En este grupo En todos

Grupo de Filosofía latinoamericana



Libertad de Expresión esencia de la Filosofía Latinoamericana

Pytagores
Perito mercantil instituto social mili...
Escrito por Pytagores Carlos Silvano Borda
el 22/06/2010

Latinoamérica siempre ha visto coartada la Libertad de Expresión porque esta manifiesta el deseo de los pueblos latinoamericanos a la emancipación, en su histórica lucha contra la metrópolis colonial en el momento de acceder a su independencia y los brutales regímenes dictatoriales impuestos por los EEUU y las multinacionales en épocas posteriores.

Pytagores Carlos Silvano Borda
Perito mercantil instituto social mili...
Escrito por Pytagores Carlos Silvano Borda
el 22/06/2010

Manifiesto: Los escritores, poetas y artistas de Latinoamérica y el mundo voselsoberano. Com | Sábado 17 de Octubre de 2009 13:48 La resistencia popular al golpe del poder económico, político y militar en la nación centroamericana es heroica. La gente resiste pacificamente frente a tanques, fusiles, brutales palizas de la policía y los grupos paramilitares, organizaciones entrenadas en el Plan Cóndor y el siniestro intervencionismo imperial de los años de plomo en la región. Escritoras y escritores, poetas y artistas de Latinoamérica estamos de pié uniendo nuestras manos a las del pueblo hondureño, sus escritoras y escritores, poetas y artistas, rechazando el golpe de Estado civico militar perpetrado contra el sistema democrático hondureño el pasado 28 de junio de 2009, que conllevó al secuestro y alejamiento de su patria del Presidente Constitucional Manuel Zelaya; la imposición del estado de sitio maquillado de toque de queda; la brutal represión desatada contra el pueblo de Honduras que resiste la dictadura; los asesinatos del periodista Gabriel Fino Noriega, el joven Isis Obed Murillo y del activista del Bloque Popular, Roger Bados; la militarización de los medios de comunicación y la censura a la libertad de expresión y la libertad de prensa, violaciones del elemental derecho a la información amparado por la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, suscripta también por Honduras; la continua y premeditada violación de los derechos humanos; el ejercicio pleno desde el poder de facto de la violencia física y psicológica contra el pueblo, con agresiones, persecuciones, amenazas, encarcelamiento y torturas; Suscribimos el “Manifiesto 1” de los escritores, docentes, intelectuales y artistas de Honduras, emitido en las horas del golpe de Estado. Uno de cuyos artículos declara: “Ante la brutal arremetida de las instituciones usufructuadas por una minoría económicamente todopoderosa, sus medios de manipulación y sus cómplices amanuenses en contra de esta propuesta es indispensable la unidad del pueblo para evitar que se imponga, una vez más, un fracaso histórico que va a sumirnos en la ignominia, la sumisión y la imposición de la misma democracia clasista y autoritaria a caballo sobre los partidos tradicionales y las oligarquías. “ Decimos que junto al avasallamiento de todos los derechos del pueblo hondureño también se ponen en peligro todos los derechos de los pueblos latinoamericanos para determinar con libertad su propio destino. Denunciamos que la instauración en el poder hondureño del dictador Micheletti y sus colaboradores está dando paso a la acción de grupos terroristas que intimidan, amenazan y persiguen luchadores de la resistencia democrática, y que el accionar subversivo que se ampara en las filas golpistas es el mismo protagonizado por militares y paramilitares que en los años 70 y 80 conformaron los aberrantes escuadrones de la muerte. Exigimos el inmediato restablecimiento del presidente Manuel Zelaya Rosales y una contundente acción judicial - de las cortes nacionales e internacionales-, que echen luz sobre el proceso golpista, sus mentores, partícipes y colaboradores, y todas y cada una de las responsabilidades que a estos competan por las violaciones a la Constitución de Honduras, a los derechos humanos y particularmente por los asesinatos cometidos bajo la dictadura. “La soberanía reside en el pueblo” También decimos que el pueblo de Honduras tiene derecho a discutir y reformular su Carta Magna, a vivir con dignidad y justicia y a forjar su propio destino; que las naciones no son el coto de caza privado de los selectos grupos de poder ni pueden sobrevivir arrodilladas a los mandatos de los poderosos de mundo; que cada hondureña y cada hondureño son artífices de su propio futuro y sólo ellos deben decidirlo sin intervenciones de organismos internacionales que no siempre observan el interés de los pueblos. Demandamos el cese del toque de queda, el pleno ejercicio de la libertad de expresión y de tránsito, la libertad inmediata de los detenidos, el respeto a la vida y a la integridad física de cada hondureño y de los miembros del Gabinete Ministerial y familiares del Presidente de Honduras y el reposicionamiento en sus puestos de los trabajadores y funcionarios cesanteados o suspendidos por los burócratas golpistas. Recordamos que la Constitución de Honduras establece en su Artículo 2 que la suplantación de la soberanía popular y la usurpación de los poderes constituidos son tipificados como delitos de Traición a la Patria y su responsabilidad es imprescriptible. Exhortamos a los gobiernos latinoamericanos y del mundo entero a asumir con firmeza el respeto a la voluntad soberana del pueblo hondureño, no reconociendo, por ningún motivo, a los usurpadores de las funciones que le corresponden únicamente al presidente Zelaya. Hacemos un llamado a mantener, profundizar y fortalecer la unidad y la integración del pueblo latinoamericano, a fin de prevenir y evitar todo intento golpista en cualquier país de nuestra Patria Grande. Llamamos a todos los escritores, poetas, intelectuales, artistas del mundo, y sus organizaciones representativas, a sumar su solidaridad y estrechar fraternalmente la causa de la libertad, la democracia y la soberanía del pueblo hondureño. 19 de julio de 2009.


