En este grupo En todos

Grupo de El rinconcito de la mujer



Los miedos...

Silvia
Diseño grafico. moron/san martín.
Escrito por Silvia Beatriz
el 05/01/2011


Todas sentimos miedo alguna vez, y lo volveremos a sentir. ¿Los miedos nos pertenecen o pertenecemos a ellos? Miedo a vivir. Miedo a morir. Miedo al amor. Miedo a la soledad. Miedo al miedo. Hay una lista innumerable de miedos.


¿El miedo es bueno o malo? ¿Qué es malo? ¿Qué es bueno?


Desde la postura en la que escribo, todo se relaciona con el cristal con el que miro. Nada es bueno o malo en sí mismo; todo es relativo; depende del ojo que enjuicia.


¿Dónde estará la morada de los miedos? ¿En qué rincón geográfico de nuestro cuerpo habitan?


Algunos dicen que se estacionan en el estómago; otros en la garganta; o en el pecho. Pero los miedos viven en la mente y se manifiestan en otros órganos. Por eso cuando tenemos miedo, por ejemplo de hablar en público, sentimos que el corazón se nos va a salir por la boca, o tenemos retorcijones en el vientre. Los miedos hablan. Y en su discurso algunos nos distancian de peligros pero también a veces nos alejan de las metas que queremos para nuestras vidas. Hay miedos apropiados e inapropiados. Los primeros nos permiten actuar “con conciencia”, es decir nos alertan de un eventual riesgo para nosotros. Sin ese miedo cruzaríamos la calle sin mirar si vienen autos. Pero los inapropiados son “los miedos”, pues ellos nos alertan de “algo que no sucede, y que ni sabemos si va a suceder” ¿Nos protegen de un posible futuro? ¿De fantasmas? ¡Sí! Por ellos dejamos de actuar de un modo u otro, y entonces no hacemos tal cosa por lo que van a pensar, o no decimos aquello porque nos van a rechazar, o no expresamos nuestros sentimientos porque haremos el ridículo, ¿Entiendes?

Nos reprimimos “por las dudas” y nos perdemos la posibilidad de experimentar algo nuevo, novedoso y hasta quizás grandioso para nuestras vidas. Y déjame contrariarme, “sin duda nos perdemos la posibilidad de experimentar algo nuevo, novedoso y grandioso” porque todo lo que hagamos diferentes siempre es grandioso para nuestra vida; aun cuando no sea color de rosa; porque si aprendemos a mirar con ojos de aprendiz eterno, todo lo que acontece en el día a día son enseñanzas .

Los miedos inapropiados, de ahora en más llamados “los inapropiados” resultan de un aprendizaje incorporado desde la niñez que aplicamos automáticamente. Es decir, “no revisamos nuestras creencias, no las cuestionamos, simplemente las aplicamos”.
Si observas como se conjuga el verbo CREAR y CREER en primera persona del singular, te darás cuenta que una CREA lo que CREE, en ambos verbos la conjugación es YO CREO.


Si crees en el amor, creas amor. Pero si crees en la desilusión o el fracaso creas eso para tu vida. Tal vez en una primera lectura no lo entiendes. Por eso te invito a que lo practiques. ¿ Qué creas cada día al despertar? ¿En qué crees?


Si despertamos con entusiasmo, creyendo que es “maravilloso estar vivo” vamos a “crear un excelente día para nosotras”, y ese día será excelente independientemente de lo que ocurra. Puede irnos todo mal, discutir con el jefe, terminar con la pareja, y aun así ser un excelente día. ¿Cómo? Pues lo magno ha sido estar viva, haber tenido esa oportunidad.

Yo echo mano de ejemplos cruciales para que lo veas mejor. Lo importante no es lo que sucede, sino lo que hacemos con eso que sucede.


Nuestros miedos son “creencias”, no son hechos; son interpretaciones que vivimos como hechos. Creemos que si le digo “te quiero” me va a rechazar o burlar de mí; andamos por la vida como si tuviéramos una bola de cristal. Tal vez se ría ¿Y qué? ¿Morirás por eso? ¡Claro que no! Pero también puede suceder que te diga “Yo también te quiero”. Como diría Joaquín Sabina: “ Por decir lo que pienso, sin pensar lo que digo, más de un beso me han dado…

Hay que tomar las riendas de nuestras vidas y empezar a crear cosas maravillosas, desde nuestros pensamientos está el poder. Creo algo y creo esa realidad para mí. Cree que eres valiente, poderosa, sexy, amada; y al final del día habrás obtenido mucho.
Por supuesto que nuestros miedos tienen un asidero en el pasado; algo nos sucedió y ahora “tememos que regrese” pero no necesariamente tiene que suceder.

