En este grupo En todos

Grupo de Folklore

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 24/09/2010
La Flor del Loto

ORIGEN

El origen del uso de este símbolo se pierde en la aurora de los tiempos, así como el de la Luna y el Sol. El Loto puede ser el símbolo más grande que conoce la humanidad (después del Huevo), y completo; mediante él se pueden comprender los grandes misterios del Universo y también del Hombre. El entendimiento de estos últimos, libres de la carga materialista que soporta nuestra sociedad de hoy, podría aparecer sin embargo claro y revelador a individuos y sociedades de carácter más espiritual.

Sobre la “elección” del Loto como símbolo se puede decir que minerales, plantas y animales han sido clasificados como solares o lunares de acuerdo a propiedades que aun la ciencia no explica completamente. Plantas como el Githymal, que sigue fielmente al sol aun cuando esté nublado, o el Heliotropo, o la flor de Acacia que abre los pétalos al salir el Sol y los cierra a la puesta. Lo mismo hace el Loto, y el Girasol de Europa. La Hierba mora o Jediondo Canario y de las Madeiras ofrece análoga particularidad respecto de la Luna.

El Loto - Nelumbo Nucifera Gaertn - pertenece a la especie de las Ninfáceas. Crecen estas plantas herbáceas en aguas tranquilas o de lento movimiento. Poseen raíces sólidas que les permite sujetarse en los fondos fangosos. Las hojas y las flores crecen sobre largos pedúnculos o tallos y la mayoría de ellas flotan sobre la superficie del agua. Tanto la raíz como las hojas y flor tienen alcaloides y glucósidos con multitud de facultades terapéuticas sobre el sistema nervioso, muscular, respiratorio, etc. , que no son relevantes en lo referente a su simbología, aunque no dejan de aportar sin embargo más valor si cabe a esta planta.

El Loto fue tenido por sagrado desde la más remota antigüedad por los indos arios, por los egipcios y después de ellos por los budistas. Era reverenciado en China y en el Japón, y fue adoptado como emblema cristiano por las Iglesias griega y latina, que lo han reemplazado con el Nenúfar (o la Azucena o Lirios de agua o Flor de Lis). En todos los cuadros de la Anunciación, el Arcángel Gabriel se aparece a la Virgen María con un vástago de Nenúfares (o de Azucenas de agua) en la mano.

SIMBOLOGÍA DEL LOTO

En cada uno de los sistemas filosóficos y religiosos, hinduista, egipcio, semita, y aun en el cristianismo, el fuego representa el principio activo, masculino y generador; y el agua o vapor, el firmamento”, o el alma de la materia, el principio femenino pasivo, del cual han emanado todas las cosas de este universo. De ahí que el agua sea -la Madre-, y el fuego -el Padre-. Como el Loto se cría en el agua al calor del sol, los antiguos lo consideraron hijo del Fuego y del Agua; de aquí que simbolice también la dualidad de Espíritu y Materia.

El Loto o el Lirio de agua es una figura simbólica del poder dual y creador en la naturaleza: materia (agua y tierra y aire) y fuerza (fuego -aliento oculto-). El Loto, como veremos, simboliza tanto la vida del hombre (la unidad andrógina), como el cosmos (energía-materia).

Las razones son dos:

1º- La semilla del Loto contiene ya antes de germinar el embrión de las futuras hojas, o sea que la semilla del Loto contiene dentro de sí una miniatura de la planta futura, hojas perfectamente formadas, “pétalos inmaculados”, miniatura de las plantas perfectas en que se convertirán algún día; (la simiente de todas las plantas Fanerógamas contiene la futura planta con su propia configuración). Esto simboliza el hecho de que los prototipos espirituales de todas las cosas existen en el mundo inmaterial antes que se materialicen en la Tierra; a esto se refiere el versículo del génesis que dice: “Y Dios dijo: que la tierra produzca… el árbol frutal que dé el fruto según su naturaleza, cuya semilla está en él mismo”.

En todas las religiones antiguas el “Hijo del Padre” es el Dios Creador, es decir, su manifiesto y visible pensamiento. El “hijo parecido a su padre” a manera del Loto, cuya forma externa asume gradualmente la figura del modelo dentro de si.

La idea fundamental de este símbolo es muy hermosa, y demuestra, además, un origen idéntico en todos los sistemas religiosos. Ya sea como Loto, como Nenúfar (o como Azucena), significa una y la misma idea filosófica, a saber: la Emanación de lo objetivo a partir lo subjetivo, la ideación divina pasando de la forma abstracta a la concreta o visible.


Así pues El Caos es el Firmamento o el Espacio de Ocultas y Misteriosas propiedades que contiene en sí mismo los gérmenes (semillas en miniatura) de la creación universal; es así la Virgen Celeste (el agua, la tierra, el aire), madre espiritual de todas las formas y seres existentes, de cuyo seno, fecundado por el Espíritu Santo (el fuego, el calor), surgen a la existencia la materia y la fuerza, la vida y la acción. (Justamente lo mismo que el Espíritu Santo es aún simbolizado por “lenguas de fuego”, en los Hechos. 9)

2º- El hecho de que el Loto crece al través del agua, con su raíz en el fango, y abre sus flores en el aire, atravesando el agua.

La raíz del Loto hundida en el cieno representa la vida material; el tallo lanzándose hacia arriba al través del agua, simboliza la existencia en el mundo psíquico; y la flor flotando sobre el agua y abriéndose hacia el cielo, es emblema de la existencia espiritual. Raíz corpórea que está en el cieno del estanque, sus hojas psíquicas en el seno tranquilo y “lunar” de las aguas del mismo, mientras que su corola, que es el alma ya libertada, y su perfume, que es el Espíritu mismo, se bañan ya bajo los rayos del Sol vivificador. Cada uno de nosotros lleva en sí la “Joya en el Loto”, llámese Padmapâni, Krishna, Buddha, Cristo o cualquier otro nombre que podamos dar a nuestro principio divino, el Yo. Hay un Dios en cada ser humano, pues el hombre fue y volverá a ser Dios.

El Loto simboliza así la vida del hombre y también la del Cosmos, puesto que los elementos de ambos (cosmos y hombre) son los mismos, y que ambos están desarrollándose en el mismo sentido.

Antes de la era cristiana, desde la Trimurti Inda hasta la tríada de las Escrituras Hebreas, según la interpretación cabalística, todas las naciones velaron simbólicamente la Trina naturaleza de su Divinidad suprema. En la religión cristiana, el misterio de la trinidad no es ni más ni menos que el artificioso injerto de una rama nueva en tronco viejo. Tanto en la Iglesia latina como en la griega se ve en los cuadros de la Anunciación al arcángel Gabriel con el Trínico símbolo de las Azucenas en la mano ante la Virgen María; y en lo alto del altar el ojo de la Providencia dentro de un Triángulo en substitución del Yod o God, Hebreo.

