En este grupo En todos

Grupo de Apoyo psicológico y humanitario a usuarios en emergencia



NO RACIONES EL AMOR.

IRMA
Escrito por IRMA
el 27/04/2011

NO RACIONES EL AMOR! Nos sentimos mal cuando una prolongada sequía exige racionar el agua.
Hay un racionamiento peor... Racionar el Amor.

Se hace el mal cuando se deja de hacer el bien: el amor que no se da, el diálogo que se evita, las caricias que se niegan, el no brindado, los bienes no compartidos.

No raciones el cariño, no seas avaro con el afecto. El amor es un tesoro que crece cuando se ofrece.

Una feliz paradoja: más amor tienes cuanto más amor brindas, siempre recibes más de lo que das.

Es lógico que se ahorre agua cuando escasea, pero es absurdo que amemos a cuentagotas cuando la capacidad es ilimitada.

Una misión te reclama y espera lo mejor de ti.
Calmar la sed de ternura y comprensión de tantos desconocidos que pueden ser tus amigos.

Anímate a compartir y no seas de aquellos que se mueren sin estrenar tantos talentos recibidos.

Se generoso en el perdón, dadivoso en el afecto, desinteresado en el servicio.

No es pecado despilfarrar el amor, lo malo es racionarlo.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 27/04/2011

Bien Irma, ya estare contigo. Y ampliaremos este interesante tema.

bendiciones.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 28/04/2011

No raciones el amor

"por cuanto vuestra fe va creciendo, y el amor de todos y cada uno de vosotros abunda para con los demás,"
1 Tesalonicenses 1:3

Nos sentimos mal cuando una prolongada sequía exige racionar el agua.
Hay un racionamiento peor: racionar el Amor.
Se hace el mal cuando se deja de hacer el bien:
el amor que no se da, el diálogo que se evita, las caricias que se niegan,
el estímulo no brindado, los bienes no compartidos.

No raciones el cariño, no seas avaro con el afecto.
El amor es un tesoro que crece cuando se ofrece.
Una feliz paradoja:
más amor tienes cuanto más amor brindas;
siempre recibes más de lo que das.

Es lógico que se ahorre agua cuando escasea,
pero es absurdo que amemos a cuentagotas
cuando la capacidad es ilimitada.
Una misión te reclama y espera lo mejor de ti:
Calmar la sed de ternura y comprensión
de tantos desconocidos que pueden ser tus amigos.
Anímate a compartir y no seas de aquellos
que se mueren sin estrenar tantos talentos recibidos.
Sé generoso en el perdón, dadivoso en el afecto,
desinteresado en el servicio.
No es pecado despilfarrar el amor,
lo malo es racionarlo.


¡Dios te bendiga!

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 28/04/2011

Nos sentimos mal cuando una prolongada sequía exige racionar el agua.

Hay un racionamiento peor… racionar el Amor.

Se hace el mal cuando se deja de hacer el bien: el amor que no se da,

el diálogo que se evita, las caricias que se niegan, el no brindado, los bienes no compartidos.

No raciones el cariño, no seas avaro con el afecto. El amor es un tesoro que crece cuando se ofrece.

Una feliz paradoja: más amor tienes cuanto más amor brindas, siempre recibes más de lo que das.

Es lógico que se ahorre agua cuando escasea,

pero es absurdo que amemos a cuentagotas cuando la capacidad es ilimitada.

Una misión te reclama y espera lo mejor de ti.

Calmar la sed de ternura y comprensión de tantos desconocidos que pueden ser tus amigos.

Anímate a compartir y no seas de aquellos que se mueren sin estrenar tantos talentos recibidos.

Se generoso en el perdón, dadivoso en el afecto, desinteresado en el servicio.

No es pecado despilfarrar el amor, lo malo es racionarlo.

"El amor verdadero, el amor ideal, el amor de alma, es el que sólo desea

la felicidad de la persona amada sin exigirle en pago nuestra propia felicidad."

