En este grupo En todos

Grupo de Asociación de s

Francisco Hernandez Molina
Chakras (gratuito) centro teba (argent...
Escrito por Francisco Hernandez Molina
el 05/11/2010

Saludos.. Creo que el tiempo y los buenos consejos que se reviven de las buenas

Personas de nuestro entorno, nos ayudan a encontrar de nuevo el camino que nos conducirá

Al lugar donde están las buenas formas para reencontrarnos , con ese sentir que hemos

Estraviado.

Os agradezco la ayuda que me aportais, para estar otra vez en esa dinamica de

Relación con todos vosotros.

Gracias y un abrazo.

Alfonso G. Arreola
Licenciado el derecho universidad auto...
Escrito por Alfonso G. Arreola
el 18/11/2010

Francisco Hernández:
Felicidades por tu post.

Para ser responsablemente libres, tenemos que educarnos y aprender a razonar hasta desarrollar una consciencia de solidaridad, respeto por lo respetable, y actividades positivas para con la familia, el medio ambiente, el trabajo y las amistades.

No creo en un “Dios” que habla, se enoja, y castiga a los hijos por los pecados de los padres o que haga milagros a cambio de limosnas o veladoras. Decir la verdad y amar lo que despierta en nosotros ese sentimiento, produce tranquilidad y bienestar.

Los valores, como el respeto a la vida, basada en la dignidad de las personas, y la amistad y el amor, son la fuente de la felicidad, porque cuando amamos, somos felices. En cuanto dejamos de creer en el diablo, el pecado, “la vida eterna” y todos esos absurdos y al darnos cuenta que en muchos casos podemos elegir y actuar para vivir de una mejor manera, desaparecen la mayoría de las enfermedades. La experiencia, no nos muestra que el efecto siga a esas causas, pero hay una conexión en ellas que se ha dado en experiencias anteriores y que nos hace CREER que ocurrirá lo que suponemos con esas bases. Esta operación de la MENTE con la que inferimos, o deducimos, tiene que ver con creencias como las ya expresadas. Y con nuestra salud física y mental. Hay que evitar las mentiras, la calumnia etc. Porque el único y mejor adivino que puede haber de nuestro futuro, somos nosotros mismos, porque sabemos con certeza lo que hemos hecho, lo que estamos haciendo y lo que seremos capaces de hacer ante una oportunidad o un obstáculo. Al comprender lo anterior, nos liberamos de ataduras que nos amargan y enferman.

Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó, sino dejar de lado los pensamientos negativos que nos causan dolor o enojo.

Soy Uno con el Todo del cual FORMO PARTE. (Con las estrellas y todo el universo) incluyendo Tsunamis, huracanes, temblores, volcanes en erupción, terremotos etc. No hay más cielo o infierno que aquéllos que fomentan la ignorancia y la miseria, o los que resultan de quienes se preocupan por educar, capacitar y forjar un mundo mejor para todos, sin DOGMAS CONTRADICTORIOS. ¿Para qué, un ser “Omnipotente” crearía un hijo para que lo crucificaran y todo siguiera igual, si bastaba con eliminar la ignorancia y la estupidez?


Bastaba que Dios nos hiciera conscientes de que somos parte de la totalidad de la materia movida por su energía, y que podemos curarnos y a otras personas, en cuanto descubrirnos y entendemos todo lo anterior
.


Fe, Esperanza y Amor, son las mejores “medicinas” si se entiende la fe como intuición, la esperanza como trabajo para multiplicar frutos y el amor como felicidad al cuidar y perfeccionar lo que nos rodea y a nuestros familiares y amigos.

Unos cuantos ambiciosos talan bosques, explotan minas y provocan derrames de petróleo como el del Golfo de México, y dañan a millones de personas (En cuanto acaben esos ABSURDOS, se eliminará la contaminación) No puedo creer en un dios que “castiga” a millones de niños haciéndolos vivir en la ignorancia, el hambre, la enfermedad y la violencia.

