En este grupo En todos

Foro de Lectura



LECTURA VELOZ

Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 26/10/2007

Hola amigos, Hace cinco años que vengo trabajando en una programa de lectura para niños y jóvenes. Actualmente hemos logrado que nuestros chicos desarrollen el hábito por la lectura, a tal punto que están leyendo un promedio de 18 libros al mes. La comprensión es lo más importante en el proceso de la enseñanza de la lectura y lo hemos logrado sobre la base de la lectura veloz que en realidad está considerado en los procesos tradicionales de lectura, pero que al estar ubicados en lo que se le denomina "procesos de bajo nivel" se le ve como si no tuviese ninguna importancia cuando todos sabemos que el primer paso para la lectura es estrictamente visual o perceptivo. Si la gente va a seguir creyendo que la lectura es un proceso absolutamente cognitivo los resultados para latinoamérica seguirán siendo los más bajos, excepto Cuba. 

Un abrazo y espero conocerlos...

Manuel Urbina   prolector@ hotmail.com.pe



Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 16/11/2007

Hola amigos...

La LECTURA VELOZ  es una técnica que te permite leer mucho más rápido y con una mejor concentración lo cual hace que tu comprensión sea mejor. "Leer sin comprender no es leer, solo es decodificar". La LV te permite que mejores tu lectura en calidad y tiempo. Todos sabemos que el 90% del conocimiento está en los libros y reconocemos su importancia, pero ¿Por qué se nos hace tan difícil leer?, ¿Por qué compramos un libro y nunca lo terminamos de leer?, ¿Por qué preferimos ver una película, escuchar música o engancharnos en internet?...

La respuesta es porque LOS COLEGIOS NO ENSEÑAN  A LEER, ENSEÑAN A DECODIFICAR O SIMPLEMENTE  A REPETIR ORALMENTE EL TEXTO...    Es por eso que tenemos tantos problemas de lectura. Por otro lado en Holanda, Finlandia, suecia, Canadá, Inglaterra, etc. , la gente DISFRUTA DE LA LECTURA, SE DESESPERAN POR LEER, un reporte comentaba que los "niños "leen hasta 60 libros al año y en América Latina con las justas estamos en 2 por persona. He investigado y en estos países se trabaja la lectura global, es decir, no leen mirando sílaba por sílaba sino miran toda la palabra como si fuera un todo y de allí se parte a mirar grupos de palabras como si fuera un todo; la ventaja es que nuestro cerebro lo que capta son ideas o conceptos que se van relacionando. Cuando leemos palabra por palabra nuestro cerebro lo que capta son estructuras escritas con un montón de significados (polisemia) y mientras busca su interpretación semántica, va olvidando los conceptos anteriores.

Algunas recomendaciones:

1. Usa un lapicero o palito chino cuando leas como si fuera tu dedo. (Muchos creen que usar el dedo durante la lectura es un vicio, por qué entonces estas personas usan su dedo de la misma forma cuando buscan un número en la guía telefónica, cuando suman, etc. ) Así tus ojos ya no están ocupados en ubicar o rastrear la línea de lectura y  mejora el campo de percepción.

2. En vez de deslizar el lapicero, da pequeños saltitos de dos (para empezar) en dos palabras y verás que puedes captar perfectamente el significado de lo que lees. Trata de aumentar en la medida de que te sea más conveniente.

3. No muevas los labios,  porque ello hace que tu lectura silenciosa se maneje al ritmo de tu lectura oral.   (La lectura oral es SOCIAL , se lee para que te escuchen los otros; tu preocupación no es comprender lo que lees, sino quedar bien con los oyentes. La lectura silenciosa es personal, es una lectura de estudio y hasta cien veces más ráida que la otra).

4. No hagas regresiones. Las regresiones se hacen cuando no entendemos lo que hemos leído, pero la mayoría retrocede por que cree que no ha entendido y cuando lo hace solo confirma que sí había comprendido. Aquí es cuando las regresiones se convierten en un vicio de retroceder por retroceder y como vicio se convierte en un hábito. Te recomiendo que no retrocedas, si no has entendido realmente, termina de leer ese párrafo y vuelve a iniciarlo.

5. Prefiere la calidad y no la cantidad. Es mejor leer diez minutos en un ambiente adecuado que dos o tres horas en la cama, en el sofá, con múscia, con tv, comiendo, etc. (salvo que sea una lectura de placer como una obra literaria, o de información peridodística). Si vas a leer un tema de estudio, busca un lugar con bastante luz. Siempre tu nariz debe apuntar al centro del texto y tu cabeza no debe estar tan agachada o colgada porque eso estresa a los pocos minutos.

6. Usa instrumentos de apoyo.   Leer es un proceso interactivo y nos defendemos mejor si usamos resaltadores o marcadores fosforescentes, lápices bicolores, pos-it. Ten presente que si el libro es tuyo lo puedes subrayar, subraya lo que te parece más importante, no tengas temor, sí es como se ira aprendiendo a subrayar. Anota al costado del texto tus opiniones o palabras claves que sinteticen lo leído. No tengas temor... Es tu libro... (derecho de propiedad).

Les volveré a escribir, gracias por la atención y recuerden que si no mejoramos nuestra calidad de lectura, terminaremos sepultados por un alud de libros.

Gracias

Manuel Urbina   prolector@hotmail.com.pe


Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 20/11/2007

Mi hija quiere matar a su profesora

 

         Hace unos días vi a mi hija, que está en segundo grado de primaria, muy mortificada por una tarea de Razonamiento Verbal. Me acerqué para preguntarle qué le sucedía; me miró con su rostro angustiado y me dijo que no le agradaba hacer esa tarea porque era –según sus propias palabras- “una tontería”. No me llamó la atención esta respuesta porque en la mayoría de los colegios, los profesores dejan unas “tareas” que son absurdas, aburridas, detestables e incoherentes. Es bueno que los niños lleven tareas a casa porque ayudan a reforzar los conocimientos adquiridos en clase y,   además, de a poco van formando valores como la responsabilidad, la dedicación y el estudio.

         En Finlandia, país campeón mundial en comprensión lectora desde hace más   veinte años y uno de los mejores en ciencias y matemáticas, las tareas para los estudiantes de primaria no deben pasar de los treinta minutos y deben tener objetivos bien claros y concretos. Por el contrario, aquí las tareas pueden durar dos, tres, cuatro horas y no solo van dirigidas al niño, sino a toda la familia la cual es, finalmente, quien realiza la bendita tarea. Es cierto que no estamos en Finlandia, pero la educación es una sola y busca un aprendizaje práctico y eficaz.

         Volviendo a la tarea que resultaba todo un fastidio para mi hija, observé que la cuarta palabra, de las diecinueve a buscar y anotar, era pino y en el cuaderno ella había escrito lo siguiente:

Pino m. Nombre de varios árboles gimnospermos de las pináceas, de hojas   aciculares persistentes en hacecillos de dos a cinco flores unisexuales estróbilas. Producen un falso fruto, la piña que contiene las semillas o piñones. 2 Madera de estos árboles.

