En este grupo En todos

Grupo de Jorge Luis Borges



Mario Vargas LLosa: Premio Nobel de Literatura 2010

Alejandro
Escrito por Alejandro
el 17/10/2010

Era significativa la sorpresa del escritor peruano cuando se enteró de su premiación.
Aclaro que no lo esperaba y que inicialmente pensaron en su casa que era una broma.
Sincero, en mi opinión, aclaro que esperaba no haber sido elegido por sus ideas políticas y sí por su literatura. Se redefinío básicamente como escritor y peruano.


Es una premiación importante para las letras Hispanas, y en especial a las latinoamericanas, que han otorgado a nuestra lengua una variedad y fuerza que muchos han desconocido.

Vamos por los más conocidos, Neruda, Gabo, Octavio Paz, muchos otros de gran expresión viviencial y por supuesto Borges. La lengua Castellana era algo ante de ellos, y es otra cosa después.
Es mi opinión personal , pero vos podés dar también la tuya. De paso repasamos la vida, obra y la ideología política de Vargas Mario Llosa, para enriquecernos un poco más.

Jaime Alfonso Celi Múnera
Derecho y ciencias políticas universid...
Escrito por Jaime Alfonso Celi Múnera
el 17/10/2010

Hola, Alejandro: Gracias por invitarme a este debate. Comienzo por decir que - al menos - esta vez sí se hizo justicia y Vargas Llosa recibió un gran reconocimiento por su ya larga trayectoria literaria. Para Latinoamérica entera es un verdadero regocijo saber que uno de sus escritores más eximios recibió dicho galardón. Ahora, esperamos con ansias su nueva obra El sueño del celta , que promete deleitarnos, como él siempre sabe hacerlo, pues al parecer está ambientada en el África colonial, en el Congo belga.

Creo que como muchos latinoamericanos, me acerqué a Vargas Llosa desde mis épocas de estudiante y leí con asombro y fruición algunas de sus obras que dejaron en mí recuerdos indelebles. Desde mi juventud le he sido fiel y debo reconocer que él ha sido fiel a su público.

Enhorabuena por la creación oportuna de este debate, en el que estoy seguro nos podremos solazar con la prosa rica y poderosa de un Vargas Llosa gigante, hoy día orgullo de nuestra lengua y de nuestra raza.


Alejandro
Escrito por Alejandro
el 17/10/2010

Jaime, que placer verte por acá y con tan sentido comentario.

Lo de Vargas Llosa es destacado. Nadie lo debería merecer o desmerecer por su actividad política.
Es el 11vo ganador de habla hispana del Premio Nobel, no es poca cosa.

Un pequeño listado de la Historia de los Nobel de Literatura de habla Hispana nos darán una mejor perspectiva:

Quienes han ganado este Premio para las letras hispanas son:

1904 Jose Echegaray. España
1922 Jacinto Benavente. España
1945 Gabriela Mistral. Chile
1956 Juan Ramón Gimenez. España
1967 Miguel Angel Asturias. Guatemala
1971 Pablo Neruda. Chile
1977 Vicente Alexandre. España
1982 Gabriel García Marquez Colombia
1989 José Cela España
1990 Octavio Paz Méjico
2010 Mario Vargas Llosa Perú

Donde se vé que mas del 50% son latinos, destacando el caso de Chile con 2 Premio Nobel de Literatura y en lo personal a Gabriel García Marquez como un revolucionaroi al construir una novela ( opinión personal).

Quienes de esta lista no lo merecieron es historia antigua, más sonoro todavía es quienes no lo recibieron, tanto en la Literatura Hispana como Mundial, incluso quienes lo rechazaron.

Los que según los expertos, y nosotros mismos, si nos ponemos de acuerdo como simples lectores, quinenes lo deberían haber recibido son:

Frank Kafka
James Joyce
Vladimir Nakolov
Marcel Poust
Jorgue Luis Borges
Liev Tolstoi
Emile Zola
Paul Valery
Julio Cortazar

La lista de los perjudicados, puede extenderse o achicarse según opiniones.

Los que lo rechazaron son de lo más destacado:

1958 Boris Pastermak ( por presión del gobierno soviético)
1964 Jean Paul Sartre ( para no perder identidad como filósofo)

La Historia del Premio Nobel de Literatura es muy rica, no es para decir que no, como bien se expresó Vargas Llosa.
Solo esta unos escalones por abajo de las opiniones de los expertos en Literatura y los lectores.

