En este grupo En todos

Grupo de Orientación vocacional/profesional



MODELO CARTOGRAFICO EXISTENCIAL ORIENTACION VOCACIONAL

amilkarbrunal
Psicologia konrad lorenz
Escrito por Amilkarbrunal Brunal
el 08/12/2011

UN MODELO CARTOGRAFICO-EXISTENCIALPARA

LA ORIENTACION VOCACIONAL PROFESIONAL

La brújula , Las Rutas y Los Mapas

Amilkar A. Brunal [1]

Introducción

Los adolescentes en la fase final de su educación media, se encuentran con las alternativas que el sistema social y educativo les propone: Continuar hacia la educación superior en los niveles técnico, tecnológico o universitario (la cual presenta el 50% de deserción en los 5 primeros semestres) o aplazar voluntaria o forzadamente su educación superior por condiciones diversas ya sean de tipo personal (vocación y madurez principalmente),económico, o por razones de fuerza mayor relacionadas con el cumplimiento del compromiso ineludible del servicio militar obligatorio en el caso de los varones.

La cultura contemporánea(sociedad de la segunda industrialización), representada por la familia, la escuela y la empresa, les plantea algunas posibilidades predeterminadas socialmente.

El discurso familiar que supone una posición ética-existencial generalmente dicotomista (Estudio-trabajo, Técnico-Profesional, Vocación-Profesión) y sesgado por la relevancia que se le da a las necesidades de subsistencia y protección en detrimento de otras necesidades igualmente definitorias del proyecto de vida (Identidad, Entendimiento, Afecto, Participación, Creación , Recreación, Libertad), recoge los requerimientos relacionados con la empleabilidad a mediano y corto plazo de tipo técnico-tecnológico del sector empresarial ,las cuales han sido previamente replicados al interior del sistema educativo oficial en los colegios “Articulados con la educación superior” a lo que se le suma el nivel de presión económica y un modo ético de realización de un proyecto de vida personal y familiar propio:

“Mijo(a) consiga la plata honestamente,

pero si no…”

En estratos medios-altos este discurso familiar determinista se posiciona en el imaginario social y diversifica de manera que trasmite los ideales familiares de realización, continuidad y/o ascenso social. En ocasiones se produce una suerte de chantaje cuando se condiciona la financiación de la educación superior a los intereses familiares.

“ y cuando grande vas a estudiar ,

la misma vaina que tu papá ,

óyelo bien…”

De este discurso social instrumentalizado con intereses mercantilistas por los medios masivos de comunicación, están virtualmente ausentes los requerimientos de formación científica de alto nivel (Maestrías y Doctorados) directamente relacionados con las necesidades de desarrollo del país en cuanto a proporción de profesionales deseables para un país en vía de desarrollo. [2]

Todos (Familia, escuela, académicos, empresa, sociedad civil y estado) nos abrogamos el derecho de predicar sobre el “deber ser” de los jóvenes y adolescentes cayendo muchas veces en posiciones conceptuales propias del determinismo social, Manfred Max Neef, tampoco se queda con las ganas de expresar su posición ética existencial, frente al deber ser de los jóvenes :

“Mi conclusión a estas alturas, de 77 años de acumulada juventud, es que (…) si viven toda la vida haciendo lo que les conviene, es una vida bastante miserable. Ustedes no tienen que hacer lo que les conviene, ustedes tienen que hacer lo que tienen que hacer. Eso es lo único que les dará la satisfacción cuando lleguen a viejos… haber sido consecuentes consigo mismos …)

Manfred Max-Neef

¿Qué Pueden ser los Jóvenes? . “ Entre el Deber ser y el Querer Ser”.

Podría este ser buen momento para citar también al maestro Nicolás Buenaventura quien propone cambiar el discurso del deber por el del “poder ser”.

"-Señor "Debe" -le dije-yo no le guardo rencor a usted por haberse atravesado tanto en mi camino, por haberme acosado tanto en la niñez y en la juventud. Yo sé que lo hizo de buena fé, por mejor. Pero ahora permítame despedirme de usted, decirle adiós definitivamente. …y desde entonces me casé con el “Puede” y no lo dejo ni por un momento.

Nicolás Buenaventura [3]

¿Deseo y necesidades? Poder y producción (dominar, cambiar , hacer, o crear)

son los fundamentos de la sociedad.

