En este grupo En todos

Grupo de Cultura latinoamericana

Maria
Escrito por Maria
el 15/10/2013

LAS COMPLICIDADES DE
AGUSTIN EDWARDS.


......... EL REY PODEROSO.

... SUS LACAYOS INCONDICIONALES


Cuatro de los nueve candidatos presidenciales se prestaron para el show que cada cuatro años monta laFundación Paz Ciudadana en Casa Piedra -el recinto de los grandes eventos de la clase gobernante-. Su propósito es que los candidatos a la Presidencia de la República se prosternen ante el amo supremo de la Fundación, Agustín Edwards Eastman, propietario de El Mercurio, criador de caballos, navegante y huaso de utilería en Fiestas Patrias.

A los 85 años, Edwards -que contribuyó a desatar la tragedia del terrorismo de Estado-, se ha convertido en sumo pontífice de las políticas de seguridad pública, tema electoral regalón de la derecha. Los candidatos presidenciales someten a la aprobación de Edwards las medidas que proponen para combatir la delincuencia. Invariablemente consisten, sobre todo, en aumentar la dotación de Carabineros y de la PDI, y sus presupuestos. Lo cual no sólo merece la aprobación de Edwards sino de todo el empresariado que en la ocasión atiborra Casa Piedra para cerciorarse que el próximo gobierno potenciará la vigilancia de sus bancos y mansiones.

A ciertos candidatos les importa un comino que el presidente de la Fundación Paz Ciudadana sea el principal “cómplice pasivo” de los miles de crímenes que se cometieron bajo la dictadura militar. Ni tampoco que Edwards haya servido a la CIA para conspirar contra su patria. Solo les interesa conseguir el visto bueno del poderoso industrial de la mentira cotidiana.

Como alumnos aplicados, se presentaron en Casa Piedra -con sus propuestas aprendidas de memoria-, las candidatas Michelle Bachelet y Evelyn Matthei, y los candidatos Marco Enríquez-Ominami y Franco Parisi. Luego del discurso de rigor de Edwards, trazando las pautas de una política de Estado para la seguridad pública, las y los candidatos recitaron aquello que les hicieron memorizar sus asesores. Esta vez Michelle Bachelet llevaba ventaja porque la vocera de su comando, Javiera Blanco, era hasta hace dos meses vocera de Paz Ciudadana en calidad de directora ejecutiva de la Fundación de Edwards. Y por supuesto la candidata de Nueva Mayoría (ex Concertación) planteó la contratación de miles de carabineros y detectives para cuidar la sagrada propiedad privada. Javiera Blanco fue también subsecretaria de Carabineros en el gobierno de Bachelet, y seguramente ocupará un cargo en el próximo gobierno si la candidata resulta elegida.

La Fundación de Edwards se especializa en este dominó de las personas que van y vienen del área pública al trampolín de la empresa privada, y viceversa. El vicepresidente de Paz Ciudadana es Sergio Bitar, ex ministro de Educación y Obras Públicas de la Concertación, ex ministro de Minería del presidente Salvador Allende, ex democratacristiano, ex Izquierda Cristiana y actual dirigente y financista del PPD. En el directorio de la Fundación también están la senadora DC Soledad Alvear, el ex ministro de Bachelet, Edmundo Pérez Yoma, y el inefable Eugenio Tironi, ex Mapu, lobbista de alto bordo y asesor de lo que venga.

El más ansioso en Casa Piedra, sin embargo, era el propio Edwards. Al día siguiente debía presentarse ante el ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza. El magistrado instruye un proceso contra los responsables civiles del golpe militar. La acusación la hacen agrupaciones de derechos humanos representadas por el abogado Eduardo Contreras. Ante el juez, Edwards tuvo que desembuchar parte de su siniestra historia. Se vio obligado a admitir, por ejemplo, su relación con la CIA. También que apenas Allende ganó el 4 de septiembre de 1970, Edwards despavorido partió a Washington a gestionar la intervención norteamericana en Chile.

Además de su nexo con la CIA -que lo consideraba uno de sus principales colaboradores en América Latina-, el dueño de El Mercurio contó con la ayuda de Donald Kendall, presidente de Pepsico, que lo conectó con el presidente Richard Nixon, que había sido abogado de Pepsi Cola. Ante el juez Carroza, Edwards reconoció haber participado en una reunión con Richard Helms, director de la CIA, y Henry Kissinger, consejero de seguridad nacional de Nixon y más tarde secretario de Estado. Sin embargo, negó haber pedido que EE. UU. Interviniera en Chile para producir el desabastecimiento y la crisis que serviría de pretexto para derrocar al presidente Allende. También negó haber recibido financiamiento de la CIA para El Mercurio. Sus evasivas, sin embargo, poco importan a estas alturas, porque la responsabilidad de Edwards en la trama golpista se encuentra acreditada en numerosos documentos desclasificados por el gobierno norteamericano, en el Informe Church del Senado de EE. UU. , en las memorias de Henry Kissinger, etc.

La historia -sin duda- acusará a Agustín Edwards Eastman de haber traicionado a su patria. Lo declarará culpable de haber pedido la intervención de una potencia extranjera para derrocar al gobierno constitucional de Chile. Lo acusará de haber inducido a las fuerzas armadas a pisotear la Constitución y las leyes y lo considerará corresponsable de la matanza de chilenos cometida entre 1973 y 1989.

En cuanto a las candidatas y candidatos que voluntariamente se convierten en “cómplices pasivos” de este individuo: que los juzgue el veredicto del pueblo.

Por Manuel Cabieses D.

Director de la revista Punto Final.

Nota: Yo no bautizaría a Agustín Edwards como cómplice pasivo, es más, fue activo y muy preocupado de que la masacre se llevara a cabo, él fue uno de los principales responsables del derramamiento de sangre en Chile. Aliro Alamo


AYUDAMEMORIA

................ PARA NO OLVIDAR.

Liliana Zúñiga De Maggi
Facultad de medicina universidad de ch...
Escrito por Liliana Zúñiga De Maggi
el 17/10/2013

Me parece INCREIBLE, María, que pongas los nombres de Michelle Bachelet y de Enríquez Ominami al lado de Edwards, creo que el fanatismo es peligroso, hace que las personas no puedan mirar con toda la amplitud y criterio necesarios. Qué lástima. Y como me adjetivas de "copiona", te dejo aquí una frase de Voltaire, que siempre me ha encantado... Saludos!

Liliana Zúñiga De Maggi
Facultad de medicina universidad de ch...
Escrito por Liliana Zúñiga De Maggi
el 17/10/2013


Michelle Bachelet

(Michelle Bachelet Jeria; Santiago, 1951) Política chilena, presidente de Chile entre 2006 y 2010; fue la primera mujer que alcanzó la presidencia de la República. Socialista convencida, Michelle Bachelet recorrió un largo camino de dolor y muerte antes de llegar a la primera magistratura del país. Su vida ha estado profundamente marcada por la trayectoria de su padre, el general de brigada aérea Alberto Bachelet, un militar de ideas liberales, cercano a la masonería, que tras el golpe de estado de Augusto Pinochet (11 de septiembre de 1973) fue detenido y torturado hasta la muerte.

Michelle Bachelet tuvo una infancia trashumante debido a la profesión de su padre; entre 1962 y 1963 residió con su familia en Estados Unidos. Acabada su formación secundaria en Santiago, en el año 1970 ingresó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, al tiempo que comenzaba a militar en la Juventud Socialista para apoyar la "Revolución a la chilena". Eran los días del gobierno de la Unidad Popular (UP), del que formaba parte su padre como encargado de la Oficina de Distribución de Alimentos, cuya función era contrarrestar el boicot que sectores de la derecha habían emprendido contra la gestión de Salvador Allende.

En el campus universitario fue testigo del asalto militar al Palacio de la Moneda que el 11 de septiembre de 1973 derrocó al gobierno democrático de Salvador Allende . El mismo día del golpe de estado, el general Alberto Bachelet fue detenido acusado de traición a la patria. Apresado y torturado, murió seis meses después en la cárcel.

El 10 de enero de 1975, Michelle Bachelet y su madre, Ángela Jeria, fueron también arrestadas. Dos agentes de la DINA (la temida policía política de Pinochet) las llevaron a Villa Grimaldi, el lugar donde miles de chilenos fueron torturados durante la dictadura. Recuperada la libertad semanas después, madre e hija viajaron como exiliadas a Australia, donde se reunieron con Alberto, el único hermano de Michelle, y después a la República Democrática Alemana.

Allí contrajo matrimonio con el arquitecto chileno Jorge Dávalos, padre de sus dos hijos mayores, Sebastián y Francisca. Más tarde tuvo una tercera hija, Sofía. En Berlín pudo Michelle continuar sus estudios de Medicina, y a su regreso a Chile en 1979, volvió a las aulas de la Escuela de Medicina de Santiago. Se licenció como médica cirujana en 1982, pero su solicitud para cubrir plaza en el sistema público de salud fue denegada por razones políticas. Una beca de formación le permitió, en los cuatro años siguientes, especializarse en pediatría y salud pública. No abandonó su activismo político y trabajó en una ONG de protección a la infancia, que ejercía labores específicas con los hijos de detenidos y desaparecidos en Santiago y Chillán.

Restaurada la democracia en 1990, Bachelet ingresó como epidemióloga en el Servicio de Salud Metropolitano Occidente. Después se incorporó a la Comisión Nacional del SIDA, al tiempo que cumplía funciones de consultoría en la OMS y en la Organización Panamericana de la Salud. Sus responsabilidades en el ámbito público se incrementaron a partir de 1994, ya con Eduardo Frei en el Palacio de la Moneda, cuando se integró en el equipo del Ministerio de Salud como asesora de atención primaria y gestión de servicios de salud.

La inquietud política de Bachelet en la última década del siglo apuntaba hacia la normalización de las relaciones entre el mundo civil y militar en un país que acababa de abandonar 17 años de férrea dictadura. Impulsada por la necesidad de conocer las correlaciones entre ambos estamentos, realizó un curso sobre estrategia militar y ganó un beca para completar estudios especializados de defensa militar en Washington. Cuando regresó a Chile en 1998, su nueva formación le permitió incorporarse como asesora al Ministerio de Defensa.

Entretanto, se afianzaba su ascensión en las filas del Partido Socialista. En 1995 fue elegida miembro del Comité Central y entre 1998 y 2000 formó parte de su Comisión Política. Asumió responsabilidades de primer orden al frente de la campaña electoral de Ricardo Lagos que, convertido en presidente de Chile tras su victoria en las elecciones de enero de 2000, la nombró ministra de Salud. La reforma del sistema de salud y la mejora de la atención primaria concentraron los principales esfuerzos durante su gestión.

Tras la reforma de gabinete que emprendió Lagos en 2002, Bachelet fue designada titular del Ministerio de Defensa; un cargo que ninguna otra mujer había ejercido con anterioridad en toda América Latina. Durante su mandato impulsó los planes de modernización de las Fuerzas Armadas (FACH) y del Ministerio, introdujo medidas para la igualdad de géneros en las fuerzas de seguridad y reformó el servicio militar obligatorio.

Bachelet dejó la cartera de Defensa el 1 de octubre de 2004 para preparar su candidatura a las elecciones presidenciales. Aún con muchos meses por delante, las encuestas de opinión respaldaban de forma favorable a la ex ministra como candidata de la Concertación (PPD y PS) a la jefatura del Estado. Bachelet se impuso en la primera vuelta (45,9%), celebrada el 11 de diciembre de 2005, pero sin el respaldo suficiente para evitar una nueva consulta. El triunfo de su formación en las legislativas, convocadas en la misma jornada, colocó al centro-izquierda chileno con mayoría en el congreso y, por primera vez desde la reinstauración de la democracia, también en el senado. Celebrada la segunda vuelta de los comicios el 15 de enero de 2006, Bachelet logró una cómoda victoria con el respaldo del 53,49% de los votos frente al 46,51% de su rival, el derechista Sebastián Piñera.

El último día del mes de enero, la presidenta electa presentó su prometido gabinete paritario y el 11 de marzo de 2006 su predecesor le impuso la banda presidencial. En un país que en los albores del siglo XXI aún presentaba vestigios de una fuerte tradición conservadora, machista y clerical, Bachelet alcanzó el Palacio de la Moneda sin ocultar sus credenciales al pueblo chileno: "soy mujer, socialista, divorciada y agnóstica". Prometió poner en marcha su programa de gobierno en 100 días, con reformas de gran magnitud en áreas como el sistema electoral y la seguridad social. La siguiente es quizá una de sus afirmaciones más impresionantes: "La política entró a mi vida destrozando lo que más amaba. Porque fui víctima del odio, he consagrado mi vida a revertir su garra y convertirlo en comprensión, tolerancia y, por qué no decirlo, en amor".

Liliana Zúñiga De Maggi
Facultad de medicina universidad de ch...
Escrito por Liliana Zúñiga De Maggi
el 17/10/2013

Maria
Escrito por Maria
el 17/10/2013

Lo dijo perico de los palotes, pero me importa un rábano, porque es una gran verdad y yo amo la verdad, aunque le duela a los demás:

un cuento para niños? Noooooo......

.............. Para tontos, imberbes y estúpidos.

_____________________________________________

Hace muuuuchíííííííísimooooooo tiempo atrás, en mi país existía la "Izquierda" y "la Derecha" en el terreno político.

Cuando terminó la dictadura, muchos creyeron que todo volvería a ser cómo antes. ¡¡¡CRASO ERROR!. ----

No tenían idea del Pacto Concertado, con la saliente dictadura, ni que así nació la "CONCERTACIÓN", un brote de peste que asoló el país por más de veinte años. ¿IZQUIERDA? ¿DÓNDE? Ni siquiera en la "Quebrá del Ají". Palabras añejas, vacías inservibles.

Y con toda patudez, reafirmaron el "Neoliberalismo", (experimento gringo implementado en chile), y por 20 años, robaron, saquearon traicionaron y regalaron Chile a las Transnacionales y a los ricachones chilenos.

¡ELLOS NO SON DE IZQUIERDA! ¡¡¡¡Ellos no pueden decir que son de izquierda!.

¡¡¡¡¡¡No a mí!,. Nunca he votado por ellos y no lo haría ni aunque me pagaran y yo muerta de hambre.

¡¡¡¡¡¡¡¡LOS PRINCIPIOS NO SE TRAICIONAN!. ---

¡SE DEFIENDEN, SE LUCHA POR ELLOS Y SE MANTIENEN.

____________________________________________________


Piensa, Analiza y Decide Lo Correcto:

¡¡¡¡¡NO VOTES POR BACHELET!. ---

......................... ..


Y yo también sé copiar letreritos. Pero, generalmente pienso por mí misma.


. Frase del Día


........

...............


La Democracia

Maria
Escrito por Maria
el 17/10/2013

¡SI NO QUIERES QUE LO DIGA, DILE A ELLA QUE NO SE JUNTE CON ÉL!

ES COSA DE INFORMARSE, SÓLO LOS CIEGOS QUE NO QUIEREN VER, NO ACEPTAN LO QUE ES ESTA MUJER, QUE NO MERECE NI RESPETO NI VALORACIÓN ALGUNA.

Y NO SOY YO SOLAMENTE, LA QUE PIENSA ASÍ EN CHILE. ¡Y TÚ NO VIVES AQUÍ.!

Diario Electrónico y escudo Universidad de Chile

Candidatos a La Moneda exponen sobre seguridad ante directivos de Fundación Paz Ciudadana

Diario Uchile | Jueves 26 de septiembre 2013 - 12:17 hrs. | comen

Los candidatos a la primera magistratura que asistieron fueron Evelyn Matthei, Michelle Bachelet, Marco Enríquez-Ominami y Franco Parisi, quienes expusieron sus visiones respecto de seguridad ciudadana.

____________________________________________________________

Hace algunos días atras, los candidatos presidenciales Franco Parisi, Evelyn Matthei, Michelle Bachelet y Marco Enriquez-Ominami , se reunieron en Casa Piedra con el dueño de Fundación Paz Ciudadana, dueño de la cadena El Mercurio y sus satélites, el poderoso Agustín Edwards Eastman. El objetico de dicha reunión, fue someter a la consideración y aprobación del Sr. Edwards las medidas que proponen estos 4 candidatos implementar para combatir la delincuencia en caso de llegar a La Moneda.
Que el país juzgue, no sólo el indigno entreguismo de que hacen gala estos candidatos, sino también la nula independencia ("independencia" de la cual, mas de algun candidato usa como eslogan de campaña) ante el poder detrás del trono, el que solamente su interés es potenciar aun más la vigilancia de sus bancos, sus millones de utilidades y sus propiedades.
Http://www.elclarin.cl/web/index. Php... Ica1&Itemid=12

_________________________________________________

La Tercera Http://www.latercera.com/noticia/pol... Enciales. Shtml

Conoce las propuestas en seguridad de cuatro candidatos presidencialesEsta mañana Evelyn Matthei, Marco Enríquez-Ominami, Franco Parisi y Michelle Bachelet participaron del consejo consultivo organizado por la fundación Paz Ciudadana.

por María Paz Núñez - 26/09/2013 - 17:35
_______________________________________________________
Con el objetivo de entregar sus propuestas en materia de seguridad, los candidatos presidenciales Evelyn Matthei, Marco Enríquez-Ominami, Franco Parisi y Michelle Bachelet, participaron esta mañana en el consejo consultivo organizado por la fundación Paz Ciudadana.
_________________________________

MATTHEI: REHABILITACIÓN Y AUMENTO EN DOTACION POLICIAL

______________________________

ENRIQUEZ-OMINAMI: REFORMA AL SENAME Y NUEVA POLITICA DE DROGAS

______________________________

PARISI: PROTECCION A LAS VICTIMAS Y PREVENCION DE DROGAS

_______________________________

BACHELET: EQUILIBRIO EN POLITICAS DE PREVENCION, CONTROL Y REHABILITACION

_______________________________

Liliana Zúñiga De Maggi
Facultad de medicina universidad de ch...
Escrito por Liliana Zúñiga De Maggi
el 18/10/2013

Está bien, María, ya entendí que tu no aceptas las opiniones de los que no pensamos como tu, y así como ocurrió con Laura, por compartir un video que a tí no te gustó, y arremetiste sin ninguna consideración por ella, entonces dejaremos las cosas de este tamaño. En mi vida real, soy amigable, respetuosa, y creo haber luchado toda mi vida, como he podido, por mis ideales. No necesito gente como tu, que cree que debe atacar a medio mundo, no necesito guerras con nadie, más bien lo contrario. Quieres ser dueña de la verdad? Pues está bien, quédatela si asi te sientes mejor. Yo no vivo en Chile, pero soy tan chilena como tu, y viajo seguido a mi país, donde viven mis hijos, mis padres, mis hermanos, mis nietos, y toda mi gente, asi que no permitiré que uses eso para descalificarme. Que te vaya bien María, sigue por la vida peleando contra todo y todos, al menos yo no creo que esa sea una buena manera de vivir.

esperanza
Escrito por esperanza
el 19/10/2013

Gracias Liliana y María. Saben que las aprecio mucho a las dos y que les he depositado mi confianza pero creo que ya es bueno parar. El grupo es de ustedes y todas las puertas estàn abiertas, pero he decidido cerrar este debate.

Creo que no hay mucho qué explicar.

Un abrazo. Gracias a todas las personas que hicieron sus aportes.

Saludos


ESPERANZA

Maria
Escrito por Maria
el 11/06/2014

Lo reabrí Esperanza, porque ya no hay peligro alguno en poner noticias que duelan y echaba mucho de menos estas páginas.

Maria
Escrito por Maria
el 11/06/2014

Una reforma educacional sin profesores ni estudiantes.
RAFAEL LUIS GUMUCIO RIVAS ·
CHILE , COLUMNAS , EDUCACIÓN

descarga (1)


La educación no puede ser asunto de mercaderes, ni de tecnócratas sino, fundamentalmente de la comunidad educativa profesores – directores, alumnos y apoderados y demás funcionarios de cada escuela y, sobre todo de la ciudadanía. La tentación del despotismo ilustrado es difícil de vencer para cualquier gobierno, así, desgraciadamente, la reforma en curso, emprendida por el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, no escapa de este círculo vicioso.

A mi modo de ver, a la reforma impulsada por el actual gobierno le falta una dosis de voluntarismo y corazón, que es imprescindible en todo cambio, especialmente en educación. Uno de los grandes legados de la II república española, (1931-1936), tuvo su eje en las misiones pedagógicas y culturales que recorrieron, prácticamente, la mayoría de los pueblos de la España rural, y cada una de estas visitas significaba un verdadero acontecimiento en cada una de las aldeas y villorrios; lo más importante de esta forma de difundir la cultura y propagar la educación era el sentido moral y de participación que se dio a esta verdadera cruzada pedagógica – desafortunadamente, esta mística está ausente en la médula de la reforma del actual gobierno -.


“A la reforma impulsada por el actual gobierno le falta una dosis de voluntarismo y corazón, que es imprescindible en todo cambio, especialmente en educación”.

Con mucha razón, profesores y estudiantes desconfían de las promesas educacionales del gobierno de la Nueva Mayoría: no en vano el recuerdo de la traición de Michelle Bachelet, durante su primer gobierno, cuando intentó desactivar la rebelión de los “pingüinos”, valiéndose de “comisiones” inútiles, y que terminó en la desafortunada esce na de la ministra de Educación, Yasna Provoste, muy alegre y triunfalmente tomada con Carlos Larraín, presidente de RN.

Los estudiantes captan, mejor que nadie, que la presente reforma educacional está constituida más por titulares rimbombantes que por cambios de fondo que permitan, de una vez por todas, terminar con la educación de mercado y construir un verdadero Estado docente descentralizado. Cuesta descubrir en los textos de los proyectos presentados un verdadero cambio de paradigmas, término que suele emplear el ministro del ramo, pero que en la realidad se hace ininteligible mientras no se compruebe un verdadero cambio de rumbo.

