En este grupo En todos

Grupo de Medicina convencional y medicina alternativa



MAGNETOTERAPIA

Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

Denominamos Magnetoterapia al tratamiento mediante campos magnéticos. Podemos diferenciar la aplicación de campos magnéticos producidos mediante corriente eléctrica, Electromagnetoterapia (o magnetoterapia propiamente dicha), o los producidos mediante imanes naturales o artificiales, Imanterapia.

Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

QUE ES LA MAGNETOTERAPIA?

Denominamos Magnetoterapia al tratamiento mediante campos magnéticos. Podemos diferenciar la aplicación de campos magnéticos producidos mediante corriente eléctrica, Electromagnetoterapia (o magnetoterapia propiamente dicha), o los producidos mediante imanes naturales o artificiales, Imanterapia.

De acuerdo con todos los estudios realizados, los campos magnéticos terapéuticos son de baja frecuencia ( hasta 100 hz. ) y de baja intensidad (hasta 100 gauss). O bien a alta frecuencia (hasta 5000 hz).

EL CAMPO MAGNÉTICO TERRESTRE

Todos los seres vivos se encuentran influidos por el campo magnético terrestre. Con independencia de la historia geológica de la tierra, donde el campo ha sufrido notables modificaciones, y aunque su intensidad varía según diversos factores como la latitud, se considera que su intensidad promedio es de 0. 4 a 0. 5 gauss.

Los seres vivos presentan sensibilidad al campo magnético terrestre (algunas bacterias, las palomas mensajeras, los delfines, etc), e inclusive algunas personas poseen una especial sensibilidad, por lo que prefieren situarse en situación norte-sur para conciliar el sueño.

Pero una prueba importante que se presento más en la actualidad, de la importancia del campo magnético, y que influye de manera imprescindible en determinadas funciones fisiológicas, la ha proporcionado el examen médico de astronautas que han permanecido algún tiempo en estaciones espaciales: se les ha detectado la existencia de un discreto grado de osteoporosis, solo atribuible a la permanencia temporal en un medio con ausencia de campo magnético. Esta alteración, que se recupera con la vuelta a la superficie terrestre, ha mostrado la importancia de los campos magnéticos para el mantenimiento de una correcta osificación o para el tratamiento de la osteoporosis.


Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

HISTORIA DE LA MAGNETOTERAPIA

Existen numerosos datos sobre la utilización del magnetismo en la antigüedad. El nombre del magnetismo se acuñó en Grecia, bien debido al pastor Magnes, el cual comprobó como ciertos minerales atraían la parte metálica de su bastón, o bien derivado de la ciudad de Magnes, en Asia menor, donde abundan los minerales de estas características. Por otra parte, en china se conocían desde muy antiguo las propiedades de las agujas imantadas que, suspendidas en un hilo, señalaban el norte, fenómeno base de la brújula, que pasó a occidente en el siglo XIII.

Paracelso, en el siglo XVI, utilizaba en sus tratamientos barras imantadas, distinguiendo los distintos efectos terapéuticos del polo norte y del polo sur. En 1600, el médico inglés William Gilbert, en su obra de Magnete, considera la Tierra como un enorme imán, lo que explicaba la orientación de la aguja magnética en el sentido de los meridianos.

Ya en el siglo XVIII, Mesmer explica y fundamenta la Imanterapia con gran éxito, estableciendo la teoría del magnetismo animal.

En el siglo XIX, el estudio de las corrientes alternas conduce al descubrimiento de la producción, a partir de ellas, del campo electromagnético. Los trabajos de Faraday, Maxwell y Gauss establecen las bases teóricas de sus aplicaciones prácticas, industriales y, por supuesto, médicas.

Ya en el siglo XX, son el doctor M.F. Barnothy y el doctor Roy Davis, padre este último de la Bio-magnética, quienes desarrollan el efecto de los campos magnéticos sobre el organismo humano con total profundidad, como más adelante en este apartado de la Web pueden ver. Actualmente la NASA tiene un interés especial en el tema, por lo que propicia numerosas investigaciones. Y en Europa, distintos paises, en especial Italia y Alemania, destacan por su interés en la aplicación terapéutica de la magnetoterapia.

Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

PRINCIPIOS DE LA MAGNETOTERAPIA

BREVE DEFINICIÓN DEL CAMPO MAGNÉTICO:

El campo magnético se establece entre un polo norte y un polo sur, en forma de líneas de campo que circulan de sur a norte:

  • -Intensidad del campo magnético: H (en oersteds)
  • -Inducción magnética: B (en gauss o teslas)(1 tesla=10000gauss)
  • -Permeabilidad magnética : m (es una constante que depende del medio)

B = m * H


Existen 3 tipos de substancias en relación a la inducción magnética:

  • -Diamagnéticas, que son repelidas por los campos magnéticos. Ejemplo: el bismuto, cobre, o antimonio
  • -Paramagnéticas, que son atraídas por los campos magnéticos con una intensidad de magnitud semejante a la intensidad de dicho campo. En su conjunto el organismo humano se comporta así, es decir, su inducción magnética es prácticamente igual, a la intensidad del campo magnético aplicado. Por eso, en aplicaciones médicas se emplea el Gauss para indicar la intensidad del campo aplicado a la persona, ya que, aunque sea unidad de inducción magnética, su valor numérico es igual al de la intensidad del campo en Oersteds.
  • -Ferromagnéticas, que son atraídas con gran intensidad por los campos magnéticos; obviamente la más importante es el hierro. No obstante, en el organismo humano hay ciertas localizaciones de comportamiento diamagnético, como las membranas celulares, y otras de comportamiento ferromagnético, como sería el hierro contenido en la hemoglobina de la sangre.
Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013
  • EFECTOS BIOLÓGICOS DEL CAMPO MAGNÉTICO

    La corriente variable genera un campo electromagnético, es decir, con componentes eléctricos y magnéticos.

    En la alta frecuencia de estos campos predominan los efectos del campo eléctrico, que produce calor.

    Por ello, y además de la habitual aplicación en forma continua, se introdujo posteriormente la aplicación pulsada, para aprovechar el efecto biológico del componente magnético, con mínima actuación del efecto térmico que produce el campo eléctrico.

    La comprobación de los efectos terapéuticos de los campos magnéticos planteo la posibilidad de utilizar en terapéutica su producción mediante corrientes de baja frecuencia, y baja intensidad (máximo 100 gauss) ya que en ellas, al contrario que en la alta frecuencia, el campo magnético es mucho más intenso que el eléctrico. Los primeros ensayos fueron muy alentadores, y de las experiencias biológicas se pasó pronto a la aplicación clínica.

    En la actualidad, la frecuencia empleada en la producción de campos magnéticos terapéuticos es de 1 a 100 Hz. Este resumen se refiere siempre a los estudios realizados en este rango de frecuencias.

    También se utiliza la magnetoterapia a alta frecuencia, es decir, con frecuencias que están en el rango de 100 Hz-8000 Hz, siendo transmitida a impulsos variables en el tiempo en función de la patología. Esta última es mas empleada como tratamiento analgésico producido por estadios nerviosos, entre otros.

    La diferencia fundamental entre alta y baja frecuencia es que, mientras esta última ha demostrado su capacidad de regeneración, vasodilatación, etc, que a continuación se describe, por su capacidad de penetración en el ser humano, entre otras causas, la de alta frecuencia posee menor capacidad de penetración y su uso es más apropiado para mitigar el dolor producido por anomalías del sistema nervioso, y menos para la regeneración, pues el número de terapias seria mucho mayor.

Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013
  • EFECTOS BIOQUíMICOS

    • Desviación de las partículas con carga eléctrica en movimiento
    • Producción de corrientes inducidas, intra y extra-celulares
    • Efecto piezoeléctrico sobre hueso y colágeno.
    • Aumento de la solubilidad de distintas sustancias en agua.

  • EFECTOS CELULARES

    En el ámbito celular, los efectos indicados en el ámbito bioquímico determinan los siguientes estímulos:

    • Estímulo general del metabolismo celular.

      Por una parte, las corrientes inducidas producidas por el campo magnético producen un estimulo directo del trofismo celular, que se manifiesta por el estímulo en la síntesis del ATP, del AMPC y del ADN, favoreciendo la multiplicación celular, y en la síntesis proteica y de la producción de prostaglandinas (efecto antiinflamatorio.
    • Producción de corrientes inducidas, intra y extra-celulares

      Por otra parte, hay un estímulo del flujo iónico a través de la membrana celular, en especial de los iones Ca++, Na+, y K+. Esta acción tiene gran importancia, cuando el potencial de membrana esta alterado, fundamentalmente por causa patológica. Las cifras normales del potencial de membrana se sitúan entre 60 y 90 Mv. Este potencial se mantiene mediante un mecanismo activo, en el que es fundamental la expulsión al exterior de la célula, del ión Na+, que penetra en ella espontáneamente (bomba de sodio).

      En circunstancias patológicas, la bomba de sodio no actúa y el ión Na+ queda dentro de la célula, con retención de agua (edema celular). En esta situación, los campos magnéticos pueden normalizar el potencial de membrana alterado. Tanto por el efecto de las corrientes inducidas intracelularmente, como por el efecto directo de los campos magnéticos sobre los iones Na+, estos se movilizan hacia el exterior y restablecen la normalidad del potencial de membrana, porque reducen el edema celular, que es uno de los primeros estadios de la inflamación a escala celular, tisular y de órganos.
  • EFECTOS EN ÓRGANOS Y SISTEMAS

    A consecuencia de los efectos bioquímicos y celulares indicados anteriormente, se determinan según todos los estudios clínicos realizados durante años por diferentes médicos e instituciones, las siguientes acciones en órganos y sistemas del ser humano:




    • RELAJACIÓN MUSCULAR


      Los campos magnéticos tienen un importante efecto de relajación muscular sobre la fibra lisa y la estriada:

      • Fibra estriada: efecto relajante o, en su caso, descontracturante sobre el músculo esquelético.
      • Fibra lisa: efecto relajante y antiespasmódico en: espasmos digestivos, de las vías biliares y de las vías urinarias, y asma.

    • VASODILATACIÓN:


      Por el mismo efecto de relajación muscular, en este caso sobre la capa muscular lisa peri-arterial, la magnetoterapia produce una importante vasodilatación, demostrable por termo-grafía, con dos consecuencias: por una parte, la hiperemia de la zona tratada y, por otra, se tratan zonas amplias del organismo, una hipotensión más o menos importante.

      En consecuencia, los efectos terapéuticos serían:

      • Efecto trófico, regenerador de tejidos:

        Se describen diferentes efectos que pueden influir en la capacidad de los campos magnéticos para estimular los procesos de regeneración tisular. Ya hemos hablado de la apertura circulatoria en el área de la lesión o el tejido dañado, con esta apertura se deposita gran cantidad macrófagos y otros sistemas de limpieza del tejido, pero además se estimula la función de los elementos propios del tejido en el sentido de renovar todo el material dañado.

        Se destaca aquí el papel de los campos magnéticos demostrado en la estimulación de los fibroblastos hacia la producción de fibra colágena para la matriz del tejido, e incluso la diferenciación de células madres o mesenquimales en la dirección de fibroblastos, y en la dirección de la angiopoyesis o neo-formación de vasos sanguíneos.

        Está descrita también la estimulación de los sistemas antioxidantes del organismo lo que tendría un papel significativo en la explicación de la creencia popular y milenaria de que los campos magnéticos contrarrestan el envejecimiento y son una fuente permanente de juventud.

        In vitro, se observó que la incorporación de la 3h-timidina en el DNA nuclear, aumentó en cultivos de fibroplastos, al ser expuestos a la influencia de un campo magnético. Se ha demostrado un significativo incremento en la síntesis del DNA en cultivos de condroblastos sometidos a la influencia de campos magnéticos. Dicho aumento se interpreta con el reflejo de una modulación, directa o indirecta, de la duplicación del mismo ácido desoxirribonucleico. Se ha estudiado también que la actividad del RNA mensajero aumenta por efecto de los campos magnéticos.
      • Efecto antiinflamatorio o antiflogístico:

        Tiene como base fisiológica los efectos a nivel circulatorio, de restauración del flujo sanguíneo del extremo arterial al extremo venoso del capilar. Esto permite por una parte, la llegada de oxígeno, nutrientes, y otras materias primas del metabolismo celular, además del arribo de células del sistema defensivo al lugar de lesión; por otra parte, ayuda a eliminar todas las substancias y elementos de desecho del metabolismo celular, así como los elementos retenidos derivados del proceso inflamatorio que muchas veces son responsables de complicaciones y mayores molestias para el paciente.

        Todo esto apoyado, además, por el efecto de regulación del transporte de la membrana celular y la activación de diferentes proteinas y enzimas a nivel plasmático, repercute de forma efectiva en disminución de dos problemas principales presentes en un número importante de enfermedades: la hipoxia y el edema.

        Al respecto de la influencia enzimática se ha demostrado un aumento de la actividad de la tripsina con la aplicación de campos magnéticos. También se ha estudiado la actividad de la desoxirribonucleasa con campos magnéticos y se ha verificado el aumento del 30% en la velocidad de hidrólisis del ácido nucleico. Además, con respecto a los sistemas de limpieza del organismo de radicales y desechos por contribuir a preservar la salud y contrarrestar el envejecimiento, se han citado efectos específicos de los campos magnéticos sobre la super-oxido dismutasa.

        El doctor Luigi Zecca investigó sobre las inflamaciones provocadas por la inyección de compuestos irritantes y demostró que el edema disminuye considerablemente al aplicar la terapéutica de campos magnéticos.
      • Efectos de regulación circulatoria, vasodilatación arterial y estimulación del retorno venoso.

    • AUMENTO DE LA PRESIÓN PARCIAL DE OXÍGENO EN LOS TEJIDOS


      Warnken demostró el incremento del oxigeno atmosférico en el plasma sanguíneo, al someter localmente las zonas atrofiadas a magnetoterapia, y con ello la presión parcial de oxigeno puede incrementarse, aportándose más oxígeno tanto a órganos internos como a zonas distales.
    • EFECTO SOBRE EL METABOLISMO DEL CALCIO EN EL HUESO Y SOBRE EL COLÁGENO


      Un efecto de la magnetoterapia es su capacidad del estimulo trófico del hueso y del colágeno, y su estudio fue llevado a cabo por Basset, Franck, y Jackson a través de la producción de corrientes de débil intensidad, por piezoelectricidad. De igual manera que por la ausencia del campo magnético terrestre (muy debil intensidad 0. 5 gauss) a los astronautas se les detecta osteoporosis, a la inversa, la magnetoterapia ayuda a la fijación del calcio en el hueso y, por lo tanto, para el tratamiento de osteoporosis local o generalizada, retardo de osificación, fracturas óseas, pseudo-artrosis, etc, es un complemento ideal a otras terapias, o inclusive se vuelve imprescindible.