En todas las religiones primitivas, el Dios Creador es el “Hijo del Padre”, esto es, su Pensamiento hecho visible; y antes de la Era cristiana, el título Trino de Dios en cada nación, estaba por completo definido y substanciado, en sus alegorías.

El simbolismo de las deidades lunares (agua) y solares (fuego) está mezclado de un modo tan laberíntico, que es casi imposible separar unos de otros signos, tales como, el Loto y los animales “sagrados”. A estas deidades les eran consagrados los animales y plantas acuáticas, el ibis, o cisne, o el ganso, el cocodrilo y el loto. El Ibis era muy venerado en Egipto. Estaba consagrado a Isis, que a menudo es representada con la cabeza de este pájaro, y también estaba consagrado a Mercurio o Thoth, que se dice tomó su forma cuando escapó de Tifón. El contexto simbólico del Ibis, como veremos, el es mismo que el del Loto.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 26/03/2011

LA ABUELITA MAZATECA. Cuento













Recientemente tuve la oportunidad de conocer a una "mujer de conocimiento", portadora de los milenarios saberes del México Antiguo.

Menudita de cuerpo, con todos los años encima, pero con una tremenda fuerza interna, que emana de suyo, serenidad, vitalidad y aplomo.

Ella es simplemente la "abuelita" y no tiene ni nombre ni historia personal, salvo la que la atrapó en el mundo mágico de los hongos. Su misión es curar y ahora que sabe que pronto se irá a la región de los descarnados, busca transmitir sus conocimientos a personas que tengan el don y fundamentalmente, la disciplina de aprender humildemente este ancestral conocimiento.

Este es el principal problema de muchas personas que hemos intentado encontrarnos a un "Chaman" para "recibir sus enseñanzas". Mi caso personal fue patético, pues a finales de los años ´70, buscaba afanosamente a don Juan Matus (de carne y hueso y con todas sus letras), debajo de todas las piedras de Ixtlán, Oaxaca. El problema de los que "buscan" es que están tras una idea preconcebida del chaman y del conocimiento que, se tiene que ajustar a la personal forma "casera y libresca" de interpretar lo inconmensurable. Los que buscan han podido estar toda una vida frente a un ser de conocimiento y nuca lo sabrán,... Así es esto.

Perro volviendo a "la Abuelita", en sus profundos ojos se agazapa fugaz, un mundo ajeno a nuestra alocada vorágine citadina. Como dos ojos de venado, como dos lagunas profundas y tranquilas, el espíritu de la abuelita sale y se "prende" al mundo de afuera, tocando sutilmente nuestro corazón. Lo toca tenuemente, con un fluido tibio de ternura amorosa y sin embargo, yo no se porque, puede sentirse en su mirada un atisbo de melancolía.

Siempre he sentido que los indígenas sabios, en especial los ancianos, nos ven a los mestizos citadinos con una sutil mirada de compasión y ternura. Yo creo que ellos sienten y "ven" los adentros de nuestro corazón tan alocado y extraviado del verdadero sendero de la vida. Su compasión y ternura muchas veces la percibimos dentro de nuestra fatuidad y soberbia, como aparente ingenuidad y sin embargo, siempre recurrimos a ellos, instintiva o atávicamente. No en vano tenemos un banco genético de información y millones de nuestros genes han vivido en estas tierras desde la invención del maíz, hace más de ocho mil años, generación tras generación con los Viejos Abuelos, hasta nuestros días.

"La Abuelita" quiere que yo aprenda. Le "caí bien", pero dice que yo tengo miedo y, eso es cierto. Ya un día conocí a la inconmensurable Serpiente de cascabel, que me devoró y fundió en lo más profundo de sus entrañas y me "toco" para que le cumpliera un encargo. Pero por supuesto que le tengo miedo, pues con esas cosas no se juega. La mente y el espíritu de los citadinos, además de ser muy irresponsable y atrevida, desgraciadamente es extremadamente muy frágil y vulnerable. En este caso, creo que no existe otra alternativa.

"La Abuelita" quiere que aprenda a curar y yo quiero penetrar al misterioso y aterrador mundo de la sabiduría de nuestros Viejos Abuelos toltecas. Cuando me hablaba de que ella me curaría, en ese momento pensé que ella confundía mi situación, pues yo me creía un hombre medianamente sano. Sin embargo, al otro día del encuentro me dolió en lo más profundo el corazón, al desgarrarse mi mundo de afectos cotidiano y entendí, de la peor manera que, en este cochino mundo en el que vivimos, casi todos estamos enfermos del espíritu.

Porque los Viejos Abuelos suponían que el mundo estaba constituido de dos tipos o cargas de energía. La luminosa, que hoy los científicos occidentales llaman átomos y ellos simbólicamente le llamaron "Tláloc", "representación divina de la energía a través del agua", pues simbólicamente, donde hay agua se reproduce la vida molecular al realizarse la fotosíntesis a través de las plantas, es decir que la energía luminosa se convierte en energía vegetal y de ahí comienza la vida. De modo que el ser humano esta constituido en parte de una porción de "Tláloc".

La segunda energía es mucho más fina y pura que la energía luminosa, me refiero a la energía espiritual, que los Viejos Abuelos toltecas le llamaron "Quetzalcóatl" y su representación divina y simbólica fue a través del viento. Es precisamente el "soplo divino de la conciencia", el que le da "vida" a la energía luminosa, (el espíritu anima a la materia). De modo que un ser humano no sólo es una carga energética (Tláloc); sino, lo que es más importante, es un "productor" de energía mucho más pura, que la que lo conforma (Quetzalcóatl). Así el ser humano esta constituido de Tláloc y de Quetzalcóatl, este soplo divino de conciencia es el que nos hace diferentes (en cuanto su potencial generador de energía) de los demás seres vivos.

De esta manera los Viejos Abuelos y sus herederos más cercanos, los pueblos indígenas de México, perciben el mundo y la vida de manera diferente, pero no menos eficiente que nosotros, con nuestra "ciencia ajena" (filosofía, medicina alópata, etc.). Por ello los mazatecos piensan que el origen de todas las enfermedades, es de carácter espiritual-energético, (una envidia, un disgusto, una obsesión, una angustia, una frustración y un largo etcétera), este desajuste de la energía espiritual se materializa en las "enfermedades" que nosotros conocemos; pero para ellos las enfermedades son lo mismo que para nosotros los dolores, simples manifestaciones de un trastorno, para nosotros físico, para ellos espiritual y ningún médico o brujo cura simplemente dolores, sino enfermedades.

