En este grupo En todos

Grupo de Diagnósticos por medio de medicinas alternativas



LAS FLORES Y LA ENFERMEDAD

Analia
Escrito por Analia
el 18/09/2010

LAS FLORES Y LA ENFERMEDAD

El Dr. Bach descubrió los 38 remedios florales, cada uno para un estado emocional y mental específico, además de una combinación de cinco de las flores, diseñada para situaciones difíciles y apremiantes, que él llamó el Rescue Remedy (Remedio de Rescate).

Actualmente, estos remedios suaves y seguros son utilizados en todo el mundo por la gente a nivel particular, por médicos y profesionales del sector de la medicina complementaria, psicoterapeutas, consejeros, dentistas, veterinarios y sanadores. Durante muchos años, en el Centro Bach se han recibido miles de testimonios de pacientes y profesionales confirmando su eficacia.

Edward Bach definía a la enfermedad como un desequilibrio emocional que se produce en el campo energético del ser vivo. Si este desequilibrio continúa por cierto tiempo sin tratamiento, se produce la enfermedad en el cuerpo físico. Escribiéndole a un colega definía: “la enfermedad es una suerte de consolidación de una actitud mental y solo es necesario tratar tal actitud mental y la enfermedad desaparecerá”.

El Dr. Bach decía que todos somos producto de la misma fuente que el llamaba Amor y por lo tanto todos formamos manifestaciones de el. Que venimos a la tierra con esa chispa divina en nuestro interior, para entrar en un cuerpo físico y con una mente. Que el ser interior o alma, viene a cumplir una misión específica, igual de importante para todos, y si nuestra personalidad no sigue los impulsos emanados por nuestra alma, se presentará un conflicto, el cual se evidenciará con un bloqueo en el flujo de nuestra energía y se manifestará como un síntoma emocional en desequilibrio, en donde si este se prolonga, proporcionará como resultado manifestaciones físicas, llamadas enfermedades. Por esto sólo se logran corregir los efectos sin llegar a las causas. Para el Dr. Bach, existen dos errores primordiales, el primero: la disociación entre nuestra alma y nuestra personalidad y segundo: la crueldad o el mal hacia los demás, puesto que va en contra de la unidad, teniendo en cuenta que todos somos parte de la misma unidad.



El Dr. Bach llegó a la conclusión de que el organismo se enfermaba como consecuencia de las siguientes siete formas básicas:

EL ORGULLO:
Creer ser mas que cualquiera.

LA CRUELDAD:
Hacer daño a los demás o incluso a si mismo.

EL ODIO:
Todo lo contrario a lo que el profesaba, al amor.

LA IGNORANCIA:
Que además de llevarnos a negar la existencia del creador y de sus manifestaciones, entre otras cosas, incluía el temor que sobreviene por desconocimiento.

LA INESTABILIDAD:
Dudar absolutamente de todo, teniendo en cuenta la existencia de un orden universal perfecto y armónico.

EL EGOÍSMO
Que se explica por si mismo.

La esencia floral procura elevar nuestra vibración, acercarnos a nuestra propia esencia interior, para tomar conciencia de nuestros errores y desarrollar nuestros aspectos más positivos para evitar el sufrimiento y la enfermedad en todos sus niveles.

"La enfermedad es, por esencia, el fruto del conflicto entre el alma y la mente."



Todo comienza debido a un desbalance en nuestras energías, nuestro cuerpo astral y en nuestro cuerpo físico, así como en el desequilibrio de lo que nos rodea.

Entre los factores que más nos llegan a afectar y que generan ese gran desequilibrio se encuentran las emociones negativas. Por el contrario, la felicidad, la sabiduría, el estado de ánimo positivo y la energía que producimos nos van a ayudar a rechazar lo que podamos desarrollar como negativo en nuestro cuerpo, es decir, una enfermedad.

Asimismo, estos sentimientos fortalecen nuestra energía, lo que a su vez nos ayudará a bloquear lo que está a nuestro alrededor.