      Igualmente es ideal para la prevención del envejecimiento de la piel.

      Ya a finales de los 70 Basset demostró las bondades del campo magnético, con sus trabajos en pacientes con fallo en la consolidación de fracturas, e incluso trabajos importantes con pacientes operados en varias oportunidades por fracaso de injertos óseos, muchos de los cuales con osteomielitis y supuración por largos meses.

      En este sentido declaro: “Si la única ventaja de los campos electromagnéticos fuera su habilidad para reducir el tiempo de invalidez, después del primer procedimiento quirúrgico, ya estaría justificado el empleo de este método como primer acercamiento. Además, por la carencia relativa de complicaciones y la alta tasa de éxito en fracturas con infección activa. ”
    • EFECTO ANALGÉSICO


      Se deriva, en gran medida, de los efectos antiflogísticos y antiinflamatorios comentados anteriormente, al liberar la compresión a que son sometidos todos los receptores sensitivos en el lugar de la lesión.

      Además, al regular el potencial de membrana celular, ayuda directamente a elevar el umbral de dolor en las fibras nerviosas sensitivas.

      Existe otro nivel de acción que es a nivel central, debido al efecto de sedación general de los campos magnéticos, de regulación de las etapas del sueño, lo cual es esencial para el manejo de este tipo de pacientes con dolor crónico.

      Además, este efecto analgésico se demostró en clínica, que era mantenido y persistente, inclusive después de la terapia.
    • EFECTO DE RELAJACIÓN ORGÁNICA GENERALIZADA


      La magnetoterapia posee un efecto generalizado de relajación y sedación, muy útil para el tratamiento del estrés y de las afecciones de él derivadas. Este efecto se ha supuesto debido, por una parte, al aumento en la producción de endorfinas y, por otra, al hecho de su actuación de relajación muscular e hipotensora, puesto que siempre que se asocian esos dos efectos hay un marcado efecto relajante general sobre el organismo.

      De hecho, la magnetoterapia es una buena técnica para el tratamiento del estrés y los trastornos de él derivados: intranquilidad, insomnio, cefaleas, taquicardias emocionales y otros cuadros de origen tensional.
Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

INDICACIONES TERAPEUTICAS

De los efectos biológicos se deduce que las indicaciones, con carácter general y especfico respectivamente, de la magnetoterapia son :
  • INDICACIONES TERAPÉUTICAS GENERALES

    • Estímulo del metabolismo del calcio en el hueso y estimulo sobre el colageno:

      Basado en el efecto piezoeléctrico, con corrientes inducidas a baja intensidad.
    • Efecto trófico sobre células, tejidos y órganos:

      Basado en la actuación intracelular de los campos magnéticos, en el mayor aporte trófico producido por la vasodilatación y en el aumento de la presión parcial de oxigeno sobre tejidos y órganos.
    • Efecto antiinflamatorio:

      Tanto por la producción de hiperemia, como por el estimulo en la liberación de sustancias antiinflamatorias. Por ello se emplea en inflamaciones sub-agudas y crónicas y, con precaución (frecuencias e intensidades bajas), en las agudas.
    • Efecto analgésico:

      Deriva tanto de la actuación de los campos magnéticos sobre las terminaciones nerviosas como de la reducción de las condiciones que provocan el dolor (inflamación). Su duración es persistente incluso después del tratamiento.
    • Descontracturante:

      Por su efecto relajante sobre la fibra estriada.
    • Antiespasmódico:

      Por su efecto directo sobre la fibra lisa.
    • Hipotensor:

      Por su efecto de relajación vascular, cuando actúa sobre zonas amplias.
    • Sedación general:

      Tanto por aumento en la producción de endorfinas, como por su efecto hipotensor y de relajación muscular.
  • INDICACIONES TERAPÉUTICAS ESPECÍFICAS

    • Procesos reumáticos:

      • Artropatías degenerativas de cualquier localización: Gonartrosis, coxartrosis, espondilosis (cervical y lumbar), etc.
      • Artropatías inflamatorias: Artritis reumáticas, espondilitis anquilopoyética.
    • Reumatismos peri-articulares:

      • Polimialgia reumática, síndromes discales, radiculitis, ciatalgias, periartritis.
      • Miositis y tenomiositis.
      • Patología muscular traumática en fase aguda o sub-aguda.
    • Trastornos de la osificación:

      • Osteoporosis, tanto generalizada (posmenopáusica) como localizada (Sudeck).
      • Retardo de consolidación de las fracturas: se acelera su proceso curativo ya desde los primeros días de aplicación.
      • Seudo-artrosis.
    • Traumatología, medicina laboral, medicina deportiva:

      • Contusiones, distorsiones, luxaciones, esguinces.
      • Contracturas musculares.
      • Tendinitis, epicondilitis.
    • Patología vascular periférica:

      • Úlceras varicosas y postflebíticas de miembros inferiores, postraumáticas, de decúbito.
      • Alteraciones de la circulación periférica, tipo acrocianosis y enfermedad de Raynaud.
    • Cirugía:

      • Aceleración de la cicatrización y del proceso curativo de las heridas y quemaduras.
      • Endoprótesis.
    • Otorrinolaringología:

      • Sinusitis.
      • Tinnitus.
      • Síndromes vertiginosos secundarios a trastornos de la microcirculación.
    • Neurología:

      • Dolor de origen nervioso, en general.
      • Neuralgias: branquial, intercostal, de Trigémino.
      • Isquialgia, lumbalgia, ciática, migrañas.
    • Medicina interna:

      • Asma bronquial.
      • Colitis ulcerosa, ulcera gástrica crónica.
      • Nefrosis, nefrosclerosis.
      • Insuficiencia hepática, cardiaca.
      • Trastornos de la circulación cerebral.
      • Estímulo trófico de diversos órganos.
    • Trastornos derivados del estrés:

      • Inquietud, insomnio, cefaleas tensionales, taquicardias emocionales, etc.
Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

CONTRAINDICACIONES

No existen contraindicaciones absolutas para la aplicación de magnetoterapia. Sin embargo, existen situaciones que requieren precauciones especiales; son las siguientes:

  • Enfermos portadores de marcapasos.
  • Embarazo
  • Enfermedades víricas, micosis.
  • Hipotensión, por la posible producción de una lipotimia.
  • Hemorragias o heridas hemorrágicas, por la posibilidad de agravamiento de la hemorragia. Advertencia a la mujer con la mestruación en aplicaciones abdominales.

La presencia de placas o implantes metálicos no es contraindicación de la magnetoterapia ya que su posibilidad de calentamiento es muy remota, al tratarse de terapias a baja intensidad.

Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

EFECTOS SECUNDARIOS Y COLATERALES

En toda la experiencia clínica con magnetoterapia, en ningún caso se han encontrado evidencias de efectos secundarios o indeseables, por lo que es utilizado con total asiduidad, en todo tipo de pacientes, inclusive en niños y jóvenes. En definitiva, estamos ante un tratamiento totalmente inocuo e inofensivo para órganos y sistemas colindantes.

Al contrario, la magnetoterapia induce al sueño, sobre todo en el momento del tratamiento y mejora la calidad del sueño durante la noche. En la práctica no se ha encontrado que el paciente duerma más, sino que duerme mejor. En determinados pacientes se presenta una ligera cefalea en el transcurso de la sesión que puede corregirse disminuyendo la intensidad en Gauss.

En algún grupo de pacientes puede presentarse, al principio, una intensificación de los síntomas, pero la tendencia es la disminución a partir de la tercera sesión. Se ha planteado, además, un aumento de la diuresis durante las aplicaciones del campo magnético, sensación de hormigueo en la parte tratada, una aceleración del proceso de supuración presente en el caso de infecciones, favoreciéndose, de este modo, la eliminación de cuerpos extraños. Durante los periodos menstruales de las pacientes, no se recomienda su uso debido a la posibilidad de mayor sangramiento.

Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

TIPOS DE MAGNETOTERAPIA

La magnetoterapia se divide en dos tipos: electromagnetoterapia e imanterapia. Es decir, la producida mediante corrientes eléctricas y, por lo tanto, por aparatos médicos destinados a ello. Y la producida por imanes naturales o artificiales.

  • LA IMANTERAPIA

    En función del tratamiento médico, existen diferentes imanes, que se aplican directamente al cuerpo:

    • De forma local, aplicables, respecto a la duración de la exposición, de forma prolongada. Pueden llegar a ser del tamaño de la cabeza de un alfiler y se fijan al cuerpo con una simple banda adhesiva hipo-alergénica.
    • Otros son de aplicación en el tiempo más corta, pero su intensidad es muy alta, hasta 500 gauss, y suelen tener forma circular o de placa. Utilizados como efecto analgésico o antiinflamatorio, se denominan magnetoforos.
    • También existen aplicaciones de Imanterapia que tratan enfermedades crónicas, pero necesitan de imanes a baja intensidad y de aplicación general en el cuerpo humano, por lo que suelen tener forma de esterilla de cuerpo entero o de medio cuerpo, e inclusive se ponen en la cama de los pacientes, para realizar la terapia mientras duermen, por lo que su exposición es muy larga en el tiempo.
  • APARATOS DE MAGNETOTERAPIA


    Como hemos expuesto anteriormente, se entiende por magnetoterapia la aplicación de campos magnéticos producidos mediante corrientes. Por lo tanto, en clínicas, hospitales y ambulatorios esta técnica es utilizada mediante aparatos que se aplican local o generalmente al cuerpo humano mediante aplicadores adaptados según la zona o zonas a tratar. También dependen estos, si las patologías son agudas o crónicas.

    Existen muchos aparatos de magnetoterapia, pero se pueden dividir en dos categorías, los de alta frecuencia (100 hz a 8000 hz) y los de baja frecuencia (menos de 100 hz).

    • MAGNETOTERAPIA A BAJA FRECUENCIA:

      Para los tratamientos médicos empleamos campos magnéticos variables, de baja frecuencia y baja intensidad. Por campos variables entendemos aquellos cuya intensidad varia respecto al tiempo. Según la forma de realizarse esta variación, distinguimos:

      • Campos sinusoidales.
      • En forma de impulsos (los más utilizados en terapéutica, por penetrar mejor), que a su vez pueden ser de varias formas , rectangulares, en onda tres cuartos, sinusoidales, etc.
      Por otra parte, la aplicación puede corresponder a una sola polaridad (norte o sur) u oscilar entre polaridad norte y polaridad sur.
      Baja intensidad indica que la máxima intensidad de aplicación no sobrepasa los 100 Gauss. Sólo para determinados tratamientos se sobrepasan los 50 gauss.

      Por baja frecuencia entendemos frecuencias no superiores a 100 hz. Muchas aplicaciones se realizan a 50 hz, por los buenos resultados que se obtienen.

      Los aparatos se componen de una consola y de un aplicador o solenoide.

      En la consola se encuentran los mandos que permiten seleccionar:

      • La forma de la onda que hay que aplicar: rectangular, sinusoidal, a impulsos, etc
      • La frecuencia, entre 1 y 100 hz
      • La intensidad, entre 1 y 100 gauss
      • El temporizador: generalmente hasta 60 minutos, ya que las sesiones tienen duración variable.
      En cuanto al aplicador o solenoide que produce el campo magnético, al cuerpo, suelen ser de forma cilíndrica, donde dentro se introduce la parte del cuerpo a tratar y, por lo tanto, en función del tamaño de esta, varia aquél.

      Para aplicaciones generales hay dispositivos especiales, consistentes en una camilla con un solenoide desplazable, dotado de un pequeño motor para realizar barridos sobre zonas amplias o sobre el cuerpo entero.

      Hay unidades que presentan dos solenoides; estos se colocan en serie, para realizar tratamientos generales. También, a veces, se colocan en oposición, consiguiéndose una línea límite de los campos magnéticos de los dos solenoides, en la que el campo magnético tiene dirección perpendicular. Esta disposición se considera de especial interés en el tratamiento de fracturas y procesos óseos localizados.

      También existen aplicadores de placas, cuadradas o redondas, que se sitúan enfrentados sobre la zona a tratar. Se emplean en tratamientos muy localizados y que precisan largo tiempo de tratamiento (seudoartrosis, retardos de consolidación ósea, etc). En algunos casos, presentan un diseño especial, para que puedan acoplarse a distintas partes del cuerpo.

      Las sesiones suelen ser diarias y de duración variable. Pocas sesiones para procesos agudos y muchas, más de 20, para procesos crónicos (artrosis, artritis, osteoporosis) repetidas en ciclos de, al menos, 3 veces al año.
    • MAGNETOTERAPIA A ALTA FRECUENCIA.

      Los aparatos de esta clase son idénticos por la consola y sus aplicadores, pero con respecto a estos últimos suelen ser para su uso en zonas concretas y especificas, al tratarse de terapias para zonas de tejidos blandos y no muy profundos, así como para el tratamiento del dolor local y agudo.

      Su uso para tratar zonas generales y enfermedades crónicas no está muy recomendado, teniendo en cuenta que existe la de baja frecuencia, que respecto a sistemas más duros y profundos, así como para enfermedades crónicas, ofrece efectos más rápidos y exitosos.

      Por el contrario, para enfermedades agudas y dolencias que provengan de un sistema nervioso deteriorado es más conveniente esta terapia.