Los invito a participar del debate sobre Vida, Obra y actividad Política de Marío Vargas Llosa, el 11vo. Escritor de habla Hispana premiado con el Nobel.

Gracias.
Alejandro.

Yeny Garcia
Periodismo jaime bausate y meza
Escrito por Yeny Garcia
el 17/10/2010

Hola Alejandro,

Gracias por invitarme al debate. Me siento orgullosa y feliz desde el momento que recibí la noticia del Premio Nobel de Literatura para Mario Vargas Llosa. Esto ha sido un gran acontecimiento para mi país ya que fue una gran sorpresa. Desde hace algunos años MVLL estaba entre los candidatos al Nobel, pero nada. Muchos decían que incluso ya no se lo darían así como ocurrió con Jorge Luis Borges. Una lástima!.... Sin embargo, MVLL expresó su gran humildad al decir que él sentía vergüenza al recibir el Nobel y no J.L.Borges.

En mi opinión, Mario Vargas Llosa es un gran ejemplo a seguir no solo para los peruanos, sino para los jóvenes y personas de todas las generaciones en el mundo. Y después de hacer recibido este gran reconocimiento que es el Nobel, él se convierte en una gran motivación para los futuros literatos latinos y para que los jóvenes sigan disfrutando leyendo sus grandes obras

VIVA MARIO VARGAS LLOSA!

Erica Henriquez O.
Antropología universidad arturo prat
Escrito por Erica Henriquez O.
el 17/10/2010

Hola Alejandro


Gracias por la invitación. Toda Latinoamérica celebra este tan merecido premio. Hoy Vargas Llosa tiene 74 años y debe sentir una gran satisfacción. Una alegría por él. Siempre acostumbro a usar una línea de tiempo para los eventos que suceden. Diría que siempre he sido así. Por eso me fije, que el año que yo nací Mario Vargas Llosa debutó en la Literatura internacional con su novela "La ciudad y los perros". Una de sus novelas que leí hace más de 17 años.

Vargas Llosa es el primer latinoamericano ganador del Premio Novel desde que el mexicano Octavio Paz lo recibiera en 1990. Ese mismo año se presentó como candidato a la presidencia de Perú, pero perdió frente a Alberto Fujimori, quién ahora está preso por abusos a los derechos humanos en su Gobierno entre 1990 y el 2000

El comité que entrega el galardón dijo en un comunicado que Vargas Llosa recibió el premio "por su cartografía de estructuras de poder y sus mordaces imágenes de la resistencia individual, sublevación y derrota. ”


Me parece interesante porque , Vargas Llosa ha dedicado parte de su vida a la política y la defensa de los derechos humanos, especialmente en Perú, asolado en las décadas de 1980 y 1990 por los ataques de la guerrilla Sendero Luminoso.


Pero independiente de su relación tormentosa con la política, su mundo eran las letras. Obtuvo el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en el años de 1986, el Premio Planeta de 1993 por Lituma en los Andes y el Premio Cervantes en 1995. Desde 1984 es miembro de la Real Academia Española.


Me quedan obras por leer, miren la lista que tiene a su haber.


OBRAS DE MARIO VARGAS LLOSA

- Los jefes (1959). Primera obra.

- La ciudad y los perros (1962).

- La casa verde (1966).

- Los cachorros (1967).

- Conversación en la catedral (1969).

- Pantaleón y las visitadoras (1973).

- La tía Julia y el escribidor (1977).

- La guerra del fin del mundo (1981).

- ¿Quién mató a Palomino Moreno? (1986).

- La señorita de Tacna (1981).

- Contra viento y marea (1983).

- Historia de Mayta (1984) y

- El hablador (1988).

- Elogio de la madastra (1988).

- Los cuadernos de don Rigoberto (1997).

Saludos. Y Gracias

Robertomaceira Maceira
Medico anestesiologo y terapista u.b.a...
Escrito por Robertomaceira Maceira
el 17/10/2010

Hola estimado Alejandro. Aqui me has puesto en un apriete, justo el arte literarario no es para nada mi fuerte. De lo que nombran en estos foros; he leido Cortazar y Sabato. Borges muy poco y hace mucho. Ahora en los ratos libres leo libros de electronica y algun librito por mes pero son mas que nada de columnistas de algun diario. Ej: Telenmbaun, Lanata, Apo, Aguinis y otros que desde ya no van a tracender. Te contesto porque te aprecio, pero se que en este debate estoy demas.