La razón es que, por lo general, las energías que provocan enfermedades buscan a alguien que esté débil, sobre todo débil emocionalmente, estado que es de verdad potencial para padecer algún tipo de padecimiento fuerte.

En cuanto a nosotros, si tenemos un desequilibrio en nuestros cuerpos, nuestra energía empieza a perder fuerza, lo cual provoca que se abran ciertos canales.

Al ocurrir esto, somos más vulnerables a atraer todo tipo de energía, entre ellas algunas de frecuencia baja, por ejemplo, los virus y bacterias, que cruzan a través de la energía hasta llegar a depositarse en nuestro cuerpo físico.


Aunque estos microorganismos viven en tu cuerpo sin causar daño, llega el momento en que esto cambia cuando empezamos a perder fuerza en la energía del cuerpo astral y físico. Si nuestra parte positiva se debilita, entonces se activa la negativa que así comenzará a tomar más fuerza, igual que las bacterias.

Nosotros tenemos en nuestros cuerpos muchos canales que no están activos, muchísimas potencias que pueden ser enfermedades y que, depende el tipo de energía y de vida que tenemos, pueden desaparecer por completo o activarse de un momento a otro.

La activación tiene que ver con el estilo de vida, con lo que estamos haciendo energéticamente, astralmente, físicamente. Todos son eslabones y van unidos, aun cuando sean diferentes cuerpos, todos llevan una unión, si se debilita uno, el otro va a debilitarse también.

Entonces, por ese canal que se abre entrará todo lo que pueda o lo que uno ya tiene dentro y quiere desarrollarse.

¿Qué es lo que provoca todo esto? El desequilibrio en nuestro cuerpo físico, en nuestro cuerpo astral, en nuestro cuerpo espiritual, en nuestra energía, todos están relacionados, pero además el desequilibrio de lo que nos rodea, porque eso también es un factor muy importante.

Hay muchas cosas en las que definitivamente podemos estar muy fuerte en energía, pero igual puede haber algo muy negativo en el ambiente que nos va a provocar una enfermedad, por ejemplo una radiación muy pesada llegará a causarnos un cáncer.

Entonces si estuvimos muy fuertes, quizás vamos a poder evitar esto, pero dependerá de la situación, de cómo están nuestros cuerpos, si nuestros centros energéticos funcionan. Lo esencial e importante es tener nuestra energía fuerte, física, mental y astralmente para poder rechazar lo que venga.

Un ejemplo son los Maestros de Sabiduría, quienes no se enferman aun cuando estén en esta frecuencia y entren dentro de las leyes físicas, ellos no sufren de enfermedades porque viven en el amor y la felicidad, así como en un equilibrio que los protege de todo.



Abdomen, problemas abdominales, espasmos: existe un miedo.

Abscesos: Estamos cavilando constantemente sobre las veces que nos agraviaron y las heridas que hemos recibido. Sentimos que es necesario vengarnos.

Accidentes: Ante la imposibilidad de hablar para defendernos de algo que nos ha dolido, inconscientemente, nos producimons accidentes.

Es una forma de revelarnos contra una autoridad en la familia, trabajo etc..

Acidez: nos estan paralizando los miedos. La vida es ácida, dificil, estamos rechazando una situación.

Acné: estamos desaprobando algo de nosotros mismos. No nos aceptamos

Enfermedad de Addinson: Grave falta emocional. Cólera con uno mismo.

Adicciones: estamos huyendo de nosotros mismos. Miedo. No nos estamos amando.

Alcoholismo: tenemos la sensación de que no sirve hacer nada, que todo es inútil. Sentimos culpa y no nos adaptamos a las circunstancias. Nos rechazamos a nosotros mismos.

Alergias: Es la denegación de nuestro propio poder.

Amigdalitis : emociones que están contenidas. Reprimidas. Nuestra creatividad no puede desarrollarse.




Amnesia: estamos huyendo de la vida. Hay una falta de capacidad para defenderse y auto defenderse.

Ampollas: resistencia. Falta protección en la parte emocional.

