En este grupo En todos

Grupo de Una Luz en el Camino



Luz y poesía.

Luis
Escrito por Luis
el 06/04/2012

Poema Hijo De La Luz Y De La Sombra de Miguel Hernandez

( Hijo de la sombra )

Eres la noche, esposa: la noche en el instante
mayor de su potencia lunar y femenina.
Eres la medianoche: la sombra culminante
donde culmina el sueño, donde el amor culmina.

Forjado por el día, mi corazón que quema
lleva su gran pisada del sol adonde quieres,
con un sólido impulso, con una luz suprema,
cumbre de las montañas y los atardeceres.

Daré sobre tu cuerpo cuando la noche arroje
su avaricioso anhelo de imán y poderío.
Un astral sentimiento febril me sobrecoge,
incendia mi osamenta con un escalofrío.

El aire de la noche desordena tus pechos,
y desordena y vuelca los cuerpos con su choque.
Como una tempestad de enloquecidos lechos,
eclipsa las parejas, las hace un solo bloque.

La noche se ha encendido como una sorda hoguera
de llamas minerales y oscuras embestidas.
Y alrededor la sombra late como si fuera
las almas de los pozos y el vino difundidas.

Ya la sombra es el nido cerrado, incandescente,
la visible ceguera puesta sobre quien ama;
ya provoca el abrazo cerrado, ciegamente,
ya recoge en sus cuevas cuanto la luz derrama.

La sombra pide, exige seres que se entrelacen,
besos que la constelen de relámpagos largos,
bocas embravecidas, batidas, que atenacen,
arrullos que hagan música de sus mudos letargos.

Pide que nos echemos tú y yo sobre la manta,
tú y yo sobre la luna, tú y yo sobre la vida.
Pide que tú y yo ardamos fundiendo en la garganta,
con todo el firmamento, la tierra estremecida.

El hijo está en la sombra que acumula luceros,
amor, tuétano, luna, claras oscuridades.
Brota de sus perezas y de sus agujeros,
y de sus solitarias y apagadas ciudades.

El hijo está en la sombra: de la sombra ha surtido,
y a su origen infunden los astros una siembra,
un zumo lácteo, un flujo de cálido latido,
que ha de obligar sus huesos al sueño y a la hembra.

Moviendo está la sombra sus fuerzas siderales,
tendiendo está la sombra su constelada umbría,
volcando las parejas y haciéndolas nupciales.
Tú eres la noche, esposa. Yo soy el mediodía.

Luis
Escrito por Luis
el 06/04/2012

Poema Hijo De La Luz Y De La Sombra de Miguel Hernandez


( Hijo de la luz )

Tú eres el alba, esposa: la principal penumbra,
recibes entornadas las horas de tu frente.
Decidido al fulgor, pero entornado, alumbra
tu cuerpo. Tus entrañas forjan el sol naciente.

Centro de claridades, la gran hora te espera
en el umbral de un fuego que al fuego mismo abrasa:
te espero yo, inclinado como el trigo a la era,
colocando en el centro de la luz nuestra casa.

La noche desprendida de los pozos oscuros,
se sumerge en los pozos donde ha echado raíces.
Y tú te abres al parto luminoso, entre muros
que se rasgan contigo como pétreas matrices.

La gran hora del parto, la más rotunda hora:
estallan los relojes sintiendo tu alarido,
se abren todas las puertas del mundo, de la aurora,
y el sol nace en tu vientre, donde encontró su nido.

El hijo fue primero sombra y ropa cosida
por tu corazón hondo desde tus hondas manos.
Con sombras y con ropas anticipó su vida,
con sombras y con ropas de gérmenes humanos.

Las sombras y las ropas sin población, desiertas,
se han poblado de un niño sonoro, un movimiento,
que en nuestra casa pone de par en par las puertas,
Y ocupa en ella a gritos el luminoso asiento.

¡Ay, la vida: qué hermoso penar tan moribundo!
Sombras y ropas trajo la del hijo que nombras.
Sombras y ropas llevan los hombres por el mundo.
Y todos dejan siempre sombras: ropas y sombras.

Hijo del alba eres, hijo del mediodía.
Y ha de quedar de ti luces en todo impuestas,
mientras tu madre y yo vamos a la agonía,
dormidos y despiertos con el amor a cuestas.

Hablo, y el corazón me sale en el aliento.
Si no hablara lo mucho que quiero me ahogaría.
Con espliego y resinas perfumo tu aposento.
Tú eres el alba, esposa. Yo soy el mediodía.