Cuando la persona de conocimiento logra a través de algún alucinógeno contenido en una planta, introducir al paciente en un "estado alterado de conciencia", el paciente puede "ver" con la ayuda del alucinógeno y la dirección del chaman, el origen energético de su alteración espiritual y con ello encontrar la solución, por lo que más adelante desaparecerá el padecimiento físico y sanará.

Así pues, la Abuelita me untó en el cuerpo una mezcla de hierbas que de inmediato me tranquilizaron y me dieron mucho sueño. La Abuelita me dijo que esa noche soñaría mucho y que apuntara mis sueños. Efectivamente soñé demasiado, pero los dos primeros sueños, creo que fueron los importantes. En un percibí con absoluta seguridad, que una fuerza omnipotente me protegería y que por ello dejaría de sentir miedo. En el segundo sueño supe que viajaría entonces me queda el recuerdo vívido de estar en un puerto del Oriente y al ver la descarga de un barco rojo, gozar la maravilla de conocer remotos lugares que existen a pesar de que no los perciba. Todavía recuerdo el olor salado de la brisa marina y el olor del aceite quemado de la maquinaria portuaria.

La Serpiente me dijo un día que todo cuesta en la vida, especialmente cuando se trata de conocimiento. La Abuelita me dijo que primero me tenía que curar para poder aprender. Creo que me resistí a aceptar que mi espíritu estaba enfermo, tal vez esa fue la primera enseñanza de la Abuelita Mazateca.

Desde que conocí a la abuelita, no sólo por su frágil y delicada figura, sino fundamentalmente por mi educación colonizada, no le ponía mucha atención, a pesar de saber que era "una mujer de conocimiento". El problema real, es que la abuelita es una indígena mazateca. Los mestizos tenemos quinientos años de menospreciar a los indígenas de manera consciente o inconsciente.

Era como la novena vez que estaba con la abuelita y la cuarta que "trabajaba" con ella. Siempre lo había hecho con interlocutores, entre otras cosas, porque la abuelita no habla "bien" el español, de modo que, siempre la acompaña su nuera Socorro, quien se encarga de los asuntos del mundo material de la abuelita y es su “traductora oficial".

La abuelita es tan impecable que, a pesar de que en "las ceremonias" es el centro y la conductora de los "actos", siempre se las arregla para pasar inadvertida. Aparenta ser un ser prescindible, como una discreta ayudante y siempre le presta la "batuta" a alguno de sus ayudantes.

Esa tarde había quedado que Refugia nos acompañaría para "trabajar". Cuando llegué por ellas, resulta que Refugia se había ido a Huautla y la abuelita me esperaba en casa de una amiga suya, muy dispuesta para irnos a trabajar a mi casa. Siempre carga su bolsa del mandado de plástico, que es una especie de portaequipaje, maletín médico y despensa ambulante al mismo tiempo. Menudita y sonriente dijo al verme, - ya llegaste tu Tigre, vámonos a trabajar, hay Jalisco no te rajes!-.

Yo me sentía incomodo, quería que Cupertino, uno de los discípulos más avanzados de la abuelita me acompañara en esa noche de poder. ¿Qué iba yo hacer sólo con la abuelita? , que ni habla bien el español y luego ni le entiendo. Internamente angustiado, traté de convencer a Supertino, pero sus razones eran más que contundentes. La abuelita me dijo en su medio español que Egardo, otro de los aprendices había pasado a saludarla y dijo que él nos acompañaría a trabajar esa noche.

Desesperado subí a la abuelita al coche. Ella siempre que se sube a un auto por primera vez, se persigna y lo hace tan complicado como si uno se subiera a una nave marciana. Salí a buscar a Egardo, quien es artesano y tiene un puesto ambulante en el zócalo. Cuando llegué no estaba y su esposa me dijo que él andaba en Santo Domingo, en otro puesto temporal. En ese momento mi angustia cesó de súbito. Sentí que mi compromiso con la abuelita era ineludible y que no podía andar por todo Oaxaca como “mariquita” buscando quien me liberara de mi inevitable encuentro con la "mujer de conocimiento". Con una fría y directa determinación, enfilé el coche hacia mi casa, el sol se estaba ocultando en el Oeste.

Viajaba callado por la carretera del Fortín. Abajo las luces de Oaxaca comenzaban a encenderse y Monte Albán dibujaba su extraordinaria silueta en el atardecer moribundo. La abuelita iba en la parte de atrás agarrada a la cabecera del asiento delantero y miraba atenta la vista desde el Fortín. Abuelita – le pregunté- le gusta viajar en coche. Me gusta –contesto.

Al aproximarnos a la casa, que esta en las afueras de un pueblo cercano a Oaxaca, pensé que sería un problema con los cuatro perros bravos que cuidan el predio. Nos bajamos y cuando los perros nos encararon, sobre todo el líder, la abuelita le dijo –que te pasa pistolero, tranquilo. Asombrosamente el "pistolero" y su pandilla se portaron como dóciles perrillos falderos.

Tenía años de saber que una persona amargada y resentida se la pasaba haciéndome "brujería". Como en el fondo trato de no creer en esas cosas y además, porque se que sí uno enfrenta su propia fuerza en contra de esas artes maléficas, generalmente las puede uno neutralizar. Sin embargo, en los últimos tiempos "la que tiene cola", como la bautizó la abuelita, estaba insoportable, fue necesaria la intervención del inmenso poder benéfico de la abuelita.

Ya una persona que estaba en el círculo de mis sentimientos, había trabajado con la abuelita y me había "visto", encadenado y amordazado, metido en una fosa de un panteón. La tarea era deshacer la brujería.

Como una enfermera de quirófano, la abuelita hábilmente empezó a sacar de su mágica bolsa todos sus utensilios, copal, velas, valedoras, platos, cerillos, mezcal, algunas plantas y especialmente los hongos.

Ella los trata con mucha reverencia y dulzura. Les habla en su idioma y los prepara a través de rezos mezclados en mazateco y español.
Esa noche no dormí. Como a las cinco de la mañana me fui a echar un rato a la cama. Primero los perros y después los gatos, estuvieron luchando contra algo que los hacia en momentos, entrar en un frenesí. Por experiencia, sabia que no le ladraban a seres humanos, de modo que los deje haciendo su trabajo. Los animales en general, pero los perros y los gatos en particular, tienen una alta sensibilidad en cuanto a las entidades malignas que asechan a sus amos y casas.

Habría la puerta de la recamara y en balcón cerrado por cristales, estaba la abuelita observando el estado de las trece velas que en la noche había encendido en una fila de doce y una al frente. – Te fue bien, tu tigre, mira que bien están las velas. Como soldaditos las velas se habían consumido verticalmente y extrañamente no se desbordaron al consumirse.

