En este grupo En todos

Grupo de Remansos diarios



MUJERES QUE HICIERON HISTORIA

Tere (Tana)
1996 - curso de operador de pc- window...
Escrito por Tere (tana) C. De Gutierrez
el 24/02/2011

Las mujeres siempre fueron las que idearon las revoluciones para reivindicar los derechos. Siempre han luchado por causas justas, en defensa de la patria y de los derechos de los mas débiles, en defensa de sus hijos, de sus esposos. En la república Argentina encontramos a muchas que encabezaron la lucha por ubicarse en un lugar de la sociedad a pesar de los prejuicios que la rodeaban. Hay que destacar tambien la presencia de las mujeres en la numerosas luchas, por la independencia, quienes salían a la par de sus hombres con armas en las manos en defensa de su tierra

En las invasiones inglesas las mujeres tuvieron un papel activo. Hacia 1812, época de crisis , hubo necesidad de recurrir a la ayuda de las mujeres. Una partida de armas indispensables, estaba por llegar y noo había con que pagarlas. Un numero importante de señoras donaron sus joyas. Ellas fueron Teresa de Quintana, Remedios de Escalada, Ramona de Esquivel, Maria Sanchez de Thompson, Petrona Cárdenas, Rufina de Horma, Isabel Calvimonte de Agrelo y muchas otras.

Y para brindar un homenaje por el día internacional de la mujer, me gustaría que cada uno de ustedes, dejara una breve biografia de las mujeres que mas se han destado en sus repectivos países. Comenzaré yo con las siguientes

Virginia Bolten. La mujer que encabezó la primera marcha que se realizó en Rosario para conmemorar el día del Trabajador, el 1 de mayo de l890. Virginia fue detenida por distribuir " propaganda anarquista"
entre los trabajadores.

Alicia Moreau de Justo ( 1885-1986). Durante toda su vida luchó por los derechos humanos en la Argentina. Graduada en medicina, fue una de las primeras mujeres en participar en política en l902, creó junto a otras compañeras " El Centro Socialista Feminista “ y la " Unión Gremial femenina" y mucho mas adelante tenemos una referente de muchos Argentinos que aunque algunos no pudimos conocerla personalmente si hemos sabido por generaciones anteriores de su importante papel en la historia Argentina,la Sra. Eva Duarte de Perón.

Y ahora les para no abarcar tanto le dejo el trabajo a ustedes. Quisiera que cada uno deje un pedacito de la historia de su país para homenajear a todas sin olvidar a ninguna.

Juany
Escrito por Juany
el 25/02/2011

Tere,gracias por la invitación,te dejo algo de que encontré sobre una de las mujeres que se han destacado en nuestro País.


Victoria Ocampo.



Ensayista argentina (1891-1979). , de. Entre sus obras figuran Virginia Woolf; Orlando y Cía; Lawrence de Arabia y otros ensayos; Testimonios (1935-1957), en cinco series. En 1965 se le concedió el Premio Vaccaro por su labor en favor de la cultura argentina, principalmente en los campos de la literatura y de la música.. Fue miembro de la Academia Argentina de Letras.

Victoria Ocampo nacio en Buenos Aires, el 7 de abril de 1890 en el seno de una familia de la alta sociedad argentina, con una marcada tradición cultural. Sus padres fueron Ramona Aguirre y Manuel Ocampo, quienes se instalaron en Francia cuando ella era una niña. De su educación en La Sorbona surgió su respeto por la cultura europea y su generosidad por intentar compartirla o introducirla en un clima social y cultural no siempre abierto a aceptar la oferta. Tenía 33 años cuando se decidió a publicar su primer libro ("De Francesca a Beatrice" que era un estudio sobre la Divina Comedia de Dante Alighieri.

Escritora de buena pluma (sus extensas y atractivas memorias son prueba necesaria), fue sin embargo la fundación de "Sur", a la que financió con sus propios fondos, la que la ubicó en un lugar privilegiado al diseñar una síntesis cultural del siglo XX argentino. Es desde esta revista que grandes personalidades de la época del ámbito internacional se vinculaban a la Argentina.