La mayoría de los miedos que tenemos se “espantan” si los enfrentamos.


¿Cuáles son tus miedos? ¿Qué conversaciones internas te frenan de ser la persona que quieres ser? ¿Qué posibilidades te abre atravesarlos?

Con cariño, Soraya.




Manuel Nuñez Amador
Diplomado en egb magisterio de sevilla
Escrito por Manuel Nuñez Amador
el 05/01/2011

Muy bueno Soraya, me hizo pensar y recapacitar, con tu lectura. Por ello te invito, a cantar conmigo, "No tengamos miedo a la soledad, ni al destino, dejemos que nuestra alma cante, al compás nuestros latidos", un breve pasaje de mi última novela. Un fuerte abrazo y gracias por compartir, tus miedos en voz alta.

Monica B.v.
Fotografía y filmación varios centros
Escrito por Monica B.v.
el 05/01/2011

Hola soraya, excelente debate.

Estoy en todo totalmente de acuerdo contigo, todo depende de como lo vivimos, de que lado de la vida queramos ver.

Considero que los miedos no serian malos siempre y cuando nos muestren nuestras carencias en algun sentido y nos dispongamos a trabajar en ellas.

La mayoria de las cosas "malas" que nos suceden son para que aprendamos de ellas y crezcamos con la experiencia.

De nosotros depende ver el vaso medio vacio o medio lleno.

Un abrazo!

Adriana Nieves
Abogada bolivariana de venezuela misió...
Escrito por Adriana Nieves
el 05/01/2011

Hola Soraya, gracias por el debate, muy interesante, nuestros miedos como tu muy bien lo has explicado son sentimientos que nos privan de hacer muchas cosas, de realizarnos, de actuar, somos nosotros mismos participes intelectuales de dejarlos adueñarse o no de nuestro cuerpo y mente, así que nuestra actitud es la clave fundamental para afrontarlos con conciencia, serenidad y mucha sútileza, yo creo que cada persona ha sentido muchos miedos en su vida y puede que los siga sintiendo, para bien o para mal, son parte de nuestro sentir, porque somos seres humanos pensantes y con sentimientos.
Un abrazo desde Venezuela, Gracias.

Maria De Los Angeles Rivas Rivas
Auxiliar de pediatria cefa formación
Escrito por Maria De Los Angeles Rivas Rivas
el 05/01/2011

Hola...

dios te bendiga...

el miedo a algo que sucedio, o a alguna persona que conoces, o que te supones que puede occacionar alguna situacion en tu vida que restara paz, alegria, economia, desarrollo, entre tantas cosas que pueden ser no de tu agrado. Ahora cuando asumimos que es un miedo y revisamos por que lo sentimos y tomamos una aptitud asertiva en enfrentarlo y buscarle la soluciom para que ese camino sea mas productivo y deje la experiencia de la solucion y no deje la puerta cerrada a oscuras, miedos que te protejen que te advierten algo que no debe ser, es para mi la comunicacion espiritual de nuestro dios hablandote de lo que debes ver para que no pasemos por lo que nos perjudicara, por eso mi recomendacion es estar en oracion comunicativa con dios continuamente pidiendo su direccion ejercitando la fe verdadera que nuestra mente errabunda no bloquee esa gracia de proteccion que nos da la comunicacion con dios.

como seres humanos es un sentimiento valido el miedo, mi pregunta es. Hasta donde nos da la verdadera realidad y que restaria de vivir si vivimos en el miedo.

por esos queridos compañeros ya que el miedo es a lo que mayormente desconocemos. Dejemos este temor en las manos de dios en comunicacion continua con el. De esta manera todas las dudas seran disueltas en nuestras mentes.

recuerden solo se que no se nada de cada dia puedo aprender a escuchar para seguir caminando dentro lo que se que no se.

cada quien como ser humano es un potencial inmenso para dejar impreso en nuestras vidas y la de los demas un grano de sabiduria.

dios nos conceda la paz

Maria
Escrito por Maria
el 05/01/2011


Gracias Soraya, es un tema muy extenso y muy interesante.