Inmediatamente nos alistamos y subimos al vehículo, nos dirigíamos a una zona arqueológica del valle, que no está abierta al turismo pero que, es tal vez, lo más impresionante que he visto en los valles. Al lado de un pueblo, pasa inadvertida a pesar de sus inmensos "mogotes", que forman lo que debió ser un centro de conocimiento muy importante de nuestros Viejos Abuelos toltecas.

Desde que llegué a Oaxaca en la década de los años setentas, tuve la suerte de "encontrármela". Desde entonces siempre visito este santuario a quien le tengo que agradecer, entre otras cosas, el tener la maravillosa oportunidad de vivir en Oaxaca. El lugar cuenta con plazas y pirámides a sus cuatro costados. Un juego de pelota de buen tamaño que, las primeras ocasiones que la visite me llamó mucho la atención. Sin embargo, al paso de los años, inexplicablemente el juego de pelota "desapareció" y cuando llevaba personas a que la conociera, aseguraba que en la zona arqueológica existía un juego de pelota.

En lo que debió ser la plaza principal, ahora esta en el centro una inmensa piedra tallada de forma rectangular. Actualmente es un lugar de culto. No se de quién ni para qué pero, casi siempre se encuentran vestigios de "ceremonias", plumas de gallina, recipientes vacíos de alcohol, flores y muchas otras chucherías. En la primera ocasión que llevé a la abuelita a la zona arqueológica, ella dijo al ver la piedra, - mira tu, Tigre, esa es la mesa de la gente antigua.

Sin embargo, recientemente me "volví a encontrar" el juego de pelota. Pero lo más interesante es que en él, siempre había estado una inmensa piedra rectangular, como la de la plaza principal, pero lo más extraordinario es que aunque tenía varias ocasiones de ver la piedra, nunca me había percatado de que estaba labrada y que correspondía a una cabeza de serpiente que debió estar en la parte frontal de una magna escalera, como la que existe en la esquina del edificio del Museo de la Ciudad de México y que se supone era del templo mayor. De ahí para adelante, ese fue el sitio de poder. En varias ocasiones habíamos ido de noche con la abuelita, Cupertino, Edgardo y Diego, a llevarle ofrendas a la "gente antigua", como dice la abuelita. Quien afirma que "el pensamiento de la gente antigua se levantará de nuevo".

Siempre que hemos ido de noche hemos tenido sucesos extraordinarios. Una vez, Edgardo fue "atacado" por un dolor que le subía por la pierna y que rápidamente Cupertino lo controló con unas plantas que cortó y un masaje que le aplicó. En otra ocasión, estando sentados en torno a la piedra, empezamos a escuchar ruidos como de una persona que se acercaba, como era tiempo de secas, la maleza hacía mucho estruendo. Al principio supuse que en cualquier momento llegarían los vecinos a corrernos del lugar, cosa que por fortuna es común. En Oaxaca la gente cuida su patrimonio con celo. Sin embargo, aquello que hacia ruido, no se decidió a salir al claro.

Después de un tiempo supimos que "eso" no era ni una persona ni un animal. Estos sitios tienen sus guardianes milenarios. La última ocasión estando muy noche y con unas veladoras que alumbraban el oscuro lugar, de pronto apareció un extraño ser, como salido de la nada. Al principio creímos que era un perro y le hablamos y lo tratamos de asustar. El animal no se movía y con sus orejas puntiagudas nos observaba con detenimiento. Sin miedo y sin agresión. Edgardo sintió que esa visita tenía que ver con él.

La abuelita me pidió que me recostara en un sofá. Desde mi perspectiva veía a la abuelita inmensa, moviéndose en torno a una mesa, preparando su "medicina". Finalmente quemó copal y sahumó un plato, pidiéndole a los hongos que me ayudaran a ver mi vida, mi trabajo y mis asuntos. Al término me extendió el plato con hongos y me dijo, - no tengas miedo.

Por primera vez, los hongos no me parecieron con un sabor fuerte y a tierra. No sólo era su color negro que era extraño, sino que me los dio como empapados de un liquido que le daba un sabor agradable pero que no era miel.

Rápidamente los comí con asombroso gusto. Después de un rato, la abuelita sentada en su silla y yo acostado en el sofá estábamos en silencio con la luz apagada. Empecé a dormitar y de repente la abuelita me despertó. – Tu Tigre te estas quedando dormido, se acercó y con su mano me dio en la boca, tres raciones más. Ese fue el detonante.

La abuelita afirma que el hongo enseña la forma correcta de vivir. Dice que "trabaja" en el interior del cuerpo, que "sube y baja" de la cabeza a los pies, componiendo todo lo que esta mal y que tiene efectos curativos que duran varios días. Lo cierto en mi caso, es que desde que empecé a ingerir los hongos ha venido disminuyendo "el sufrimiento" de mi cuerpo cada que los como. La abuelita dice que es por que casi ya estoy sano, y que vendrá el momento en que ya no necesite comerlos, como es el caso de Cupertino, el aprendiz más avanzado de la abuelita quien, en las ceremonias, ayuda a la abuelita y sin ingerir la maravillosa sustancia y entra en directa y total comunicación con quien esta "trabajando".

Esa noche platique horas enteras con la abuelita. Hablamos de las cosas que veíamos en mi corazón, de lo que según ella, dice que pronto sucederá en la Tierra. La abuelita esta muy preocupada del caos social, político y económico de México. Me dijo que pidiéramos por los "pobrecitos que no tienen nada para comer". – Tu Tigre, la Tierra esta muy enojada, se le ha ofendido mucho, la gente tiene mucho pensamiento malo en su cabeza. El mundo no se va a acabar porque, Santísimo Señor Jesucristo es muy grande, pero si vamos a sufrir mucho.

Con los hongos es sorprendente la claridad de pensamiento y la profundidad con que uno puede tratar los asuntos del mundo y los personales. La mente se vuelve diáfana y actúa a una velocidad que las palabras le llegan a estorbar. Uno se comunica con las personas de manera total y profunda, sin necesidad de usar la voz. La abuelita entonces me explico muchas cosas de mi vida. Cada cosa se fue poniendo en orden y mi espíritu emanaba paz. Todo se reduce a "entender las cosas".

Los Viejos Abuelos toltecas y sus herederos directos, los pueblos indígenas de México, piensan que los seres humanos tenemos un "cuerpo físico" y un "cuerpo espiritual". Las enfermedades son producto de los "daños" espirituales que nos hacemos en la vida y que se manifiestan como enfermedades en nuestro cuerpo físico. Por ello, los mazatecos en este caso, pretenden a través del hongo, entrar en estados alterados de conciencia y con la "velocidad" que da la psilocibina, se puede "recordar y ver" lo que nos sucedió en la vida ordinaria y por lo cual, nuestro espíritu se dañó. Se repara con una sencilla plática. Se "ve" el problema y en este caso, la abuelita, profundiza o filosofa sobre el tema, de modo que, uno queda claro y satisfecho de la respuesta encontrada al problema o problemas. Después como terapia, según el caso, el "paciente" tendrá que rezar, poner veladoras o hasta ir a los lugares donde sucedió el percance, que generalmente es en el campo, y hacer algún "mandado" que le deje el curandero.