Es el mundo exterior, es lo que aporta el esquema básico para las representaciones que luego elabora nuestro cerebro y con los instrumentos de precisión, el idioma y la escritura, podemos desarrollar la conciencia. Tomar conciencia, de los propios procesos mentales, nos servirá para vivir de una mejor manera.

Hay aspectos hereditarios como la estatura, el color de piel y el de los ojos etc. Pero el carácter y la potencia de la voluntad, resulta básicamente de lo antes expresado y del conjunto de estímulos ambientales de DONDE residimos y, sobre todo, de las creencias religiosas que NO SIEMPRE son POSITIVAS.

Alfonso.

Angel De Pando Mena
Sevilla, España
Escrito por Angel De Pando Mena
el 19/11/2010

Como decía Rubén Darío dichoso el árbol que es apenas sensitivo, y más la piedra dura pues esa ya no siente, que no hay mayor dolor que el dolor de ser vivo, ni mayor pesadumbre que la vida consciente. Y va y lo titula "Lo Fatal".


Los sentimientos son malísimos. Nos hace humanos, y ser humanos significa tener debilidades, por eso, con ayuda de Daniel Goleman ("inteligencia emocional") podemos deshacernos de esos incómodos y estúpidos signos de debilidad.


Si puedo prescindir de mis sentimientos, de mi dios, de mi alma, quizás también puedo prescindir... De mí...


1 se ale gra de ser u til [dijo la máquina con voz de hombre]




Alfonso G. Arreola
Licenciado el derecho universidad auto...
Escrito por Alfonso G. Arreola
el 23/11/2010

Angel de Pando:
No puedo creer en un dios que “castiga” a millones de niños haciéndolos vivir en la ignorancia, el hambre, la enfermedad y la violencia

Y menos puedo creer que "Los sentimientos son malísimos. Nos hace humanos, y ser humanos significa tener debilidades"

El Amor nos hace cuidar lo que nos hace sentirlo y es BUENÍSIMO; pero creer que dios creó un hijo para que lo crucificaran y todo siguiera igual, es confundir los sentimientos con el fanatísmo y la razón con "El Diablo"

Nadie puede prescindir de sus sentimientos, ni de la energía que llamamos vida, pero sí de creencias contradictorias y absurdas.

Angel De Pando Mena
Sevilla, España
Escrito por Angel De Pando Mena
el 25/11/2010

Lo de que los sentimientos son malísimos fue mi lado irónico, a modo de broma. Siento la confusión de quien lo haya interpretado literalmente.

No. Los sentimientos nos hace humanos, y da igual lo que creamos, si creemos en algún Dios o en ninguno, los sentimientos humanos son básicamente los mismos para todos, van más parejos con el bien y el mal, o mejor dicho, lo que hace bien o perjudica a uno mismo y a los demás. Y en eso todos somos iguales.

Es verdad que todas las creencias son contradictorias en forma global, pues dependen de un enfoque y una referencia y todo es relativo, menos la realidad y la verdad, que para el ser humano siempre va a estar distorsionada por visualizarla a través de sus órganos de captación concretos, incapaces de analizar todos los contextos del contexto de cada cosa.P. Ej. No tenemos ultrasonidos, ni infrarrojos, etc, por tanto se nos escapa muchísima vida dentro de lo que llamamos vida.

Dicho de otra manera, estoy totalmente de acuerdo con el Señor Alfonso, como siempre.

Alfonso G. Arreola
Licenciado el derecho universidad auto...
Escrito por Alfonso G. Arreola
el 29/11/2010

Angel de Pando.
Estoy de acuerdo con lo que escribes.
También creo que donde tres o más se ponen de acuerdo en la Verdad, está Dios.
Saludos.
Alfonso

Alfonso G. Arreola
Licenciado el derecho universidad auto...
Escrito por Alfonso G. Arreola
el 03/12/2010

Hay una constante evolución hacia lo perfecto y existe el Albedrío entendido como Libertad RESPONSABLE para actuar tratando de la mejor manera a los que nos rodean y para producir ideas, bienes y servicios que podemos intercambiar para satisfacer un mayor número de necesidades. Responsabilidad y libertad son inseparables.. Quien tiene LIBRE ALBEDRÍO, hace lo que lo perfecciona y mantiene sano sin afectar injustamente o sin motivo suficiente a otros.

