'Aborígenes'

Los taínos tenían formas muy peculiar para comunicarse una de ella era el uso de canoas, para transportarse de un lugar a otro.

ENCUENTRO CULTURAL ENTRE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA Y TAINA.

Los Tainos se organizaban en unidades tribales que se regían diariamente y dedicados a una vida sedentaria simple y rica en tradiciones religiosas y agricultoras, la expresión de su cultura en la isla era la más rica del área del Caribe. Sin embargo, el descubrimiento y sus métodos de conquista exterminaron esta raza en un período aproximado de 50 años, lo cual limitó el impacto de dicha cultura indígena sobre la dominicana.

El sistema de colonización tuvo que traer al Continente Americano, personas más fuertes y resistentes a las duras faenas de trabajo. Desde el momento mismo del descubrimiento de la Española, cuando Colón y sus acompañantes pisan tierra y entran en comunicación con los aborígenes, tiene lugar un proceso más o menos complejo de relaciones raciales y culturales entre los unos y los otros.

Los contactos de los españoles con los nativos de la isla fueron desde el principio conflictivos, tanto que produjeron la progresiva, pero implacable desaparición de los nativos. Ya hacia 1560 apenas quedaban algunos grupos dispersos de indígenas, sin mayores consecuencias para el futuro progreso de miscegenación que daría nacimiento al hombre dominicano.

'Aborígenes'

A diferencia de otros países de América, Santo Domingo no presenta en la actualidad el nuevo tipo étnico común a otras latitudes del continente: el mestizo.


La temprana desaparición de los naturales de la Española fue también causa que su cultura, que a la llegada de los conquistadores atravesaba por una etapa neolítica, de cultivo intenso de la agricultura y producción de cerámica y materiales líticos, no pasara a integrarse por completo a la simbiosis operada más tarde con la cultura de otros grupos foráneos.

De la cultura taína restan muy pocos remanentes, y estos corresponden sobre todo a los aspectos materiales de la misma. Hay que advertir, por lo demás, que varios de esos aspectos perduraron a través del esclavo africano, quien los hizo suyos y los incorporó a sus costumbres y hábitos de trabajo.

Así, por ejemplo, cuando los taínos empezaban a extinguirse, los negros habían logrado ya dominar la técnica del cultivo de la yuca y la preparación del casabe, que era el alimento básico de aquellos. A través de los esclavos africanos, los taínos legaron a nuestra cultura el cultivo de roza, cuya quema y tala de árboles serían luego continuadas por los plantadores azucareros.

Otros elementos importantes de la cultura material taina que subsistieron y aparecen hoy incorporados a la vida y actividad cotidianas del dominicano son:

Instrumentos como la canoa, la hamaca, el caracol (usado como trompeta para dar avisos) y la cuchara de higüero; técnicas como el sistema de pesca denominado barbasco o "encandilamiento", el ahumado para la conservación de las carnes, la cestería (especialmente mediante el empleo de cuerdas de cabuya y la petaca de yagua), el encendido de hornos de carbón, la utilización de la piel de ciertos peces para limpiar y rayar vegetales, etc. ; productos agrícolas como la batata, la yautía, la jagua, el jobo, el maíz, el lerén, el maní, etc. Todos ellos forman parte de la dieta dominicana.

El mundo espiritual del taíno apenas dejó huellas en la cultura criolla, y las pocas muestras de ese mundo se hallan fuertemente sincretizadas con las creencias y ritos cristiano-africanos. Podemos citar, al respecto, la sacralización de ciertos caciques taínos, elevados a la categoría de luases o divinidades del panteón voduísta; las supersticiones relativas a las hachas indígenas, popularmente conocidas como "piedras de rayo" y el mito de la ciguapa, entidad femenina que camina con los pies al revés.

La mayor aportación del taíno a la cultura dominicana hay que buscarla, sin duda, en el lenguaje. Numerosos vocablos forman parte del habla criolla.

ALGUNOS ELEMENTOS DEJADOS POR LOS TAINOS A NUESTRA CULTURA .