Firman: SECh: Sociedad de Escritores de Chile Festival Internacional de Poesía de La Habana. Festival Internacional de Poesía “Palabra en el mundo” Revista de poesía Isla Negra Proyecto Cultural SUR Internacional Red Nacional de escritores de Venezuela Festival de poesia en la Montaña, Rep. Dominicana. Proyecto Cultural SUR-San Juan de la Maguana Portal digital Identidad sanjuanera Encuentro Internacional de Poetas "El turno del ofendido" de El Salvador Junta Directiva del Festival de Poesía en Puerto Rico (FIPPR) P.E.N. Club de Puerto Rico ANDEH Asociación Nacional de Escritores de Honduras Proyecto Cultural SUR –Montreal Congreso Brasileiro de Poesia Federación Argentina de entidades de Artistas Plásticos Proyecto Cultural SUR- Argentina Junta Editora de la Revista Exégesis, Puerto Rico Proyecto Miércoles de Poesía de Costa Rica Encuentro Internacional de Escritores de Costa Rica Proyecto Cultural SUR-Manitoba Alexis Díaz Pimenta, Proyecto Oralitura. España Asociación Solidaridad Latinoamericana ( Asolatino), Berna, Suiza Proyecto Cultural SUR-Madrid La Bodega del Diablo, revista literaria. Argentina. Claudia Korol, revista América Libre. Argentina. Ildefonso Finol, Centro Antiimperialista Simón Bolívar, Coordinador General Dr. Julio Cuevas, escritor, Universidad Autónoma de Santo Domingo-UASD. - Norma Segades, Argentina, Movimiento Internacional de Escritoras "Los puños de la paloma" Dr. Sobieski De León Lazala, Director Revista Racimos de Uva Rivista di letteratura Isola Nera, Giovanna Mulas, escritora, Italia. Teatro de Títeres "Las Bestias Peludas”, Alejandro Seta y Cristina Ledesma, Argentina Miguel Ángel Cruz (lobo), Partido de los poetas, Argentina Colectivo Creativo de Comunicaciòn-Cultura "Los Ojos de la Mente", Argentina. Francisco Garzaro, Mesa de Poesía, Guatemala Fundación Manuel Del Cabral, Alejandro Cabral, República Dominicana Alberto Trinckler, Hernán Quiñones, Elisabeth Araya, Oestiario periódico cultural - Argentina. Mairym Cruz-Bernal Presidenta PEN-Puerto Rico Rubén Sacchi, Director Revista Lilith, Argentina Gabriel Impaglione, poeta, Argentina-Italia Alex Pausides, poeta, Cuba Tito Alvarado, Poeta Chile-Canadá Birgitta Jónsdóttir, Member of the Icelandic Parliament for the Civic Movement, poet and activist. Islandia. Gustavo Pereira, poeta, Venezuela Yvan Silen, poeta, Puerto Rico Casimiro de Brito, Poeta e Escritor, Lisboa, Portugal. Carlos Carbone, Argentina, poeta. José Antonio Cedrón, poeta, docente, Argentina. Taty Hernandez, poeta, República Dominicana Ingrid Storgen: comunicacora social. Miguel Sotomayor, Cuba, poeta. Juan Nuñez, escritor, Argentina Rannel Báez, poeta azuano, Honduras Etnairis Rivera, poeta, profesora, Puerto Rico Nélida Martinelli, poeta, Buenos Aires, Argentina Daniel Montoly, Escritor dominicano residente en Estados Unidos. Rubén Derlis, Argentina José María Pallaoro, City Bell, Argentina Adriano Corrales Arias, poeta, Costa Rica Olivier Herrera Marín, escritor, España Rosina Valcarcel, poeta, Perú Julio Rudman, periodista, Argentina Francisco Azuela, poeta y escritor, México César Bisso, poeta, Argentina Pablo Herrera, poeta, sociologo, Chile-Canadá Americo Valenzuela G. Músico, República Dominicana Dr. James D. Cockcroft, académico y escritor, EE. UU. Ana Silvia Mazía, traductora, Argentina Enrique Llopis, músico, Argentina Ademir Antônio Bacca, poeta, Brasil Eduardo Nogareda, poeta y comunicador radial, Uruguay. Irene Morack, artista plástica, Argentina Pierre Bernet Ferrand, poeta y pintor, Cuba Aurelio Alonso,sociólogo y ensayista, Cuba María C. Cruz, ambientalista y planificadora, Cuba Juana García Abás, escritora, Cuba José Luis Fariñas, pintor y escritor, Cuba Eduardo Lucio Molina y Vedia, escritor y periodista argentino residente en México Tania Nesterovsky, poeta. Venezuela - Canadá. Héctor Torres, poeta, Chile-Canadá Alexis E. Robles. Poeta, Panamá, Panamá Gregorio Echeverría, Escritor, Argentina Dra Marta Raquel Zabaleta , Economista, investigadora, poeta, Argentina. María Montserrat Bertrán, Bs As Argentina Pablo Marrero, escritor, Argentina Santiago Bao -Argentina, escritor y poeta Gustavo de Jésus, poeta, República Dominicana-Canadá Oscar Peretto, músico. Paulina Vinderman, poeta, Argentina. Silvia N. Barei. – Escritora. Argentina. Máximo Kinast Aviles, escribiente panfletario, Chile Carmen Rita Centeno, escritora, Puerto Rico Alfonso Velis Tobar, poeta y escritor, Canadá/ El Salvador Miguel De Boer, escritor, Argentina Rafael Innocente, novelista, Perú Rolando Revagliatti, poeta, escritor, Argentina Víctor Montoya, escritor, Bolivia. Claudio Simiz, escritor, docente, investigador, Argentina José Emilio Tallarico. Poeta. Médico. Argentina. Lucrecia Cossío, Argentina Genoveva Arcaute, poeta, Argentina David Heap Profesor de lingüística, Canadá. Edgar E Ramírez Mella, poeta y pintor Aguada Puerto Rico. Oswaldo DeLeón Kantule, Artista Plástico Panamá-Canadá. Norma Mejías Espinar, Aguada, Puerto Rico. Ariel Ruíz Crespo Artesano, promotor y facilitador Cultural Aguada Puerto Rico. Carlos López, poeta, escritor, Guatemala Virginia Edit Perrone, Psicóloga y Poeta, Argentina. Maynor Freyre, escritor, Perú. Wilma Borchers C. - Oscar Oriolo, poeta, escritor, Argentina. Sergio Felipe Mattano, Asociación de Poetas Petisos, Argentina. Lina de Feria, poeta, Cuba. Eduardo Dalter, poeta, Argentina Angela Randazzo, estudiante de Ecologia Marina, Francia Alejandro Schmidt, poeta, Argentina Diana Espinal, poeta, Honduras José Jesús Villa Pelayo, escritor, Venezuela Alejandra Segovia, escritora, Venezuela Luis Felipe Bellorín, escritor, Venezuela Álvaro Trujillo, escritor, Venezuela Rosa Trujillo, escritora, Venezuela Ximena Benítez, escritora, Venezuela Luis Ernesto Gómez, escritor, Venezuela Victoria Servidio, médica, escritora, poeta, Argentina María Julia Prati, Lic. Cómunicación Social UNC, Docente, Córdoba, Argentina Decires Revista de Letras Arte y Cultura Cosquín, Argentina Adriana Vega (Tinto), Escritora, Argentina. Elisa Dejistani, escritora, poeta y artista plástica. Argentina. Pablo Mora, poeta, Venezuela. Freddy Ñáñez, poeta, Venezuela. Alfonso Velis Tobar, poeta, escritor, investigador, Salvador-Canadá. Lis Joosten, arpista y gestora cultural, Holanda-Honduras. Rodolfo Dada, poeta, Costa Rica. Alejandro Cordero, poeta, Costa Rica UPR-Humacao, Puerto Rico Marcos Reyes Dávila, Vice Presidente FIPPR y Director Revista Exegesis. Puerto Rico. Maritza Álvarez, poeta y dibujante. Chile. Claudio González Baeza, poeta y director de Ediciones del Árbol y La Bota Literaria,Argentina. María Laura Quiroga. Poeta Argentina María Rosa León, docente – escritora. Argentina. María Chapp- Poeta- Argentina. Ian Welden, poeta y cuentista, Dinamarca-Chile. Martín "Poni" Micharvegas, F.P.I. Fondo Poetario Internacional, España IPN I Poeti Nomadi, revista de arte on line. Víctor Manuel Ramos, escritor, Honduras Ulrich Grasnick, Director de los poetas de la Lese Bühne de Berlín im Zimmertheater; José Pablo Quevedo, Peruano, Embajador de Poetas del Mundo en Alemania; Juergen Polinski, Cónsul de Poetas del Mundo en Berlín Lorena Cormick, escritora- periodista, Argentina Candelario Reyes García, Poeta y dramaturgo- Honduras Pedro Munhoz , compositor Musical, Brasil. Aldo Luis Novelli - Escritor - Argentina Alicia Bautista, Secretaría de Educación del Gobierno del DF, Mexico. Charlotte Jullien, Educadora Social, Marsella/ Francia Jorge Luis Lopez, Ecoturismo, Tegucigalpa/Honduras Miguel Lohle, pintor, Honduras Cristina Domenech, Buenos Aires, Argentina Carmen González Hughet, escritora, ensayista, El Salvador Waldina Mejía, poeta, Honduras Rodolfo Abalos, Poeta, Argentina Raúl Gálvez Cuéllar, poeta, escritor, Perú. Francis Mestries, Editorial Amanuense, Mèxico, D.F. Guillermo Perez Prats, Cuba Juan Antonio Borges, poeta, Argentina. Jorge Lobillo, escritor, poeta, México. Walter Mondragón, poeta, Colombia. Editorial y libreria La Cultura, Funes, Argentina. William Baccino, escritor, librero, Argentina. Café Literario Luz y Luna, Funes, Argentina. Gustavo Lespada, poeta, Argentina. Natalia Molina, poeta, periodista, Sierra de la Ventana, Argentina. Ana Arias Saavedra, escritora, España. Domingo Acosta Felipe, poeta, España. Gustavo Tissoco, poeta, Argentina. Gina Esco Escobar, Oberá-Misiones-Argentina Arandú Ltda, Cooperativa de Gestión y Producción Cultural.Misiones.Argentina Juanita Conejero, poeta, Cuba. Antonio Leal, poeta, Mèxico. Alfredo Moles,médico y escritor argentino residente en España. Pablo Herrera, poeta, sociólogo, Chile-Canadá. Estefania Joulia, artista plástica, Argentina. Adys Cupull, escritora, Cuba Froilán González, historiador, Cuba Livia Hidalgo, poeta, Argentina Héctor Sommaruga, comunicador social, Uruguay-México Olga Rivero Jordán, poeta, España. Domingo Acosta, poeta, Islas Canarias, España Martín Martínez Rodríguez, poeta, México. Sonia Figueras Buenos Aires - Argentina Silvia Loustau- Escritora- Traductora. - Mar del Plata- Argentina Graciela Zanini -Poeta- Argentina Sergio Gómez Montero, Escritor y periodista, México Neuza Ladeira, poeta, Brasil Liliana Campazzo- sociedad de poetas del fin del mundo-Argentina Susana Fernández Sachaos- Argentina Carlos Terribili, artista plástico, Argentina. Carmen Campos Pino. Escritora, Venezuela. Jorge Brega, poeta, director revista La Marea, Argentina. Edgardo Tabasco: Narrador Oral. Argentina. Rosa Maria de Britto Cosenza, Coordinadora Nacional de Literatura del Proyecto Cultural SUR/Brasil. Carlos López Dzur, educador, poeta y director de Sequoyah Vurtual (California)EEUU. Carlos Rafael Diéguez Batista. Escritor y Periodista. Cuba. Sonia G. Figueras, escritora, Argentina. Miguel Longarini- poeta, Argentina. Liliana