Saber disfrutar de lo positivo de la vida, de lo bello, de la amistad, y de los pequeños detalles que se presentan diariamente, es darnos cuenta que tenemos cierta libertad para elegir y transformarnos. Eso provoca el desprendimiento de los sentimientos de culpa y nos capacita para generar los cambios APROPIADOS.

Saludos a todos los participantes en éste "DESPERTAR" de SENTIMIENTOS.

Alfonso G. Arreola
Licenciado el derecho universidad auto...
Escrito por Alfonso G. Arreola
el 06/12/2010

Los conflictos incómodos e inútiles sólo dejan resentimientos.

No podemos avanzar si estamos cargando odios, resentimientos, rencores, amarguras o heridas.

Debemos evitar hacer burlas, criticas o comentarios jocosos respecto a lo que expresan los demás y por eso, si es necesario corrige, pero no los hagas sentir mal.

Conversemos sobre temas interesantes, que sirvan para formar criterio o ayudar a mejorar a las personas, nuestro medio ambiente o la sociedad. Las pláticas superficiales cansan.

Procurar equilibrio entre la inteligencia analítica, y los sentimientos

Expresar buenos sentimientos, a través de actividades apropiadas, promueve en todos nosotros la interacción, la comunicación y el cambio de actitud necesario para favorecer la buena convivencia.

Alma Lorena S. Acevedo
Lic. en psicología clinica universidad...
Escrito por Alma Lorena S. Acevedo
el 06/12/2010

Hola Francisco:
Gracias por tu amable invitación.

Y a los amigos y compañeros que me invitaron también.

Veo muchas caras conocidas y entrañables amigos. Hola a todos.


Hay sentimientos que fluyen de forma casi inconsciente, pero que no por eso dejan de ser importantes. Por ejemplo, una persona que ha tenido un encuentro desagradable puede luego permanecer irritable durante horas, sintiéndose molesto por el menor motivo y respondiendo de mala manera a la menor insinuación.


Esa persona puede ser muy poco consciente de su susceptibilidad, e incluso sorprenderse –y molestarse de nuevo– si alguien se lo hace notar, aunque a los demás resulta bien patente que se debe a esos sentimientos que bullen en su interior como consecuencia de aquel encuentro desagradable anterior.


Hay sentimientos que no siempre llegan a cruzar el umbral de la conciencia. Por eso reconocerlos nos permite desplazar la frontera y ampliar el campo de los sentimientos plenamente conscientes, y eso siempre supone un poderoso medio para mejorar.

Una vez que tomamos conciencia de cuáles son los verdaderos sentimientos que pugnan por salir a la superficie de nuestra conciencia, podemos evaluarlos con mayor acierto, decidir dejar a un lado unos y alentar otros, y así actuar sobre nuestra visión de las cosas y nuestro estado de ánimo.


En esto se manifiesta, entre otras cosas, que somos seres inteligentes.


Algunas personas han sido educadas de manera que suelen esconder habitualmente sus sentimientos.


Sienten un excesivo pudor para expresar lo que realmente piensan o les preocupa, y se muestran reacias a manifestar emoción o afecto.


Quizá desean hablar pero les frena una barrera de timidez, de envaramiento, de falso respeto, de orgullo.


Cuando hablan de sí mismas, difícilmente logran decir algo distinto de si se sienten bien, mal o muy mal.


Les resulta difícil hablar de esas cuestiones, y manejan un vocabulario emocional sumamente reducido.