Luis
Escrito por Luis
el 06/04/2012

Poema Hijo De La Luz Y De La Sombra de Miguel Hernandez


( Hijo de la luz y la sombra )

Tejidos en el alba, grabados, dos panales
no pueden detener la miel en los pezones.
Tus pechos en el alba: maternos manantiales,
luchan y se atropellan con blancas efusiones.

Se han desbordado, esposa, lunarmente tus venas,
hasta inundar la casa que tu sabor rezuma.
Y es como si brotaras de un pueblo de colmenas,
tú toda una colmena de leche con espuma.

Es como si tu sangre fuera dulzura toda,
laboriosas abejas filtradas por tus poros.
Oigo un clamor de leche, de inundación, de boda
junto a ti, recorrida por caudales sonoros.

Caudalosa mujer: en tu vientre me entierro.
Tu caudaloso vientre será mi sepultura.
Si quemaran mis huesos con la llama del hierro,
verían que grabada llevo allí tu figura.

Para siempre fundidos en el hijo quedamos:
fundidos como anhelan nuestras ansias voraces:
en un ramo de tiempo, de sangre, los dos ramos,
en un haz de caricias, de pelo, los dos haces.

Los muertos, con un fuego congelado que abrasa,
laten junto a los vivos de una manera terca.
Viene a ocupar el hijo los campos y la casa
que tú y yo abandonamos quedándonos muy cerca.

Haremos de este hijo generador sustento,
y hará de nuestra carne materia decisiva
donde asienten su alma, las manos y el aliento,
las hélices circulen, la agricultura viva.

Él hará que esta vida no caiga derribada,
pedazo desprendido de nuestros dos pedazos,
que de nuestras dos bocas hará una sola espada
y dos brazos eternos de nuestros cuatro brazos.

No te quiero en ti sola: te quiero en tu ascendencia
y en cuanto de tu vientre descenderá mañana.
Porque la especie humana me han dado por herencia,
la familia del hijo será la especie humana.

Con el amor a cuestas, dormidos y despiertos,
seguiremos besándonos en el hijo profundo.
Besándonos tú y yo se besan nuestros muertos,
se besan los primeros pobladores del mundo.

Luis
Escrito por Luis
el 06/04/2012

Luis
Escrito por Luis
el 06/04/2012

Hola Edgar, te agradezco tus palabras y tu participación.

Espero que te sientas cómodo en el grupo, el cual se enriquece con tus aportes.

Luis
Escrito por Luis
el 06/04/2012

Luz y poesía (al amanecer una flor)

mcarmen
Escrito por mcarmen
el 06/04/2012

Gracias Luis y Edgar. Gracias Luis estás en todo.... Eso me encanta. En cuando pueda te mando a mi CRISTO de MEDINACELI ahora mismo en procesión. Me voy volando para verlo y rezar por todos vosotros.
Con todo mi cariño será hasta mañana y ya que estamos! FELICES PASCUAS!
MARY-CARMEN

Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 06/04/2012

LA VIDA

La vida es un aire turbulento,
un enigma profundo sin resolución,
encuentro de voces no siempre sincopadas.
Lucha perpetua, sin tregua,
puente que desemboca en la muerte
inexorablemente.
¿Por qué la amamos tanto?
¿Nos asusta el enigma de lo desconocido?

No quiero encontrarte en la agonía
de no querer perderte.

Carmen Serna ( de su libro Palabras viajeras)

Maria Estela Ramirez
Lic, en administracion de empresas de ...
Escrito por Maria Estela Ramirez
el 06/04/2012

Los Guerreros de Luz y sus Dificultades

imagen


Te preguntas que haces aquí, en este mundo en medio de toda esta gente. No entiendes tanta maldad, tanta locura ciega y no soportas tanta injusticia. Desde pequeño nunca has encajado y has pensado que tú eras el raro. Los golpes te han lesionado y tantas dificultades hacen que huyas mentalmente hacia el mundo que anhelas. En el fondo es como si fueras de otro planeta y estuvieras aquí sin haber conseguido aterrizar completamente.


Un buen día despiertas, empiezas a entender las cosas y a encajar las piezas del puzzle. Resulta que no eres tan raro, y que tu mundo imaginario es mucho más real de lo que creías.


La conciencia duele, parece más fácil vivir sin ver, aunque al final tenga consecuencias. No soportas las respuestas oscuras programadas por la hipnosis masiva, y el hecho de que no se den cuenta de lo que para ti es evidente. N o soportas esa ignorancia y esa maldad; y tampoco esas conversaciones banales. ¿Por qué tú sabes medir la injusticia y otros no? ¿Por qué no se dan cuenta de cual es la causa de sus enfermedades? ¿Por qué no se dan cuenta del motivo de sus accidentes?