Creo que es imprescindible, para entender a dónde va la famosa reforma, que se presenten, a la mayor brevedad, los proyectos de carrera docente y, sobre todo, el reforzamiento de la educación pública. Sin profesores dotadas de auténticas competencias docentes y, sobre todo, de una mística educativa, toda reforma educacional está condenada al fracaso; si se exige una educación de calidad es necesario que al profesor se le conceda el status de un líder social, que demanda una sólida formación de saberes y de ética, así como una remuneración equivalente o superior a la de cualquier otro profesional, sea médico, ingeniero, geólogo…

En la historia de Chile hay buenos ejemplos de docentes con verdadera vocación pedagógica y de servicio y de alta calidad académica – es el caso de Valentín Letelier, Abelardo Núñez, Alejandro Venegas, Enrique Molina, Claudio Matte, Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Pedro Aguirre Cerda, y otros tantos que permanecen en el anonimato -. Pienso que los aportes de la lucha por el Estado docente debieran constituirse en la bandera de una verdadera refirma educativa. ¿Por qué no recuperar la mística de los profesores formados en las Escuelas Normales, que se erigieron en una verdadera cantera de dirigentes sociales – por ejemplo, Ricardo Fonseca, Luis Corbalán y otros -.

Con mucha razón, los profesores, al igual que los estudiantes, se sienten ajenos a una reforma educacional de la cual no han sido partícipes, pues siguen los viejos vicios tecnocráticos de querer imponer reformas de la cúpula a la base, y no en el sentido por el que debiera ser, es decir, gestarse desde el seno de la comunidad escolar, creando mística y sentido de misión.

Michelle Bachelet deberá elegir entre la continuación del “transar sin parar” o cumplir con su programa de gobierno, tal como lo ofreció a la ciudadanía. Mucho me temo que va a ceder ante el ataque oligárquico de poder que, en la medida que siente la pérdida de sus prebendas, se pone cada más violento – no olvidar que en su anterior período fue prisionera de tecnócratas, como Andrés Velasco, y de políticos reaccionarios, como Edmundo Pérez Yoma -.

Rafael Luis Gumucio Rivas
Escrito por Julian Herrera Santiago
el 26/06/2014

Ana María Matute (1) - 26 06 2014


Muere Ana María Matute a los 88 años (rtve noticias)


La escritora Ana María Matute ha fallecido este miércoles en el Hospital de Barcelona, un mes antes de cumplir los 89 años, tras haber sufrido hace unos días una crisis cardiorrespiratoria, según han informado fuentes editoriales a TVE.

La capilla ardiente se abrirá mañana jueves a partir de las 15. 00 horas en el tanatorio barcelonés del barrio de Les Corts, donde está previsto que el viernes se celebre una ceremonia religiosa a las 13. 00 horas. Los restos mortales de la escritora serán incinerados, según han informado a Efe fuentes de la editorial Destino.

Nacida en Barcelona en 1925, Matute era miembro de la Real Academia Española y fue la tercera mujer en recibir el Premio Cervantes en 2010. Su único hijo, Juan Pablo, ha declarado en RNE que "España pierde una gran escritora y yo a una gran madre".

A pesar de sus achaques de salud, Matute había estado trabajando prácticamente hasta el final en su nueva novela, Demonios familiares, que está previsto que se publique en el mes de septiembre. Precisamente, las citadas fuentes han indicado que la escritora había "participado muy ilusionada y animada en los planes de publicación de la obra".

Matute formó parte de la denominada generación de los niños asombrados que quedaron marcados por la Guerra Civil y a lo largo de su trayectoria recibió multitud de prestigiosos premios literarios infantiles y juveniles, aparte de 'adultos' como el Premio Nacional de la Crítica (1959) y el Premio Nacional de las Letras Españolas (2007).

Entre los títulos más recordados de la autora, a la que la muerte la ha encontrado mientras trabajaba en otra obra, están: Los mercaderes, Primera memoria, Olvidados rey Gudú.

Considerada como una de las más grandes figuras de la literatura española de posguerra, con 17 años escribió su primera novela, Pequeño Teatro, que no publicó hasta once años después y con la que obtuvo el Premio Planeta en 1954, aunque antes había llegado Los Abel, finalista del Nadal en 1947.

En 1952 ganó el Premio Café Gijón por Fiesta al noroeste, galardón al que siguieron los Premios Nacional de Literatura Miguel de Cervantes y de la Crítica por Los hijos muertos en 1959, mismo año en que consiguió el Nadal por Primera memoria. Era el primer título de una trilogía titulada Los mercaderes y que continuaría con Los soldados lloran de noche (1963) y La trampa (1969).

Fue una época marcada por los problemas familiares. En 1952 se casó con el escritor Eugenio de Goicoechea, con quien tendría dos años después a su único hijo, Juan Pablo, pero la separación llegaría pronto, en 1963, un momento en el que el divorcio era algo impensable y la custodia se otorgaba de manera generalizada al padre.

Durante dos años, la escritora solo podía ver a su hijo los sábados y consiguió recuperar la custodia cuando el niño tenía 10 años. Tras superar ese trance, Matute viajó a Estados Unidos, y durante el curso 1965-1966 fue lectora en la Universidad de Indiana, labor que también desempeñó en Oklahoma.


Ana María Matute (2) - 26 06 2014


PDF - Ana María Matute - Semblanza

PDF - Ana María Matute - Pequeño teatro (1954)

PDF - Ana María Matute - Primera Memoria

Ana Maria Matute: "La niña de los cabellos blancos” (Video rtve)

Ana María Matute (4 videos)

Discurso aceptación Premio Cervantes de Ana María Matute

Ana María Matute: Volflorindo o los mundos ignorados

Un idioma sin fronteras (RNE - Radio exterior) - Ana María Matute, nos ha dicho adiós a los 88 años

La libélula (RNE - Radio 3) - Ana María Matute


Ana María Matute (2) - 26 06 2014


En la Universidad de Boston instituyó la Colección Ana María Matute, a la que cedió sus manuscritos y otros documentos. A su trayectoria de éxitos sumó en 1965 el Premio Nacional de Literatura Infantil Lazarillo por El polizón de Ulises y, en 1969, el Fastenrath de la Academia de la Lengua con Los soldados lloran de noche.

En la década de los ochenta fue distinguida con el Premio Nacional de Literatura Infantil por Sólo un pie descalzo (1984), tras la cual llegó un largo periodo de silencio motivado por una depresión.

Publicó la versión original completa de Luciérnagas (1993), una de sus primeras novelas, con la que fue finalista del Nadal en 1949 y que había publicado con otro título -En esta tierra- e incompleta en 1955, debido a la censura.

Otros de sus títulos son: Algunos muchachos (1964); La torre vigía (1971); El Río (1973), y en 1996 Olvidado Rey Gudú, un precioso cuento de hadas que se convirtió en una de sus obras de más éxito.

Ganó el Premio de RNE Ojo Crítico Especial por esta novela que, junto a La torre vigía (1971) y Aranmanoth (2000) componen su trilogía medieval.

Durante su carrera también escribió numerosos relatos, como La pequeña vida (1953); Tres y un sueño (1961), A la mitad del camino (1961), El arrepentido (1961), El polizón del 'Ulises' (1965); Solo un pie descalzo (1983); El verdadero final de la Bella Durmiente (1995) o Los de la tienda (1998).

Entre sus cuentos para niños destacan El país de la pizarra (1956); Los niños tontos (1956); Paulina, el mundo y las estrellas (1960); El saltamontes verde (1961); El caballito loco (1961); Carnavalito (1972) o La oveja negra (1994).

En 1996 fue elegida miembro de la Real Academia Española de la Lengua para ocupar el sillón K (vacante de Carmen Conde) e ingresó en esa institución dos años después con el discurso En el bosque.

En 2002 vieron la luz sus Cuentos de infancia, una recopilación de nueve cuentos e ilustraciones que Ana María Matute escribió cuando tenía entre cinco y catorce años.

Y en 2003 y 2005, reeditó el Libro de juegos para los niños de los otros y su trilogía medieval, respectivamente. Galardonada con el Premio Nacional de las Letras Españolas en 2007, está considerada por la crítica literaria como prosista de una gran capacidad de fabulación y una experta en narrativa infantil cuya temática gira en torno a tres ejes: los niños, la incomunicación humana y el paraíso imposible.

A pesar de su hospitalización, en febrero de 2008 a consecuencia de una fractura de tibia, Matute finalizó la que fue su última novela, Paraíso inhabitado.

Y en 2010 recibió el galardón culminante de su carrera, el Premio Miguel de Cervantes. Lo mereció, según dijo el jurado, por una obra extensa y fecunda que se mueve entre el realismo y la proyección a lo fantástico y por poseer un mundo y un lenguaje propios.

“San Juan dijo: 'el que no ama está muerto' y yo me atrevo a decir: 'el que no inventa, no vive'”. Así empezó la escritora su enternecedor discurso de aceptación del Cervantes, en el que también reconoció sin rencor alguno: La Literatura ha sido, y es, el faro salvador de muchas de mis tormentas.

Tres años después anunciaba que, a pesar de los vértigos que sufría, tenía un libro a medio hacer, que se titularía Demonios familiares y que nunca llegó a concluir.


Ana María Matute - Premio Cervantes 2010 - 26 06 2014

Maria
Escrito por Maria
el 03/08/2014

- corte interamericana de derechos humanos
- cour interamericaine des droits de l'homme
- corte interamericana de direitos humanos
- inter-american court of human rights

__________________________
CorteIDH_CP-10/2014 ESPAÑOL

comunicado de prensa

caso sobre aplicación de ley antiterorista a dirigentes, miembros y activistas del pueblo indígena mapuche.

San José, Costa Rica, 29 de julio de 2014. - La Corte Interamericana de Derechos Humanos notificó el día de hoy la Sentencia de Fondo, Reparaciones y Costas en el caso Norín Catrimán y otros (Dirigentes, Miembros y Activista del Pueblo indígena Mapuche) Vs. Chile, sometido a la jurisdicción de la Corte el 7 de agosto de 2011 por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. El texto íntegro de la Sentencia puede consultarse en el siguiente enlace:

Http://www.corteidh.or. Cr/index. Php/es/casos-contenciosos.

Las ocho víctimas de este caso1 fueron condenadas como autores de delitos calificados de terroristas en aplicación de la Ley N° 18. 314 que “[d]etermina conductas terroristas y fija su penalidad” (conocida como “Ley Antiterrorista”) por hechos ocurridos en los años 2001 y 2002 en las Regiones VIII (Biobío) y IX (Araucanía) de Chile. Tres de ellas eran a la época de los hechos del caso autoridades tradicionales del Pueblo indígena Mapuche2 ,otros cuatro señores son miembros de dicho pueblo indígena y la señora Troncoso Robles era activista por la reivindicación de los derechos de dicho pueblo. Los señores Pichún Paillalao y Norín Catrimán fueron condenados como autores del delito de amenaza de incendio terrorista3 y les impusieron la pena de cinco años y un día de presidio mayor en su grado mínimo y penas accesorias de inhabilitación que restringían el ejercicio del derecho a la libertad de expresión y los derechos políticos. Los señores Juan Ciriaco Millacheo Licán, Florencio Jaime Marileo Saravia, José Benicio Huenchunao Mariñán, Juan Patricio Marileo Saravia y la señora Patricia Roxana Troncoso Robles fueron condenados como autores del delito de incendio terrorista por el hecho de incendio de un fundo4 y les impusieron la pena de diez años y un día de presidio mayor en su grado medio y una pena accesoria de inhabilitación que restringía el ejercicio de los derechos políticos. El señor Ancalaf Llaupe fue condenado 5 como autor de la conducta terrorista tipificada en el artículo 2° N° 46 de la Ley N° 18. 314 en relación con la quema de un camión de una empresa privada y le impusieron la pena de cinco años y un día de presido mayor en su grado mínimo y penas accesorias de inhabilitación que restringían el ejercicio del derecho a la libertad de expresión y los derechos políticos.

En la Sentencia, la Corte concluyó que Chile violó el principio de legalidad y el derecho a la presunción de inocencia en perjuicio de las ocho víctimas de este caso por haber mantenido vigente y aplicado el artículo 1° de la Ley N° 18. 314 que contenía una presunción legal del elemento subjetivo del tipo terrorista, elemento fundamental en la ley chilena para distinguir la conducta de carácter terrorista de la que no lo era.

La Corte también encontró que en la fundamentación de las sentencias condenatorias se utilizaron razonamientos que denotan estereotipos y prejuicios, lo cual configuró una violación del principio de igualdad y no discriminación y el derecho a la igual protección de la ley.

En lo que respecta a violaciones a las garantías judiciales, el Tribunal concluyó, entre otros, que Chile violó el derecho de la defensa de interrogar testigos en los procesos penales contra los señores Pascual Huentequeo Pichún Paillalao y Víctor Manuel Ancalaf Llaupe, así como que violó el derecho de recurrir los fallos penales condenatorios de señores Segundo Aniceto Norín Catrimán, Pascual Huentequeo Pichún Paillalao, Florencio Jaime Marileo Saravia, José Benicio Huenchunao Mariñán, Florencio Jaime Marileo Saravia, Juan Patricio Marileo Saravia y Juan Ciriaco Millacheo Licán y la señora Patricia Roxana Troncoso Robles.

En cuanto al derecho a la libertad personal, la Corte consideró que las decisiones de adopción y mantenimiento de las medidas de prisión preventiva a que fueron sometidas las ocho víctimas de este caso no se ajustaron a los requisitos de la Convención Americana.

El Tribunal también determinó que Chile incurrió en violaciones al derecho a la libertad de pensamiento y de expresión y a los derechos políticos, debido a que, en las circunstancias del presente caso, las penas accesorias que restringían esos derechos fueron impuestas de forma contraria al principio de proporcionalidad de las penas y constituyeron una grave afectación de esos derechos. Dicha afectación fue particularmente grave en el caso de los señores Ancalaf Llaupe, Norín Catrimán y Pichún Paillalao, por su condición de líderes y dirigentes tradicionales de sus comunidades.

Asimismo, la Corte concluyó que el Estado violó el derecho a la protección a la familia en perjuicio del señor Víctor Manuel Ancalaf Llaupe al haberlo recluido en un centro penitenciario muy alejado del domicilio de su familia y al denegarle en forma arbitraria las reiteradas solicitudes de que se le trasladara a un centro penitenciario más cercano.

Por último, el Tribunal ordenó al Estado las siguientes medidas de reparación: i) debe adoptar todas las medidas judiciales, administrativas o de cualquier otra índole para dejar sin efecto, en todos sus extremos, las sentencias penales condenatorias emitidas en contra de las ocho víctimas de este caso; ii) brindar, de forma gratuita e inmediata, el tratamiento médico y psicológico o psiquiátrico a las víctimas del presente caso que así lo soliciten; iii) realizar las publicaciones y radiodifusión de la Sentencia indicadas en la misma; iv) otorgar becas de estudio en instituciones públicas chilenas en beneficio de los hijos de las ocho víctimas del presente caso que así lo soliciten; v) regular con claridad y seguridad la medida procesal de protección de testigos relativa a la reserva de identidad, asegurando que se trate de una medida excepcional, sujeta a control judicial en base a los principios de necesidad y proporcionalidad, y que ese medio de prueba no sea utilizado en grado decisivo para fundar una condena, así como regular las correspondientes medidas de contrapeso, y vi) pagar las cantidades fijadas en la Sentencia, por concepto de indemnización de los daños materiales e inmateriales, y por el reintegro de costas y gastos.

Asimismo, la Corte ordenó al Estado reintegrar al Fondo de Asistencia Legal de Víctimas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos la suma erogada durante la tramitación del presente caso.

__________________________

La Corte Interamericana supervisará el cumplimiento íntegro de la Sentencia y dará por concluido el caso una vez que el Estado haya dado cabal cumplimiento a lo dispuesto en la misma.

La composición de la Corte para la emisión de esta Sentencia fue la siguiente: Humberto Antonio Sierra Porto (Colombia), Presidente; Roberto F. Caldas (Brasil), Vicepresidente; Manuel E. Ventura Robles (Costa Rica); Diego García-Sayán (Perú), Alberto Pérez Pérez (Uruguay), y Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot (México). El Juez Eduardo Vio Grossi (Chile), por su nacionalidad, no participó en el conocimiento del presente caso ni en la deliberación y firma de la Sentencia.

__________________________

1. - Los señores Segundo Aniceto Norín Catrimán, Pascual Huentequeo Pichún Paillalao, Víctor Manuel Ancalaf Llaupe, Juan Ciriaco Millacheo Licán, Florencio Jaime Marileo Saravia, José Benicio Huenchunao Mariñán, Juan Patricio Marileo Saravia y la señora Patricia Roxana Troncoso Robles.

2. - Los señores Norín Catrimán y Pichún Paillalao eran Lonkos y el señor Ancalaf Llaupe era Werkén.

3. - Mediante sentencia del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Angol de 27 de septiembre de 2003. En diciembre de ese año la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia desestimó los recursos de nulidad interpuestos.

4. - Mediante sentencia del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Angol mediante de 22 de agosto de 2004. En octubre de ese año la Corte de Apelaciones de Temuco desestimó los recursos de nulidad interpuestos.

5. - Mediante sentencia de la Corte de Apelaciones de Concepción de 4 de junio de 2004, que revocó parcialmente la sentencia condenatoria emitida por el Ministro Instructor (que lo encontraba responsable por otros dos delitos).

6. - Relativa, inter alia , a “colocar” y “lanzar” artefactos explosivos o incendiarios “de cualquier tipo, que afecten o puedan afectar la integridad física de personas o causar daño”.

__________________________

Maria
Escrito por Maria
el 30/08/2014
AGO2014

AGO2014


AGO2014

29 29AGO2014


EN CONFERENCIA RIPE, RICARDO LAGOS SE ERIGIÓ EN SUMO PONTÍFICE DE LA NUEVA RELIGIÓN NEOLIBERAL.

Escrito por Arturo Alejandro Muñoz En Conferencia RIPE, Ricardo Lagos se erigió en Sumo Pontífice de la Nueva Religión Neoliberal
Al parecer, en esa misma conferencia el empresariado le nombró también “Gran Protector y Faraón del Capitalismo Planetario”, y aunque Lagos patea el balón sólo con la derecha, insiste en que la gente crea que es ‘puntero izquierdo.
REALMENTE, EN POLÍTICA queda poco (o nada) por inventar. Todo está hecho, recorrido, probado y usado. Ello viene ocurriendo desde los tiempos anteriores a la vigencia de la democracia ateniense y de imperios como el macedónico, el persa, el romano, etcétera. Lo mismo ocurre con la economía, actividad (hoy se asegura que es una ‘ciencia social’) que comenzó con el trueque, pasó al mercadeo de ferias locales, siguió rumbeando llevada en ancas de camellos y jamelgos por caravanas de bolicheros, y así, medio tiritando, medio andando y navegando, se transformó en diosa madre de los sistemas políticos vigentes en la actualidad.

Con lo anterior, intento explicar que nuestras autoridades se mueven gozosamente siguiendo los lineamientos de algunos de aquellos “vaticanos ideológicos”, los que sirven de base a las propuestas y programas de las tiendas partidistas que conforman el escenario político nacional.

Pero, la cuestión adquiere cariz de traición cuando algún dirigente de uno de esos ‘vaticanos’ decide enmendar rumbo, folio y tendencia, imitando al monarca Clodoveo, rey de los Francos, quien en el año 499 de nuestra era, se convirtió al cristianismo obedeciendo a las palabras del obispo de Reims (el futuro San Remigio): “baja la cerviz, fiero sicambro… a partir de hoy, quemarás lo que has adorado, y adorarás lo que has quemado”. Connotados políticos chilenos hicieron piel esta histórica frase… vale decir, cambiaron de “vaticano ideológico”, pero de manera silente, para que el electorado no se percatara de ello y siguiera creyendo que sufragaba por ‘progresistas’.

¿A quién, específicamente, me estoy refiriendo? Recuerdo con perfecta claridad que a las pocas horas de haber sido elegido Ricardo Lagos Presidente de la República–luego de una estrecha segunda vuelta- comenté a mis amigos que Chile estaba llevando a La Moneda al segundo González Videla de nuestra Historia. Pocos me creyeron. No me refería entonces a una traición tan profunda como la que ‘Gabito’ ejecutó contra sus antiguos compañeros de ruta –los comunistas- sino, específicamente, a que el señor Lagos (más temprano que tarde, parafraseando a Allende) gobernaría en beneficio de la mega empresa atendiendo los parámetros más salvajes del sistema neoliberal.

Así fue. No hubo equivocación de mi parte y la administración Lagos se recuerda hoy –en todos los sectores de la izquierda de verdad- como un gobierno efectuado en pro de privilegiar las grandes fortunas, los mega empresarios, las transnacionales y, por cierto, las finanzas de Estados Unidos por sobre las chilenas. Todo ello fue realizado con la mirada cómplice del socialismo concertacionista, sabedor este de que la derecha había cooptado al “faraón” Ricardo hacía años atrás, específicamente en 1989 cuando –así titulé uno de mis artículos que tocó el tema- “la Concertación se bajó los pantalones”, toda vez que el señor Lagos fue uno de los artífices de ese contubernio que mediante un plebiscito protocolizó con cemento bruto la fascistoide Constitución de 1980.

Es imposible que a buenos entendedores y mejor informados pueda extrañarles la conducta de Ricardo Lagos en materia política y económica. Le conocimos en esencia hace ya décadas, en aquellos maravillosos años de la última reforma universitaria realizada en serio en nuestro país (1968-69), ya que en una de las llamadas “mesas de reforma” me tocó participar representando a mis compañeros de la Facultad de Filosofía y Educación (Instituto Pedagógico) para debatir los puntos principales de la propuesta estudiantil de reforma ante los mandamases de la universidad, entre ellos, Ricardo Lagos Escobar (flamante Secretario General de la casa de Bello), recién electo democráticamente por los tres estamentos de la Universidad de Chile: el docente, estudiantil y paradocente.

Las conversaciones no fueron simpáticas ni calmas y en más de una oportunidad la famosa “mesa de reforma” estuvo a punto de irse al tacho en medio de diatribas, gritos, amenazas y descalificaciones. Nosotros, los estudiantes, cada tarde, entregábamos un reporte sobre lo tratado, acordado o disentido en la mañana, el que pegábamos en las murallas del Instituto dando pábulo a rápidas asambleas estudiantiles a objeto de contar con la aprobación de tal o cual iniciativa.

Uno de esos reportes desagradó profundamente al señor Lagos Escobar (que en aquella época era militante del Partido Radical) quien trató de gritonearnos al día siguiente en la reunión de rutina, acusándonos de infantilismo e irresponsabilidad ya que de acuerdo a su particular forma de ver las cosas, nosotros contábamos con la necesaria calidad de representantes del estamento alumnos para tomar decisiones y llegar a acuerdos sin tener que pasar todas las conversaciones por el tamiz demagógico y populista (según él) de las asambleas. Ahí mostró su verdadero ‘yo’. No era democrático… su indesmentible soberbia señalaba claramente que aceptaba el uso de la ‘democracia’ sólo como una especie de dádiva oficial que permitía al resto de la sociedad emitir un voto. Punto, y final.