No es que no sientan, es que no logran discernir bien lo que bulle en su interior, ni saben cómo traducirlo en palabras.


Ignoran el motivo de fondo de sus problemas. Perciben sus sentimientos como un desconcertante manojo de tensiones que les hace sentirse bien o mal, pero no logran explicar qué tipo de bien o de mal es el que sienten.

Esa confusión emocional nos hace vislumbrar un poco la grandeza del poder del lenguaje, y comprender que cuando logramos expresar en palabras lo que sentimos, damos un gran paso hacia el gobierno de nuestros sentimientos.


Muchos desequilibrios emocionales tienen su origen en que esas personas no saben manifestar sus propios sentimientos, y eso les ha llevado a educarlos de manera deficiente.


Perciben sus sentimientos como un desconcertante manojo de tensiones que les hace sentirse bien o mal, pero no logran explicar qué tipo de bien o de mal es el que sienten.


Esa confusión emocional nos hace vislumbrar un poco la grandeza del poder del lenguaje, y comprender que
cuando logramos expresar en palabras lo que sentimos, damos un gran paso hacia el gobierno de nuestros sentimientos.


En nuestro interior hay sentimientos que nos empujan a obrar bien, y, junto a ellos, pululan también otros que son como insectos infecciosos que amenazan nuestra vida moral.


Por eso debemos procurar modelar nuestros sentimientos para que nos ayuden lo más posible a sentirnos bien con aquello que nos ayuda a construir una vida personal armónica, plena, lograda; y a sentirnos mal en caso contrario .


Una inteligente educación de los sentimientos y de la voluntad hará que sepamos adónde queremos ir, escojamos la mejor ruta, preveamos en lo posible las inclemencias del tiempo, y manejemos con pericia nuestros propios recursos para hacer frente a los vientos contrarios y aprovechar lo mejor posible los favorables.

Concuerdo ampliamente con ALFONSO, cuando dice:


No creo en un “Dios” que habla, se enoja, y castiga a los hijos por los pecados de los padres o que haga milagros a cambio de limosnas o veladoras. Decir la verdad y amar lo que despierta en nosotros ese sentimiento, produce tranquilidad y bienestar.

Los valores, como el respeto a la vida, basada en la dignidad de las personas, y la amistad y el amor, son la fuente de la felicidad, porque cuando amamos, somos felices


También creo en el libre albedrío, y en que somos dueños de nuestro propio destino

Un abrazo
Alma Lorena

Alfonso G. Arreola
Licenciado el derecho universidad auto...
Escrito por Alfonso G. Arreola
el 07/12/2010

ALMA LORENA:
Tu post está lleno de sabiduría y de amor.
TE FELICITO.

La sabiduría, está integrada por reglas o normas que al convertirlas en conducta, posibilitan (al que las encarna), a convivir y disfrutar la vida. La sabiduría es PRESCRIPTIVA , se forma de reglas sencillas, claras y precisas, para orientar sobre aquello que traducido en conducta, será positivo para el grupo social. Por eso, tiene la pretensión de ser PERMANENTE: (Yo aprendí, que no puedo cambiar del pasado, y que SÓLO TENGO UN PRESENTE y un futuro; pero TAMBIÉN, que ESOS CONCEPTOS, SON PALABRAS, categorías, calificativos que forman PARTE del lenguaje, y que mal empleadas o entendidas conducen al verbalismo.
Al actuar con convicción de lo que mas conviene en cada caso; si nos equivocamos aprendemos y corregimos.
El amor y la razón, nos hacen actuar con sabiduría. La filosofía es un aprendizaje que la hace accesible, y nos lleva al grado más alto y más excelente del arte de la vida. La sabiduría hace la vida llevadera. (Dependiendo de la preparación y de las opciones personales de cada individuo, ASÍ COMO DE SU GRADO DE CONCIENCIA)
Adaptarte al curso de las cosas. Tomar las cosas con calma y sabiduría, es tan importante como la actividad misma. Nada permanece igual. Y en ocasiones, lo olvidamos, (por eso, padecemos muchos sufrimientos y desilusiones innecesarias). La vida es dinámica e impredecible; pero sus cambios, nos mueven a la acción.

