En este grupo En todos

Grupo de La lectura y sus dimensiones



Leamos para...

guadalupe
Mdc la habana
Escrito por Guadalupe Calderón Ochoa
el 05/02/2011

Leamos para ser mejores, cultivando los nobles sentimientos, ilustrando la ignorancia y corrigiendo nuestros errores antes que vayan con perjuicio nuestro y de los otros a convertirse en nuevos actos. Esta frase de Nicolás Avellaneda es el preámbulo para invitarles a compartir y debatir a cerca de la temática de algún libro y para iniciar les invito a debatir en torno a "Mujeres Transgresoras" de Teresa Dey.

Manuel Morales
De todo un poco autodidacta 100% y est...
Escrito por Manuel Morales
el 05/02/2011

Hola Guadalupe, gracias por la invitacion.


Pues parece ser ire a ver que Teresa Dey tiene sobre las mujeres transgresoras, y tratar de comentar algo al respecto.

Un abrazo.


Manuel.

Francis Avalos
Comercio u.a.t.
Escrito por Francis Avalos
el 06/02/2011
Mujeres Transgresoras es la obra de Teresa Dey en la cual se relatan las historias de 10 mujeres que de una u otra manera violentaron las reglas establecidas.

No importa cuán antes o cuán después se decidieron; en su atrevimiento llevaron la emancipación… Diez mujeres que muestran los derechos más importantes que poseen como seres humanos en sí, y como género.

Así por ejemplo, Lilith muestra la génesis del antagonismo entre hombres y mujeres, así como la búsqueda de la igualdad, la equidad y la libertad. Rescata la importancia de la diferencia dentro de la igualdad. “La historia de Lilith” es la narración de Samael, un ángel caído que dentro de una serpiente ayudó a Lilith a vengarse de Adán.

Asfixiada por el poder inmovilizador de Adán, Lilith abandona el Paraíso y se encuentra a Samael. Adán le pide al Creador traer de vuelta a Lilith y los ángeles van en su búsqueda pero ella se niega: “ ¿Acado no saben que Elohim me regaló también la voluntad? ”. Eva es creada y dada a Adán, y éste queda satisfecho con ella porque era dócil y mansa. Pero finalmente comen del fruto, y mientras Eva se convierte en dadora de vida, quien alimentaba y quien llevaba en su vientre el futuro de la humanidad, él permanecía celoso.

Cuando Adán se da cuenta de que ha envejecido, Lilita se burla: “ ¿Dónde está tu belleza Adán? ¿Y tu soberbia? Parece que después de todo, Adonai nos amó por igual. El Señor Todopoderoso es justo”.

Eleonora cuestiona el gran mito de la virginidad. Qué tiene más valor, ¿La verdad o la mentira? La gente sólo ve lo que quiere ver y a partir de ahí construye sus reglas de convivencia. “Eleonora y el unicornio” es el relato de cómo nació la fuente de las aguas virginales. Eleonora tenía un unicornio con el que salía a pasear todas las noches a escondidas y era feliz. Los habitantes admiraban la virtud de la joven. Decían que sólo una virgen podía montar al unicornio. Nadie sabría nunca que ya se había entregado al unicornio…

Yang-lei es el encuentro con el placer, con el derecho a sentir, a gozar. El derecho a la sensualidad y la sexualidad. En la historia, “La bolsa de Yong-Tai”, Yang-lei tiene en sus manos un saquito muy extraño que parecía estar hecho de pedazos de piel. Al frotarlo comienza a percibir sensaciones placenteras. La joven se asustó y se dio cuenta que algo en su interior había cambiado. Parecía atraer las miradas, empezó a recibir atenciones, tenía algo mágico en su presencia…

Metztli muestra el camino del derecho a decidir sobre el cuerpo y la maternidad, al aborto. A escoger la pareja que se desee. Metztli censura la violación sexual, el poder físico del hombre, mas no el espiritual. En la historia, “Metztli”, ella misma cuenta los sucesos. Su nombre, gracias a la Conquista, es María de las Mercedes. Manda llamar a sus hijas para explicarles, instruirlas. Son consejos de mujer a mujer, transmitidos de generación en generación: deberes, principios domésticos, sociales, cuturales.