Después, una vez electo presidente de la república, gobernó sin tapujos ni rubores a favor del mega empresariado, de las transnacionales y del capital financiero, cuestión que quedó sólidamente plasmada la jornada aquella en que el empresariado más rancio y predador del país (y me atrevería a decir que también del subcontinente) le aplaudió a rabiar, bautizándole con el mote de ‘faraón’ del momierío ultra derechista.

Sin embargo, la vuelta en semi círculos no le bastó. Le había sido insuficiente desdeñar su pasado supuestamente ‘progresista’, pues al ocurrir el intento de golpe de estado de la derecha venezolana contra el presidente Hugo Chávez, nuestro ‘faraón’ (era primer mandatario en ese momento) se apresuró en reconocer oficialmente al gobierno golpista encabezado por el empresario Pedro Carmona, apodado “el breve” ya que su intentona golpista duró escasas horas y hubo de asilarse en el extranjero. Ricardo Lagos fue, en Sudamérica, el único Presidente que apoyó el golpe de estado de la derecha caraqueña… ¡¡Y aún hoy sigue asegurando ser socialista!

No se agota allí la ‘voltereta’ de Lagos, pues cuando abandonó La Moneda se dedicó a dar conferencias y seminarios a nivel nacional e internacional, lo que por cierto es espléndido y no hay ni puede haber crítica en ello. Lo execrable está en que su lenguajeo academicista y político coadyuva con el apuntalamiento del sistema neoliberal y el derribo de cualquier tipo de política que pretenda luchar contra la pobreza utilizando recursos fiscales; y aprovechando el envión, don Ricardo lanza bombas de racimo contra la izquierda latinoamericana.

Hace algunos años, la extrema derecha venezolana juntó a los ex Presidentes de los gobiernos de España, Brasil y Chile (los tres eran eméritos ex izquierdistas: Felipe González, Fernando Henrique Cardoso y Ricardo Lagos) a objeto que “narraran” sus experiencias presidenciales, lo cual realizaron ante empresarios y representantes de las cúpulas económicas pertenecientes a la llamada Mesa de Unidad Democrática (MUD), opositora en ese entonces del Presidente Chávez y hoy adversaria feroz del presidente Nicolás Maduro. Allí, los ex Presidentes soltaron amarras y se mostraron impúdicamente en toda su desnudez neoliberal y pro norteamericana.

En ese encuentro con la derecha venezolana, Lagos comenzó su exposición intentando mostrar el supuesto aislamiento de Venezuela en lo referido al crecimiento económico, poniendo a Chile como ejemplo, aunque obvió lo fundamental: según la OCDE nuestro país posee la mayor desigualdad de distribución de la riqueza en América Latina. Pero, porfiado como ya sabemos que es, insistió alabando la economía chilena porque (anote para que no olvide) “el 95% de la maquinaria económica chilena está en manos de capitales extranjeros y funciona bajo los parámetros del Tratado de Libre Comercio (TLC)”. Aplausos apoteósicos de la concurrencia.

No se agotó allí la cháchara de nuestro conocido tartufo ex izquierdista, ya que también aseguró que los recursos del Estadono deben ser dirigidos a la inversión social. “Hay que seguir pagando impuestos, pero los recursos no pueden ser para pagar gastos corrientes”, afirmó el ex mandatario, quien agregó finalmente: “El proteccionismo no es viable”. En resumen, Lagos unió su voz a las de González y Cardoso en ciudad BANESCO, aconsejando a la derecha venezolana reducir drásticamente la inversión social, aplicar “disciplina fiscal” en vez de redistribuir las riquezas, y a los sectores más pobres del país darles solamente una porción del ‘excedente’ de los ingresos aportados por el 10% más rico de la población.

Y por último, hoy, en pleno segundo gobierno de Michelle Bachelet, el ‘faraón’ se lució ante decenas de inversionistas y empresarios, en la Conferencia RIPE de periodismno económico iberoamericano (organizada por Diario Financiero, SURA, ENERSIS y otras firmas) al criticar duramente la gestión económica de la actual mandataria, pero el momento de los orgasmos empresariales ocurrió al decir Lagos que en Chile “todo lo que pueda ser concesionado, debe ser concesionado”. ¿En ello se incluye a la Educación, la Salud, el cuidado y protección del medio ambiente… e incluso a las fuerzas armadas?

Poca duda cabe que el mega empresariado debe haberle entregado una condecoración con la frase: “Vuestra nueva fe es nuestra victoria”, nominándole Sumo Pontífice de la religión Neoliberal, y Gran Protector del Capitalismo Planetario

Publicado en America latina .

Maria
Escrito por Maria
el 13/09/2014

Foto: Soy usuario frecuente del Metro de Santiago, y les cuento a los colegas de regiones y en el extranjero, que acá hace ya 2 meses están levantando un "operativo de temor" en los procedimientos con los funcionarios, guardias y carabineros en actitud paranoica. Lo más divertido de todo: es que la gente no pesca y no tiene miedo de este tema, porque duda de la información que le dan y ya no le cree nada a nadie. La gente está tan chata de todos los cuentos, mentiras, estafas y arreglines que le cuentan por tv; que ya no le cree a ninguno ciegamente, y prefiere no pescar. Algunos me tratarán de loco, otros de optimista empedernido; pero quieran creerlo o no, el Pueblo de Chile está despertando, poco a poco, pero despertando al fin. Y por esa misma razón estos parásitos (títeres de EEUU) que nos gobiernan hace más de 50 años están recurriendo a añejas técnicas de la política a la antigua, para intentar dominar a la parte del rebaño que en pasado Diciembre del 2013 demostró SER LA VERDADERA MAYORÍA (60%) que YA NO LES CREEMOS NADA y que les pedimos que nos DEJEN UNIRNOS Y AVANZAR.  Cada procedimiento policial por "avisos de bombas", despliega 16 funcionarios de Carabineros del GOPE y tiene un costo de 3 millones de pesos (según ellos, claro; porque de seguro que el Fisco desembolsa más que esa cantidad finalmente, entre todas las manos, arreglines y favores político/mediáticos que se deben y se pagan entre ellos mismos, generando dinero mediante la "Industria de la violencia" a través del miedo y terror de masas: "La doctrina del shock". VER DOCUMENTAL >>> https://www.youtube.com/watch?v=NHbihQeuBQ4&index=38&list=PLC48F05798ABB8ABD).  Nuestras anti-éticas autoridades dicen que este año ya van alrededor de 30 de estos procedimientos en los que menos del 5% de los casos se ha tratado efectivamente de artefactos explosivos, y que sólo han conseguido: 1. contribuir al siempre útil negocio de generar miedo en la ciudadanía para someterla en silencio a la obediencia civil y gobernarla sumisamente asegurándole "protección" paternalista/maternalista. 2. producir el efectivo distractor social que tanto gusta a los dueños del sistema y su Prensa Corrupta para desviar la atención de los temas socio-políticos relevantes en discusión. Además, usan y abusan de un morboso manoseo del concepto "anarquía", siendo que un encapuchado o un enajenado violentista anti-sistémico que ponga bombas, jamás tendrá relación con dicha filosofía política y social. Sólo en los países bananeros se hace esa malintencionada asociación errada, infantil, insustancial e irresponsable; que busca directamente ir contra la Educación Cívica de nuestra gente.  ... ¿por qué tanto interés en tenernos divididos, violentos y con miedo, encerrados desconfiando unos de otros? .. ... ¿por qué no hay real VOLUNTAD POLÍTICA en Chile para solucionar seriamente la problemática de la grave inequidad social que conlleva finalmente al empoderamiento del narcotráfico que genera violencia y delincuencia? .. El párroco de La Legua, Gerard Ouisse, da testimonio que las drogas duras llegaron a La Legua en el año 1990: con "la DEMOCRACIA de la ConcertAlianza & PC Company".  Sólo malgastan el dinero del Pueblo con estos montajes y "Caso bombas" inventados y provocados por los mismos que los usan para desviar la atención de la gente de los temas relevantes de discusión nacional y así seguir robando más y más antes de que se les acabe el negocio. Son ellos mismos los que generan estos actos; ya sea planificada e intencionadamente, o fomentando el tema "bombas" a través de los medios de coimanicación que encienden la mecha de los idiotas fosforitos de extrema izquierda y de extrema derecha, siempre útiles para la mafia política del Duopolio. Quieren levantar como sea la "Ley Anti-terrorista" para justificar el TERRORISMO DE ESTADO que ellos mismos usan contra NOSOTROS en Territorio Mapuche y en las calles de nuestras ciudades; y que tanto les sirve para someter a la masa que tienen desinformada, ignorante, enferma, obesa, dopada, borracha, intoxicada, sumisa e idiotizada. Con ese decreto, la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) podrá legalmente intervenir todas nuestras llamadas telefónicas y comunicaciones virtuales; afectando directamente la libertad y privacidad de las personas. Quieren llenarnos de cámaras por todas partes y conocer cada acción que realicemos. Me pregunto: si la Estación Los Domínicos del Metro de Santiago está repleta de cámaras; ¿por qué nunca encontraron al "terrorista" que puso la "bomba" ahí?  Infunden el miedo en la gente para así poder dominarla más fácilmente. Nos regalan miedo, para vendernos seguridad. Pierden su tiempo. No necesitamos la violencia: TENEMOS LA RAZÓN.  YA NO LES CREEMOS NADA! ★ Chile está despertando!  SOMOS UNO ★ LA R-EVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA HA COMENZADO

Soy usuario frecuente del Metro de Santiago, y les cuento a los colegas de regiones y en el extranjero, que acá hace ya 2 meses están levantando un "operativo de temor" en los procedimientos con los funcionarios, guardias y carabineros en a ctitud paranoica. Lo más divertido de todo: es que la gente no pesca y no tiene miedo de este tema, porque duda de la información que le dan y ya no le cree nada a nadie. La gente está tan chata de todos los cuentos, mentiras, estafas y arreglines que le cuentan por tv; que ya no le cree a ninguno ciegamente, y prefiere no pescar.
Algunos me tratarán de loco, otros de optimista empedernido; pero quieran creerlo o no, el Pueblo de Chile está despertando, poco a poco, pero despertando al fin. Y por esa misma razón estos parásitos (títeres de EEUU) que nos gobiernan hace más de 50 años están recurriendo a añejas técnicas de la política a la antigua, para intentar dominar a la parte del rebaño que en pasado Diciembre del 2013 demostró SER LA VERDADERA MAYORÍA (60%) que YA NO LES CREEMOS NADA y que les pedimos que nos DEJEN UNIRNOS Y AVANZAR.

Cada procedimiento policial por "avisos de bombas", despliega 16 funcionarios de Carabineros del GOPE y tiene un costo de 3 millones de pesos (según ellos, claro; porque de seguro que el Fisco desembolsa más que esa cantidad finalmente, entre todas las manos, arreglines y favores político/mediáticos que se deben y se pagan entre ellos mismos, generando dinero mediante la "Industria de la violencia" a través del miedo y terror de masas: "La doctrina del shock". VER DOCUMENTAL
>>> Https://www.youtube.com/watch? V=NHbihQeuBQ4&index=38&list=PLC48F05798ABB8ABD ).

Nuestras anti-éticas autoridades dicen que este año ya van alrededor de 30 de estos procedimientos en los que menos del 5% de los casos se ha tratado efectivamente de artefactos explosivos, y que sólo han conseguido:
1. Contribuir al siempre útil negocio de generar miedo en la ciudadanía para someterla en silencio a la obediencia civil y gobernarla sumisamente asegurándole "protección" paternalista/maternalista.
2. Producir el efectivo distractor social que tanto gusta a los dueños del sistema y su Prensa Corrupta para desviar la atención de los temas socio-políticos relevantes en discusión. Además, usan y abusan de un morboso manoseo del concepto "anarquía", siendo que un encapuchado o un enajenado violentista anti-sistémico que ponga bombas, jamás tendrá relación con dicha filosofía política y social. Sólo en los países bananeros se hace esa malintencionada asociación errada, infantil, insustancial e irresponsable; que busca directamente ir contra la Educación Cívica de nuestra gente.

... ¿Por qué tanto interés en tenernos divididos, violentos y con miedo, encerrados desconfiando unos de otros?..
... ¿Por qué no hay real VOLUNTAD POLÍTICA en Chile para solucionar seriamente la problemática de la grave inequidad social que conlleva finalmente al empoderamiento del narcotráfico que genera violencia y delincuencia?..
El párroco de La Legua, Gerard Ouisse, da testimonio que las drogas duras llegaron a La Legua en el año 1990: con "la DEMOCRACIA de la ConcertAlianza & PC Company".

Sólo malgastan el dinero del Pueblo con estos montajes y "Caso bombas" inventados y provocados por los mismos que los usan para desviar la atención de la gente de los temas relevantes de discusión nacional y así seguir robando más y más antes de que se les acabe el negocio.
Son ellos mismos los que generan estos actos; ya sea planificada e intencionadamente, o fomentando el tema "bombas" a través de los medios de coimanicación que encienden la mecha de los idiotas fosforitos de extrema izquierda y de extrema derecha, siempre útiles para la mafia política del Duopolio. Quieren levantar como sea la "Ley Anti-terrorista" para justificar el TERRORISMO DE ESTADO que ellos mismos usan contra NOSOTROS en Territorio Mapuche y en las calles de nuestras ciudades; y que tanto les sirve para someter a la masa que tienen desinformada, ignorante, enferma, obesa, dopada, borracha, intoxicada, sumisa e idiotizada. Con ese decreto, la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) podrá legalmente intervenir todas nuestras llamadas telefónicas y comunicaciones virtuales; afectando directamente la libertad y privacidad de las personas.
Quieren llenarnos de cámaras por todas partes y conocer cada acción que realicemos. Me pregunto: si la Estación Los Domínicos del Metro de Santiago está repleta de cámaras; ¿Por qué nunca encontraron al "terrorista" que puso la "bomba" ahí?

Infunden el miedo en la gente para así poder dominarla más fácilmente.
Nos regalan miedo, para vendernos seguridad.
Pierden su tiempo. No necesitamos la violencia: TENEMOS LA RAZÓN.

YA NO LES CREEMOS NADA! ★ Chile está despertando!

***********************************************************************

Maria
Escrito por Maria
el 13/09/2014
Sobrino de general asesino confirma que Salvador Allende no se suicidó
Sobrino de general asesino confirma que Salvador Allende no se suicidó
Chile 1 HISTÓRICA REVELACIÓN DE SOBRINO DEL GENERAL QUE DIRIGIÓ ASALTO A LA MONEDA: “MI TÍO, EL GENERAL PALACIOS, NOS CONTÓ QUE ÉL LE DIO UN TIRO DE GRACIA A SALVADOR ALLENDE”

En entrevista con este corresponsal, Dagoberto Palacios González (55) reveló que su tío Javier Palacios Ruhmann confesó -en una cena de febrero de 1977- que él remató al presidente Salvador Allende. Esta información es coincidente con otro testimonio entregado a contramano por este general, el que fue publicado en el libro Allende: “Yo no me rendiré”. La investigación histórica y forense que descarta el suicidio (Ceibo, 2013). Allí se detallan las precisas circunstancias en las que se había producido la muerte del Presidente Allende.

La versión del sobrino de Palacios también es concordante con un ocultado examen químico forense –de mayo de 2011- que demuestra que Allende recibió un disparo a corta distancia con arma de bajo calibre. Esta revelación forma parte de la nueva edición del citado libro, que pronto aparecerá en Alemania, Francia e Italia.

“En la Universidad me di cuenta de muchas cosas… compañeros que desaparecían. No me gustaban las formas del régimen militar. Ahí me izquierdicé, lo que me significó muchos conflictos con mi familia, hasta que mi padre me echó de la casa porque fui al entierro del cura André Jarlan, que fue asesinado por militares en la Población La Victoria (el 4 de septiembre de 1984). No aguantó… como él trabajaba con generales…”.

Dagoberto recuerda que a fines de 1976 o a principios de 1977, su padre comenzó a trabajar en el edificio Diego Portales, que era sede de la Junta Militar de Gobierno. Allí lo llevó el general Carlos Forestier. Dagoberto estima que su progenitor laboró allí hasta 1981, año en que comenzó a trabajar con el fabricante de armas Carlos Cardo en Cornejo. Forestier también se integraría a este equipo. Salvador-Allende-

La confesión

Dagoberto Palacios recuerda que cuando tenía 14 ó 15 años su papá comenzó a llevarlo como acompañante a algunas de sus actividades. En su círculo de amigos destacaban el entonces coronel Sergio Badiola, el general Forestier y su primo el general Javier Palacios.

Ellos gustaban de ver partidos de fútbol en el Estadio Nacional y, tras estos, ir a cenar. Uno de sus restoranes predilectos era uno ubicado en calle Cuevas (Santiago Centro) que era propiedad de Omar Palacios, hermano de Fernando. El 18 de febrero de 1977, tras un partido entre la selección de Chile y Flamengo (de Brasil), fueron a comer a ese restorán. Estaban los generales Palacios, Forestier y Badiola; su Papá y él.

“Antes que trajeran la comida, mientras se servían un par de copas de vino, alguien le preguntó a mi tío el general Palacios ‘ ¿Qué pasó con Allende el día del golpe en La Moneda? ’. Entonces mi tío nos contó que él le dio un tiro de gracia a Salvador Allende”, reveló Dagoberto Palacios.

Expresa Dagoberto que ese comentario resultó sorpresivo: “Los otros se miraron con cara de decir: ‘Y éste, ¿Qué está diciendo? … Se está condenando sólo’”. Dagoberto recuerda que luego llegaron los platos y la conversación quedó hasta allí. Nadie preguntó más, ni Palacios volvió al tema.

El sobrino del general Palacios prosiguió con su relato: “después que llegamos a casa, mi padre me hizo rejurar de por vida que no iba a contar lo que había escuchado. Me dijo: ‘esto queda guardado, porque tu tienes que cuidar el interés de la familia’. Hay que entender que en esos tiempos importaba mucho el apellido, la familia. Pero después yo entré a la Universidad y me di cuenta que las cosas eran totalmente diferentes”.

Dagoberto Palacios afirma que a mucha gente le contó esto, pero que muchos no creyeron o no pudieron hacer nada. “Pero bueno, hay cosas que se creen y otras que no se creen”, expresó.

Chile 2 Médico Forense Luis Ravanal

Suicidio imposible

El testimonio de Dagoberto Palacios no ahonda en detalles que fijen el contexto en que se produjo la muerte de Salvador Allende. Pero es una pieza clave del puzzle en que se ha convertido el Caso Allende, el que fue cerrado ‘definitivamente’ por la Justicia de Chile en enero de este año, luego que la Corte Suprema ratificara la sentencia del ministro [juez] Mario Carroza (de septiembre de 2012) quien determinó que Allende se suicidó, tras rendirse.

El fallo de la Corte Suprema contó con el voto de minoría del ministro Hugo Dolmestch –considerado el mejor penalista del máximo tribunal- quien en su fundamentación hizo ver que el cráneo de Allende tenía dos disparos hechos con dos armas distintas, manifestando que ese antecedentes hace inverosímil el suicidio.

Según resolución de la Corte Suprema –número 5778-13–, Dolmetsch argumentó que la investigación sumarial de la causa no logró “resolver la discordancia que surge del análisis de los informes periciales realizados”.

Explicó: “Los hallazgos descritos en el Protocolo de Autopsia número 2449-73, establecieron la existencia de un orificio de salida en la zona posterior de la bóveda craneana del presidente, incompatible con la destrucción causada por el impacto supuestamente autoinferido con un fusil de guerra, lo que refuerza la tesis de la ocurrencia de a lo menos dos impactos de bala penetrantes en el cráneo, uno provocado presuntamente por un arma de mediana o baja velocidad y otro de fuente distinta, pudiendo corresponder a proyectiles y armas diferentes, circunstancia que no descarta la intervención de terceros”.

El ministro Dolmestch cerró su razonamiento expresando que “no resulta aconsejable cerrar para siempre el proceso, desde que tal vez a futuro bien podrían aparecer nuevos antecedentes que despejen sus actuales dudas”.

Es altamente valioso el hecho que este juez mencionara el orificio de salida de bala presente en la parte posterior derecha de la bóveda craneana del presidente Allende, que fuera descrito en la autopsia de 1973, el que claramente tuvo un origen distinto al disparo de fusil que provocó estallido de cráneo.

Tanto o más significativo es el hecho que Dolmetsch validara el Informe Químico N° 261 realizado, en mayo de 2011, por el perito Leonel Liberona Tobar. Este informaba que la zona periorbitaria del ojo izquierdo de Allende tenía claras evidencias de haber recibido un disparo.

Esta herida de entrada de bala –que dadas sus características tuvo que ser provocada con arma corta y a corta distancia- fue revelada en el libro Allende: “Yo no me rendiré. La investigación histórica y forense que descarta el suicidio , que coescribimos con el médico forense Luis Ravanal.

En sus conclusiones el Informe Químico de Liberona Tobar, señala: “En la muestra No. 3 (situada en la zona de la frente) se constató la presencia de plomo, bario y antimonio, cuyas concentraciones son compatibles con un orificio de entrada de proyectil balístico generado a corta distancia”. El peritaje fue realizado el 27 de mayo de 2011, cuatro días después de que se exhumaran los restos del mandatario socialista por orden del juez Mario Carroza, quien instruye el caso Allende.

Como evidenciamos en el citado libro y en reportes de prensa publicados en ‘Proceso’ (México) y en ‘El Ciudadano’ -en 2013- el perito Liberona fue convocado por el director del Servicio Médico Legal (SML) Patricio Bustos a una reunión que se celebró el 15 de julio de 2011, a la cual asistió Carroza. Bustos –que no es médico forense- le planteó a Liberona que la muestra por él examinada no correspondía a la zona periorbitaria del ojo izquierdo sino a una región interna del cráneo. Esto, pese a que él mismo Liberona había recolectado la muestra del cráneo de Allende, por lo que perfectamente sabía a que zona correspondía. Afortunadamente Liberona dejó constancia de esta reunión y anexó su primer reporte en un nuevo informe que elaboró, todo lo cual quedó adosado al expediente, donde fue encontrado por el Dr. Ravanal. Ni Carroza ni Bustos han negado la existencia de este informe de Liberona, que, como vimos, fue completamente validado por el juez Dolmestch.