SABIO

Es el que encarna las normas de sabiduría

La sabiduría es algo que se vive y es más que meras palabras. Solamente cuando encarnamos la sabiduría, estamos ejerciendo la verdadera libertad con responsabilidad.

Como dice FRANCISCO HERNÁNDEZ MOLINA, "Creo que el tiempo y los buenos consejos que se reviven de las buenas Personas de nuestro entorno, nos ayudan a encontrar de nuevo el camino que nos conducirá al lugar donde están las buenas formas para reencontrarnos"
FELICIDADES A TODOS LOS PARTICIPANTES.
Alma Lorena
Sigo admirando tu forma de pensar y de sentir.
Alfonso Germán Arreola

Ramon Feixas Plana
Humanidades- estudios ecleseasticos se...
Escrito por Ramon Feixas Plana
el 07/12/2010

Un saludo a todos

Hola Alma: Gracias por la invitación al debate.

Pienso que es un tema que afecta mucho a todos, ya sean los sentimientios de un tipo o de otro. Pienso que el buen camino es caminar hacia el reconocimiento de los sentimientos y evaluación cuanto más propia mejor. Si uno dice tienes que sentir amor y el otro no lo siente pero trata de contentar al otro, en su interior tendrá reprimido el sentimiento que tenía, igual que a una persona que sea ética y se le indique a la agresiva competitividad al final del encegamiento seguirá el sentimiento ético pero reprimido y enfermo. Dentro de cada persona los sentimientos son los que son y hay que respetarlos siempre que ellos no deriven en actos antiéticos

Un abrazo

Alma Lorena S. Acevedo
Lic. en psicología clinica universidad...
Escrito por Alma Lorena S. Acevedo
el 08/12/2010

Ramón Amigo:

No entiendo bién tu parágrafo, acerca del amor.

podrías ser un poco más extenso ó explícito?

Un abrazo
Alma Lorena

Ramon Feixas Plana
Humanidades- estudios ecleseasticos se...
Escrito por Ramon Feixas Plana
el 08/12/2010

Hola Alma:

La clasificación de los sentimientos en buenos es algo que solamente puede existir como referencia subjetiva y relativa y además dentro del sentimiento hay aspectos en un línea y otros en otra. Me referí al amor porqué se suele considerar la sublimación de los buenos sentimientos, pero en realidad para cada persona este sentimiento significa algo distinto. Me referí también a la imposición de sentimientos que practican los líderes. Qué tipo de correspondencia puede haber si estos imponen por ejemplo amor? Por supuesto que mi expresión no es una minusvaloración del amor sinó a la imposición de sentimientos.

Un abrazo

Alfonso G. Arreola
Licenciado el derecho universidad auto...
Escrito por Alfonso G. Arreola
el 08/12/2010

Los sentimientos positivos y del buen humor, siempre son saludables; pero un debate también requiere responsabilidad y precisión en el uso de las palabras para la resolución de problemas.

Hay sentimientos que no siempre llegan a cruzar el umbral de la conciencia. Por eso reconocerlos nos permite desplazar la frontera y ampliar el campo de los sentimientos plenamente conscientes, y eso siempre supone un poderoso medio para mejorar.

No todos los sentimientos son adecuados, como no todos los pensamientos son lógicos. Los sentimientos nos deben ayudar a vivir, a esforzarnos por vivir mejor cada día. Pero hay sentimientos que pueden hundirnos y destrozarnos la vida. Esos son los que tenemos que aprender a controlar.