Con dolor les narra la violación de la que fue objeto por el español, dando por resultado un embarazo. Finalmente, al nacer el niño, Metztli lo ahorca y lo entierra: Aquí crecieron como campesinas, mis niñas, mis piedras preciosas (…) Acepten cada una a un hombre de su raza, puro, limpio, no importa que no sea noble, que no sea rico. Multiplíquense, recuerden que son sagradas, eternicen su nobleza, mis gotitas de oro…”

Ysavel , la que por sus ojos de mar estuvo señalada siempre, pone al descubierto dos rasgos contradictorios: la solidaridad y la autodestrucción de género. Al dañar a otra mujer se están dañando a ellas mismas. Además deja claro que no se trata de lastimar o afectar a los hombres por capricho.

Acusada de ser bruja, en la historia “Ysavel ojos de mar”, la Santa Inquisición está por quemarla. Tras años de encierro, pues una tal Nélida la acusó porque no quiso ayudarla a embrujar a un hombre para que quedara en su poder, Ysavel conoció en la cárcel a otra mujer, que por amor estaba ahí. Finalmente. Al estarse quemando Ysavel, Nélida comenzó, inexplicablemente, a arder por dentro hasta morir.

Evelina es ejemplo de la búsqueda de la paz, por sobre las reglas, juicios y sanciones sociales. Al buscar la propia felicidad se está enseñando a los hijos a valorar lo que tienen y a buscar su propia felicidad. La narración, “Carta Inédita”, es sobre una madre que se da cuenta de lo inútil de los “sacrificios” en su vida personal, gracias precisamente a su hija, que le reclama lo cobarde que había sido al desperdiciar la vida al lado de un hombre que no amaba, dejando pasar de lado la verdadera vida.

La tercera esposa de Muhammad es el derecho a decidir pareja, incluso del mismo sexo. Nadie conoce tan bien a una mujer, que otra mujer. En “Insh’Allah”, Alina, la primera esposa, la prepara para la boda, para el gran momento en que le entregaría su virginidad a Muhammad.

Alina la adiestra, la hace conocer su cuerpo y sentir placer para que sepa ser buena esposa. Y lo consigue. Al estar recostada sobre su esposo, piensa: “Cuento las horas para regresar con Alina (…) Seré una buena mujer, me esforzaré en complacer a mi señor, seré tierna y dulce en el abrazo, pariré a sus hijos con una sonrisa para que no llame a Alina a su lecho, para que no la vuelva a tocar, porque ella es mía, mía nada más”.

María es la persecución de la independencia, la libertad y la dignidad. Ser fieles a una misma, a lo que somos, a lo que pensamos. “Un error de apreciación” cuenta que María no quería ser como su mamá ni como su futura suegra, “muy mujeres”. Le gustó su futuro marido por buen partido, serio, guapo, responsable y porque a escondidas la hacía estremecerse de placer y deseo, sin llegar al coito.

Pero en la luna de miel, sólo la penetró, sin cariño, sin pasión: “ ¿Qué tal? ¿Te dolió mucho? Estás rica, apretadita…”, le dijo satisfecho. Ella cuestionó por qué no la había acariciado como cuando eran novios, por qué había sido tan rápido. Él le respondió que ya se acostumbraría, que era su esposa, no una piruja y debía hacerle el amor decentemente. María pensó entonces que ella no se “había casado para ser la bacinica de los placeres de otro, ni para obedecer ni para ir de bendición en besamanos”, y aprovechando la siesta del marido, salió silenciosa y se fue: “No sabía lo que quería, pero tenía bien claro que eso no era”.

Diana pone en tela de juicio la autosuficiencia del mundo ejecutivo para las mujeres, pero deja al descubierto también el mito de la pareja ideal. ¿Por qué buscarla si no existe? Tal vez algo cercano como una máquina, la cual sólo tiene el defecto de que hay que conectarla porque se descarga. Pero sólo eso. En "El hombre ideal" todo lo demás es justo lo que en esta historia necesitan las mujeres: “En vez de los ojos cristalinos, vi una pequeña pantalla de cristal líquido con una palabra claramente escrita: discharged”.

Sin embargo, Diana se queda con él, porque dice que aunque fue difícil, los costos altos, no se arrepiente. Y ya lleva cuatro años viviendo con él, ha guardado el secreto y le gusta que sus amigas la envidien: “Balder fue hecho para mí”.

Apocalíptica es un reconocimiento a la maternidad como promesa. A la mujer como fuente de vida, esperanza y amor. Hijos ya no hechos por Dios, con la soberbia del que todo lo tiene, sino hijos nacidos del vientre materno, que saben del dolor y la humildad.