Versión coincidente

En el señalado libro dimos a conocer otro testimonio que señala al general Palacios como autor de un tiro de gracia a Allende. El relato fue brindado a este corresponsal por el chileno residente en Milán, Julio Araya Toro, el 16 de agosto de 2013, mediante videoconferencia.

Araya Toro (46 años) es hijo de Jorge Araya Gómez -ya fallecido- quien fue amigo desde la niñez del general Palacios. Ambos vivían en el mismo sector residencial aristocrático del antiguo centro de Santiago. Estudiaron en el colegio Padres Franceses; asistieron a la misma iglesia y jugaron en el mismo lugar: el Parque Cousiño (ahora llamado O’Higgins). “Ya mayores tomaron diferentes caminos. Mi padre siguió la vida civil y el general Palacios ingresó a la Escuela Militar en 1941, pero continuaron frecuentándose durante toda la vida”, expresó Julio Araya.

Este reveló que la historia sobre la muerte de Allende se la contó su padre luego que, en febrero de 1992, ambos se encontraran con Palacios en el centro de Viña del Mar: Según recordó Julio Araya, Palacios hizo tal confesión a su padre cuando lo visitó en su casa, en la santiaguina comuna de Maipú, en marzo de 1974.

El general le dijo que su misión “el once” [de septiembre] era rodear con tanques y tomar La Moneda por tierra, pues comandaba el regimiento Blindados N° 2. Le contó que ingresó a La Moneda por la puerta de la calle Morandé con soldados de infantería en el mismo instante en que bajaban por las escaleras quienes estaban con Allende y a los cuales éste les había pedido salir. Los militares los empezaron a empujar hacia abajo por los peldaños mientras ellos subían.

“El ambiente era un infierno pues La Moneda ardía por el bombardeo y no se podía respirar por los gases lacrimógenos. En el segundo piso Palacios fue recibido con ráfagas de metralleta de Allende y algunos de sus hombres que estaban en el Salón Rojo. En ese momento Palacios gritó a los miembros del GAP (escolta del presidente) que se rindieran. Allende respondió gritando: ‘ ¡Soy el presidente de Chile y si te crees muy valiente ven a buscarme, conchetumaire! ’. Inmediatamente los GAP y Allende comenzaron a disparar y una bala de Allende hirió en la mano derecha a Palacios.

“Los hombres de Palacios avanzaron disparando contra los miembros del GAP. Éstos fueron cayendo por las balas de los militares, mientras Palacios era asistido por Armando Fernández Larios, que le pasó su pañuelo para detener la sangre de la mano herida.

“Entretanto seguía la balacera más adentro, pues los GAP se fueron replegando. Dos militares, los cuales iban disparando, hirieron en el estómago o el pecho a un civil que portaba una metralleta, un casco y una máscara antigases. El civil se plegó y cayó al suelo. A Palacios (…) le llamó la atención este civil.

Se fijó que portaba un reloj fino. Al quitarle la máscara antigases y el casco reconoció al presidente Allende. En ese momento sacó su pistola de ordenanza y disparó a quemarropa en su cabeza. “Eran las 14:00 horas. Palacios y sus hombres trasladaron el cuerpo del presidente Allende al Salón Independencia. Comenzaron entonces a preparar el montaje para decir que el presidente Allende se había suicidado. ”

Cabe señalar que al cierre de este reportaje el equipo de abogados querellantes en el caso Allende –conformado por los abogados Roberto Celedón y Matías Coll- preparaban la presentación de una demanda contra el Estado de Chile por denegación de justicia en el caso Allende, la que será presentada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Maria
Escrito por Maria
el 13/09/2014
ASÍ MATARON A SALVADOR ALLENDE
Ads by Google
200272_1908164508115_1361893561_2163990_5879122_n.jpg
Se cae a pedazos la versión del suicidio del mandatario socialista y Clarinet revela un informe del 12 de septiembre de 1973 de la Brigada de Homicidios de Investigaciones, jamás admitido oficialmente, que dice que el último romántico de este país, en realidad fue acribillado a balazos.
por enrique gutiérrez a. Y horacio marotta r. / clarine*

La Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, representada por el abogado Eduardo Contreras, pidió al ministro en visita Mario Carroza exhumar el cuerpo del presidente mártir Salvador Allende, en el marco de la investigación de varias causas reabiertas recientemente por violaciones a los derechos humanos.
Contreras, un diputado comunista por Chillán hasta septiembre de 1973, indicó que "entendemos el dolor de la familia ante algo como esto, pero lo más importante es la verdad histórica y la justicia".
Además, el abogado, hoy dedicado a causas de derechos humanos, presentó 403 querellas por 566 víctimas de la dictadura y en el caso de Allende se espera encontrar nuevos antecedentes que permitan echar por tierra la versión oficial, emanada de la dictadura, del suicidio.
El juez Carroza, a su vez, anunció que inició la ronda de interrogatorios por la investigación de la muerte de Salvador Allende, que comenzaron con el medicó Patricio Guijón, el principal y dudoso testigo de la tiranía para avalar el supuesto suicidio.
Guijón no era médico de Allende sino de su secretaria Miriam Contreras. Llevado a la isla Dawson y devuelto a Santiago en diciembre de 1973, nunca se le dejó salir de Chile aunque no representaba un peligro para nadie y en los primeros meses estuvo detenido en Investigaciones, donde se realizaban en ese momento experimentos sobre lavado de cerebro, algunos de estos por parte del sicólogo Hernán Tuane.
Raro pero cierto
En esta etapa del proceso se pretende interrogar a testigos y personas que estuvieron en La Moneda la mañana del 11 septiembre de 1973, fecha de la muerte del mandatario socialista.
Es decir, a los pocos que quedan, porque en su mayoría fueron asesinados entre el 12 y el 14 de septiembre de ese año.
ClariNet tiene antecedentes jamás revelados públicamente hasta ahora, del informe de los detectives de la Brigada de Homicidios de la policía civil de Investigaciones que fueron llamados a La Moneda en llamas el 11 de septiembre de 1973 y entregado al día siguiente, donde estos ponen en duda la teoría del suicidio dada a conocer el propio 11 por el fallecido dictador Augusto Pinochet al comenzar la tarde, sobre caliente, antes de que se hiciera ni siquiera un examen forense del cuerpo.
Según los detectives especializados de aquella época, hoy fallecidos, la posición del cuerpo de Allende en el sillón donde se le encontró en un salón frente a la puerta de Morandé 80 del palacio de La Moneda, no era natural, daba al impresión que lo tiraron sobre el mueble de mala manera tras acribillarlo a balazos cuando aún estaba al pie de la escalera que llevaba al segundo piso de Morandé 80, donde se quedó con su arma tras obligar a bajar a sus últimos compañeros, en un intento por salvarle la vida que no tuvo resultado alguno.
Tampoco, se dijo, era normal la posición del fusil AKA que tenía entre sus piernas y que tal como estaba, no habría posibilitado un supuesto balazo en la barbilla cuando Allende aún vivía.
Además se hizo notar que un disparo de un arma de esa potencia en el mentón, habría destruido por completo la cabeza del mandatario no solo su cráneo trasero.
Igualmente se indicó que a simple vista, Allende aparecía con más de treinta impactos de bala de fusil, algunos de los cuales los recibió con vida dado que eran heridas sangrantes, un detalle que fácilmente corroboraría un examen forense oportuno.
Obviamente que una persona alcanzada por las balas de los fusiles Sig que usaban los asaltantes de La Moneda habría tenido muy escasas posibilidades de sentarse en un sillón, colocar su AKA entre las piernas, apoyar la barbilla en el cañón y apretar el gatillo. Y menos Guijón tiempo y sangre fría para ser un tranquilo espectador e todo esto.
Este informe de la Brigada de Homicidios nunca se tomó en cuenta y debió ser destruido porque contradecía la versión oficial de la Junta Militar, posiblemente consensuada con la embajada de los Estados Unidos porque el primero que la dio a conocer fue el propio Pinochet, curiosamente champurreando en un pésimo inglés.
La versión policial sólo circuló en conversaciones privadas entre detectives, uno de los cuales le hizo la revelación a la esposa de un periodista del desaparecido diario Clarín, dado que eran amigos personales y el policía acudió a la señora para conocer la suerte corrida por su amigo tras el golpe.
Como demuestran las grabaciones de la radio que usaban los golpistas para comunicarse entre ellos, captadas por al embajada cubana en Santiago – a la que se intento asaltar y que libró un cruento combate con fuerzas golpistas --, que luego fueron dadas a conocer en un programa de Radio Habana, se escucha a Pinochet, con su característica “voz de perro” como dijo en su momento la BBC de Londres, llamando al contra almirante Patricio Carvajal Prado, coordinador del sanguinario cuartelazo contra un pueblo indefenso.
La comunicación se hace cuando recién había terminado el combate en La Moneda, al comenzar la tarde del 11, una versión que después se cambia diciendo que Carvajal fue quien llamó al dictador, pero están las grabaciones cubanas que no mienten.
Pinochet dice que para evitar “moros en al costa”, es decir oídos indiscretos, va a hablar en inglés y luego indica en ese idioma: “Allende cometió suicidio”, textual.
Curiosamente esa revelación la hace desde su escondrijo en un bunker en Peñalolén a kilómetros de La Moneda, a un Carvajal Prado que estaba en el ministerio de Defensa, a menos de 150 metros del palacio presidencial.
No deja de ser extraño, porque por mucho que los asaltantes fuesen miembros el Ejército comandados por el general traidor Javier Palacios y que resulta lógico que este informara primero de lo sucedido a su jefe, Pinochet.
Pero de allí a que Carvajal, en su papel de hombre que manejaba los hilos de la toma del poder a sangre y fuego, a poco más de una cuadra de distancia de lo sucedido, no se enterara, resulta difícil de creer.
El segundo hecho es que Pinochet habla en inglés para presuntamente “preservar” el secreto. Por muy imbécil e ignorante que haya sido, no podía dejar de saber que había decenas de miles de personas en ese momento en el país que hablaban o en el peor de los casos, comprendían esa lengua y algo tan fácil de discernir como la corta frase dicha por el ladrón y genocida.
Más de un diplomático que había estado en Santiago para el golpe, meses después tras conocerse el programa de Radio Habana, opinaron, en la ciudad de México para mayor precisión, que posiblemente el hecho de hablar en inglés no significaba otra cosa mas que la clave para confirmar la aceptación de la embajada de Washington, a la tesis del suicidio.
Recordaban que eran precisamente Richard Nixon y su secretario de Estado, el criminal de guerra Henry Kissinger los más interesados en la desaparición de Allende.
Tampoco es menor que Allende fue enterrado clandestinamente en Viña del Mar con el pretexto de que no le convirtieran en una animita, y que a la única asistentes a este funeral de noche y sumamente tenso, Hortensia Bussi, no se le permitió ver el cuerpo. ¿Por qué?
Para entender mejor este hecho es necesario saber quien fue el vicealmirante Carvajal. En 1973 era el jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional y uno de los principales instigadores del golpe militar. Nació en 1929. Se suicidó el 14 de julio de 1994. Fue casado y su esposa le atribuyó cuatro hijos.
Graduado de guardiamarina en 1935, en el año 1941, fue ascendido a teniente; en 1950 fue promovido a capitán de Corbeta, y en 1955, a capitán de Fragata. Carvajal era especialista en artillería. En 1958, fue enviado a Estados Unidos, donde se convirtió en colaborador de la CIA, para realizar estudios de Táctica Antisubmarina, pus los gringos estaban obsesionados con los sumergibles soviéticos en el Estrecho de Magallanes Al regresar a Chile fue nombrado comandante del buque escuela Esmeralda. En 1966, fue nombrado agregado naval en Londres donde se contactó con el MI-6 británico. Desde 1967 fue jefe de Estado Mayor de la Armada.
En 1968, Patricio Carvajal conoció a los entonces coroneles Augusto Pinochet del Ejército y a Gustavo Leigh de la Fuerza Aérea en un curso de Alto Mando. Había sido condiscípulo del vicealmirante borracho traidor y cobarde de José Toribio Merino.
La Armada fue la principal promotora del golpe de Estado y Carvajal fue el hombre clave. Así lo señaló el asesinado Orlando Letelier, aún ministro de Defensa el día 11, en un testimonio:
"Carvajal, como jefe de Estado Mayor Conjunto, era el hombre de enlace de todo el grupo de los oficiales reaccionarios. Coordinaba las acciones de los golpistas dentro de las tres ramas de las Fuerzas Armadas, como ocurrió efectivamente en el momento del golpe de Estado.
El gobierno de Salvador Allende y el almirante (constitucionalista) Montero estaban en conocimiento de esta situación, pero Montero opinó que era preferible esperar hasta la próxima Junta de Calificación -que se haría de todos los almirantes hacia fin de año- para la salida, fundamentalmente, de dos personas, Merino y Carvajal, a los cuales ya se les había cumplido el plazo de cuarenta años de servicio para su renuncia”.
Poco antes de las siete de la mañana del 11 de septiembre, el presidente Allende llamó a Orlando Letelier, desde su casa de Tomás Moro. Orlando Letelier trató de hacer contacto con Montero, con Pinochet, y con Leigh.
Dice que en un momento determinado llamó a su oficina, y le surgió la voz de su ayudante, el comandante González, y detrás la de Carvajal. "Carvajal tenía ahí la opción de colgar el teléfono -cosa que me habría hecho sospechar de que había una situación extraordinariamente anormal- o de tratar de hablar conmigo. Optó por la segunda. Cuando le dije que tenía información de que había tropas en Santiago, me contestó: Mire, ministro yo creo que es una información equivocada. Le dije: "No, almirante, no tengo ninguna información equivocada".
Entonces me dijo: "Mire, voy a tratar de averiguar. " El tipo empezó a tartamudear. Trató de darme mil explicaciones elusivas. Finalmente le dije: "Mire, almirante, yo voy a ir al ministerio".
No me dio ninguna información precisa sino que trató de decirme que había un error, que no había tropas en Santiago. "Mire, ministro, no sé qué le podría decir, voy a tratar de averiguar".
Momentos antes de las seis de la mañana, el vicealmirante Carvajal llegó a su despacho en el ministerio de Defensa, lugar que se transformaría ese día en su puesto de combate. Tras él llegaron los generales Nicanor Díaz Estrada de la Fuerza Aérea, y Sergio Nuño del Ejército.
Cuando, media hora después, el presidente Salvador Allende, trata de comunicarse con los jefes castrenses, inubicables con excepción del general Hermán Brady que da respuestas vagas y se queja al vicealmirante Patricio Carvajal, de que Salvador Allende "lo molesta",
Carvajal hace cortar el teléfono directo presidencial de la residencia de Tomás Moro. “Una vez en La Moneda, a eso de las nueve y media, Salvador Allende habla por primera vez con Patricio Carvajal, quien lo intima a rendirse, garantizándole su integridad física y un avión para trasladarse, con su familia, al punto del extranjero que quisiese”.
Para estar más claros y dejar en evidencia los siniestros fines del llamado de Pinochet a Carvajal, el general Javier Palacios hace como que descubre el cuerpo sin vida del presidente Allende, transmite la información al general Nuño quien se la comunica a Carvajal. Ahí Pinochet, le confirma en inglés: "I repeat, Allende comitted suicide and is dead now".
Para mayores datos, quienes fueron llevados como detenidos al ministerio de Defensa, vieron a los miembros de la Misión Militar de Estados Unidos, incluso vestidos con sus uniformes normales, moviéndose libremente por los pisos e impartiendo órdenes. Entre muchos testigos, el senador socialista de esos años Aniceto Rodríguez, ya fallecido.
Luego, Carvajal mantiene un rol protagonista durante la dictadura.
Incluso en febrero de 1983 fue designado nuevamente ministro de Defensa, ocupando esa cartera hasta 1986, en el peor momento de las protestas populares, lo que indica su calidad de duro del régimen.

______

LEA TAMBIÉN: OFICIALES DE LA ESCUELA DE INFANTERÍA ACRIBILLARON AL PRESIDENTE SALVADOR ALLENDE

Maria
Escrito por Maria
el 13/09/2014

SEGÚN TRANSMISIÓN RADIAL DESDE EL MINISTERIO DE DEFENSA, FISCAL PROPPER Y DECLARACIONES DEL GENERAL JAVIER PALACIOS: OFICIALES DE LA ESCUELA DE INFANTERIA ACRIBILLARON AL PRESIDENTE SALVADOR ALLENDE

"El grupo del capitán Garrido logra llegar al segundo piso, al Salón Rojo. Allí encuentra a cinco civiles que disparan entre los escombros, entre el humo, el calor. Uno de los civiles es el Presidente Allende junto a cuatro miembros de su escolta personal, los GAP.
Llegan otros militares a apoyar al grupo del capitán Garrido, pues allí es el único lugar donde se combate.
Un militar de este grupo dispara sobre uno de los civiles, es el Presidente Allende. Pero no logra alcanzarlo. El capitán Garrido, que está tendido en el suelo protegiéndose de los impactos del Presidente y sus escoltas dispara en ráfaga e impacta al Presidente Allende". Una de las balas penetra, en el lado derecho de la cara, cerca de la nariz y bajo el ojo, otras dan en el pecho y estómago del Presidente Allende. Allende se dobla, trata de afirmarse y cae cerca de la puerta de un salón. El teniente de la Escuela de Infantería René Riveros se acerca al cuerpo del Presidente Allende y lo remata. El Presidente tiene más de cinco impactos de bala.
Eugene Propper, fiscal norteamericano en el caso del doble asesinato de Orlando Letelier y Ronnie Moffit y que interrogó en EE. UU por el crimen de Orlando Letelier al ya ex teniente de la Escuela de Infantería Armando Fernández Larios quien era parte del grupo de militares que acribilló al Presidente Allende, escribe en el libro Laberinto:
" Poco después de las 2 P. M las compañías de infantería penetran en La Moneda. Algunos grupos corren al piso superior en medio del humo y cubriéndose con ráfagas de ametralladoras, René Riveros, un teniente de pelo rubio, repentinamente se ve enfrentado a un civil armado que viste un sweater de cuello alto. Riveros vacía la mitad de su cargador en el Presidente de Chile, matándolo instantáneamente con heridas que van desde la ingle a la garganta".

El general Palacios llega a la entrada del Salón Rojo a las 14:45. Cerca de la escalera principal en el suelo yace muerto el Presidente de la Republica de Chile Salvador Allende.
Palacios reconoce a Allende por el reloj que este llevaba. Es lo primero que le llama la atención. El reloj se lo había visto el general Palacios al Presidente en diversas reuniones. La razón por la cual lo reconoce por el reloj es que la cara de Allende estaba protegida, al momento de ser acribillado por una mascara antigas y llevaba puesto un casco de guerra.
El general Palacios, en su primera declaración dice que encontró a Allende en el suelo cerca de una escalera de acceso al segundo piso y que "cinco o seis Gap disparan hasta el final". Lo que le significó al general Palacios que lo sacaran rápidamente de la escena.
Palacios:
-"El (el Presidente Allende) estuvo disparando todo el tiempo, porque tenía las manos llenas de pólvora. El cargador de la metralleta estaba vacío. Había numerosas vainillas en las ventanas y cerca de su cuerpo. A su lado también estaba un revólver y cuando pasé a identificarlo tenía un casco y una máscara de gases".
Esta declaración del general Javier Palacios desmiente toda la trama del montaje del "suicidio".
¿Como se "suicidó" el Presidente Allende con el casco y la máscara antigases puesta?
El informe de Investigaciones no reconoce la existencia de la máscara anti gas ni del revólver y dice que el Presidente Allende al momento de su "suicidio", vestía! Su vestón impecablemente abotonado en el botón inferior y con un pañuelo de seda en el bolsillo superior...!

11 de septiembre de 1973, el golpe de estado ya esta en marcha y el presidente será acribillado por los militares que asaltaran el palacio presidencial.

Casi treinta y ocho años después de su asesinato ocurrido el dia del golpe de estado, se abre la posibilidad de esclarecer la causa de su muerte.
el poder judicial tiene ahora en sus manos mas de 700 casos de violaciones a los derechos humanos. Casos que deberán ser investigados por la autoridad judicial y aplicar las disposiciones que correspondan.
la muerte del presidente allende es un caso emblemático que comienza a ser investigado-ya que la justicia militar todavía -desde 1973-no da a conocer los resultados de su investigación por la muerte del presidente allende.
el 11 de septiembre de 1973 los militares querían no solo liquidar físicamente al presidente sino además "matar al mito". Que su ejemplo de lucha no se encarnara en los habitantes de chile. Sobre todo en la juventud chilena.
trataran primeramente los golpistas de que el presidente se rinda. Esperaban también que el presidente huyera del palacio presidencial. No lograron ni lo uno ni lo otro. El presidente allende murió combatiendo. Acribillado en el segundo piso del palacio presidencial por un grupo de militares, la mayoría de la escuela de infantería de san bernardo.
su muerte fue presentada entonces como "suicidio". El ultimo recurso al que recurrió el golpismo para no presentarlo como ejemplo de lucha, por la libertad y la democracia. Como verdadero interprete del pueblo de chile. Para que no apareciera ante chile y el mundo como ejemplo de lucha,
según los militares que escenificaron el "suicidio" del presidente, de acuerdo a instructivas del mando golpista.
durante todos estos años, la versión de los militares golpistas ha sido la versión "oficial". Respaldada incluso por algunos seguidores del presidente. Sin embargo, la verdad de la muerte del presidente- no es patrimonio de quienes por ignorancia, interés o temor han "certificado" su "suicidio".
entregamos antecedentes-limitados al espacio de esta publicación-que aportan al esclarecimiento de la muerte del presidente allende. Y que demuestran que fue acribillado por oficiales de la escuela de infantería. El presidente había llegado al palacio presidencial a la 7:45 horas a enfrentar el golpismo. Mucho ha ocurrido desde esa hora. Ya los punteros del reloj pasaron hace rato las 10 de la mañana y el comando golpista instalado en el 5 piso del ministerio de defensa lee el bando de guerra #2:

"El Palacio de La Moneda deberá ser evacuado antes de las 11 horas. De lo contrario será atacado por la Fuerza Aérea de Chile.
Los trabajadores deberán permanecer en sus sitios de trabajo, quedándoles terminantemente prohibido abandonarlos. En caso de que así lo hicieren serán atacados por fuerzas de tierra y aire..."
Faltando 15 minutos para las 11 horas José Tohá, Jaime Tohá, ministro de Agricultura, Clodomiro Almeida, ministro de Relaciones Exteriores y Carlos Briones ministro del Interior le piden a Allende una reunión-en solitario- para encontrar "una salida pacífica" a la situación extrema que se vive en el Palacio Presidencial.
José Tohá llama entonces al Ministerio de Defensa, y pide al comando golpista que aplacen el bombardeo aéreo.
El general Director de Carabineros el constitucionalista José María Sepúlveda Galindo, quien en todo momento estaba junto al Presidente efectuaría a nombre del gobierno constitucional un dialogo con el mando golpista, enviado desde La Moneda.
El general de la aviación y segundo hombre del comando Nicanor Díaz Estrada se comunica así con su superior institucional el golpista comandante en jefe de la aviación Gustavo Leigh Guzmán:
DÍAZ: Mi general, se trata de aguantar un poquito el ataque a La Moneda, porque se habló con el señor Tohá y van a nombrar un parlamentario, por lo que hay que esperar un poquito y yo lo llamo por este mismo medio una vez que tengamos clara la situación".
LEIGH: Es una maniobra dilatoria (se producen ruidos en la grabación) deben salir las mujeres y algunos hombres que quieren abandonar La Moneda. Y si no......... El entendido es el general Sepúlveda de carabineros. Si no hay entendimiento con el procederíamos al ataque de inmediato. No más de diez minutos".
Desde la coordinación en el Ministerio de Defensa se comunican con Pinochet que sigue parapetado en la Central de radio del ejército en Peñalolén. Le trasmiten lo conversado con Leigh.
PINOCHET: Están ganando tiempo. No acepten ningún parlamento. Parlamento es dialogo. Rendición incondicional. Si quieren vienen acompañados de Sepúlveda y se entregan. Si no, vamos a bombardear cuanto antes.
CARVAJAL: Conforme. Le estamos dando diez minutos de tiempo para que salgan de La Moneda. Yo estoy en conversaciones con Tohá. Nos dice que están además allí Almeida y Briones. Ya se les comunico que en diez minutos más se va a bombardear La Moneda. Así, que tienen que rendirse incondicionalmente y si no sufrir las consecuencias.
PINOCHET: Todos lo que acabas de nombrar, todos arriba del avión y se van de inmediato. A las doce están volando para otra parte.
CARVAJAL: Conforme. Así lo voy a trasmitir.