Alma Lorena S. Acevedo
Lic. en psicología clinica universidad...
Escrito por Alma Lorena S. Acevedo
el 09/12/2010

Alfonso:

Tus palabras son muy agradables, gracias, siempre eres tan gentil conmigo, que me sonrojas.
jajajajaja

Hablas de la Sabiduría, y yo quisiera decirte que pienso que l a sabiduría es la esencia que las facultades superiores de la mente liban en cada experiencia, mientras que la información es el relato de esa vivencia.

Sin experiencia creo que no hay auténtico conocimiento, y sin éste no hay libertad posible.

Quizás todos experimentamos en nuestras vidas muchas cosas, manejamos cantidades industriales de información, pero la poca o mucha Sabiduría que poseamos por ella siempre debería impulsarnos a dar lo que creemos que es lo mejor, pero sin embargo, m ientras no haya una individualidad soberana que utilice inteligentemente la información, en lugar de mimetizarse con ella, los seres humanos no seremos libres por más que muchos proclamen la libertad como bandera y como escudo poner que son Sabios, creérselo forma parte del programa de liderazgos y de competencias, del que nustro amigo RAMÓN habla acertadamente.


Hace mucho tiempo me topé con dos frases que creo que vienen al caso al hablar de la Sabiduría, a ver que te parecen:

" Sólo aquel que ha recorrido la senda de la sabiduría puede indicar el camino, pero son pocos los que le escuchan y le creen."


"Sabe el sabio que el mundo actual ni es bueno ni malo, ni real ni ilusorio. Sabe que está formado por una porción de luz divina fraccionada al infinito en las tinieblas del No-Ser."




Afectuosamente
Alma Lorena

Francisco Hernandez Molina
Chakras (gratuito) centro teba (argent...
Escrito por Francisco Hernandez Molina
el 09/12/2010

Hola Alma y compañia creo que habeis hecho de este debate, en el mejor de los

Sentidos, una de las tertulias que a mi personalmente más me gustan, por el olor, el sabor

Y las esncias que todo desprende.

Me he venido a esta zona a participar, porque estoy escuchando con total intensidad,

La verdadera Alma con la que nació este grupo humilde, que es la plataforma ciudadana,

Desdela arena ó sea desde el origen de la sociedad, el individuo pero nó en la soledad

Sino en tertulias con otros individuos (amigos) y desde esas pequeñas plataformas,forjar

Los más profundos Sentimientos, pensamientos é incluso las mejores de las intuiciones.

Dios guarde a los buenos oradores.

Alma Lorena S. Acevedo
Lic. en psicología clinica universidad...
Escrito por Alma Lorena S. Acevedo
el 09/12/2010

Ramón:

La sociedad está llena de deseos y de apegos.

Y los sentimientos son parte de toda sociedad y cultura.

Desafortunadamente muchos se han apegado al poder, al dinero, a la prosperidad y al éxito, desean y buscan todas estas cosas como si su felicidad dependiera de ellas,y son considerados como miembros dinámicos, trabajadores y productivos, ALTAMENTE COMPETITIVOS para la sociedad, como bién mencionas.

Y es sorprendente cómo la sociedad le considera entonces un ciudadano como es debido, y sus parientes y amigos se sentirán orgullosos del “status” que ha alcanzado.

Es muy difícil conocer a nadie de los que llamamos respetables que vivan de manera espiritual, sensible y amorosa, y no cedan a la presión de deseos y de apegos.

Y también como dices manipulan a los sentimientos para beneficios propios o de sus allegados.

Hay quienes en cambio por ser espirituales ven la podredumbre de esta cultura que se basa en la codicia, el apego, la insensibilidad y la dureza del desamor.

La sociedad no está precisamente compuesta por personas espirituales, ni se fundamenta en el suministro de las cosas esenciales, ni sentimentales, sino que se asienta en la propia exaltación.

La subsistencia es el ganar lo necesario para cubrir las propias necesidades, el alimento, el vestido y la vivienda, y la dificultad de la subsistencia surge tan sólo cuando no vivimos espiritualmente y empleamos las cosas esenciales de la vida, el alimento, el vestido y la vivienda, como medio de agresión psicológica, es decir, cuando nos valemos de las cosas necesarias como un medio de engrandecernos a nosotros mismos.


