En este grupo En todos

Grupo de Administración y creación de empresas



Notas sobre Desarrollo Sostenible - Continuación

Julio
Especialización en finanzas universida...
Escrito por Julio M. Naranjo
el 23/10/2008 | Nivel Medio

Existe, por último, y recientemente, también la sostenibilidad humana, aquella que determina cómo una sociedad permanece en el tiempo mientras esté basada dentro de ciertos factores socioeconómicos, entre estos, la equidad, la participación, una adecuada distribución de ingresos, entre otros.

Así bien, mientras que la sostenibilidad define la permanencia de cualquier actividad en el tiempo indefinidamente, sea explotación de recursos naturales, acciones de mercado, o interacciones predador-presa, en la dimensión del DS, la sostenibilidad es una condición para que se dé este último. Muchos la ven más allá del concepto, y, dependiendo del área de conocimiento, puede ser una idea, una propiedad, un método, etc.

Inspirado en el concepto de sostenibilidad tanto económica como ecológica, y considerando estos dos componentes como interdependientes (visión basada en los libros hitos del ambientalismo como: "Los Límites del Desarrollo", del Club de Roma, "Entropía en la Economía", de Georgescu, "lo Pequeño es Hermoso", de Schumaher, las publicaciones de Constanza, entre otros estudios y autores, que aducen la interdependencia de la economía global con el medio natural), el desarrollo sostenible se introdujo como una nueva forma de ver el "desarrollo" humano, o el "progreso" de una civilización ahora consciente de los efectos que el utilitarismo extremo podía tener. Acuñado en el ya famoso informe de la convención por el medio ambiente de 1987, también conocido como informe Brutland (nombrado por el primer ministro Noruego quien liderara el estudio) y adoptado como una reinvención del concepto de desarrollo por la ya famosa Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro en 1992 y difundida a su estatus actual por la convención del Desarrollo Sostenible de Johannesburgo, 2002, el DS es más que una herramienta de trabajo o una tecnicalidad conceptual para aplicar al ambientalismo.

Definido ampliamente como "aquel desarrollo que asegure las necesidades de las generaciones actuales y futuras" (ver Brutland, 1987; ver también Agenda 21, Convención de Río, 1992), el DS es una nueva manera de mirar el progreso humano, y en ese sentido, es un paradigma progresista. El concepto del DS interioriza, por primera vez dentro de la ideología del progreso humano a partir del crecimiento económico, los factores ambientales, sociales y económicos necesarios no sólo para suplir las necesidades actuales de recursos y servicios, sino también las necesidades futuras, a largo plazo, de una manera equitativa, ecuánime, adaptativa, y verde, entre otras cualidades.