Pero luego resulta que conoces más personas que son como tú, del estilo, y aun duele más. D uele por qué ves también el mal, o la ignorancia ingenua, en los que deberían abrir el camino igual que debes hacer tu mismo. Y también duele por qué te das cuenta de que no sabes nada, y de cuantas limitaciones y programación mental llevas implantada. Y además, resulta que tú tampoco eres tan bueno como creías. Y no ves tan bien como crees, aunque veas diferente a la mayoría.


Aquí empieza la gran prueba de fe y humildad. ¿Estás dispuesto a limpiarte? ¿A reconocer que aunque sabes cosas en realidad no sabes? ¿Te atreverás a jugar el rol que te corresponde? ¿Te atreverás a destacar por encima del rebaño? ¿Aceptarás las pruebas y "putadas" (en realidad la formación "técnica") de tu camino? ¿Podrás estar años apostando en lo que crees y sientes? ¿Aprenderás a distinguir entre luz y oscuridad? ¿Esquivarás las redes de los falsos profetas? ¿Serás capaz de reconocer tu oscuridad, aceptarla y cambiar lo que tengas que cambiar? ¿Aceptarás la realidad tal y como es, sin inventártela según tu interés? ¿Confiarás en las señales? ¿Tendrás suficiente paciencia y fe? ¿Podrás mantener el corazón abierto cuando recibas ataques de la oscuridad?


¿Podrás mantener la fe y el amor? ¿Evitarás ser uno de los caídos cambiados de bando? ¿Tendrás la humildad de ser consciente de ser simplemente un canal? ¿Sabrás reconocer y valorar en los demás seres terrenales sus grandes virtudes? ¿Cuándo seas golpeado fuertemente serás capaz de no renegar de la luz? ¿Estarás dispuesto a ir a por todas, pase lo que pase, con las consecuencias que tenga? ¿Sabrás entender verdaderamente los mensajes, trasladarlos y adaptarlos a la realidad terrestre? ¿Superarás tus propias limitaciones personales yendo más allá?


El camino de luz no tiene recompensas "rápidas", no eres aplaudido por la gran masa, debes nadar contra muchas opiniones y influencias, y la soledad de no ser entendido puede dolerte mucho. Cada uno tiene su nivel, y su pacto, y no todos lo tienen tan difícil como otros; incluso hay quien lo tiene fácil. La conciencia duele y la desesperación puede aparecer; pero ahí está la fe y la paciencia, y hacer las cosas bien, con los pies en el suelo.


Es mucha la intoxicación y la distracción que se recibe. Salir de ahí y ser un guerrero de luz consciente, con todo su potencial despierto y desarrollado es nuestra gran prueba de fe, de humildad y de amor, a nosotros mismos y a los demás.


Hasta ahora todo era preparación y experimentación, pero ahora esto ya va realmente en serio. No conocemos el futuro, pero sí el presente, y es en este en el que debemos trabajar y sembrar.

Son esos grandes momentos de gozo y alegría, esas grandes conexiones y regalos recibidos, y esa sincronicidad lo que te va demostrando que estás siguiendo el camino; y lo que te mantiene vivo, activo y con fe.


Esto no es el jardín "happy flower" que deseamos, es más crudo de lo que habíamos imaginado, pero es lo que es, y cuando antes lo aceptemos mejor. No es necesaria la destrucción para una regeneración y renacimiento, con transformación consciente es más que suficiente.


Con todo mi sentimiento, en un momento de dejar partir el dolor y de dar entrada al amor, dejo atrás los clavos y me agarro a la luz del sol. Hoy empieza un nuevo día, en que en la cima de la montaña gozo de las vistas y abrazo el camino recorrido. Y me dispongo a continuar, todavía hay que andar más y llegar más arriba. Y acepto lo que venga, aunque puede que por el camino no me guste lo que me toque vivir y hacer, y además pueda equivocarme, sé que al final servirá para llegar a mi destino. La luz es para compartirla y expandirla, y eso es nuestro cometido. La paz es nuestro destino, y no hay nada más grande que sentirla en tu camino. Por eso hoy empieza un nuevo día, nada volverá a ser igual, hasta el fin de mi camino, asumo el poder y la gracia, y acepto mi destino.