También optó, reiteradamente, por la invitación personal a grandes personajes, con los que actuó como orgullosa anfitriona sudamericana. Victoria Ocampo nació

En 1953 conoció la prisión, por su abierta oposición al gobierno de Juan Domingo Perón. En 1967 fue nombrada doctora honoris causa de la Universidad de Harvard. En 1976 fue designada miembro de la Academia Argentina de Letras y fue la primera mujer en ocupar ese lugar. Le correspondió el sillón de Juan Bautista Alberdi y el acto de asunción se hizo el 23 de junio de 1977. En noviembre de ese mismo año, el gobierno de facto encabezado por el general Videla convocó al Diálogo de las Culturas, organizado por la UNESCO. Fue entonces cuando concretó la donación de "Villa Ocampo", sede del encuentro en San Isidro, provincia de Buenos Aires, al organismo cultural internacional. Además de "De Francesca a Beatrice", Victoria Ocampo dejó, entre otras obras, "Domingo en Hyde Park", "Virginia Woolf, Orlando y Cía", "San Isidro" y póstumamente se publicó una Autobiografía (en 5 tomos). Fallecio en San Isidro de 27 de Enero de 1979.

Tere (tana) C. De Gutierrez
1996 - curso de operador de pc- window...
Escrito por Tere (tana) C. De Gutierrez
el 25/02/2011

Gracias Juany por participar con datos sobre Victoria Ocampo quien hizo tanto por la cultura Argentina.

Un abrazo

Tana

Juan Bautista Perez Vasquez
Economista y trabajador social univers...
Escrito por Juan Bautista Perez Vasquez
el 25/02/2011

Yo hablaría de TERE (tana) ella también hace história, de mantener y guiar una familia, del tabajo oficial eso tambien son hechos para la história. Te quiero mucho.

Jeremias Candelo Valencia
Licenciatura en química universidad de...
Escrito por Jeremias Candelo Valencia
el 25/02/2011

Hola Tere. Cordial Saludo.

Mujeres que han hecho historia sobran en mi País, algunas de las más sonadas en la historia de Colombia han sido: Maneulita Zaéns, Policarpa Salavarrieta, Manuela Beltrán, todas ellas mujeres de armas tomas y grandes guerreras de nuestra Independencia, carcterizadas por su corage y toma de grandes decisiones, la historia las honra al igual que si fueran un Simón Bolivar, Antonio Nariño, Antonio Ricaurte, Francisco José de Caldas, Juán Sámano o cualquier otro prócer de nuestra Historia. En tiempos actuales sobra hacer reconocimiento a la Madre Teresa de Calcuta, Margaret Tacher, la expresidenta Chilena Bacheller, la actual pesidenta de Brasil y mejor aún la exministra del medio ambiente del Brasil Marina Silva, escogida por la revista Times como una de las 100 mujeres más influyentes del milenio y escuchada en toda américa "con la misma fuerza de un aguacero en el centro de la selva". Así como las mencionadas, existen otras notables mujeres que han hecho historia, pero podemos dejar la cosa hasta allí.

Un fuerte abrazo, cordial, sincero y afectuoso

Benigno Torres Perez Torres Perez
Medico ciirujano y partero universidad...
Escrito por Benigno Torres Perez Torres Perez
el 25/02/2011

GABY BRIMMER; Ejemplo de fortaleza.

Aquí nací, en la Ciudad de México, en la ex-región más transparente, el 12 de septiembre de 1947, padeciendo parálisis cerebral la cual me impide valerme físicamente por mí misma, sin embargo con el leve movimiento del pie izquierdo escribo todo lo que se me cruza por la mente.

A los ocho años de edad ingresé a la Primaria del Centro de Rehabilitación Músculo Esquelético, donde encontré a un ser humano que supo impulsarme hacia las letras y fue la Maestra Margarita Aguilar, aparte de que el ambiente cultural de mis padres era muy elevado, sobre todo el de mi papá y como es normal me quedé con el espíritu de saber de él y la gran sensibilidad de mi madre; además ambos escribían muy bien.

Al transcurrir el tiempo entre los libreros llenos de sabiduría, juegos infantiles, y tareas por escrito, me adentraba en la literatura, en 1964 logré entrar a la Secundaria 68, una escuela regular, donde tuve como maestro de lengua española a Jorge Aguilar Mora, poeta quien influyó para que leyera más poesía. Y así fue como, con timidez de adolescente, empecé a escribir poemas que guardo como un tesoro; recuerdo cuando mi madre descubrió uno de ellos, lo leyó y con lágrimas me instó a seguir escribiendo y comenzar la recopilación de cada escrito, ya fuera de la escuela o personal, porque ella pensaba en un libro mío.