UN BESO… DE MI ALMA A TU ALMA…

CON AMOR.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 28/04/2011

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 28/04/2011


Éramos la única familia en el restaurante con un niño.
Yo senté a Daniel en una silla para niño y me dí cuenta que todos estaban tranquilos comiendo y charlando. De repente, Daniel pegó un grito con ansia y dijo, "Hola amigo! " Golpeando la mesa con sus gorditas manos.
Sus ojos estaban bien abiertos por la admiración y su boca mostraba la falta de dientes en su encía.
Con mucho regocijo él se reía y se retorcía . Yo miré alrededor y ví la razón de su regocijo.
Era un hombre andrajoso con un abrigo en su hombro; sucio, grasoso y roto.
Sus pantalones eran anchos y con el cierre abierto hasta la mitad y sus dedos se asomaban a través de lo que fueron unos zapatos. Su camisa estaba sucia y su cabello no había recibido una peinilla por largo tiempo. Sus patillas eran cortas y muy poquitas y su nariz tenía tantas venitas que parecía un mapa. Estábamos un poco lejos de él para saber si olía, pero seguro que olía mal.
Sus manos comenzaron a menearse para saludar. "Hola bebito, cómo estás muchachón," le dijo el hombre a Daniel. Mi esposa y yo nos miramos, " ¿Qué hacemos? " Daniel continuó riéndose y contestó, "Hola, hola amigo."
Todos en el restaurante nos miraron y luego miraron al pordiosero. El viejo sucio estaba incomodando a nuestro hermoso hijo.
Nos trajeron nuestra comida y el hombre comenzó a hablarle a nuestro hijo como un bebé. Nadie creía que era simpático lo que el hombre estaba haciendo. Obviamente el estaba algo borracho.
Mi esposa y yo estábamos avergonzados. Comimos en silencio; menos Daniel que estaba súper inquieto y mostrando todo su repertorio al pordiosero, quien le contestaba con sus niñadas.
Finalmente terminamos de comer y nos dirigimos hacia la puerta. Mi esposa fue a pagar la cuenta y le dije que nos encontraríamos en el estacionamiento. El viejo se encontraba muy cerca de la puerta de salida.
"Dios mío, ayúdame a salir de aquí antes de que este loco le hable a Daniel. " Dije orando, mientras caminaba cercano al hombre.
Le dí un poco la espalda tratando de salir sin respirar ni un poquito del aire que él pudiera estar respirando.
Mientras yo hacía esto, Daniel se volvió rápidamente en dirección hacia donde estaba el viejo y puso sus brazos en posición de "cárgame."
Antes de que yo se lo impidiera, Daniel se abalanzó desde mis brazos hacia los brazos del hombre. Daniel en un acto de total confianza, a mor y sumisión recargó su cabeza sobre el hombro del pordiosero. El hombre cerró sus ojos y pude ver lágrimas corriendo por sus mejillas. Sus viejas y maltratadas manos llenas de cicatrices, dolor y duro trabajo, suave, muy suavemente, acariciaban la espalda de Daniel. Nunca dos seres se habían amado tan profundamente en tan poco tiempo. Yo me detuve aterrado. El viejo hombre se meció con Daniel en sus brazos por un momento, luego abrió sus ojos y me miró directamente a los míos. Me dijo en voz fuerte y segura, "Usted, cuide a este niño. " De alguna manera le contesté: "Así lo haré" con un inmenso nudo en mi garganta. Él separó a Daniel de su pecho, lentamente, como si tuviera un dolor. Recibí a mi niño, y el viejo hombre me dijo: "Dios le bendiga, señor. Usted me ha dado un hermoso regalo."
No pude decir más que unas entrecortadas gracias. Con Daniel en mis brazos, caminé rápidamente hacia el carro. Mi esposa se preguntaba por qué estaba llorando y sosteniendo a Daniel tan apretadamente, y por qué yo estaba diciendo: "Dios mío, Dios mío, perdóname."
Yo acababa de presenciar el amor más puro a través de la inocencia de un pequeño niño que no vió pecado, que no hizo ningún juicio; un niño que vió un alma y unos padres que vieron un montón de ropa sucia.
Yo fui un cristiano ciego, cargando un niño que no lo era.
Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 28/04/2011


El hombre estaba tras el mostrador, mirando la calle distraídamente.
Una niñita se aproximó al negocio y apretó la naricita contra el vidrio de la vitrina. Los ojos de color del cielo brillaban cuando vio un determinado objeto. Entró en el negocio y pidió para ver el collar de turquesa azul.

* "Es para mi hermana. ¿Puede hacer un paquete bien bonito?". -dijo ella.
El dueño del negocio miró desconfiado a la niñita y le preguntó:
* ¿Cuánto dinero tienes?
Sin dudar, sacó del bolsillo de su ropa un pañuelo todo atadito y fue deshaciendo los nudos.

Los colocó sobre el mostrador y dijo feliz:
* " ¿Esto alcanza?".
Eran apenas algunas monedas las que exhibía orgullosa.

* " ¿Sabe? , quiero dar este regalo a mi hermana mayor. Desde que murió nuestra madre, ella cuida de nosotros y no tiene tiempo para ella. Es su cumpleaños y estoy segura que quedará feliz con el collar que es del color de sus ojos."

El hombre fue para la trastienda, colocó el collar en un estuche, lo envolvió con un vistoso papel rojo e hizo un trabajado lazo con una cinta verde.

* "Tome, dijo a la niña. Llévelo con cuidado".
Ella salió feliz, corriendo y saltando calle abajo.