Lapadula - escritora- arteterapeuta- Argentina Nina Torres, profesora universitaria, México. Reyna Domínguez, poeta , Argentina. Antonio Leal, poeta, Mèxico. Revista Caudal, República Dominicana. Carlos Enrique Cabrera, escritor, Rep- Dominicana. Manuel de Jesús Pineda, narrador, Honduras. Luis Manuel Pérez Boitel, poeta, Cuba. Laureano Asoli, Escritor, Argentina Bivian Soledad, Argentina. Susana Lizzi, poeta y narradora,Argentina. Nora Alicia Perusin, poeta, Argentina Fausto Grossi, artista, Argentina. Yrasema López, poeta, Argentina Revista Cine Braille, Argentina. Ximena Sánchez Rovira, Poeta, Costa Rica Germán Carnero Roqué, poeta, Perú. Jorge Miralda, escritor, Honduras. Indran Amirthanayagam, poeta, Sry Lanka. Arabella Salaverry, escritora y actriz, Costa Rica. Elsa Tenca Mariani, docente y poeta, Argentina-Chile. Isabel Murrieta López, Colectivo Cultural Hia Tehuikatzi, México. Amelia Arellano- Psicóloga- Escritora Casa del pueblo América Libre, Argentina Cristina Castello, poeta y periodista, Paris-Buenos Aires. Henrique José Millán Medina, Bibliotecólogo, Poeta, Ensayista y Promotor de Lectura. Venezuela Argosis-movimiento cultural, revista literaria. Joel Rojas, poeta, editor, Venezuela. America Comparini, poeta, Chile. Livia Hidalgo, Argentina. Maritza Luza Castillo, Periodista, escritora y Poeta, Perú. Red de los Poetas, Argentina Marta Prono, poeta, Argentina. Pablo De Biaggio - Cantautor - Poeta - Argentina Liliana Campazzo, poeta bibliotecaria y docente, Argentina. Alejandro Faus Avella, escritor, Catalunya (spain) Delfina Acosta, escritora, Paraguay. María Cristina Santiago Bs. As. Argentina. Taty Hernández Durán, poeta, República Dominicana Juan Daniel Perrota, poeta, Argentina María Mederos, Promotora cultural, Cuba Yuri Bermudez, poeta, Venezuela Ana Ligia Rovira Ugalde, escritora, Costa Rica Elia Domenzain, actriz, poeta, promotora cultural, México Julio Pavanetti, poeta, Uruguay- España Annabel Villar, poeta, Uruguay-España Liceo Poético, Benidorm, España Taller Literario Elementales Leches, de Gral. Rodríguez,Bs.As.Argentina. , coordinado por Eduardo Espósito Mirna Santillan, poeta, Argentina Remisson Aniceto, poeta, Brasil Programa de Educación para la Paz- PROEPAZ-El Agustino.Lima.PERU, Municipalidad de El Agustino, Perú Casa de la Amistad PERU-CUBA , Lima, Perú Foro Perú Paulo Freire, Lima, Perú Conferencia de Religiosos del Perú Instituto Superior de Estudios Teológicos Juan XXIII (ISET), Lima, Perú Parroquias Santa Magdalena Sofía Barat, Virgen de Nazaret, del personal del colegio Madre Admirable y de la Religiosas del Sagrado Corazón, Lima, Perú Carmen Uría Araujo, poeta. España Eddy Rafael Pérez, poeta, editor y promotor cultural de la Repúblia Bolivariana de Venezuela. Daniel Viglietti, cantautor, Uruguay Cecilia Todd, cantante, Venezuela Victor Víctor & La Vellonera, Rep. Dominicana Ricardo Flecha, Canto Popular, Paraguay Techi Cusmanich, Productora Artística, Paraguay Danny Rivera, Musico, Puerto Rico. Gloria Lopresti, actriz y escritora, Argentina Quinteto Tiempo, Grupo folklorico, Argentina Ulises Varsovia, poeta, Chile. Diego Velasco Andrade, poeta, Ecuador Melina Alfaro. Empleada Publica-Argentina Lourdes Sarmento, poeta, Brasil Jorge Daffunchio Artista y Poeta Visual, Argentina. Doroty Barboza de J Dimolitsas, Coord. Geral, Proyecto Sur Paulista, Brasil. Lucia Gonczi, Coord. De música, Proyecto Sur Paulista, Brasil. Fatima Queiroz, coord. De Arte, Proyecto Sur Paulista, Brasil Carlos Rodriguez Almaguer, poeta, Cuba Amilkar Feria Flores, pintor y escritor, Cuba Andrés Aldao, poeta, Argentina / Israel Jorge Goyeneche, novellista, Argentina Hernan W Bravo, Sociedad Latinoamerican de Escritores de Vanvouver, Canada María Inés Malchiodi, escritora, antropóloga, Argentina Clemencia Cruz García, artista plástica, Colombia Aníbal Jorge Sciorra, escritor, Argentina. Raul Bracho, Kaosenlared Lilia Gutiérrez Riveros, Presidenta Poesía sin fronteras. Carlos Sánchez, poeta, Argentina-Italia Luis Benitez, poeta, Argentina Elsa Tió, poeta, Puerto Rico. Carlos Enrique Cartolano, poeta, Argentina Mirna Valdés V. , Colectivo Adict@s a la Poesía Antonio Arroyo Silva, poeta, Islas Canarias. Sergio Pinto Briones, poeta experimental, Chile-España. Graciela Facio – narradora, Argentina Antonio M. Sequeira - poeta – escritor, Argentina Pablo Benítez, poeta, El Salvador. Cátedra Libre Roque Dalton, coordinador Pablo Benitez, El Salvador. Samir Delgado, escritor canario. Luis Vásquez Meléndez. Poeta, Venezuela. Robin Rey Hernández Rojas, Instructor de Arte y Poeta. Cuba Jose Luis Moreno Del Toro, Médico, Poeta. Cuba Omar García Ramirez, poeta, Colombia Angel M. Encarnacion, escritor, Puerto Rico Federación Nacional de Teatro del Ecuador, Presidente Pedro Saad Vargas Taller de Teatro Mascaró del Ecuador, Directora Ilonka Vargas Aurora Tumanischwili Penelón, escritora, investigador, FeTera Flores (colectivo de base en CTA)- Argentina Guillermo López, escritor, investigador, FeTera Flores (colectivo de base en CTA). Argentina. Alex Darío Rivera M. , Poeta, narrador y ensayista, Honduras George Reyes, poeta ecuatoriano / México Tania Alegria, poeta, Brasil / Portugal Jessica Isla, Escritora, Honduras Red de Escritoras y Artistas Feministas Latinoamericanas. Gloria Arcuschin, Escritora, Argentina Sandra Petroivch, artista plástica y poeta. Uruguay Andrés Aldao, poeta, Argentina- Israel. Eduardo Daniel Fernández, Psicólogo y escritor, Argentina Pilar Iglesias de la Torre, Médica, Poeta y Directora de Alkaid Ediciones. España Laura Yasan, poeta, Argentina. Julio Solórzano Murga. Poeta, Perú Sociedad de Poetas y Narradores Región Lima – Perú Alonso Mejía Sánchez, periodista y poeta nicaragüense. Costa Rica. Melina Alfaro, poeta. CABA. Argentina. Luis Alberto Ambroggio, poeta, Academia Norteamericana de la Lengua. Zulma Zubillaga, poeta, Argentina Ezequiel D´León Masís, escritor, Nicaragua. Carlos Domingos, poeta, Portugal. Alicia Villoldo-Botana, periodista, Argentina Leonardo Martínez, poeta, Argentina. Susana Fernández Sachaos, poeta y ensayista, Argentina María Belèn Duet, poeta, Argentina. Clemente Padín, artista, Uruguay Silvia Manzini, poeta, Argentina Verónica Pedemonte, escritora, España Arte Poetica y Orlando Ordóñez Santos. Poeta, Perú. Isabel Miguel, poeta, España Aura Violeta Aldana Saracini, Universidad Politécnica de Nicaragua. Giancarlo Micheli, escritor y poeta, Italia Ernesto González, escritor cubano residente en Chicago. El Club de la Pluma, Proyecto Comunicacional de Integración, Argentina. Norberto Ganci, Director El Club de la Pluma, Argentina. Marisa Trejo Sirvent, poeta, México Juan Carlos Hidalgo Antigoni, poeta, periodista, Venezuela. Luis Delgado Arria, Poeta, Venezuela Carmen Castejón Cabeceira, poeta, escritora, artista, España Marcela Pérez Silva - cantautora – Perú Alberto Boco - Poeta – Argentina. Servio Tulio Ochoa, Venezuela. Rafael Mitrenko, Artista Pintor, Francia. Norma Segades – Manias, poeta, editora, Argentina. Rodolfo A Àlvarez, poeta, escritor, Argentina Alicia Balista, escritora, periodista. Argentina. Sara Rosenberg, escritora, Argentina- España Jorge Boccanera, escritor, Argentina. Federico Andahazi , escritor, Argentina. Antonio Gonzàlez Ordoñez, del colectivo radio comunitaria La Rosa de San José 92. 3 FM,Venezuela. Cristina Pacheco, periodista, escritora, México. José Emilio Pacheco, poeta, México. Modaira Rubio, poeta y periodista, Venezuela. Elvira Alejandra Quinterno, escritora, Colombia. Julia Marichal, actriz, México. Mauricio Molina Delgado, poeta y profesor universitario, Costa Rica Colectivo Huellas, Angeles Chantada, Giovanni Rodríguez, Cipriano Antonio Gomez. Venezuela. Esteban Monge, cantautor, Costa Rica. Rubén Pagura. Actor, Dramaturgo y cantautor - Costa Rica Ana María Rodas, escritora, Guatemala. Antonio Jiménez Paz, poeta (Islas Canarias (España) Ramòn Soto Urdaneta animador- productor de Radio y Televisiòn- Venezuela. David Alberto Fuks, escritor,docente universitario,psicólogo y editor. Argentina. Omar Muñoz.. Docente Maracaibo, Venezuela. ERadioCi - Colombia Informa Radio. Jairo Duque G. - Colombia. Escritores que se sumaron a la declaración "Democracia para Honduras": Raúl Zurita, Poli Délano, Arturo Corcuera, Jaime Quezada, Jorge Boccanera, José María Memet, Cristina Larco, Edmundo Moure, Reynaldo Lacámara, Gregorio Angelcos, Víctor Sáez, Alfredo Lavergne, Jorge Montealegre, Malú Urriola, Pía Barros, Florentino Carreño, Iris Fernández, Ximena Troncoso, Mauricio Barrientos, Rosa Alcayaga, Estela Socias, Marcelo Lira, Jorge Etcheverry, Ángela Montero, Amaro Labra, Gladys Muñoz, Renzo Rosso, Ligia Uribe, Carlos Ordenes Pincheira, Astrid Fugellie, Yolanda Duque Vidal, Cecilia Palma, Horacio Eloy, Omar Cid, Norton Contreras Robledo, Luis E. Aguilera, Jorge Bousoño, Guido Eytel, Ingrid Odgers, América Comparini, Rocío L`Amar, Ulises Rodríguez Zamarripa, Moira Brncic, Galel Cárdenas, Ali Khadaoui, Driss Allouch, Paola Valverde, Luis Arias Manzo, Eduardo Robledo, Rafael Rosado, Siboney del Rey, Nina La Porta, Carlos Benitéz Villodres, Vilma Reyes Díaz, Paulo Monteiro, José Pablo Quevedo, Ernesto Joaniquina Hidalgo, Virginia Vidal, Edmundo Moure, Guillermo Bown, Raquel Flores, Mario Cabrera, Lucyna Yánez, Leonel Ampuero, Dennis Ávila Vargas, Paola Valverde Alier, Norberto Salinas Ollé, Eugenio Redondo, Etnairis Rivera, Marcela Sojo, David Robinson, Diogenes de Sinope, Ruth Baltra Moreno, Mairym Cruz-Bernal, Elizabeth Cazessus, César Guisado, Teresa Calderon, Yevgeny Yevtushenko, Patricio Manns. Estamos actualizando las firmas a documento en: https://sociedaddeescritoresdechile.blogspot.com/ https://isla_negra.zoomblog.com (seccion Periodico)