En 1967 entré a la Preparatoria 6 y por ese tiempo murió mi padre; esta pérdida fue traumante para mí pues además del amor que me daba, era mi guía en varios aspectos de la existencia humana.

En 1968 estalló el movimiento estudiantil y a pesar del trágico e injustificado 2 de octubre la existencia de miles de mexicanos no fue la misma, al menos yo no sería lo que era antes y en mi poesía lo reflejaba todo.

En 1971 me matriculé en sociología en la UNAM, en donde cursé tres semestres de dicha carrera; por decisión familiar la tuve que suspender, en 1974 regresé y me inscribí ahora en periodismo. Por motivo de las barreras arquitectónicas y humanas de la UNAM de nuevo solo estudié dos o tres semestres, además que en ese entonces adopté una niña, era mayo de 1977 e iba a cumplir los 30 años.

Vivir en México quiere decir muchas cosas, ser o no ser, revolucionaria, feminista, anti yanqui, jipi, o todo lo contrario. Y también suele suceder que se finge lo que no es o se pretende negar lo que se es; nos ponemos la máscara de la conveniencia en todos los ámbitos de la vida, es una manera de sobre vivencia.

Mi madre siguió juntando cada escrito, pero también los criticaba muy duramente. Con esto me ayudó a entender lo que la gran poeta y escritora Rosario Castellanos recomendaba, para escribir bien, hay que ser claros y precisos, muy cierto. A base de leer mucho y escribir otro tanto, le hice caso a mi madre no sin poner algo de lo mío. Por otro lado ella seguía con la idea de editar un libro mío y en 1979 logró su objetivo con la valiosa ayuda de Elena Poniatowska y fue mi biografía.

En 1980 salen los libros de poemas y de cartas, en ese mismo año conocimos al cineasta Luis Mandoki, quién quiso que yo le escribiera el argumento de la película de mi vida; esto me llevó ocho meses en escribirlo.

Poco después escribo los cuentos de mujeres que viven distintas situaciones pero con un común denominador, que es la soledad y la falta de alternativas. Estos cuentos los recopilé después de la muerte de mi madre y de haber tenido que madurar más.

En un deseo por ayudar a quienes tienen el cuerpo en mil pedazos y la mente libre, o por ocuparme en otros asuntos mas terrestres, no lo sé aun, fundé con unos amigos la Asociación para los Derechos de Personas con Alteraciones Motoras ADEPAM, I.A.P. ; en 1989, en ella damos servicios de Trabajo Social, Médico, Psicológico, Fisioterapia, Terapia Ocupacional, Alfabetización, Primaria y Secundaria a través del Sistema Abierto de Enseñanza, así como Preparatoria Abierta, Intermediación para el trabajo, también brindamos actividades Recreativas y Culturales.

El 24 de Abril de 1995, tuve el alto honor de recibir "La Medalla al Mérito Ciudadano", de manos del Lic. Manuel Jiménez Guzmán, Presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea de Representantes de D.F. I Legislatura.

El 25 de Mayo de 1996, pasé a formar parte, con el cargo de "Vicepresidente" de la mesa directiva de la Confederación Mexicana de Limitados Físicos y/o Representantes de Deficientes Mentales A.C.

En el mes de junio de 1997, me otorgaron el cargo de "Representante del Comité de Mujeres de la región Latinoamericana".

Algo que me ha servido mucho a lo largo de mi existencia, es el estar bien conciente de las cosas que puedo hacer y de las que no, por ejemplo: sé que no puedo correr, pero con mi pensamiento puedo volar en fracción de segundos al más distante de los lugares; se me dificulta hablar, pero mis libros, mis cartas y mis poesías hablan mucho por mi; mis manos tal vez no puedan hacer una caricia y sin embargo he sabido amar como mujer, como madre y como amiga.

Yo sé, que lo limitado de mi condición física, no me impide ser creativa y tener muchas ganas de vivir, por ello pienso que quienes están en los inicios de la vida, los que tienen salud, los que han tenido la suerte de haber recibido educación, quienes cuentan con el apoyo de sus padres o el respaldo de su familia, no deben nunca sentirse derrotados, ya que tienen un compromiso con la vida, con su familia, con su Estado y con su País, además de formarse como hombres y mujeres íntegros y honestos para un futuro mejor.

Mi vida tiene un denominador común al de muchos escritores latinoamericanos; nos la pasamos denunciando las atrocidades que suceden en nuestros países pero caen en oídos sordos y en almas que solo quieren el poder y la riqueza.