Entre "hacer lo que se quiere"(deseo) y "hacer lo que se debe" (moral),

está la alternativa de "hacer lo que se puede" (necesidad).

La necesidad es del orden del poder y la producción.

Ballester [4]

I. Algunos Aspectos para Considerar en la Orientación Vocacional Profesional.

Parafraseamos al maestro Buenaventura en “Navegar con Mapas [5] al usar la analogía básica de la vida como un viaje y muy afín el enfoque topográfico de la orientación la cual enfatiza en la construcción de ejes de referencia personal y psicosocial:

“La Orientación Vocacional Profesional, implementa como metodología fundamental la construcción de sistemas de análisis Bio-psicosocial, académico y ocupacional (Ejes de Orientación) , que permitan considerar críticamente las características deontológicas (Teoría del deber) y ético-ideológicas de la sociedad de la segunda modernización” , en relación con las Necesidades Humanas axiológico-existenciales [6] , los deseos personales (Teoría del deseo) y las características actitudinales/comportamentales y cognitivas de los escolares (Psicología de la personalidad) como seres sociales y en función de la construcción de sus proyectos de vida como objetos transicionales [7] operacionalizados mediante un proceso consecuente de toma de decisiones. ” [8] .

Consideramos que parte de nuestras responsabilidades como Orientadores Vocacionales Profesionales frente a todos nuestros escolares según su ciclo etareo y de enseñanza y especialmente respecto a aquellos que emprenden una de las más importantes etapas de la vida cual es la transicionalidad entre la adolescencia y la adultez ,se relaciona con la construcción de una clara “cartografía Vocacional” que involucre el trazado de mapas y rutas posibles para construir proyectos de vida (No solamente tomar decisiones vocacionales) y el uso apropiado de la brújula que llamaremos “Vocación”.

La Brújula, Los Mapas y Las Rutas

I. La Brújula . “Vocación Profesional”

En la sociedad de la segunda industrialización en el que solo importan las leyes del “Libre mercado” (vale decir la “libertad“ de dejarse explotar el número de horas que se quiera al costo que se ofrezca y cuando se pueda, sin que exista mayor compromiso que beneficie al trabajador), el tema de la “Vocación” es fácilmente sustituido por las leyes de la “Oferta y la demanda”.

La orientación Vocacional profesional clásica nos ha heredado algunos dicotomías que debemos afrontar en el camino de construir una nueva perspectiva para abordar esta temática. Uno de estas dicotomías a se refiere a una de las más antiguas establecidas entre el campo vocacional y el campo profesional. El primero (Lo vocacional) de ascendencia mística, mítico-religiosa, asociado con el servicio sacrificial, voluntario, abnegado y con cierto carácter de pasatiempo por el cual no se espera retribución económica formal. Es pues a partir de esta dicotomía, que puede entenderse como algunas personas modifican sustancialmente su trayectoria profesional en momentos de transiciones etareas tales como el paso de la segunda adolescencia (la cual consideramos que finaliza a los 18 años) a la Juventud. Esta etapa de la adolescencia se considera periodo típico de intereses “vocacionales, artísticos y deportivos”. El imaginario social valida esta etapa como periodo de sueños ,experimentaciones y aun tiempo permitido para de dedicarse a ciertas “ocupaciones vocacionales temporales” pero impone drásticamente una terminación abrupta de este periodo en aras de una ocupación o profesión “seria, responsable y sobre todo rentable [9] ”. En otros casos, (tal vez la mayoría) se admite socialmente la dedicación vocacional (artes o deportes principalmente) condicionada a una dedicación paralela a la educación formal [10]

En un segundo momento la construcción del campo vocacional se estructura bajo la simple definición de inclinación motivacional innata hacia un tipo de ocupación laboral por razones principalmente de carácter inconsciente que se convierten en la base fundamental para el direccionamiento del proyecto de vida en la etapa adulta configurando así la necesidad de seguir dicha vocación desde la perspectiva del “Querer Ser”, en ocasiones en contra de las concepciones sociales del “Deber ser”. Tras un breve ejercicio de conciliación conceptual, surge el concepto de “Vocación Profesional” como conjunción del Deber ser con el “Querer Ser” en el “Poder ser”.