Cuando llegó el momento más importante, me levanté de la silla y entonces una inmensa voz interior, que reverberó en todo mí ser dijo – la forma de vencer al mal es perdonarlo. Híncate y perdónala -. Yo pensaba que nunca me debería hincar y jamás lo hacía, pero a partir de ese momento supe que, siempre que entrara a un templo, me tendría que hincar. Con ello estaría manteniendo perennemente mi convicción de perdonar.

Esa noche la abuelita y yo sellamos un pacto no escrito ni hablado. Nunca volvería a trabajar con terceras personas. Esa noche descubrí su maravilloso mundo. Entendí su dulzura, su fragilidad y su inaccesibilidad. Me contó cosas personales de su vida. Me enseño ese mundo frágil y delicado, construido con ternura y sensibilidad, que históricamente los no indígenas, jamás hemos podido penetrar y donde, se agazapa el potencial humano que en su momento los pueblos indígenas nos darán para encarar los desafíos del turbulento tercer milenio.

Estaba viviendo el momento cumbre de la noche. Hincado, tomaba con la mano derecha una bolsa con cuatrocientas semillas de cacao y una vela. Con la mano izquierda y acercándomela a mi corazón, tenía dos velas enredadas con un listón blanco. Las lágrimas humedecieron mis ojos y corrieron sobre mis mejillas. La abuelita me limpiaba con un manojo de plantas en envuelto en una nueve de humo de copal. Había comprendido que la forma de rechazar el mal, es perdonándolo de corazón.

Entonces la voz interior volvió a retumbar en mi ser diciendo lentamente, como para que en sus reverberaciones, se calara más hondo en mi ser. -" la verdadera maldad es un arte maligno que sólo Dios le concedió al demonio, la maldad en los seres humanos, es sólo es estupidez."




Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

Un libro con manuscritos inéditos de Ernesto Guevara acaba de ser lanzado en Cuba mientras que su figura mantiene una vitalidad sorprendente a lo largo del mundo


Una mujer exhibe una imagen con la cara de Ernesto "Che" Guevara durante una manifestación contra el régimen que gobierna Yemen el pasado 14 de junio de 2011(Foto: AP PHOTO | Hani Mohammed)

Foto: AP PHOTO | Hani Mohammed

Una mujer exhibe una imagen con la cara de Ernesto "Che" Guevara durante una manifestación contra el régimen que gobierna Yemen el pasado 14 de junio de 2011

LA HABANA (Reuters) - Cuba lanzó el martes un libro con manuscritos inéditos del mítico guerrillero Ernesto "Che" Guevara, en el que se narran pasajes de la lucha rebelde en la isla que catapultó al poder el ex presidente Fidel Castro en la revolución de 1959.

"Diario de un combatiente" es una recopilación de manuscritos del argentino cubano "Che" Guevara durante su campaña guerrillera en Cuba, cuyo ejército rebelde comandado por Castro derrocó a la dictadura de Fulgencio Batista hace más de medio siglo.

"Nuestro propósito es dar a conocer su obra, su pensamiento, su vida para que el pueblo cubano y el mundo en general (... ) lo conozca tal y como era", dijo a periodistas Aleida March, viuda de Guevara, en una rueda de prensa a la que asistieron varios de ex integrantes de su columna rebelde.

La publicación, lanzada por la editorial australiana Ocean Press/Ocean Sur, se comercializará este año en América Latina y España, y en el 2012 será traducida al inglés.

El libro aborda "momentos irrepetibles de la lucha armada en Cuba (... ) hasta el triunfo de la revolución encabezada por Fidel Castro, el 1 de enero de 1959 (... ), narradas por quien fuera uno de sus principales protagonistas", destaca la contraportada de la obra.

En Cuba se presentará en la Feria de La Habana 2012, dijo María del Carmen Ariet, investigadora del Centro de Estudios "Che" Guevara, encargado de preservar su obra.

Guevara, que estudió medicina en Argentina, se unió en la década de 1950 al movimiento revolucionario de Fidel Castro, del que llegó a ser uno de sus principales jefes guerrilleros.

Nacido en la ciudad argentina de Rosario el 14 de junio de 1928, Guevara conoció a Castro en la capital mexicana en 1956 y comenzaron a planear una expedición con 82 hombres para derrocar a Batista.

El "Che" fue ejecutado por militares bolivianos el 9 de octubre de 1967 cuando intentaba crear un foco guerrillero en Bolivia.

Guevara, quien fue ministro de Industria y presidente del Banco Nacional de Cuba en la década de 1960, había publicado antes "La guerra de Guerrillas" (1960) y "Pasajes de la guerra revolucionaria" en 1963.

Sus restos fueron hallados por un equipo forense cubano-argentino en la localidad boliviana de Vallegrande en 1997 y poco después fueron trasladados a Cuba.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

EN LAS CALLES DE CUBA.-

La imagen inmortal en las calles de Cuba (AP PHOTO)

Ver imagen ampliada

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

CAMISETAS EN RIO DE JANEIRO.-

Camisetas en Río de Janeiro (AP PHOTO)

Ver imagen ampliada

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

PROTESTA EN COLOMBIA.-

Protestas del 1° de mayo en Colombia (AP PHOTO)

Ver imagen ampliada

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

LA VIEJA HABANA.-

La vieja Habana (AP PHOTO)

Ver imagen ampliada

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

EN LIBIA.-

En Benghazi, Libia (AP PHOTO)

Ver imagen ampliada

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

EN UCRANIA.-

Celebraciones del 1° de mayo en Ucrania (AP PHOTO)

Ver imagen ampliada

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

EN PORTUGAL.-

Celebraciones patrias en Portugal (AP PHOTO)

Ver imagen ampliada

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

CONTRA LOS ANTICASTRISTAS EN CUBA.-

Contra los anticastristas en Cuba (AP PHOTO)

Ver imagen ampliada

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

CUBA.-

La imagen de Guevara en Cuba (AP PHOTO)

Ver imagen ampliada

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

EN BULGARIA.-

Protestas contra el neofascismo en Bulgaria (AP PHOTO)

Ver imagen ampliada

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

ESTATUA DE BRONCE EN ROSARIO-ARGENTINA.-

Estatua de bronce en Rosario (Télam)

Ver imagen ampliada

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

CONMEMORACION EN BOLIVIA.-

Conmemoración en Valle Grande, Bolivia (Télam)

Ver imagen ampliada

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

EN BUENOS AIRES- ARGENTINA.-

Bibliografía del Che en Buenos Aires (Télam)

Ver imagen ampliada

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011

EDIFICIO DE LA HABANA.-

Edificio en La Habana (AP PHOTO)

Ver imagen ampliada

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 15/06/2011
Alejandro Dolina
Refutación del regreso

No hay sueño más grande en la vida que el Sueño del Regreso. El mejor camino es el camino de vuelta, que es también el camino imposible. Los Hombres Sensibles de Flores, en sus nocturnas recorridas por las calles del barrio, planeaban volver.