Un cordial saludo. Roberto

Alejandro
Escrito por Alejandro
el 17/10/2010

Gracias a todos los amigos que están concurriendo y en especial a vos; Roberto. Mirá acá nunca esta nadie de más, lo importante es el espíritu de participación.

Nuestra amiga Alejandro, esta llevando desde hace unos meses unos interesantes debates sobre Cortazar, llelos que seguro te van a gustar,

Sobre Sábato, espero que pronto podamos iniciar un debate, así que et esperamos ahí también.

Y revisa todo lo que te gusta, hay para todos, para compartir y para aprender un ´poco. Te cuiento que este espacio lo inicie de puro entusiasta, pero lejos de ser un especialista o erudito en Borges o de literatura. Sin embargo, se han ido acercando muchos amigos, ponemos todos nuestro granito de arena, y mirá que lindo se va viendo.

Un gran abrazo a todos, Alejandro.

Seguimos con Vargas Llosa, esta muy interesante.

Enrique
Escrito por Enrique
el 17/10/2010

Amigo Alejandro:

Gracias por tú invitación a este bonito debate.

He leido, no mucho, a Mario Vargas Llosa y siempre me ha llenado de inquietud lo que leía y me introducía en otras obras de otros novelistas.

La última obra que he elído de él " El paraiso en la otra esquina" (2003) trata de una novela en la que se van alternando dos vidas paralelas la de " Flora Tristán y su nieto el pintor Paul Gauguin" es una novela que te arrastra a seguir leyendo sobre la vida de Paul Gauguin.

Tienes razón cuando dices que han quedado en la cuneta de la literatura grandes escritores, muchos de habla Hispana, pero la vida es así de injusta muchas veces.

Un abrazo

Enrique

Rosa Martinez
Roma, Italia
Escrito por Rosa Martinez
el 17/10/2010

Hola Alejandro,muchas gracias por invitarme a este debate, un gran saludo a todos los participantes al mismo.

En primer lugar,quiero decirte que como peruana, me llena de orgullo y alegrìa el reconocimiento de este Premio Nobel 2010 en Literatura a este gran insigne escritor mi compatriota Mario Vargas Llosa, estoy plenamente de acuerdo con sus palabras, al decir que: El premio,, "es un reconocimiento a la literatura latinoamericana y a la literatura en lengua española y eso sí debe alegrarnos a todos". Y con otra frase que expresa:

"Los latinoamericanos somos soñadores por naturaleza y tenemos problemas para diferenciar el mundo real y la ficción. Es por eso que tenemos tan buenos músicos, poetas, pintores y escritores..."

Y tomemos como consejo tambièn esta expresiòn para aplicarla en todos los aspectos de nuestras vidas:

"Escribir es un trabajo que requiere perseverancia, horarios, imponerse una disciplina y respetarla, eso creo que es fundamental. La razón por la cual me someto con tanta facilidad a esa disciplina en mi trabajo es porque no tengo la sensación de que sea un trabajo, sino un placer", dice de una actividad que seguirá realizando mientras viva.

Con tu permiso Alejandro, quiero invitarles a todos los participantes a este debate a visitar este enlace y compartir el homenaje a este Insigne Escritor.

https://grupos.emagister.com/debate/homenaje_a_mario_vargas_llosa__premio_nobel_de_literatura_2010/5037-752327

Muchas Gracias y que tengas un buen domingo.


Rosa Martinez
Roma, Italia
Escrito por Rosa Martinez
el 17/10/2010

Imagen Biografìa

El escritor Mario Vargas Llosa, ganador del Premio Nobel de Literatura 2010, es uno de los autores que han marcado en las últimas décadas la literatura latinoamericana a través de su aguda percepción de la compleja sociedad peruana.

De 74 años, Vargas Llosa fue uno de los protagonistas del llamado 'boom latinoamericano', junto con otros grandes nombres como el colombiano Gabriel García Márquez, el argentino Julio Cortázar o los mexicano Carlos Fuentes y Juan Rulfo.