Elementos importantes de la cultura taina que subsistieron y aparecen hoy incorporados a la vida y actividad cotidianas del dominicano son:

A) instrumentos como la canoa, la hamaca, el caracol -usado como trompeta para dar avisos- y la cuchara de higüero;

B) técnicas como el sistema de pesca denominado barbasco o "encandilamiento", el ahumado para la conservación de las carnes, la cestería -especialmente mediante el empleo de cuerdas de cabuya y la petaca de yagua-, el encendido de hornos de carbón, la utilización de la piel de ciertos peces para limpiar y rayar vegetales, etc.;

Productos agrícolas como la batata, la yautía, la jagua, el jobo, el maíz, el lerén, el maní, etc. Todos ellos forman parte de la dieta dominicana.

El mundo espiritual del taíno apenas dejó huellas en la cultura criolla, y las pocas muestras de ese mundo se hallan fuertemente sincretizadas con las creencias y ritos cristiano-africanos. Podemos citar, al respecto, la sacralización de ciertos caciques taínos, elevados a la categoría de luases o divinidades del panteón voduista; las supersticiones relativas a las hachas indígenas, popularmente conocidas como "piedras de rayo" y el mito de la ciguapa, entidad femenina que camina con los pies al revés.

La mayor aportación del taíno a la cultura dominicana hay que buscarla, sin duda, en el lenguaje. Numerosos vocablos forman parte del habla criolla (Emiliano Tejera, 1935; Emilio Tejera, 1977).

CONCLUSION

Desgraciadamente, la rápida desintegración de la sociedad aborigen, la naturaleza perecedera -máxime en un clima tropical como el nuestro- de muchos de los materiales utilizados por los tainos para expresarse artísticamente, así como la falta de interés de los colonizadores para conservar las manifestaciones de la cultura aborigen, han sido causas de que hasta nosotros sólo haya llegado una pequeña fracción de los objetos representativos del arte taino.

Esta apretada síntesis de las principales expresiones escultóricas, del arte y de la forma de vida de los taínos, sólo nos permite tener una visión limitada del arte de los antiguos pobladores de nuestras islas. Futuras investigaciones arqueológicas continuarán enriqueciendo con sus hallazgos las colecciones antillanas que hoy atesoran esta herencia.

Sin duda alguna, que los taínos nos dejaron un legado muy apreciado: su cultura, su baile, sus alimentos; los cuales se encuentran hoy presentes en nuestra sociedad y en nuestros museos. Esperemos que sean transmitidos de generación en generación y que sean conocidos por otras culturas.

Julian
Escrito por Julian
el 03/09/2010

Hola Mirta y resto de “contertulios”



Colonizaciones , colonizadores y colonizados.... Sujetos activos y pasivos... ¿Verdugos y víctimas?



Creo que no. Todos procedemos de ¿ ?.... Y en el transcurso de la totalidad de la historia conocida el ser humano, el hombre con su instinto y con , en principio, su incipiente racionalidad, ha tratado de controlar el medio del que su circunstancial horizonte limitaba como algo de su pertenencia. Al otro lado de esa lontananza siempre se ha encontrado otro grupo humano que, tal vez, compartiendo igual deseo de sobrevivencia, ha originado eso que sólo puede considerarse como INVASIÓN o COLONIZACIÓN si se parte del error, a mi juicio, de soslayar el tramo inicial de ese recorrido, el de iniciar el viaje que pudiera servir de asiento para aquel juicio, más allá del inicio de lo humano.



Como curiosidad os dejo enlaces a documentos de esta casa con alguna relación con el tema de este debate.




https://grupos.emagister.com/documento/logistica_y_captura_de_atahualpa__una_version_de_la_web/22222-510776



https://grupos.emagister.com/documento/los_massai/22222-537794


https://grupos.emagister.com/documento/tarahumaras/22222-524574



https://grupos.emagister.com/documento/culturas__civilizaciones_precolombinas/1071-519838


https://grupos.emagister.com/documento/ayahuasca/25672-520961


https://grupos.emagister.com/documento/algo_sobre_la_mitologia_de_sudamerica/1071-497736


https://grupos.emagister.com/ficheros/dspflashview? IdFichero=496168


https://grupos.emagister.com/documento/la_araucana_para_que_podais_guardarlo/1038-495830


https://grupos.emagister.com/documento/el_tibet_sin_aforismos/1071-491192


https://grupos.emagister.com/documento/la_llorona/1071-483042


https://grupos.emagister.com/documento/mayas/1071-481491



Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 04/09/2010

Cultura Mapuche y Araucana

Antecedentes históricos:
Razas indígenas habitaron el suelo neuquino desde hace miles de años. De las más antiguas se conservan leves vestigios como pinturas y grabados rupestres. Las últimas razas que habitaron el territorio del Neuquen, antes de la conquista, fueron PUELCHES - PEHUENCHES - MAPUCHES.

