En este grupo En todos

Grupo de Taller de Escritura

Edu Quiroga
Experto: coordinación de equipos creat...
Escrito por Edu Quiroga
el 06/01/2010 | Nivel Medio

Gracias Bev! Gracias Eli! En realidad la idea era mostrar diversos aspectos y sentimientos...


Pero siempre dependerá del lector el resultado final... Pues, es quien tiene la carta especial de la "interpretación"...


Gracias por su apoyo!


Espero que los próximos les gusten!


Besos


Edu

Elizabeth Larrañaga
Ingeniería en acuicultura instituto te...
Escrito por Elizabeth Larrañaga
el 06/01/2010 | Nivel Medio

Eduardo, estos nos encantaron y ojalá los ilustres, pues ami hija la verdad no sabes como se ha acercado a la literatura y como gozó tus poemas, claro hay cosas que aún no entiende, están preciosos, es la verdad, te dejo uno como agradecimiento por tu arte, pero con todo cariño.

¿Por qué lloran los ángeles?


La lágrima de un ángel humedeció mi rostro,

Su cabello suave brillaba como el oro,

Con una mano enjugaba el llanto

Con la otra tocaba mis ojos.

Sentí un golpe en el pecho,

Queriendo consolar era consolada

Por aquel ser divino de inmaculada aura.

¿Por qué lloran los ángeles?


Elizabeth.

Edu Quiroga
Experto: coordinación de equipos creat...
Escrito por Edu Quiroga
el 07/01/2010 | Nivel Medio

Ángeles Que Lloran




[angel_llorando[1].jpg]


Los ángeles lloran porque no ven tu sonrisa,

Porque Dios los protege del sentir de los hombres,

Para que puedan dar felicidad por doquier,

Para que puedan iluminar de esperanza...

Los ángeles lloran porque sólo ven tu mirada,

Que por momentos se vuelve triste...

Alegres, los ángeles, tocan tu rostro

Pero encuentran el frío en tus labios...



Los ángeles lloran porque no pueden hacer nada,

No hay súplica que ayude ni rezo que conforte...

Sólo tú puedes cambiar el color gris de tu semblante,

Creyendo que hay un HOY, sabiendo que hay un MAÑANA...



Los ángeles lloran porque no eres feliz.

Porque los días más alegres, los pasaste entre murallas.

Porque el sol que quiso darte su calor una mañana

No pudo hacerlo, porque las cortinas de tu alma las cerraste.



Los ángeles lloran porque no pueden besarte,

Porque intentan darte calor y festejarte...

Mas la fortaleza de tu llanto ya te ahogó

Y el canto dulce de los ángeles se volvió amargo...

Los ángeles lloran porque el dorado de sus cabellos

Se ha vuelto cemento, plata entre oxidados recuerdos.

Sólo secarán sus lágrimas y batirán en vuelo

Cuando creas que existe un HOY y un MAÑANA...





Beverly Guevara
Organización empresarial colegio unive...
Escrito por Beverly Guevara
el 08/01/2010 | Nivel Medio

Hola Edu! Hola Eli!

Bellísimo! Perdón por opinar antes que Eli, porque es una respuesta a su también hermoso poema.... Me gustaron mucho los dos!

Saben? Aquí en Venezuela, en las canciones folkloricas hay algo que se llama contrapunteo, donde dos artistas se juntan, improvisan y crean canciones en el momento diciéndose y respondiéndose... Hay que tener mucho ingenio para contrapuntear... Eli, el otro día creo que comentabas algo parecido que hacen en tu país.

Bueno, creo que esto es una especie de contrapunteo pero refinado y exquisito.... De verdad me gustaron muchísimo sus poemas!

Gracias a ambos!

Beverly Guevara
Organización empresarial colegio unive...
Escrito por Beverly Guevara
el 08/01/2010 | Nivel Medio

Edu y Eli, espero más de sus hermosos poemas!