Nacido en la sureña ciudad peruana de Arequipa el 28 de marzo de 1936 en una familia de clase media, fue educado por su madre y sus abuelos maternos en Cochabamba (Bolivia) y luego en Perú. Tras sus estudios en la Academia Militar de Lima obtuvo una licenciatura en Letras y dio muy joven sus primeros pasos en el periodismo.

Se instaló poco después en París, donde se casó con Julia Urquidi, 15 años mayor que él (que inspiraría más tarde 'La tía Julia y el escribidor') y ejerció varias profesiones: traductor, profesor de español y periodista de la Agencia France-Presse. "Formamos un grupo muy simpático y tengo un magnífico recuerdo, incluso hasta del edificio, que era un edificio muy viejo que crujía, que temblaba, que parecía que se iba a desplomar; ya después se construyó el nuevo, el que existe ahora, en la Plaza de la Bourse", dijo sobre su paso por la AFP. Años después rompió con Urquidi y se casó con Patricia Llosa, con quien tiene tres hijos.

Su larga carrera literaria despuntó en 1959 cuando publicó su primer libro de relatos, 'Los jefes', con el que obtuvo el Premio Leopoldo Alas. Pero cobró notoriedad con la publicación de la novela 'La ciudad y los perros', en 1963, seguida tres años después por 'La casa verde'.

Su prestigio se consolidó con su novela 'Conversación en la Catedral' (1969). Siguieron después 'Pantaleón y las visitadoras', 'La tía Julia y el escribidor', 'La guerra del fin del mundo', 'Historia de Mayta', ' ¿Quién mató a Palomino Molero? ', 'Lituma en los Andes' y 'El pez en el agua' (memorias de su campaña electoral), entre otras.

Entre sus libros más recientes figuran las novelas 'La fiesta del Chivo', en 2000, 'El paraíso en la otra esquina', en 2003, y 'Travesuras de la niña mala' en 2006, su última novela publicada. Ha incursionado también en el teatro, donde hace dos años estrenó en Madrid 'Al pie del Támesis'.

Con su obra traducida a 30 lenguas, Vargas Llosa ha sido galardonado con los premios Cervantes, Príncipe de Asturias de las Letras, Biblioteca Breve, el de la Crítica Española, el Premio Nacional de Novela del Perú y el Rómulo Gallegos.

En política pasó de su apoyo entusiasta (y posterior rechazo) a la revolución cubana a posiciones conservadoras en los años 80, que defendió cuando fue candidato a la presidencia de Perú, en 1990. Allí estuvo a punto de ganar cuando apareció el entonces desconocido agrónomo Alberto Fujimori, quien resultó finalmente elegido.

Su participación desde entonces en la política peruana ha sido marginal y se limita a haber aceptado el año pasado dirigir el Museo de la Memoria sobre la guerra interna del periodo (1980-2000),

Tuvo una estrecha amistad con el escritor colombiano Gabriel García Márquez.

La plenitud que Vargas Llosa reconoce en su vida literaria contrasta con las frustraciones que ha vivido en su vida política.

Tras su fracaso político volvió a las letras, de donde -según manifestó- nunca debió salir y dice que es una actividad que seguirá realizando mientras viva.

Muchas gracias Alejandro por la invitaciòn.

Saludos.

Juan De Rosa Zorrilla Sosa
Humanistico colegio facundo insfran
Escrito por Juan De Rosa Zorrilla Sosa
el 17/10/2010

Un merecido aplauso a un gran escritor, toda americalatina aplaude este premio a un grande de la literatura de de habla hispana.. Tambien hago mia, lo expresado Robertomaceira en este debate.. Gracias Alejandro por la invitacion a participar de este debate..

Ernesto Chávez
Q.f.b. umsnh (universidad michoacana d...
Escrito por Ernesto Chávez
el 17/10/2010

Gracias por invitarme a este debate, sobre Vargas Llosa, ya que me encanta el escritor y abomino sus opiniones politicas.

Ani Gueber
Experto: patronaje de moda
Escrito por Ani Gueber
el 17/10/2010

Si tengo que hablar de alguna de sus obras hablaría de "El paraíso en la otra esquina", me encanto aprendí más de Gauguin que en ningún libro biográfico que había leído de el hasta ahora. Una maravilla como describía sus cuadros hasta tal punto que me daba la sensación de estar dentro del estudio junto a el y su obra. Muchas gracias.