En “Apocalíptica”, de pronto descendió de los cielos una mujer embarazada. “Estaba por dar a luz un mañana incierto”. Ella le suplicó a Dios que no le quitara a su hijo otra vez. Y dio a luz a una niña y un niño y Dios se los dejó. La serpiente, ahora dragón de siete cabezas, esperaba para devorar el fruto vivo, pero no pudo: “ ¿Quién eres tú que contradices lo escrito en los libros desde el principio de los tiempos? ¿Eres acaso Lilith? ¿Eres María? ¿O tal vez Eva? ”.

La mujer, segura de sí misma, con la seguridad de que Dios la protegía, le contestó:”Soy todas y ninguna. Soy la que da vida, la Esencia, la Madre, la Mujer, la otra Mitad del Todo. Eloi me escuchó y quiso darle al mundo una última oportunidad a través de mis hijos (…) Ellos son la promesa, la estirpe de la humanidad (…) Para que recuerden la soberbia del hombre nacido en el Paraíso, al que todo le fue dado y quiso ser como Dios”. Y expectante, escondida, la serpiente los observaba en silencio.
Francis Avalos
Comercio u.a.t.
Escrito por Francis Avalos
el 06/02/2011

Hola Guadalupe, hay personas que ven la liberación femenina como algo violento y falto de educación o principios, pero bueno, todo derecho a expresarse es bueno y todo respeto al derecho de expresarse es bueno, siempre y cuando no nos confudamos y vayamos más allá del derecho como ser humano sin transgredir los derechos de las demás personas principalmente los masculinos ya que caeríamos en los mismos atropellos.
Saludos
francis

Escrito por Guadalupe Calderón Ochoa
el 06/02/2011

Me agrada la sintesís que has compartido, pero sobre todo tu comentario. Particularmente pienso que no tendría que haber la llevada y traída "liberación femenina", si nacimos con los mismos derechos y obligaciones.

Lo que creo es que no estoy hecha de una costilla de mi esposo, estamos hechos del mismo barro.

Francis Avalos
Comercio u.a.t.
Escrito por Francis Avalos
el 06/02/2011

Muchas de las veces amiga, las mujeres que impulsan el feminismo caen en ese desequilirio, pero bueno todo es parte de una libre expresión.
saludos
francis

Escrito por Guadalupe Calderón Ochoa
el 06/02/2011

Así es Francis, respeto el libre albedrío y el derecho a expresarse.

Me considero afortunada de poder expresar y hacer lo que me gusta.

Escrito por Guadalupe Calderón Ochoa
el 06/02/2011

Me identifico con " la otra Eva ", y me gusta mucho la historia de Meztli

Manuel Morales
De todo un poco autodidacta 100% y est...
Escrito por Manuel Morales
el 06/02/2011

Hola Muchachas.


Pues... Francis. Muchas gracias, me ahorraste algunas pestañas.

A mi tambien me encanto la sintesis; y vaya... Si que hay tela de donde cortar.


Humberto Desilos López
Ingeniero en control y computacion uni...
Escrito por Humberto Desilos López
el 06/02/2011

Gracias Guadalupe por la invitación y gracias a Francis por la sintesís. Mañana me doy una vuelta a buscar el libro. Saludos.

Escrito por Guadalupe Calderón Ochoa
el 06/02/2011

Manuel y Humberto, los esperamos con sus comentarios para enriquecer el debate.

¿Qué les ha parecido el título del libro? Y la temática en general?

Manuel Morales
De todo un poco autodidacta 100% y est...
Escrito por Manuel Morales
el 07/02/2011

Hola compañer@s.


Parece ser que se le agrego un tanto mas a la sintesis.

Y si que me da gusto que "ya" exista esta expresion, pero mas bien... Que sea difundida.

Tantos libros de ciencia ficcion, novelas romanticas, didacticos, etcetera.

Este que ahora se trata es de los que yo tengo calificados como los que "implican".

Y no como otros que: " explican".

Los que implican, incluyen, envuevlen, sucede una comunicacion subjetiva; y emerge un objetivo; pero ahora si de naturaleza humana.

Quiziera escribir sobre cada una de las mujeres mencionadas, solo que necesito algo de tiempo.


Sobre Apocaliptica.

Es algo que me la paso como perico repitiendo en muchos de mis mensajes.

El crear a nuestros hijos en la verdad, sobre su fuente de vida.

Buscare uno de ellos para compartirlo luego.


Les deseo buenas noches.


Un abrazo.


Manuel.

Escrito por Guadalupe Calderón Ochoa
el 07/02/2011

Manuel, es un gusto que compartas tu forma tan interesante de "leer".