Luis Reyes Del Angel
Teniente de transmisiones militares un...
Escrito por Luis Reyes Del Angel
el 08/01/2010 | Nivel Medio

Vaya que bonita poesia quien la haya escrito se ve que le lleno de emocion al hacerlo deja al fiNAL AL AUTOR PF BAJARLA

Elizabeth Larrañaga
Ingeniería en acuicultura instituto te...
Escrito por Elizabeth Larrañaga
el 08/01/2010 | Nivel Medio

Hola Luis Reyes, estoy de acuerdo contigo, el autor es Eduardo Horacio Quiroga Knezetic . Él quizá es más conocido como administrador, profesor del Taller de escritura o en canto, pero para mí esta faceta , matiz o talento es lo mejor que hace, tiene ya varios libros publicados y premios, aunque es muy joven y la verdad lo admiro mucho. Siempre coloca su nombre, quizá fue por la imagen que puso, como cuida mucho la estética, pero en este debate comparte muchos de su poema, ojalá traiga los que dejó en otros para que queden aquí compilados.

Un abrazo compatriota y me alegra que te haya gustado, corre la voz, je je.

Elizabeth.

Elizabeth Larrañaga
Ingeniería en acuicultura instituto te...
Escrito por Elizabeth Larrañaga
el 08/01/2010 | Nivel Medio

Beverly, es lo que te digo, Eduardo es maravilloso como escritor también. ¡Recuerdas que así comenzó nuestra amistad? Bueno más bien se fortaleció,, yo te recomendé un poema de él y tú el de "Te vestiré de estrellas" perdón si cambié el título, pero bueno él ha dicho que por el momento prefiere compartir sus conocimientos, pero a mi personalmente es como me siento más cerca de él. Cuando no estaba, recuerdas que venía a este espacio y le deja alguna de mis letras, llorando je je, hasta una compañerita dijo que porque seguían en los debates como si nada, pero yo sabía que regresaría nunca lo dudé y quería que los encontrara activados, ahora sí me da más pena dejar mis letras, prefiero leerle. Tú podrías seguir sus poemas escribiendo, eres muy buena escritora.

La verdad volví a recordar, je je, espués me daba vergûenza todo lo que escribí, lo bueno es que no se enojó.

Un abrazo amiga y confidente.

Elizabeth.

Elizabeth Larrañaga
Ingeniería en acuicultura instituto te...
Escrito por Elizabeth Larrañaga
el 09/01/2010 | Nivel Medio

¡No puedo creerlo! Beverly te escribí un mensaje lleno de emoción y no subió. Bueno, creo se debe actualizar.

Grrrrr, ja ja ja, te decía mi Beverly que mediante la poesía de Eduardo se fortaleció nustra amistad. ¡Recuerdas que yo te recomendé un poema y tú a mi "te vestiré de estrellas" creo somo sus más fieles lectoras, agregándose Monse je je je. Y también recoredaba que cuando Horacio no estaba, participábamos como si él estviera, alguna compañera se molestó un poco, pero confiaba en que él regresaría y quería que sus debates estuvieran activados, fue sólo por eso. Por eso este es un espacio muy querido por mí, venía y le dejaba mis letras, como hablando con él, pero ahora te confieso me da más pena, pero tú podrías porque escribes muy bien, amiga. Y sí estoy muy contenta nunca imaginé que contestara esa pregunta, y en verdad para mí ese sencillo poema es de los que más emoción sentí al hacerlo, y pues fue una gran sorpresa leer el poema de Eduardo, sobre todo que se refiere a la humanidad y a los ángeles que nos acompañn.

Gracias beverly, bueno ya sabes que escribo hasta por los codos.

Un gran abrazo amiga y confidente.

Elizabeth Larrañaga
Ingeniería en acuicultura instituto te...
Escrito por Elizabeth Larrañaga
el 09/01/2010 | Nivel Medio

Eduardo Horacio: Me gustó mucho tu poema. No sé, pensé sería más fácil hacer sonreìr a un àngel. Siendo buena, decente, vivir para los demás; pero es más difícil, aunque más que amargura, a veces es temor y más que bajar cortinas es anteponer un escudo. Pero todo es verdad. Ojalá algún día pueda hacer sonreir a mi ángel. Muchas gracias, nunca me habías dado una sorpresa así, creo nadie. Te admiro mucho Eduardo, no sólo por este hermoso poema, desde antes, desde "Vuelo tan alto" cuando aún no éramos amigos, y si no lo fuéramos igual sería, lo sé. Y sabes que te quiero mucho.

Un gran abrazo.

Elizabeth.

