En este grupo En todos

Foro de Medicina general



Los asuntos, sin belleza o racionalidad.

Javier
71-72 instituto goya (zaragoza)
Escrito por Javier Rubio Ortín
el 17/08/2012

Los asuntos, sin belleza, o racionalidad, alguna.

¡¡¡Sencillamente, no son palabra, de Dios, sino, que, esos asuntos, son, simplemente, desinformación del mundo!

Pues, para que un asunto, sea palabra de Dios, dicho asunto, debe de poseer, una belleza máxima, o una racionalidad, máxima, y por tanto, dicho asunto, debe de ser, sin ninguna fealdad, o sin ninguna, irracionalidad, en su configuración.

Si absolutamente, todo el contenido de la Biblia, fuera solamente, palabra de Dios, nada más, esa Biblia, debería de ser, el libro, más fácil, de comprender, por todos, es decir, sería una Biblia, tal y como la explicó, Jesucristo, a sus discípulos, en el camino de Emaús, que al carecer, de todo misterio, esos discípulos, la comprendieron, enseguida, y sin problema alguno, a la perfección.

Porque, cuanto más racional, o bello, es un asunto, menos cuesta de llegar a comprenderlo, a todos.