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 22/06/2010

LA IDEA DE EXPRESIÓN E INTERACCIÓN EN LA FILOSOFÍA LATINOAMERICANA DE ENRIQUE DUSSEL

Por Tanius Karam
Número 64


Resumen
En este trabajo se hace un repaso a algunas ideas dentro de lo que han sido los estudios latinoamericanos como contexto para ubicar las ideas del filósofo argentino Enrique Dussel. Se presentan los fundamentos de su “filosofía de la liberación”, dentro de la que subraya la idea de expresión e interacción en su perspectiva.


En este trabajo queremos hacer una reflexión aplicada al pensamiento comunicacional desde la filosofía de Enrique Dussel. El pensamiento latinoamericano de la comunicación no siempre ha tenido una tradición auto-crítica sobre sus fuentes en la historia, la filosofía, la literatura; tampoco se ha trabajado demasiado la relación entre al pensamiento canónico latinoamericano en comunicación y otras áreas (particularmente las humanidades).

El objetivo de este trabajo es proponer una relación entre la filosofía de Enrique Dussel y el pensamiento académico de la comunicación. Desde Freire (1967, 1970) en pedagogía, Enrique Dussel en la filosofía o Gustavo Gutiérrez (1971) y Leonardo Boff (1981) en la teología se construyó una especie de hermenéutica latinoamericana que bien podría llamarse “liberacionalista” que tiene su expresión en la teoría crítica de la comunicación, en la red de experiencias en comunicación popular, comunitaria, alternativa y podría formar una especie “hermenéutica latinoamericana” para interpretar y relacionarlos con algunos aspectos de la realidad socio-política y cultural de la región. Un componente de dicho abordaje es la indefectible necesidad de generar una reflexión que por ningún motivo puede desentenderse de la “praxis”, entendida como acción educativa, comunicativa, política, cultural, etc. , de la misma manera la fuerte presencia del contexto como categoría de análisis y que en Dussel, si bien no es sinónimo se va asociar a la categoría de Totalidad.

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 22/06/2010
  1. Algunos ejes temáticos en el pensamiento latinoamericano

Si bien puede parecer recurrente, me permito hacer un muy apresurado resumen de esta idea sobre América Latina y que enmarca acaso los grandes temas-eje del pensamiento latinoamericano; si bien lo que pretendo parece desmedido, mi intención es más modesta de lo que aparente: se trata solamente de marcar algunas líneas que nos permitan leerlas a la luz de lo que después comentaremos sobre los estudios de comunicación.

El primero y más evidente de las preocupaciones en los estudios latinoamericanos, ha sido con variantes y acentos, toda la reflexión derivada del (des)encuentro de dos universos de sentido, la conquista o lo que O’Gormann llamaría “invención de América”; más que “descubrimiento” conviene hablar de “encubrimiento” y la manera como quedaron asimétricamente conectados el Viejo y el Nuevo Mundo. Cercano a este tema cabe señalar la idea de la utopía y la promisión que siempre ha envuelto al pensamiento latinoamericano. Alfonso Reyes (citado por Reding, 2006: 15), en el sentido que América comienza a definirse a los ojos de la humanidades como un posible campo donde realizar una justifica más igual, una felicidad más completa.

Después de la conquista vendría la reconquista de América y de la dignidad extraviada, la pregunta que se hicieron los Libertadores: ¿Estamos condenados a ser un remedo del mundo occidental o podremos ser un mundo nuevo? Lo planteado por los libertadores, como Bolívar, nos lleva a pensar si bien nuestra circunstancia sigue siendo de dependencia, es necesario atrevernos a soñar con la libertad y con justicia, sin embargo ante la pregunta que Simón Rodríguez se hacía ¿Qué camino seguir? , al tiempo que él mismo se respondía: inventamos o erramos. A diferencia de la libertad francesa que tanta influencia tuvo en la región a principio del s. XIX, la americana era una identidad heterogénea, de manera que plantear, por ejemplo, la libertad de cultos, no significaba equipara lecturas diversas sobre el cristianismo, sino garantizar la práctica de religiones politeístas o animistas. Se perfilaba pues uno de los grandes temas, que es el del mestizaje.

Durante el XIX se gestaron luchas en toda la región que dejaron un cierto sinsabor. Algunos como Marti despreciaron el recetario a los problemas (tanto la mirada hacia Francia como a EE. UU.). Martí, quien había vivido en EE. UU. Claramente distinguió entre la América del Norte y Nuestra América . Para el autor de Versos Sencillos , veía claramente que la salida para la región era la unión y la unidad. Marí quería que América Latina se realizara, más que política, espiritualmente. Como Bolívar veía la idea de una América unida, también reiterara la exhortación de Andrés Bello en el sentido de vincularse de manera más original con el entorno, evitando las copias fáciles de Europa o EE. UU. Si bien apoya el progreso, se opone radicalmente a la idea de Domingo Sarmiento para quien el imperativo cultural era la civilización y vida urbana al estilo europeo. El llamado para lo propio y lo original va tener reverberación, entre muchos otros, en Henríquez Ureña quien en sus Seis ensayos en busca de nuestra expresión (1928) insta a los intelectuales latinoamericanos a explorar, creativa y críticamente, sus tradiciones literarias y panamericanas.