Elizabeth Larrañaga
Ingeniería en acuicultura instituto te...
Escrito por Elizabeth Larrañaga
el 09/01/2010 | Nivel Medio

Inolvidable (Fragmento)

Te extraño,
en la madrugada fría busco tu pecho,
tus labios siempre sedientos de mí
y solo encuentro el desencuentro
de dos cuerpos distantes y cercanos,
tan cercanos que casi escucho tus suspiros,
casi rozo tu piel, casi siento tu mirada,
casi siento tu calor, tus manos, tu palpitar,
tu ligero temblor y tu humedad.

Te extraño,
parece que aún estás, pero yo misma te despedí,
te despedí con un nudo en la garganta
y mis manos entrelacé con fuerza tirana
para impedir el abrazo amoroso que sujetara
tu cuerpo al mío, tu alma a la mía, nuestras vidas,
nuestras vidas que son muertes prematuras,
porque amándonos tanto no pudimos continuarlas
en el mismo camino...


Elizabeth Larrañaga

Edu Quiroga
Experto: coordinación de equipos creat...
Escrito por Edu Quiroga
el 09/01/2010 | Nivel Medio

"Luis Reyes Del Angel escribió:

Vaya que bonita poesia quien la haya escrito se ve que le lleno de emocion al hacerlo deja al fiNAL AL AUTOR PF BAJARLA

"



Hola! Si te refieres al poema de Los ángeles Lloran, lo escribí yo, pero el mensaje es muy largo por el peso de las imágenes que se perdió el último renglón donde salía mi nombre...


Gracias... La verdad llena de emoción la vida misma y trato de plasmar sólo un poco de lo que siento... Eso hacemos la mayoría de los poetas...

Si no te referías a mi poema, sé que todos los que aquí han dejado huella, ponen el corazón en lo que hacen.


Un saludo!


Edu

Edu Quiroga
Experto: coordinación de equipos creat...
Escrito por Edu Quiroga
el 09/01/2010 | Nivel Medio


Beverly: Gracias por tus palabras! Sé que siempre estás ahí, cerquita para apoyarme y para disfrutar lo que tengo para ofrecer... GRACIAS!


Besos


Edu



P. D: Creo que es hora de conocer tus poemas... Tienes el talento... Sólo falta la confianza... Sé que puedes! Abre el corazón!

Edu Quiroga
Experto: coordinación de equipos creat...
Escrito por Edu Quiroga
el 09/01/2010 | Nivel Medio

Eli: Esa no es la única respuesta... Pueden haber muchas más que respondan tus preguntas, pero tienes esa magia que desde el momento en que conocí tus escritos lo afirmé: Eres una Gran Poetisa! Nunca lo olvides! Escribes precioso y me emociona leer tus poemas! Eso lo sabes!


Y sabes también que somos amigos! No podría no considerarte mi amiga! Te quiero mucho también! GRACIAS por estar también cerquita! La verdad que sí... Postergo siempre al Edu escritor que muere de ganas por darse a conocer, pero siempre por una causa mucho más grande. Sinceramente, no tengo miedo a las críticas, ya no... Ni al ridículo, ni a equivocarme como escritor o poeta, pues, creo que las cosas fuertes de la vida, de las que he aprendido me han enseñado a ser yo mismo y dar gracias por ello... Soy lo que soy y esto es lo que tengo para ofrecer...


GRACIAS por apoyarme!


Besos!


Edu


P. D: Tu último poema es exquisito! Lástima que sea sólo un fragmento!


Edu Quiroga
Experto: coordinación de equipos creat...
Escrito por Edu Quiroga
el 09/01/2010 | Nivel Medio
Un Día



Creyó despertarse sin esa dulce sensación de alegría,
Sólo apreciando el olor a canela que cubría la casa.
Se levantó de prisa, buscando ropas livianas
Para salir a la calle y ver allí, qué es lo que pasa.


Sólo intentaba encontrar luz, para ser salpicada.
El rocío de las nubes que enmarcaba el paisaje, de angustia la llenó.
Intentó correr, pero la impotencia de sus piernas,
Dejándola estática, de miedo la envolvió.


Así pasaron varios minutos, oscuros en su tiranía, sin poder hacer nada.
Ella quería escapar, huir de todo aquello que la lastimaba
Que la mataba, la revivía y que ya era habitual en su vida gris,
Pero sólo golpeaba el suelo mojado de las lágrimas que lloraba.