Los militares caen en la desesperación ante la conducta de Allende de no rendirse. Los militares gritan por la cadena radial golpista:
"El señor Allende y sus colaboradores tienen tres minutos para rendirse".
Carlos Briones, el Ministro del Interior comentara después: "La presencia de los guarda espaldas (de Allende) nos hacía imposible hablar a solas con el Presidente para intentar convencerle de que negociase su rendición.
LEIGH: Si no hay entendimiento con él, procederíamos al ataque de inmediato. No más de 10 minutos.
PINOCHET: No podemos aparecer con debilidad de carácter aceptando un plazo de parlamento a esta gente, porque nosotros no podemos aceptar plazos ni parlamentos que signifiquen dialogo, signifiquen debilidad. Todo ese montón de jetones que hay ahí, el señor Tohá, el señor Almeida, todos esos mugrientos que estaban por arruinar el país deben ser pescados presos y el avión que tienes dispuesto tú, arriba y sin ropa, con lo que tienen para afuera.
CARVAJAL: Me han dicho que espere un momento para convencer al Presidente.
PINOCHET:Negativo.

El ministro Fernando Flores Labra inicia conversaciones a título personal con el coordinador golpista vice almirante Carvajal. A quien consideraba muy erróneamente como "un buen amigo mío". Este le pide a Flores que hable con el Presidente Allende para seguir las conversaciones para su rendición.
Allende al tomar conocimiento de esta negociación entre Flores y Carvajal se molesta vivamente y la propuesta de Carvajal que le informa Flores, Allende la rechaza absolutamente.

Allende convoca a una reunión en el Salón Toesca. Todos participan en la reunión, salvo aquellos que se encuentran disparando contra los militares- intentando rechazar los ataques de los alzados.
Frida Modak, miembro del equipo de periodistas del Palacio Presidencial relata este momento:
"Allende estaba serio, pero sereno. Parecía como si supiese que ya no había opciones, que la única alternativa honorable era mostrar a Chile y al mundo que los antifascistas no se rendirían sino lucharían..."
Isabel Allende Bussi, una de las hijas del Presidente también relata: "Entonces mi padre nos reunió a todos en el Salón Toesca y nos dijo: "Ya tomé mi decisión de quedarme aquí hasta el final. Acaban de ofrecerme un avión para que deje el país. Me negué. Esta fuga seria tan infame como la traición de los generales que me lo proponen". Inmediatamente después-mi padre agregó que no se necesitaban muertes inútiles y pidió a las nueve mujeres presentes, así como a algunos de sus colaboradores que pensaban que podían y debían salvar la vida, que abandonaran el Palacio. En cambio pidió a quienes se quedaran, que asumieran el compromiso de pelear hasta el final. Mas adelante señala que no son necesarias las muertes inútiles y les pide a las nueve mujeres que se retiren y a algunos de sus colaboradores varones.
El Presidente Allende terminó sus palabras diciendo que el combatirá hasta el final ya que "tengo un mandato de los trabajadores y del pueblo, que como a través de toda mi vida cumpliré con lealtad".
En medio de un gran silencio se escuchaban las palabras del Presidente Los presentes entonan las Canción Nacional y terminan con los gritos de "Viva Allende", "Viva la Unidad Popular".
Allende efectúa ahora una reunión en el Jardín de Invierno, con algunos de sus colaboradores. Le pide a su asesor político Joan Garcés abandonar La Moneda ya que tenía el deber ante la historia narrar los acontecimientos. Garcés salvará su vida y regresa a España.
El Inspector de la Policía civil Juan Seoane, jefe de los detectives de la dotación del Palacio Presidencial fue llamado por el Presidente de la República, cuando ya se retiraban también de La Moneda-obligados por el Presidente- los generales constitucionalistas de Carabineros encabezados por su Director General José Sepúlveda, dice Seoane:
-"Estaba (el Presidente) en el Salón Toesca, sentado sobre una mesa grande. Me dijo (Allende) que yo y mi gente podríamos retirarnos. Insistió en que debía informar a mis hombres que estaban liberados. Cuando le dije que me quedaría, respondió algo así como que sabía que esa era mi decisión. No fue nada grandilocuente. Trasmití el mensaje a la dotación y todos decidieron quedarse. Sin grandes palabras, sin melodramas, estábamos cumpliendo con nuestro deber. Ya éramos 17, pues uno de los nuestros se había retirado. Después supe que lo habían visto en una patrullera llorando".
Otro detective del Palacio Presidencial Luis Henríquez relata:
-"Si alguien tenía muy claro lo que venía y lo que tenía que hacer, ese era el Presidente. No lo vi en ningún momento tibutear y tampoco flaquear. Cuando Seoane nos dijo que el Presidente nos dejaba en libertad de acción, pero que nuestra misión nos obligaba a permanecer en el Palacio hasta las últimas consecuencias, nadie dudó. Escuché a Garrido (otro detective) argumentar que con qué cara nos íbamos a presentar ante nuestras familias y compañeros si abandonábamos nuestra misión. La opinión y certeza de los más antiguos primó".

SALIDA DE MUJERES DE LA MONEDA
Allende solicita una tregua para sacar a las mujeres de La Moneda. Los militares dan diez minutos de tregua.
Allende ante dos intentos para que abandonaran el Palacio Presidencial sus hijas, a lo cual ellas se negaron- insiste definitivamente por tercera vez.
Daniel Vergara, sub secretario de Interior y testigo, relata:
"Allende, suplicaba a sus hijas para que se retiraran de La Moneda, en una actitud que siendo muy viril por las razones y explicaciones que daba para convencerlas, era tan extraordinariamente paternal, de un cariño tan estremecedor que yo creo que todos nosotros nos sentimos también sacudidos. Las hijas del Presidente Allende, obstinadamente se negaban a abandonar a su padre, es decir sobre todo a abandonar al Presidente. La escena misma de despedirnos de ellas fue conmovedora, pero aún en ese instante el compañero Presidente se mantuvo extraordinariamente sereno con el temple que le caracterizaba, aunque bastaba mirarlo para convencerse del inmenso dolor que le producía el verse separado así de sus hijas, no sólo esto, sino que en ese instante el ya tenía la convicción y también nosotros de que nos estábamos separando, despidiendo en forma definitiva".
El jeep que prometieron los militares no llegó a La Moneda a retirar a las mujeres.
Allende entonces se dirige al primer piso a despedirse de ellas. Las acompaña hasta la puerta de Morandé 80. Salen las hijas del Presidente Beatriz (Tati), e Isabel, Nancy Julián, esposa de Jaime Barrios, las periodistas de la Presidencia Frida Modak, Verónica Ahumada. También Cecilia Tormo, Patricia Espejo y la enfermera Carmen Prieto.
Isabel Allende relatará:
"La última vez que vi a mi padre fue cuando bajó al primer piso de La Moneda. Prácticamente nos obligó a salir. El tenía muy claro que las cosas irían hasta el final. Nos dio un abrazo a cada una y partimos. Apenas alcanzamos a cruzar hasta la Intendencia cuando comenzó el bombardeo. El último recuerdo que tengo de mi padre en mi mente, es la de un combatiente. Yendo de ventana en ventana, levantando la moral de sus guardias, bromeando con ellos..."
"La última imagen que conservo de mi padre es la de un combatiente, vigilante de ventana en ventana, alentando a los miembros de su guardia personal y sin perder el sentido del humor en esos momentos aciagos, tirándoles con su ametralladora a los tanques de los golpistas. Al comienzo de los ataques se le propuso que usara un chaleco a prueba de balas.
- ¿Por qué? Si soy un combatiente como los otros, respondió.
Nos abrazamos en silencio, En semejante situación las palabras están demás. Nos dio un abrazo a cada una y partimos..."

Tres días después, en México, el 14 de septiembre declara Isabel Allende:
"Me quedé muy impresionada, porque (Allende) llevaba un suéter y casco militar, la ametralladora a la espalda..."
Apenas salen las mujeres y algunos funcionarios del gobierno comienza el cobarde bombardeo aéreo de la Fach para dar el tiro de gracia al régimen constitucional. Bombardean los pilotos López Tovar y González 8 veces el Palacio Presidencial, buscando aniquilar al Presidente, sin tener los aviadores golpistas aviones o artillería anti aérea en contra.
Allende combatió, muchas veces tendido en el suelo, debía arrastrase, por esto y el calor reinante que se producirá por los incendios y el fragor de la lucha obviamente no combate con el vestón puesto. Sin embargo, en la escenificación del "suicidio" de Allende los militares lo hacen aparecer con el vestón sin mancha alguna, impecable, con el pañuelo puesto en el bolsillo superior y abotonado en el último botón.

ATAQUE A LA MONEDA 12:50
El avance del general Javier Palacios con sus tropas es bastante demoroso. Vienen desde el sector del Ministerio de Defensa hasta La Moneda, no más de tres cuadras.
En el primer intento de avanzar mueren diez y siete soldados. Los miembros del pequeño grupo socialista que dispara desde el tercer piso del Ministerio de OO. PP, en calle Morandé detienen a las tropas del general Palacios.
Este grupo socialista cubría un ángulo de tiro desde el Ministerio de Defensa hasta la calle Lord Cochrane. Muchas bajas tiene el ejército en ese perímetro y suponen los militares que las balas vienen desde la Torre ENTEL.
Con todo, las tropas golpistas se acercan al Palacio Presidencial.
Los militares tienen temor de ingresar a La Moneda- por esto piden que se lancen bombas lacrimógenas al interior del Palacio.
Los efectos de lo gases lacrimógenas se aminoran por la acción de las llamas.
El soldado 1* Luis Castillo Astorga recibe dos balazos en el pecho disparados por la guardia del Presidente Allende. Castillo es recogido y enviado al Hospital Militar. Castillo muere al día siguiente. Otro de los militares que asaltan La Moneda en la búsqueda desesperada del Presidente Allende es el cabo 2* de 37 años de edad Ramón Segundo Toro Ibáñez. Toro recibe un balazo en la cabeza, que se la atraviesa a la altura de la oreja izquierda. Muere fulminado.
Casi a las 2 de la tarde se comunica telefónicamente el corresponsal de la agencia de noticias Prensa Latina en Santiago Sergio Timossi y el Director del Banco Central Jaime Barrios. Este le dice a Timossi:
"Llegaremos hasta las últimas consecuencias. Aquí cerca, Allende está disparando con su metralleta. Esto es un infierno. El humo nos ahoga. Augusto Olivares murió. El Presidente envió hace un par de horas a Flores, Vergara y Puccio para que parlamenten. No creo que renuncie".
Casi de inmediato comienza el tiroteo de los militares contra el Palacio Presidencial.
Disparan los soldados de la infantería, los cañones y enseguida continuarán los tanques.
Los tanques Sherman habían irrumpido por las calles Morandé, Moneda, Teatinos y Agustinas hasta la Plaza de la Constitución. Frente al Palacio de Gobierno.
Los tanques son los M-41 Sherman, de 32 toneladas. Usados en la guerra de Corea por el ejército norteamericano. Y parte de ellos, recibidos por el ejército chileno como regalo de los norteamericanos de acuerdo al Programa de ayuda entre Chile y EE. UU.
Un tanque que está cerca de la entrada principal del Palacio de Gobierno recibe un bazookazo que lo destruye completamente y sus ocupantes mueren carbonizados. Los tanques disparan cañonazos y sus ametralladoras de grueso calibre impactan la sede del gobierno chileno. Llegan más tanques. También los alzados usan cañones de 105 mm del regimiento Tacna.
Los tanques y fusilería disparan desde el norte de La Moneda. Entre calle Moneda y Agustinas. Son los del Blindados 2, quienes por segunda vez en pocas semanas atacan el Palacio Presidencial.
Disparan a las oficinas presidenciales, del Ministro del Interior y Secretaría General de Gobierno preferentemente.
Todas las armas son válidas para aniquilar al Presidente y a quienes resisten el golpe de Estado.
Por el oeste desde el Hotel Carrera, hoy Ministerio de RR. EE ataca la Escuela de Infantería de San Bernardo y por el este la Escuela de Sub oficiales parapetada en calle Morandé.
Uno tanque impacta con su obús cerca del Presidente.
El detective Quintín Romero relata:
"Un tremendo orificio se abrió ante nuestros ojos. Nos arrinconamos todos. Cayeron brazas y comenzaron a quemarse las alfombras. Fue terrible. Gateando llegamos hacia donde se iniciaba el fuego y lo apagamos con cojines. En ese instante comenzó a sonar el teléfono. Nadie lo atendía porque estábamos todos parapetados.
Manuel Cortes, miembro del grupo socialista de los Gap, parapetados en el ministerio de OO. PP, dice:
"Desde la Alameda y desde los edificios que quedaban por Teatinos aparecieron los militares en la azotea y comenzaron a arrojar bombas de gases lacrimógenas hacia el interior, con lo que las personas en el interior comenzaron a asfixiarse".
Allende efectúa una reunión con quienes le acompañan, en medio de un pasillo del segundo piso. El Presidente les dice que bajen sin armas, municiones, cascos. Nada que parezca arma. Que bajen tranquilos. Que el se quedará resistiendo hasta el final con un grupo de su escolta personal.
Encabezan la fila Miria Contreras y una secretaria del Ministerio del Interior.
Allende se despide de cada uno de ellos. Bajan por la escalera al primer piso para salir por la puerta de Morandé 80.
Allende que estaba en el último lugar de la fila que salía regresa y sube al segundo piso donde están algunos miembros de su guardia personal y otros GAP no salen y regresan junto al Presidente.
Cortes:


"Siguen los ataques hasta que, en torno a la 1:00-1:30 p.m. Se abre violentamente la puerta de Morandé 80, por donde salen algunos prisioneros que son tirados al suelo, golpeados e incluso con intención de dispararles. En ese momento abrimos fuego contra esos militares, que escaparon hacia el interior del edificio, saliendo poco después utilizando como escudo humano a los prisioneros. Entonces nos dimos cuenta que no podíamos seguir disparando y ordenamos el alto al fuego. Los primeros prisioneros en ser sacados de La Moneda fueron los que habían estado combatiendo dentro. Estos fueron alineados y posteriormente arrojados contra el suelo en medio de la vía pública. A continuación comenzaron a sacar al resto de la gente que estaba en el edificio (asesores, médicos, secretaria personal de Allende etc. A medida que eran sacados de La Moneda, los prisioneros fueron parados uno a uno, registrados físicamente y puestos contra la pared con las manos en la nuca, y de esta forma, alineados junto al resto de los compañeros. En ese momento llegó un tanque por calle Morandé, de sur a norte, que se para frente a la línea de compañeros que estaban tendidos en el suelo y oigo decir al conductor del tanque: "Permiso mi capitán para pasarle la oruga por arriba a estos concha de su madre". Le dicen que no y baja el cañón del tanque y lo apunta hacia abajo, hacia los compañeros que están tirados en medio de la vía pública. En ese momento dejamos de disparar y empezamos a idear la forma de cómo salir del edificio".
Los militares ya están ingresando al Palacio Presidencial por la entrada de Morandé 80
Dirá el general Javier Palacios Ruhman, encargado de asaltar el Palacio Presidencial y ya mayor general en retiro, en septiembre de 1999, desde su casa en Viña del Mar:
"Si estaban entrando los soldados y los oficiales como no iba hacerlo un general. Nos recibieron a balazos los miembros de la guardia personal de Allende. No veíamos casi nada por el humo, pero dominamos la resistencia. Cuando llegamos al segundo piso en busca del Presidente las oficinas donde despachaba estaban solas y en desorden...".
El combate es encarnizado.
Una ráfaga salida del grupo del Presidente Allende dirigida al general Palacios es recibida de lleno por un capitán del regimiento Tacna que saltaba intentando parapetarse de los disparos del grupo de Allende. El capitán muere en el acto.
El general Palacios continúa con su declaración:
"Cuando entramos a una oficina, emergió un muchacho de rasgos araucanos, quien con una metralleta en la mano nos chorreó a balazos que pegaban en la muralla. Una de las balas rebotó y me pegó en la mano y me cortó solamente una venita".
Junto al general Javier Palacios está el teniente de la Escuela de Infantería Armando Fernández Larios quien tapona la herida de Palacios con el pañuelo del general. Esto motivará un intercambio de cartas entre los dos uniformados.
En el grupo del general Palacios están entre otros los tenientes René Riveros, Armando Fernández Larios y los capitanes Roberto Garrido, Mosquera, Rigoberto Rubio, todos de Escuela de Infantería de San Bernardo. Casi todos ellos serán miembros fundadores de la Dina. Se dividen ahora en pequeños grupos.
El grupo del capitán Garrido llega al segundo piso, al Salón Rojo. Allí encuentra a cinco civiles que disparan parapetados entre los escombros. Entre el humo. Uno de ellos es el Presidente Allende, junto a cuatro de sus escoltas.
Llegan militares a apoyar al grupo del capitán Garrido, pues allí es el único lugar donde se combate.
Uno de los militares dispara sobre un civil, es el Presidente Allende. Pero no logra alcanzarlo. El capitán Garrido, tendido en el suelo dispara en ráfaga e impacta al Presidente Allende. Una de las balas penetra, en el lado derecho de la cara, cerca de la nariz, bajo el ojo, otras impactan en el pecho y estómago del Presidente Allende. Este se dobla, trata de afirmarse y cae cerca de la puerta de un salón. El teniente René Riveros se acerca al cuerpo del Presidente Allende y lo remata. El Presidente tiene más de cinco impactos de bala.
Eugene Propper, fiscal norteamericano en el caso del doble asesinato de Orlando Letelier y Ronnie Moffit que interrogó en EE. UU, al ya ex teniente Armando Fernández Larios por el crimen de Orlando Letelier escribe en el libro "Laberinto":
" Poco después de las 2 PM las compañías de infantería penetran en La Moneda. Algunos grupos corren al piso superior en medio del humo y cubriéndose con ráfagas de ametralladoras, René Riveros, un teniente de pelo rubio, repentinamente se ve enfrentado a un civil armado que viste un sweater de cuello alto. Riveros vacía la mitad de su cargador en el Presidente de Chile, matándolo instantáneamente con heridas que van desde la ingle a la garganta".
El general Palacios llega a la entrada del Salón Rojo. Cerca de la escalera principal, en el suelo yace muerto el Presidente de la República de Chile Salvador Allende.
Palacios reconoce a Allende por el reloj que este llevaba. Es lo primero que le llama la atención. El reloj se lo había visto el general Palacios al Presidente en diversas reuniones. La razón por la cual lo reconoce por el reloj es que la cara de Allende estaba protegida, al momento de ser acribillado por una máscara antigas y un casco de guerra.
El general Palacios, en su primera declaración dice que encontró al Presidente Allende en el suelo cerca de una escalera de acceso al segundo piso y que cinco o seis Gap disparan hasta el final". Lo que le significó al general Palacios que lo sacaran rápidamente de la escena.
Palacios:
-"El (el Presidente Allende) estuvo disparando todo el tiempo, porque tenia las manos llenas de pólvora. El cargador de la metralleta estaba vacío. Había numerosas vainillas en las ventanas y cerca de su cuerpo. A su lado también estaba un revólver y cuando pasé a identificarlo tenía un casco y una máscara de gases".
Esta declaración del general Javier Palacios desmiente toda la trama del montaje del "suicidio".
¿Como se "suicidó" el Presidente Allende con el casco y la máscara antigases puesta?
El informe de Investigaciones no reconoce la existencia de la máscara antigas, del revólver y dice que el Presidente Allende al momento de su "suicidio", vestía su vestón impecablemente abotonado en el segundo botón (! ) y con el pañuelo de seda en el bolsillo superior...(!)
El general Palacios trasmite al miembro del coordinador golpista en representación del ejército, el general Sergio Nuño Bowden:
-" Misión cumplida. Moneda tomada. Presidente muerto".
En ningún momento Palacios comunica el suicidio del Presidente.
El general Nuño entrega la información personalmente a Carvajal a las 14:48 ya que Nuño era miembro del Coordinador golpista.
Y SE PRODUCE DE INMEDIATO UN MUY LARGO SILENCIO EN LAS TRASMISIONES MILITARES GRABADAS.
Carvajal al retomarse las comunicaciones comunicará que Allende se suicidó).
Al mismo tiempo una radio clandestina es captada en Mendoza, ciudad fronteriza argentina con Chile y en la República Federal de Alemania, en Esschborn, una hora después que la de Argentina.
La radio clandestina es la que funciona a unos metros de Patricio Carvajal, en el quinto piso del Ministerio de Defensa y la operan civiles fascistas y militares golpistas, entre ellos el hijo del general Arellano, Sergio Arellano Iturriaga, un abogado recién recibido, miembro de la Juventud demo-cristiana y del aparato publicitario del PDC y ex cadete militar.
Trasmiten:
"Atención, atención Chile. Atención todo el mundo. Aquí Santiago 33. Este es Chile Libre. Allende es ya un cadáver.! Arriba Chile! Estamos alegres! Viva el capitán Garrido. El capitán Roberto Garrido nos ha liberado de las garras del marxismo. El capitán Garrido ha ejecutado al tirano comunista en su palacio. El capitán Garrido es el nuevo libertador.
Aquí trasmite la Asociación de chilenos libres. Allende ha sido ajusticiado por nuestros gloriosos soldados... Patria o Muerte.".
SE REANUDAN LAS CONVERSACIONES RADIALES
Carvajal llama a Pinochet y Leigh.
CARVAJAL: Gustavo y Augusto, de Patricio. Hay una comunicación del personal de la Escuela de Infantería que ya esta dentro de La Moneda. Por las posibilidades de interferencia la voy a trasmitir en inglés: They say that Allende comiteed suicide and is death now. Díganme si han entendido?
PINOCHET:... Afirmativo. Hemos entendido perfectamente.
LEIGH: Entendido perfectamente.
CARVAJAL: Augusto, respecto al avión para la familia, no tendría urgencia esta medida. Entiendo que no tendría urgencia sacar a la familia inmediatamente.
PINOCHET: Que lo metan en un cajón y lo embarcan en una avión viejo junto a su familia. Que el entierro lo
hagan en otra parte, en Cuba. Si no, va a ver más pelota p'al entierro. Si éste hasta para morir tuvo problemas.
CARVAJAL: Conforme, la información esta se va a mantener reservada.
PINOCHET: Patricio, el avión con el cajón y se manda a enterrar a Cuba... Es conveniente que consideremos que puede tener dos caminos: que lo enterremos aquí en forma discreta o lo llevamos a enterrar a Cuba o a otra parte. Quiero respuesta inmediata.
(La respuesta no queda grabada en la grabación disponible comúnmente conocida).
En la misma noche del martes 11 el general Javier Palacios es enviado a Brasil. Las declaraciones de Palacios no coinciden con la versión oficial del "suicidio" que comienza a prepararse. Las contradicen.