Puelches:
LLamados así por los Mapuches chilenos, el nombre significa "gente del este".
Se agrupaban en tribus gobernadas por un cacique. La familia era monogámica, aunque los caciques y personas importantes podían tener varias esposas.
Eran de estatura alta y cabeza más bien alargada, que solían desformar artificialmente en los bebes.
Su forma de vida era nómade y su principal alimento lo obtenían del guanaco y del ñandú, a los que cazaban con arcos, flechas y boleadoras. También recolectaban raíces y semillas y preparaban bebidas alcohólicas.
Vivían en toldos de pieles y su vestido era el "quillango", manta confeccionada con piel del guanaco con los pelos hacia adentro. Lo adornaban por afuera con dibujos geométricos. Se sujetaban el pelo con una vincha y calzaban mocasines de cuero. También solían pintarse la cara según las ocasiones.
A partir del siglo XVI los Mapuches o Araucanos fueron penetrando desde Chile y de a poco se fueron extendiendo por la patagonia y las pampas argentinas. Los Puelches se fueron fusionando con ellos tomando sus costumbres y su lengua.
Los Mapuches también adoptaron formas de vida de los Tehuelches, como por ejemplo, el tipo de vivienda y la vida nómade, que les permitieron adaptarse al nuevo territorio.
Pehuenches
Los pehuenches habitaron la zona de los pehuenes o araucarias.
Eran altos y delgados. El color de su piel era más oscuro y su cabello ondulado.
La base de su alimentación eran los piñones de las araucarias que cosechaban y conservaban durante el invierno en silos subterráneos. Con ellos hacían una especie de pan y una bebida parecida a la chicha.
Cazaban guanacos y recolectaban semillas y frutos silvestres.
Sus viviendas eran toldos de cuero y los vestidos también los confeccionaban con pieles y se adornaban con plumas. Poco a poco, después de la infiltración de los araucanos de Chile que se asentaron entre ellos, se fueron araucanizando y perdiendo casi todas sus primitivas costumbres y hasta sus caracteristicas físicas.
Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 04/09/2010
Mapuches
Son los llamados araucanos, pueblo originario del territorio chileno, con amplisima difusión en la Argentina, donde llegaron a ocupar en tiempos de la colonia todo el territorio pampeano y el norte de la Patagonia hasta parte de Santa Cruz, hace unos 250 años
Con esta inmigración, se dió un proceso de adaptación y fusión con los pueblos anteriores a su llegada, sin grandes violencias y desplazamientos.
Se resistieron a la penetración blanca y fueron desplazados hacia el sur donde ofrecieron una tenaz resistencia y comenzaron su migración hacia la Patagonia y la Pampa.
Su estatura era mas bién baja y su cabeza corta. En Chile eran agricultores, cultivando maíz, papas, aji, porotos, zapallo, etc. Al pasar a Argentina se dedicaron a la caza y a la recolección, adaptándose a la vida nómade.
Usaron el toldo como vivienda que transportaban de un lugar a otro. Dormían sobre pieles de oveja.
Vestían con chiripa y poncho, y como calzado utilizaban botas de cuero. Las mujeres se peinaban el cabello con dos largas trenzas y se cubrían con mantas sujetas a la cintura con fajas de colores.
Usaron como armas las boleadoras, que llevaban atadas a la cintura, la honda y la lanza de varios metros, que en la época de la conquista usaron contra los españoles, especialmente después de la adopción del caballo. Como armas defensivas usaban un coleto de cuero crudo, una especie de casco del mismo material y un escudo.
Su lengua, el mapuche, se fue imponiendo a todos los indígenas anteriores.
Su familia era poligámica, tenían tantas esposas como se lo permitía su riqueza.
Si bien la idea de un ser supremo es consecuencia de la influencia cristiana, todavia hoy se celebran entre ellos maravillosas fiestas paganas que respetan sus antiguas creencias, las más famosas de las cuales es el "NGUILLATUN", donde se dirigen plegarias a "NGUENECHEN", el señor de los indios, "dueño de la gente". En su desarrollo realizan varios ritos entre los que sobresale la danza llamada Loncomeo, una de cuyas figuras era el Choique Purrún, en la que los bailarines imitan los movimientos del ñandu o choique. Y es fundamental la intervención de la "machi", "shamanes" o "médicas", hechiceras o hechiceros. Machi
Nguillatun
Foto: del libro Junta de Hermanos de Sangre
de E. De Perrotta e I. Pereda
Era la encargada de curar, mediante hierbas y otros procedimientos como, ensalmos, sacrificios de animales, bocanadas de humo etc. La ceremonia se efectúa en un mallín o vallecito y allí se levanta el altar o "rehue" formado por cañas o mástiles plantados.
Los colores del nguillatún son el azul (el cielo) y el amarillo (el sol), y a veces el verde (los pastos).
Altar o Rehue
Altar o Rehue
Foto: del libro Junta de Hermanos de Sangre
de E. De Perrotta e I. Pereda
Nguillatun
Nguillatun
Foto: del libro Junta de Hermanos de Sangre
de E. De Perrotta e I. Pereda