      Por lo tanto, lo ideal sería la combinación de ambas terapias, para muchas patologías, tanto del sistema osteoarticular como circulatorio, neuralgias, etc.
Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

PORQUE LA MAGNETOTERAPIA

  • Tiene como principal ventaja ejercer una influencia eminentemente fisiológica que estimula al organismo en el sentido de su propia curación.
  • No tiene prácticamente contraindicaciones.
  • No tiene como objetivo especifico la sustitución de ningún tipo de método terapéutico convencional, sino que por el contrario se logra complementar muy bien con la mayoría de ellos.
  • Resulta una terapia indolora.
  • Es de ejecución sencilla y rápida, tanto para el paciente como para el terapeuta.
  • No necesita un contacto directo con el cuerpo del paciente para ejercer su efecto terapéutico
  • Posee un elevado poder de penetración
  • Los efectos obtenidos siempre perduran más allá del final del tratamiento.
  • Su influencia terapéutica está indicada:

    • Para casos de inmovilización con yeso. Al atravesar prácticamente todas las estructuras, se puede realizar un tratamiento de consolidación muy precoz y, en presencia de lesiones de piel asociadas, resulta vital para la recuperación y la prevención de sepsis.
    • Ante la presencia de fijadores externos: no están contraindicados los implantes metálicos de ningún tipo; por el contrario, aceleran la evolución y previenen la posibilidad de fistulas.
    • Ante la existencia de implantes protésicos: al igual que en el caso anterior, ayuda a acelerar la evolución, disminuyendo el proceso inflamatorio, mejorando la situación circulatoria, mejorando la situación del tejido conectivo y la fisiología muscular.
    • Con la presencia de colecciones liquidas, como hematomas, serohematomas, abscesos, etc, a cualquier nivel, habiendo superado la fase hemorrágica, resulta espectacular la velocidad con que ayuda a la reabsorción de estas lesiones.
Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

EL MAGNETISMO Y LA VIDA

Un campo magnético afecta a todos los seres que se hallen dentro de su esfera de influencia. Por esta razón, la Tierra permite al sistema biológico compuesto por los reinos vegetal y animal, el desarrollo y crecimiento sobre su superficie.
Los imanes pueden erradicar enfermedades, debido a que muchos tipos de virus y bacterias no pueden sobrevivir dentro de determinadas frecuencias magnéticas. A su vez, tienen la capacidad de mejorar la calidad de los alimentos y aumentar la potencia de los minerales.

El campo magnético influye directamente sobre el cerebro intermedio (diencéfalo) y de este modo controla el sistema endócrino. Los imanes tienen gran influencia en los procesos metabólicos. El hierro se encuentra en una proporción de aproximadamente 5 gramos en el cuerpo humano y su mayor concentración se halla en la hemoglobina en sangre. La función de la hemoglobina es transportar el oxigeno a las células. Los imanes aceleran el desplazamiento de la hemoglobina en los vasos sanguíneos, disminuyendo los depósitos de calcio y colesterol. Del mismo modo, se van reduciendo las adherencias tóxicas que hubiera en las paredes internas de arterias y venas, conduciendo a la disminución de los riesgos de hipertensión arterial.

Las funciones del Sistema Nervioso Autónomo son regularizadas por la acción de los imanes, el cual influye directamente sobre los distintos órganos y también sobre el equilibrio hormonal. Por este motivo, la piel recupera brillo, flexibilidad y humedad natural.
Las ondas magnéticas penetran en los tejidos grasos, la piel y los huesos optimizando la nutrición a nivel celular.

Los imanes aplicados en cualquier zona del cuerpo benefician a todo el organismo pues su acción se traslada por medio de la sangre y la conducción nerviosa.

El cuerpo humano está compuesto principalmente por oxigeno, hidrógeno, carbono, nitrógeno, fosfatos y otros elementos químicos, todo lo cual se podría considerar como una batería eléctrica. Los alimentos cumplen la función de combustible. Los potenciales eléctricos humanos sufren variaciones motivadas en los diferentes estados de salud o enfermedad. El organismo humano está emitiendo electricidad estática en forma permanente, esto lo hace sensible a la acción de los imanes. También le confiere capacidad para emitir y recibir vibraciones energéticas (ondas portadoras), que pueden ser utilizadas en los fenómenos paranormales.

La acción de los imanes en la sangre genera una corriente electromagnética que produce su ionización (orden en sus componentes). La energía producida irá eliminando los desórdenes orgánicos y aumentando la reproducción a nivel celular.

Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

COMO INFLUYE EL MAGNETISMO EN LA VIDA

Mencionaremos algunos efectos importantes de la fuerza magnética en las funciones vitales:

1. La sangre está compuesta en su mayor parte por hierro (hemoglobina). Es públicamente conocido que los himanes atraen al hierro. Por consiguiente, se ha comprobado también que:
a) El aumento del flujo sanguíneo, aumenta su capacidad natural de transporte del oxígeno; b) Los cambios en las migraciones de iones de calcio, se traducen en mayor concentración en los sectores donde hace hace falta ( formación de callo óseo) o en paulatino retiro del calcio depositado en las articulaciones doloridas u otros tejidos afectado por el efecto del mismo; c) Se registra mayor tendencia al equilibrio del pH en los humores corporales; d) Se produce aumento o disminución de la producción hormonal, según la necesidad del organismo, aplicando estimulación magnética localizada; e) Se registran cambios en la actividad enzimática y otros procesos bioquímicos.

2. La salud está relacionada con el movimiento de ciertos fluídos corporales. La sangre arterial provee los nutrientes a las células, a través de los poros de los capilares. Se denomina plasma al fluído cuando cumple funciones de nutrición y al retirarse del torrente sanguíneo, es denominado linfa. Cuando los poros de los capilares se dilatan y permiten escapar cantidad de proteínas al área celular, aparecen dolor e inflamación.
Algunas células dejan de recibir apropiada oxigenación y alimento, debiendo ser retiradas por el sistema linfático. Si las células no son retiradas, pueden destruir a otras que están sanas e incluso degenerarse o volver al torrente sanguíneo dando origen a la leucemia. Si el Sistema Linfático falla completamente en sus funciones, estas proteínas sanguíneas pueden quedar atrapadas en el cuerpo, siendo causa posible de muerte.

El conocimiento profundo de la antomía y fisiología del Sistema Linfático, así como las técnicas que emplean la bioterapia y la biomagnética para equilibrarlo y mantenerlo en excelentes condiciones, es de máxima importancia para toda persona que desee disfrutar de una calidad de vida mejor.

Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

LA NUEVA TERAPI A CON IMANES

La dualidad ha sido y sigue siendo la fuente del dolor humano, los pares de opuestos han sido aceptados en este mundo de ilusiones como "la verdad". No obstante ello, la Filosofía nos enseña que podremos trascenderlos si alcanzamos una octava espiritual más alta.

Los pares de opuestos siempre se unen porque los extremos están llamados a unirse, el bien y el mal, lo frío y lo cálido, el dolor y la alegría, lo blanco y lo negro. Lo uno es la presencia de la luz y lo otro es su ausencia pero siempre se trata de la Luz, es lo único medible que puede dar origen al resto; sin luz (paquetes de energía electromagnética) no hay vida.

Los avances tecnológicos de la actualidad con sus animaciones 3D y las nuevas aspiraciones de quienes desean participar en la misteriosa cuarta dimensión asoman como un pálido reflejo de lo que la humanidad tiene reservado para su futuro. Los humanos se asombran ante las correspondencias que se producen en lo dimensional (micro y macro cosmos, tejido nervioso y aspecto de las galaxias), se preguntan por el poder del número, por la energía movilizadora de los mandalas (escudos nacionales, símbolos de sociedades secretas, logotipos de las empresas), por la certeza de la Geometría - todo esto genera a la vez temor y curiosidad. Pero, "nada es nuevo bajo el sol", los mandalas son tan antiguos como la humanidad, los tenemos en todos los símbolos de las diferentes culturas; la Geometría ha sido considerada una Ciencia sagrada y explica la fortaleza milenaria de las construcciones que siguieron sus dictados.
La fuerza invisible del magnetismo se une con el poder del mandala y la capacidad transformadora que encierra una clave matemática para integrar nuevos sistemas de tratamiento.

Estos nuevos protocolos de tratamiento se componen de un conjunto de figuras geométricas que transmutan la energía debido a la generación de numerosas corrientes bioeléctricas y al poder de las combinaciones numéricas. La corriente generada por imanes dispuestos en formación planificada por el profesional actuante, impulsa los electrolitos a través de los vasos linfáticos e imprime un movimiento de cargas que se desplazan por vía de los nervios periféricos. El potencial curativo interno, guardado en el laboratorio biológico se despierta y barre todas las impurezas que obstaculizan el buen flujo de la energía vital al mismo tiempo que renueva los tejidos desde el interior de la matriz celular. Todo ser vivo es un creador de mandalas biológicos propios, adaptados cual receta magistral a las necesidades de su bienestar en cada momento de su existencia.

Estas nuevas técnicas de tratamiento utilizan el poder curativo del tercer polo magnético, el punto cero del cual depende la acción del polo norte y el polo sur; sin el centro no hay polaridades. La energía del punto cero es la menor intensidad de la energía que genera la mayor potencia curativa.
Se aplican imanes formando triángulos en adecuadas combinaciones hasta completar variedad de polígonos que atraviesan el cuerpo formando corrientes bioeléctricas. Estos cuerpos geométricos dibujados por las líneas magnéticas generadas por los imanes se ocupan de la distribución correcta de las partículas electroquímicas y las distribuyen por los tejidos vivos desactivando las enfermedades.

En resumen, dejamos de luchar contra la enfermedad, nos ocupamos de poner "la casa" en orden para alcanzar la homeostasis y la convivencia armónica del medio interno.

Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

COMO ACCIONAN LOS MAGNETOS EN TU CUERPO

Dolor de cabeza: Los dolores de cabeza más frecuentes son aquéllos causados por tensiones en los músculos del hombro y el cuello. Los músculos de la base del cráneo sufren tensiones relacionadas con su función de sostén de dicho conjunto de piezas óseas. Con un magneto de pequeño tamaño, en su polaridad sur, es posible relajar la tensión de estos músculos si fuera colococado en el sitio más apropiado para relajar la tensión. Es frecuente encontrar allí una pequeña protuberancia tendinosa endurecida. Suele tratarse de un punto disparador del dolor. También se puede usar sobre los músculos de la nuca, en la base del cráneo. Si causara mareos u otra incomodidad, se retira inmediatamente y la molestia cesará. También podemos optar por la colocación de campos magnéticos formados por la suma de pequeños imanes, sobre el cuello o el hombro, quedando toda la zona muy suavemente magnetizada.

Sinusitis: Se coloca un imán pequeño, durante aproximadamente 10 minutos sobre la frente y/o sobre las sienes. Se puede sostener con banditas. En algunos minutos, se van retirando las sensaciones de pesadez, atrapamiento y dolor de cabeza.

Zona dorsal: Suele presentarse dolor unilateral, a unos centímetros de distancia de la columna vertebral, en algunos casos, el dolor se puede presentar en forma bilateral. Se colocan imanes a ambos lados de la espina dorsal.

Zona lumbar: La presión sobre el nervio ciático empeora la situación. Se colocan imanes sobre los agujeros del hueso sacro, bilateralmente y por encima de las nalgas, en puntos especiales que relajan tensiones emocionales asociadas. También utilizamos cinturones , que logran un suave efecto magnetico ; paulatinamente se eliminarán los dolores.

Discos vertebrales: En los casos en que aparece un disco desplazado o roto no podemos solucionarlo, pero sí podemos lograr ir reduciendo el dolor. Se coloca sobre el disco un imán muy pequeño, hasta que el propio cuerpo logre ir produciendo las adaptaciones biológicas. El dolor se irá para siempre. Cuando ya no tiene dolor, recomendamos emplear el imán como sostén del tratamiento colocándolo una vez a la semana.

Cuello tenso y torticolis: Se colocan imanes con banditas en puntos particulares. También se utilizan cuellos, especialmente diseñados, cómodos y livianos, con los magnetos ubicados estratégicamente. Las causas para cuellos rígidos pueden ser varias. Los puntos disparadores pueden estar en los músculos trapecios, en el músculo elevador de la escápula, en el grupo de músculos extensores del cuello y en el "latissimus dorsi", entre otros. También puede haber áreas reflejas responsables del endurecimiento. Hombros : Los problemas en el manguito rotador y las bursitis en hombros, así como las calcificaciones responden muy bien al tratamiento con magnetos. El dolor puede estar irradiando hacia la zona lateral del brazo, en el biceps y triceps ; pero el origen generalmente está en el hombro. Se colocan imanes sobre la parte redondeada del hombro y sobre el cuello. También se ubican sobre la zona dolorida o se hace un campo magnético con dos imanes, uno por delante y otro por detrás del hombro.

Talones: También es posible el tratamiento con mini-imanes en la zona del talón, tanto para el espolón calcáneo como para otras afecciones que involucran al mismo. En el primer caso, se colocará la polaridad norte sobre el lugar exacto de dolor. En otras afecciones, se colocarán mini-imanes formando un campo magnético de atracción sobre la zona más blanda del talón.

Tobillo y pie: Los esguinces y torceduras de tobillo recientes, pueden ser controlados en menos de 24 horas por medio de la colocación de campos magnéticos de atracción, que atraviesen directamente el tendón de Aquiles. Si dicho esguince fuera de mayor antigüedad, puede llevar mayor tiempo de aplicación. El dorso del pie, así como el arco y la base del dedo gordo suelen ser fuente de dolor en muchas personas. La colocación de mini-imanes en su polaridad norte, directamente sobre la zona de dolor, conduce al rápido alivio del mismo.

Los espasmos musculares: Suelen producirse en forma de ondas. Si se logra localizar la dirección del movimiento de dichas ondas, se procederá a colocar la polaridad norte de varios mini-imanes, siguiendo el trayecto de las mismas.

Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

LA IMPORTANCIA DE LA MAGNETOTERAPIA

La acción de los imanes activa y potencia las defensas propias del organismo. Su principal acción es la de reforzar las defensas naturales de la "farmacia interna", inherente a todos los individuos.
Los imanes se pueden aplicar sobre el sector afectado y/o sobre órganos que generan mayores defensas en cada caso particular.
Los magnetos, empleados en su polaridad norte, producen frío, son astringentes, facilitan la cicatrización, desinflaman, eliminan las dilataciones. Pueden rejuvenecer la piel y evitar las arrugas derivadas del resecamiento por factores climáticos y/o endócrinos. La polaridad sur, cálida, activa más la circulación sanguínea, elimina ciertos estancamientos, activa la mente y contribuye a la expansión en la comunicación entre personas. En las personas tímidas, preferimos la polaridad sur y en personas con problemas de concentración, elegimos la polaridad norte.