 

         Cuando buscamos el significado de una palabra lo hacemos para salir de dudas y no para terminar más confundidos que nunca.

         ¿Este concepto de pino puede ser asimilado por un niño? La respuesta es no y, por el contrario, el curso en su totalidad va perdiendo su atractivo y en el niño, el interés y un sentimiento desagradable hacia el curso y todo lo que se le relacione.

         Si tan solo, la voluntariosa profesora que en otros temas lo hace muy bien,   les hubiera dicho que es el nombre de aquel arbolito que se arma en Navidad. Con una respuesta práctica ya se   hubiera ganado bastante. Entonces, volvamos al comienzo y preguntémonos si los profesores son conscientes de lo que significa dejar una tarea y si esta   está conectada a la experiencia del niño y su vida cotidiana.

Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 28/11/2007

Hola amigos...

Les mando unos textos que hablan sobre la importancia de la lectura veloz. Y  la ventaja que le saca a la lectura oral.

Philip S. Dale en su libro Desarrollo del lenguaje dice: “La lectura en silencio y la oral constituyen dos actividades que probablemente se diferencian más de lo que se cree. El lector experimentado omite muchos procesos fonológicos cuando lee en silencio. Una de las metas de la “lectura rápida” consiste en enseñar a eliminar la “vocalización mental”.(...)   El leer en voz alta no solamente no ayuda, sino que puede dificultar la lectura en silencio. La lectura en voz alta implica dos actividades adicionales: no solo la motor inherente a la producción del sonido, sino también otra mental.(... ) Tanto la lectura en silencio   como la oral cumplen importantes funciones, pero es necesario recalcar que el ejercicio y la práctica de la lectura oral no necesariamente facilita la lectura en silencio

........................................

En cuanto a la “práctica de la lectura en voz alta”, ya va a hacer medio siglo que se la condenó por “mecánica”, en vez de comprensiva. Retrospectivamente, hasta se le encontraron connotaciones ideológicas: el énfasis puesto en la “expresión” y en la “valoración” de lo leído habría tenido algo que ver con un nacionalismo elitista.

De acuerdo con la ley de los opuestos, si un niño lee expresivamente y el maestro puede ponderar la elocución, ello significa que el niño lee mecánicamente y sin comprender nada.

“La lectura en voz alta para ‘practicar’ o para mostrar al maestro cómo leo” es un ejemplo “alejado del uso social. ” La lectura debe hacerse “para” algo. Por lo tanto, en la escuela sólo “está justificada la lectura en voz alta cuando el auditorio no puede acceder a un texto”

FEDERICO DORESTE “Metodología para la lectura y escritura” Editorial Lozada 1968

...............................

“El uso y el abuso de la oralización en las aulas suele conducir a esta situación extrema: El alumno interioriza paulatinamente que leer es pronunciar y entonar correctamente, se escucha su lecturay obvia la comprensión…

…La lectura en voz alta (oral) y la silenciosa (visualización) representan dos usos totalmente diferentes del escrito. Por su función: en una la comunicación, en otra la interpretación; por los elementos intervinientes: en una los órganos de fonación, en otra la vista; por el ritmo: una sigue el ritmo del habla, la otra el ritmo de la comprensión; por su naturaleza: una colectiva y pública, la otra individual e íntima; una se centra en el significante y otra en el significado”.

ANGELSUÁREZ MUÑOZ “Las prácticas de lectura en la escuela. Habilidades yestrategias”.   Universidad de Extremadura

..............................

LA LECTURA COMO VALOR SOCIO ECONÓMICO

“Los peruanos leen menos de un libro al año, por carecer de la habilidad o acceso a los libros. Eso significa que son incapaces de leer historia para conocer la perversión de autoritarismo, de leer sobre economía para entender los daños del populismo, leer sobre ciencias para entender el impacto que tiene la contaminación ambiental en la vida humana, leer sobre medicina para entender el sentido de la prevención de enfermedades, leer sobre psicología para entenderel daño emocional de maltratar a un niño, leer literatura para estimular la imaginación y las sensibilidades humana más profundas.

En estas circunstancias que los peruanos no lean favorece a los más poderosos, a los comunicadores de ilusiones, a los corruptos, a los vendedores de productos inservibles   o nocivos, y perjudica a los ciudadanos comunes que no alcanzan a   a entender sus derechos…”

LEON TRAHTEMBERG, publicado en el diario Correo 02/04/04

..............................

Ojalá que les haya gustado estos textos, prometo enviar más.

Manuel Urbina

Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 29/11/2007

PRIMERA PARTE

Los alumnos presentan, aparentemente, muchas limitaciones para aprender a expresar ideas con sentido crítico. Es frecuente –en el aula- que cuando se les pide que expresen su punto de vista sobre un tema determinado muestren muchas limitaciones, sin embargo, en otros temas que están vinculados con su entorno juvenil extracurricular, si son capaces de presentar un pensamiento crítico y reflexivo. Este hecho es una muestra de que por un lado presentan esta capacidad como una función mental inferior o espontánea, entonces, podemos, los profesores, desarrollar en ellos esta capacidad en base a la interacción social que es la enseñanza y podemos llegar a que desarrollen sus funciones mentales superiores.

Si como profesor quiero promover el desarrollo de esta capacidad, entonces, yo debo tener muy claro mi objetivo y el cómo hacerlo. Posiblemente existen muchas formas, pero hay que tratar de buscar información adecuada y adaptarla a la realidad del estudiante.

Una estrategia metodológica con la cual estoy trabajando desde el curso de Comunicación es LA TAXONOMÍA DE BARRET que consiste en la evaluación de textos teniendo en cuenta la elaboración “específica de preguntas”. Por ejemplo, después de haber leído un cuento se elabora preguntas de tipo: Literales, Inferenciales, de Organización y Clasificación, Apreciación, y por último preguntas de Evaluación Crítica. Estas últimas buscan que el alumno se exprese libremente (no hay una respuesta exacta) y fundamenten el porqué de su respuesta.

Ahora, en honor a la verdad, más nos preocupamos por hacer preguntas de tipo literales y más aún, solo sabemos hacer preguntas abiertas o múltiples, cuando existen otros tipos como preguntas tipo Clozé, de relación, birrespuestas, y que permiten que el alumno pueda expresar mejor sus pensamientos y pueda ser mejor evaluado.

Una vez más se pone de manifiesto la importancia del enfoque sociocultural de Vigostky que considera al ser humano como el resultado de un proceso histórico y social, donde el lenguaje es vital.