Carles Gallego

Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 06/04/2012
Poema La Fe de Rubén Darío

En medio del abismo de la duda
lleno de oscuridad, de sombra vana
hay una estrella que reflejos mana
sublime, sí, mas silenciosa, muda.

Ella, con su fulgor divino, escuda,
alienta y guía a la conciencia humana,
cuando el genio del mal con furia insana
golpéala feroz, con mano ruda.

¿Esa estrella brotó del germen puro
de la humana creación? ¿Bajó del cielo
a iluminar el porvenir oscuro?

¿A servir al que llora de consuelo?
No sé, mas eso que a nuestra alma inflama
ya sabéis, ya sabéis, la Fe se llama.

Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 06/04/2012
(Shin Jin Mei) – Poema de la Fe en el Espíritu
........... No importa cuándo ni dónde:
iluminación significa entrar en esta verdad.
Y esta verdad está más allá del aumento o
la disminución en el tiempo o el espacio:
en ella, un solo pensamiento dura diez mil años.


Vacío acá, vacío allá,
y sin embargo, el Universo infinito está
siempre delante de tus ojos.
Infinitamente grande e infinitamente pequeño;

no hay diferencia,
porque las definiciones han desaparecido
y no se ven límites.
Lo mismo pasa con el Ser y el no-Ser.
No malgastes el tiempo con dudas y argumentos
que no tienen nada que ver con esto.
Una cosa, todas las cosas:
van juntas y entremezcladas,
sin distribución.
Vivir en esta comprensión
es no estar inquieto a causa de la no-perfección.
Vivir en esta fe es el camino hacia la no-dualidad,
porque lo no-dual es uno
con la mente que confía.
¡Palabras!
El Camino está más allá del lenguaje,
porque en él no hay
ni ayer
ni mañana

ni hoy

dessins


Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 06/04/2012

UNA INVITACIÒN ,UN DEBATE : GRACIAS A LUIS Y A EDGAR


JESúS, EL DULCE, VIENE...
(por Juan Ramón Jiménez)

Jesús, el dulce, viene...
Las noches huelen a romero...
¡Oh, qué pureza tiene
la luna en el sendero!

Palacios, catedrales,
tienden la luz de sus cristales
insomnes en la sombra dura y fría...
Mas la celeste melodía
suena fuera...
Celeste primavera
que la nieve, al pasar, blanda, deshace,
y deja atrás eterna calma...


Une branche de romarin enneigée Romarin

Alejandro Domenicone
Experto: organización territorial de v...
Escrito por Alejandro Domenicone
el 07/04/2012




DAME TU LUZ, SEÑOR

(Mt 22,34-40; Mc 12,28-34; Lc 10,25-29)

Por

Emma-Margarita R.A. -Valdés

Por tu amor, quiero amarte más que a nada en el mundo,

consagrar a tu fin mi tiempo, mi existencia,

convertir mi arenal en terreno fecundo,

ser capaz de morir por mi creencia.

Mas soy un desterrado, un triste vagabundo,

que ha perdido su casa, que ha olvidado su herencia.

¡Ayúdame a encontrarte en mi interior profundo!,

¡Dame tu luz!, ¡Que viva en tu presencia!.

Emma-Margarita R.A. -Valdés

Alejandro Domenicone
Experto: organización territorial de v...
Escrito por Alejandro Domenicone
el 07/04/2012

Gracias Luis, por tu invitación...

Carmen Vásquez
Bachillerato educacion media.liceo ram...
Escrito por Carmen Vásquez
el 07/04/2012

Gracias Edgar.. Gracias Luis.... Que bello debate!.. Quien fuera poeta! Cuanto los admiro! Los felicito de corazón!... Reciban un abrazo con mucho cariño!

Carmen









Silvia Villavicencio Paredes
Administracion de empresas isca
Escrito por Silvia Villavicencio Paredes
el 07/04/2012

LABERYNTO-BANNER VERT 1

Hola Luis, gracias por invitarme a tan lindo e interesante Debate de

nuestro Amigo Edgar.... Suerte y Bendiciones....

Poema atribuido a Benedetti, pero cuyo real autor es el cantautor Pablo Milanés.

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul
sólo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.

Yo no te pido que me firmes

diez papeles grises para amar
sólo te pido que tú quieras
las palomas que suelo mirar.

De lo pasado no lo voy a negar

el futuro algún día llegará
y del presente
qué le importa a la gente
si es que siempre van a hablar.

Sigue llenando este minuto

de razones para respirar
no me complazcas no te niegues
no hables por hablar.