El magnetismo personal
La emisión magnética es una cualidad natural del ser humano y puede ser desarrollada. Los ejercicios físicos adecuados aumentan el magnetismo físico y contribuyen al magnetismo mental. Los ejercicios respiratorios, la concentración y la relajación conducen al desarrollo del magnetismo espiritual.


La influencia magnética o capacidad para la bioterapia
La emisión de energía por imposición de manos puede beneficiar a cualquier ser vivo. También es posible la absorción de energías residuales de características nocivas cuando fuera necesario por medio de técnicas similares.


Espíritu y materia
No hay antagonismo entre espíritu y materia. Todas las cosas materiales son buenas para el ser humano. El cuerpo del hombre debe gozar de alimento y comodidad. El Universo es abundante y sus fuerzas están a nuestra disposición para atender nuestras necesidades. Es tarea de cada uno emitir pensamientos positivos y realizar acciones correctas. La mejor protección y el escudo psíquico más eficaz es vibrar siempre en el bien, facilitando la vida y evolución de todos los seres vivos.


El tratamiento magnético y la bioterapia se complementan
La vida tal como la conocemos depende primordialmente de dos factores de distinta índole; por un lado, el oxígeno (del orden químico) y por el otro, el magnetismo terrestre (factor de orden físico).
Los organismos vivos consumen oxígeno del ambiente para realizar las funciones de sus sistemas orgánicos. El organismo humano es un sistema abierto que tiene dos polos magnéticos. Muchos trastornos físicos se originan en la distribución incorrecta de las polaridades a ambos lados del sistema.
La falta o el empobrecimiento del nivel de oxígeno puede conducir al daño en los tejidos biológicos, retrasando o impidiendo su regeneración. Por su parte, la carencia de campo magnético conduce al desordenen el funcionamiento celular. La relajación inducida a través de puntos nodales pertenecientes al sistema nervioso, conduce al aquietamiento del proceso de pensamiento y a la liberación total de tensiones musculares. De esta forma, la respiración se vuelve lenta y profunda.
Un altísimo porcentaje del transporte de oxígeno desde los pulmones a los tejidos se realiza por medio de la hemoglobina, el pigmento de los glóbulos rojos. La intervención lograda sobre el sistema respiratorio una vez lograda la relajación, influye beneficiando a otros fluidos corporales, tales como la linfa y el líquido cefalorraquídeo. A su vez, los vasos sanguíneos, que se hallaban comprimidos por las tensiones musculares y el sistema nervioso periférico recibirán mayor aporte de oxígeno.
Cuando se combina el tratamiento de relajación profunda inducido por la terapia de centros nerviosos (bioterapia) y el reordenamiento de la función celular que produce la terapia con magnetos, se regulariza la interconexión de los átomos y el organismo recupera su equilibrio original.
Las células que componen los tejidos biológicos se comportan como pequeños imanes. Las alteraciones del magnetismo ambiental, los desórdenes del sistema nervioso y otros intercambios que hacen a la vida, afectan el funcionamiento celular, promoviendo la aparición de distintas enfermedades.
El tratamiento donde se emplean técnicas de bioterapia y magnetoterapia reduce la posibilidad de contraer infecciones y ayuda a combatir rápidamente las que ya están instaladas. Al ordenar los átomos, disminuyen las inflamaciones de los tejidos; se favorece la capacidad para una mejor calidad de sueño; se restaura el buen humor y recupera la vitalidad general.

Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 03/01/2013

El campo magnético de una persona con la intención consciente dirigida hacia el bienestar de otra persona receptora, en conjunto con el campo magnético de la Tierra puede producir un efecto de resonancia en una parte del cuerpo de la persona receptora. De esta forma, se podría detener y corregir un campo electromagnético disfuncional.
El campo magnético de todo ser vivo es una pauta holográfica de energía, una guía de ondas espacial que colabora en la organización y equilibrio de los sistemas moleculares/celulares del organismo. Cuando se distorsionan estas ondas, se produce una desorganización que aparece como distintos síntomas de enfermedad en el aspecto material que denominamos cuerpo.
La energía humana es de naturaleza magnética y similar a los campos magnéticos de gran intensidad en algunos de sus efectos biológicos. Las cargas electrostáticas que percibe el emisor y en algunos casos también el receptor, serían probablemente un efecto del proceso de equilibrio electromagnético. Aún no es posible con los instrumentos que disponemos en el presente, medir los mecanismos sutiles que serían directamente responsables del mencionado fenómeno.
En estudios experimentales, en condiciones de laboratorio, se observó que el emisor tuvo un descenso en la coherencia interhemisférica entre frontal hacia occipital, así como un aumento del ritmo cardíaco y de la conducción eléctrica en la piel. El receptor tuvo un descenso en el valor beta frontal y en la conducción eléctrica de la piel. También mostró una fuerte tendencia hacia la coherencia de la banda alpha interhemisférica parietal.
Con referencia a los cambios fisiológicos, se observó que el emisor aumentó su actividad mental y el paciente se mostró francamente más relajado.

Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 04/01/2013

EL USO DE IMANES MAGNETICOS EN LA SALUD Y LA HERBOLARIA

Magnetoterapia como energetizante . La Magnetoterapia descubrió que el Polo Sur o positivo (+) activa, impulsa y fortalece los procesos biológicos del organismo, es dinamizador, vitalizante y proporciona energía. Por lo tanto, está especialmente indicado en casos de debilidades y desgarros musculares, fracturas de huesos y ligamentos, esguinces, rehabilitación, cicatrización de heridas, etc.

Magnetoterapia como analgésico y antinflamatorio . El Polo Norte o negativo (-) del imán por el contrario es relajante, detiene los procesos nocivos para el organismo y, está principalmente indicado para calmar o suprimir el dolor, así como para combatir procesos inflamatorios.

El Biomagnetismo es un notable sistema terapéutico que fue desarrollado por el Doctor Isaac Goiz de México, a partir del año 1988 en adelante, y que hace uso de potentes imanes para combatir virus y otros gérmenes que están en el trasfondo de muchas enfermedades graves. Los descubrimientos inéditos del Dr. Goiz, como por ejemplo el concepto del "Par Biomagnético", son tan trascendentes, que sólo las generaciones futuras de profesionales de la medicina, podrán dimensionarlos en sus verdaderos alcances. Por esta razón, los resultados visibles y contundentes del Biomagnetismo, superan notoriamente lo que había conseguido la Magnetoterapia .

El Biomagnetismo del Dr. Goiz en cambio, opera en lapsos de 15 a 25 minutos, con imanes pequeños de alta potencia que se ubican por pares, con ambas polaridades en sitios muy específicos del cuerpo, donde se ocultan virus, bacterias, hongos o parásitos, previamente identificados. Estos gérmenes no resisten el impacto magnético y sucumben, facilitando la recuperación de graves dolencias, en un gran porcentaje de casos.

En el polo positivo se establece una acidosis del órgano afectado, también se acorta la materia y por lo mismo el órgano decrece en sus dimensiones y posteriormente ocurren los fenómenos degenerativos, todo ello en presencia o no de virus patógenos.

En el polo negativo, ocurren fenómenos semejantes pero de polaridad contraria. Se establece una alcalosis del órgano, la distensión de su materia que condiciona un estadio de flogosis y de edema. Posteriormente ocurre la disfunción del órgano, y finalmente procesos degenerativos, y todo ello en presencia o no de bacterias patógenas.

Es importante destacar que los descubrimientos del Dr. Goiz con su Biomagnetismo fueron mucho más allá de lo que anteriormente se conocía como "Magnetoterapia", que ya había percibido ciertos efectos sedantes, y desinflamantes del polo norte del imán, o bien, estimulantes y aceleradores del crecimiento de las células con el polo sur.

El magnetismo había dado origen a la venta indiscriminada en ciertos países desarrollados, de distintos accesorios como cinturones, fajas, colchonetas, cintillos, parches, etc. , magnetizados o provistos de imanes para ser usados con distintos fines terapéuticos. Podemos decir que este uso de los magnetos fue como disparar a la bandada, sin tener claro a lo que le estábamos apuntando (por ello se ganó un cierto desprestigio).

Es evidente que al proporcionarnos un mapa exacto de estos pares de puntos en el cuerpo, el Dr. Goiz con su Biomagnetismo no deja oportunidad de especular con la posible ubicación del magneto. Además, nos dice precisamente el nombre del microorganismo que se ubica en tal o cual punto. Este conocimiento y el peculiar método de diagnóstico, permite el insólito hecho de poder reconocer, en una primera sesión, enfermedades que sólo el paciente sabía que tenía por medio de exámenes previos.

Estos nuevos conceptos médicos ayudarán a la humanidad, de manera más sencilla, eficiente, no onerosa, y sin tanto daño colateral, permitiendo al cuerpo recuperar su nivel energético normal (NEN).

La exposición y desarrollo del "Par Biomagnético", constituye una herramienta de primer orden para todas aquellas personas que quieran curar, pues aún cuando son complejas sus bases científicas, su metodología es sencilla y accesible, para aquellos que sin tener estudios formales de Medicina, buscan acrecentar, mediante diversas formas, la salud del individuo, de la familia y de la comunidad en su conjunto, esto es, aportando desde la Antropología de la salud.

INTRODUCCIÓN

Nuestra cultura médica actual impuesta a sangre y fuego durante la conquista - no borró del todo los procedimientos y conceptos de la medicina tradicional, que se ha mantenido por la cultura indígena y reaprendiendo por los médicos ortodoxos que finalmente han encontrado elementos prácticos sólidos y resultados clínicos importados; sin embargo, debido a la cultura Helénica impuesta, también sucumbe a la metodología de la medicina occidental y se deja llevar por el concepto analítico y analógico de la sintomatología, de la signología o de la descripción anatomoclínica, que auxiliada por todos los estudios de laboratorio o gabinete, llega a la confección de diagnóstico y tratamiento de orden sintomático, signológico o descriptivo, pocas veces etiológico.

La medicina desde el tiempo de los griegos es concebida como curar sin dañar. Hoy en día, en relación a la medicina alópata, se cuestiona uno su posibilidad de curar: y lo que no queda a discusión, es su factibilidad permanente de dañar de acuerdo a los métodos e instrumentos aplicados. "Por lo tanto, en este mundo globalizado, que reporta fortalezas y debilidades, hemos de reconocer su relación a las primeras y los avances y beneficios que se registran en el campo de la comunicación, entendiendo que este término implica hacer común al conocimiento de todos, un avance o concepto determinado. Es por ello que podemos observar que las llamadas medicinas alternativas que más bien son medicinas tradicionales del hombre, día a día conquistan más gente en todo el mundo ya que además de cumplir con el principio de curar sin dañar, son de fácil accesibilidad a extractos sociales que difícilmente alcanzan los estándares económicos que los médicos alópatas exigen". Como parte de estas medicinas tradicionales encontramos el biomagnetismo en general y el par biomagnético en particular.

El Dr. Guillermo Bonfil Balata afirma lo siguiente:Qué país sería un México que reivindicara su condición pluriétnica? "Sería un país en el que todas sus pontecialidades culturales existentes tendrían la oportunidad de desarrollarse y probar su vigencia; sería una sociedad nacional que no renunciara a ningún segmento de los recursos que ha creado a lo largo de su historia. Sería un país capaz de actuar en el escenario internacional desde una posición propia y auténtica; un país diferente que sostiene y afirma sus propias metas derivadas de su propia historia. Sólo entonces podría hablarse de una descolonización auténtica, no consistente en entablar una pelea por seguir el mismo camino que nos han impuesto sino definir y andar el camino propio".

Dentro del campo de la medicina física, existe un capítulo poco abordado: la utilización de los campos magnéticos de mediana intensidad para el diagnóstico, tratamiento y prevención de las patologías.

La magnetoterapia se ha aplicado con un principio unipolar, en disfunciones o lesiones bajo dos conceptos relativamente confirmados:

1. El polo sur como analgésico.
2. El polo norte como antiinflamatorio.

Los campos magnéticos utilizados son de baja intensidad -más o menos 100 a 500 Gauss- por tiempos prolongados (horas o días) y en las zonas con sintomatología clínica. En este trabajo se mostrarán los conceptos de magnetoterapia y se abordará el biomagnetismo y la bioenergética, que por tratarse de un fenómeno vibracional asociado a la medicina, podemos conceptuar como "médico" o "medicinal".

OBJETIVO

Establecer y dar a conocer el Biomagnetismo, como una terapia alternativa que puede brindar a un mayor número de personas de todos los estratos sociales, una opción de tratamiento eficaz y con resultados inmediatos, evitando el uso de medicamentos de altos costos y en muchos casos cirugías innecesarias que les permitirá gozar una excelente salud y en algunos casos mejor calidad de vida, usando como coadyuvante la herbolaria tradicional mexicana.

BREVE HISTORIA DE LA MAGNETOTERAPIA

Muchas culturas ancestrales, entre las que se encuentran la china, la hindú, la árabe, la hebrea y las antiguas dinastías egipcias, utilizaban imanes por sus propiedades terapéuticas. La leyenda cuenta que Cleopatra, para retrasar el proceso de envejecimiento, dormía con una piedra imán sobre la frente. En el siglo III a.C. , Aristóteles escribió acerca de las propiedades curativas de los imanes naturales, que llamaba "imanes blancos".

En el siglo I d.C. , Plinio el Viejo, historiador romano, habló sobre la utilización de los imanes para curar los problemas oculares. Durante ese mismo siglo, algunos geománticos chinos empezaron a documentar lo efectos sutiles del campo magnético terrestre en la salud humana y la enfermedad después de utilizar brújulas de gran precisión para la exploración de las condiciones geomagnéticas.

En el siglo II, el célebre médico Galeno recomendaba el empleo de imanes para tratar el estreñimiento y diversos trastornos dolorosos. En el siglo IV, Marcel, el filósofo y médico francés, aconsejaba llevar un imán alrededor del cuello para aliviar los dolores de cabeza. En el siglo VI, Alejandro de Tralles utilizaba imanes para tratar el dolor de las articulaciones.

Después, durante el siglo X, el médico islámico Ibn Sina, también conocido como Avicena, afirmó que era capaz de tratar la depresión mediante la terapia magnética. Alrededor del año 1000, un médico persa documentó la utilización de imanes para aliviar dolencias como la gota y los espasmos musculares.