Los miedos nos paralizan y no nos permiten superarnos en algunas ocaciones.
Debemos tener en cuenta que nacen en lo mas profundo de nuestro ser y por lo mismo encontrar la manera de vencerlos y poder controlar todo eso que sentimos y que en ocaciones no es lo mejor, no es una tarea sencilla.
No hay nada de malo en tener miedos, hay gente que se averguenza y no los reconoce, pero hay miles de personas iguales con esos mismos miedos. Hay ayuda profecional si estos miedos se convierten en fobias, la mejor opcion es reconocer que los tenemos y que poco a poco se pueden vencer, eso no quiere decir que los dejemos de tener del todo, pero aprendemos a que no sean un obstaculo en nuestras vidas.


Que Dios los bendiga mucho a todos.


Marta Cristina Pedraza
Analista de sistemas iaes
Escrito por Marta Cristina Pedraza
el 05/01/2011

Muy bueno soraya

Mercedes Carlos
Enfermería técnica i s t sergio bernales
Escrito por Mercedes Carlos
el 05/01/2011

He leido que los miedos nos avisan de algun peligro.
No se si lo que siento sea miedo o presentimiento, pero es una sensación angustiosa, viendolo en el sentido psicológico es una sensación neurológica.
Aveces sentimos miedo ante lo que vemos y otra veces antes de estar frente a un hecho.
Sea cual fuere, el miedo no ayuda a superar ciertas situaciones.

Elisab
Escrito por Elisab
el 05/01/2011

Interesante y ameno debate amiga wow si tenemos miedos por supuesto yo los tengo pero sabes? No dejo que el miedo pueda más que yo y entonces trato de desecharlo de una forma u otra son miedos que siempre han estado con uno y estarán pero asi relegados en lo más profundo de nuestro ser y que salgan de vez en cuando pero no me preocupan ya se que no pueden vencerme. Si hay un temor a algo siempre de ser dejado por el ser que amas, o por algo de tú vida que no se te de o que alguna vez sufras por algo o por recuerdos del pasado.. Ellos están y en un lugar d euno muy recondito pero si están.. Son parte de nuestra vida cotidiana.... Gracias amiga Soraya un abrazo..

María Carmen Martínez Ortega
Geografia e historia universitat de va...
Escrito por María Carmen Martínez Ortega
el 05/01/2011

Gracias Soraya por invitarme y crear este debate. Los miedos son necesarios porque me recuerdan que soy mortal y humana, aunque reconozco que para madurar y crecer personalmente es aconsejable que me enfrente a ellos y los supere. Mis principales miedos son el miedo al dolor físico y a la violencia física y psicológica.
Saludos y Feliz Día de Reyes.

Celia M. Loyola Zayas
Reiki 1, 2, 3 casa rochira- centro par...
Escrito por Celia M. Loyola Zayas
el 05/01/2011

Cuando el miedo nos paraliza, no queremos tomar acción pues equivocadamente pensamos que es mejor quedarnos como estamos que trabajar con nuestro cambio. Todos podemos vivir una vida libre de la parálisis que nos da el miedo. Esto no quiere decir que no lo vayamos a sentir, ya que nuestra amígdala cerebral está equipada para protegernos, sino que, aún sintiéndolo, hagamos lo correcto, es ver las crisis como una oportunidad y utilizar los retos que se nos presentan para logar un mayor crecimiento espiritual y una mejor calidad de vida.

Respira, fíjate metas, medita, afirma y visualízate soltando los miedos. Eres más que triunfador(a) y no hay nada que impida lo que quieres alcanzar, excepto tú misma(o).

Rosario Martínez De Gándara
Carrera técnica, secretaria, y contado...
Escrito por Rosario Martínez De Gándara
el 05/01/2011