Alejandra Almirón Cartier
Artes visuales y diseño gráfico public...
Escrito por Alejandra Almirón Cartier
el 17/10/2010

La Academia Sueca ha roto la tendencia de los últimos años y ha concedido a Mario Vargas Llosa el premio Nobel de Literatura, el primero que recibe un escritor en lengua española desde 1990, cuando lo recibió Octavio Paz.



Vargas Llosa era un clásico de los candidatos al Nobel desde hacía muchos años. Su candidatura, sin embargo, parecía en declive. Primero, se argumentó que el Nobel de Gabriel García Márquez ya competía para todos los escritores de su generación, la del 'Boom' latinoamericano. Después, se consideró que su postura política, liberal, crítica con la socialdemocracia, no era coherente con la línea de la Academia sueca. Los nombres muy conocidos también habían desaparecido de la lista en los últimos tiempos.



La carrera y la vida de Vargas Llosa es conocida: su infancia en una familia de clase media descompuesta está contada en 'Los cachorros' y en 'La ciudad y los perros', ambientada en el colegio militar Leoncio Prado. El paisaje de su juventud limeña aparece en 'Conversación en La Catedral'. Sus años en Bolivia se dejan ver en 'Pantaleón y las visitadoras'...



Después, Vargas Llosa se trasladó a Barcelona y se convirtió en núcleo duro del 'Boom' latinoamericano, junto al que entonces era su amigo Gabriel García Márquez, y al amparo del editor Carlos Barral. Vargas Llosa sólo volvió a Perú para competir en las elecciones presidenciales de 1990. El escritor, que se presentó con un programa de corte liberal, perdió las elecciones en contra de todos los pronósticos ante un candidato de origen japonés casi desconocido: Alberto Fujimori.




Pese a esa derrota, Vargas Llosa no ha renunciado a su faceta de observador de la sociedad y la política a través de su actividad periodística, ni ha dejado de escribir novelas de tema político, como 'La fiesta del chivo'.



Su doctrina es clara: defensa del individuo sobre el colectivo, liberalismo económico, defensa estética de la tradición racionalista de Occidente...



Esa postura le ha creado muchos detractores a Vargas Llosa y, de hecho, lo alejó durante años de los favoritos al Nobel. Nadie, sin embargo, ha dejado de valorar la literatura del escritor peruano. Sus bazas: el oído para los sonidos del lenguaje oral, la capacidad para crear tramas complejas sin que sus obras se banalizaran, la creación de un espacio y un paisaje muy personales...

Alejandra Almirón Cartier
Artes visuales y diseño gráfico public...
Escrito por Alejandra Almirón Cartier
el 17/10/2010
La nueva novela de Vargas Llosa recrea la vida de Casement, héroe y villano

'El sueño del celta', la nueva novela de Mario Vargas Llosa, llegará a las librerías a fin de año.

"Cuando abrieron la puerta de la celda, con el chorro de luz y un golpe de viento entró también el ruido de la calle que los muros de piedra apagaban y Roger se despertó, asustado". Así comienza "El sueño del celta", la nueva novela de Mario Vargas Llosa, que llegará a las librerías antes de fin de año.



Este libro, muy esperado por los millones de lectores que Vargas Llosa tiene en el mundo, y más aún a partir de ahora, se inspira en la vida del controvertido irlandés Roger Casement, que fue cónsul británico en el Congo a principios del siglo XX y amigo de Joseph Conrad.
Héroe y villano, traidor y libertario, moral e inmoral, Casement (1864-1916) viajó con Conrad por el Río Congo, y fue quien le abrió los ojos sobre lo que realmente ocurría allí cuando el Congo era la propiedad privada de Leopoldo II, rey de los belgas. Un período en el que, según le decía Vargas Llosa a Efe cuando aún estaba escribiendo la novela, "se cometieron iniquidades casi inconcebibles, de una crueldad monstruosa.



Fue un verdadero genocidio". Todo ese horror, que está detrás de una de las obras maestras de Conrad, "El corazón de las tinieblas", fue documentado minuciosamente por Casement, que "hizo una campaña para que los principales países occidentales presionaran a fin de que cesara el genocidio", señalaba Vargas Llosa.



El Congo pasó a depender de Bélgica y el cónsul, "una especie de Martin Luther King de la época", se convirtió "en una persona muy prestigiada en toda Europa". Fue ennoblecido por la corona británica, y cuando se supo que en la Amazonía "se estaban cometiendo terribles abusos contra los indígenas", lo pusieron al frente de una comisión para investigar lo que sucedía en la región del Putumayo, en la zona fronteriza entre Colombia y Perú.