Aún no acababa el día, cuando una linda joven entró en el negocio. Colocó sobre el mostrador el ya conocido envoltorio deshecho e indagó:
* ¿Este collar fue comprado aquí?" ¿Cuánto costó?
* "Ah! ", - habló el dueño del negocio. "El precio de cualquier producto de mi tienda es siempre un asunto confidencial entre el vendedor y el cliente".

* La joven exclamó: * "Pero mi hermana tenía solamente algunas monedas. El collar es verdadero, ¿No? Ella no tendría dinero para pagarlo".
El hombre tomó el estuche, rehizo el envoltorio con extremo cariño, colocó la cinta y lo devolvió a la joven y le dijo:

* "Ella pagó el precio más alto que cualquier persona puede pagar: Ella dio todo lo que tenía ".

El silencio llenó la pequeña tienda y dos lágrimas rodaron por la faz emocionada de la joven en cuanto sus manos tomaban el pequeño envoltorio.

La verdadera donación es darse por entero, sin restricciones. La gratitud de quien ama no conoce límites para los gestos de ternura. Agradece siempre, pero no esperes el reconocimiento de nadie. Gratitud con amor no sólo reanima a quien recibe, reconforta a quien ofrece.
Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 28/04/2011

"Te envuelvo en mi círculo de Amor de Llama Rosa,
con Amor Divino, y que permanezca entre nosotros
por siempre."

Que Dios y los Ángeles nos llenen cada día de nuestras vidas de Alegría, Luz, Amor, Paz y Protección por siempre. Recuerda que Dios es Luz de Amor.
Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 28/04/2011

No por ser conocido es menos cierto....
He aquí como piensa del padre generalmente el hijo.

A los 7 años. Papá es un sabio. Todo lo sabe.
A los 14 años. Me parece que papá se equivoca en algunas cosas que dice.
A los 20 años. Papá está un poco atrasado en sus teorías, no es de esta época.
A los 25 años. El viejo no sabe nada. Decididamente está chocheando.
A los 30 años. No sé si ir a consultar este asunto con el viejo. Tal vez pudiera aconsejarme.
A los 45 años. Qué lástima que haya muerto el pobre viejo. La verdad que tenía una clarividencia notable.
A los 60 años. ¡¡Pobre papá! Era un sabio. Lástima que yo lo haya comprendido tan tarde.
Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 28/04/2011



¿Sabes que tienes alas? ¿Sabes que podes volar?
¿Y que es volar...?


Es comenzar por tener un sueño
Es tener confianza en sí mismo
Es aceptar lo que no se puede cambiar
Es saber cambiar a tiempo
Es reconocerme en mis logros
Es saber disfrutar de mis logros y de lo que tengo
Es reconocer que me equivoqué y pedir perdón


Es reconocer que detrás de cada acierto puede haber varios fracasos
Es enamorarse de lo que se hace
Es no postergar y hacer algo ahora
Es darse cuenta que estás eligiendo a cada momento
Es reconocer las propias debilidades y fortalezas
Es no parar hasta conseguir los sueños
Es saber con que fin hacemos las cosas
Es no mirar hacia atrás
Es actuar con entusiasmo
Es transitar caminos desconocidos
Es probar hacer algo de una manera diferente
Es saber que no estamos solos
Es no rendirse
Es disfrutar del tiempo libre
Es tener tiempo libre
Es accionar ya


Es inventar un nuevo paso de baile cuando el anterior no funciona
Es pensar en positivo
Es tener metas claras
Es tener perseverancia en la búsqueda
Es estar preparado para ver la oportunidad
Es desarrollar la creatividad
Es utilizar la imaginación
Es recomenzar con el mismo entusiasmo
Es tener la paciencia necesaria
Es tener claridad en el propósito
Es dejar una huella para que otros puedan seguirla
Es estar focalizado a lo que uno quiere
Es arriesgar


Es hacer cosas nuevas todos los días
¡¡¡¡Es Esmerarse en Ser Feliz!
Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 28/04/2011

Cuando la desesperanza te invada, cuando la desesperación te atormente, confía en tu fuerza interior, nútrete infinitamente de tu amor.
Eres agua, no te agites.
Eres sol, no te apagues.
Eres cielo, no te nubles
Eres tierra, no te seques.
Piensa y confía en el poder infinito que hay dentro de ti...
Ámate a ti mismo y cambiaras tu vida de manera milagrosa.
Rompe las cadenas de tus pensamientos y échate a volar con alas del corazón.
Se Feliz, Goza, Vive...! Se Libre!
Se como tu Quieras Ser.
Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 28/04/2011

Debido a que la creadora del debate, se h dado de bja del grupo y este tema pertenece a Facebook, procedo su cierre.


bendiciones.