Anginas: una creencia muy fuerte en que uno es incapaz de hacerse valer y pedir lo que quiere y necesita.

Angustia: falta de confianza en el fluir de la vida.

Absceso en recto: cólera en relación con aquello que uno no quiere soltar. Comezón, culpa por el pasado y remordimientos.

Dolor: culpa estamos deseando castigarnos diciendo no sirvo para nada.

Fístula: liberación incompleta de los desechos nos estamos aferrando a las basuras del pasado. A lo malo del pasado.

Anorexia: hay una negación de la propia vida. Mucho miedo. Rechazo de sí mismo. Odio hacia uno mismo.

Apatía: estamos negándonos a sentir. Con esa apatía provocamos una amortiguación de nosotros mismos. Miedo.



Apendicitis: miedo de la vida. El fluir del bien está bloqueado.

Apetito excesivo: Miedos. Necesidad de protección. Estamos juzgando las emociones.
Estamos tratando de proteger el sí mismo. Nos falta confianza en la vida.

Arrugas: Provienen de pensamientos depresivos. Estamos resentidos con la vida.

Arterias: son las portadoras del júbilo de vivir. Si hay problemas con ellas: arterioesclerosis: hay resistencias, tensión. Rigidez y estrechez mental. Negativaa ver lo bueno.

Articulaciones: están representando cambios en la orientación de la vida y la facilidad o dificultad con que uno las lleva acabó.

Artritis: sensación de no ser amado. Hay críticas, resentimientos.

Artritis en los dedos: Deseos de castigar. Culpa. Alguien que se siente víctima.



Artritis reumática: hay una crítica hacia la autoridad. Una persona que se siente muy explotada.
Asfixia ataques: hay desconfianza en el futuro alguien que están atascado en la infancia..
Asma : amor que sofoca. Incapacidad de respirar sólo. Estamos con una sensación de ahogo. Un llanto que no emitimos.

Ataque cardíaco, apoplético: desesperanza. Resistencia. Antes morir que cambiar. Estamos rechazando la vida.

Boca y llagas en la boca: palabras con rencores que los labios no quieren emitir. Culpa. Culpa



Bocio: odio por ser agraviado. Víctima. Una persona que se siente frustrada, no realizada.

Bronquitis: dificultades en el medio familiar. Discusiones y gritos. A veces demasiado silencio. Rabias.

Bursitis: cólera reprimida. Deseos de golpear a alguien.

Dolores de cabeza: alguien que se invalida a si mismo. Autocrítica.

Problemas de cadera: miedo de tomar decisiones importantes. Sentimos que no hay hacia dónde avanzar.

Calambres: atención, miedo. Aferrarse, sujetar.

Cálculos biliares: amargura. Pensamientos crueles. Condenación. Orgullo.

Callosidades: estamos endureciendo los conceptos y las ideas. El miedo esta solidificado.

Calvicie: tenemos miedo. Estamos con tensión. Intentamos controlar las situaciones.

Canas: estrés. Hay mucha tensión nerviosa, y esfuerzo excesivo.

Cancer: hay una herida profunda. Tenemos un resentimiento que venimos arrastrando. Está carcomiendo un dolor o hay un secreto profundo. Estamos cargando odios. Sentimos que todo es inútil.

Cataratas: tenemos una incapacidad de mirar hacia el futuro con alegría. Sentimos que ese futuro es sombrío.

Celulitis: estamos atascados en el sufrimiento que tuvimos de niños pero además nos aferramos al pasado no olvidando dichos sufrimientos. Dificultad para avanzar. Miedo de tomar las decisiones.

Tumores cerebrales: las creencias tienen una informatización incorrecta. Obstinación. Negativa a cambiar los antiguos modelos mentales.

Ciática: hipocresía tenemos miedo de el dinero y del futuro.

Mareos en los coches: servidumbre una sensación de estar atrapado.

Colesterol: estamos con obstrucciones en los canales de la alegría. Tenemos miedo de aceptar la alegría. Sensación de no merecerla.

Cólicos: se producen porque tenemos irritación mental, impaciencia, fastidio con nuestro medio ambiente. Molestia con las personas con quienes convivimos.