"Quiero morir en un día de invierno gris, feo y frío, para no tener tentación de seguir viviendo. Moriré en esa época del año, porque de todo el mundo he recibido frío. Quiero morir en invierno para que los niños hagan sobre mi tumba muñecos de nieve".
El 3 de enero del 2000, el día de su muerte, la vida y el clima, le complacieron.

Otra granmujer mexicana, que trascendio el sufrimiento. Saludos y suerte.

Benigno Torres Perez Torres Perez
Medico ciirujano y partero universidad...
Escrito por Benigno Torres Perez Torres Perez
el 25/02/2011

Rosario Castellanos.

Nació en la Ciudad de México el 25 de mayo de 1925, después de su nacimiento fue llevada a Comitán, Chiapas, la tierra de sus mayores; ahí transcurrió su infancia y pubertad. A los 16 años regresó al Distrito Federal, graduándose de maestra en filosofía en la universidad Nacional Autónoma de México en 1952. Fue promotora de cultura en el Instituto de Ciencias y Artes de Chiapas, en Tuxtla Gutiérrez; trabajó luego en el Centro Coordinador del Instituto Indigenista de San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, y en el Indigenista de México fue la redactora de textos escolares durante 5 años y durante 10 desempeñó la Jefatura de Información y Prensa en la UNAM, cuando fungía como rector el Doctor Ignacio Chávez, también fue catedrática en la Facultad de Filosofía y Letras de la misma Universidad, ejerciendo siempre con gran éxito el magisterio, tanto en México como en el extranjero.

Feminista .

El mundo de Rosario Castellanos estuvo cifrado por el feminismo, reflejando en sus poesías y ensayos la condición femenina de muchas mujeres, es por ello que su vida fue como espejo de las mujeres de su tiempo mediante la expresión de la dualidad aceptación-resistencia de lo regido por la figura ideal y del universo de lo inmediato.

Edificó un universo a partir de algunas formas de dominación social. En 26 años, de 1948 a 1974, Rosario Castellanos dedicó su vida a crear una obra que la expresara de cuerpo entero, y que al describirla fuese una especie de registro del mundo en el que le tocó vivir; lo femenino en su obra es un tema circular.

Sus obras .

Cultivó todos los géneros, especialmente la poesía, la narrativa y el ensayo, colaboró con cuentos, poemas, crítica literaria y artículos de diversa índole en los suplementos culturales de los principales diarios del país y en revistas especializadas de México y del extranjero. En el periódico Excélsior colaboró asiduamente en su página editorial, desde 1963 hasta 1974.

Durante los casi 10 años de su escritura sólo publicó poesía; sin embargo, en 1957 publicó su primer novela Balúm Canán, el mundo indígena desde la perspectiva infantil, misma que ha sido reeditada en innumerables ocasiones y traducida a muchas lenguas; esta novela junto con Ciudad Real , publicada en 1960, que refleja la coexistencia entre indígenas y blancos y su primer libro de cuentos Oficio de Tinieblas (trata sobre el levantamiento de los indios chamulas en San Cristóbal en 1867), forman la trilogía indígena más importante de la narrativa mexicana del siglo XX.

Por otra parte, Los convidados de Agosto (1964), su segundo libro de relatos, recrea los prejuicios de la clase media provinciana de su estado natal y Álbum de Familia, 1971, aborda la clase media urbana. En 1972, Rosario Castellanos reunió su obra en el volumen titulado Poesía no Eres Tú.

Desde 1950, año en que publicara su tesis sobre Cultura Femenina, no dejó nunca de incursionar en el ensayo. En vida publicó 5 volúmenes y después de su muerte se publicaron otros 3; Juicios Sumarios (1966), Mujer que Sabe Latín (1973) y El Mar y sus Pescaditos (1975). De toda su obra, incluyendo su segundo volumen de teatro El eterno Femenino (1975), se desprende una clara conciencia del problema que significó, para su autora, la doble condición de ser mujer y mexicana.

Su muerte .

Rosario Castellanos radicó en Israel desde su nombramiento como embajadora de México en ese país, donde destacó también como catedrática de la Universidad Hebrea de Jerusalén, hasta su muerte, acaecida en Tel Aviv el 7 de agosto de 1974. Una descarga eléctrica acabó con su vida; sus restos, por órdenes del Presidente Luis Echeverría, serían sepultados en la Rotonda de los Hombres Ilustres, en la Ciudad de México.


Destino.

Matamos lo que amamos.