Un gran número de médicos y sanadores utilizaron los imanes para curar diferentes problemas médicos hasta el siglo XVI, cuando el célebre médico Paracelso no sólo abogó por los imanes para curar trastornos específicos, sino que además describió con detalle los diversos efectos curativos de las polaridades magnéticas en los seres vivos. Paracelso fue uno de los primeros en postular que la propia Tierra era un gran imán. En sus obras sobre terapia magnética, Paracelso defendía que el "imán es el rey de todos los secretos".

En 1777 la Real Sociedad francesa de medicina examinó los estudios sobre curación magnética realizados por un abad francés llamado Le Noble. Sus informes sobre los efectos de los tratamientos magnéticos fueron tan favorables que concluyeron que el imán parecía destinado a desempeñar un papel tan importante en la práctica y la teoría médica como el que estaba comenzando a tener en el campo de la física experimental.

Curiosamente, unos pocos años después esa misma entidad condenó la obra sobre "magnetismo animal" de Franz Anton Mesmer, quien utilizaba "pases magnéticos" en sus pacientes al tiempo que aplicaba la energía del "magnetismo humano" por contraposición a las piedras imán magnéticas. Mesmer entendía la curación magnética según una teoría astrológica según la cual el sol, la luna e incluso la tierra, poseen energías magnéticas sutiles que pueden influir en el sistema nervioso humano y proporcionar energía al cuerpo. Las teorías de Mesmer se asemejaban mucho a las de Paracelso. Los dos afirmaban que existen un fluido magnético o una fuerza de la naturaleza invisible y sutil que se intercambia entre el cielo y la Tierra y que dicha fuerza magnética puede curar y proporcionar energía a los seres vivos.

Mesmer estaba convencido de que el ser humano posee una clase de magnetismo específico, que él denominó "magnetismo animal", para distinguirlo de las limaduras de hierro o "ferromagnetismo". Continuó su labor desarrollando técnicas que permitieran captar y utilizar ese tipo de energía con el objeto de curar a sus pacientes. Mesmer solía sustituir la energía de los imanes permanentes que había utilizado por su propio magnetismo animal. Si bien no fue comprendido durante su época, en el siglo XX los investigadores han hallado pruebas de que tal vez Mesmer no se encontraba tan lejos de la verdad en relación con sus afirmaciones sobre el magnetismo animal.

Tan sólo unos ochenta años después, el famoso químico francés Louis Pasteur documentó los descubrimientos que había realizado en relación con los efectos de los imanes en el proceso de fermentación. Pasteur también desarrolló un tratamiento para la rabia, así como el proceso de esterilización de la leche (pasteurización). Pasteur se percató de que si colocaba un imán cerca de una cuba de fermentación llena de fruta (tal como se utiliza en la producción de bebidas alcohólicas), el proceso de fermentación era más rápido. En aquella misma época Samuel Hahnemann, el creador de la homeopatía, también experimentó con los imanes con fines terapéuticos y acabó defendiendo el uso de los imanes para tratar un gran número de trastornos de la salud.

El mayor defensor de la terapia magnética durante la segunda mitad del siglo XIX fue el doctor C. , J. Thacher. Este médico explicaba que la energía de la vida provenía de la fuerza magnética del sol y era conducida a través de la sangre debido a su alto contenido en hierro. Aproximadamente un siglo después, en 1954, Linus Pauling recibió el Premio Nobel de Química por sus descubrimientos sobre las propiedades magnéticas de la hemoglobina, una sustancia presente en la sangre que contiene hierro. A mediados del siglo XX, el interés por la curación magnética aumentó rápidamente en países como la India, Rusia y Japón.

Los estudios efectuados durante los últimos 30 años han demostrado una notable similitud entre los efectos biológicos beneficiosos de las manos de un sanador y los efectos terapéuticos de los imanes permanentes en los seres vivos.

MAGNETISMO

Si aceptamos que la Tierra es un imán gigantesco , que todas las formas de vida están bajo la influencia de la fuerza magnética de los polos terrestres y que cada individuo está compuesto por células (cada célula es una unidad eléctrica), la aplicación del magnetismo en beneficio de los seres vivos es una opción sana y natural. La atmósfera que rodea la Tierra contiene cargas positivas y negativas (fuerzas magnéticas), que luego de ser incorporadas a los pulmones, pasan a la sangre. Las corrientes magnéticas provenientes de la Tierra y la atmósfera penetran en los músculos, en las grasas y en los huesos, fortalecen los nervios y actúan sobre todos los tejidos vivos.

Cada célula del cuerpo humano es una pequeña pila eléctrica. El ser humano está compuesto de billones de células, es decir, por billones de unidades eléctricas. Estas células vibran y oscilan en ciertas frecuencias y reciben de la atmósfera su funcionamiento eléctrico individual. Los campos magnéticos tienen la capacidad para reparar los tejidos.

El Biomagnetismo es el estudio del efecto de campos magnéticos en sistemas biológicos. Algunas de las aplicaciones más importantes de los electroimanes, son las siguientes:

1) Aplicaciones biológicas. Se sabe desde hace mucho tiempo que los campos magnéticos intensos afectan al crecimiento de plantas y animales. Así, se han utilizado electroimanes para generar campos magnéticos intensos y estudiar sus efectos en el crecimiento de plantas y animales y, además, analizar su efecto en el comportamiento de estos últimos.

2) Aplicaciones médicas. Las aplicaciones de los campos electromagnéticos con fines médicos tienen ya una larga tradición. Sin embargo, desde un punto de vista científico, las debemos considerar como un área todavía en desarrollo. Se han aplicado campos magnéticos para arreglar arterias, sacar tumores y para sanar aneurismas sin cirugía. También se estudia la influencia de los campos magnéticos en las funciones vitales del cuerpo humano. Para su uso en terapia es preciso utilizar campos de una intensidad mucho mayor que la que limitan las normas de seguridad para la radiación.

Acción del magnetismo en las plantas vivas

Al poner en contacto una planta con un campo magnético o cuando es regada con agua magnetizada, se puede observar un aumento de la velocidad de crecimiento, aumento de la longitud y de su peso. El uso de los imanes en aspectos biológicos no es nuevo, pero desde siempre, las propiedades sanadoras de los imanes y del magnetismo en general se han considerado marginales a la ciencia.

La influencia del campo geomagnético sobre el crecimiento de las plantas fue científicamente establecida por primera vez en 1862 por el químico francés Louis Pasteur (1822-1985). Pero en realidad, el padre de los biomagnéticos modernos es el Dr. Albert Roy Davies, que logró una patente en 1950 para tratar las semillas magnéticamente y conseguir así estimular su crecimiento.

Al estudiar la influencia de la orientación de las semillas durante el tratamiento magnético, se ha advertido un mayor crecimiento si el eje longitudinal de las semillas se halla orientado en la dirección norte-sur. Por otro lado, se ha observado que bajo la influencia del polo norte las plantas crecen altas y delgadas, mientras que bajo la influencia del polo sur crecen más cortas y gruesas. Por ejemplo, los plátanos regados con agua imantada con energía del polo sur se hacen más gruesos y dulces, mientras que los regados con agua imantada con el polo norte son más delgados y verdes.

Acción de los campos magnéticos sobre el agua

Debido a la naturaleza polar del agua, a su paso por un campo electromagnético se produce una ordenación en sus moléculas y ciertos cambios estructurales que se traducen en la variación de algunas de sus propiedades. Se pueden observar variaciones en los valores del pH y de la conductividad eléctrica, que son ligeramente mayores, disminución de la tensión superficial y viscosidad, así como el incremento de la solubilidad de distintas sales, principalmente de carbonato cálcico.

Al tratar el agua con imanes, ésta modifica algunas de sus propiedades; entre otras se hace más humectante y atraviesa con mayor facilidad las membranas de las células, facilitando su metabolismo.

EFECTOS DE LOS CAMPOS MAGNÉTICOS POLARIZADOS EN LOS SERES VIVOS

Para conservar la salud y la vida de los seres vivos, se requiere un estado de balance entre la energía magnética de polaridad Norte y la de polaridad Sur. Cuando este equilibrio se altera se presenta la enfermedad y entonces el equilibrio puede restablecerse con el empleo de magnetos, originando un proceso reversible de los trastornos y recuperando la salud.

Los efectos de la energía del polo Norte en los sistemas vivos son opuestos a los producidos por el polo Sur.

Cuando se coloca el polo norte de un magneto sobre la piel, se observan los siguientes fenómenos:

  • Disminuye el exceso de energía. El polo norte realiza una función muy similar a lo que en acupuntura llaman sedación o dispersión.
  • Reduce la hiperacidez de cualquier tipo. Se originan reacciones alcalinas debido a la disminución de los iones de hidrógeno, por lo que un tratamiento adecuado permite restablecer el estado de balance necesario en los tejidos con exceso de ácido.
  • Disminuye la intensidad de todos los dolores del sistema nervioso y los causados por excesos, hiperactividad, procesos infecciosos e inflamaciones. Generalmente desaparecen los dolores en pocos minutos.
  • Disuelve cristales de diferentes tipos.
  • Reducción de depósitos de calcio en las articulaciones artríticas de los niveles de iones de calcio anormales.
  • Se disuelven coágulos de sangre.
  • Desaparecen algunos tipos de tumores.
  • Reducción de la inflamación de los tejidos.
  • Reducción de la hiperactividad de los órganos.
  • Disolución de los materiales grasos, incluyendo el exceso de colesterol depositado en las venas y arterias.
  • Destrucción de los microorganismos de tipo patógeno e incremento de defensas ante infecciones.
  • Reducción de fiebre.
  • Incremento de iones de potasio.
  • Contracción cuando existe expansión anormal.
  • Vasoconstricción.
  • Disminución de la actividad de las proteínas.
  • Drenado de los fluidos acumulados.
  • Reducción del sangrado en los casos de heridas y hemorragias ligeras.
  • Atenuación de los síntomas en determinados casos.
  • Atracción de los glóbulos rojos y blancos a la zona donde se encuentra colocado el magneto, produciendo mejor oxigenación de los tejidos y reducción de las infecciones.


Efectos de la energía magnética suministrada por el polo Sur

La energía del polo sur se emplea en los casos de tejidos débiles, siempre y cuando no existan infecciones ni secreciones.

  • Incremento en el nivel de energía en el organismo. El efecto producido es el equivalente al de la tonificación en la acupuntura.
  • Incremento del nivel de acidez en los sistemas, órganos, tejidos y células, reduciendo los estados de alcalinidad hasta lograr el balance adecuado.
  • Incremento de la concentración de iones de hidrógeno.
  • Incremento del sistema de desarrollo de los sistemas vivos.
  • Aceleración de los procesos metabólicos.
  • Incremento del dolor.
  • Incremento de fluidos y sobre todo de su circulación por el cuerpo, debida ésta a la dilatación de los capilares.
  • Incremento en la producción de glóbulos rojos.
  • Incremento en la flexibilidad de los órganos y tejidos.
  • Irritación de los tejidos en algunos casos de sobre exposición a los efectos del campo.
  • Apertura de los conductos obstruidos, originada por su expansión y por el incremento de su flexibilidad
  • Incremento de la actividad de los órganos y estimulación de sus funciones.
  • Fortalece las funciones cardíacas y una exposición a los campos muy prolongada puede producir taquicardia.
  • Fortalecimiento de los tejidos débiles.
  • Crecimiento acelerado de los tejidos normales. En los casos de fracturas, la soldadura es de tres a cinco veces más rápida.
  • Crecimiento de microorganismos por lo que se debe tener mucho cuidado de no emplear la energía Sur cuando existen infecciones, ya que ésta estimula todas las formas de vida, sin discriminar si son deseables o indeseables.
  • Expansión cuando existen contracciones anormales.
  • Vasodilatación.
  • Incremento de la actividad de las proteínas.
  • Incremento en los iones de sodio.
  • Incremento en los síntomas agudos en algunos casos.


BENEFICIOS DE LA APLICACIÓN DE IMANES EN LA SALUD

En el caso de las quemaduras tratadas con campos magnéticos negativos, se consigue un alivio completo del dolor, debido a la absorción de los iones polarizados positivamente que se forman sobre la zona afectada. El dolor crónico y otros padecimientos humanos remiten rápidamente con la aplicación de campos magnéticos generados por imanes de mediana densidad.

La aplicación de la Terapia con imanes contribuye a regular la tensión arterial alta, controla la osteoporosis, disminuye las neuralgias, controla la diabetes, corrige el asma y elimina el dolor de las articulaciones. Los imanes de campo magnético permanente (la fuerza del imán permanece activada por muchos años) tienen acción positiva sobre la circulación sanguínea, actúan en los trastornos del sistema linfático y estimulan la capacidad autocurativa de los seres vivos. Además de actuar sobre los aspectos netamente orgánicos, el Biomagnetismo también estimula la actividad mental y tiene efectos sobre los procesos neuronales.

  • Los imanes permanentes desafían al proceso de envejecimiento. La ciencia del biomagnetismo demuestra que se produce la renovación de los tejidos celulares.
    Las funciones orgánicas tienden al equilibrio cuando recuperan el campo magnético perdido por distintas circunstancias que se atribuyen al estilo de vida moderno.
  • Desde el punto de vista de la Biomagnética, la salud está basada en el equilibrio de la frecuencia vibratoria de las células, mientras que la enfermedad es tan sólo un cambio anormal en la vibración celular.
  • La aplicación de la Terapia con imanes se apoya en el principio de la restauración de la vibración natural.


La acción terapéutica de los imanes es mucho más rápida que la aplicación del calor, los rayos infrarrojos, las píldoras antiinflamatorias, las infiltraciones y otros métodos conocidos en terapia del dolor. La aplicación de calor no puede estimular la capacidad reparadora de un tejido lesionado, éste necesita un aporte de sangre oxigenada. La recuperación de un músculo necesita que se consiga el aporte necesario de sangre en la región afectada.

Porque somos magnéticos?