Si la filosofía europea ha regateado la condición humana a las expresiones de otros pueblos, la filosofía latinoamericana no debe hacerlo: el compromiso frente al otro y el debe de responder por él fue una pieza central en la obra de Leopoldo Zea (1972). Es necesario, tras asumir el carácter circunstancial de la filosofía, que la filosofía latinoamericana afirme la humanidad de los habitantes de esta región y se encamine a resolver los problemas americanos. Algunas de las categorías centrales de la obra en este autor serán identidad, dependencia, libertad e integración. Se impondrá en la filosofía latinoamericana, una praxis teórica —una acción que envuelve a la reflexión— que busca la solución a problemas concretos. Un vinculo central en el reflexionar del filósofo latinoamericano será el vínculo con lo histórico, menciona Lizcano en Leopoldo Zea: una filosofía de la historia (citado por Reding, 2006: 19) que la comprensión histórica se constituye en el instrumento necesario para conocer la realidad.

Otro de los temas centrales vinculado a lo anterior ha sido la cuestión indígena que aparece como centro de la reflexión en los setenta a partir de lo que comienza a ser caracterizado como etnocidio. Se justificó la referencia para subrayar la situación de colonialismo interno que afectaba a los pueblos indígenas. En los cuarenta, comienza a aparecer la creación de institutos indigenistas en casi toda Latinoamericana que serían criticados 50 años después al no haber resuelto en lo sustancial la situación de los pueblos indígenas. El tema ha sido más que complejo y lo mismo la política del estado, la dinámica de las instituciones que la propia actitud de un sector de la población mestiza mexicana ha sido ambivalente y poco clara, cuando no confusa.

Una gran parte de los autores que han abordado la cuestión de América Latina, se han preocupado por el tema de la identidad cultural nacional o latinoamericana que se ha convertido en un eje importante para los estudios literarios y culturales en el siglo pasado. Finalmente, dentro de estos ejes temáticos es la liberación. El paradigma liberacionista ha aparecido principalmente en el pensamiento teológico, pedagógico y filosófico. Desde Freire (1969, 1970, 1973) en pedagogía, Enrique Dussel (1977, 1994) en la filosofía o Gustavo Gutiérrez (1971) y Leonardo Boff (1981, 1982) en la teología se construyó una especie de abordaje latinoamericana que podemos llamar una especie de “hermeneútica liberacionista” y donde es posible encontrar marcos generales de interpretación para el pensamiento desde los sesenta, lo que se condensó en una rica experiencia conocida por un tiempo como “comunicación popular”, “comunicación alternativa” ( Cf . Prieto, 1984) que en un primer momento reivindica la dimensión política de la acción comunicativa y que a partir de los ochenta recibirá una gran influencia de los enfoques culturales. Estos ejes serían articuladores también de lo que a veces de manera fácil se denomina “escuela latinoamericana de comunicación”


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 22/06/2010

2. Notas introductorias sobre la obra de Enrique Dussel.

El autor ha atravesado por grandes transformaciones. Estudió filosofía la Universidad Nacional de Cuyo (1953-1957); prosigue estudios filosóficos en la Universidad Complutense de Madrid . En 1959 presenta su tesis (nuevamente sobre el bien común) y se doctora. Entre 1959 y 1961 realiza un viaje a Nazareth , Israel , junto al sacerdote Paul Gauthier, trabajando como carpintero. Esta experiencia en medio oriente determinará su futura reflexión, porque allí tiene la oportunidad de vivenciar al pobre como excluido. A partir de principios de los sesenta radica en Francia, obtiene un título en estudios de la Religión en el Instituto Católico de Paris (1965) donde desarrolla una de las líneas de investigación que es la historia de la iglesia católica en el periodo de la conquista y colonización de América, tema en el cual se va doctorar en historia. A finales de los sesenta regresa a Mendoza, y formula por primera vez la posibilidad de una filosofía de la liberación . Acusa un profundo influjo de Heidegger y Husserl , sin embargo, su lectura de Emmanuel Levinas le produce, según sus palabras, el "despertar del sueño ontológico".
La dictadura militar comienzan a serle hostil. Sufre un atentado con bomba, en su casa 1973 . Lo acusan de marxista y comienzan a ser frecuentes las amenazas de muerte por grupos paramilitares. Las purgas en la Universidad Nacional de Cuyo dan como resultado su expulsión en 1975 . Se exilia a México en 1975 donde trabaja como profesor en el Departamento de Filosofía de la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Iztapalapa ( 1975 ) y en la Universidad Nacional Autónoma de México ( 1976 ).

Su obra es de lo más extenso, entre otras publicaciones podemos referir Para una ética de la liberación latinoamericana (1973), Filosofía de la Liberación (1977), Ética comunitaria (1986), El último Marx (1863-1882) y la liberación latinoamericana (1990), 1492: El encubrimiento del Otro (1992), Apel, Ricoeur, Rorty y la Filosofía de la Liberación (1993), Historia de la filosofía latinoamericana y filosofía de la liberación, (1994), La Ética de la Liberación ante el debate de Apel, Taylor y Vattimo con respuesta crítica de K.O. Apel (1998), Hacia una Filosofía Política Crítica (2001), entre otros 1 .

El primer rasgo del pensamiento de este autor es su discontinuidad. La importancia de Levinas en su obra, como un componente importante, del que va sobrevivir la influencia heideggeriana como la más significativa. Pasó de un método ontológico-dialéctico por otro metafísico-analéctico. Hay también un impronta anti-marxista, sobre todo contra el marxismo dogmático y ortodoxo (sobre todo de corte leninista y althusseriano), lo que hará que vaya a las fuentes mismas para una lectura directa de Marx. Dussel propugnará, en una primera etapa de su pensamiento, por un socialismo “criollo” y latinoamericano como alternativo al marxismo latinoamericano importado desde Europa; pero ésta va transitar hacia una relectura donde recupera.

En los primeros años de su pensamiento (1964-1974) Dussel se centra en lo que puede considerarse como una hermenéutica cultural de América Latina; pretende dar cuenta del “ser “ latinoamericano y su lugar en la historia, elaborando, en primer lugar una “antropología latinoamericana”. Su proyecto de una filosofía latinoamericana se inspira inicialmente en Aristóteles y Heidegger, se va definiendo poco después como “filosofía liberacionanista latinoamericana” con la influencia de Levinas. García Ruiz (2003: 24 y 25) propone también la interpretación de esa dimensión cristiana en la obra de Dussel.

En la década de los setenta Dussel tiene una opinión particular de Marx, no es como pudiera parecerse una reacción triunfalista hacia el autor de La sagrada familia. Para Dussel en los setenta la principal contribución de Marx era la introducción de la noción de realidad. Marx se instala en una ontología de la totalidad, que Dussel intentará superar oponiendo los conceptos hegelianos de “alienación” y “exteriorización” al de “liberación”. En gran parte de la obra de estos años en Dussel hay el intento de ir más allá de la ontología hegeliana, hacia lo que él llamaría una metafísica de la alteridad. Es como hemos mencionado con la obra de Levinas que lo logra. Esta metafísica es una filosofía de a alteridad ética.

Uno de los esfuerzos más constantes del autor es profundizar y detallar aspectos que permitan una fundamentación y consistencia de la filosofía de la liberación, lo que va ir delimitando, de manera particular en Apel, Ricouer, Rorty y la filosofía de la liberación (1993). En este texto aplica aspectos del pensamiento de Apel, con quien dialoga, para la filosofía latinoamericana y el lenguaje. Más allá de la filosofía analítica, ¿Cuál será el acto de habla fundamental para una visión trascendente del lenguaje dentro de la filosofía latinoamericana? El discurso parte, al menos pedagógicamente y de manera abstracta, desde la “intuición” levinasiana de que “el Otro” es la fuente originaria de todo discurso posible, esencialmente ético, y desde la “exterioridad”. Se trata de la irrupción del Otro que “aparece” en la comunidad de la institucionalidad vigente, de la “totalidad” y que clama justicia. El acto de habla fundamental es el de la “interpelación” que es una enunciado preformativo sui generis que emite alguien que se encuentra, con respecto a un oyente, “fuera” o “más allá” al horizonte o marco institucional, normativo del “sistema”

El problema de la otredad va aparecer de manera muy constante en los objetos mismos de la filosofía de la liberación, como se ve en estos horizontes prácticos. El primero de ellos es la política, el cual parte de la crítica a la idea de igualdad, libertad y fraternidad del sistema francés; recupera la crítica que Marx hace a los derechos humanos. El contrato de igualdad no parte de tal, sino de la diferencia. Una parte compra y usa al Otro como mediación de su proyecto; la democracia es el sistema inicial de injusticia histórica. La filosofía de la liberación se preguntará siempre, primero qué se sitúa en la Exterioridad del sistema, y en el sistema como alienado, oprimido. Dentro de los regímenes de democracia “formal (burguesa) se preguntan por los “oprimidos” que son los bloques mayoritarios de la población.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 22/06/2010