Volver a cualquier parte. A la adolescencia, para reencontrarse con los amores viejos. A la infancia, para recobrar las bolitas perdidas. A la primera novia, para jurarle que no ha sido olvidada. A la escuela, para sentir ese olor a sudor y tiza que no se encuentra en ninguna otra parte.

Volver fue para ellos la aventura prohibida. Cada noche soñaban con patios queridos y cariños ausentes. Y cada mañana despertaban llorando desengañados y revolvían la cama para ver si algún pedazo de sueño se había quedado enganchado entre las cobijas.

A pesar de todo, los muchachos de Flores habían aprendido a disfrutar de los regresos modestos y cada tanto visitaban antiguas pizzerías, veían peliculas de Paul Muni, cantaban el vals Penas que Matan o examinaban fotos amarillentas en la pieza de Manuel Mandeb.

Desde luego, los Refutadores de Leyendas se burlaban de todo esto.

- ¡Saluden a los nuevos tiempos! -gritaban-. El mundo marcha hacia adelante.

La comparsa racionalista acusaba a los Hombres Sensibles de retrógrados y conservadores. Tal vez tenían algo de razon: Mandeb y sus amigos andaban siempre por los mismos lugares, contaban miles de veces las mismas anécdotas y se divertían robando nísperos siempre en la misma casa.

- Marchan ustedes a contramano de la historia -rugían los Refutadores. Y era cierto. Pero siempre es recomendable recorrer la vida a contramano, sobre todo si uno sospecha quien ha puesto las flechas del tránsito.

En los años dorados del barrio del Angel Gris, funcionaba en la calle Gavilán la agencia Todo para el Regreso. Esta empresa organizaba unos viajes y peregrinaciones cuyo atractivo principal estaba en la vuelta. Por cierto, solían elegir lugares horrorosos, con alojamientos míseros y comidas inmundas, precisamente para acrecentar el deseo de volver cuanto antes.

Pero el mayor éxito se obtuvo con el Servicio de Recuperación de Vecinos. La agencia se ocupaba de localizar y entrevistar a pobladores antiguos, alejados del barrio por las perversas mudanzas. Por un precio razonable se les ofrecía una fiesta callejera en su viejo vecindario, con la presencia de todos los personajes de la zona. El servicio incluía la entrega de un pergamino, palabras alusivas a cargo de empleados de la empresa y llegado el caso, indumentaria apropiada para que el vecino emigrante pudiera fingir opulencia si lo deseaba.

Existía -además- un plan superior que contemplaba la reinstalación lisa y llana del vecino perdido en su antigua residencia. Desde luego, los costos eran grandes y no resultaba sencillo vencer las dificultades que se presentaban: desalojo del nuevo ocupante de la finca, abolición de las eventuales reformas, rescate de los muebles originales y restauración del exacto grado de higiene en que acostumbraban vivir el cliente y su familia. Para cumplir con esta ultima pretención, a veces había que limpiar y otras veces era necesario juntar mugre.

En realidad, hay que confesar que durante todo el tiempo que funcionó el Servicio de Recuperación de Vecinos, solamente una vez se concretó el plan superior. Fue el famoso regreso de la familia del ingeniero Vaccari a su casa de la calle Bolivia Este servicio fue solventado por los amigos del poeta Jorge Allen, despues de más de un año de colectas, rifas, préstamos a interés y timbas a beneficio.

No es que a nadie le importara gran cosa del ingeniero Vaccari. Pero Jorge Allen estaba enamorado de Leonor, la mayor de sus hijas y no estaba seguro de poder seducirla en Bancalari.

La historia no tuvo un final feliz. Leonor rechazó tercamente a Jorge Allen y se entreveró con un carnicero que venía a rondarla precisamente desde Bancalari. Allí mismo se fueron a vivir cuando se casaron, un año después. El resto de la familia Vaccari acabó mudándose más tarde a San Miguel, barrio del que no fueron rescatados jamás.

El ruso Salzman, legendario jugador de dados, también supo hacer un negocio parecido. Sin la intervención de la agencia, se decidió a comprar la casa de su infancia, ocupada desde hacia años por perfectos desconocidos.

En semejante patriada, el ruso gastó la memorable ganancia de una noche gloriosa en el casino de Mar del Plata.

Una vez instalado, comprendió que la inversión habia sido inútil.

- He recuperado mi casa -dijo-. Pero la infancia, no.

Catorce años después de haber egresado como bachiller, Manuel Mandeb volvió a inscribirse en el Colegio Nacional Nicolás Avellaneda.

El polígrafo de Flores estaba entusiasmado con la ida y propuso a sus antiguos compañeros que hicieran lo mismo, para repetir la época más feliz de sus vidas. No tuvo mucha suerte: Avila, Capel, Carrasco, Cichoworsky, Donath, Frascarelli, Frezza... Por orden alfabético todos se fueron negando y presentando sólidos pretextos. El trabajo, la familia, la distancia, el dinero. De algún modo misterioso aquellos atorrantes habían contraído la responsabilidad.

Manuel Mandeb no se achicó y comenzó las clases.

Y el primer día trató de reproducir episodios divertidos que habían ocurrido antes, pero las cosas no eran iguales. Sus nuevos compañeros eran bastante chitrulos y se resistían a secundarlo en sus travesuras, no le llamaban El Turco sino El Abuelo. Para peor, algunos profesores creían recordarlo vagamente y no sabían si confundirlo con su hijo o con su padre.

Logró -eso sí- algunas buenas notas y hasta quince amonestaciones. Un día, el jefe de celadores descubrió la verdad.

- No crea que no lo he reconocido, señor Mandeb. Este es otro de sus inventos. Yo pensé que el titulo de bachiller iba a servirle de escarmiento, pero veo que no es así. Usted es de los que siguen jorobando hasta después de muertos.

Mandeb contestó llorando:
- Usted es el único que me ha comprendido. Gracias.
- Cállese la boca, señor -gritó el jefe de celadores-. Vuelva a clase.

El pensador de Flores fue expulsado poco después. Pero a pesar de su fracaso, la segunda inscripción es una maniobra que merece ser estudiada por los melancólicos cabales. Sostengo que con el apoyo de sus viejos condiscípulos, la experiencia de Mandeb hubiera sido emocionante.