Lo demás no ha estado vivo nunca.

Ninguno está tan cerca. A ningún otro hiere

un olvido, una ausencia, a veces menos.

Matamos lo que amamos. ¡Que cese esta asfixia

El aire no es bastante para los dos.

Y no basta la tierra para los cuerpos juntos

y la ración de la esperanza es poca

y el dolor no se puede compartir.

El hombre es ánima de soledades,

ciervo con una flecha en el ijar

que huye y se desangra.

Ah, pero el odio, su fijeza insomne

de pupilas de vidrio; su actitud

que es a la vez reposo y amenaza.

El ciervo va a beber y en el agua aparece

el reflejo del tigre.

El ciervo bebe el agua y la imagen. Se vuelve

-antes que lo devoren- (cómplice, fascinado)

igual a su enemigo.

Damos la vida sólo a lo que odiamos


Otra mujer mexicana, que su biografía habla por si sola. Saludos y suerte.

Tere (tana) C. De Gutierrez
1996 - curso de operador de pc- window...
Escrito por Tere (tana) C. De Gutierrez
el 25/02/2011

Gracias Juan baustista, sin duda alguna todas las mujeres son importantes para el hogar y la familia, pero aparte de eso tan común en nosotras hay algunas que se han destacado como para ser recordadas siempre ¿No te parece?

Un abrazo

Tana


Tere (tana) C. De Gutierrez
1996 - curso de operador de pc- window...
Escrito por Tere (tana) C. De Gutierrez
el 25/02/2011

Hola Jeremías, gusto en que hayas aparecido nuevamente por el grupo. Vaya nuestro recuerdo a las mujeres colombianas que citas y que han hecho mucho por tu país. Y tambien para la madre Teresa de Calcuta, que muchos la conocemos. No te digo nada de Margaret Tacher porque los Argentinos tenemos un mal recuerdo de ella. En cuanto a la ex presidente de Chile Michel Bachelet y Marina Silva coincido contigo. Y no te olvides que nosotros tambien tenemos mujeres que han hecho historia y haran sean buenos o malos sus gobiernos, pero que tambien ya forma parte de ese grupo.

Un abrazo

Tana

Tere (tana) C. De Gutierrez
1996 - curso de operador de pc- window...
Escrito por Tere (tana) C. De Gutierrez
el 25/02/2011

Dr. Benigno un gusto saludarlo, me emocionó con la historia de Gaby Brimmer, leí algo de su vida, pero no todo, sí que fue un buen ejemplo de fortaleza. De la que no conocía casi nada era de Rosario Castellano, por eso le doy las gracias por haber aportado un poco de la rica historia de México y es verdad lo que dice, su biografia habla por sí sola. Gracias

Un abrazo

Tana

Anunziata Buonanno Restino
Profesora de inglés upel -maracay - ed...
Escrito por Anunziata Buonanno Restino
el 25/02/2011

Buenas tardes y Gracias a la invitación. Voy a colocar el perfil de una famosa venezolana que puso el nombre de Venezuela muy en alto en el exterior.


Teresa Carreño

Impactó al mundo con su destreza y talento en el piano, y a la sociedad caraqueña del siglo XIX por sus cuatro matrimonios. Nació en 1853 en Caracas, hija de Manuel Carreño, famoso por su manual de buenas costumbres, y con sólo nueve años dio su primer concierto en el Irving May de Nueva York. Más tarde tocaría en la Casa Blanca ante Abraham Lincoln, para luego residenciarse en París, convertido en el centro de operaciones de sus giras por Europa, Africa y O ceanía. Regresó a Venezuela dos veces más para atender peticiones presidenciales: dio un concierto para Joaquín Crespo, pero no pudo organizar la temporada de ópera caraqueña que Antonio Guzmán Blanco le había pedido. Fue también compositora y dejó obras como “Himno a Bolívar”, “Saludo a Caracas”, el vals “A Teresita”, entre otras. Falleció en Nueva York en 1917. Sus restos fueron trasladados a Venezuela y colocados en el Panteón Nacional en 1977. El alma de su obra vive, sin embargo, en el principal complejo cultural de Caracas, que lleva su nombre.

Cris Martinez
Diseño industrial universidad nacional...
Escrito por Cris Martinez
el 25/02/2011

Hola tere gracias por tu invitacion y muy beuen debate.
te dejare el nombre de algunas otras mujeres que hicieron historia en la argentina y por que.
aunque en el mundo muchas mujeres hacen historia.