 

SEGUNDA PARTE

Quiero poner un ejemplo de las preguntas según la taxonomía de Barret y para ello se me ocurre esta historia corta.
"Un niño caminaba alegremente por la vereda de la calle, pero cuando observó a lo lejos su reluciente casa su semblante alegre cambió. Sus pasos se hicieron lentos y no supo cómo iba a explicar el cero ocho que había obtenido en la prueba de comprensión lectora. Recordó que en las pruebas anteriores también había salido con bajas notas, aunque en Matemáticas tenía la más alta nota del aula: 20".


PREGUNTAS LITERALES
1. El niño cambió de semblante al..............................
2. Escribe V de verdadero o F de falso en las oraciones según el texto:
a) El niño en ningún momento pensó regresar a su casa (.........)
b) Era un niño que estaba mal en todos los cursos (.........)

PREGUNTAS DE REORGANIZACIÓN
1. Usa tus propias palabras y en dos líneas trata de resumir el texto leído.
2. Relaciona los elementos de la derecha con los de la izquierda trazando una línea.
buenas notas.................... No se sabe
malas notas....................    aritmética
regulares notas................... Razonamiento verbal

PREGUNTAS DE COMPRENSIÓN INFERENCIAL
1. ¿Qué crees que le pasó al niño cuando llegó a casa?
2. ¿Por qué crees que este niño tenía problemas en las pruebas de comprensión?

PREGUNTAS DE LECTURA CRÍTICA

1. Según la historia que hemos leído, tú crees que es correcto que los alumnos siempre destaquen y tengan buenas notas en todos los cursos. Explícalo según tu punto de vista.
2. Si estuvieses en el mismo caso del alumno, ¿De qué manera enfrentarías este hecho?

PREGUNTAS DE APRECIACIÓN
1. Conoces algún caso parecido al que hemos leído. Escríbelo brevemente.
2. Crees que esta historia nos enseña algo importante; usa tus propias palabras y explícalo.
...
Bueno, he intentado graficar los tipos de preguntas -con limitaciones personales-, que llevan a explorar un poco más los conocimientos del alumno y de alguna manera no caer en las preguntas exclusivamente literales o de recuperación de información que solo enfoca una parte de lo que el alumno puede dar. Creo que lo malo es que muchas veces etiquetizamos a los alumnos como deficientes en la materia, cuando en realidad, son deficientes nuestras forma de evaluar.
Otro aspecto que se puede observar es que en la mayoría de colegios solo se plantean preguntas literales, entonces, cuando al alumno se le presentan preguntas de otro tipo, obtienen notas muy bajas no tanto por falta de conocimientos o de razonamiento, sino porque no conocen las instrucciones y característica de estas preguntas. De allí -me parece- que cuando se hacen evaluaciones internacionales de comprensión lectora, los alumnos obtienen notas muy bajas, pero más por desconocimiento del desarrollo de la prueba.
Para terminar esta intervención, volvemos al enfoque socio cultural de Vygotsky que considera al individuo como el resultado de su entorno social para el desarrollo de sus funciones mentales superiores.

Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 01/12/2007
Hola...
Les envío algunos datos sobre Finlandia en el aspecto educativo y por qué destacan como los mejores lectores del mundo. Te sorprenderá...
El país que ocupa los primeros puestos en eventos internacionales de lectura es FINLANDIA

-   Es el país que más usa internet (para bajar libros, periódicos, transacciones bancarias...)

-   Los profesores son considerados como los profesionales más importantes de la sociedad.

-   Gratuidad de la enseñanza.

- Inicio a los 7 años.

-   Se promueve la solidaridad, igualdad social y equidad.

-   Tareas para casa: no más de 30 minutos.

-   Horas lectivas por año: 6126

-   Niños por aula 35

-   Sueldo de los profesores: $ 3,400

*4% de pobreza / Familia lectora   /   Música    *

   2 profesores por aula / Educación municipalizada/ los alumnos leen entre30 a 80 libros anuales

Sorprendente...


Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 04/12/2007

¿La calidad de la educación de un país está relacionada con la lectura?

La calidad de la educación está relacionada con la lectura, pues es importante el dominio del lenguaje oral y escrito y para el dominio del mismo es importante la capacidad de lectura y escritura. Es verdad que todas las personas pueden leer y escribir en una etapa básica o mínima, pero de allí a poder leer con placer y entendimiento textos académicos o de investigación hay mucha diferencia. Millones de personas acuden a tomar clases, cada día, pero la gran mayoría no ha desarrollado su capacidad lectora lo cual solo les permitirá terminar una carrera para poder tener un trabajo y sobrevivir y no podrán tener todos los beneficios intelectuales-económicos que te da el ser un buen lector.

¿Qué son alfabetos funcionales?
Se llama alfabetización al proceso que consiste en enseñar a leer y a escribir a las personas. Cuando esta ya sabe leer y escribir es considerada “alfabeta”, en el caso que no haya aprendido a leer y a escribir será llamada “analfabeta”. Hoy en día en la mayoría de los países latinoamericanos se está venciendo al analfabetismo, sin embargo, están aumentando exponencialmente la cantidad de “alfabetos funcionales”, esto es, personas que sabiendo leer no leen, sabiendo escribir no escriben. Este grupo ha estudiado los niveles primarios y secundarios, incluso el nivel universitario, pero al no leer y escribir actúan como verdaderos “analfabetos”. Sin embargo, tal como ya se les está clasificando, se convierten en “alfabetos funcionales” porque en el sistema educativo no busca el desarrollo de lectores autónomos o lectores que leen por el placer y gusto de leer; por el contrario el sistema educativo ha visto en la lectura solo un instrumento para el estudio y punto.

¿Con qué tipo de libros se forman los buenos lectores?

Para formar buenos lectores se debe leer libros que le produzcan satisfacción y gusto durante el acto de la lectura. Los libros adecuados no son los libros de textos o los libros con preguntas, tareas y cuestionamientos. El buen lector podrá llegar –durante todo el proceso que dure la lectura placentera- a leer libros de texto y a sacarle mucho provecho, pero para eso se requiere que su iniciación en la lectura sea un acto de felicidad. Por el contrario se tiene la idea equivocada que el alumno no debe usar la lectura como un acto de placer porque, sencillamente, -dicen- es inmoral y no debe tener cabida en un centro de estudio. Con esta idea tenemos, pues, un número creciente de “alfabetos funcionales” o “neoanalfabetos”.

REFLEXIONES FINALES

La educación es un fracaso en la medida de que la competencia lectora y escrita no se desarrollen. Para ello se debe desterrar una serie de mitos como aquel que sostiene que se debe leer para aprender cosas útiles y, por el contrario, no se debe leer para conseguir placer, alegría o felicidad.