14:30 LLEGAN LOS BOMBEROS
Fernando Cuevas Bindis es el Comandante de los bomberos, su segundo comandante es Jorge Trizzotti.
Cuevas sabía del golpe militar desde las seis de la mañana dateado por el periodista Enrique Folch. Por esta razón ya desde temprana mañana Cuevas tomó medidas preparatorias ante las eventualidades del golpe de Estado.
El comando golpista había designado al comandante de ejército Hernán Padilla como contacto golpista con los bomberos. Y con la instrucción de comunicarle a la comandancia de los bomberos que sólo podían actuar por expresa orden del comando militar, las cuales serán trasmitidas por el propio Padilla.
Cuando son las 14:30 llaman desde el comando golpista al Cuerpo de Bomberos. Es Padilla quien les da la orden de actuar.
A la misma hora el secretario de prensa de la Junta Militar Federico Willoughby lee una declaración a la prensa que contradice la versión del suicidio entregada por el general Baeza. A propósito el general Baeza exclama encolerizado: "Esto nos pasa por trabajar con pijecitos hijos de puta"

Maria
Escrito por Maria
el 13/09/2014

SEGÚN TRANSMISIÓN RADIAL DESDE EL MINISTERIO DE DEFENSA, FISCAL PROPPER Y DECLARACIONES DEL GENERAL JAVIER PALACIOS: OFICIALES DE LA ESCUELA DE INFANTERIA ACRIBILLARON AL PRESIDENTE SALVADOR ALLENDE

Cuevas recuerda:
- Como a las dos y media nos dijeron! "Ahora"!
Cortes:
-"Entretanto, en la calle llegaban bomberos (unos dos o tres carros de bomberos) y empezaron a tirar mangueras para meterlas por la puerta de Morandé y tratar de controlar el incendio".
Desde el Ministerio del Interior las llamas avanzan desde calle Moneda y calle Teatinos al oeste hasta calle Morandé al este. El piso del segundo piso cuelga. Amenaza caer sobre los salones destruidos El Gran Comedor y el Gran Living no están destruidos. La Intendencia del Palacio Presidencial, en el tercer piso, tiene dos las oficinas colgando en el aire. Dos automóviles y una patrullera de la policía de Investigaciones fueron aplastadas por los tanques.
Cuevas:
- "Nos trasladamos rápidamente. Instalamos nuestras máquinas y nos dedicamos a apagar primero la Intendencia y luego a aislar las zonas no comprometidas. Trabajamos entre dos fuegos (... ) Los militares se parapetaban detrás de nuestras bombas, mientras los francos tiradores disparaban desde todos los edificios colindantes. El fuego lo cortamos con navaja. Justo en la puerta de Morandé 80. Cuando ingresamos a La Moneda estaba limpia de gente extraña (! )".

MUERTE DE ALLENDE

Pronto llegaran a La Moneda miembros del Servicio de Inteligencia Militar al mando del general Baeza a fin de escenificar el "suicidio" de Allende.
Baeza es oficial del Servicio de Inteligencia Militar. Será nombrado de inmediato por Pinochet Director de la Policía de Investigaciones.
Se trataba inicialmente de presentar al Presidente Allende "rendido" o huido. No muerto en combate a manos de los militares. A fin de "desalentar a un más al enemigo interno". Sólo les queda ahora la alternativa ante Chile y el mundo de presentar al Presidente de Chile como "suicidado"
El general Javier Palacios que desconoce esta escenificación siniestra es sacado a otro lugar mientras los miembros del SIM toman en cuerpo de Allende, lo tienden sobre un abrigo y lo arrastran al Salón Independencia ya que el Salón Rojo está ya totalmente destruido. Sientan al Presidente en un sillón de felpa rojo, y sobre el abrigo. La metralleta de Allende la ponen afirmada en el suelo entre las piernas del Presidente Allende con el cañón a distancia del mentón y disparan. Dos tiros, precisamente dos. Los que pusieron los "escenificadores" el el cargador. Ya que este estaba vacío cuando el general Palacios identificó a Allende y revisó su fusil, inmediatamente después de ser acribillado.
Después de esta macabra operación ingresan el general Palacios, el capitán Garrido y otros. El general Palacios, un oficial graduado en el ejército de Alemania, queda choqueado al ver la escena con el cadáver de Allende recién "suicidado" a manos del SIM.
El "enemigo" del general Palacios-ahora-no ha muerto en combate, de "igual a igual" como en una guerra, sino que ha sido "suicidado". El combate cambió entonces de "carácter". "Hay ciertas normas en la guerra que hay que respetar", según Palacios, quien no quiere hacerse cómplice de esta macabra trama del "suicidio". Palacios pedirá una bandera chilena para cubrir el cuerpo de Allende de su enemigo muerto en combate. Y no "suicidado". Esta escena la presencia un oficial de Bomberos. No se encuentra una bandera chilena.
El general Baeza encargado de la escenificación de la muerte de Allende llamará más tarde a la casa donde dirigentes del Partido Demo-cristiano están reunidos. Les informa que Allende se suicidó y de entre los que estaban reunidos señala que Osvaldo Olguín, Mariano Ruiz Esquide y Montt estaban autorizados para presenciar la autopsia de Allende. Pide la dirección de la casa y les promete que a las 5 de la tarde dos jeeps pasarán a buscarlos.
Jamás llegaran los jeeps a buscarlos para presenciar la autopsia al cuerpo de Allende.

DETECTIVES EN LA MONEDA
A las 16:30 llegan a bordo de un jeep del ejército detectives de la Brigada de Homicidios a reconocer el cadáver de Allende y participar en las diligencias policiales del caso. Previamente habían sido citados a una reunión con el comando golpista en el 5 piso del Ministerio de Defensa donde queda constituido un "grupo de trabajo" dedicado exclusivamente escenificar la muerte de Allende y la entrega de la versión "oficial". El general Sergio Arellano les da las instrucciones.
Los detectives son el jefe de la Brigada de Homicidios Hernán Romero Espinosa, un ex jefe de la policía política de Investigaciones, el detective primero Julio Navarro, los peritos balísticos Carlos Davinson Letelier y Jorge Almazabal Mardones, el experto en planimetría Alejandro Ossandon Carvajal, el experto en fotografía forense Enrique Contreras Riquelme y el experto en huellas digitales Héctor Enríquez Carvajal.
El informe pericial de los detectives lo firmará además el jefe del laboratorio de la policía técnica de Investigaciones Luis Raúl Cavada Ethel.
En su informe pericial los detectives de la B. H toman 27 fotografías y dibujan croquis que muestran en la posición en que estaba el cuerpo de Allende. Escriben en parte que el Presidente tenía:"... Ropas en orden: Chaqueta de tweed color gris, abotonada en el botón inferior de dos que tiene la prenda (...). "El Arma encontrada (... ) con su cargador puesto, quedó en poder del General (... ) Palacios (... ) esta arma no fue descargada (... ) de modo que se ignora el número de cartuchos que había en su cargador y si había algún cartucho en su recámara" (... ) No se le tomó declaración al Dr. Guijón por no entorpecer ( ¡ ! ) las averiguaciones del interrogatorio a que será sometido por la Fiscalía Militar.(... ) estas inspecciones oculares se hicieron con premura, de manera que no permitió hacer un examen prolijo del lugar mismo en busca de otro proyectil, ya que por la cantidad de vainillas se presume la existencia de otros..."
Se retiraran los detectives a las 18:10. ( se publica en la sección VARIOS, el informe completo de Investigaciones)

FOTÓGRAFOS DE EL MERCURIO EN LA MONEDA
Los militares autorizan para ingresar al lugar donde se encuentra el cadáver del Presidente Allende al fotógrafo jefe de El Mercurio Juan Enrique Lira y al fotógrafo del mismo diario Hernán Farías. Lira toma 16 fotografías.
Juan Enrique Lira es de confianza del dueño de El Mercurio Agustín Edwards a quien también organiza las fiestas del personal. Lira es un ex campeón de Chile de tiro. Su padre es un antiguo profesor de tiro en la Escuela Militar y ha enseñado a disparar a generaciones de cadetes, muchos de ellos convertidos ahora en oficiales con activa participación golpista. Prácticamente todos los oficiales que ingresaron a La Moneda fueron instruidos por el padre de Lira.
J. E Lira es Editor fotográfico de El Mercurio". Estudió en el colegio de los sacerdotes norteamericanos del Grange School y en el Granwell, de Boston, EE. UU.
El Mercurio informa al día siguiente que cuando ingresaron sus periodistas Lira y Farias al lugar donde se encontraba el cadáver del Presidente, aquellos" no pudieron apreciar la forma en que vestía (Allende) porque cuando los periodistas de este diario Juan Enrique Lira y Hernán Farias fueron llevados por militares a observar la escena, sólo había una tenue luz que salía de un foco del cuerpo de bomberos. El cadáver quedo recostado en el suelo junto a un sofá y al lado se mantenía una metralleta con la siguiente inscripción:
" A su amigo y compañero de armas, Salvador. Comandante Fidel Castro".
Hay que señalar que la placa en el fusil de Allende no tiene la palabra "comandante".
Las afirmaciones de "El Mercurio" desde un principio ponen en duda la versión de los militares de que Salvador Allende se había suicidado.
La inscripción sobre una pequeña placa a un costado de la culata de la metralleta de Allende fue leída por los fotógrafos y fotografiada bajo "la tenue luz de un farol" de los bomberos. Pero a pesar que usaron los flaches dieciséis veces no pueden decir que ropas tenía puestas el Presidente.
¿Por que no revelaron que ropas tenía puestas el Presidente Allende?
Numerosas fotografías del cadáver de Allende las mantendrá más de 15 años en su escritorio Federico Willoughby, quien teorizó a los militares, el día del golpe acerca de la necesidad de "matar el mito de Allende" y no presentarlo luchando hasta morir.
El mismo día 11 la policía de Investigaciones quedará al mando del general Orlando Baeza Michelsen y representante de Pinochet en el comando coordinador golpista. Y encargado de la escenificación del "suicidio

PERIODISTAS CANAL 13 TV DE LA PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA
Los militares también autorizan a periodistas del Canal 13 de TV de la Pontificia Universidad Católica a ingresar al recinto donde esta el cadáver de Allende. Ellos son Miguel Ángel Romero, Manuel Labra y Claudio Sánchez.
Permanecen no más de quince minutos en La Moneda. Estos periodistas dan una versión diferente a la de El Mercurio.
El canal de TV además no mostrará las imágenes del lugar donde está el cadáver de Allende. Entregan sólo la versión del "suicidio" de los militares.
Años después Sánchez, Labra y Romero en entrevista a "Que Pasa",relatan:
"... Cuando al fin pudimos subir, (al Palacio de La Moneda) en la oficina de Osvaldo Puccio el desorden era terrible... Ahí fue cuando vimos a Allende, sentado en un sillón de felpa rojo y ya sin vida. La masa craneana en el techo, ropa y alfombra demostraba que se había suicidado. Si bien tenía destrozada la mitad del rostro, era reconocible. Unos diez minutos después, lo subían a la ambulancia, que lo llevó al Hospital Militar..."
Esta versión de los periodistas del canal de TV de la Pontificia Universidad Católica corresponde a lo visto por ellos a entre las 18:05 y las 18:20 horas.
Los periodistas de El Mercurio habían dicho que vieron a Salvador Allende en el suelo. Los de la TV de la Pontificia Universidad Católica llegados diez minutos después que se retiraran los de El Mercurio dice que vieron a Allende sentado en el sillón de felpa rojo, "suicidado".

El cadáver del Presidente Allende es sacado por soldados salpicados de sangre y 3 bomberos a las 18:30.
Llevan el cuerpo del Presidente de la República en una camilla cubierto con un chamanto que había sido confeccionado por campesinas de La Ligua y regalado a través de un abogado a Allende hacía pocas semanas. Otras versiones señalan que este choapino había sido comprado en Ecuador durante una gira internacional del Presidente Allende. Este es el "choapino boliviano" que la mayoría de las publicaciones controladas por los militares informaran. El chamanto fue tomado por los militares cuando pasaban frente a la oficina de Puccio donde estaba guardado.
Mario Ilabaca era a la fecha del golpe capitán de la 12 compañía de Bomberos:
"... Volví al segundo piso para ver como estaba mi gente y entré a la oficina del Presidente Allende donde había fotos desparramadas. En un salón contiguo estaba su cadáver, rodeado por varios militares. El general Palacios me pidió que no entráramos y cerraron la puerta (... ) minutos después vi sacar la camilla con el cuerpo del Presidente. Como los soldados tenían armamento cruzado y la escalera era más o menos estrecha, nos acercamos y los ayudamos a bajar la camilla desde el segundo piso para depositarla en la ambulancia".
Los bomberos que ayudan a los soldados a bajar la camilla hasta dejar el cadáver del Presidente en el vehículo militar son además de Ilabaca los bomberos Alberto Curatier (fallecido) y Héctor Merville. Ilabaca actualmente es Director Honorario del Cuerpo de Bomberos.
También entra al Salón Independencia el bombero Alejandro Artigas Mac Lean, el primer bombero en llegar al Palacio Presidencial. Tiene al momento del golpe el grado de teniente 1*:
"Logré entrar al Salón donde no podía ingresar todo el mundo. Adentro había algunos militares, entre ellos el general Palacios. El cuadro era dantesco y pude acercarme al sillón donde yacía el Presidente (... ) vi el cadáver del Presidente Allende, levemente inclinado hacia su derecha, con su rostro desfigurado como efecto del impacto y la metralleta entre medio de sus piernas. Tenía los dedos manchados y sobre un gobelino y el techo había restos de masa encefálica..."
Manuel Cortes quien se encuentra todavía al interior del Ministerio de OO. PP frente a Morandé 80 observa cuando sacan el cuerpo del Presidente Allende:
"... Posteriormente sacaron una camilla con el cuerpo cubierto por una manta, en donde yo reconocí que era el cuerpo del Presidente Allende por los zapatos que llevaba y que yo conocía perfectamente. Eran zapatos negros con una suela en terraplén de goma. La camilla era portada por bomberos y militares que esperaron a que entrara un camión de sanidad militar, que entró marcha atrás, abrieron la puerta y metieron rápidamente la camilla..."
Introducen la camilla con el cuerpo de Toman rumbo al sur por Morandé después giran por Alameda-Providencia al Hospital Militar.

COMUNICACIONES POST MORTEM
El general Oscar Bonilla Bradanovic, el segundo de Pinochet se comunica:
-Cinco de uno. Un momentito. Aquí general Bonilla. General Bonilla. Patricio dime si me escuchas.
Te oigo bien adelante:
"De parte del Comandante en jefe lo siguiente: es indispensable que a la brevedad posible los médicos jefes del Servicio de Sanidad del ejército, de la armada y de la Fach y el jefe del Servicio médico de carabineros más el médico legista de Santiago, hagan, certifiquen, la causa de la muerte del señor Allende con el objeto de evitar que mas adelante se nos pueda imputar por los políticos a las Fuerzas armadas el haber sido los que provocaron su fallecimiento. Esto interesa que sea a la brevedad. Que usted se lo comunique a las respectivas instituciones. Diga si me ha entendido. Cambio.
-Conforme. Los médicos serian los directores... Inaudibles
-Aquí Oscar para Patricio. Oscar para Patricio. Adelante. Cambio.
-Aquí Patricio. Adelante, Oscar.
-Tiene que hacer un comunicado, no se si ustedes lo tienen hecho ya. Sobre la causa, la forma en que se produjo la parte final y el desenlace. Ustedes tienen algo preparado o no?
Conforme. Vamos a llevar preparado para la reunión de la Junta.
-Es necesario ser muy cuidadoso en puntualizar bien los hechos porque hay dos aspectos sucesivos, que si no se explican bien podrían aparecer contradictorios. Uno es que depuso su actitud y aceptó entregarse, rendirse. Y posteriormente el hecho de que se le encuentra que se ha suicidado. También ESTO TENDRÍA INGERENCIA EN EL INFORME DE LOS MÉDICOS. Pero estimamos que toda esta materia tiene que ser muy cuidadosamente expuesta, de manera que no quede en forma vaga u oscura, para evitar que después se nos hagan cargos y se pueda pretender que nosotros hemos intervenido en este final".
CARVAJAL: Conforme, comprendido. Vamos a preparar un borrador de la declaración correspondiente.
VOZ PUESTO 1: Perfectamente. También esta declaración tendría que llevar una declaración general de los hechos. Por ejemplo, la acción de los extremistas que dilató con el fuego de los edificios vecinos el desenlace final y que incluso impidió la rendición o la dilató; la gran presencia de extranjeros que se ha detectado; enseguida, algunos antecedentes sobre los focos extremistas que aún quedan y el estado general de la tranquilidad del país que es total. Entonces, en general creemos que estas ideas debieran dar una situación en el comunicado.
CARVAJAL: Vamos a redactar un borrador.

Se escuchan voces que hablan inglés. Son probablemente del personal norteamericano que se comunican con los golpistas. Trasmiten los militares golpistas las informaciones acerca de resistencia de trabajadores en la planta textil Sumar y en Cristalerías Chile.
Mas tarde la Voz de militar de comando de Pinochet:
-Queremos saber si ya los jefes del servicio de sanidad con el medico legista hicieron el reconocimiento y el acta correspondiente en seguida.
Instantes después otro mensaje desde el puesto de Pinochet:
VOZ DEL PUESTO 1: No se puede aceptar publicación de prensa de ninguna especie y la que llegara a salir, además de ser requisada, motivara la destrucción de las instalaciones en las que fue editada
(... ) el comandante en jefe necesita tomar presos a directiva que trabaja en "Punto Final"
CARVAJAL: Sí, te voy a dar una información. Voy a traer la lista de los detenidos. Un momento. Principales en La Moneda son los siguientes: José y Jaime Tohá, Aníbal Palma, Flores, Daniel Vergara, Puccio e hijo, un tal Hurtado, que era del Ministerio del Interior. Cincuenta miembros, aproximadamente 50 del Gap. Se encontró en
La Moneda un gran arsenal de toda clase de armas y explosivos y máscaras antigases etc. Al entrar a La Moneda, un teniente del ejército fue herido por uno de los Gap. Se le contestó el fuego y dos Gap resultaron heridos graves y fueron conducidos al Hospital Militar.
PINOCHET: Te sigo escuchando.
CARVAJAL: Además de esos detenidos, hay dos muertos ( ¡ ). El que te informé anteriormente y el periodista Augusto Olivares. Esa sería toda la información que tengo.
PINOCHET: Gracias, gracias. Nos encontramos en el lugar que acordamos.
CARVAJAL: Conforme. Terminado entonces.
Pinochet conversa con el general Díaz de la Fach, instalado en el centro coordinador golpista:
VOZ: Queremos saber si ya los jefes del Servicio de Sanidad con el médico legista hicieron el reconocimiento y el acta correspondiente enseguida. Hay que tener cuidado, no vaya a ser que lo quieran llevar a la Morgue para hacerle la autopsia y enseguida, eso es peligroso porque... No sé... Es un antro de extremistas y entonces no vaya a ocurrir que traten de robarse el cuerpo. Adelante. Cambio. Nicanor.
DÍAZ: Mira, no te puedo decir si ya salió de La Moneda, pero delante de mí Brady-hace aproximadamente una hora y media dio la orden de trasladarlo en secreto en ambulancia al Hospital Militar y los jefes de sanidad de las Fuerzas armadas y carabineros más el médico legista fueron citados al Hospital Militar para efectuar el examen y elaborar el acta. Entiendo que esa acta tienen que traerla aquí, al Estado Mayor y no ha llegado todavía. Creo que no han tenido tiempo en hacer el examen. En todo caso el cuerpo va a quedar en el Hospital Militar hasta nueva orden. Cambio.
VOZ: Recibido conforme. Oye Nicanor. Hay que tomar las medidas de seguridad y dile a Herman Brady de garantizar absoluta seguridad del Hospital Militar en ese caso. Y cuando tengas información, por favor la proporcionas para acá. Adelante. Cambio. Nicanor.
DÍAZ: Perfecto. Perfectamente comprendido. Contacto con ustedes inmediatamente y una vez que tenga alguna nueva información, te llamo. Cambio.
VOZ: Gracias, Nicanor. Terminado.
La versión del suicidio que dará el médico Guijón se puso en duda por varios colaboradores del Presidente Allende. Todos, incluido Guijón- internados en el campo de concentración de la isla Dawson. Uno de ellos, el Miguel Lawner ha dicho a propósito:
"... No significa que lo hayamos (a Guijón) estigmatizado ni mucho menos. Siendo un integrante habitual de la reunión que frecuentemente nos congregan".