Es innegable que podemos producir en tal abundancia el alimento, el vestido y la vivienda, que aseguraría la subsistencia de toda la humanidad, técnicamente es posible.

Pero en esta Tierra el egoísmo, la ignorancia y la demanda de la guerra es mayor que la espiritualidad, o que los sentimientos humanos.

En la sociedad se encuentran muy arraigados los liderazgos así como los Nacionalismos, pero originan divisiones y clasificaciones entre las personas, guerras y destrucción, y los sentimientos de quienes son agredidos, invadidos o subyugados no son importantes.

Otro gran problema de la sociedad es su profunda superficialidad, así se habla de los sentimientos, de los valores, de las virtudes, pero en realidad no se profundiza en ellas y solo se utilizan los términos para engrandecer a las personas y a las instituciones.

Se justifican las acciones superficiales pensando que por lo menos se lucha por algo mejor, pero cuanto más se lucha más superficiales se es, deberíamos reconocer que somos necios, frívolos, celosos, de miras estrechas. Si vemos lo que somos, si lo reconocemos, entonces por ahí podemos empezar.

Y al ver y sentir que todos somos humanos y los sentimientos son universales entonces existe una posibilidad de transformación.


Un fuerte y afectuoso abrazo
Alma Lorena

Alfonso G. Arreola
Licenciado el derecho universidad auto...
Escrito por Alfonso G. Arreola
el 09/12/2010

Alma Lorena:
Sabio (Para mí) es el que busca y encarna normas de sabiduría como las que conforman tu escrito.
Pienso como tú, que "Es innegable que podemos producir en tal abundancia el alimento, el vestido y la vivienda, que aseguraría la subsistencia de toda la humanidad, (y que) técnicamente es posible"
Los sentimientos positivos, y el buen humor, siempre son saludables; pero hay sentimientos que no siempre llegan a cruzar el umbral de la conciencia. Sin embargo, si nos esforzamos, podremos ampliar el campo de los sentimientos plenamente conscientes, y mejorar.

. Eres una persona a la que admiro y respeto y no me canso de reiterarlo.
Saludos a todos los participantes.
Alfonso

Ramon Feixas Plana
Humanidades- estudios ecleseasticos se...
Escrito por Ramon Feixas Plana
el 09/12/2010

Hola Alma:
Por supuesto que aportas una explicación valuosa. El hecho que hable de aquello que veo distinto se debe a la subjetivización de los conceptos que cada vez veo más. La fidelidad a la propia subjetividad no la considero como un apego. Los deseos pueden estar o no ligados. Por ejemplo puedes desear algo y un sentimiento profundo puede impedirtelo.
Para mi no existe una persona espiritual sino momentos de conexión con el cosmos. La espiritualidad si la pueden vivir los manipuladores y por desgracia usarla para sus perniciosos fines.
No se puede negar que con este sistema se va logrando garandes avances científicos (que no clasifico entre buenos y malos). Ahora en las noticias daban sobre atletas detenidos por dopaje. Nadie duda de que no hay nada limpio en el mundo de la competición y en algún caso a alguno le cuesta, pero a sus seguidores les da pena en vez de verlo como un estafador. El uso de la mentira a todos los niveles esta tomando auge hasta que ni las armas ni los agresivos fármacos servirán para la inhumana manipulación.
Los sentimientos buenos como los malos no hay que agredirlos con ningun tipo de agresión. Solamente está justificado pararlos ante un comportamiento antisocial pero meter en la cabeza a una persona que tiene sentimientos negativos que tiene que tenerlos positivos es invitarle a ideas de fuga. Hay personas que se creen que los demás tienen que tener sentimientos parecidos a los suyos. Estos demás que se dice que son ayudados en realidad son víctimas. Los positivismos pueden hacer mucho daño a una persona pesimista ya que a partir de esta ayuda tiene el problema de saber que tiene sentimientos malos y que hay que cambiarlos.
Un abrazo

Dr. Peñafiel
Médico cirujano universidad autonoma d...
Escrito por Dr. Peñafiel
el 09/12/2010

Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres. Cuando el aburrimiento había bostezado por tercera vez, la locura, como siempre tan loca, propuso:
Vamos a jugar al escondite.