Tener competencia lectora significa haberle encontrado sentido al acto lector y ello hace que el alumno se pueda acercar a los libros de textos y encontrarle un valor intrínseco para su formación y desarrollo. La lectura no se aprende a través de la imposición o amenazas disimuladas –como se ve hasta en las maestrías-, sino a través de que el alumno le encuentre gusto y sentido a lo que lee. El profesor debe conversar mucho con los alumnos e iniciarlos –si se considera maestro- de a poco, de menos a más y sistemáticamente, en el mundo fascinante de la lectura, porque es muy fácil mandar a leer y a sacar preguntas y conclusiones cuando él mismo ni siquiera ha podido demostrar en la práctica su competencia lectora. En otras palabras, el profesor debe ser el principal modelo de lectura para sus alumnos, después de él vendrán los alumnos con unas ganas superlativas de seguir sus pasos, de lo contrario, solo estaremos fomentando lectores mecánicos, resentidos y amargados.

MANUEL URBINA
prolector@hotmail. Com

BIBLIOGRAFÍA:

Felipe Garrido , “Estudio versus lectura” (Ponencia presentada en el Seminario Internacional Qué y por qué están leyendo los niños y jóvenes de hoy, celebrado durante la XIX Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil,México- noviembre de 2001)

Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 07/12/2007
Hoy se sabe que nuestros niños leen muy poco y escriben peor. Cuando se habla sobre este tema aparecen muchos culpables: el hogar del alumno, su colegio, el Estado, la comunidad, el gobierno de turno, los gobiernos anteriores, y un poco más incluyen a la selección de fútbol.


Lo evidente es que el niño aprende el proceso de la lectura y escritura en el colegio, entonces ¿Seremos los profesores los principales responsables de esta tragedia nacional? , pues veamos:

-Acaso los profesores no convertimos la hoja del cuaderno donde el niño nos presenta su composición –emocionados al comienzo-, en una hoja llena de cruces rojas que indican que está mal... Y aún peor, algunos desalmados profesores, escriben la tilde que faltó colocar con una raya de diez centímetros o más que incluso traspasa la hoja.

-Acaso los profesores de los primeros grados no creemos que la ortografía es la esencia del curso de comunicación, como si el requisito para comunicarnos a través de la palabra escrita fuese el tener una perfecta ortografía cuando se tiene
6, 7, 8, 9..., añitos.. Esto es como si un niño de dos años que está aprendiendo a hablar dijese "pátano", "maiposa", en vez de "plátano" y "mariposa", y que su mamá o papá lo reprenda y le ponga mala cara por "haber hablado incorrectamente”. ¿Qué crees que pasaría en el bebe? Pues, la respuesta es que nunca más va a querer hablar, salvo un sí o un no.

-Acaso esta frustración no es lo que les ocurre a los niños cuando se le corrige con reglas que ni el mismo profesor las conoce a profundidad, y que no es lo esencial en la escritura porque la verdadera esencia es la capacidad comunicativa, lo otro es el cascarón que poco a poco se va internalizando como consecuencia de la práctica que resulta ser el mejor método de aprendizaje. ¿Tendrá deseos de escribir el niño en el futuro?.

-Acaso los profesores no usamos las amenazas y chantajes para que el alumno aprenda la reglas ortográficas. El alumno, claro que las aprende, pero maldiciendo y odiando a todo aquello que implique palabras impresas. ¿Tendrá ganas de leer en el futuro? Al respecto, Gabriel García Márquez , en el Primer Congreso Internacional de la Lengua, en 1997, dijo:
"Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna: enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y jota, y pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima donde diga lágrima ni confundirá revolver con revólver. Y que de nuestra be de burro y nuestra ve de vaca, que los abuelos españoles nos trajeron como si fueran dos y siempre sobra una" . ¿Por qué lo habrá dicho, no?


-Acaso no sabemos los profesores que esas benditas reglas cuando son excesivas en vez de ayudar al estudiante, lo confunden y complican el nivel ortográfico que tanto les a costado conseguir. ¿No sería mejor que el alumno aprenda las reglas ortográficas a través de la práctica misma? ¿Escribir sus vivencias, sus sueños, sus deseos, la forma cómo nos ven, etc. , no sería más productivo? ¿Aprender a escribir no sería mejor si escribe libremente y sin tensiones como si se debe colocar una "s", "c","z", "x"?

- Acaso los profesores no nos hemos olvidado de leer delante de nuestros alumnos y comentar con ellos sobre el autor, el tema, si es interesante, y usarlo como una fuente de motivación permanente. ¿Cuántos libros nuevos o usados compramos al mes? ¿Hemos terminado de leer siquiera uno de esos libros? Somos campeones en pedirles que lean obras literarias cuando nosotros con las justas leemos esos diarios vergonzosos como El Trome o Ajá, y ni siguiera leemos las noticias trascendentes, sino de espectáculos y deportes. ¿Qué buen ejemplo damos, no?

Por todo ello creo que es hora de cambiar nuestros viejos paradigmas y prepararnos para enfrentar este reto de revertir la pobreza lectora y escritura en nuestro país. Cómo se dice “manos a la obra” y empezar este proceso por nosotros mismos a través de la investigación que es tan abundante, hoy en dia, en la Internet y en algunas bibliotecas especializadas, y ponerlas en prácticas inmediatamente porque si no somos parte de la solución, somos parte del…

Gracias por leer.

Manuel Urbina

prolector@hotmail. Com
Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 07/12/2007
" Hoy se sabe que nuestros niños leen muy poco y escriben peor. Cuando se habla sobre este tema aparecen muchos culpables: el hogar del alumno, su colegio, el Estado, la comunidad, el gobierno de turno, los gobiernos anteriores, y un poco más incluyen a la selección de fútbol.


Lo evidente es que el niño aprende el proceso de la lectura y escritura en el colegio, entonces ¿Seremos los profesores los principales responsables de esta tragedia nacional? , pues veamos:

-Acaso los profesores no convertimos la hoja del cuaderno donde el niño nos presenta su composición –emocionados al comienzo-, en una hoja llena de cruces rojas que indican que está mal... Y aún peor, algunos desalmados profesores, escriben la tilde que faltó colocar con una raya de diez centímetros o más que incluso traspasa la hoja.

-Acaso los profesores de los primeros grados no creemos que la ortografía es la esencia del curso de comunicación, como si el requisito para comunicarnos a través de la palabra escrita fuese el tener una perfecta ortografía cuando se tiene
6, 7, 8, 9..., añitos.. Esto es como si un niño de dos años que está aprendiendo a hablar dijese "pátano", "maiposa", en vez de "plátano" y "mariposa", y que su mamá o papá lo reprenda y le ponga mala cara por "haber hablado incorrectamente”. ¿Qué crees que pasaría en el bebe? Pues, la respuesta es que nunca más va a querer hablar, salvo un sí o un no.

-Acaso esta frustración no es lo que les ocurre a los niños cuando se le corrige con reglas que ni el mismo profesor las conoce a profundidad, y que no es lo esencial en la escritura porque la verdadera esencia es la capacidad comunicativa, lo otro es el cascarón que poco a poco se va internalizando como consecuencia de la práctica que resulta ser el mejor método de aprendizaje. ¿Tendrá deseos de escribir el niño en el futuro?.