Otra de las dicotomías relevantes en el tema de la Orientación Vocacional Profesional tiene al menos un origen medieval : La dicotomía entre lo “Técnico/Tecnológico y Lo Profesional. ”

El campo profesional se construye socialmente desde la perspectiva del Medioevo a partir del surgimiento de las llamadas artes liberales [11] y su necesidad de diferenciarlas de llamadas artes serviles y se posiciona en la modernidad como sinónimo de las primeras desconociendo a las ocupaciones especializados de tipo manual o artesanal aquel carácter profesional. Esta dicotomía llega a nuestros días traducida como la separación entre la formación Técnico/Tecnológica y “La formación profesional universitaria” que implica obviamente una diferenciación social de clases, que podría plantearse de manera clara (como ya se había hecho en la edad media) como la diferencia entre la formación académica teórica general conceptual y la formación empírica/práctica que usa como método predominante la enseñanza demostrativa-experiencial y la tradición oral en los talleres de pequeña y mediana producción. En términos de la producción artesanal pre-industrial la formación empírica se constituye en distintivo de la clase obrera mientras la formación académica universitaria se instala como la manera dilecta de control social de la clase dominante.

Dichas brechas parecen estrecharse cuando en el discurso social se refiere a tres tipos de formación profesional: Técnica/Profesional, Tecnológica/Profesional y Profesional Universitaria, reconociendo a las tres su carácter profesional.

II. Las Rutas. Consideraciones Éticas.

Una vez establecida una vocación general hacia un campo profesional determinado resultaría pertinente adentrarse en las diversas consideraciones éticas sobre los modos sociales para construir proyectos de vida o rutas posibles de navegación.

Circula en la cultura popular contemporánea ,conceptos como: “Éxito” , “Poder”, ”Riqueza”, Bienestar ,Comodidad, Felicidad, “El sueño Americano” ,etc instrumentalizados por Ideales postindustriales “Eficiencia, Eficacia y Efectividad” principios operativos fundamentales en la segunda industrialización fundados en una concepción individualista de la sociedad y aparentemente éticamente incompatibles con los ideales clásicos de la modernidad tachados de románticos o utópicos : “Igualdad, Libertad, fraternidad”.

El modo rápido de construir proyectos de vida es generalmente el modo que llamaremos sub-convencional. (Continuando con la conceptualización propuesta por la teoría del desarrollo moral de L. Kohlberg) vale decir, el mal llamado “camino fácil o vida fácil ” que lamentablemente se promociona aun desde algunos programas noticiosos hasta páginas web, se contrapone abiertamente a los modos de vida éticos en sus diferentes niveles de desarrollo moral que plantea como objetivo ideal de los proyectos de vida social ,el estadio superior denominado “Principios éticos universales”.


III. Los Mapas. El autoconocimiento y el Conocimiento Social Sistematizado.

Se ha planteado como axioma clásico de la filosofía “Conócete a ti mismo” aplicado a la Orientación Vocacional reinterpretado como “Constrúyete a ti mismo” desde las cosmovisiones que podemos tener respeto al sentido de la vida, la escolaridad y las relaciones sociales. Dichas cosmovisiones determinan en gran manera una actitud frente a la construcción de proyectos de vida.

HEDONISMO

DETERMINISMO SOCIAL

NIHILISMO

EXISTENCIALISMO

“Dejemos los placeres para que podamos volver a gozar de ellos. ” – Voltaire

“la sociedad no mide el valor de las personas en función de sus ideas, pensamientos o logros personales sino por su nivel social,”

“Dios ha muerto”. Federico Nietzsche

"La verdadera profesión del hombre

es encontrar el camino hacia sí mismo."

Hermann Hesse

¿Qué le queda a los Jóvenes?