Instrumentos musicales indígenas
El clima inhóspito, la lucha para sobrevivir en esta tierra cubierta durante meses por la nieve le dan a la música un carácter lastimero donde la pasión es cruel y desesperanzada. La pasión no puede expresarse ni siquiera a través del llanto o del amor. De allí la sencillez de sus instrumentos musicales y que la música araucana sea queja y angustia.
Utilizaban varios instrumentos musicales: cultrun, trutruca, pifilca, ñorquin, quinquer-cahue, o violin araucano.
Cultrun:
Tambor hecho de un trozo de madera ahuecado, con forma de timbal. Está forrado con un cuero de caballo bien estirado.
Se lo percute con un solo palillo cuyo mango esta adornado con hilos de colores.
Pifilca:
Es una flauta construída de madera o hueso. Es corta y suena como un pito.
Se la lleva colgada del cuello mediante un cordón.
En la actualidad se la construye con tallas de madera de unos 30 a 40 centímetros. El tubo esta cerrado en su extremo inferior y se lo perfora más o menos hasta la mitad de su largo. Emite un solo sonido y esta única nota se mezcla en el curso del canto o del conjunto instrumental sin relación rítmica ni tonal con el resto.
Trutruca:
Este instrumento está construído con una caña colihue, de hasta unos cuatro metros de largo. Se la parte por la mitad para ahuecarla. Luego se juntan las dos mitadas con un hilo de lana y se la forra con tripa de caballo.
En uno de sus extremos se coloca un cuerno de vaca y por el otro se sopla. Su sonido parece el bramido de un toro y representa la fuerza de la tribu.
Es uno de los dos tipos de grandes aerófonos existentes en nuestro país (el otro es el erke).
Quinquercahue:
Tenía dos arcos (generalmente de huesos de costilla) complementado por una sola cuerda de crines de caballo. Se tocaba apoyando, con la mano izquierda, uno de los arcos - cuerpo del violín - contra los dientes incisivos superiores. La mano derecha, a su vez, pasaba la cuerda del otro arco - arco del violín - sobre la anterior, produciendo un sonido quejumbroso y doliente.
Lolquin:
De hechura similar a la trutruca pero mucho más pequeño. Se fabrica con la caña del cardo llamado "troltro"
Clarín:
El clarín fue conocido a la llegada de los españoles y fue imitado con materiales de la zona (cañas vegetales y madera).
Cullcull:
Era la corneta con la que se daba la señal de alarma ante una emergencia y también en la guerra. Se hacia con cuernos de buey.
Pinquilhue:
El pinquilhue, de épocas remotas, era algo así como un flautín fabricado con el tallo del colihue.
Caquel cultrum:
Es un tambor confeccionado con el corte hueco de un tronco.
Huala:
Especie de maraca, es una calabaza que suena con pepas secas y a veces piedrecillas.
Cada Cada:
Son grandes conchas que suenan frotando sus bordes y caras rayadas.
Varios de los instrumentos citados suelen ejecutarse, todos a la vez, durante las ceremonias rituales: "nguillatunes y machitunes ".