Encarnación Ezcurra (1795-1838). Esposa de Juan Manuel de Rosas, fue una de las primeras mujeres que supo imponerse en el discurso político, que hasta entonces había sido exclusivamente masculino. Su intervención fue decisiva en la llamada Revolución de los Restauradores, en 1833, que dio por tierra con el gobierno de Balcarce.


Juana Manuela Gorriti. (1818-1892). Esta mujer escribía y cocinaba con el mismo placer y dedicación. La producción literaria que llevó a cabo nunca se interrumpió, ni siquiera con el matrimonio ni la llegada de los hijos. Sus obras más conocidas son: “La Quena”, la biografía de su ex marido “Isidoro Belzú” que murió asesinado en 1985 y “Guemes.



Eduarda Mansilla (1834-1892). Eduarda, sobrina preferida de Juan Manuel de Rosas, estaba casada con un diplomático Manuel Rafael García y era madre de seis hijos. Un día, viviendo en París decidió que no podía continuar sin luchar por lo que quería: ver publicados su libros y entonces tomó una decisión que por entonces fue duramente criticada. “Me vuelvo a Buenos Aires –comunicó a su familia- porque yo personalmente me ocuparé de que mis libros se editen. Con mucho esfuerzo logró que parte de su obra viera la luz: “El médico de San Luis”, “Lucía Miranda”, “Cuentos para niños”.



Cecilia Grierson. (1859-1934). Fue la primera mujer que se graduó como médica en Sudamérica. Además de su trabajo, Cecilia se dedicó a elevar el nivel social de las mujeres.

Alicia Moreau de Justo (1885-1986). Durante toda su vida luchó por los derechos humanos en la Argentina. Graduada en medicina, fue una de las primeras mujeres en participar en política y en 1902 creó, junto a otras compañeras “El Centro Socialista Feminista” y la “Unión gremial Femenina”.



Elvira Rawson de Dellepiane (1867- 1954). Médica argentina, fue una de las más importantes luchadoras por los derechos femeninos en su tiempo. Fue la directora de la primera “colonia de niñas débiles” de Uspallata en 1916.


Virginia Bolten. La mujer que encabezó la primera marcha que se realizó en Rosario para conmemorar el Día del Trabajador, el 1 de mayo de 1890. Virginia fue detenida por distribuir “propaganda anarquista” entre los trabajadores.



gracias y feliz fin de semana
cris

Escrito por Felicitas Feli Barrio González
el 27/02/2011

Gracias por la invitación. Estoy preparando algo sobre escritoras, ahí te dejo una reseña.


Emilia Pardo Bazán (La Coruña, 1851-Madrid, 1921) Escritora española. Hija de los condes de Pardo Bazán

No hay en la cultura española moderna fenómeno de personalidad, creatividad, gracia, hondura y libertad, de genio en suma, como Doña Emilia Pardo Bazán. Entre los novelistas del XIX, sólo la superan Galdós y Clarín. Entre los intelectuales de signo liberal no hay media docena comparable.

Es también la primera gran periodista española, escribiendo sin cesar desde 1876 hasta su muerte; fue la primera corresponsal en el extranjero -Roma y París-; fundó y dirigió el «Nuevo Teatro Crítico» ; recogió en La cuestión palpitante su textos sobre estética naturalista en La Época ; y reunió sus grandes artículos feministas de La España Moderna en La Mujer Española , acaso el libro más importante y menos conocido del feminismo español. Conquistó, en fin, un lugar de honor en nuestras letras -cuando reverdecían-, y supuso en la sociedad de la Restauración un terremoto permanente, una perpetua novedad.

Todo lo hizo a pesar de ser mujer, sin dejar de ser mujer y reivindicando su condición de ser mujer. Cuando no había cuotas ni discriminaciones positivas, Doña Emilia fue un ejemplo para muchos españoles de lo que significaba la igualdad de los sexos en libertad. Le costó no pocos sinsabores, pero tuvo el orgullo y la categoría de no quejarse jamás. Vivió casi cuanto quiso, casi como quiso y casi de lo que quiso. Dejó una obra admirable que se leerá en el siglo XXI con más gusto y reconocimiento que en el siglo XX.