Todas las enfermedades y estados previos, están causados o acompañados por oscilaciones electromagnéticas, no hay fenómeno patólogico sin la presencia de oscilaciones patólogicas o patógenas en o alrededor del cuerpo. En el cuerpo de cada paciente también actúa, junto a las oscilaciones electromagnéticas patólogicas (inarmónicas), oscilaciones electromagnéticas sanas (armónicas). Las oscilaciones patológicas perturban los procesos de naturaleza vital y el estado de equilibrio del cuerpo. Este enferma si el proceso regulador ya no es capaz de mantener el equilibrio.

Estas oscilaciones, ahora las podemos entender, gracias al descubrimiento de la doctora mexicana Esther del Río, de que en nuestro cuerpo existe óxido férrico y óxido ferroso, o, sea magnetitas. La Dra. Del Río, en 1986 dio a conocer al mundo sus trabajos en relación al cuerpo magnético o electromagnético (vital o energético) del ser humano que se conforma por macromoléculas de magnetitas de ferroso-férrico, afirmando que "Estamos formados de un sistema de macromoléculas que forman una red exterior de células. Se trata de una red ferroso-férrica que tiene corriente eléctrica y electromagnética. Calculamos que el cuerpo tiene cerca de cien millones de estas partículas". "Se trata de todo un sistema que indica que existe una geografía especial dentro del cuerpo donde se ubican campos magnéticos. Este sistema muestra que no se trata de centros o zonas con fenómenos aislados de electromagnetismo, sino que hay una organización y funcionalidad perfectamente correspondida".

"Todas las células están en tercera dimensión, y las partículas de fierro no pueden tener forma esférica o piramidal. Su distribución no es uniforme y están rodeadas de glucoproteínas. No sólo es importante la forma de las moléculas, sino incluso el color que tienen, porque se sabe, el color es vibración y afecta la longitud de onda. La magnetita es un tetraedro cuando está en oxidación y cuando está reducida tiene forma cúbica. Todas las magnetitas se comunican entre sí. Cuando una de las partículas está oxidada, la otra se reduce, por lo que genera una diferencia de carga y por ende, se crea un campo magnético por el que fluye corriente".

Qué es el Par Biomagnético?

La teoría de la Dra. Del Río, establece una red de células, ferroso-férrico con corrientes eléctricas y electromagnéticas, esto es, campos magnéticos que permiten las relaciones bioquímicas, de información y de comunicación de las células, lo que explica la base del Biomagnetismo Médico y la bioenergética. Nos permite comunicarnos magnéticamente con las células que conforman el cuerpo del paciente para despolarizar el potencial de hidrógeno (pH), distorsionado por el "Par Biomagnético", que el Dr. Isaac Goiz Durán definió como: "El conjunto de cargas que identifican una patología y que está constituida por cargas principales de polaridad opuesta que se forman o expresan de la alteración fundamental del pH de los órganos que la soportan", aplicando dos cargas magnéticas de polaridad contraria superiores al par a despolarizar, para volver a su neutralidad el pH, que por la distorsión magnética se acidificó y alcalinizó, según sea el caso.

El Par Biomagnético podríamos graficarlo como la existencia en el cuerpo de puntos específicos que van hermanados y presentando polaridades magnéticas contrarias, Norte y Sur como en un imán común. Al igual que en el caso de los puntos de acupuntura, la ubicación de estos pares biomagnéticos están ya definidos por el Dr. Goiz en un mapa del cuerpo.

Lo sorprendente es el descubrimiento de que cuando estos pares se desequilibran, en el polo sur de ellos se concentran focos de determinados virus (ya identificados por sus nombres) en un ambiente de pH ligeramente más ácido, mientras que en el polo norte se ubican ciertas bacterias también previamente identificadas, pero en un medio de pH algo más alcalino que en el resto de los tejidos.

El Dr. Goiz logró determinar además que entre ambos focos de virus y bacterias se establece una comunicación a distancia, en forma de ondas electromagnéticas, en lo que se conoce como biorresonancia magnética (absorción de energía por los átomos de una sustancia cuando son sometidos a campos magnéticos de frecuencias específicas) vibracional y energética entre dos órganos de polaridad contraria (obedeciendo las leyes de atracción magnética de la física), lo que permite la retroalimentación energética entre dichos microorganismos, los que se potencian en su virulencia y capacidad de resistencia frente a los anticuerpos del sistema inmune.

El Dr. Goiz, define tres elementos torales para el Par Biomagnético:

1. - El polo positivo que se genera por exceso de H+ (hidrogeniones) en donde el pH+ es ácido y da lugar a la presencia y desarrollo del virus.
2. - El Nivel Energético Normal (NEN) es donde el pH+ es neutro y donde se llevan a cabo todas las funciones vitales normales de un organismo humano sano.
3. - El polo negativo que se genera por déficit de H+ y por presencia de radicales libre complejos con polaridad negativa, en donde el pH+ es alcalino dando lugar a la presencia y desarrollo de bacterias y otros gérmenes.

Ejemplo de puntos entre los que pueden formarse pares biomagnéticos . Las cargas energéticas del Par Biomagnético tienen la misma intensidad, de carga, la misma frecuencia bio-magnética y el mismo número de partículas elementales y la misma frecuencia bioenergética, de tal manera que al enfrentar una carga con su polaridad contraria, por efecto de la inducción magnética, se anulan sus potenciales respectivos y en ese momento, al restaurarse el equilibrio natural del pH+, los virus pierden información genética y las bacterias el medio alcalino favorable para su metabolismo y reproducción. Cuando a través de un singular test se identifican los pares biomagnéticos desequilibrados e infectados, sobre los puntos correspondientes de estos pares, se colocan imanes de la misma polaridad y de una fuerza superior a los 1000 gauss, lo que produce una interrupción de la retroalimentación energética y simultáneamente se tiende a corregir el pH alterado. Esto redunda en el exterminio de los mencionados microorganismos que pierden su sustento energético.

Hay que destacar que el Biomagnetismo extermina con gran efectividad especialmente a los virus, lo que la medicina convencional hasta la fecha no consigue. Por su pequeñísimo tamaño y rapidez de reproducción el virus no soporta el impacto magnético que altera su ADN y produce un verdadero cortocircuito en su estructura electromagnética. Al liberarse de estos indeseables huéspedes el paciente experimenta substanciales mejorías.

Si consideramos que los virus están presentes en la gran mayoría de las enfermedades, algunas de ellas consideradas como incurables por la medicina oficial, entonces podemos imaginar los alcances extraordinarios que el Biomagnetismo tiene para la salud humana.

A la fecha se han estudiado, diagnosticado y atendido con Biomagnetismo, durante doce años aproximadamente a unos 60,000 pacientes, llegando a conclusiones muy importantes. El Biomagnetismo médico, por ser un procedimiento de orden físico y natural, así como externo, no produce iatrogenia ni efectos colaterales indeseables.

El Biomagnetismo médico es también un procedimiento preventivo de la salud, al detectar oportunamente la patología, aún antes de su manifestación clínica.

Esto posible a través de la aplicación de los campos biomagnéticos de mediana intensidad producida por imanes naturales, del orden de 1. 000 a 30. 000 unidades de imantación (GAUSS) para proceder a restaurar la salud.

La admirable simpleza de este sistema permite trabajar con imanes potentes pero inofensivos, de distintas formas, con los cuales se consiguen contundentes resultados. Frecuentemente se usan imanes redondos como monedas, forrados con cuero para facilitar su manipulación y con colores para marcar la polaridad de cada cara del imán.

A la fecha se han descubierto e identificado plenamente 250 pares biomagnéticos regulares, veinte especiales y once disfuncionales; que a su vez identifican energéticamente al mismo número de patologías de los organismos humanos.

Como cura el par biomagnético?

Para entender mejor este sistema entendamos pues que "el Par biomagnético, es el conjunto de cargas que identifican una patología y que está constituido por dos cargas principales de polaridad opuesta, que se forman a expensas de la alteración fundamental del pH de los órganos que las soportan".

De esta dualidad se desprende el (NEN) o nivel energético normal. El NEN se refiere a los límites bioenergéticos en donde se llevan a cabo los procesos metabólicos celulares de los organismos humanos, en razón de la temperatura (36 a 37�C), la absorción electromenética (400 Amstrongs) y el pH que debe tener un valor muy próximo al neutro de la escala convencional.

En estas condiciones de normalidad se llevan a cabo todas las funciones fisiológicas, bioquímicas, inmunológicas, psicológicas e incluso energéticas.

La alteración de este equilibrio obedece a la ley física del "Todo o Nada", esto implica que una vez rebasado cierto límite energético, que en este caso es de 1000 Gauss, se da una polarización celular persistente aún si el fenómeno que lo causó ya no existe. Por medio de la colocación de los imanes se pretende despolarizar a la célula, utilizando magnetos que tengan más de 1000 Gauss para que este cambio sea efectivo y definitivo.

Al detectar la polarización de un órgano, condiciona como consecuencia la polarización de otro órgano en sentido opuesto, de tal forma que uno sea positivo y otro negativo, presentando la misma intensidad de carga, la misma frecuencia biomagnética y el mismo número de partículas elementales. Debido a esto sólo se puede desactivar cada par bomagnético empujando sus cargas internamente una con la otra pero no la de un par contra otro, para llevar así, a los órganos involucrados a su naturalidad.

El impacto que se realiza por inducción a través de la aplicación local de los imanes con la polaridad deseada de ambas cargas respectivamente, no aumenta ni disminuye energía al ser humano, sino que neutraliza al ser humano sin provocar lesiones ni iatrogenias.

En el órgano con polaridad positiva se suscitarán una serie de fenómenos a consecuencia de este cambio biomagnético, los cuales se inician con la acidosis, acortamiento de la materia, seguida por la disfunción y finalmente por la regeneración del mismo.

Por otro lado tenemos que al órgano con polaridad negativa le sucederá todo lo contrario, esto es, alcalosis, distensión de la materia con edema y por lo tanto disfunción y degeneración de éste.

El diagnóstico se hace de manera cualitativa e indirecta, identificando los polos biomagnéticos, debido a su resonancia energética del polo negativo del imán con el organismo en estudio o bien utilizando la bioenergética en la cual las manos del operador actúan como el imán, esto dependerá directamente de las habilidades del terapeuta y se rastrea el cuerpo según los pares biomagnéticos ya identificados que nos refieren particularmente a cada enfermedad y su origen, llámese microorganismo o bien disfunción orgánica.

De esta forma obtendremos respuesta del hemicuerpo derecho mediante su elongación o acortamiento, lo cual se hace más evidente en los miembros inferiores del paciente, jalándolos ligeramente y verificando con el tacón del zapato dicho fenómeno, detectando los cambios del pH que alteran a un órgano específico y su polaridad para poder finalmente impactar las cargas por medio de los magnetos, reestableciendo así su NEN.

Podemos así establecer que el biomagnetismo es un procedimiento de orden físico y natural, así como externo, que no produce efectos colaterales. Es un sistema de curación alternativo que no se contrapone con ningún otro método terapéutico. También es un método preventivo de la salud porque se pueden detectar, diagnosticar y curar oportunamente enfermedades. Aún antes de las manifestaciones clínicas.

LA HERBOLARIA COMO COADYUVANTE AL PAR MAGNÉTICO

A todo conocimiento de la medicina moderna como el biomagnetismo médico es importante recurrir al conocimiento ancestral con plantas medicinales socializando cada vez mejor el trabajo médico. La herbolaria es un arte antiguo para curar una gran cantidad de padecimientos con la utilización de hierbas medicinales con diferentes métodos, como; Té, infusión, jarabes, aceites, jabones, vinos, tinturas y microdosis.

En este artículo, presento los resultados obtenidos para los diversos tratamientos empleados en las enfermedades donde se utilizó el biomagnetismo y como coadyuvante la herbolaria, en especial, resultados obtenidos en la investigación realizada con microdosis, por la Dra. Teresita de Jesús Tello Baeza en su tesina "Antología de estudios basados en biomagnetismo y bioenergética médica," donde utilizó la bioenergética médica para saber qué planta se podría utilizar para cada uno de los pares biomagnéticos, esto es, en cada paciente que fue tratado con biomagnetismo médico le realizó; en primer lugar, el rastreo de todos los pares biomagnéticos, posteriormente se preguntó (utilizando la bioenergética médica) si requería tratamiento de herbolaria y cuál era la planta indicada para el par magnético encontrado. De tal manera recopiló diversos tratamientos para cada uno de los pares biomagnéticos y patologías asociadas a ellos, los cuales se muestran en la tabla 1 (nótese la similitud de algunos tratamientos con los de la herbolaria tradicional mexicana, solo se muestran algunos de los pares biomagnéticos más comunes).

Las diferencia y similitudes entre la Alopatía, Herbolaria y Microdosis; son básicamente que la herbolaria utiliza plantas, vegetales, minerales y animales para aliviar sus enfermedades desde la antiguedad, en cantidades naturales existentes en la planta medicinal. La alopatía, se basa en la ley de los contrarios (al signo o al síntoma que se le debe combatir) mediante sustancias de origen vegetal, animal, mineral o sintético - químico, en cantidades concentradas de regulares a grandes, las cuales provocan efectos colaterales. Mientras que con microdosis, las dosis son cercanas a la homeopatía, son del orden de infinitesimales, dosis mínimas y atóxicas. La homeopatía se basa en aplicar dosis infinitesimales mínimas de sustancias que provocan lo mismo para combatir lo mismo. La alopatía y la homeopatía se administran generalmente por vía oral con solvente y son absorbidas por vía sanguínea en los intestinos, en las microdosis la absorción se realiza por las terminaciones nerviosas linguales, con un vehículo hidro-alcohólico desencadenando efectos neurohormonales.

Por lo anterior, se concluye que lo más utilizado y aceptado por la herbolaria, es la microdosis, ya que teniendo preparadas las tinturas y el vehículo, es sumamente sencilla la elaboración de éstas.

En conclusión puedo afirmar que el biomagnetismo médico, desde el punto de vista estomatólogico es sumamente coadyuvante en cualquier tratamiento y ramas de la medicina, beneficiando al paciente ya que se disminuye el tiempo, costo y molestias en el paciente y lo más importante poder ver el estado de ánimo de los pacientes curados.