Es novedosa lo forma en que clasificas el contenido de los libros los que "implican" y los que explican ". Voy a apropiarme de esta clasificación para compartirla con un grupo de personas que onformamos un "círculo de lectura".

Gracias. Buenas noches.!

Jorge Gonzalez Suarez
Diplomado directores de centros de for...
Escrito por Jorge Gonzalez Suarez
el 11/02/2011

Lupita y amigos todos, las visiones de la vida no son solo opticas particulares, son tambien resultados de nuestras experiencias y sus impactos en nuestro andar diario. Cada quien cuenta su historia segun le haya ido en los sucesos y eventos.
diferenciar a los seres por el sexo es natural, pero eso no indica que uno es mejor que el otro. El dicho que de tal palo tal astilla solo refiere que podemos heredar las conductas ajenas , ejemplos de padre o madre son diferentes pero no mejores uno del otro, cada quien heredara lo bueno o menos malo de sus conductas.
de la educación asimilada y los resultados de ella dependeran las conductas y sus resultados despues de pasar por el filtro de las actitudes de cada quien y sus alcances.
los felicito por su lectura y visualizacion de lasmujeres trangresoras, creo que tambien nosotros los varones somos transgresores cuando damos la contra a los seudo valores que la sociedad establece arbitrariamente.

echenle ganas y algo positivisimo saldra de ete IMPORTANTE DIALOGO QUE UDS HAN PLANTEADO HOY

Escrito por Guadalupe Calderón Ochoa
el 13/02/2011

Apreciables todos y todas es interesante cómo a través de una lectura se generan muchas más, y bueno hablando de "Mujeres trangresoras" establezco la intertextualidad para encontrar en Ayla personaje principal de la saga "Los Hijos de la Tierra" de Jean M. Auel.

Ustedes con cual personaje, y de qué libro encuentran similitud?

Escrito por Guadalupe Calderón Ochoa
el 14/02/2011

Ayla, es desde mi punto de vista una "Mujer Trasnsgresora"

Elizabeth
Escrito por Elizabeth
el 16/02/2011

Hola Guadalupe.
La verdad que no he leído el libro completo ´sólo un resumen y la síntesis que comparte Francis.
Pero puedo decir que es un texto muy completo y complejo donde muestra a la mujer en sus distintas dimensiones.
..." Evelina es ejemplo de la búsqueda de la paz, por sobre las reglas, juicios y sanciones sociales. Al buscar la propia felicidad se está enseñando a los hijos a valorar lo que tienen y a buscar su propia felicidad. La narración, “Carta Inédita”, es sobre una madre que se da cuenta de lo inútil de los “sacrificios” en su vida personal, gracias precisamente a su hija, que le reclama lo cobarde que había sido al desperdiciar la vida al lado de un hombre que no amaba, dejando pasar de lado la verdadera vida..."
Cada personaje es una historia, que a la vez es parte de la historia central del texto.

Escrito por Guadalupe Calderón Ochoa
el 16/02/2011

Elizabeth bienvenida a este espacio.
Mujeres Transgresoras somos muchas, lo importante es defender nuestros derechos como personas, sin atribuirnos la "razón de la sinrazón".

José Luis. Rodríguez
Palencia, España
Escrito por José Luis. Rodríguez
el 02/03/2011

Hola a todas/os:


Muchas gracias Guadalupe por la invitación y la creacción del debate.

No he leído el libro, si el resumen y la síntesis personal de Francis y me parece encantador y con mucha profundidad, mezclando unas cuantas culturas.

Así de pronto, sin apenas descifrar todas las simbologías de los conceptos empleados, me atrebo a esbozar una síntesis explicación de la síntesis maravillosa que nos ha escrito Francis:


1ª) Lilith, busca la libertad, encontrando la diferencia autoconciencia dentro de la igualdad del pensar-sentir, finalmente descubre la justicia viendo lo que no es belleza, la vejez (tiempo psíquico, el devenir).
2ª) Eleonora con valentía se entrega a la fuente, a la Verdad, que es el el poder absoluto , el misterio de la virginidad; pues sólo a través de esta, una mente silenciosa, virgen, que sólo a través de esta virginadad puede descubrirse la Verdad y con ella va la felicidad.
3ª) Yang-lei (Yang-yin), descubridora del genio que encontrandose en el saco de fragmentos de autoconciencia, puede interactuar de forma intencional y satisfacer todos los deseos.
4ª) Metztli muestra el cuerpo, la cultura, la ley legítima según la divinidad y el dolor del engendro, del hijo espurio, la actividad egocéntrica o ego; que como tal lo elimina y sigue instruyendo que se acepte la diferencia (autoconciencia), dentro de la igualdad del pensar-sentir, pureza y sigan eternizando su nobleza, respecto a lo sagrado.
5ª) Isavel muestra el conflicto de las aguas (conocimientos de uno mismo) a través de los contrarios, principalmente odio y amor; enseñando que este conflicto es la destrucción de uno mismo (Nélida) o del otro (Isavel), siendo este otro también la especie del género humano y su comprensión es su ausencia de conflicto, de contrarios; que es solidez, madurez, dándose el verdadero amor.
6ª) Evelina ejemplo de la búsqueda de la paz, anteponiendo su propio placer al no amar al diferente, tomándolo por contrario y darse el conflicto en vez del amor, en su unidad diferenciada autoconciencia del pensar-sentir. A través de su hija descubre la inutilidad de los sacrificios hacia ella, desde la actividad egocéntrica, desde lo personal o siendo contraria. Indicando la hija la falta de valentía de haber amado al diferente desde la unidad del pensar-sentir, siendo este el verdadero sacrificio por amor y dándose la verdadera felicidad.
7ª) Alina adiestra a "Insh'allah" (Dios), la hace conocer su cuerpo de autoconciencia, sentir-pensar a diferenciar al otro, sin opuestos dentro de la unidad corporal y lo consigue pues la entrega, el verdaderos sacrificio de "Insg'allh" a su Señor se consuma, quedando libre de la dualidad placer y dolor, sonrriendo al parir o lo que otros en conflicto, han dado en llamar dolor.
8º) María madre de Dios, representa la búsqueda del amor a través de la libertad, que engañándose al entregarse a la falsa libertad de satisfacer los deseos de una, de ser fiel a una misma, descubre que esto es placer, siendo una misma moneda cuya otra cara es el dolor, sufrimiento y no felicidad. Este descubrimiento la lleva al silencio en el estado de estar transpuesto, donde sin ser consciente hay libertad y verdadero amor. Ya no tenía deseos, pero sabía que el deseo del placer, trae dolor sufrimiento y no es amor.
9ª) Diana, visualización o una de las tres partes de la meditación Indú que duda de la autosuficiencia de la autoconciencia, dejando al descubierto el mito del ideal, de la meta como final distinto al ahora. ¿Porqué consumir energías innecesarias si no es la realidad, la Verdad? El ideal, la meta dividida del comienzo y del medio o de cualquier punto del camino de la meditación, es una enegía limitada, se cargan las pilas, el cuerpo ¡Si! ; pero al igual que una máquina se vuelve a descargar, dándose la necesidad de volverse a cargar. Y a pesar de saber esto se queda con ello pues los sueños de Balder (Odín) son para ella autoalabándose a través de las miradas envidiosas de los demás.
10ª) Apocalíptica, revelación, Eva que en Hebreo es voluntad es todo (el paraíso, la libertad, la justicia, el número par ordenado pensar-sentir, hombre-mujer, felicidad, meditación, la verdad, la esencia, la vida, el amor) y nada en concreto, ningún pensamiento en concreto, ninguna sensación en concreto, etc.
Dios ha escuchado a la voluntad del ser humano de paz, amor y de nuevo nos ha dado otra ( ¿La última? , por aquello de las bombas nucleares), oportunidad a través de los hijos de Apocalíptica que son la promesa de la estirpe de la humanidad.


Diez, de diez mandamientos, del número compuesto perfecto que representa el 1, la unidad de la autoconciencia, de número par ordenado pensar-sentir, de donde surge yo, tú, él, el mundo y la intuición de Dios. El "0" representado la consciencia pura, el conjunto vacío que como conjunto que es ya no es vacío, ninguna cosa, energía infinita, número neutro de la suma, resultante de la unión de los pares opuestos.


Con afecto.

Escrito por Guadalupe Calderón Ochoa
el 03/03/2011

Estoy verdaderamente sorprendida, con las aportaciones a esta temática. No cabe duda que un texto dá para varias lecturas, dimensionándolas a partir de lo que somos y sentimos.

Este análisis filosófico que nos comparte Don José Luis me ha puesto a meditar y escuchar mis saberes para interpretar su maravillosa expresión. Es un gusto.

Este espacio es para sentir a través de la lectura que somos ciudadanos del mundo