Tras retratar lo urbano, Doña Emilia, que pasaba largas temporadas en su hermosa casa del Pazo de Meirás, y después de un par de tanteos, Bucólica (1884) y El Cisne de Villamorta (1885), escribe el gran fresco rural, recreando a su gusto un campo gallego violento, sensual, lleno de contrastes sociales y culturales, en dos obras formidables: Los pazos de Ulloa (1886) y La madre naturaleza (1887):

Vivía Doña Emilia el apogeo de su popularidad y era el blanco de todas las controversias. Pudo ser la primera presidenta del Ateneo y debió ser la primera Académica de la Lengua, pero lo impidieron las resistencias machistas y las envidias femeniles. Si unos detestaban que se metiera en cosas de hombres, otras le envidiaban su fama y su libertad como mujer. La odiaban porque hacía lo que ellas ni se atrevían a pensar.

Con Un viaje de novios (1881), publicado el año en que nació su última hija, Carmen, y La tribuna (1882), inició su evolución hacia un matizado Naturalismo . En 1882 comenzó, en la revista La Época , la publicación de una serie de artículos sobre Émile Zola y la novela experimental, reunidos posteriormente en el volumen La cuestión palpitante (1883), que la acreditaron como uno de los principales impulsores del naturalismo en España. Este libro causó un gran escándalo, de forma que su marido, horrorizado por la situación, le exigió que cesara de escribir y que se retractase públicamente de sus escritos; no lo hizo, sino que decidió separarse de su marido dos años más tarde, en 1884.

Benigno Torres Perez Torres Perez
Medico ciirujano y partero universidad...
Escrito por Benigno Torres Perez Torres Perez
el 07/03/2011

María Ignacia Rodríguez de Velasco.

Según consta la denuncia hecha ante la Inquisición por el conde Santa María de Guadalupe del Peñasco, María Ignacia, primeramente, quería que se le pintara con los «pechos de fuera». María Ignacia Javiera Rafaela Agustina Feliciana Rodríguez de Velasco y Osorio Barba Jiménez Bello de Pereyra Hernández de Córdoba Solano Salas Garfias mejor conocida como María Ignacia Rodríguez de Velasco o simplemente como la Güera Rodríguez (20 de noviembre de 1778 - 1 de noviembre de 1850) fue una criolla que figuró en la sociedad colonial mexicana por su belleza y riqueza, además de brindar su apoyo a la Independencia de México. Es considerada como un personaje emblemático de la Independencia, al mantener una relación amorosa con Agustín de Iturbide e impulsarlo a que llevara a cabo, y completara, la «libertad mexicana». Asimismo, mantuvo una relación con Simón Bolívar y Alexander von Humboldt.

Se conocen pocos aspectos sobre su vida y su papel en los hechos históricos de México, así como también, la única pintura que se realizó de ella. Lo más notable, son sus amores con personajes muy conocidos y sus descripciones muy elogiosas en las biografías de escritores como Artemio de Valle Arizpe y Romeo Hernández Mendoza, entre otros.

Nació en la ciudad de México el 20 de noviembre de 1778, hija del matrimonio entre Antonio Rodríguez de Velasco y María Ignacia Osorio Barba y Bello Pereira, conocida en la sociedad novohispana por su belleza y agudo ingenio. Guillermo Prieto, cronista de la época decía de ella: "La Güera no sólo fue notable por su hermosura, sino por su ingenio y por el lugar que ocupó en la alta sociedad". Artemio de Valle Arizpe, en tanto, elogiaba "la calidad de amantes que tenía". De igual forma, tuvo una hermana llamada María Vicenta Josefa.

Según fuentes, se dice que María Ignacia mantuvo una relación con Simón Bolívar. Se dice que Simón Bolívar tenía entre los quince y veinte años, y que la conoció en un viaje en el buque San Ildefonso hacia España, pero que hizo escala en México.

Vida adulta y amores

Retrato de Agustín de Iturbide, uno de los amores de María Ignacia Rodríguez. En sus años posteriores, María Ignacia, muy a menudo tuvo amantes y esposos. A través de la intercesión del virrey Juan Vicente de Güemes y del obispo, se casó con José Jerónimo López de Peralta de Villar Villamil en septiembre de 1794, quien más tarde la golpeó, acompañado de un impacto de bala que no atinó, razón por la cual ella lo acusó de intento de asesinato el 4 de julio de 1802. José Jerónimo la acusó posteriormente de cometer adulterio con su compadre, el canónigo y doctor José Mariano Beristáin y Souza y solicitó la intervención de los tribunales de la Nueva España y la anulación del matrimonio, aunque murió en 1805 antes de obtener el divorcio. De este matrimonio nacieron cuatro hijos. Contrajo matrimonio por segunda ocasión con Mariano Briones, un acaudalado anciano, quien también murió unos meses más tarde, víctima de un enfriamiento por destape de cobijas: María Ignacia heredó su fortuna. Se casó nuevamente, esta vez con Manuel de Elizalde con quien permaneció hasta su muerte.