Allí "estuvo a punto de morir, pero su informe fue definitivo para que hubiera una acción internacional contra las empresas caucheras", comentaba Vargas Llosa. Aquellos viajes cambiaron profundamente a Casement y lo llevaron a enfrentarse a una Inglaterra que admiraba y a militar activamente en la causa del nacionalismo irlandés, según se afirma en el resumen de la novela facilitado hoy por Alfaguara.



En plena I Guerra Mundial, viajó a Berlín para conspirar contra el Reino Unido y participó en el Alzamiento de Pascua de 1916, hecho que lo llevaría finalmente a prisión. Fue condenado a muerte, y mientras esperaba la ejecución, "aparecieron fragmentos de un supuesto diario que había descubierto Scotland Yard en la casa de Casement.



Eran unos textos escandalosos, escritos con una inmensa vulgaridad", contaba Vargas Llosa. Casement fue ejecutado y "la gran controversia sobre si esos diarios negros fueron auténticos o falsificados" continúa hasta ahora. Son secreto de Estado del gobierno británico, añadía el gran novelista peruano.
Escrito por José De Cádiz Molina U.
el 17/10/2010

Interesante debate de letras. Trataré de enriquecer los comentarios:


Hay algo que lamentó de los premios nobeles. La mayoría de las veces se otorga a escritores en la recta final de su vida. A excepción de García Marques, que lo recibió relativamente joven (50 años). Por lo tanto, ya no pueden disfrutar mucho ese premio que consiste en miles de libras esterlinas. Pero, como es el maximo galardón, quien lo recibe, se va con la satisfacción de haber sido premiado su esfuerzo en el muindo de las letras.

Merecido se lo tienen, pero independientemente, que muchos de ellos ni siquiera los he leído, sé que han dedicado su vida a ilustrar, informar y divertir a un público frecuentemente reticente con la lectura. La mayoría de los nobeles han ejercido el periodismo en alguna etapa de su vida. Tenemos por ejemplo, el caso de García Marques, que cuando fue corresponsal de guerra en diferentes países, nunca recibió reconocimiento por su trabajo. Siempre vivió pobre y trabajando hasta muy noche. Cuenta de sus inicios, en su natal Barranquilla: "redaptando una nota hasta la madrugada, en aquel diario, me iba a dormir a un hotel de paso y convivía con las putas".

A la par que ejercía el periodismo, escribía en sus ratos libres, su novela: "La hojarasca", con la que conoció el fango del olvido y el fracaso. Lo mismo podríamos decir de "El coronel no tiene quien le escriba". Gabo no se lanzó a la fama con sus primeras novelas, como en el caso de Mario Vargas Llosa. Ni siquiera ganó un premio o un buen número de lectores. Don Gabriel tuvo que recurrir a la autopublicación, como hacen tantos escritores principiantes.

Llegó a México en los años sesentas, con su esposa Mercedes, totalmente flaco y hasta cierto punto fracasado. Pero no deesanimó en ningún momento, y aunque seguía ejerciendo el reportaje, escribía febrilmente en sus ratos libres. Cuenta Mercedes, su esposa: "Siempre procuré tenerle sus 500 hojas de papel. Debíamos al carnicero, al lechero y hasta la renta", mientras escribía la obra que lo inmortalizó y sacó del anonimato: "Cien años de soledad".

Luego la mandó a una editorial Argentina. En los años sesentas, no era como los de ahora, que nada más mandas un mail o un fax y ya está. Gabo mandó solo la mitad de su libro. Los editores, que han sido siempre muy vivillos para oler el éxito, se dieron cuenta del potencial de la obra, y le dijeron: "Te lo publicamos". A partir de ahí la celebridad le sonrió a don Gabo, como justo premio a su esfuerzo en otros generos con la pluma.

Como corresponsal, trabajó en Cuba, Venezuela, Colombia, Argentina, Nueva York, París, Suecia, Polonia y México. Ganaba poco, "apenas lo necesario para vivir", pero era muy combativo con su pluma. Siempre abogando por los menestorosos, y denunciando las injusticias del mundo. Un digno ejemplo a seguir.



Un gustazo hablar del Premio Nobel.