Colitis. Padres demasiado exigentes. Miedo a la opresión y la derrota. Gran necesidad de afecto.

Problemas de colon: acumulación de antiguos pensamientos confusos que obstruyen el canal de eliminación. Alguien que se regodea en el fango pegajoso del pasado.

Columna encorvamiento de la columna: incapacidad de fluir con el desarrollo de la vida. Miedo e intento de aferrarse a viejas ideas. Faltde fe en la vida. Falta de integridad. Alguien que no tiene el valor de seguir sus convicciones.

Estar en coma: estamos intentando escapar de algo o de alguien.

Conjuntivitis: enojo y frustración por lo que uno ve en la vida.

Corazón, problemas de corazón: hay problemas emocionales o afectivos, antiguos. Nos falta la alegría. El corazón se nos endurece. Muchos nervios, tensión y estrés.

Ataque al corazón: alguien que por dinero, posición, etc. Saca de su corazón toda alegría y todo júbilo.

Rigidez del cuello: obstinación inflexibilidad.

Problemas con el dedo pulgar: es el intelecto y la preocupación.
Problemas con el dedo índice: nos sentimos con miedo y el dedo índice representa el Yo. Problemas con dedo medio: representa cólera y la sexualidad.
Problema con el dedo meñique: representa la familia y la falsedad.
Problemas con dedo anular representa uniones y el duelo.

Desmayos: miedo que no podemos enfrentar.

Diabetes: nostalgia de lo que pudo haber sido. Gran necesidad de controlar a los demás o las situaciones. Hay una tristeza profunda. Nos falta dulzura.

Diarreas: miedos. Huidas.

Dientes: éstos representan las decisiones. Problemas con los dientes hay una indecisión antigua. Tenemos incapacidad de descomponer las ideas para analizarlas y poder decidir.

Distrofia muscular: miedo extremo. Tenemos un deseo frenético de controlar todo y a todos. Hay una necesidad muy profunda de sentirse seguro. Perdida de fe y de confianza.

Dolor continuo: nostalgia de amor. Nostalgia de ser abrazados.

Dolores: estamos arrastrando una culpa que está buscando castigo.

Edemas: no nos queremos desprender de algo o de alguien.

Problemas en las encías: no tenemos capacidad de mantener las decisiones tomadas. Estamos indiferentes ante la vida.
Sangran las encías: falta alegría en las decisiones que tomamos en la vida.

Enfermedades crónicas: estamos negándonos a cambiar. Tenemos miedo al futuro. No nos sentimos seguros.



Entumecimientos: retención del amor y la consideración no nos expresamos, no compartimos los sentimientos.

Enuresis: es temor a uno de los padres, en especial del padre.



Epilepsia: sentimiento de persecución y de intensa pugna. Hay un rechazo de la vida. Una violencia impuesta.

Perdida del equilibrio: esto se produce el por nuestros pensamientos dispersos y no centrados. Quizá no aceptamos nuestra propia vida.

Eructos: lo produce el miedo. Alguien que está absorbiendo con demasiada rapidez la vida.

Erupciones: estamos irritados porque se producen demoras en lo que ansiamos. Es una forma infantil de llamar la atención.

Esclerosis múltiple: rigidez mental, el corazón se ha puesto duro, voluntad férrea, somos inflexibles. Pero tenemos miedo.

Espalda. Problemas de la espalda:
en la parte alta nos sentimos con falta de apoyo emocional. Sensación de no ser queridos. No expresamos nuestro amor.
La parte media de la espalda: estamos atascados en el pasado, al que se ve como una carga, estamos sintiendo el pasado como una carga.
Problemas en la parte baja de la espalda: miedo a quedarse sin dinero. No hay apoyo financiero de las otras personas.
Espaldas, estamos cargados de espaldas: estamos cargando con el peso de la vida, nos sentimos desvalidos y desesperanzados

Espinillas: nos estamos sintiendo sucios y no queridos.