-Acaso los profesores no usamos las amenazas y chantajes para que el alumno aprenda la reglas ortográficas. El alumno, claro que las aprende, pero maldiciendo y odiando a todo aquello que implique palabras impresas. ¿Tendrá ganas de leer en el futuro? Al respecto, Gabriel García Márquez , en el Primer Congreso Internacional de la Lengua, en 1997, dijo:
"Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna: enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y jota, y pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima donde diga lágrima ni confundirá revolver con revólver. Y que de nuestra be de burro y nuestra ve de vaca, que los abuelos españoles nos trajeron como si fueran dos y siempre sobra una" . ¿Por qué lo habrá dicho, no?


-Acaso no sabemos los profesores que esas benditas reglas cuando son excesivas en vez de ayudar al estudiante, lo confunden y complican el nivel ortográfico que tanto les a costado conseguir. ¿No sería mejor que el alumno aprenda las reglas ortográficas a través de la práctica misma? ¿Escribir sus vivencias, sus sueños, sus deseos, la forma cómo nos ven, etc. , no sería más productivo? ¿Aprender a escribir no sería mejor si escribe libremente y sin tensiones como si se debe colocar una "s", "c","z", "x"?

- Acaso los profesores no nos hemos olvidado de leer delante de nuestros alumnos y comentar con ellos sobre el autor, el tema, si es interesante, y usarlo como una fuente de motivación permanente. ¿Cuántos libros nuevos o usados compramos al mes? ¿Hemos terminado de leer siquiera uno de esos libros? Somos campeones en pedirles que lean obras literarias cuando nosotros con las justas leemos esos diarios vergonzosos como El Trome o Ajá, y ni siguiera leemos las noticias trascendentes, sino de espectáculos y deportes. ¿Qué buen ejemplo damos, no?



Por todo ello creo que es hora de cambiar nuestros viejos paradigmas y prepararnos para enfrentar este reto de revertir la pobreza lectora y escritura en nuestro país. Cómo se dice “manos a la obra” y empezar este proceso por nosotros mismos a través de la investigación que es tan abundante, hoy en dia, en la Internet y en algunas bibliotecas especializadas, y ponerlas en prácticas inmediatamente porque si no somos parte de la solución, somos parte del…


Gracias por leer.


Manuel Urbina
prolector@hotmail. Com

"

por manuel (Diciembre 2007)



Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 12/12/2007

Todos los padres deseamos que nuestros hijos desarrollen habilidades y hábitos lectores. Es uno de los sueños que tanto deseamos, pero cada vez se ve -en la mayoría- el alejamiento y la distancia que toman frente a los libros. Las palabras que crean las más maravillosas imágenes están siendo reemplazadas por las imágenes que no permiten usar nuestra imaginación y fantasía. Hoy entre el niño y libro se interpone una pantalla insignificante, pero tan difícil de controlar.

Entonces, los padres no sabemos qué hacer y por ahí nos dicen: "Cuéntale un cuento cada noche y verás cómo tu hijo se convierte en un gran lector". ¿Será esto suficiente, para que el niño o niña pueda desarrollar ese hábito tan deseado y que trasciende en una excelente comprensión lectora?
No nos engañemos y que no nos sigan engañando porque ello no es suficiente. Con esto solo estaríamos subiendo un escalón cuando tenemos muchos por escalar, es decir, contarles o leerles cuentos claro que es importante, pero no es suficiente. Seguramente, usted amigo, habrá visto a mucha gente que compra un libro y lo lleva a todas partes, pero que no ha desarrollado la capacidad de sumergirse en la lectura comprendiendo y disfrutando de ella. Es que ser un lector competente tiene un precio que no se paga con solo leer un cuento y buenas noches.

En la última prueba de comprensión lectora, tomada por el Ministerio de Educación, el 84% de niños del nivel primario salieron desaprobados en una prueba que solo exigía competencias mínimas y básicas.
Tomemos consciencia del rol que jugamos en la formación lectora de nuestros hijos y no esperemos que las autoridades gubernamentales sean los encargados de darle solución a este problema porque para entonces nuestros hijos se habrán convertido en tatarabuelos.

¿Qué podemos hacer para subir la escalera completa?

1. Destinar un presupuesto mensual -por mínimo que sea- para la adquisición de libros infantiles y de acuerdo a la edad del niño.

2. Los cuentos clásicos como Cenicienta, El gato con botas, Caperucita roja, etc. , (tan vistos en la TV) no deben ser los únicos que conformen la biblioteca. Generalmente, estos libros no despiertan interés porque ya los han visto; adquiera otros libros de cuentos que tengan ilustraciones, colores, letras grandes y que le llamen la atención.

2. Visitar -con frecuencia- bibliotecas y que los niños vean la cantidad de libros que existen y cómo los lectores lo adquieren y los leen.

3. Ir a las ferias nacionales e internacionales de libros y participar en las actividades que se presenten.

4. Dar el ejemplo de que leemos y disfrutamos, en el último de los casos al menos finjamos que nos gusta leer. Leer periódicos, revistas, cómics, etc. , es una alternativa.

5. Tener paciencia porque no es fácil que el niño tome un libro y lo lea. Si al menos lo observa y lee un poquito será una muestra significativa de que nuestra labor empieza a dar frutos. No le exija ni le imponga una lectura, hágale un comentario sobre el texto y como decimos en nuestro lenguaje coloquial, “píquele el diente” y luego, comenten –amenamente- la lectura.

6. Es vital que el niño tenga su propio espacio de lectura. Se puede mandar a hacer un librero adaptado a su estatura. Si el niño mide 1. 10 cm. , su librero podría medir 1. 40 cm. Es necesario que el niño pueda alcanzar todos los compartimientos en donde se encontrarán sus libros.

7. Los libros se colocan con la tapa frente al niño, no de lomo como los libros de los adultos. Verlos así les permitirá ver el título acompañado de los dibujos que son muy llamativos. Les despertará -en algún momento- la curiosidad y lo tomarán. Se puede colocar algunos juguetes o cosas que le interese mucho al menor.

8. Llevar a los niños -si hay la posibilidad- a los cursos-talleres de lectura en donde se les enseña técnicas y hábitos de lectura. El conocer a otros niños que leen y disfrutan de la lectura es una gran motivación y estímulo.

9. Pedir los consejos de un especialista en lectura tanto para la adquisición de nuevos textos, como para la elaboración y planificación de diferentes actividades.

10. Ir al colegio del niño y pedir información sobre las actividades exclusivamente lectoras que se está haciendo o se hará. Si el colegio de su niño no tiene -a la vista de todos- una biblioteca especializada infantil, siquiera con 50 títulos diferentes, tenga presente que allí su hijo no desarrollará el hábito lector.