El segundo horizonte práctico es la erótica (relación mujer-varón), donde el Otro de la Totalidad machista es la mujer. El ego constituyente es un “ego fálico”. La erótica latinoamericana de liberación es mucho más compleja que la del Edipo europeo. El “tercer horizonte” es el de la pedagógica donde se cruza ahora desde el adulto, los padres, las instituciones, el Estado, los medios de comunicación, etc. , respecto al niño, la juventud, el pueblo como sujeto de la cultura. Es toda la cuestión de la reproducción cultural. Ahora la Totalidad educativa hegemónica puede igualmente dominar al otro como objeto “bancario” que repite o memoriza. Toda rememoración es pedagógica de la dominación; por lo “nuevo” que trae al “mundo” el joven no puede recordarse sino descubrirse en el respeto a la novedad del Otro. Pedagógica de la liberación es revolución cultural, y en los países periféricos del capitalismo revolución de la cultura popular donde lo ancestral y propio (amerindio, africano, asiático, etc. ) debe desarrollarse en una cultura moderna. Ni folklorismo ni racionalismo eurocéntrico: razón liberadora que descubre nueva “objetividad”, que debe aunar la “tradición” histórica con el necesario desarrollo tecnológico y científico.

El cuarto horizontes es el “antifetichismo”. La filosofía de la liberación afirma que toda la Totalidad se fetichiza (la política como imperios o Estado; la erótica como machismo; la pedagógica como ideología). Toda crítica debe comenzar por negar la divinidad del absoluto fetichista. Desde el punto de vista racional, puede afirmarse el Absoluto sólo en el caso de que fundara, justificara o diera esperanza a los oprimidos en su proceso de liberación. Por ejemplo, para el caso de las religiones, ésta se puede trasnformar en un momento de la praxis de liberación: no es necesario negar las religiones populares del mundo periférico; es necesario negar en ellas los momentos que niegan a la persona, y desarrollar los momentos que justifican la liberación. Es una tarea hermenéutica por discernimiento para liberar esas religiones de sus elementos recesivos y potenciar los creadores de la afirmación humana. Si hay un Absoluto no puede sino afirmar y desarrollar a la persona en la justicia, la autonomía, en la libertad.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 22/06/2010

Algo sobre ideales y aspiraciones en el pensamiento comunicacional latinoamericano

Si bien resulta una labor imposible resumir las principales constantes aspiraciones del pensamiento comunicacional latinoamericano, es necesario identificar algunas líneas generales para desde ahí hacer una lectura intertextual con el pensamiento dusseliano.

Tal vez uno de los primeros resúmenes para los entonces países periféricas o “en vías de desarrollo” fue el NOMIC (Nuevo Orden Mundial de la Información y la Comunicación) a finales de los setenta, comprobó algo que se venía denunciando desde 20 años antes en la región: la existencia de un profundo desequilibrio informativo y tecnológico entre los países del Hemisferio Norte y del Sur en todos los planes, pero de manera especial en el informacional y comunicativo, tanto en las infraestructuras materiales como en los flujos informativos y relacionó estos hechos con las posibilidades de crecimiento y desarrollo de las naciones.

Pocas sumas se han intentado desde entonces. En noviembre de 1990 se reunieron en Lima varios investigadores, profesores y comunicador populares y emitieron lo que se llama “Declaración de Lima” (citada por Fuentes Navarro, 1992: 56-58) justo para celebrar los 10 años del informe Mac Bride. En el apartado 8 de la declaración los signatarios resumen como ideales de la Nueva Comunicación que pueden servir como principios interpretativos para el pensamiento comunicacional en la región:

  1. “la democratización plena y efectiva de la capacidad de generar, difundir y recibir mensajes y la obtención de legislaciones que garanticen niveles satisfactorios de pluralismo y participación en las comunicaciones;
  2. “la libertad real y objetiva de todas esas fuentes de emisión y recepción […]
  3. “la diversidad y soberanía en la solución a los diferentes problemas internacionales, nacionales o grupales de la comunicación.
  4. “las necesidades de convertir sociedades, las sociedades básicamente receptoras y dependientes en sociedades productoras de noticias, mensajes y programas […]
  5. “la calidad técnica y estética de los mensajes y la suficiencia en los recursos de comunicación”

La “Declaración de Lima” consideró realizar un aporte a partir de los siguientes elementos: darle más peso a lo práctico que a lo especulativo; usar lenguas plurales y abiertos, incluyentes; concentrar esfuerzo en conocer, escuchar, organizar y educar al usuario y promover más conciencia de su derecho a la participación; comprometer en labores comunicacionales a organizaciones lo mismo educativas que políticas, sindicales y gremiales; promover más producciones locales de noticias y mensajes, lo que va de la mano con el desencadenamiento de mecanismos que mejoren y alienten la producción nacional; luchar por la instauración de verdaderos servicios públicos de comunicaciones que den ejemplo en cuanto utilidad y calidad; fomentar la participación de sectores y augurar su presencia en los mensajes mediáticos (mujeres, movimientos sociales, etnias, niños…).

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 22/06/2010

Otro espacio aglutinador que nos parece relevante es la tradición de la “comunicación popular” o “alternativa” se oponía al diálogo al verticalismo, la participación al autoritarismo, la movilización consciente a la instrumentalización y el pluralismo a la unidad ideológica monocorde. Dicho proyecto se concibió a sí mismo formando parte de la construcción de un movimiento popular comprometido con un proyecto radical de transformación social, que en esos años se asociaba directamente a los movimientos revolucionarios o de reivindicación por medio de la fuerza armada. Si bien no hay muchos ejercicios analíticos sintéticos para teorizar esta corriente, Bisbal (1989: 378-379) ha intentado un resumen que puede ser de utilidad: la comunicación popular y alternativa intenta romper con el consenso manipulado que justifica la opresión generalizada; quiere fomentar la iniciativa de quienes no tienen voz; intenta echar andar procesos comunicacionales horizontales y participativos donde emisores y receptores puedan efectivamente intercambiar sus papeles y roles; intenta inaugurar, más allá de lo estrictamente técnico y comunicacional de instaurar nuevas formas de relación social; intenta convertir a la sociedad en una escuela de receptores críticos; propugna por una nueva concepción de “objetividad informativa”, desde los dominados; quiere desatar una contracultura emergente; desea diversificar los medios y canales de comunicación adecuando la propiedad y gestión de los mismos a una comunicación más democrática; trata de articular el proceso de una nueva comunicación al proceso de cambio hacia una nueva sociedad.

Por lo anterior podemos decir que hay ciertos que han funcionado como constantes, temáticas que funcionan de basamento y espacio de articulación para los conceptos, juicios y uso de las metodologías. Vemos la manera de presencia sobre los grandes temas del pensamiento latinoamericano: el problema de la otredad, la injusticia y desigualdad social, la realidad multi-cultural, del que sobresale las cuestiones indígenas. El arribo de los estudios culturales en el pensamiento comunicacional permitirá la emergencia de ciertas temáticas que gozan de gran reconocimiento dentro de la comunidad académica, como son los jóvenes, las cuestiones de género, movimientos sociales y minorías, de manera particular en su relación con los medios, la cultura y la interacción. Intentemos ahora un ejercicio de vínculo con el pensamiento dusseliano.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 22/06/2010

La posibilidad del pensamiento de Dussel en el pensamiento comunicacional

El pensamiento comunicacional ha estado habitado por polaridades y dicotomías de muy diverso cuño: dominante-alternativo, centro-regional, extensión-comunicación, público-privado, endógeno-exógeno, desarrollismo-dependencia, teórico-práctico, forman parte de ese escenario de un campo todavía caracterizado por su fragmentación y desorganización (Galindo, 1995).

Un aspecto de los varios que podemos señalar son los aportes de Dussel para el tema de la alteridad, con ese intento de superación europea y encuentro con la praxis periférica. La idea del individualismo es para el autor totalizante. El tema del “nosotros” como algo que supere un “yo” o un “mi” emerge como una condición para superar la condición de una totalidad atenaza, única en sí mismo. Por eso para la totalidad ensimismada, el otro aparece como amenaza. El Otro siempre está más allá del logos central. Hay que superar la antropología del “yo” por la de otro que interpela y cuestiona como exterioridad que es. La importancia de la otredad es central porque pareciera que la filosofía total, euro-céntrica es una filosofía del ego, del yo, del sí mismo encerrado y alejado. Si bien él no utiliza la expresión filosofía de la comunicación, creemos que en el ir más allá de las condiciones se encuentra la posibilidad de una re-categorización de la filosofía dusseliana como “filosofía de la comunicación”, o como veremos, una “semiótica de la liberación”.