ARRESTADOS EN EL TACNA
El grupo de arrestados de La Moneda fue trasladado desde los sótanos del Ministerio de Defensa al regimiento Tacna. Allí fueron metidos en uno de los dos patios del regimiento, llamado "boquerón", ubicado en la parte de atrás del regimiento.
El coronel Ramírez Pineda estaba enloquecido, gritaba a los funcionarios del gobierno:
-"Ustedes hirieron a mi general Palacios. Ustedes tienen que ser matados de inmediato.
El coronel Ramírez Pineda, fuera de sí es calmado por algunos oficiales.
Los funcionarios del gobierno están tendidos en el suelo, con las manos amarradas a la espalda con alambres de púas lo mismo que sus pies. Sin camisa, calcetines ni zapatos Forman dos hileras. Rodeados por militares exaltados que les apuntan con sus fusiles y pisan sus cuerpos en la cabeza y espalda las espaldas con sus botas.
El detective Quintín Romero uno de los "prisioneros de guerra", en el regimiento relata:
-"Estábamos en las caballerizas (miércoles 12) (el "boquerón) cuando dijeron que iban a traer un sacerdote porque Enrique París iba a ser fusilado. Llegaron oficiales con un sacerdote y le preguntaron a París si quería confesarse. El contestó que no, que no era creyente, que no necesitaba un sacerdote. Cuando trajeron al sacerdote hicieron pararse a París. No se podía parar. Estaba tullido, le costó mucho..."
A Enrique París se lo llevaron y no será visto nunca más. Hasta que su cadáver fuera descubierto en 1996, asesinado por las balas de los militares, ese 11 de septiembre. París es el primer fusilado de ese grupo sacado de La Moneda. Es el TESTIGO del asesinato del Presidente Allende. Se había quedado atrás cerca del Salón Independencia. Y les había enrostrado a los militares el asesinato de Allende. Su fusilamiento elimina el testigo. Todos los demás "prisioneros de guerra" fueron fusilados el jueves de madrugada.
-El Mercurio titula en su edición del jueves 13 de septiembre. Primer día de aparición tras el golpe militar del martes 11:
"MURIÓ ALLENDE. El Presidente se suicidó.
Su cadáver quedó en el Gran Living de La Moneda".
" No se pudo apreciar la forma en que vestía porque cuando los periodistas de este diario Juan E. Lira y Hernán Farías fueron llevados por los militares para observar la escena sólo había una tenue luz que salía de un foco del Cuerpo de Bomberos.
El cadáver quedó recostado en el suelo, junto a un sofá y al lado se mantenía una metralleta con la siguiente inscripción:
"A su amigo y compañero de armas, Salvador. Comandante Fidel Castro". (LA PALABRA " COMANDANTE" NO Está EN LA INSCRIPCIÓN)
"Los restos del ex Jefe de Estado fueron retirados desde La Moneda a las 18:30 horas, en una camilla cubierto con un choapino boliviano"

COMUNICADO OFICIAL
"La Junta Militar entregó el siguiente comunicado oficial sobre el deceso de Allende:
1. - A las 13:50 horas del martes 11 de septiembre, por intermedio de Fernando Flores y Daniel Vergara Salvador Allende ofreció rendirse incondicionalmente a las fuerzas militares.
"2. -Para los efectos se dispuso de inmediato el envió de una patrulla, cuya llegada al palacio de La Moneda se vio retrasada por la acción artera de francotiradores apostados especialmente en el Ministerio de Obras Publicas, que pretendieron interceptarla.
"3. -Al ingresar esa patrulla a La Moneda encontró en sus dependencias el cadáver del señor Allende.
"4. -Una comisión de los servicio de Sanidad de las Fuerzas armadas y de Carabineros y un medico legista constataron su deceso.
"5. - Al medio día del miércoles 12 de septiembre se efectuaron sus funerales privados, acompañados por la familia"
Este es el primer comunicado que informa de la muerte de Allende aparecido en El Mercurio el jueves 13 de septiembre. Dos días después del golpe militar.

AUTOPSIA:
La orden de autopsia se da en documento de la Segunda Fiscalía Militar. Y extrañamente el resultado de la autopsia es enviado a la... Primera Fiscalía Militar.
En el sector de Otorrinolaringología del Hospital Militar están los médicos que participan en la autopsia de Allende. Están los médicos de las FF. AA armadas encabezados por el médico del Instituto Medico Legal Tomás Tobías Pinochet; Mario Bórquez Montero, aviación; Miguel Versin Castellón, marina; José Rodríguez Véliz, ejército; Luis Veloso, carabineros. El perito del Instituto Medico Legal Mario Cornejo Romo; El médico del Hospital Militar José Luis Vásquez Fernández. También estuvo allí Patricio Kellet, sub director del Hospital Militar..
Observan la autopsia militares encabezados por el general Herman Brady Roche. Este se retira media hora después de realizada la autopsia, cuando terminaron de "arreglar la cara y cabeza de Allende". El informe se denomina:
-INSTITUTO MEDICO LEGAL INFORME AUTOPSIA n 2449/ 73 DE: SALVADOR ALLENDE GOSSENS

El informe se inicia de la siguiente forma y en sus primeros párrafos dice:
"Con fecha 11 de septiembre de 1973, siendo las 20 horas, los peritos médico-legistas que suscriben, asistidos por el auxiliar especializado del Instituto médico legal, Señor Mario Cornejo Romo, nos constituimos en el Hospital Militar de esta ciudad en cumplimiento de las disposiciones dictadas por el señor Fiscal de la Primera Fiscalía militar, por las cuales se nos comisionaba para practicar la autopsia del cadáver del señor Salvador Allende Gossens. El examen de los restos fue practicado en el pabellón de cirugía del departamento de Otorrinolaringología del referido Hospital, en cuya mesa central, reposando sobre una camilla de lona de campaña y cubierto con una gruesa manta, yacía el cadáver en posición de cubito dorsal. La autopsia del cadáver fue presenciada por un reducido grupo de personalidades debidamente autorizadas por el señor Fiscal, instructor de la causa.
La diligencia se terminó de cumplir hacia las 24 horas del día 11 de septiembre en curso, quedando los restos a disposición de las autoridades correspondientes para los trámites ulteriores"

El Informe continúa haciendo una relación de "nuestras observaciones" con respecto al cadáver de Allende, señalan los médicos.
Las conclusiones del Informe son las siguientes:
1. -Cadáver del sexo masculino, identificado como Salvador Allende Gossens.
2. -La causa de la muerte es la herida de bala Cerviño-buco-cráneo-encefálica- reciente, con salida de proyectil.
3. -La trayectoria intra-corporal seguida de proyectil, estando el cuerpo en posición normal, es: de abajo hacia arriba, de delante hacia atrás y sin desviaciones apreciables en sentido lateral.
4. -El disparo corresponde a los llamados "de corta distancia" en medicina legal.
5. -El hallazgo de carbón y productos nitrados en los tejidos interiores del orificio de entrada, como la mucosa de la lengua y en una esquirla ósea de la base del cráneo; justifica la apreciación de que el disparo ha podido ser hecho con el cañón del arma directamente apoyado sobre los tegumentos.
6. - El disparo ha podido ser hecho por la misma persona.

El Informe esta firmado por
"Dr José L. Vásquez F. Dr Tomas Tobar Pinochet"

Existen antecedentes que señalan que el médico José Luis Vásquez F es un ginecólogo del Hospital Militar y a la fecha no era médico forense. A su vez, el doctor Vásquez estas implicado en otras dos autopsias absolutamente desacreditadas. La primera se refiere a la autopsia del funcionario de la Naciones Unidas en Santiago Carmelo Soria.
Vásquez certificó que Soria había fallecido producto de un accidente de tránsito que provocó a Soria sufriendo "una severa contusión cervical con seccionamiento de la medula espinal".
Una investigación posterior reveló que Soria fue asesinado por agentes de la DINA. Estos lo torturaron, trataron de envenenarlo con gas sarín y finalmente le quebraron el cuello.
Una segunda autopsia se refiere al asesinato niño Rodrigo Anfruns. Un caso emblemático, en el cual se entrecruzan elementos de la dictadura. El doctor Vásquez certifica que Anfruns fue asesinado por un adolescente de 16 años, en un ataque de locura, asfixiándolo, después de intentar abusarlo sexualmente. Una investigación demostró que Anfruns fue torturado y asesinado por la CNI.
La autopsia de Allende es una autopsia más, tan desacreditada como las anteriores y otras, con fallas claras que anulan sus conclusiones que quieren demostrar que el Presidente Allende se "suicidó".

El médico forense Luis Osvaldo Ravanal Zepeda, contradice absolutamente el informe de autopsia efectuado en el Hospital Militar.
El estudio de Ravanal se denomina: "Análisis medico de los antecedentes autópsicos y documentales relacionados con la autopsia N

  • 2449/ 73 de Salvador Allende Gossens".

Ravanal es un médico cirujano, Máster en Medicina Forense, profesor y experto en Medicina Legal. Con 15 años de experiencia en Medicina Legal. Con 10 años como perito forense en el Instituto Médico Legal, esto significa la realización de centenares de autopsias. Inscrito como perito judicial en la Corte de Apelaciones de Santiago de Chile bajo el número 1. 500 y acreditado en la Defensoría Penal Pública. Además es miembro fundador de la Sociedad Chilena de Medicina Legal y Criminalística y miembro de la Sociedad Iberoamericana de Derecho Medico.
Conclusiones de Ravanal:
El doctor Ravanal después de analizar todas las contradicciones y carencias del Informe de autopsia emanado del grupo que actuó en el Hospital Militar, señala en una parte de su completo informe de varias paginas "... El tipo de arma causante de las distintas lesiones representa un punto controversial, en especial por la existencia de elementos que demuestran la existencia de-a lo menos-dos impactos de bala, y sobre todo en circunstancias de que no se extrajeron proyectiles o fragmentos de proyectil ( esquirlas) tanto del cadáver como del sitio del suceso. Por ello llama la atención que no se hubiesen practicado análisis radiológicos previos a la autopsia para detectar la presencia de proyectiles y esquirlas metálicas en el cráneo, principalmente dado la dificultad que implicaba explorar unos restos de tejido polifracturados, lacerados y fragmentados. A pesar de que el informe
de autopsia describe múltiples esquirlas, estas nunca fueron sometidas a ningún tipo de análisis. No obstante lo anterior, es posible establecer las siguientes consideraciones técnicas sobre la base de las lesiones descritas:
1. - La existencia de un orificio de salida de aspecto redondeado en la zona posterior de la bóveda craneana supone la salida de un proyectil balístico que no ha sufrido mayores daños por deformaciones o desviado significativamente de su eje de rotación (... ) por lo cual una lesión circunscrita a un orificio de salida redondeado, no es característica y concordante con un proyectil que ha impactado numerosas estructuras de alta resistencia como son los huesos de la mandíbula y base del cráneo durante su recorrido de penetración , con alta resistencia a su penetración desde el inicio de su trayectoria. Por el contrario, el orificio de salida redondeado en la zona parietal posterior de la bóveda craneana es compatible con un segundo proyectil, de mediana o alta velocidad, disparado a distancia, que haya penetrado directamente en el cráneo en un trayecto lineal, encontrando menor resistencia a su paso, sin sufrir cambios en su eje de rotación y sin mayor deformación estructural, concordante con un proyectil que ingresa por vía frontal.
2. - El estallido del cráneo es explicable y concordante con una lesión provocada por proyectil de alta velocidad, el cual se desestabiliza al rozar o chocar con estructuras óseas, por ello no dejan orificios redondeados sino grandes cavidades o desgarros, producto del estallido del cráneo, lo cual es perfectamente concordante con un segundo disparo a corta distancia. A esto se le suma, la ausencia de descripción de signos de vitalidad o de infiltración hemorrágica en las lesiones submentonianas.
Las consideraciones anteriores permiten establecer la ocurrencia de a lo menos dos impactos de bala penetrantes en el cráneo, en distintos lugares, pudiendo corresponder a armas de fuego diferentes".
Después de un análisis de la propia documentación existente de la autopsia de Allende y otros documentos Ravanal concluye en lo siguiente:
"De acuerdo a las descripciones y consideraciones precedentes se establece el siguiente dictamen médico legal:
1. - Las lesiones descritas en el informe de autopsia del Presidente Salvador Allende Gossens, no son compatibles con un disparo de tipo suicida.
2. - Se constata la existencia de a lo menos dos impactos ocasionadas por armas de fuego diferentes, uno que provoca un orificio de salida redondeado en la zona posterior de la bóveda craneana y el otro que hace estallar el cráneo.
3. - Dado que no se describen signos de vitalidad en la herida submentoniana, es posible concluir que se trata de una herida post mortem.
4. - Se confirma que el disparo en región submentoniana corresponde a los llamados de corta distancia, lo que demuestra que no ha sido un disparo efectuado a boca de jarro o con apoyo, y por lo tanto no corresponde a una lesión típica de tipo suicida.
5. - Se recomienda altamente la realización de un segundo análisis forense de los restos por expertos a fin de establecer con precisión la causa y naturaleza de la muerte de Salvador Allende".
Por su parte, Ravanal, en entrevista con Radio UC, insistió en que el cuerpo de Allende presenta "a todas luces, proyectiles de bala distintos" y que hay partes del cuello y del abdomen que no fueron analizados desde el punto de vista forense.
A su juicio, en la autopsia se obviaron muchos elementos, "que lo transforman en un elemento técnico, como prueba pericial, absolutamente insuficiente para establecer cualquier diagnóstico".
"Una autopsia parcial es una verdad a medias, y una verdad a medias desde el punto de vista técnico, no es una verdad", sentenció.

El Juzgado militar de Santiago, instruyó el proceso por la muerte del Presidente Allende. No se ha conocido jamás los resultados de las investigaciones, de los peritajes, interrogatorios, del arma que tenía Allende. Tampoco de las fotografías. El general Baeza, encargado de la escenificación del "suicidio" del Presidente Allende dijo:
" Existen numerosas fotos del escenario del suicidio, que serán dadas a la publicidad cuando el Fiscal lo estime conveniente".
INDEPENDIENTE DE LO DICHO POR EL GENERAL BAEZA, EXISTEN FOTOGRAFÍAS QUE MUESTRAN LOS IMPACTOS DE BALA EN EL TÓRAX Y ESTOMAGO DEL PRESIDENTE
Hasta hoy ninguna conclusión jurídicamente válida desde la fiscalía militar, acerca de la muerte del Presidente Constitucional de Chile Salvador Allende. Nada.


Maria
Escrito por Maria
el 13/09/2014

Evidencia forense:

Allende fue acribillado y rematado

A 40 años de su muerte y en momentos en que la Corte Suprema está por decidir el cierre definitivo del proceso que indaga en las causas de su deceso, una investigación histórica y forense contenida en el libro "Allende. Yo no me rendiré” (Ceibo, septiembre 2013) demuestra que el Presidente no se suicidó.




allende moneda

Un testimonio obtenido a contramano da cuenta que el general Javier Palacios le habría propinado el disparo en la frente al Mandatario, evidenciado en peritaje químico de 2011 que había sido mantenido oculto… hasta ahora.

El presidente Salvador Allende fue rematado con un disparo en la frente. Es lo que concluye el Informe Pericial Químico N° 261 (de 27 de mayo de 2011), elaborado por el perito químico Leonel Liberona Tobar .

En el ítem Conclusiones afirma textualmente: “En la muestra N° 3 (situada en la frente), se constató la presencia de plomo, bario y antimonio, cuyas concentraciones son compatibles con un orificio de entrada de proyectil balístico generado de corta distancia”.

Este disparo de entrada de proyectil en la frente se alinea perfectamente con el “orificio redondeado de salida de proyectil tallado a bisel externo” con el que quedó el cráneo de Allende tras el asalto a La Moneda , según consta en el informe de la autopsia Nº 2449/73. Esta fue realizada la noche del 11 de septiembre de 1973 en el Hospital Militar por el médico legista Tomás Tobar y el ginecólogo José Luis Vásquez .

Esta diligencia –como pudimos constatar en nuestra investigación- fue vigilada por militares armados encabezados por el teniente Manuel Vásquez Nanjarí , quien así lo reconoció en el “Caso Allende” (a fojas 1. 101 y siguientes).

El informe de la autopsia de 1973 sólo pudo conocerse el año 2000. Venía anexado al libro “La Conjura. Los mil y un días del Golpe”, de la periodista Mónica González . Sobre la base de dicho informe el médico legista Luis Ravanal preparó un metanálisis forense que fue publicado el 8 de septiembre de 2008 en El Periodista .

El doctor Ravanal planteó que el disparo con fusil necesariamente tuvo que haberse realizado después del disparo con arma corta “puesto que, de lo contrario, este no habría dejado orificio de salida”.

En enero de 2011 se abrió el proceso Rol 77-2011, “Caso Allende”. Esto ocurría tras una querella presentada por la fiscal de la Corte de Apelaciones Beatriz Pedrals .

Para discernir si en este caso correspondía que se hiciera una nueva autopsia, el ministro instructor de la causa Mario Carroza pidió una opinión al Servicio Médico Legal (SML). Estos designaron al tanatólogo Germán Tapia Coppa para que analizase tan importante materia.


Menos transparente aún fue lo realizado por el SML luego que el perito Tobar diera cuenta de la existencia de residuos de pólvora que se explicarían por un disparo hecho a corta distancia con arma de bajo calibre.

El 4 de abril de 2011, este legista emanó un informe forense en el que recomendó la exhumación de los restos de Allende. Dio argumentos similares a los planteados por el perito Ravanal en 2008: “si en un cadáver se reconoce estallido de cráneo al mismo tiempo que en uno de los fragmentos de la bóveda se evidencia un orificio de salida de proyectil (…) se debe mencionar que dicho orificio de salida se produce en un momento anterior al estallido de la cavidad. Esto es debido a que se requiere la integridad de la cavidad craneana para que un proyectil pueda generar una lesión característica de orificio de salida”.

Tras este informe del SML, Carroza ordenó realizar una nueva exhumación la que se verificó el 23 de mayo de 2011. En esta necropsia no se encontró el segmento de la parte posterior del cráneo en el que estaba contenido el citado orificio de bala. De hecho casi la mitad de los huesos del cráneo no estaban (Ver recuadro).

Como consecuencia de esto, los peritos convocados por el juez Carroza y el SML no pudieron saber la trayectoria de las balas y ni siquiera establecer la cantidad de éstas que impactaron el cráneo de Allende.

El perito balístico David Pryor lo reconoce de esta manera en su informe oficial: “Si hubo o no un segundo proyectil, ocurrió durante el mismo disparo, siguió con una diferencia de milisegundos una trayectoria similar pero no es posible confirmar o descartar esta posibilidad mediante el examen morfológico del material óseo conservado u otras técnicas de exploración actualmente disponibles”. Pryor tampoco pudo establecer el punto de entrada ni de salida de la bala, ni la trayectoria de la misma.

El forense Ravanal afirma a este respecto: “Si uno aplica el sentido común, y considera que los peritos del SML no encontraron orificio de salida; no contaron con gran parte de los huesos del cráneo, especialmente la base del cráneo por donde penetró la bala, uno no puede dejarse de preguntar: ¿Cómo pueden haber determinado si hubo más de un proyectil y cómo pudieron haber excluido la existencia de lesiones asociadas a proyectiles de bajo calibre como ese fragmento redondeado que no hallaron? ”.

A pesar de la carencia de pruebas, el 13 de septiembre de 2013 el ministro Carroza determinó el cierre de la causa: “los hechos que significaron la muerte del presidente Salvador Allende Gossens provienen de un acto deliberado en el que, voluntariamente éste se quita la vida y no hay intervención de terceros, ya sea para su cometido como para su auxilio”.


El presidente Salvador Allende fue rematado con un disparo en la frente. Es lo que concluye el Informe Pericial Químico N° 261 (de 27 de mayo de 2011), elaborado por el perito químico Leonel Liberona Tobar.

De esta manera se ratificaba la veracidad de la historia oficial construida por los militares golpistas desde el mismo once de septiembre en La Moneda.

El 24 de junio de 2013 la segunda sala de la Corte de Apelaciones de Santiago ratificó lo obrado por Carroza. Ahora resta como último recurso para evitar el cierre definitivo de esta causa, que la Corte Suprema se pronuncie respecto de un recurso de casación presentado en julio por los abogados de la parte querellante, Matías Coll y Roberto Celedón , que representan a la Asociación Nacional de Ex Prisioneros Políticos .

OCULTAMIENTO DE PRUEBA

En la autopsia de 2011, los miembros de una comisión internacional de expertos convocados por el SML para determinar las causas de la muerte de Allende, no se pronunciaron respecto de la evidencia que daba cuenta de la existencia un disparo hecho con arma corta.

El doctor Ravanal señala a este respecto en el libro “Yo no me rendiré”, que la comisión especial de expertos designada para este caso “se limitó exclusivamente a realizar análisis segmentarios de los aspectos que en sus respectivas áreas les competía: Acta de Exhumación, Informe Odontológico, Informe Antropológico, Informe de Evidencia Asociada (prendas de vestir), Informe Balístico, Informe Entomológico e Informe Genético”, pero que “absolutamente en ninguno de ellos se menciona o aborda el análisis causal relativo al ‘segmento de orificio redondeado tallado a bisel externo de aproximadamente 2 a 3 cm’ (descrito en la autopsia de 1973)”. La muestra N° 3 solo se menciona como una nota a pie de página como si se tratase de un aspecto sin importancia en la investigación.

Menos transparente aún fue lo realizado por el SML luego que el perito Liberona Tobar diera cuenta de la existencia de residuos de pólvora que se explicarían por un disparo hecho a corta distancia con arma de bajo calibre.

Después de conocer dicho informe químico, el SML –que es dirigido por el médico sin especialidad forense Patricio Bustos - citó a una reunión al perito Liberona Tobar que se concretó el 15 de julio de 2011 y que contó con la participación del juez Carroza.