11. La Iliada, La Odisea, La divina Comedia, Crimen y Castigo, Los Miserables, Romeo y Julieta, El Quijote de la Mancha, etc. , son libros maravillosos y transcendentales, pero NO son adecuados para un niño. Es como si a su hijo pequeño, en vez de darle una bicicleta con sus dos llantitas de soporte le diera un camión de dieciséis ruedas.

No he pretendido dar una fórmula para desarrollar lectores competentes, seguramente habrá muchos y mejores recursos, sino entrar en la reflexión y en el análisis propio de nuestra práctica cotidiana que es el desarrollo de la competencia lectora de los niños.

Gracias por leer

Manuel Urbina
prolector@hotmail. Com
Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 22/12/2007
Nunca he visto a un niño de seis, siete, ocho o nueve años deleitarse ante la enorme colección de libros de sus padres. Ver una centena de lomos de libros de diferentes tamaños no ofrece ningún atractivo por leer, ni por curiosidad -qué ironía- cuando sabemos que los niños son harto curiosos.

Cuando era pequeño me deleitaba visitar una librería que estaba muy cerca de nuestra casa. En su vitrina aparecían unos libros coloridos que me inmovilizaban corporalmente, pero que me hacían "alucinar" tan solo mirando las tapas. Estaba enamorado de un libro de cuentos en donde aparecía un enorme genio de piel celeste y cabellos largos, en cuyas manos aparecía un jovencito llamado Simbad. Recuerdo que junté todas mis propinas y compré aquel libro: fue una aventura inimaginable tener ese libro. Cuando dicen que el libro es un amigo, yo digo que es cierto.

Si queremos que nuestros hijos desarrollen habilidades lectoras tenemos que estimularlos desde muy pequeños. Podemos leerles o inventarles un cuento, cantarles una canción rimada como: "Un dedito chiquitito se llamaba Manuelito y el dedazo muy grandazo se llamaba el quesazo". Las canciones para nuestros hijos son una gran muestra de amor y ellos lo sienten totalmente.

Por otro lado, es importante crearles un ambiente pequeño y acogedor para colocar sus primeros libros de tapa gruesa y plastificada; posteriormente, sus libros de cuentos. Coloquemos los libros de tal manera que el niño pueda encontrarse visualmente con toda la tapa. Ellos serán seducidos por las figuras, los colores, los títulos y, finalmente, los van a aceptar y empezarán su maravillosa aventura por el país de la imaginación y la fantasía.
Démosle esa hermosa oportunidad.

Gracias por leer

Manuel Urbina
prolector@hotmail. Com
Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 02/01/2008

Si uno se pone a revisar los informes nacionales e internacionales  que dan cuenta sobre las habilidades lectoras de los niños peruanos,  nos daremos cuenta que hay mucho, mucho  por hacer y aprender. Figuramos como últimos de entre los últimos y pareciera que nunca vamos a salir del hoyo (hace poco aparecimos en el puesto 131 en calidad de enseñanza primaria, y ¡Eran 131 países evaluados! ), sin embargo, tenemos que reaccionar y generar una nueva cultura por la enseñanza y promoción de la lectura. Convirtámonos en soldados y luchemos desde la trinchera que nos toque en favor de una nueva educación que fomente el desarrollo de las habilidades lectoras desde los más pequeños hasta los adultos. Busquemos información actualizada y  usemos el pensamiento crítico y reflexivo para dar nuestros aportes  en favor de esta causa urgente, aunque estos  sean pequeñitos, pero tal vez sean los granos de arena que se irán juntando.

Aquí va mi granito de arena:

Ya que los niños no leen porque no encuentran ningún tipo de satisfacción durante el proceso de la lectura (como consecuencia de una pésima estimulación lectora), podemos hacer que lean los subtítulos en castellano de su película favorita. Claro que el niño va a preferir que el audio sea en castellano porque es más fácil escucharlo en su propia lengua  y, además,  queda exonerado de realizar procesos mentales de creación e imaginación.

Mi hija al comienzo rechazaba los subtítulos, pero después de media hora ya estaba leyendo los subtítulos de la Barbie.   Sé que en Finlandia (ganador de las pruebas internacionales de lectura) todos los programas y películas  infantiles extranjeros  son subtitulados,  y de esta manera los niños escuchan una lengua desconocida, pero pueden leer su lengua materna; además tienen un programa de alfabetización y promoción de la lectura envidiables.

Sé, también, que mientras en otros países los Gobiernos  y las autoridades competentes se preocupan por buscarles a los niños   textos de alta calidad, nosotros solo podemos aspirar, por ahora, que nuestros niños lean aunque sean textos patéticos y  absurdos. Que todo sea por el acercamiento del niño a la lectura, quizá sea la forma cómo los de mi generación –de los 80- se acercaron a la lectura a través de los cómics como Batman, El hombre araña, El Tío Rico, El Santo, Archie, Condorito, etc.

 

Gracias por leer

Manuel Urbina

prolector@hotmail. Com

 

Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 30/01/2008

Ayer jueves, en horas de la mañana, recibí una  noticia nada alentadora. Estuve intranquilo y pensando por qué las cosas ocurren de una manera y no de otra. A media tarde, decidí subirme a mi carro y dejarme llevar a cualquier lugar.   Después de casi una hora deambulando sin rumbo, observé a los lejos la antigua Plaza Francia que hizo recordar inmediatamente la librería San Cristóbal que se encuentra frente a esta plaza.   Me estacioné muy cerca a la librería.

Ingresé y me dirigí la sección de literatura infantil-juvenil. No estuve más de cinco minutos (tenía miedo que la grúa se llevara mi carro)  y me marché.   Automáticamente saqué de la bolsa los cuatro libros que había comprado: dos de Zona Libre: Cuarto A, y Todos los futbolistas van al cielo; uno de Alfaguara: Templado, y el otro de Panamericana: Joaquín Espadachín. Estos dos últimos libros han sido  escritos por Jorge Eslava de quien ya tenía muy buenas referencias.

Miraba con deleite cada uno de los libros cada vez que me detenía frente a la luz roja del semáforo y me parecía raro que todas las luces rojas cambiaran  a verde tan rápido. Hubiera deseado que todos los semáforos se queden en rojo para contemplar cada uno de los libros. Mis deseos se hicieron realidad porque al doblar hacia la avenida Wilson había un tremendo embotellamiento lo cual  me dio la posibilidad de leer uno de los libros: Joaquín Espadachín.

Desde la primera línea el cuento llamó toda mi atención y cada situación que iba presentándose me hacía recordar las travesuras de mi hija Yvonne a quien yo la llamaba Tiburón por su tremenda afición a nadar;  ese recuerdo tan maravilloso me hizo sentir el hombre más feliz de la tierra. Leía y no podía contener la risa a mandíbula batiente, de tal forma que los otros conductores que estaban uno a la derecha y otro a la izquierda me miraban y también me sonreían.

