En este grupo En todos

Grupo de La Tierra, el lar de la familia

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 08/09/2012

En la vegetación, sobre todo en las zonas un poco abiertas, como en las orillas de los ríos y regiones coronadas por picos rocosos, sobresalen los helechos, como la Lomaracia y el Esfagno (Sphagnum sp), además y se forman asociados en densas extensiones, midiendo hasta más de dos metros de altura. Se han detectado en el lugar , más de un millar de especies de helechos. También el endemismo florístico se presenta, con Puya dasyrilioides, por lo que esta zona es reconocida como la zona con mayor endemismo florístico en el país. De modo que, en la copa, de los árboles de roble, en sus ramas crecen y permanecen cargadas de plantas epifitas en gran variedad, de las cuales se han observado mas de 1. 500 especies.

Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 08/09/2012

Sin árboles, la ciudad es un paisaje estéril de concreto, ladrillo, acero y asfalto. Imagínese su pueblo sin árboles. ¿Sería un lugar donde a usted le gustaría vivir? Los árboles hacen a las comunidades habitables para la gente. Los árboles añaden belleza y crean un ambiente beneficioso para nuestra salud mental.
Árboles. Imágenes
.
Los árboles:

Añaden un carácter natural a nuestras ciudades y pueblos.
Nos proveen colores, flores, bellas formas y texturas.
Ocultan paisajes desagradables.
Suavizan el perfil de obras de albañilería, metales y cristales.
Se pueden usar en diseños arquitectónicos para definir espacios y continuidad del paisaje.
Los árboles impactan profundamente nuestro estado de ánimo y emociones, proveyendo beneficios sicológicos inconmensurables. Un bosque saludable que crece en los lugares donde las personas viven y trabajan es un elemento esencial para la salud de las mismas personas. Imágenes de árboles. Bosque
.
Los árboles:

Crean sentimientos de relajación y bienestar.
Proveen privacidad, sensación de recogimiento y seguridad.
Acortan la estadía post-operatoria en los hospitales cuando los pacientes están en dormitorios con vista a árboles y espacios abiertos.
Un bosque urbano bien administrado contribuye al sentimiento de orgullo de comunidad y de propiedad.

Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 08/09/2012

Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 08/09/2012
Cartes Postales Photos Le Jardin Public 47600 NERAC lot et garonne (47)
Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 08/09/2012

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 08/09/2012

BOSQUE NUBOSO

Los bosques nubosos o bosques higrófilos generalmente presentan una abundante cobertura de musgos y vegetación, por lo que también se conocen como bosques musgosos. Es un bosque húmedo sin inundaciones, los cuales se desarrollan con preferencia alrededor de montañas, donde la humedad introducida por nubes en formación es retenida con mayor efectividad.

MUSGOS

Típicamente hay una banda de latitud relativamente pequeña en donde el ambiente atmosférico es más apto para el desarrollo de los bosques nubosos. Este se caracteriza por un rocío persistente o nubes a nivel de la vegetación, lo que resulta en una reducción de la luz solar directa y por consiguiente de la evapotranspiración. Los árboles en estasc regiones presentan generálmente raíces más superficiales, más cortas y más pesadas que otros bosques a menor altitud en regiones similares, y el ambiente húmedo promueve el desarrollo de abundantes epífitas vasculantes. A su vez, esto facilita que el suelo se cubra de musgo, helechos y flores como las orquídeas. Los suelos son ricos, pero pantanosos con una preponderancia de turba y humus. Dentro de los bosques nubosos, la mayor parte de las precipitaciones se dan en forma de niebla, la que se condensa en las hojas de los árboles y luego gotea al suelo. Estos ecosistemas representan un papel extremadamente importante en la hidrología de ciertas regiones de Costa Rica: capturan, almacenan y filtran el agua que va a parar a las comunidades y a los ríos.


Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 08/09/2012
El Parque Monceau Situado en una de las zonas más exclusivas de Paris , el parque Monceau es el más aristocrático de la ciudad


En 1769, Felipe de Orleans, duque de Chartres y padre de Luis Felipe, adquirió el terreno próximo al poblado de Monceau, donde construyó una residencia suntuosa e hizo acondicionar el jardín a su alrededor.

Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 08/09/2012

Parc des Buttes Chaumont 201x300 Top 5 Mejores Parques en Paris El Parque de Buttes-Chaumont fue abierto al público en la Feria Mundial de 1867 y es sin duda el parque más original de la Capital Francesa. Con una extensión de más de 25 hectáreas en el este de la Ciudad Luz, es uno de los espacios verdes más grandes en Paris. Inspirado en los típicos jardines ingleses cuenta con una accidentada superficie ya que este parque era formalmente una cantera de yeso en su pasado. De las atracciones más sobresalientes de este parque, se encuentran un lago alimentado 3 corrientes, una gruta, un pico rocoso, una cascada de 20 metros de altura y numerosos puentes.

Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 08/09/2012

El Jardín de las Plantas

Jardin des Plantes 300x200 Top 5 Mejores Parques en Paris Este hermoso jardín botánico ubicado en el Barrio Latino de París era formalmente el Jardín Real para las hierbas medicinales. Hoy en día e jardín cuenta con miles de distintas especies de plantas las cuales están divididas entre grupos dentro del parque. La entrada es gratuita para la mayoría de personas que quieran asistir al Jardín de la Plantas , sin embargo los visitantes deberá pagar para entrar al Parque Alpino y a los invernaderos. Por ultimo, una visita a la Gran Galería de la Evolución la cual es muy popular entre los niños, haría de la visita una experiencia perfecta

Edgar Carrillo
Humanidades y educacion universidad de...
Escrito por Edgar Carrillo
el 08/09/2012

Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 08/09/2012
Visit Bois de Boulogne in ParisEl Bosque de Boulogne 1 (en francés : Bois de Boulogne ) , o de Bolonia, es un parque que se encuentra en el límite oeste del XVI distrito o arrondissement de París , cerca del suburbio de Boulogne-Billancourt . Bois de Boulogne in Paris

Bagatelle in Bois de Boulogne, Paris
Bagatelle in Bois de Boulogne, Paris



Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 08/09/2012

Jardin du Luxembourg


Borders of annuals in August

Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 08/09/2012

Personas descansando en el Jaardin Luxembourg en Paris

Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 08/09/2012

Pinos en el sur de Francia (aquitaine )


Griselda Susana Ordoqui
Prof en humanidades, especialidad filo...
Escrito por Griselda Susana Ordoqui
el 08/09/2012

Hola amigos, hermoso debate éste sobre los árboles.


Gracias Edgar por abrir este debate y Christiane por la invitación.



Un fuerte abrazo para los dos y el grupo todo.

Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 08/09/2012

Le Parc Naturel de la Haute Vallée de Chevreuse ¿Cómo conciliar la presencia humana y ambiental?
Con una superficie de 63. 321 hectáreas de cubierta 51 municipios, incluyendo 43 en el departamento de Yvelines y Essonne 8, El sitio es un extensas áreas rurales habitadas. Al igual que cualquier otro parque natural, tiene una protección y valorización del patrimonio natural y cultural a través de un proyecto de colaboración de desarrollo sostenible.


Griselda Susana Ordoqui
Prof en humanidades, especialidad filo...
Escrito por Griselda Susana Ordoqui
el 08/09/2012

Mi árbol preferido es el JACARANDÁ.


ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA

ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Etimología: Jacarandá es un nombre de origen tupí que significa fragante; mimosifolia, del latín, alude a la similitud de sus hojas con las de la acacia mimosa.

ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA El jacarandá es un árbol de follaje caduco o semi caduco, de gran porte y resistencia, copa ancha y ramificada y vistosa floración.

Hojas doblemente compuestas con folíolos pequeños, semejantes a las hojas de los helechos, lo que le confiere a la copa un característico aspecto de ligereza y liviandad.

ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Tiene abundante floración en primavera, en panojas de flores tubulares de color liláceo que destacan por su gran belleza y duración.

ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA

ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Los frutos en cápsulas son vainas leñosas color castaño, de forma oval, similares a castañuelas de madera, con dos tapas que se abren cuando maduran. Estas cápsulas permanecen bastante tiempo en el árbol y contienen en su interior semillas aladas.

ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Muy utilizado como árbol ornamental en arbolado urbano.

Griselda Susana Ordoqui
Prof en humanidades, especialidad filo...
Escrito por Griselda Susana Ordoqui
el 08/09/2012

LA LEYENDA DEL JACARANDA (Corrientes, Argentina)