A propósito sería interesante que alguien nos hablara de don Alfred Nobel...

Escrito por Gladys Adriana Lopez
el 17/10/2010

Les cuento de lo mío, o sea de los entreveros de la Justicia. En la jurisprudencia Argentina existe un caso "Editorial Forjador versus Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas", y tiene que ver con el premio Nobel rechazado en 1959, por Boris Pasternak. Nuestra Corte de ese entonces falló a favor de la editorial, que publicó la novela "Dr. Shivago", cuyo autor era Pasternak, pero cuyo país no había signado ninguna de las Convenciones Internacionales que protegen los derechos de autor. Cuando la Unión Soviética, en su nombre y representación reclamó, no podía invocar protección alguna, porque la ley interna 11723 exige reciprocidad en la protección. La historia de esta novela es impresionante, es como para hacer otra novela. Pasternak estaba preso en Siberia, por no ser comunista y los manuscritos parece que los sacaron por medio de los médicos o de la Cruz Roja, y se publicaron. Por supuesto que la novela era genial y la hicieron película. Recuerden a Omar Shariff. En realidad Pasternak no rechazó el nobel, se lo hicieron rechazar, en plena guerra fría para colmo. Todos se volvieron ricos con la novela, menos el autor. De allí en más la Unión Soviética firmó las Convenciones Internacionales, aunque sea para cobrar los royalties.

Alejandra Almirón Cartier
Artes visuales y diseño gráfico public...
Escrito por Alejandra Almirón Cartier
el 17/10/2010

Coincido con José sería interesante comentar quién fue Alfred Nobel.

Alfred Nobel nació en una familia de ingenieros; a los nueve años de edad su familia se trasladó a Rusia, donde él y sus hermanos recibieron una esmerada educación en ciencias naturales y humanidades.


Pasó gran parte de su juventud en San Petersburgo, donde su padre instaló una fábrica de armamento que quebró en 1859.



Regresó a Suecia en 1863, completando allí las investigaciones que había iniciado en el campo de los explosivos: en 1863 consiguió controlar mediante un detonador las explosiones de la nitroglicerina (inventada en 1846 por el italiano Ascanio Sobrero); en 1865 perfeccionó el sistema con un detonador de mercurio; y en 1867 consiguió la dinamita, un explosivo plástico resultante de absorber la nitroglicerina en un material sólido poroso (tierra de infusorios o kieselguhr), con lo que se reducían los riesgos de accidente (las explosiones accidentales de la nitroglicerina, en una de las cuales había muerto su propio hermano Emilio Nobel y otras cuatro personas, habían despertado fuertes críticas contra Nobel y sus fábricas).



Aún produjo otras invenciones en el terreno de los explosivos, como la gelignita (1875) o la balistita (1887). Nobel patentó todos sus inventos y fundó compañías para fabricarlos y comercializarlos desde 1865 (primero en Estocolmo y Hamburgo, luego también en Nueva York y San Francisco).



Sus productos fueron de enorme importancia para la construcción, la minería y la ingeniería, pero también para la industria militar (para la cual habían sido expresamente diseñados algunos de ellos, como la balistita o pólvora sin humo); con ellos puso los cimientos de una fortuna, que acrecentó con la inversión en pozos de petróleo en el Cáucaso.



Por todo ello, Nobel acumuló una enorme riqueza, pero también cierto complejo de culpa por el mal y la destrucción que sus inventos pudieran haber causado a la Humanidad en los campos de batalla.


La combinación de ambas razones le llevó a legar la mayor parte de su fortuna a una sociedad filantrópica –La Fundación Nobel–, creada en 1900 con el encargo de otorgar una serie de premios anuales a las personas que más hubieran hecho en beneficio de la Humanidad en los terrenos de la física, química, medicina o fisiología, literatura y la paz mundial, y a partir del año 1969 también en la economía (que entrega el Banco Central de Suecia).


De sus más de 350 patentes, su invento más famoso es la dinamita, que resolvía el problema de la gran inestabilidad de la nitroglicerina y que, a partir de ese momento, evitó las muertes que se producían durante la manipulación de la misma, al hacer ésta más manejable al mezclarla con tierra de infusorios.


Posiblemente, el gran incentivo para este invento fue la muerte de su hermano pequeño en el laboratorio donde artesanalmente fabricaban la nitroglicerina.