Aproximadamente, cada cinco minutos avanzábamos diez metros y luego nos deteníamos, Yo no dejaba el libro, lo tenía sobre el volante y cuando tenía que avanzar lo hacía con él. Cuando me di cuenta estaba en la página cuarenta y cuatro, a punto de acabar el segundo capítulo. Para mi mala suerte, salimos de ese atolladero y me dirigí a la universidad que estaba en la cuadra siete de la avenida Salaverry en Jesús María.

Me había olvidado por completo del problema que tenía y ya por la noche -después de terminar de leer el libro-  me di cuenta de que era algo que se podía solucionar y así fue.

¡Qué buen libro! , me agradó tanto y, ¡Cómo me ayudó!

Mi inversión estaba completamente asegurada al igual que yo.

Mañana empezaré a leer Templado, y estoy seguro que ha de ser otra gran obra.

FIN

Gracias por leer

Manuel Urbina
prolector@hotmail. Com

Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 05/02/2008

En Olaberria, España, se ha organizado un curso especialmente dirigido a los padres de menores que cursan los primeros grados; el curso trata sobre el niño y la lectura. Este hecho me llama mucho la atención  y me genera una envidia cultural al mismo tiempo,  porque desarrollar  habilidades y hábitos lectores no es una tarea tan sencilla cuando existe un divorcio entre el hogar y la escuela del niño (no incluyo a las instituciones gubernamentales porque éstas no atan ni desatan en el tema).

Los padres acuden a capacitarse para poder ayudar a sus hijos a iniciarse en la lectura; aprenden de una manera científica los pasos que se deben seguir para fomentar y desarrollar el gusto y hábito por los libros. Entonces, la intuición y las buenas intenciones no son suficientes para conducir al niño por el sendero de la lectura; nos podemos equivocar -claro, somos humanos- pero no  cuando se trata del futuro lector de nuestros hijos o alumnos.

En los colegios, al menos de Lima, no hay una actitud por capacitar a los padres en esta materia y que yo sepa nunca se ha dado una charla sobre la importancia de la lectura en el proceso de aprendizaje del alumno.

¿Qué esperamos? , los padres serían nuestros mejores aliados, y, por otro lado,  el hecho tan solo de programar una reunión –una por cada aula- podría ser el detonante para que los profesores se preocupen por autoinstruirse ya que en internet existen miles de páginas, actualizadas y de primer nivel,  orientadas a la formación lectora.

No lo piense mucho, amigo. Proponga una reunión con los padres y verá cómo encuentra mucha información sobre el tema, y si en algo podría ayudar, cuente conmigo que sería un honor estar de su lado.

Educar no solo es trasmitir información buena, regular, mala o excelente (entonces seríamos trasmisores como la radio), educar es hacer que el alumno, con nuestra ayuda, construya nuevos aprendizajes, pero no memorísticos o de paporreta sino aprendizajes significativos, es decir, esos que quedan, marcan y se convierten en peldaños para nuevos aprendizajes formativos y académicos.   Hagamos que nuestros alumnos aprendan a leer para que después, lean para aprender  porque la lectura es el corazón del aprendizaje.


Gracias por leer

Manuel Urbina
prolector@hotmail. Com




Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 18/02/2008

Los libros útiles deben volver a ser leídos, ya que presentan nuevas fases, no sólo a cada lector, sino a cada siglo, incluso a cada edad de cada individuo.
Jacob Burckhard t

 

Ármate de libros y vencerás. Son las mejores armas para la lucha de la vida.
Anónimo

 

Los libros son mi aliento, mi vida y mi futuro.
Fiódor Dostoievski

Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las que he leído.
Jorge Luis Borges

Leer sin pensar nos hace una mente desordenada. El pensar sin leer nos hace desequilibrados.
Confucio

El libro es una pértiga que permite dar saltos inimaginables en el espacio y en el tiempo; el testigo de la más hermosa carrera de relevos; un infalible e íntimo amigo silencioso.
Antonio Gala

Los buenos libros realzan el carácter, depura el gusto, despiertan repugnancia hacia los placeres groseros y nos levantan a una superior espera de pensamiento y acción.
Anónimo



Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído.
Jorge Luis Borges



La lectura hace al hombre completo; la conversación, ágil, y el escribir, preciso.
Sir Francis Bacon


El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.
Miguel de Cervantes Saavedra



Debemos usar un libro como las abejas las flores: para absorber su esencia.
Charles C. Colton

 

La lectura es a la inteligencia lo que el ejercicio es al cuerpo.
Richard Steele



Mediante la lectura nos hacemos contemporáneos de todos los hombres y ciudadanos de todos los países.
Antoine Houdar de la Motte


Cuando oigo que un hombre tiene el hábito de la lectura, estoy predispuesto a pensar bien de él.
Nicolás de Avellaneda



Los libros nos dan consejos que no se atreverían a darnos nuestros amigos.
Numa Pompilio


La lectura es el viaje de los que no pueden tomar el tren.
Francis de Croisset

Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 09/03/2008

Hace unos minutos terminé de leer Las Brujas, un cuento maravilloso de Roald Dahl, y debo confesar que durante la lectura me convertí en un niño de diez años, atrapado totalmente en la trama de la historia. Viví momentos de angustia, tensión, miedo, tristeza y alegría en cada una de sus 198 páginas, muy bien redactadas y con las ilustraciones fantásticas de Quentin Blake.

El cuento trata de un niño  siete años (no sabemos su nombre, pero es el héroe de la historia) que al perder a sus padres  en un  trágico accidente debe vivir con la única pariente que le quedaba: su abuela. Ella desde el primer momento lo acoge y para ayudar a su nieto a olvidar la muerte de sus padres le cuenta historias sobre brujas, y  poco a poco le va diciendo que estas criaturas abominables sí existen y no son como las pintan en los cuentos.

Las brujas se presentan como seres normales solo que llevan pelucas porque son calvas, usan guantes para esconder sus largas y encorvadas uñas y tienen los pies cuadrados, sin dedos, sin embargo para que nadie sospeche de ellas,  usan zapatos de punta lo cual les ocasiona grandes dolores, pero deben guardar las apariencias. Las brujas odian a los niños  y los matan cruelmente, por eso ellos no deben salir solos porque puede haber una bruja esperándolos en cualquier lugar.

Durante las vacaciones de verano, la abuela hace unas reservaciones en el Hotel Magnífico en Bournemouth, Inglaterra. Junto a su nieto se disponen a pasar una temporada de playa, pero una tarde, mientras el niño se encontraba en el auditorio del hotel,   escondido detrás de un biombo, amaestrando a sus dos ratoncitos blancos, descubre que todas las mujeres allí reunidas son brujas y planean convertir en ratones a todos los niños de Inglaterra con una sustancia mágica llamada el Ratonizador de Acción Retardada: una sola gota en cualquier golosina sería suficiente. Los ratoncillos-niños luego serían aplastados por las ratoneras   o trampas que pondrían por millares.