Yo no te pido que me bajes

una estrella azul


LABERYNTO-BANNER VERT 1

Silvia Villavicencio Paredes
Administracion de empresas isca
Escrito por Silvia Villavicencio Paredes
el 07/04/2012

LABERYNTO-BANNER VERT 1


Pablo Neruda

Barrio sin luz

¿Se va la poesía de las cosas
o no la puede condensar mi vida?
Ayer -mirando el último crepúsculo-
yo era un manchón de musgo entre unas ruinas.

Las ciudades -hollines y venganzas-,
la cochinada gris de los suburbios,
la oficina que encorva las espaldas,
el jefe de ojos turbios.

Sangre de un arrebol sobre los cerros,
sangre sobre las calles y las plazas,
dolor de corazones rotos,
podre de hastíos y de lágrimas.

Un río abraza el arrabal
como una mano helada que tienta en las tinieblas:
sobre sus aguas se avergüenzan
de verse las estrellas.

Y las casas que esconden los deseos
detrás de las ventanas luminosas,
mientras afuera el viento
lleva un poco de barro a cada rosa.

Lejos... La bruma de las olvidanzas
-humos espesos, tajamares rotos-,
y el campo, ¡El campo verde! , en que jadean
los bueyes y los hombres sudorosos.

Y aquí estoy yo, brotado entre las ruinas,
mordiendo solo todas las tristezas,
como si el llanto fuera una semilla
y yo el único surco de la tierra.

LABERYNTO-BANNER VERT 1

Silvia Villavicencio Paredes
Administracion de empresas isca
Escrito por Silvia Villavicencio Paredes
el 07/04/2012

LABERYNTO-BANNER VERT 1

La luz sumisa

José Gorostiza

Alarga el día en matinal hilera
tibias manchas de sol por la ciudad.
Se adivina casi la primavera,
como si descendiera
en lentas ráfagas de claridad.

La luz, la luz sumisa
( si no fuera
la luz, la llamaran sonrisa )
al trepar en los muros, por ligera,
dibuja la imprecisa
ilusión de una blanda enredadera.
¡Ondula, danza y trémula se irisa!

Y la ciudad, con íntimo candor,
bajo el rudo metal de una campana
despierta a la inquietud de la mañana,
y en gajos de color se deshilvana.

Pero puso el Señor,
a lo largo del día,
esencias de dolor
y agudo clavo de melancolía.

Porque la claridad, al descender
en giros de canción,
enciende una alegría de mujer
en el espejo gris del corazón.

Si ayer vimos la luna, desleída
sobre un alto silencioso de montañas...
si ayer la vimos derramarse en una
indulgencia de lámpara afligida,
y duele desnatar en las pestañas
el oro de la luna.

LABERYNTO-BANNER VERT 1

Silvia Villavicencio Paredes
Administracion de empresas isca
Escrito por Silvia Villavicencio Paredes
el 07/04/2012

LABERYNTO-BANNER VERT 1



Jesus clamo con voz fuerte

Ahora bien,era ya como la hora sexta,

y sin embargo,

una oscuridad cayó sobre toda la tierra

hasta la hora nona

porque fallo la luz del sol,

entonces la cortina del santuario se rasgo por el medio

y Jesús llamo con voz fuerte dijo:

"padre en tus manos encomiendo mi espíritu"

cuando hubo dicho esto expiro.

El oficial del ejercito

debido lo que vio y oyó

se puso a glorificar a Dios

y dijo:"verdaderamente este hombre era justo"

Cuanto debió haber sufrido Jesús persecución,

expuesto al escarnio publico,

burlas,

clavado en un madero,

como si fuera el peor delincuente,

cuando tuvo sed le dieron a beber vino agrio,

le escupieron el rostro,

cuanto sufrimiento para el hijo de Dios.

Dios gracias por tanto amor,

por ti respiro,

y tus bendiciones siempre me

acompañan,

tu eres Dios de amor

te agradezco, y valoro el sacrificio de tu hijo.

LABERYNTO-BANNER VERT 1

Maria
Escrito por Maria
el 07/04/2012


Que fluya en mi Señor,

Tu dulce voz...

Cada palabra tuya

Estremezca mi espíritu.

Señor ven junto a mis pasos

Caminemos juntos por los campos.

Germinemos las flores,

Bauticemos los montes,

Con agua fresca del río.

La sombra suave de los árboles,

Nos sirva de cobijo.

Mientras mi alabanza, a tí Padre

Sale en forma de canto, para darte gracias

Por tus obras,

Por tu gran Amor!

Maria de Lourdes Maqueo ©