La agencia Todo para el Regreso se fundió por falta de clientes. En un último esfuerzo, sus dueños ofrecieron servicios économicos. Eran retornos fingidos, vueltas sin ida, reencuentros sin ausencia. El interesado podía simular su viaje al Africa. La empresa se encargaba del recibimiento, los abrazos y las lágrimas. El éxito fue nulo. Por esos días, Manuel Mandeb escribió su oscuro ensayo Nunca se Vuelve. Leamos algunos párrafos:

"No es posible regresar a ninguna parte. Los puntos de partida no se quedan quietos y a la vuelta ya no están. Para poder volver se necesita, por empezar, un punto de partida eterno e inmutable. Pero todo se mueve y no hay forma de detener el Universo. Créanme si les digo que nadie ha efectuado nunca jámas un verdadero regreso. El hombre que lo consiga cumplirá la hazaña más grande de la historia".

La idea de no bañarse dos veces en el mismo río no constituye ninguna novedad filosófica. Pero adviértase que Mandeb deseaba en verdad volver a bañarse. Esta fue su mayor obsesión y siempre lamento amargamente no poder remontar los tiempos.

Los Refutadores de Leyendas se alegran de la dinámica universal y esperan el futuro con impaciencia. Desean liberarse del pasado, romper las cadenas. Pero si esto encierra la idea de libertad, hay que reconocer que Manuel Mandeb fue mucho más lejos:
" ¿Por qué no puede uno estar en varios lugares al mismo tiempo? ¿Qué es esto de no poder volver al pasado ni visitar el futuro? ¿Por qué no es posible extraer de las premisas de la razón las consecuencias que a uno se le antojen?

"Ah, la libertad... La libertad sin tiempo, ni espacio, ni lógica. La libertad de vivir todas las vidas, de estar en todas partes, de recorrer las edades. ¿Qué dicen a esto los libertarios sin frontera?"

Pero las cosas son como son. Esa es la pena de los Hombres Sensibles. La misma de los viajeros que no pueden volver atrás. Ellos no han nacido para viajar. Y sin embargo, ahí andan con la vida llena de extraños, ansiando la inmortalidad, solamente para poder regresar.

Algunos tratan de no partir: amor... Quédemonos aquí... Pero el que no parte también se queda solo.

En Flores se suele contar la leyenda de Anton Raffo, quien según parece poseía el Secreto del Regreso. Mandeb y Jorge Allen llegaron a conocerlo. Es cierto que el hombre usaba en su conversación algunos giros inquietantes.

- Ya voy a arreglar eso cuando sea un poco más joven.
- He besado muchas veces a Mónica. Pero será mucho mejor cuando le dé el primer beso.
- Ya estoy harto de nacer, caballeros.

Los muchachos de Flores no pudieron indagar demasiado. Raffo desapareció y si es que posee el Secreto, tal vez ande en otros tiempos más prometedores.

Aquí cabe una modesta reflexión. Aún cuando fuera posible volver al pasado, nada sería igual. Todos los actos de nuestra vida repetidos minuciosamente, serían distintos al estar ocurriendo por segunda vez. Esta diferencia es sustancial. Llevaríamos con nosotros la carga de la experiencia anterior. Nos estaría negada la ansiedad y la esperanza. ¿Con qué entusiasmo apostaríamos a las cartas que ya sabemos perdedoras? Alguien dirá: sería preciso borrar la memoria y volver al pasado sin recordar que ya lo vivimos. Respuesta: ¿De qué sirve volver si uno no sabe que vuelve? Para el caso es posible pensar que ahora mismo estamos viviendo por segunda o quinta vez la misma vida.

Quien les escribe ha soñado muchas veces este episodio: camino por la calle Urquiza, en Caseros. Soy como ahora, un grandulón melancólico. Pero descubro que no estoy en el presente sino en los primeros años de la decada del 50. Llego ante la casa que lleva el número 68 y toco el timbre. Al rato sale a recibirme un nene mugriento y deconfiado. Soy yo mismo. Abrazo emocionado al chico. Desde adentro oigo la voz del abuelo que pregunta:

- ¿Quién es, Negro?

Nunca he podido imaginar que algo mejor pudiera ocurrirme. Los funcionarios del paraíso no tendrán que ponerse en grandes gastos conmigo.

El libro de aventuras del regreso sigue en blanco.

Ni los Hombres Sensibles, ni los Pensadores del Eterno Retorno, ni muchos de nosotros -que a veces creemos volver- hemos podido dar un solo paso. Esto no nos impide ser dichosos algunas veces, a pesar de todo. Las personas decentes nos piden madurez y resignacion. Quieren que olvidemos nuestras trágicas ensoñaciones. Pero nosotros no queremos olvidar. Y el que olvide, jamás, jamás podrá ser nuestro amigo.

Ni siquiera cuando volvamos a encontrarnos otra vez y para siempre.
Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 02/11/2011

¿Qué hay detrás de Halloween?



L os disfraces tradicionales de Halloween son de personajes provenientesde películas de terror y de espectáculos que asustan. En las últimasdécadas se ha expandido para incluir personajes famosos de Hollywood, vivos,muertos y animados. En la ciencia del flujo de energía, ya sea que sellame “El Secreto” o “Experimento de la Intención” o lea “donde estásu tesoro” en la Biblia, es cierto que usted se convierte en aquello sobre locual pone su atención. Los maestros ascendidos enseñan que en Halloween los caídos (ángeles caídos,demonios, desencarnados, entidades, brujas, etc. ) usan esta ciencia paracanalizar sus energías destructivas por medio de aquellos quienes llevan losdisfraces de los condenados. Por medio de un aumento en la atención sobre elmal (aunque sea de una manera supuestamente “divertida”) olas de oscuridad sederraman de la fosa astral sobre una humanidad desprevenida. Parte de laenergía se manifiesta abiertamente y, parte se manifiesta de una forma mássutil, perniciosa y subliminalmente destructiva.

De la misma forma, cuando las personas usan disfraces de ángeles,espíritus de la naturaleza, hadas, caballeros y damas de la Mesa Redonda, osantos, es una atracción celestial. Los maestros ascendidos han dicho queellos colocarán sus cuerpos de luz, y su presencia electrónica, sobre aquellosque usen disfraces que representen a los maestros ascendidos, ángeles yelementales (disfraces de una vibración más alta) y así anclan su Luz en latierra para beneficio de todos.

¿Así que, como se va a vestir usted este año?