Y sin darse cuenta, tras caer la última dulce lágrima de su penar,
El cielo rompió en llanto e inundó la calle de tierra sobre la que se desmoronó.
Se sentía sola, triste, mucho más que otras veces...
Y más que nunca, tan desamparada, y nuevamente se cayó.


Oía las voces de su pasado, que le recordaban cuán importantes eran
La felicidad, el amor, la familia, la alegría, el futuro, la amistad...
Y no quiso quedarse en la niebla para averiguar lo que era el fracaso,
Y tras gritar desesperadamente, tomo valor y dio sus primeros pasos.


Sintió por primera vez el olor a jazmín, la flor que en su jardín crecía,
Y la intensidad de sus pasos se despertó en el aullido de sus pensamientos.
La lluvia paró. El viento calmó al firmamento, corriendo una a una las nubes,
Llevándolas más allá del horizonte, trayendo nuevos y cálidos sentimientos.


El sol le sonrió, con un gesto de cortesía, de tierna benevolencia y gratitud.
Ella, tras un ademán de esperanza, respondió con una inocente sonrisa.
El sueño de su vida, nunca despertó, pues, fue siempre una pesadilla gris,
Que por fin había terminado, cuando su madre le dijo: “Buen día, hija mía... ”


Eduardo Horacio Quiroga Knezetic
Edu Quiroga
Experto: coordinación de equipos creat...
Escrito por Edu Quiroga
el 09/01/2010 | Nivel Medio

Alguna Vez Me Enamoré




Alguna vez me enamoré,

Busque en sus brazos ese calor

Que en otros se hizo fuego.

Alguna vez latió muy fuerte el corazón.


Y descuidé la seguridad,

De poseer las decisiones en mi mente,

Las que me protegieron de la ingenuidad

De los amores que son para siempre.


Alguna vez me enamoré,

Y ella hizo mío el mundo entero.

Otros probaron esos labios traicioneros,

Y para todos, el suyo fue un amor eterno...


Y descubrí que mi piel

Aún podía sentir tales emociones.

Pero el hechizo terminó mucho antes

Y los sueños rotos se hicieron jirones.


Alguna vez, supe sentir amor,

Encontré en sus ansias mis deseos todos

Y dediqué mis tiempos a sus antojos,

Mientras mis sentidos dejaba rotos.


Y perdí el control de la nostalgia,

Cuando sus caderas bailaron en mi soledad.

Limité el espacio que me quedaba,

Creyendo que su amor era realidad.


Alguna vez me enamoré,

Pero el destino hizo que mis ojos se abrieran,

Tal vez otros hombres se enamorarán

De la mujer que hizo que mi corazón perdiera.


Y lloré, sólo las lágrimas reglamentarias,

Las mismas que en tantos años de mi vida guardé.

Porque nunca antes había sentido este dolor,

El dolor de saber que alguna vez me enamoré.



Eduardo Horacio Quiroga Knezetic


Edu Quiroga
Experto: coordinación de equipos creat...
Escrito por Edu Quiroga
el 09/01/2010 | Nivel Medio

Desengaño





Las noches en la antigua Grecia

Tenían labios gruesos, bien rojos,

Tez blanca, blondas ideas,

Bucles dorados y azules los ojos.


Curvas peligrosas, envueltas en seda,

Manos frágiles, dedos habilidosos,

Sonrisas nocivas, miradas cautivas

Y un andar de sigilo, pero mentiroso.


Fuertes columnas con dedos

Parecían esos brazos.

Pero nunca tan fuerte como

El desengaño que paralizó mis pasos.


El silencio espectral

Calló uno a uno a los dioses,

Mientras la mujer de mis sueños

Se jactaba de sus goces.


Él era mucho mejor que yo,

Y negarlo es falta de entereza,

Ella se divertía, yo la observaba,

Sumergió en olvido la cabeza.


Vendió algún sentimiento, cualquiera,

Tendida con él, en las grises espesuras,

Se me partía el alma al oír sus gemidos,

Y el placer acechaba entre las lianas oscuras.


Así pasaron muchos días nuevos,

Para ser preciso, veinte largos años,

Intentando resucitar mi orgullo muerto...

¿Y sabiendo esto la quisiste tanto?


(Continúa...)


Edu Quiroga
Experto: coordinación de equipos creat...
Escrito por Edu Quiroga
el 09/01/2010 | Nivel Medio

Mas nunca escuché la voz de mi conciencia,

Mi mujer muerta estaría, de haberlo hecho,

El de los brazos fuertes, se hubiera ido con ella,

Y yo atrás de ellos, evitando más encuentros.