Este encuentro fue reseñado por Liberona en el Informe Pericial Químico N° 380/2011, de 26 de julio. En el Punto 1 se sostiene: “Considerando los antecedentes obtenidos en la reunión el día 15.jul.011 en dependencias del SML, de Santiago, donde se aclaró que la muestra N° 3, fue levantada de la cara interna, zona inferior del sector izquierdo del hueso frontal orbital del occiso. Los resultados de las concentraciones de antimonio, bario y plomo señalados en el Informe Pericial Químico N° 261 de fecha 27.may.O11, son atribuibles a trayectoria o impacto de proyectil balístico”.

En relación con esto, el forense Luis Ravanal expresó que “se puede apreciar claramente que tras la reunión de aclaración llevada a cabo en el SML, el perito químico modificó su conclusión original, sustituyéndola por otra del todo inespecífica y ambigua. Claramente en este segundo informe, ya no se trataba de un ‘orificio de entrada de proyectil balístico generado de corta distancia’, modificación que evidentemente satisfizo a más de alguien”.

El doctor Ravanal cuestiona que se le haya tenido que aclarar a Liberona el lugar específico de donde provenía la muestra N° 3 en circunstancias que fue él mismo quien la recolectó como detalló en su primer informe (N° 261-2011).

De todos modos, esta modificación no logra ocultar que en la frente de Allende se encontraron residuos en cantidades que sugieren –o establecen- la existencia de un disparo hecho a corta distancia.

Foto de Herida en cráneo Allende - Pieza N° 3

“PALACIOS LO REMATÓ”

La descripción del disparo de bala presente en la frente es concordante con el testimonio brindado a este corresponsal -el 16 de agosto de 2013 vía videoconferencia- por el chileno residente en Milán, Julio Araya Toro y que aparece contenido en la investigación histórica y forense que forman parte del libro “Allende: Yo no me rendiré”.

Supimos de él revisando el expediente de la causa. A fojas 644, aparece una misiva enviada por él -en febrero de 2011- al ministro Carroza. Allí propuso transmitirle una confesión que el general Palacios le habría hecho a su padre y que dice relación con la forma en que realmente murió Allende. Carroza no le contestó. Nosotros sí nos contactamos.

Araya Toro (46 años) cuenta que su progenitor fue amigo desde la niñez con el general Javier Palacios . Ambos vivían en el mismo sector residencial del antiguo centro de Santiago donde residían las familias aristocráticas de principios del siglo XX. Ambos estudiaron en los Padres Franceses , asistían a la misma iglesia y jugaban en el mismo lugar: el Parque Cousiño . “Ya mayores tomaron diferentes caminos. Mi padre siguió la vida civil y el general Palacios ingresó a la Escuela Militar en 1941, pero continuaron frecuentándose a través de toda la vida”.

Luego de esta contextualización, Araya Toro entró en el quid del asunto: “Esta historia me la contó mi padre muchos años después del golpe, cuando nos encontramos con el general Palacios -en febrero de 1992- en el centro de Viña del Mar . En ese momento mi padre, al verlo caminando hacia él, le grita ‘ ¡Javier! ’. A su vez, Palacios le contragrita ‘ ¡Jorge! ’. Pero, antes de abrazarse, mi padre se dirige a mí y me dice: ‘te presento al general que asesinó al presidente Salvador Allende’. Palacios se desfiguró y le respondió: ‘no digas esas cosas porque la gente puede creer cualquier cosa’. Se saludaron, se abrazaron, conversaron diez minutos y después se despidieron. Entonces, mi padre me dijo: ‘te voy a contar la historia de lo que pasó el 11 de septiembre y cómo Palacios asesinó al presidente Allende y se tomó La Moneda’”.


"Al general Palacios (…) le llamó la atención este civil. Se fijó que portaba un reloj fino. Al sacarle la máscara antigases y el casco reconoce al Presidente Allende. En ese momento saca su pistola de ordenanza y dispara a quemarropa en su cabeza."

Palacios se lo confesó durante una visita que hizo a la casa de Araya Gómez en la santiaguina comuna de Maipú , en marzo de 1974. “Llegó acompañado de una patrulla militar y vestido en tenida de guerra. Yo tenía siete años pero lo recuerdo perfectamente. Hablaron de sus familias y cosas triviales. Posteriormente, mi padre le hace notar su consternación por lo ocurrido durante los meses anteriores, a lo que Palacios respondió: ‘te tienes que sentir orgulloso de que un amigo tuyo pasara a la historia’.

“Mi padre le pregunta el por qué de esta aseveración. El General comenzó a hablar: su misión era rodear con tanques y tomarse La Moneda por tierra, ya que comandaba el regimiento Blindado Nº2 (el mismo del tanquetazo de junio de 1973). Ingresó por la puerta de Morandé 80 con soldados de infantería en el mismo instante en que bajaban las escalas las personas que estaban con Allende y a las cuales éste les había pedido que salieran. Los militares comenzaron a tirar a la gente hacia abajo por las escalas mientras ellos subían. El ambiente era un infierno ya que La Moneda ardía por el bombardeo y no se podía respirar por los gases lacrimógenos. En el segundo piso, Palacios fue recibido con ráfagas de metralletas de Allende y algunos de sus hombres que estaban en el salón Rojo. En ese momento, Palacios grita a los miembros del GAP (escolta de Allende) que se rindieran y fue Allende que respondió gritando: ‘ ¡Soy el presidente de Chile y si te crees muy valiente ven a buscarme conchetumaire! ’. Inmediatamente, los GAP y Allende comienzan a disparar y una bala de Allende hiere en la mano derecha a Palacios.

“Los hombres de Palacios, al ver a su general herido, avanzan disparando contra los miembros del GAP y éstos van cayendo por las balas de los militares, mientras Palacios es asistido por Armando Fernández Larios , que le pasó su pañuelo para detener la sangre de la mano herida. Entretanto, seguía la balacera más adentro, ya que los GAP iban replegándose. Dos militares que iban disparando hirieron en el estómago o el pecho a un civil que portaba una metralleta, un casco y una máscara antigases; el civil se plegó y cayó al suelo. A Palacios (…) le llamó la atención este civil. Se fijó que portaba un reloj fino. Al sacarle la máscara antigases y el casco reconoce al presidente Allende. En ese momento saca su pistola de ordenanza y dispara a quemarropa en su cabeza.

“Eran las 14:00 horas Palacios con sus hombres trasladan el cuerpo del presidente Allende al salón Independencia . Comienzan entonces a preparar el montaje para decir que el presidente Allende se había suicidado”.

TESTIMONIO CONCORDANTE

Aunque no es posible garantizar la veracidad de este testimonio, es preciso subrayar que es coherente con la evidencia histórica y forense existente. Según el perito Ravanal “en este relato podemos encontrar numerosos elementos que son concordantes con los resultados autópsicos: mayores concentraciones de residuos de pólvora en la zona frontal y órbita izquierda; un orificio redondeado de salida de proyectil tallado a bisel externo en la parte posterior de la bóveda craneana, que se alinea perfectamente con una lesión en la zona frontal”.

Este relato de Jorge Araya guarda una notable similitud con lo expresado por el periodista y escritor Gabriel García Márquez , en su nota “La verdadera muerte de un Presidente” (1974) en la que relata el asalto a La Moneda y el enfrentamiento entre Allende y Palacios.


Aún no aparece el set de 29 fotos (ordenadas desde la A hasta la Z) que los peritos de la Policía Técnica de Investigaciones tomaron en el sitio del suceso. El General Palacios se quedó con el fusil AK-47 con el que –supuestamente- Allende se suicidó.

Pero es el propio General Palacios quien da sentido al testimonio de Araya. Una semana después del golpe de 1973 declaró: “Allende estuvo disparando todo el tiempo porque tenía las manos llenas de pólvora. El cargador de la metralleta estaba vacío. Había numerosas vainillas en la ventana. A su lado también estaba un revolver. Y cuando pasé a identificarlo, tenía un casco y una máscara de gases”. Esta trascendental declaración es reproducida en la nota “Recuerdos del General Palacios”, Ercilla N° 1991, del 26 de septiembre de 1973.

Este testimonio es similar al brindado en el documental “Más fuerte que el fuego. Las últimas horas en La Moneda” (1978), en que sostiene que “hasta el último momento él (Allende) disparaba contra nosotros”.

La evidencia de que Allende combatió hasta el final –y no se rindió- fue refrendada por el corresponsal de Prensa Latina Jorge Timossi en su nota “Las últimas horas de La Moneda” (13 de septiembre de 1973). Allí señala: “A las 13:52 minutos recibí una llamada desde Palacio. Era Jaime Barrios , asesor económico del Presidente, quien (…) me informó: ‘Vamos hasta el final. Allende está disparando con una ametralladora. Esto es infernal y nos ahoga el humo’”.

Cabe señalar que de acuerdo a la versión emanada por la Junta, Allende se habría suicidado entre las 13:30 y las 14 horas, como sostuvo la noche del “once” el prefecto de Investigaciones de Santiago, René Carrasco , a corresponsales extranjeros.

El fiscal norteamericano Eugene Propper , que investigó el doble asesinato del excanciller Orlando Letelier y de su secretaria Ronnie Moffit , acaecido en Washington en 21 de septiembre de 1976, describió en su libro Laberinto (1982), coescrito con el periodista Taylor Branch , cómo habría muerto Allende:

“Poco después de las 2 p.m. , unidades de infantería logran invadir La Moneda. Pequeños grupos corren escaleras arriba en medio del humo, cubriéndose con fuego de metralletas. Un teniente chileno de pelo rubio, René Riveros , de pronto se encuentra frente a un civil armado vestido con un suéter con cuello tortuga. Riveros vacía la mitad de sus municiones en el Presidente de Chile, matándolo instantáneamente con una hilera de heridas que van desde la ingle a la garganta”.

Este relato se basó en el testimonio brindado por el oficial de la Escuela de Infantería condenado en el Caso Letelier, Armando Fernández Larios; y en información proporcionada por el jefe del FBI en Argentina, Robert Scherrer . El excorresponsal de Washington Post , en Santiago, John Dinges , nos expresó en 2011 que Scherrer, a quien consideraba “una fuente de oro”, le informó en 1979 lo mismo que a Propper: Riveros mató a Allende.

Cabe señalar que, después de “constatar” la muerte de Allende, Palacios lo comunica -a las 14:35- al general Sergio Nuño –ubicado en el Ministerio de Defensa -: “Misión cumplida: Moneda tomada, Presidente muerto”. En ningún momento dio a entender que hubo suicidio.

Palacios, que era director de Inteligencia del Ejército , reconoció –según consta en el documental “Más fuerte que el fuego”- que oficiales del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) entraron al salón donde murió Allende: “Le tomaron una fotos”, dijo. Sin embargo, es más verosímil que su participación haya tenido por objeto construir el suicidio. La Brigada de Homicidios sólo pudo entrar a las 16:20 horas, cuando el SIM ya había podido alterar todo el sitio del suceso.

Pocos después que Palacios informara de la muerte de Allende, un grupo de civiles golpistas difundió la noticia por onda corta desde el mismísimo Ministerio de Defensa: “Atención Chile. Atención a todo el mundo. Aquí Santiago Treinta y Tres. Este es Chile Libre. Allende ya es un cadáver. El capitán Roberto Garrido nos ha liberado de las garras del marxismo (…) Allende ha sido ajusticiado por nuestros soldados gloriosos”.

La Junta Militar intentó por todos los medios ocultar o destruir las evidencias que dieran cuenta de lo realmente sucedido con Allende en sus últimos instantes. La Primera Fiscalía Militar nunca entregó el expediente asociado al proceso abierto por la muerte de Allende donde estaba el Informe de Autopsia 2447 de 1973.

Aún no aparece el set de 29 fotos (ordenadas desde la A hasta la Z) que los peritos de la Policía Técnica de Investigaciones tomaron en el sitio del suceso. El General Palacios se quedó con el fusil AK-47 con el que –supuestamente- Allende se suicidó. Este no pudo ser periciado por los expertos policiales los que, sin embargo, aseguraron, tras una veloz inspección, que Allende se suicidó.

Tras nuestra mencionada investigación histórico forense sobre la muerte del Presidente Allende, que nos permitió constatar cientos de irregularidades, errores y omisiones, pudimos concluir que la teoría del suicidio, es una fabricación comunicacional, política, policial, forense e histórica realizada por los conspiradores constituidos en Junta Militar de Gobierno, y consolidada hasta nuestros días por poderes fácticos que gobiernan nuestra sociedad.

Recuadro 1

FOTOGRAFÍA CLAVE

CADAVER DE SALVADOR ALLENDE

A pesar de todo el esfuerzo hecho por la Junta Militar con el fin de ocultar las evidencias que mostraban lo realmente sucedido aquel once de septiembre en La Moneda, la verdad ha podido filtrarse hasta nuestros días.

En diciembre de 1973 alguien sustrajo la foto Nº 1416/73-A desde los archivos de Investigaciones, la que demuestra la falsedad de la versión oficial. El doctor Ravanal lo explica así en el mencionado libro coescrito con este corresponsal:

“Allí se puede ver un cadáver perfectamente alineado y en posición recta, como un tronco caído, lo que no es concordante con un individuo que en vida se pega un tiro de fusil bajo la mandíbula estando sentado, menos aun cuando ha ocurrido una destrucción masiva del encéfalo, lo que conlleva a una desconexión neurológica absoluta e instantánea, por lo que no cabría esperar que ocurriesen movimientos agónicos y/o reflejos en estas condiciones, que llevasen a las cuatro extremidades a alinearse con el eje principal del cuerpo, y extender totalmente las rodillas en la forma y magnitud que se aprecia en las imágenes y esquemas. Esta evidencia que el cadáver fue manipulado, dejándolo en una posición de arrastre sobre el sofá, por cuanto cuando un cadáver se arrastra por el tronco en posición ventral, las piernas se arrastran detrás de este extendiéndose las rodillas y apoyándose el peso en los talones”.

Ravanal destaca en relación con esta imagen otro aspecto que desmiente la construcción oficial sobre la muerte de Allende: “Nótese el aspecto limpio de las prendas de vestir en la zona anterior del cuello y tórax, donde se aprecia el diseño geométrico del chaleco de cuello alto, limpio, sin impregnación de sangre, solo se advierte un patrón de escurrimiento, que correspondería a líquidos sanguinolentos que fluyen pasivamente por efecto gravitacional postmortem, desde la zona frontal y anterior de la cara y cabeza, hacia abajo y derecha, en relación al ángulo de inclinación de la cabeza.

“La ausencia total de sangre en la zona anterior del tórax y cuello, es un claro indicador respecto a que al momento de producirse el disparo submentoniano, Allende no estaba vivo o se encontraba en otra posición, por cuanto de haberse encontrado con vida en posición sentada al momento de producirse el impacto submentoniano, la sangre habría escurrido en grandes volúmenes, masivamente hacia abajo, tal como lo demuestran dos videos de suicidios registrados en vivo y que le fueron acompañados al ministro Carroza durante la investigación, evidenciando la falta de sustento de los informes oficiales, que en el caso desafían a la fuerza de gravedad”.

Recuadro 2

LA MASCARADA

exhumación 1990 (1)

Para entender bien cómo se consolidó la versión oficial construida por la Junta Militar, hay que remontarse a 1990. La medianoche del 17 de agosto de aquel año se realizó en el Cementerio Santa Inés de Viña del Mar la primera exhumación (en la foto) del cuerpo de Salvador Allende. Se hizo con el fin de verificar si efectivamente sus restos estaban ahí y con el objetivo de reemplazar la vieja urna de latón por una nueva. Todo esto con miras al funeral oficial que se realizaría el 4 de septiembre de ese año.

La operación fue hecha en total secreto, a hurtadillas. Fue dirigida por el ministro vocero de Gobierno, Enrique Correa . La familia Allende envió en su representación al doctor Arturo Jirón .

La operación fue realizada sin especialistas, con total desprolijidad. Pablo Salas , que filmó esta exhumación, contó detalles de lo sucedido a este corresponsal en 2011: “Cuando llegamos al Cementerio Santa Inés estaba todo oscuro (…) Y nadie sabía si Allende estaba o no en su tumba”. Comenta que cerca de las 10 de la noche comenzaron a abrir la cripta de la familia Grove -Allende: una bóveda bajo el suelo a la que se desciende por una escalera. Recuerda que había ocho nichos, ubicados cuatro a cada lado y uno sobre otro. “Al fondo, del lado izquierdo, se encontraba el nicho donde se supone estaba Allende”, relató.

El camarógrafo afirma que sólo cuando llegó el ministro Correa, los panteoneros empezaron a romper la cubierta de cemento que resguardaba al nicho, “la cual tendría unos tres o cuatro centímetros de grosor”.

Sostiene que después de ello, “se pudo ver un ataúd de metal que tenía una chapa muy delgada y completamente oxidada”. Los empleados intentaron sacar el ataúd y éste se comenzó a desarmar. “Cuando lo jalaron un poco más fuerte, el ataúd se rompió. De esa forma lo lograron abrir”.

Cuenta que en ese momento él bajó al fondo de la cripta junto con Jesús Inostroza , fotógrafo de la Presidencia de la República de Chile, y el doctor Jirón, quien fue enviado por la familia Allende Bussi con la finalidad de reconocer los restos del ex Mandatario. Jirón fue uno de los médicos que estuvo con Allende en el Palacio de La Moneda el día de su muerte.

Salas dice que para ver los restos de Allende, el doctor Jirón se tuvo que agachar y meter parte de su cabeza al nicho. “Miró y empezó a murmurar: ‘el zapato, los pantalones, el chaleco’. Como yo estaba filmando, mi necesidad era que el tipo dijera lo que veía. Entonces, de repente le pregunté: ¿Es la ropa que llevaba? Y él me dijo: Si, así es”.

Salas relata que “los sepultureros comenzaron a romper el ataúd con el propósito de tomar los restos de Allende e irlos poniendo en una caja de metal chica, de menos de un metro de alto por 40 ó 50 centímetros de ancho y largo. Entonces empezaron a tomar todos los restos de Allende y los empezaron a poner en esta cajita metálica”.

–” ¿En qué estado se encontraba el cráneo? ”, le preguntamos a Salas.

Él recuerda que el cráneo estaba “muy incompleto”. Sostiene que sólo había una parte de él. “Si un cráneo normal tiene el tamaño de un melón, lo que había ahí tenía el tamaño de una manzana”, comenta.

El camarógrafo cuenta que los empleados del cementerio tendieron un paño blanco y colocaron sobre él ropa, restos óseos, pedazos de piel y pelo que no habían metido a la caja metálica. Después sacaron de la cripta tanto la caja como el paño. A este último lo volvieron a revisar, tomaron de él algunos “huesitos” y los arrojaron a la caja metálica. “Todo lo demás quedó fuera. Esto es, los zapatos, los pantalones, el chaleco, lo que era reconocible”.

Salas cree que la ropa y algunos restos óseos que los empleados no metieron a la caja metálica, “se fueron a la basura porque cuando nos fuimos se quedó ahí, nadie se los llevó”. Esta afirmación sería corroborada por tres panteoneros que declararon -en 2011- en el marco de la investigación encabezada por el ministro Carroza.

El testigo señala que los zapatos de Allende estaban casi intactos; el pantalón era oscuro, casi negro; y el chaleco era de lana blanca con puntos negros.

Dice que cuando terminaron “de poner los restos de Allende en la cajita de metal, ésta se colocó dentro de un ataúd nuevo, de madera, bien bonito. Este ataúd fue sellado con soplete y luego fue puesto en el mismo nicho donde estaba el ataúd antiguo”.

No hubo nueva autopsia ni ningún procedimiento forense. Sin embargo, esa mirada de un minuto bastó para que la familia del Presidente Allende, el gobierno de Patricio Aylwin y la prensa confirmaran que los restos correspondían a Allende y que éste se había suicidado… aunque usted no lo crea.

La revista Análisis (N° 348, septiembre de 1990) publicó -destacado en portada- el reportaje “El suicidio de Allende” que fue clave en la masificación en el seno de la izquierda de la versión oficial:

“Hasta el 17 de agosto de este año (…) existían serias dudas de que Allende se hubiera suicidado (…) Sin embargo, el resultado de la exhumación y reducción de los restos del presidente Allende (…) demostró que el cadáver (…) tenía un orificio en el cráneo que puede corresponder a un disparo de tipo suicida. Los que vieron los restos de Allende y sumaron a ello los antecedentes que tenían, están en condiciones de afirmar que Allende se quitó la vida”.

El 4 de septiembre fue el funeral oficial. En dicha ocasión -según testimonió a este corresponsal del cineasta Miguel Littín - la comitiva oficial que trasladaba los restos de Allende se detuvo en una parte del trayecto entre el Cementerio Santa Inés de Viña del Mar y el Cementerio General de Santiago. Por un lapso de una media hora desapareció el vehículo que llevaba los restos de Allende sin que nadie diera explicaciones de lo sucedido. En la comitiva participaba el ministro de Interior Enrique Krauss .

Littín levantó un acta notarial de este suceso por si moría antes de poder contarlo. Este cineasta chileno, actualmente está en la última etapa del rodaje de su film, en que muestra cómo fueron las últimas horas de Salvador Allende. Se espera que ahí cuente la verdad sobre su muerte.

Por Francisco Marín

El Ciudadano Nº147, octubre 2013

Maria
Escrito por Maria
el 05/11/2014
SUMAN 20 CUERPOS CALCINADOS EN TRES FOSAS CLANDESTINAS EN IGUALA.
IGUALA, Gro. (proceso.com.mx). - Hasta el momento han sido encontrados 20 cuerpos en tres distintas fosas clandestinas en Iguala, según las autoridades. Esta mañana la Procuraduría local implementó un operativo de búsqueda de los 43 normalistas de Ayotzinapa que permanecen desaparecidos desde la semana pasada. Cerca de las 11:00 horas, un impresionante convoy partió de la capital de la entidad, rumbo a la ciudad de Iguala, adonde llegaron cerca del mediodía. ‎Éste estaba conformado por una treintena de patrullas de la Policía Ministerial, así como personal del Semefo y brigadistas de Protección Civil Estatal. ‎Fuentes oficiales informaron a Proceso. Com que autoridades ministeriales localizaron un punto donde presuntamente se encontraban los normalistas desaparecidos. Las autoridades realizan trabajos periciales para determinar si es que se trata de los normalistas desaparecidos.