“Cuando los españoles comenzaron a poblar Corrientes, trayendo consigo a sus familias, vino a habitar este suelo un caballero que traía consigo a su hija. Una bella jovencita de escasos dieciséis años, de tez blanca, ojos azul oscuro y negra cabellera. Se instalaron en una zona no muy retirada de la ciudad de las Siete Corrientes, en una reducción donde los jesuitas cumplían su misión evangelizadora y civilizadora, enseñando no sólo el amor a Cristo sino también a cultivar la tierra a los guaraníes.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Entre los jóvenes de esa reducción se distinguía Mbareté, un mocetón veinteañero alto y fornido, que trabajaba la tierra con tesón, como queriendo arrancar de sus entrañas toda su riqueza y sus secretos.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Una tarde en que Pilar -la joven española- salió a caminar en compañía de una doncella que la servía, vio a Mbareté y fue verlo y prendarse de su apostura. El indio también la observó con disimulo al principio, con desenfado después, y admiró su blanca piel, su negro cabello y el color de sus ojos.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA El encuentro fue fugaz. Tan sólo intercambiaron una mirada. Pero Mbareté la siguió con la vista hasta que la joven desapareció entre unos arbustos. El indio buscó la forma de que el jesuita le asignara tareas cerca de las casas y, en silencio, hurgaba por cuanta abertura había, para poder ubicar a la joven. Pilar, entre tanto, no podía borrar de su retina la imagen del joven aborigen. No podía olvidar lo hermoso que le pareció con su torso desnudo, cubierto de gotas de sudor que le parecían chispas del sol que se le pegaban al cuerpo, al estar realizando su rudo trabajo.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA No pasó mucho tiempo y un día Pilar y Mbareté se encontraron. Esta vez las miradas fueron largas y profundas. Tan profundas que -sin palabras- se adentraron en el espíritu de ambos, mutuamente.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Mbareté pidió ál sacerdote que los instruía que le enseñara el castellano. Y aprendió rápido todas aquellas palabras que le sirvieran para expresarle a Pilar que la amaba desde el primer día en que se conocieron. Y buscó la forma de encontrarla a solas y poder hablarle.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Y esa oportunidad la tuvo el día en que halló a la joven rodeada de indiecitos a quienes les enseñaba el catecismo. El joven se acercó al grupo y sin musitar palabra permaneció observándola hasta que los niños se fueron.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Entonces, Mbareté caminó junto a ella y, ante su asombro, le habló en español -balbuceante, al principio- para confesarle su amor. Pilar se ruborizó, se sintió confundida, quiso ocultar sus sentimientos, pero sus hermosos ojos azules y su cálida sonrisa la traicionaron y el joven pudo comprobar que era correspondido.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Los encuentros se repitieron. Mbareté le propuso huir juntos, lejos, donde su padre no pudiera encontrarlos. Le habló de construir una choza, junto al río, para ella y allí unir sus vidas. Pilar aceptó y, cuando la choza estuvo concluida, amparándose en las sombras de una noche en que Yasy les brindó su complicidad, escapó con su amado.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA A la mañana siguiente, el caballero español buscó infructuosamente a su hija, hizo averiguaciones y alguien de la reducción le comentó que la habían visto frecuentemente en compañía de Mbareté y que éste también había desaparecido.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Furioso, el padre convenció a varios compañeros para que lo ayudaran a encontrar la pareja y, fuertemente armados, comenzaron la búsqueda. Pasaron varios días hasta que descubrieron la choza junto al río.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Sigilosamente, tomaron posiciones para observar a sus moradores. Así vieron llegar a Mbareté en su canoa, con el producto de su pesca, y vieron también salir a Pilar a recibirlo.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA El padre de la joven no resistió la visión de la tierna escena de los amantes abrazados y salió de su escondite gritando el nombre de su hija y apuntando con su arma al indio. La joven vio el fuego del odio en los ojos de su padre y comprendió lo que cruzaba por su mente.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Trató de evitarlo; de explicarle su actitud, pero el español siguió avanzando con el dedo en el disparador. Pilar se interpuso entre los dos hombres en el preciso instante en que la carga fue lanzada y cayó con el pecho teñido de rojo, fulminada por su propio padre. Al ver esto, Mba-reté quedó atónito, tieso, sin atinar a defenderse.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Fue entonces cuando otro disparo le dio en plena frente y el joven se desplomó sobre el cuerpo de su amada. El padre, dolorido e indignado, no se acercó siquiera a los cuerpos yacentes e instó a sus compañeros a volver a la reducción.
ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA Esa noche, la imagen de su hija no pudo apartarse de su mente, y con las primeras luces del alba, inició el camino hacia el lugar donde tan tristemente terminara ese amor tan grande que motivó que los jóvenes se olvidaran de sus diferencias de raza.
Cuando llegó a la choza, el español no halló restos de la tragedia y en el lugar donde la tarde anterior yaciera la pareja -sin que existiera ningún rastro de la sangre allí derramada- se erguía un hermoso árbol de tronco fuerte, cubierto de flores azul oscuro que se mecían suavemente con la brisa.

Christiane ,
Escrito por Christiane ,
el 08/09/2012

Brasil


Info rédaction, publiée le 15 mars 2010

La forêt tropicale brésilienne héberge une biodiversité extrêmement riche, mais menacée

Griselda Susana Ordoqui
Prof en humanidades, especialidad filo...
Escrito por Griselda Susana Ordoqui
el 08/09/2012

ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA El hombre tardó en comprender que Dios había sentido misericordia de los enamorados y había convertido a Mbareté en ese árbol, y que los ojos de su hija lo miraban desde todas y cada una de las azules flores del jacarandá.
(“Cuentos y leyendas de la Argentina”, José Olañeta Editor, Barcelona en Temakel. Por Esteban Lerardo)

ARBOLES ARGENTINOS AUTOCTONOS - ARBOLES DE LA PATAGONIA ARGENTINA