Tratamiento de microdosis aplicado a cada par biomagnético (14)

PARES BIMAGNÉTICOS

PATOLOGÍA

TRATAMIENTO HERBOLARIO

Parietal/parietal

Encefalitis lesión quiasma óptico

Árnica, estafiate y damiana

Parietal der. +/Colon transverso

Entamoeba histolytica

Ajo y manrubio

Parietal/riñón central

Disfunción Cerebral pulmonar renal

Pasiflora, gordolobo, cola de caballo

Hipófisis/vejiga

Dengue

Estafiate y ajo

Hipófisis/bulbo raquídeo

Diabetes insípida

Aceitilla, ajo, pata de vaca, árnica, gordolobo, marrubio, estafiate

Seno frontal/seno frontal

Sinusitis viral

Árnica y ajo

Ojo/ojo

Citomegalovirus esclerosis múltiple

Árnica y ajo

Sien/sien

Irrigación sanguínea cerebral

Árnica, cancerina, gordolobo

Pómulo/riñón contralateral

Paludismo malaria protozoario

Prodolina, estafiate, cancerina, árnica

Lengua/lengua

Escabiosis sarna parásito

Árnica y ajo

Mandíbula/mandíbula

Neisseria gonorrea

Estafiate y ajo

Parótida/parótida (lolita)

Disfunción insulina, tiroxina Calcitocina (paperas) hipocalcemia

Pata de vaca y barbasco

Tiroides/tiroides disfunción

Peso corporal

Marrubio

Timo/recto

VIH

Cancerina y estafiate,

Timo/parietal izquierdo

Rubéola

Estafiate

Cardias/suprarrenales

Estreptococo �B�

Ajo y estafiate

Suprarrenales/cardias

Fiebre reumática

Marrubio, aceitilla, ajo y estafiate

Estómago/suprarrenales

Sarampión

Estafiate

Estómago/estómago disfunción

Mala digestión/mal aliento

Marrubio, prodigiosa y anís

Cab. De páncreas/suprarrenales

Estafilococo dorado

Estafiate

Cuerpo del páncreas/cola de páncreas (Ramses)

Intoxicación por metales pesados

Estafiate

Vaso/duodeno

Leucemia

Estafiate y marrubio

Vaso/hígado

Brucella /fiebre de Malta

Estafiate y marrubio

Axila/axila

Rabia

Pasiflora y Valeriana

Supraespinoso/supraespinoso

Micobacterium tuberculoso

Gordolobo y estafiate

Deltoides/deltoides

Treponema pallidum

Estafiate y marrubio

Húmero/húmero

Enterobacter neumoide

Gordolobo y estafiate

Branquial/branquial

Estreptococo A

Estafiate

Cúbito/cúbito

Herpes, mucosas internas, vagina

Estafiate y árnica

Muñeca/muñeca

Riktesia Alzheimer

Ajo, árnica

Pleura/pleura

Pleuritis viral

Estafiate

Pleura/hígado

Hepatitis B

Prodigiosa

Hígado/riñón izquierdo

Absceso hepático por ameba

Árnica y prodigiosa

Vesícula/riñón derecho

Catarro común

Gordolobo y ajo

Vesícula/vesícula (prada)

Reservorio del VIH

Estafiate y ajo

Conducto del páncreas/riñón izq.

Espiroqueta

Estafiate

Píloro/riñón izquierdo

Amebiasis intestinal

Ajo

Píloro hígado

Oxiuros Enterobios vermicularis

Prodigiosa

Válvula ileosecal/riñón derecho

Tricomonas

Ajo y prodigiosa

Ciego/ciego

Hemophylus influenza

Estafiate y marrubio

Ascendente/riñón derecho

Kleibsella neumoide

Estafiate

Transverso/vejiga

Vibrio cholerae

Cola de caballo y árnica

Intestino delgado/intest. Grueso

Herpes

Estafiate

Uretero/uretero

Varicela

Estafiate

Útero/útero (Roberta)

Falso embarazo

Dhea, damiana

Ovario/ovario disfunción

Amenorrea

Dhea, damiana

Vagina/vagina

Yersinia pestis problemas laríngeos

Gordolobo

Vagina/recto

Papiloma

Estafiate y árnica

Pudendo/pudendo

Parotiditis

Estafiate y árnica

Glúteo/glúteo

Parasitosis intestinal

Ajo y estafiate

Ilíaco/ilíaco (Elena)

Disfunción gastrointestinal sobrepeso

Marrubio, prodigiosa y anís

Ano/ano

Papiloma

Estafiate y árnica

Riñón derecho/duodeno

Diabetes Mellitus (verdadera)

Pata de vaca

Riñón derecho/hígado

Cirrosis hepática

Prodigiosa

Riñón/uretero (Machin)

Cólico nefrítico, cálculos, sífilis renal

Cola de caballo y árnica

Riñón/sacro contralateral disfun.

Disfunción intestinal flatulencias

Anís, marrubio y prodigiosa

Suprarrenales/todo el frente

Asma alérgica

Gordolobo y ajo

Frontal/frontal

Sinusitis viral

Árnica, gordolobo y damiana

Malar/malar

Enterovirus diarreas

Prodigiosa, ajo y anís

Craneal/craneal

Bacilo ántrax pólipos nasales

Árnica, Gordolobo y ajo

Interciliar/bulbo raquídeo (David)

Regula el carácter

Pasiflora, damiana y valeriana

Diafragma/diafragma

Candida albicans

Árnica

N inguinal derecho/articulaciones

Reumatismo

Ajo y estafiate

Cérvico/dorsal (Pasiano)

Dolor en el codo

Estafiate, pasiflora y cancerina

Atlas/atlas (Juana)

Regula sexualidad frigidez

Damiana, pasiflora y barbasco



Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 04/01/2013

REVE HISTORIA DEL BIOMAGNETISMO
Muchas culturas ancestrales, entre las que se encuentran la china, la hindú, la árabe, la hebrea y las antiguas dinastías egipcias, utilizaban imanes por sus propiedades terapéuticas.
La leyenda cuenta que Cleopatra, para retrasar el proceso de envejecimiento, dormía con una piedra imán sobre la frente. En el siglo III a C. , Aristóteles escribió acerca de las propiedades curativas de los imanes naturales, que llamaba "imanes blancos".


En el siglo I d C. , Plinio el Viejo, historiador romano, habló sobre la utilización de los imanes para curar los problemas oculares. Durante ese mismo siglo, algunos geománticos chinos empezaron a documentar lo efectos sutiles del campo magnético terrestre en la salud humana y la enfermedad después de utilizar brújulas de gran precisión para la exploración de las condiciones geomagnéticas.


En el siglo II, el célebre médico Galeno recomendaba el empleo de imanes para tratar el estreñimiento y diversos trastornos dolorosos. En el siglo IV, Marcel, el filósofo y médico francés, aconsejaba llevar un imán alrededor del cuello para aliviar los dolores de cabeza. En el siglo VI, Alejandro de Tralles utilizaba imanes para tratar el dolor de las articulaciones.
Después, durante el siglo X, el médico islámico Ibn Sina, también conocido como Avicena, afirmó que era capaz de tratar la depresión mediante la terapia magnética. Alrededor del año 1000, un médico persa documentó la utilización de imanes para aliviar dolencias como la gota y los espasmos musculares.


Un gran número de médicos y sanadores utilizaron los imanes para curar diferentes problemas médicos hasta el siglo XVI, cuando el célebre médico Paracelso no sólo abogó por los imanes para curar trastornos específicos, sino que además describió con detalle los diversos efectos curativos de las polaridades magnéticas en los seres vivos.

Paracelso fue uno de los primeros en postular que la propia Tierra era un gran imán. En sus obras sobre terapia magnética, Paracelso defendía que el "imán es el rey de todos los secretos".


En 1777 la Real Sociedad francesa de medicina examinó los estudios sobre curación magnética realizados por un abad francés llamado Le Noble. Sus informes sobre los efectos de los tratamientos magnéticos fueron tan favorables que concluyeron que el imán parecía destinado a desempeñar un papel tan importante en la práctica y la teoría médica como el que estaba comenzando a tener en el campo de la física experimental.


<

Curiosamente, unos pocos años después esa misma entidad condenó la obra sobre "magnetismo animal" de Franz Anton Mesmer, quien utilizaba "pases magnéticos" en sus pacientes al tiempo que aplicaba la energía del "magnetismo humano" por contraposición a las piedras imán magnéticas.


Mesmer entendía la curación magnética según una teoría astrológica según la cual el sol, la luna e incluso la tierra poseen energías magnéticas sutiles que pueden influir en el sistema nervioso humano y proporcionar energía al cuerpo. Las teorías de Mesmer se asemejaban mucho a las de Paracelso. Los dos afirmaban que existen un fluido magnético o una fuerza de la naturaleza invisible y sutil que se intercambia entre el cielo y la Tierra, y que dicha fuerza magnética puede curar y proporcionar energía a los seres vivos.


Mesmer estaba convencido de que el ser humano posee una clase de magnetismo específico, que él denominó "magnetismo animal" para distinguirlo de las limaduras de hierro o "ferromagnetismo". Continuó su labor desarrollando técnicas que permitieran captar y utilizar ese tipo de energía con el objeto de curar a sus pacientes.


Mesmer solía sustituir la energía de los imanes permanentes que había utilizado por su propio magnetismo animal. Si bien no fue comprendido durante su época, en el siglo XX los investigadores han hallado pruebas de que tal vez Mesmer no se encontraba tan lejos de la verdad en la relación con sus afirmaciones sobre el magnetismo animal.


Los estudios efectuados durante los últimos 30 años han demostrado una notable similitud entre los efectos biológicos beneficiosos de las manos de un sanador y los efectos terapéuticos de los imanes permanentes en los seres vivos.


Tan sólo unos ochenta años después, el famoso químico francés Louis Pasteur documentó los descubrimientos que había realizado en relación con los efectos de los imanes en el proceso de fermentación. Pasteur también desarrolló un tratamiento para la rabia, así como el proceso de esterilización de la leche (pasteurización).


Pasteur se percató de que si colocaba un imán cerca de una cuba de fermentación llena de fruta (tal como se utiliza en la producción de bebidas alcohólicas), el proceso de fermentación era más rápido. En aquella misma época Samuel Hahnemann, el creador de la homeopatía, también experimentó con los imanes con fines terapéuticos y acabó defendiendo el uso de los imanes para tratar un gran número de trastornos de la salud.

El mayor defensor de la terapia magnética durante la segunda mitad del siglo XIX fue el doctor C. , J. Thacher. Este médico explicaba que la energía de la vida provenía de la fuerza magnética del sol y era conducida a través de la sangre debido a su alto contenido en hierro. Aproximadamente un siglo después, en 1954, Linus Pauling recibió el Premio Nobel de Química por sus descubrimientos sobre las propiedades magnéticas de la hemoglobina, una sustancia presente en la sangre que contiene hierro.


A mediados del siglo XX, el interés por la curación magnética aumentó rápidamente en países como la India, Rusia y Japón.


Magnetoterapia
Usos y Curiosidades
El objetivo de esta información es introducirle en un tema tan interesante, como es, el biomagnetismo, la imanoterapia o magnetoterapia, y algunas de sus aplicaciones. No se pretende desarrollar un estudio completo sobre el tema, si el mismo le parece interesante, investigue por su cuenta, seguro que se va a encontrarse con sorpresas agradables. Introducción.

El Biomagnetismo es el estudio del efecto de campos magnéticos en sistemas biológicos. La energía biomagnética es nuestra fuerza de vida, tanto como lo es el aire, el agua y la luz del sol. De acuerdo en el Dr. Payne, algunos que los efectos que producen los campos magnéticos en los organismos vivos son los siguientes:
· Incremento de flujo sanguíneo y mejora de la capacidad de transportar oxígeno, facilitando la recuperación de la salud.
· Cambios en la migración de los iones de calcio, que proporcionan calcio a los huesos deteriorados más rápidamente
· Se modifica el pH de los líquidos
· Se incrementa la producción de hormonas de las glándulas endocrinas.
La terapia de la polaridad.
A cada uno de los polos le corresponde una forma de energía eléctrica distinta. El polo norte significa detención, frena, y el polo sur avance, acelera, da vida y energía.
El polo Sur (+). - El polo Sur de un imán transmite energía y vigor a los organismos vivos, refuerza los componentes ácidos, estimulando la producción de proteínas, y acelera el proceso de maduración. La energía del polo Sur es positiva y transmite efectos positivos a los organismos vivos, semillas, animales y seres humanos. En el polo sur de un imán hay un remolino de electrones que gira en el sentido de las agujas del reloj, con una carga positiva.
El polo Norte (-). - El polo norte de un imán produce una reducción del contenido ácido, además detiene las infecciones, ayuda a cerrar heridas y aliviar distintas dolencias que desaparecen sin dejar efectos secundarios. En el polo norte de un imán tenemos un remolino de electrones girando en sentido contrario a las agujas del reloj, con una carga negativa.

Efectos en las enfermedades.
Los campos magnéticos trabajan sobre la circulación de la sangre, que contiene hemoglobina y hierro (la sangre es de color rojo debido al hierro, el hierro con oxígeno, oxidado, es de color rojo).
Sin el hierro no hay energía, y sin energía se detienen el latido del corazón y la respiración, por lo que el hierro es esencial para la vida, y la influencia de un campo magnético sobre el hierro es considerable. Los campos magnéticos producen una pequeña corriente eléctrica debajo de la piel, lo suficientemente fuerte como para causar efectos biológicos como son: la reducción de dolor, la regeneración de células y nervios, etc..
Un campo magnético atrae y repele las partículas cargadas de la sangre, creando movimiento y calor. Esto dilata los vasos sanguíneos, incrementando la circulación de la sangre y acelerando los procesos de curación y de recuperación.


Normalmente en imanterápia se aplica el polo NORTE (-) de un imán directamente sobre la zona a tratar, aunque en algunos casos se utiliza el polo SUR (+).
El insomnio responde rápida y eficazmente a la aplicación de un imán sin necesidad de medicación alguna.
Los dolores de muelas se alivian aplicando el polo norte de un imán sobre la mejilla dolorida.
Los dolores producidos por heridas se pueden aliviar con la aplicación de un imán.
El imán resulta muy eficaz en algunos casos de epilepsia y reduce el número de ataques del paciente.
También puede aplicarse un imán en los ojos: el polo norte le puede ayudar en algunos casos de cataratas precoces, inflamaciones de los ojos, vista cansada, etc.. Para la sordera puede utilizar un imán de barra con los polos en los extremos.