María Ignacia, apoyó la causa insurgente con su dinero y relaciones, siendo incluso acusada de herejía por defender la independencia y por haber mantenido trato con el cura Miguel Hidalgo y Costilla, y llevada ante el tribunal de la Santa Inquisición, el 22 de marzo de 1811, donde también le acusó Juan Sáenz de Mañozca, de inclinación al adulterio. Los cargos se levantaron por falta de pruebas, después de que María Ignacia argumentara en su defensa sacando a relucir la moralidad y orientación sexual del inquisidor. Después de su audiencia, el virrey Francisco Javier de Lizana y Beaumont la exilió en Querétaro por un corto tiempo.

Tuvo una relación sentimental con Agustín de Iturbide, futuro emperador de México, sobre quien tuvo una gran influencia política. Sus relaciones le permitieron tener acceso a documentos confidenciales de la época, como la carta que Fernando VII envió al virrey Apodaca en 1820, proponiéndole encontrar un hombre popular y con influencia sobre el ejército para que hiciera tratos con los insurgentes, de la que se desprendían los principios del Plan de Iguala. María Ignacia sugirió que Iturbide podría ser ese hombre.

Entre sus admiradores se menciona al naturalista y explorador alemán Alexander von Humboldt, de quien se convirtió en admiradora y amiga, diciéndose inclusive que tuvieron una relación romántica. Durante estos años, igualmente, se tienen datos de su participación en la inauguración de una estatua ecuestre en nombre de Carlos IV en la que estuvo acompañada por Humboldt. María, según Artemio de Valle Arizpe, vestía ropa galante y caminaba del brazo del barón. Se dice que la imagen de la Virgen situada a la derecha del altar mayor de la iglesia de La Profesa, esculpida por el reconocido artista Manuel Tolsá, está basada en su imagen.

Sus últimos años los dedicó a la devoción religiosa en la Tercera Orden de Franciscanos. Después de su muerte, su marido se hizo sacerdote. Falleció en la Ciudad de México el 1 de noviembre de 1850. Artemio de Valle Arizpe escribió una biografía novelada de su vida, La Güera Rodríguez (1949). La actriz mexicana Fanny Cano la representó en el cine en 1978, en una película también llamada La güera Rodríguez, dirigida por Felipe Cazals.

La participación de María Ignacia Rodríguez en la consumación de la Independencia de México, ha sido un tema muy dudoso. Según fuentes, y supuestamente, apoyó a Agustín de Iturbide a que llevara a cabo el plan de libertad nacional del pueblo mexicano. Artemio del Valle Arizpe argumenta que "el día 27 de septiembre de 1821, el Ejército Trigarante hizo en México su vistosa entrada triunfal. La carrera que iba a seguir el Ejército Libertador sería desde la Tlaxpana por San Cosme, para pasar frente al palacio Virreinal, pero Iturbide desvió la columna por la calle de la Profesa en la que estaba la casa de doña María Ignacia Rodríguez de Velasco, para que presenciara el desfile y lo viese a él muy arrogante al frente de sus tropas invictas". Esto demostraba la relación entre Agustín y "La Güera", quien influenció, demasiado, la visión política del primer emperador de México. Su trabajo no únicamente estuvo relacionado con la Independencia y el apoyo a los insurgentes, sino también por ser transgresora al deber femenino.

María Ignacia estuvo llena de elogios por parte de algunos escritores como es el caso de Artemio de Valle Arizpe quien la calificó como una "mujer extraordinaria por su buen parecer, su claro talento de fácil minerva, su gran riqueza y, además, su esplendoroso lujo". Montserrat Galí Boadella calificaba su personalidad como la "prototipo"; la de una mujer "ilustrada y libertina". Sin embargo, también aclaraba que era algo contradictoria; ya que "se valía por sí misma, buscaba la felicidad y practicaba costumbres que le proporcionaban cortejos y amantes". Todo lo anterior era característico de una dama de aquella época.


Juany
Escrito por Juany
el 08/03/2011

Un afectuoso abrazo a todas las mujeres del grupo! A todas las mujeres del Universo