La intriga levantó la ceja intrigada y la curiosidad, sin poder contenerse preguntó: ¿Al escondite? ¿Cómo es eso?. Es un juego -explicó la locura- en que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón, mientras ustedes se esconden... Y cuando yo haya terminado de contar, al primero de ustedes que encuentre, ocupará mi lugar para continuar el juego.

El entusiasmo bailó contagiado por la euforia.

La alegría dio tantos saltos que terminó por convencer a la duda e incluso a la apatía, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar. La Verdad prefirió no esconderse: ¿Para qué... Si al final siempre la hallaban?. Y la soberbia opinó que era un juego muy tonto (en el fondo, lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella) La cobardía prefirió no arriesgarse.

Uno, dos, tres.... Comenzó a contar la locura. La primera en esconderse fue la pereza, que como siempre se dejó caer tras la primera piedra del camino. La Fe subió al cielo y la envidia se escondió tras la sombras del triunfo, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto.

La generosidad casi no alcanzaba a esconderse, pues cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos: que si un lago cristalino... ¡Ideal para la belleza!.... Que si la hendidura de un árbol... ¡Perfecto para la timidez!

.... Que si el vuelo de la mariposa.... ¡¡¡Lo mejor para la voluptuosidad!.... Que si una ráfaga de viento.... ¡Magnífico para la libertad!... Finalmente terminó por ocultarse en un rayito de sol. El egoísmo, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio... Ventilado, cómodo... Pero sólo para él.

La mentira se escondió en el fondo de los océanos -mentira, en realidad se escondió detrás del arcoiris- y la pasión y el deseo en el centro de los volcanes. El olvido... Se me olvidó dónde se escondió, pero eso no es lo importante.

Cuando la locura contaba 999,999... El amor aún no había encontrado el sitio para esconderse, pues todo se encontraba ya ocupado. Hasta que divisó un rosal y enternecido, decidió esconderse entre sus flores... ¡¡¡Un millón de flores! Contó la locura y comenzó a buscar.

La primera en aparecer fue la pereza, a tan sólo tres pasos de una piedra. Después se escuchó a la fe discutiendo con Dios en el cielo, sobre Dogmas.... Y la pasión y el deseo los escucharon en el vibrar de los volcanes. En un descuido... Encontró a la envidia y, claro... De ahí pudo deducir dónde estaba el triunfo. Al egoísmo no tuvo ni que buscarlo, pues él solito salió disparado de su escondite, que había resultado ser un nido de avispas.

De tanto caminar, sintió sed y al acercarse al lago, descubrió a la belleza. Con la Duda resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aún de qué lado esconderse.

Así fue encontrando a todos: al talento, entre la hierba fresca, a la angustia, en una oscura cueva, a la mentira, detrás del arcoiris -mentira... Ella estaba en el fondo del océano- y hasta encontró al olvido, al que ya se le había olvidado que estaban jugando al escondite.

Pero sólo el amor no aparecía por ningún sitio. La locura buscó detrás de cada árbol, bajo cada riachuelo del Planeta, en la cima de las montañas, y... Cuando estaba por darse por vencida... Divisó un rosal con sus rosas. Tomó una y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto... Se escuchó un doloroso grito. Las espinas habían herido en los ojos al amor. La locura no sabía qué hacer para disculparse... Lloró, rogó, imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo.

Desde entonces... EL AMOR ES CIEGO Y LA LOCURA SIEMPRE LO ACOMPAÑA