Pero Dionisio es bueno, y bebo a su salud,

En copa de cuerno cabrío, el vino más rojo,

Porque aquí las noches son más cálidas,

Tienen labios delgados, tez oscura y verdes los ojos...



Piernas de porcelana, sonrisa de hada,

Mirada de dríada, así es Ariadna.

Reina de las amazonas, diosa de los amores,

Carcelera de esta nueva pasión soñada.


Me llena de la felicidad

Que alguna vez mi mujer se llevó con ella

Cubre mi lecho con compasión,

Delicadeza, tanta paz y miles de caricias bellas.


Mi mujer sigue su vida de libertina, a las andanzas,

Mas, yo no pierdo tiempo llorando en mi cama.

Dejé de emborracharme, porque opté por otra mujer,

Que no cobra por dar amor, que no se regala.


¿Y sabiendo que mi esposa

Me era infiel, la quise tanto?

¿Y sabiendo que yo juego el mismo juego

Perdí tantas noches de pasión, por llanto?




Eduardo Horacio Quiroga Knezetic

Edu Quiroga
Experto: coordinación de equipos creat...
Escrito por Edu Quiroga
el 09/01/2010 | Nivel Medio

No Te Vayas Sin Mí



Jamás dejes mi mano sola, con frío y desesperanza,

Mas, llévala siempre, a tu pecho enamorado,

Y deja que sea mi alma la que recite una alabanza.


No camines sin mis pasos cerca de ti, oh amada mía,

Que la vida pierdo si me encuentro solo, con dolor,

Y la misma sombra de la soledad me borra la alegría.


No te vayas sin mí, lúcida estrella blanca que me ilumina,

Que muero en el intento de levantarme y respirar sin tu aire,

Y la desesperación muerde mi carne sin fuerza, sin vida.


Nunca te alejes de mí, que en la oscura enfermedad,

Hasta el más noble corcel sería sacrificado, solo un recuerdo,

Si siendo tú la maestrante, lo dejas sin rumbo, sin felicidad.


Jamás dejes mis ojos cerrar, porque sólo quiero ver tu candor,

Tus ojos celestes, tus rojos cabellos, tu rosadas mejillas,

Y deja que a tu sonrisa la corone con un beso eterno de amor.


No acabes nunca este abrazo perpetuo, que es tan tuyo y tan mío,

Mas deja que las golondrinas duerman, pero junto a mi lado,

Y los robles seguirán de pie, dando a nuestras almas su cariño.


No te vayas sin mí, que en las tinieblas me pierdo, muere mi corazón,

Lejos de la luz que emana el tuyo, triste, perdido, sin nuestra felicidad,

Y los días que me quedan estarían contados, mal vividos, sin tu amor.


No te vayas sin mí, que el camino lo hicimos siempre juntos, amor.

Deja un beso en mi alma, toma fuerte mi mano y camina,

Que a tu lado, con un andar lerdo pero firme, siempre estaré yo.




Eduardo Horacio Quiroga Knezetic


Edu Quiroga
Experto: coordinación de equipos creat...
Escrito por Edu Quiroga
el 09/01/2010 | Nivel Medio

TENGO DESDE AQUÍ




Tengo deseos de oírte rugir,

Convertir mi lamento en espuma de mar.

Todo un mundo eterno para que rías de él.

También te traje mi universo…



Tengo diez tarjetas de cumpleaños,

Un globo perlado, un souvenir.

Las miradas de los niños, la sonrisa de mi piel.

Tengo algún regalo pendiente para amar…



Tengo tres monedas de plata fina,

Mucha adrenalina para llevarte a caminar.

Y en la orilla de la vida, por la senda del rosedal,

Darte ese beso que dice te quiero…



Tengo la nave del espacio anclada en los suburbios,

Donde dejo mis temores si vienes conmigo.

Todo el oro se hizo canto, cada canto un sueño juntos,

Y mis deseos ya gimen tu dulce liviandad…



Tengo para ti, mi pensamiento más pequeño,

Los lápices gastados, el viejo cuaderno.

El ángel se hizo pez, la lombriz buscó otro nido,

Y los cuervos ya no sacan los ojos de los viajeros…




Eduardo Horacio Quiroga Knezetic