Dra. Sheyla Andrea
Escrito por Dra. Sheyla Andrea
el 04/01/2013

Magnetización de líquidos.
Según Roy Davis, el tratamiento del agua potable con campos magnéticos potencia la actividad iónica del hidrógeno del agua, y puede utilizarse para estimular la actividad mental, además de producir un efecto calmante, neutralizando las situaciones estresantes (tensión muscular, hipertensión arterial, palpitaciones, cefaleas, insomnio, irritabilidad, etc..).


Si se mantiene el polo Norte de un imán sumergido durante unos minutos en un vaso de agua y acto seguido medimos su pH, podremos observar que éste es alcalino; en cambio, si sumergimos el polo Sur hará que el agua se vuelva ligeramente ácida. Es decir, los efectos del campo magnético varían en función de la polaridad aplicada. El pH del agua puede cambiar de 7 a 9'2 mediante su exposición a un campo magnético de 7000 gauss. Además de modicar la temperatura, tensión superficial, viscosidad y la conductividad eléctrica.
Aunque el agua magnetizada no conserva sus propiedades magnéticas como una barra de hierro, la ingestión de agua magnetizada modifica la polaridad de los átomos del cuerpo, especialmente los de hidrógeno, que tienen un protón (positivo) y un electrón (negativo). Se modifica el eje de rotación y la órbita del electrón, cambiando su polaridad. Esto le proporciona un sabor a agua de lluvia, al mismo tiempo, que reduce el sabor a cloro y a flúor. El agua magnetizada también produce efectos positivos en los órganos digestivos y urinarios, en los nervios, en la presión de la sangre, ayuda a desbloquear arterias y normaliza el sistema circulatorio.


No es necesario que el imán esté en contacto con el agua que se pretende imantar, puede colocarse en el exterior de un recipiente de cristal, cerámica, cobre o aluminio (nunca de un material que se magnetice, como el hierro). No se aconseja tener elementos magnetizables cerca del campo magnético (como los cubiertos metálicos). Retirar el imán antes de introducir una cuchara en el recipiente y/o retirar la cuchara antes de colocar el imán. Si la cuchara es de madera, de plástico o de cualquier material que no se magnetice no es necesario retirarla.
Beneficios de la ingestión de Agua Magnetizada:
Mejor gusto.
Reduce la acidez y ayuda a regular el pH del cuerpo.
Produce efectos terapéuticos en el cuerpo, especialmente en los sistemas: digestivo, nervioso y urinario.
Ayuda a limpiar arterias bloqueadas, normaliza el sistema circulatorio y la función de regulación de temperatura.
Es beneficiosa para problemas de riñón, gota, obesidad, y envejecimiento prematuro.


Estimula la actividad cerebral.


Facilita la relajación y el bien estar. Proporciona más salud y vitalidad.
El agua magnetizada con el polo Sur tiene una tensión superficial menor que el agua magnetizada con el polo Norte. Además el agua magnetizada con el polo Sur, proporciona energía y vitalidad. El agua magnetizada con el polo Norte acelera los procesos curativos y relaja.


La leche, se conserva fresca más tiempo si se mantiene dentro de un campo magnético de polaridad Norte; en cambio, si se expone al polo Sur se agriará a mayor velocidad. También se pueden magnetizar la leche con el polo Sur de un imán durante media hora, para tomarla seguidamente, proporcionando vigor y vitalidad a personas débiles y cansadas.


Los zumos de fruta pueden magnetizarse para aumentar su poder refrescante y nutritivo.
Hay que tener en cuenta que la ingestión de agua magnetizada no produce efectos inmediatos, su acción es lenta y continuada. Normalmente se empiezan a notar sus efectos a partir de los dos o tres semanas del inicio su ingestión.


Las aguas con gran cantidad de sales disueltas, se denominan "aguas duras", tienen un menor poder disolvente, producen menos espuma con jabones y detergentes, y los alimentos necesitan más tiempo para cocerse. Las aguas con poca cantidad de sales se dominan "aguas blandas", tienen un mayor poder disolvente.
La fruta, las verduras, etc. Se conservan frescas más tiempo si se mantienen dentro de un campo magnético de polaridad Norte; en cambio, si se exponen al polo Sur madurarán más rápidamente.
Las semillas sembradas en campos magnéticos mostraron curvas de crecimiento significativas.


Curiosidades
Se ha descubierto que la polaridad correcta del cuerpo es la siguiente: el lado izquierdo es negativo, el derecho es positivo y el centro es neutro, tanto delante como detrás, hasta que llegamos al entrecejo, desde aquí hacia arriba parece que es positivo.
Es sabido que todos los planetas generan campos magnéticos muy parecidos al de la Tierra, y se ha descubierto que el cerebro humano presenta una polarización magnética positiva y negativa.
Se ha observado que, incluso a temperaturas muy bajas, los metales se contraen y dilatan alternativamente cada vez que varía siquiera mínimamente un campo magnético cercano.


Unos experimentos han demostrado que es posible alargar la vida de ratones, ratas, conejos y otros animales, cuando estos viven cerca de campos magnéticos constantes.


Se ha demostrado que es posible disolver el calcio y detener ciertos tipos de cáncer mediante imanes, con los que se puede aumentar la capacidad de regeneración del organismo y ayudar al desarrollo del hueso y de la materia fibrosa cálcica del mismo. Los campos electromagnéticos, magnéticos y eléctricos estimulan el desarrollo del hueso, aceleran la cicatrización de las fracturas y reducen el dolor producido por la presión de las esquirlas o fragmentos de hueso astillado sobre los nervios.


Como sistemas electromagnéticos, nuestros cuerpos existen en equilibrio entre y bajo la influencia de fuerzas magnéticas positivas y negativas. La corteza terrestre ejerce un poderoso campo magnético negativo, aunque durante el día experimentamos un fuerza positiva procedente del Sol. Por la noche el campo magnético negativo de la Tierra incrementa el oxígeno de las células, facilitando el sueño, la curación, reduciendo las inflamaciones.
En la antigua Grecia, Aristóteles fue la primera persona (en la historia escrita) que habló de las propiedades terapéuticas de un imán natural. Muchas de las civilizaciones antiguas incluyendo Hebreos, Árabes, Indios, Egipcios y Chinos, utilizaban imanes para la curación de enfermedades.
La NASA conoce la importancia de los campos magnéticos sobre la salud, solucionaron una gran incidencia en enfermedades y pérdidas de densidad ósea en los astronautas, cuando regresaban a la Tierra, colocando imanes en los trajes y en la nave.


Los imanes trabajan con le mismo principio que la acupuntura, equilibrando el flujo de energía, pero sin la utilización de agujas



PRECAUCIONES.
No utilice imanes muy fuertes cerca del corazón o de la cabeza
No utilice imanes fuertes en niños pequeños
Empiece el tratamiento con imanes de poca o media fuerza
El imán no debe entrar en contacto directo con la piel en caso de quemaduras ni en heridas abiertas
Los imanes no son compatibles con los marcapasos, desfibriladores automáticos ni dispositivos eléctricos internos
Si tiene objetos metálicos implantados en su cuerpo, tenga cuidado con la utilización de imanes. Si nota molestias, deje de utilizarlos
No debería utilizar imanes en caso de embarazo
No debería aplicarse imanes fuertes en el abdomen después de una comida fuerte, ya que altera la producción de ácido y la movilidad gastrointestinal


La energía del polo Sur constituye un eficaz tratamiento capaz de resucitar células supuestamente agotadas y desvitalizadas, pero hay que complementar inmediatamente dichas aplicaciones con otras de energía del polo Norte


Si se produce agravamiento de heridas y/o dolencias, se debe a que no se utiliza el polo adecuado, nunca a un uso excesivo, aunque no debería aplicarse un imán cerca de la cabeza durante un periodo de tiempo prolongado
No debería tener imanes cerca de: su ordenador, disquetes del ordenador , tarjetas de crédito, cintas de vídeo, cintas de casete, y otros dispositivos que utilicen un sistema de grabación o lectura magnético, ya que puede perder la información almacenada


No ponga un imán en un microondas
No se ponga un imán sobre una herida abierta directamente, es decir, que el imán no entre en contacto directo con la herida.
Si tiene problemas de corazón o de circulación consulte con su médico antes de utilizar un imán. No se aplique el polo SUR de un imán en zonas donde existan procesos infecciosos, tumorales o dolorosos. En estos casos aplicar el polo NORTE


Según Mark L. Gallert: "Las personas sensibles suelen sentir un ligero hormigueo cuando sostienen las barras. En cambio, otras personas no sienten nada, lo que no impide que el tratamiento también haga efecto."
Los campos magnéticos demasiado intensos pueden llegar a ser perjudiciales en algunos casos, y no deberían utilizarse más que en enfermedades crónicas o muy agudas, y siempre con precaución.
NOTA IMPORTANTE: Esta información se ha escrito y publicado simplemente con propósitos educativos y de entretenimiento. El lector entiende que el autor no se compromete a proporcionar servicio ni consejo médico de ninguna clase. El lector entiende que es responsable de sus actos, y que actúa en su propio riesgo y cuenta, y con total conocimiento que tiene que consultar con profesionales médicos para obtener ayuda médica en caso de ser necesaria.

ALGUNAS AFECCIONES QUE TRATA LA BIOMAGNÉTICA
Dolores musculares y dolores articulares
Cefalea
Dolor de cintura
Artritis
Síndrome del miembro fantasma
Fibromialgia
Osteoartritis
Tendinitis
Dolores lumbares
Insomnio
Falta de circulación
Inflamación de los pies
Migrañas
Dolor pelviano crónico
La terapia de campos magnéticos puede ser utilizada para acelerar la consolidación de fracturas óseas. Pero su alcance llega hasta los trastornos emocionales y los fenómenos derivados del estrés.
Los desgarros musculares, el síndrome del túnel carpiano, las desviaciones de columna, la rigidez del cuello y de los miembros inferiores son tratados eficazmente por medio de la aplicación de imanes terapéuticos adheridos al cuerpo. Se han realizado numerosos trabajos de investigación acerca de la eficacia de los magnetos con resultados satisfactorios.

EL DOLOR
Para el manejo del dolor se colocan pequeños imanes circulares sobre la superficie corporal en las áreas hacia donde irradia el dolor conocidas como "puntos disparadores del dolor". Para mantener el imán en su sitio, se utilizan banditas autoadhesivas.

LA IMPORTANCIA DE LOS POLOS
Los imanes poseen dos polos: positivo-sur y negativo-norte, además varían en intensidad y tamaño. Cuando una persona carece de la formación profesional adecuada que lo habilite para discernir en qué casos utilizará uno u otro polo o las potencias adecuadas a cada caso particular, es conveniente que tome nota de las normas que rigen para el uso domestico y primeros auxilios, dichas normas las determinara su Doctor o Terapeuta con el que usted acuda.

CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DEL TRATAMIENTO
Tiempo de tratamiento: depende de la intensidad del dolor y del imán utilizado. Se recomienda colocar el imán en la zona afectada por tiempos que varían desde unos minutos hasta varios días.
Frecuencia de tratamiento: es variable, se determina de acuerdo a cada condición particular. Usualmente el tratamiento se realiza varias veces por día durante varios días o semanas. Si el dolor remite se considera que es tiempo de retirar el imán pero ante el primer síntoma de dolor recurrente, se vuelve a colocar en la zona que corresponda.

¿PORQUÉ FUNCIONA EL TRATAMIENTO?
La explicación de cómo funciona la magnetoterapia es tan controvertida como el tratamiento en sí mismo. Varias teorías sustentan la importancia de la aplicación de campos magnéticos por su influencia sobre el movimiento de los fluidos corporales. Además, conociendo que el imán atrae al hierro y que éste es el principal componente de la sangre, podemos afirmar que produce un suave aumento de la circulación en la región donde se aplique, contribuyendo así a la buena oxigenación de los tejidos adyacentes.

EFECTIVIDAD DEL CAMPO MAGNÉTICO
Para ser efectivo un campo magnético, deben estar calculados los ángulos correctos, creando lo que se llama „efecto vestíbulo". La correcta localización del imán es una parte crucial del tratamiento.
Los tratamientos donde se aplican imanes constituyen una terapia sistémica. Aunque no es posible afirmar que curen la causa subyacente que originó el dolor, es posible verificar que los dolores cesan y que la persona tratada experimenta gran mejoría y suelen producirse cambios que son registrados por medio de análisis clínicos y estudios radiográficos. El dolor puede presentarse nuevamente en el caso que no se haya continuado el tratamiento por el tiempo requerido de acuerdo a la respuesta individual y a la dolencia padecida.
Ya que la magnetoterapia es una forma no invasiva, libre de drogas, los médicos que prescriben este tipo de terapia afirman que es una de las opciones más seguras de tratamiento a largo plazo, y más efectiva incluso que la aspirina.

LOS CUIDADOS EN ESTE TIPO DE TRATAMIENTO
Las personas con marcapasos serán controladas por su médico y las mujeres embarazadas evitarán los imanes durante el primer trimestre del embarazo. Algunas personas pueden presentar alergia a algún componente metálico de los imanes (se pueden colocar los imanes en cubiertas hipoalergénicas).

¿QUÉ EFECTOS COLATERALES PUEDEN EVIDENCIARSE?
Se considera improbable la aparición de efectos adversos. Sin embargo se han informado casos de vértigo durante la utilización de imanes cerca de las arterias carótidas. Algunos pacientes experimentaron un aumento del dolor durante los primeros días de tratamiento, otros refirieron una sensación de calor en el área de colocación de los imanes debido al mayor flujo sanguíneo. El „rash‰ cutáneo, que se presenta como el efecto más común, muchas veces se debe a las cintas que se utilizan para fijar los imanes.
Se recomiendan las siguientes precauciones:
Esperar al menos 1 hora antes de ingerir alimentos si se colocaron imanes sobre el abdomen.
Ser prudente al manipular objetos metálicos si se tiene imanes como pulseras, anillos, etc.
Mantener los imanes de alta potencia, alejados de personas con marcapasos.
La terapia de campos magnéticos puede complementar a la terapia corporal, a la acupuntura y a todos los tratamientos que se aborden pues es totalmente compatible dado que se trata de un alimentador natural que ejerce su influencia sobre todos los sistemas orgánicos.