Faltan algunos días para Halloween (31 de octubre) y los Maestros nossugieren que decretemos la Llama Violeta para la transmutación de todo lonegativo de ese día. Pero podemos adelantarnos y Decretar desde ¡AHORA MISMO! Invoca al menos 20 minutos de protección al Arcángel Miguel. Y también dar losdecretos al Arcángel Miguel, a Astrea y de Juicio para los días de los ritossatánicos de Octubre 28-31. Les anexo una importanteenseñanza del Maestro El Morya del día de Halloween, tomado de la "perla de sabiduria" de1959.

Vol. 2 No. 43 - El Morya - 30 de octubre de 1959

"-En vista de lo que puede ser llamado casi una confusión medieval ymezcolanza tradicional (aquí uso vuestro idioma porque fácilmente os trasmitemi pensamiento) abarca tanto el tema de la transición del alma y Halloween, estoy buscando liberar a lahumanidad de todos los estados morbosos de la conciencia para que la pura y no contaminada voluntad de Dios pueda fluircomo la respuesta al amable amor para desahogar todo el temor humano e ideasdiscordantes en conexión con estos temas, que han forjado mucho caos einfelicidad en los asuntos humanos a través de los siglos.


Yo estoy seguro que daréis bienvenida amis comentarios, los cuales, aunque es una materia parcialmente desagradabletanto para el Maestro como para el chela, son completamente constructivos,diseñados para dar un mayor entendimiento y conferir de ello una bendición degran confort a toda la raza de la humanidad mantenida unida al estar en unmundo de acción y reacción a los pensamientos y la conducta de los demás.


Ahora, la tarde bendita respectivamente llamada por los hombres, VísperaSantificada, Víspera de Todas las Almas, o Halloween (también, Víspera de Todoslos Santos ) se ha convertido en todo menos en santo. Además de la búsqueda escalofriante, laintencional creación de temor y la especulación fantasiosa de una personalidadde lo más escalofriante, en muchos casos, los hombres han llenando su conciencia ymundo (incluyendo las influencias de las tiernas mentes de los niños) conimágenes de hechizos y duendes del tipo más horrible. Nada tan real como elreino astral inferior, en el cual el lodazal de los desechos del pensamientohumano son recolectados hasta que son transmutados por el fuego violeta-ciertamente no una conciencia deseable por cualquier ser no ascendido, niño oadulto.

Yo estoy pidiendo que esta Perla sea enviada a vosotros con un día o dos deanticipación para alistaros a los servicios a muchos de vosotros que queréisservir en las necesidades espirituales de la humanidad y abogar las causas dela Logia Blanca y el Concilio de Darjeeling.

Esta Víspera de Todos los Santos (31 de octubre) y cada año venidero hasta quela aparición de la verdadera perfección se manifieste en conexión conHalloween, yo os aseguro que decretando, cantando, rezando e invocandoamorosamente a las huestes ascendidas y angelicales, llamando para lapurificación de la Tierra, su atmósfera, el elemento fuego y agua por el plenopoder de la llama violeta transmutadora del amor y el perdón liberador, podrán eliminar las causas y núcleos de todo el temor conectado con Halloween cada añoy la transición del alma de la forma mortal cada día del año.

Llamad también para la transmutación de todas las creaciones humanasdiscordantes, todas las creaciones artísticas no armoniosas, todas lascreaciones de fantasía de naturaleza ensombrecida y por su reemplazoinstantáneo por la acción vibratoria integra de nuestra octava de la sustanciade luz de los Maestros Ascendidos.

Algún día, los niños del mundo festejerán felizmente esa tarde santa enconmemoración de la estación de la cosecha de todas las almas que glorifican aDios y a las huestes angelicales, llevando más creaciones hermosas que estánmás bien dentro de las habilidades artísticas presentes y las concepciones quela humanidad tiene para crear. Yo esperoque algunos de vosotros puedan presentar esta idea de buen gusto a lahumanidad, no necesariamente viniendo de vosotros sino quizás de aquellos devosotros que parecen más tangibles a ellos. Esto contribuirá para que losintereses comerciales y círculos religiosos de influencia tengan la oportunidadde influir a través del libre albedrío para limpiar los aspectos no íntegrosdel Halloween y así cooperar con la Madre María y el bendito Maestro SaintGermain, y la hueste ascendida producirá y sostendrá una clave artística muydiferente para esta ocasión. Y será para el cumplimiento de la era dorada y lasenseñanzas ahora manifestadas.

De interés particular: San Miguel, el bendito Arcángel, servirá todo el periodode 24 horas del día de Halloween y así como la Tierra gira, cada finca y sugente tendrán la plena protección con su radiación que él trae amorosamente yofrece a la humanidad no ascendida en respuesta a vuestros llamados sinceros. Podéis estar seguros que su espada de llama azul transmutará tanto como la leylo permita, la energía mal cualificada que imprudentemente la humanidad hapracticado- desde hace mucho tiempo- este error tradicional hasta este día. ¡Qué se incremente su envoltura y el poder transmutador a medida que nuestraslegiones se mueven hacia la victoria!"

En la Luz de Cristo
Copyright The Summit Lighthouse
Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 24/11/2011

LEYENDA DEL CEIBO:

Cuenta la leyenda que en las riberas del Paraná, vivía una indiecita fea, de rasgos toscos, llamada Anahí. Era fea, pero en las tardecitas veraniegas deleitaba a toda la gente de su tribu guaraní con sus canciones inspiradas en sus dioses y el amor a la tierra de la que eran dueños... Pero llegaron los invasores, esos valientes, atrevidos y aguerridos seres de piel blanca, que arrasaron las tribus y les arrebataron las tierras, los ídolos, y su libertad .

Anahí fue llevada cautiva junto con otros indígenas. Pasó muchos días llorando y muchas noches en vigilia, hasta que un día en que el sueño venció a su centinela, la indiecita logró escapar, pero al hacerlo, el centinela despertó, y ella, para lograr su objetivo, hundió un puñal en el pecho de su guardián, y huyó rápidamente a la selva.

El grito del moribundo carcelero, despertó a los otros españoles, que salieron en una persecución que se convirtió en cacería de la pobre Anahí, quien al rato, fue alcanzada por los conquistadores. Éstos, en venganza por la muerte del guardián, le impusieron como castigo la muerte en la hoguera.

La ataron a un árbol e iniciaron el fuego, que parecía no querer alargar sus llamas hacia la doncella indígena, que sin murmurar palabra, sufría en silencio, con su cabeza inclinada hacia un costado. Y cuando el fuego comenzó a subir, Anahí se fue convirtiendo en árbol, identificándose con la planta en un asombroso milagro.

Al siguiente amanecer, los soldados se encontraron ante el espectáculo de un hermoso árbol de verdes hojas relucientes, y flores rojas aterciopeladas, que se mostraba en todo su esplendor, como el símbolo de valentía y fortaleza ante el sufrimiento. Tomada de la narración oral.