¿Que les queda por probar a los jóvenes en este mundo de paciencia y asco?
¿Sólo grafitti? ¿Rock? ¿Escepticismo?
también les queda no decir amén
no dejar que les maten el amor
recuperar el habla y la utopía
ser jóvenes sin prisa y con memoria
situarse en una historia que es la suya
no convertirse en viejos prematuros…

Mario Benedetti

Así las cosas, le corresponde a la escuela entre otras cosas, validar estos estrategias como medios alternativos viables para la construcción de proyectos de vida éticos y estéticos, producto de “Decisiones Autenticas” en términos de la Orientación ética-existencial promulgada por el equipo de investigación de la universidad pedagógica de Dinamarca en cabeza de Finn T. Hansen [12]


[1] Amilkar Brunal. Psicólogo Fundación Universitaria “Konrad Lorenz” Bogotá. Orientador Escolar adscrito a la Secretaría de Educación de Bogotá desde 1994. Especialista en Orientación educativa y Desarrollo Humano Universidad “El bosque” Bogotá. Magister en investigación social Interdisciplinaria. Universidad Distrital “Francisco José de Caldas” amilkarbrunal@gmail. Com . (317) 438 28 82.Bogota.2011

[2] “… , el año anterior (2005), en uno de los diarios locales más importantes, un artículo mostraba cómo sólo una universidad latinoamericana, la Autónoma de México (UNAM) figuraba entre las mejores del mundo. La no presencia de universidades colombianas en esa lista, se asocia, entre otros factores, al bajo número de profesionales con estudios de maestría y doctorado con que cuenta el país. Según datos de la UNESCO por cada 1000 habitantes debe haber un profesional con doctorado y en Colombia bien contados, no llegan a 5000. Este número sigue siendo muy inferior al que se considera deseable para la población y para el número de programas académicos existentes” . Juan Francisco Miranda y Mónica Salazar Acosta. La construcción de una institucionalidad y una política en ciencia y tecnología. En Ciencia y tecnología Vol 24, 2006, Pg 11.

[3] Buenaventura, N. Los Cuentos de PEI. Magisterio. Bogotá ,1997

[4] BALLESTER, L. (1999) Las Necesidades Sociales. Teorías y Conceptos. Editorial Síntesis, Madrid.

[5] Buenaventura, N. Los Cuentos de PEI. Magisterio. Bogotá ,1997

[6] Teoría del Desarrollo a Escala Humana. Manfred Max Neef.

[7] Se re-interpreta aquí el fenómeno de “ Transicionalidad” de D. Winnicott como el conjunto de procesos biopsicosociales constituidos por tres tipos de elementos: Espacios transicionales generadores potenciales de experiencia ( Zirlinger. https://www.elpsicoanalisis.org. Ar/numero2/transicionalidad2. Htm ) entendidos como ciclos etareos , Los Objetos transicionales de tipo simbólico (Títulos académicos oficiales ) entre los cuales se destaca el proyecto de vida en si mismo como elemento simbólico de transición por excelencia y Los Eventos sociales transicionales (actos de reconocimientos académicos oficiales).

[8] ESTUDIO PILOTO EN ORIENTACION VOCACIONAL/PROFESIONAL EN POBLACION ESCOLARIZADA EN LOS GRADOS 8º,9º, 10º Y 11º. PARA LA SUBSECRETARIA DE CALIDAD Y PERTINENCIA. DIRECCION DE EDUCACION MEDIA Y SUPERIOR. 2009-2011

[9] En los pasados juegos Suramericanos gimnasta argentina anuncia su retiro del deporte para dedicarse al estudio de la contaduría publica .

[10] Citase el caso del reconocido ciclista colombiano de la década de los 80 “Fabio Parra” quien estudiaba una de las llamadas profesiones liberales en el campo de la administración.

[11] El concepto de arte liberal , heredado de la antigüedad clásica, hace referencia a su cultivo por "hombres libres" en oposición a las "artes serviles". El término artes liberales designaba los estudios que tenían como propósito ofrecer conocimientos generales y destrezas intelectuales antes que destrezas profesionales u ocupacionales especializadas, las llamadas Artes Manuales, Artes Menores . Fueron recopiladas por el escritor Martianus Capella en el año 400 d.C. , en su Satyricon , o De Nuptiis Philologiae et Mercurii et de septem Artibus liberalibus libri novem . En el Medioevo la iglesia adoptó su enseñanza. Https://es.wikipedia.org/wiki/Artes_liberales

[12] La Dimensión Existencial para la Orientación Formativa y profesional: Cuando la Orientación se convierte en Practica Filosófica. Finn Thorbjorn Hansen. Departamento de Investigación sobre la Orientación. Universidad Pedagógica de Dinamarca.