 

Para la mala fortuna del niño, una de las brujas lo olfatea y es capturado por ellas;   le hacen beber una sobredosis del Ratonizador de acción Retardada y lo convierten en un ratoncito gris que debido a su nuevo tamaño puede esconderse y salvarse. El niño ahora convertido en ratón logra llegar al cuarto de su abuela y le cuenta todo. La abuela acepta a su nieto y deciden salvar a los niños de Inglaterra. Para ello deben robar un frasquito de la poción mágica y echarlo en el puré que comerán las brujas.

 

El niño-ratón utilizará su diminuto tamaño para conseguir ingresar en el cuarto de la Gran Bruja y robarle un frasquito de la poción mágica. Ingresará en la cocina y vaciará todo el contenido en la sopera de plata donde colocarán el puré que las brujas cenarán esa noche. Todo sale como lo habían planeado: todas las brujas se convierten en ratones y son liquidadas por los trabajadores del hotel, mientras que el niño-ratón permanece protegido por su encantadora abuela. Nunca más recobrará su antigua forma, pero se siente orgulloso por lo que ha hecho y, además, muy a gusto con su nueva apariencia y por tener a una abuela que lo quiere mucho.

 

Disfruten de esta lectura.

¡Buen provecho!

 

Gracias por leer

 

Manuel Urbina

prolector@hotmail. Com

 

Claudia Ramírez Cisneros
Distrito Federal, Mé...
Escrito por Claudia Ramírez Cisneros
el 07/09/2008

Deseo saber más acerca de cómo aplicar la taxonomía de Barret y conocerla en sus mejores fuentes. Gracias

Claudia Ramírez


Rafa
Madrid, España
Escrito por Rafa
el 07/09/2008

Hola Manuel: desde hace poco tiempo soy el teóricamente "experto" de este foro. Gracias a Claux, que ha puesto un mensaje ayer, he dado con este tema.

Mi asombro no tiene límites al verificar que estás desde Octubre de 2007 "hablando contigo mismo", sin la menor reacción por parte de nadie (hasta ayer).

Sólo faltaría que ahora que hay reacción, te hayas "borrado". No me extrañaría.

¿No te habrás equivocado de foro, incluso de web?. Desde luego tu fidelidad a ella deja perplejo.

Ya que estamos, aprovecho para preguntarte si sabes algo de la lectura en zig zag, que es un método de lectura rápida. No sé si lo habrás visto; pero hace poco tiempo ha surgido este tema y tenemos muy poca idea de en qué consiste tal método.

Creo que tus problemas con la falta de debate en tu tema, es que este foro no es de "técnicas" de lectura; sino de "cosas a leer" y sus debates correspondientes.

Desde luego, temas como el tuyo tienen cabida, ya que no hay un foro específico de dichas técnicas, o de pedadogía, o de técnicas de enseñanza.   Por eso no debe extrañarte la falta de respuestas.

Bueno, me alegro de haber aterrizado aquí y de haber comprobado algo tan inusual. Desde luego tienes constancia.

Manuel
Perú
Escrito por Manuel
el 10/09/2008
"Hola Manuel: desde hace poco tiempo soy el teóricamente "experto" de este foro. Gracias a Claux, que ha puesto un mensaje ayer, he dado con este tema.
Mi asombro no tiene límites al verificar que estás desde Octubre de 2007 "hablando contigo mismo", sin la menor reacción por parte de nadie (hasta ayer).
Sólo faltaría que ahora que hay reacción, te hayas "borrado". No me extrañaría.
¿No te habrás equivocado de foro, incluso de web?. Desde luego tu fidelidad a ella deja perplejo.
Ya que estamos, aprovecho para preguntarte si sabes algo de la lectura en zig zag, que es un método de lectura rápida. No sé si lo habrás visto; pero hace poco tiempo ha surgido este tema y tenemos muy poca idea de en qué consiste tal método.
Creo que tus problemas con la falta de debate en tu tema, es que este foro no es de "técnicas" de lectura; sino de "cosas a leer" y sus debates correspondientes.
Desde luego, temas como el tuyo tienen cabida, ya que no hay un foro específico de dichas técnicas, o de pedadogía, o de técnicas de enseñanza.   Por eso no debe extrañarte la falta de respuestas.
Bueno, me alegro de haber aterrizado aquí y de haber comprobado algo tan inusual. Desde luego tienes constancia.
"

por Rafa (Septiembre 2008)



Hola, Rafa:

Encontré en este espacio la oportunidad para comentar sobre la Lectura Veloz , y  pude observar en los informes de visitas la existencia de un pequeño grupo que leía mis comentarios. Por esta razón, cada cierto tiempo colgaba alguna entrada y así fueron pasando los meses y me acostumbré. Convertí el foro en una especie de blog abandonado.

Pues al cabo de casi un año, me encuentro con un experto en lectura y espero que podamos intercambiar estos conocimientos. Escríbeme la dirección de tu página o blog; el mío es https://lecturatotal.blogspot.com

Sobre el método de lectura en zig zag te diré que más lo empleo para hacer lectura de exploración o para la búsqueda de algún dato específico como fechas, nombres, direcciones. También me sirve para hacer la segunda o tercera relectura  en textos expositivos. Creo que este método se puede adaptar más a la lectura de textos narrativos y va a depender del entrenamiento que tengas en la lectura visual, propia de las  escuelas de Lectura Veloz.

Un abrazo y hasta pronto

Manuel

Prolector@hotmail. Com





Rafa
Madrid, España
Escrito por Rafa
el 10/09/2008

Por lo pronto me alegra que sigas aquí, tras tanto tiempo sin respuestas. Pero das una explicación lógica: te conformas con saberte "leído".

No conocerás un viejo dicho español: "tienes más moral que el alcoyano (modesto equipo de futbol de pueblo), que iba perdiendo diez a cero y pidió prórroga" (y muchas otras variantes).

Bueno, pues yo ya te lo dije todo en mi primer mensaje.

No soy un profesional de la enseñanza, ni de técnicas de lectura, ni siquiera de la propia lectura. Soy un lector desde muy joven, que conoce las obras, autores y estilos necesarios para poder orientar, en la medida de mi experiencia de aficionado, al  tipo de forero que suele entrar aquí.

No tengo blog ni web relacionados con estos temas. Tengo una web profesional (mi profesión) que no te sirve para nada porque es de temas empresariales.

Pero te pido un favor para los algunos foreros de este foro: explicas en qué empleas el método de la lectura en zig-zag; pero no explicas en qué consiste ese método.

No sé se has entrado en el tema en que se planteó. Si quieres saberlo haz clic aquí  y comenta todo lo que quieras; incluso métodos alternativos, si es tu deseo.

Pero por favor, estamos desesperados por saber cómo se lee en zig zag