Soraya, què buena idea de tema, èste debate està buenìsimo, yo pienso que una cosa es tener precauciòn que es un grado apenas notable en nosotros, o sea pendiente, temorcillo, pero luego va subiendo de intensidad hasta convertirse en un miedo a cualquier evento, a cualquier cosa diferente, se va una como acomodando en su zona de confort en donde no te sientes amenazada en donde no te sientes agredida, y allì vas,.... Pero de repente te surge un evento diferente y es cuando! Te asusta tanto que llega al tumulto de sentimientos encontrados y se vuelve conflicto, el miedo a lo descomocido, la angustia de tu actuar ante el evento, eso que en un principio era precauciòn que debemos de tener para cualquier eventualidad de repente cuando estàs ya tiempo acomodada en tu burbuja, en donde te sabes segura, ups! Te tienes que salir de allì, de repente te surge la necesidad y uy que miedo!... Me ha pasado! Oye toda una vida al pendiente sòlo de tu casa, de tus hijos de tu esposo, en donde estàs bajo techo con comida y sustento, y de repente ¡Se va a casar tu primera hija! Van a venir a pedirla! , se casa..... Se embaraza! Uy que miedo! ¿Què tendrà adentro de su pancita mi bebè? Mi niña que siempre protejì, cuidè, ahora tiene un bebè adentro de su pancita, y como vendrà? No le irà a pasar algo cuando nazca a mi niña y al bebè? , bueno! Es que es una tras otra, el siguiente se casa! Ya màs o menos sè como actuar ante el evento, tengo miedo, pero sobre el miedo voy! Hay que pedir a la novia! Bueno ya me siento màs segura! Todo saldrà bien! Y si Gracias a Dios todo sale bien... Se embaraza la esposa de mi niño! Ay! Saliò venenoso! Què pronto! Y en èsto estoy, con esos miedos que empiezan con precauciòn y se convierten a veces en verdadero pànico, que realmente si desde un principio que vas a salir de esa burbuja en donde estabas protejida, no te acoges a Dios nuestro Señor, ups! Todo se me hubiera venido abajo, ahora ya sè que si Dios conmigo, ¿Quièn contra mì? Hoy en la noche viene el padre de mi parroquia a cenar, estoy con ese temorcillo, y platicando con Jesùs "acuèrdame Señor, ¿Què me falta?, ¡Sàcame de èste atolladero, porfis! Y asì voy con miedos y con ellos moviendome y saliendo con la ayuda de Jesucristo nuestro Señor! No sè si sirva mi aportaciòn, pero màs o menos es mi experiencia, Te la comparto con mi cariño siempre, bay

María Del Carmen ---
Lda en geografía e historia, archivera...
Escrito por María Del Carmen ---
el 05/01/2011
María Del Carmen ---
Lda en geografía e historia, archivera...
Escrito por María Del Carmen ---
el 05/01/2011

Como se ve, vuelvoa tener problemas informáticos.


El miedo es malo, pero es un seguro de vida en algunos casos.

¿Qué es bueno y qué es malo?. Bueno y malo son dos conceptos antagónicos, pero si definimos por exclusión quedará muy claro. Bien, ausencia de mal; y mal, ausencia de bien. Pero sucede que a veces no todo es blanco ni negro...


Interesante y prfundo Soraya, gracias por invitarme.

Marcela Samur
Tecnico en turismo y hotelería simon b...
Escrito por Marcela Samur
el 05/01/2011

Hola Soraya!
Yo también pienso que este tema esta interesantisimo, que tal vez uno no piensa en esto a menudo pero EL MIEDO es como alguien dijo por ahí que te paraliza y es la pura verdad, el miedo te paraliza, te traba, rompe con tus energías positivas, el miedo te descontrola, te agita, te corta las ganas de intentar hacer cosas, el miedo te enferma el espiritu, y te mutila la esperanza, la fe las ganas de vivir en paz y alegría, el miedo es algo que no te deja abanzar y te corta las alas, el miedo no te deja ser felíz y tampoco te ayuda a triunfar, el miedo es la causa por muchos suicidios y tambien el miedo esta en aquellos que no se atrevieron a quitarse la vida, el miedo es el amigo de los fracazados, de los débiles, de los que nunca se atrevieron a cruzar el río, el miedo es el amigo inseparable de las derrotas y es un aliado a las inseguridades de las personas, el miedo es una fuerza increhible que destruye, mata y tritura a los que le habren la puerta............ Pero a pesar de todo es para la risa porque el miedo no es material, no lo vemos ni siquiera es una persona, es solo un sentimiento que se apodera de nuestras mentes, el miedo somos nosotros mismos que decidimos tenerlo o no porque si uno quiere en muchisimas situaciones uno puede revertir este sentimiento en fuerza y valentía y desechar todo lo negativo para comvertirlo en positivo, no es difícil pero no es imposible aunque las situaciones sean muy diferentes uno puede llegar a controlar los miedos si se lo propone y cuando se controla el miedo entonces se ha traspasado la barrera que te paralizaba, y del otro lado ves todo distinto con un mejor enfoque de las cosas y de la vida y con mil posibilidades de abanzar y de triumfar y esto no lo vez cuando el miedo se apodera de ti.