Un ejemplo de la superación de la totalidad es por ejemplo el “tengo hambre”. El hambre del oprimido que es fruto del sistema injusto; como tal, no tiene lugar en el sistema, en primer lugar por ser negatividad, por falta de, no ente en el mundo, pero fundamentalmente porque sacar estructuralmente el hambre del oprimido es cambiar radicalmente el sistema. En tal tal, el hambre es la exterioridad práctica o la trascendentalidad interna más subversiva contra el sistema: el “más allá” infranqueable y total (Dussel, 1977: 54).

Llama la atención esta idea potenciada de la otredad, casi mística, que asocia Dussel con la “Exterioridad” más que cósmica o viviente, histórica. Es otro es alteridad de todo sistema posible, más allá de lo “mismo” que la totalidad siempre es. El otro siempre irrumpe, cuestiona, es lo distinto, lo no-habitual o cotidiana. El derecho del otro no es un derecho que se justifique dentro del sistema y el orden. En la realidad latinoamericana, este otro, pobre en su extrema exterioridad del sistema, provoca la justicia; es decir llama ( -voca ) desde dentro ( pro- ). Para el sistema de injusticia, el otro es el infierno; para el justo, el otro es el orden utópico sin contradicciones.

Entre la tendencia del otro como posibilidad (es un poco la perspectiva del humanismo, el personalismo, etc. ) y como amenaza (Sartre), Dussel apunta hacia una dimensión que supera estas categorías, porque el encuentro con el otro, detrás de la revelación del otro (mujer, indígena, niño, anciano…) significa la posibilidad de superar un orden nuevo; la liberación no se cumple dentro de la totalidad o la mismidad, sea como retorno o unidad, sino por el proceso de construcción de un ámbito nuevo, una “patria nueva”. Más que matar al opresar se trata de superarlo, librarme de él. La liberación supone realizar una nueva dimensión. La periferia es lo dominado. Liberación no es imitar al centro; no es simplemente estar en contra del centro, ni siquiera significa solamente romper la dependencia. Es mucho más que eso: es tener la creatividad de ser realmente capaces de construir la novedad, un nuevo momento histórico desde la positiva exterioridad cultural de nuestro pueblo.( Cf . Dussel, 1977: 69). La liberación parece ser el entorno de la comunicación, asumido como superación de un orden, una totalidad.

Dussel aplica el tema de la otredad a la historia latinoamericana: la conquista de América, la esclavitud del África es la expansión dialéctico dominadora de “lo mismo” que asesina al “otro”, lo totaliza en lo “mismo”. Este proceso dialéctico-ontológico ha pasado desapercibido a la ideología de las ideologías: a la filosofía moderna y contemporánea europea. El capital, es el eterno retorno de lo mismo, ya que aniquila la distinción del trabajador, lo vuelva en la nada absoluta, en la indiferenciación de un asalariado subsumido.

La posibilidad de un pensamiento comunicacional en Dussel, es definido por el autor mismo (1977: 136) como una semiótica filosófica como filosofía del signo y la comunicación, donde “lo dicho” emerge desde “el decir” y la revelación interpelante de la proximidad y la justicia. Este decir no es solo palabra, sino antes de ella, proximidad, inmediatez; el reino de la palabra puede ser el silencio o la música (como por ejemplo en las fiestas populares); el silencio denso puede ser el lugar donde se originan las palabras. En el origen de las palabras, está el otro, en su decir por su presencia. Este silencio previo o constituyente de la palabra forma una especie de proto-semiótica, un decir inefable: no dice todavía algo, se dice a sí mismo en su presencia próxima. Es la epifanía de la sinceridad. No es la verdad sino la veracidad, la fidelidad: develación, desnudez ante el otro, responsabilidad callada ante el que nada puede decirse porque simplemente se está ahí.

Relevante para una posible filosofía de la comunicación liberadora en el pensamiento del autor, es la categoría de “Expresión” (1977: 138). La posible lejanía entre un ser humano y otro, exige la producción de signos; el restablecimiento de la proximidad a distancia. Como el pastor de las montañas que con el silbido se comunica con su compañero. Expresar, como cuando se exprime una naranja, es expulsar con presión hacia el exterior lo que está en el interior. Así como comprender, interpretar, percibir tienen una pasividad propia, el expresar exteriorizando semióticamente es su actividad correlativa. Solo el ser humano tiene esa poiesis simbólica, es un viviente que tiene habla (logon), que se expresa, que posee la capacidad apofánica.

La expresión tiene un código categorial, una programación de principales objetivos. El código tiene como un nivel genético, constitutivo o filogenético, una gramática generativa (Chomsky) que va progresivamente madurando sus funciones (Piaget) hasta llegar al individuo adulto; este código también es cultural (Levi Strauss).

El discurso dominante se caracteriza por su unimensionalidad (Marcuse): se dice lo que se dice porque todos y desde siempre lo dicen. Se ha perdido el sentido del sentido y del sin-sentido. La teoría de la comunicación vigente, señala Dussel, se funda en dicha tautología; en la “presuposición” como complicidad fundamental. Las ciencias fácticas de la comunicación presentan dicha comunicación como un hecho, sin oscuridades ni misterio; parafrasea aquí Dussel (1977: 141) el modelo lineal de la comunicación de la teoría matemática de la información, mismo que critica acremente ya que para el autor, estos modelos olvidan que lo supuesto es una enorme tautología sistemática; es decir, se acepta ingenuamente que la información puede ser decodificada, que no existen conflictos lingüístico, sociales, políticos, eróticos; se asume que el “comunicólogo” siempre olvida el sistema vigente.

El decir, inefable desde el sistema significativo que surge de la exterioridad del oprimido, pone en cuestión la absolutización fetichista del sistema semiótico. El decir, la interpelación provocativa de la protesta, es la revelación o indicación, de otro ámbito significativo. La palabra subversiva (en hebreo “ dabar ” que no es lo mismo al “ logos ” comprensor o expresivo, sino operativo, realizativo, subversivo). El supremo acto de habla subversivo es la interjección, como exposición del dolor, como protesta, como el insulto del joven contra sus maestros. Todas estas son mensajes, palabras, revelaciones. Decodificar esta palabra en términos de modelo matemático de la comunicación es imposible, porque su mensaje me remite a un referente que no es un mero significado óptico (algo), sino metafísico (alguien, otro). Indecodificable de manera adecuada, es analógicamente decodificable por aproximación. Ello sitúa esta decodificación no al nivel de la interpretación racional sino el de la aceptación de su significado porque él lo dice. ¿Cómo decodificar estos mensajes? , mediante una acción práctica de servicios que permita al que recibe el mensaje acceder realmente al ámbito de la exterioridad donde se encuentra el otro. Lo cual significada, para el que se encuentra en la totalidad semiótica vigente, colocarse él mismo en una situación exterior, crítica, a la intemperie.

Una semiótica de la liberación debe describir el proceso del pasaje de un sistema vigente de signos a un nuevo orden surgido por la destrucción y superación del antiguo orden; se puede ver por ejemplo el surgimiento de las lenguas romances, desde el latín, por la irrupción del pueblo exterior y oprimido de los germanos en el imperio romano. De la misma manera, la exterioridad periférica de las semióticas latinoamericanas, árabe africana, hindu, asiática, promoverán por su irrupción en la historia una nueva semiótica mundial y futura. La historia de las lenguas, por ejemplo, es el continuo fruto de dicha irrupción y del pasaje a un nuevo sistema lingüístico; la praxis de la liberación semiótica instaura nuevas palabras, porque innova el sentido del mundo; crea nuevos códigos culturales e históricos. La revelación expresiva del pueblo, que sólo se acoge en el silencio, es el principio de liberación semiótica. Su motor es la movilización misma del pueblo, en cuya exposición libera la palabra provocante.

La poesía épica popular de todos los pueblos y de todos los momentos históricos es el arte por excelente, el que habla de lo inefable, de lo nunca contado: la gesta misma de un movimiento al interior de los grupos. Llegará la poesía de Neruda o Cardenal que transformarán de acuerdo a Dussel la poesía del orden vigente, refinada (del orden opresor y decadente). EL arte popular es la suprema expresión de la estética; se da en la vida cotidiana, en la música y la danza, en la pintura y en el teatro; ahí están la muralística mexicana como exposición de un pueblo en su genta. Es necesario formular una estética más allá de la publicidad y la moda como arranque de la liberación del signo y como expresión de su coherencia real.

Por lo anterior, observamos que existe como una línea de trabajo la posibilidad de ver en Dussel una fuente filosófica para pensar a los estudios de comunicación y algunos de sus objetos: lenguaje, interacción, expresión.


Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 22/06/2010

P**** ****
Capital Federal, Arg...
Escrito por P**** ****
el 22/06/2010

Hola querido amigo
E l hombre cuando no puede expresarse libremente es sometido, castigado,marginado ,vapuleado y dominado Cada individuo es libre ,pero al coartarle esa libertad el hombre se cosifica.
gracias por tu debate.
cariños

Pytagores Carlos Silvano Borda
Perito mercantil instituto social mili...
Escrito por Pytagores Carlos Silvano Borda
el 26/06/2010


Llegará un día en que nuestros hijos, llenos de vergüenza, recordarán estos días extraños en los que la honestidad más simple era calificada de coraje.


Manel
Escrito por Manel
el 27/06/2010

Qué buena frase esta que expones de Yevgeny , Pytagores, me gustó mucho. Lo que sí que es cierto también; Es que solo nos acordamos de la Libertad de Expresión cuando es la nuestra, la que está en juego

Cordial saludo

Mirta Rosa Carceles
Perito mercantil colegio nacional tres...
Escrito por Mirta Rosa Carceles
el 27/06/2010

Libertad es la palabra, el mensaje, es la voz libertad para el oprimido, para el que siempre peleó.

Bendiciones.

Claudio ...
Antofagasta, Chile
Escrito por Claudio ...
el 27/06/2010

¿A qué más?
Si el respeto por los demás parte del que me profeso. Es recíproco el axioma que dice que mi libertad concluye donde comienza la de los demás.
Si el hombre sacrifica parte de sus libertades individuales (sólo las renunciables) en pos de la construcción de la sociedad que lo ampare, de igual manera a de poder exigir que se salvaguarden aquellas inconculcables. De allí la justifcación del espíritu gregario, la necesidad de vivir en sociedad, parte por mi posibilidad de proteger mis derechos individuales y desde allí construir perspectivas y espectativas generales.

Manel
Escrito por Manel
el 27/06/2010

En el fondo, los grandes totalitarismos y los que están por llegar , si es que aún falta alguno) son intentos de simplificar por la fuerza la complejidad de las sociedades: son enormes simplezas, simplezas criminales que intentan volver a algún beatífico orden jerárquico primigenio en el que cada cual estaba en su sitio y todos pertenecían a la Tierra Madre y al Gran Todo Común. El enemigo del totalitarismo siempre es el mismo: el individuo al que se le llama, egoísta y desarraigado, caprichoso, que se desgaja de la acogedora unidad totalitaria... (lo que un pensador con muy mala fama y bastante cruel, según dicen algunas ¿Malas lenguas? , Nietzsche, llamaba «el calor de establo») y se toma demasiadas libertades por su cuenta............



Cordial saludo

Pytagores Carlos Silvano Borda
Perito mercantil instituto social mili...
Escrito por Pytagores Carlos Silvano Borda
el 27/06/2010

La libertad es revolucionaria y necesita aire puro para volar , no necesita de corsés ni habitaciones estancas en que ser encerrada y sometida; la respuesta a la censura y la esclavitud es justicia y no debe tener límites en su reivindicación.


El hombre libre se expresa con la palabra y la palabra se hace verbo y el verbo se hace carne en la creación del Hombre Nuevo, un hombre nacido de la fraternidad universal, de la independencia y la evolución.

Pytagores Carlos Silvano Borda
Perito mercantil instituto social mili...
Escrito por Pytagores Carlos Silvano Borda
el 28/06/2010

La apertura al diálogo filosófico en los últimos años en América Latina, en los múltiples congresos de filosofía, permite el debate entre un tomista, un marxista, un analítico, etc. , y lo que resulta más importante: arribar a criterios de común acuerdo, aunque mantengan sus respectivas visiones personales cosmovisivas, epistemológicas, metodológicas e ideológicas. Numerosas memorias de congresos y otras publicaciones colectivas demuestran ese espíritu de construcción colectiva de un pensamiento en movimiento, superando sectarismos filosóficos.


La vida filosófica ha multiplicado su existencia en el nacimiento de numerosas facultades de filosofía, congresos, libros de colectivos de autores, revistas, diarios incluso en sus páginas culturales y otras publicaciones en Internet, etc. Y aunque el racionalismo instrumental y pragmático intenta desvirtuar la profesión por su limitado carácter utilitario, por otro lado aparecen tendencias a revitalizar la labor de los filósofos como think tanks (tanques pensantes) e ideólogos de partidos, gobiernos, instituciones de la sociedad civil, etc. , de gran utilidad ideológica para diseñar alternativas a este mundo globalizado, en que está en juego la validez de las propuestas neoliberales en franca decadencia.


En tiempos en que se presupone prevalece la sociedad del conocimiento, la subordinación a las redes informatizadas y cuando surgen amenazantes conflictos del desarrollo científico-tecnológico, demográficos, ecológicos, culturales, etc. , así como propuestas alternativas que indican que en el orden socioeconómico y político otro mundo es posible y que el socialismo del siglo XXI augura ser muy diferente al del pasado siglo XX, la filosofía en América Latina, a la par, parece que inicia otro desafiante momento de su desarrollo.


Y en ese sentido es que se unen y confluyen distintas corrientes nutriendo una alternativa ecosocialista para dar respuesta al paradigma del derrumbe del sistema neoliberal capitalista.

Claudio ...
Antofagasta, Chile
Escrito por Claudio ...
el 29/06/2010

La utilización del término totalitarismo en contraposición (inadecuadamente expuesta aquí), con la salvaguarda de los derechos individuales inalienables, si es que los hay y es dable oponer derechos inalterables per se o "naturales" (bien es sabido que estos a priori no exsiten en cuanto el derecho, incluso manifestado como norma moral o religiosa no pasa des ser una manifestación cultural subjetiva), ha de ser entendido y va a depender del contexto político en el que se enmarque o enclave, para ser más rigoristas. El fundamento de los poderes que la sociedad le otorga a su superestructura política (verbigracia, el estado) están contenidos básicamente en el clásico (y manoseado también) concepto del "contrato social" en el que la sociedad sacrifica la "libertad de su estado de naturaleza" para establecer la paz entre los hombres. De allí que el espíritu gregario del individuo que lo impulsa a establecer formas de organización concatenado a su instinto de conservación conforman el sustento psicológico de su internalización de la necesidad de adherir a la unificación funcional del poder.
El término de totalitarismo conceptuado, emigra desde el fascismo, al nazismo, de ahí a los intentos fallidos del comunismo e incluso, se radica también en la ilusión de libertad que vende el neoliberalismo económico, manifiesto en el capitalismo, que opera sus restricciones a partir de la premisa que las libertades económicas están por sobre cualquier consideración subyugando a la organización del hombre al poder económico que maneja con la mano invisible de Adams Smith a todos los poderes del estado y de paso también al individuo.
En acuerdo con la tesis de don Carlos, en atención a la vorágine de los conflictos del desarrollo científico-tecnológico, demográficos, político-culturales, ecológicos es que ha de plantearse con la seriedad que lo amerita la no extraña posibilidad de que el tema no está agotado ni con mucho y que los socialismos viabilizados y otros en "vías de", representan una alternativa, si no la que más, desde su perspectiva, de amparo por un lado, a la red de protección que debe procurar siempre el estado y las instituciones en pos del individuo, así como la necesidad de sustraer a la sociedad y sus estructuras de orden, de la contienda insoslayable, cruda y poco piadosa que sostienen los poderes fácticos, amparada en la mayoría de los casos por la propuesta inmoral del liberalismo de la libertad a ultranza, que en el fondo, lo único que busca es desatar los mastines de explotación del poder económico.

Carmenza Alzate
Especializacion en gerencia de sistema...
Escrito por Carmenza Alzate
el 02/07/2010

Hola no me atrevo en esas honduras, digamos ando más por parajes espirituales, poéticos y saludables, además lo que diga lo hago como simple ciudadana de un pais del sur del continente americano, desprevenida y prevenida al fin y al cabo... Veo que expresar ideas por encima o debajo no igual a los que mandan es peligroso, visto como sospechoso y ser catalogado como no confiable... Denunciar en un pais "democrático" es sumamente arriesgado, usted tiene la palabra para eso está en un pais libre, pero hacerlo en alta voz te vuelve un blanco si no sigues los parámetros, o si no sigues el juego. Tambien lo alcanzo a leer en otros vecinos de ideas digamos diferentes a las nuestras. Lo mismo pasa.
Veo la desaparición sistemática de muchos periodistas y comunicadores que se han vuelto denunciadores en mi país, y no resulta quien lo hizo, es de esperarse, y estamos en un pais libre aclaro... Bueno, como son las cosas.
Un saludo cordial para todos