En su testamento firmado el 27 de noviembre de 1895 en el Club Sueco-Noruego de París, Nobel instaura con su fortuna un fondo con el que se premiaría a los mejores exponentes en la Literatura, Fisiología o Medicina, Física, Química y la Paz.


Un ataque cardíaco le causó la muerte cuando estaba en su hogar en San Remo, Italia, el día 10 de diciembre de 1896 a la edad de 63 años.



Se calcula que su fortuna en el momento de su muerte era de 33.000.000 coronas, de las que legó a su familia apenas 100. 000 coronas. El resto fue destinado a los premios Nobel. En su honor llamaron a un asteroide (6032) Nobel.



Némesis

Poco conocido es que a su muerte se descubrió que también era autor de una obra titulada Némesis, en la que pueden leerse frases como que quienes conocen a los curas de Roma ’saben que ningún vicio les es ajeno y ninguna inocencia sagrada’, o que la justicia de Dios ‘es la más ridícula de todas las fábulas’.


Páginas y más páginas del mismo cariz se suceden en esta obra, situada en la Roma del siglo XVI sobre fondo de violación, incesto y de desprecio por ‘las verdades cristianas’, e inspirada en un suceso también tratado por Dumas, Shelley o Stendhal.


En ella, el brutal Francisco Cenci es el jefe tiránico de una poderosa familia. Su hija le hará asesinar para vengarse de haberla violado. Detenida y condenada, será ajusticiada en 1599.


Para la idea que el público tenía de alguien tan conocido y que nunca renegó de su educación luterana, el descubrimiento de la obra, de un anticlericalismo sorprendente, habría supuesto una verdadera sorpresa.


De modo que, a su muerte, un pastor sueco de paso por París la hizo desaparecer. Un solo volumen se salvó, que hoy está custodiado en los Archivos Nacionales de Suecia. Traducida al francés en 2008 (Les Belles Lettres), nada sin embargo se sabe de los motivos que llevaron a Alfred Nobel a tales conclusiones sobre la religión.



Honorio Garcia Palomares
Maestría en educción centro de altos e...
Escrito por Honorio Garcia Palomares
el 18/10/2010

Hola Estimado Alejandro:
¡Los latinoamericanos estamos de fiesta! El reconocimiento con el nobel de Literatura para Mario Vargas Llosa, nos vuelve a inundar con una emoción no sentida desde que otros grandes del continente, fueron acreedores a semejante distinción. Vuelve a latir la prosa vigorosa que nos hermana y nos identifica: Mario Vargas Llosa no solamente pertenece o es ciudadano de Perú o de España ,donde radicó un buen tiempo, es ciudadano de todos los paises hipano-parlantes. ¡Lo siento tan mexicano, tan de todos!
y es, por qué no decirlo ,ciudadano del mundo, porque su obra ha alcanzado la universalidad. Me uno a ese regocijo que nos unifica en este espacio sin fronteras , que es la lengua española de América y el mundo. Honorio García Palomares.

Escrito por José De Cádiz Molina U.
el 18/10/2010

Interesante disertación de Alejandra sobre el creador del Nobel.


Pocos hombres millonarios saben darle a su fortuna el curso y uso adecuado. Me atrevo a pensar que don Alfred era un hombre ilustrado, como buen científico y pensador del siglo XIX. No sabía que había matado a su hermano con sus experimentos, lo que sí pudo darle remordimientos toda la vida, y no saber que hacer con su fortuna. Tampoco conocía que había escrito un libro anticlerical, es obvio que el señor era un agudo observador, ya que las aberraciones de la iglesia católica siempre han estado a la vista de todos. Lo que sí me extraña, es como un hombre que sentía tanta simpatía por la ciencia y por las letras, no hubiera publicado oportunamente su libro "Némesis". Tampoco se me hace lógico que haya sido ocultado tantos años esa obra. Ha la fecha muy pocos la conocen. Y me pregunto, ¿Es suficiente fidedigna la fuente que lo dio a conocer? Porque en el mundo de las letras todo puede suceder. Es frecuente, que después de muerta una celebridad literaria, todo mundo quiera colgarle un libro que no escribió. Puede ser que un vivillo editor, haya decidido afrimar que don Alfre era el autor del libro, que por tratarse de él cobraría una fama inmediata e impresionante. En fin, es solo una duda.


Un gustazo aprender.