Maribel Mendoza
Abogada bolivariana de venezuela
Escrito por Maribel Mendoza
el 05/01/2011

Hola Soraya, gracias por la invitación. El miedo es una de las emociones más peligrosas que pueden llegar a sufrir las personas, Es una emoción con la que todos nacemos, cuya función es la de protegernos o proteger a los que amamos, A medida que fuimos creciendo, el miedo se transformó en una emoción confusa que guarda estrecha relación con la educación, los modelos, la cultura, entre otros. , y que puede funcionar como obstáculo en el camino hacia nuestros objetivos. Pero, ¿Miedo a qué? Miedo a fracasar, miedo a las pérdidas, miedo a equivocarnos, miedo a las alturas, miedo a volar, miedo a no ser queridos, miedo a emprender algo nuevo, miedo a obtener un resultado diferente al imaginado, miedo a formar una pareja, miedo al futuro, miedo a la vida, miedo al éxito, miedo a la muerte… la lista podría ser interminable. Cada cual podrá escribir su propia historia en este sentido y probándola, con el peligro inherente de transformarnos en prófugos de la vida. Si el miedo nos tomó presos y se apoderó de nosotros es porque previamente uno o varios pensamientos negativos se instalaron y dan vueltas una y otra vez por nuestra cabeza. La buena noticia es que somos dueños de nuestra mente y que entre todas las categorías de pensamiento podemos generar voluntariamente pensamientos eficaces que nos guíen hacia el movimiento y la acción. Para no quedarnos inmovilizados y vivir la vida que merecemos vivir, la única alternativa válida es atravesar la puerta que nos permita salir a jugar el juego que deseemos jugar. Tomando conciencia del miedo, reconociéndolo, aceptándolo y abrazándolo como un mensajero aliado que nos trae una carta esperada y observando las explicaciones que le estamos dando a esa emoción, podremos continuar con el paso siguiente: afrontar la realidad, canalizar ese miedo en acciones concretas que nos llevarán por el camino acertado, al lugar elegido, aún corriendo algunos riesgos. Saludos.

Ethel Zuleta Zuleta Espinal
Licenciatura en relaciones publicas un...
Escrito por Ethel Zuleta Zuleta Espinal
el 05/01/2011

Sin duda, a no ser feliz.
A no poder dedicar mi vida plenamente a lo que quiero y a los que más quiero. No hay mayor desdicha que no ser feliz. Creo yo.


Saludos y gracias por invitarme a este debate querida Soraya.. Feliz 2011..


Ethel

María C. Gacías Frau
Bachillerato y otros instituto juan al...
Escrito por María C. Gacías Frau
el 05/01/2011

¡Hóla a tódos!

Enhorabuena Soraya, escelelénte debate.

El miédo es sinónimo de vída: Si estoy vivo siénto miédo.... Si téngo miédo es porque estoy vivo.
El miédo forma parte de la vida, y de nosotros mismos. Tódos en algún moménto de nuestra vida, hemos sentido miédo.... En algún moménto, o en muchísimos moméntos....
Es honestidad con nosotros mismos, saber reconocérlo, y de valiéntes saber enfrentarse con él.
No pasa nada por tenér miédo, sólo es necesário saber darnos cuénta de que está ahí por algún motivo. Y sí sabemos sacarle provecho, incluso puéde darnos buénos frutos...

Un abrazo de......... María C.

pd... Deséo de todo corazón, que los REYES MAGOS os traigan todo aquéllo que deseáis............ Y yo deséo que os traigan..... Mucha.... PAZ....... AMOR..... BIENESTÁR....... SALÚD...... DINÉRO............ Y que podámos debatír amigableménte, todo el AÑO.......

Analia Velazquez
Relaciones humanas y públicas institut...
Escrito por Analia Velazquez
el 05/01/2011

Excelente debate, me parece que los miedos muchas veces nos detienen y lo más importante es poder superarlos. El miedo a fracasar en algún proyecto a veces puede hacer que no lo empecemos siquiera, El miedo a la soledad, a estar solo y pensar que uno no podrá superar la situación. El miedo a lo desconocido, el miedo a lo que piensen los demás sobre uno mismo hace que muchas veces las personas dejen de mostrarse naturalmente por temor al que dirán. El miedo es una condición natural del ser humano y creo que lo más importante es enfrentarlo, eliminar ese miedo que tenemos y ganar experiencia con ello.

Aína Venus( Un Corazón Que Habla)
Fisica y quimica hogares mundet
Escrito por Aína Venus( Un Corazón Que Habla)
el 05/01/2011

Las consecuencias del miedo pueden ser muy diversas, pero una exposición repetida a los estímulos que causan miedo puede provocar cambios duraderos en la conducta , los sentimientos y el funcionamiento psicofisiológico de las personas.

Abrazos