Esterilidad: tenemos miedo se y resistencias ante el proceso de la vida. No tenemos necesidad de tener la experiencia de la maternidad como paternidad.

Problemas de estómago: temor de las cosas nuevas. No podemos asimilar las cosas nuevas que nos suceden.

Estreñimiento: negativa a renunciar a viejas ideas. Alguien que se atasca en el pasado.

Fatiga: resistencia, aburrimiento, falta de amor por lo que se hace. Tenemos que tener más energía y entusiasmo por la vida.

Quistes: nos sucede cuando tenemos resentimientos hacia la pareja.

Fibrosis quistica: firme creencia en que la vida no funcionara para nosotros.

Fiebre: tenemos demasiada cólera.

Fístula: No podemos seguir nuestra liberación. No confiamos en el futuro en la vida.

Flebitis: frustración, se culpa a otro por la limitación y falta de alegría que hay en la vida.

Retención de líquidos: estamos teniendo miedo de perder algo.

Forúnculos: cólera en ebullición.

Frigidez: miedo, negación del placer. Creencia en que la sensualidad es mala. Pareja insensible.

Nudo en la garganta: falta de confianza en el futuro.
Problemas en la garganta: tenemos una incapacidad de hacerlos valer. Estamos tragando nuestra cólera. La creatividad está sofocada. Necsitamos decir algo que callamos.

Dolores por gases: ideas sin digerir. Contractura. Miedo

Gastritis: incertidumbre que viene de antigua data. Hay un sentimiento fatalista.

Gota: necesitamos dominar, impaciencia, cólera

Gotea la nariz: es el llanto y interior. Lagrimas que no derramamos en la infancia.

Nódulos: resentimiento y frustraciones egoístas con respecto a la carrera.

Dolor de oídos esto sucede cuando tenmos con una fuerte cólera pero especialmente, cuando no queremos oír. Demasiado alboroto a nuestro alrededor. Discusiones entre los padres, si se trata de niños.

Problemas en los ojos
Astigmatismo: sentimos que perturba ambos. Es el miedo de vernos realmente a nosotros mismos.
Cataratas: tenemos incapacidad de mirar hacia adelante con alegría. No se sentimos con un futuro sombrío.
Ojos enrojecidos: cólera y frustración no debiendo haber

estrabismo convergente: alguien que no quiere ver lo que hay afuera y se interna en su propio mundo. Los propósitos son contradictorios.

Estrabismo divergente: temor a mirar el presente, el aquí y ahora.

Glaucoma: aéreas negativa a perdonar. Presión de heridas muy antiguas. Estamos abrumados por todo eso.

Miopía : tenemos miedo al futuro.
Presbicia en los niños miedo al presente. Miopía en los niños: negativa a ver lo que sucede en la familia.

Ovarios: problemas con ovarios representa palpa de creatividad.

Páncreatitis: rechazo. Frustración y cólera porque la vida parece haber perdido su dulzura.

Parálisis: hay gran temor y terror. Es una forma de huir de una situación a una persona.

Enfermedad de Parkinson: miedo e intenso deseo de controlarlo todo.

Problemas en el pecho: bultos: exasperación de la actitud maternal. Sobreprotección. Actitudes despóticas.

Exceso de peso: miedo y necesidad de protección. Huida de los sentimientos. Inseguridad, rechazo de sí mismo.

Pie de atleta : nos sentimos frustrados por no ser aceptados. No podemos avanzar fácilmente.

Problemas en la piel : angustia, miedo y alguna repugnancia escondida. Suele suceder cuando nos sentimos amenazados.

Problemas de las piernas: en la parte superior nos aferramos a viejos traumas de la niñez.

En la parte inferior: tenemos miedo del futuro. Nos estamos negando a mover.

Problemas en los dedos de los pies: miedo de futuro y de no poder avanzar en la vida.

Piorrea: tenemos cólera porque no podemos tomar decisiones. Esto sucede a las personas indecisas.

Presión sanguínea: alta: problema emocional antiguo que no se ha resuelto. Presión baja: falta de amor en la instancia. Derrotismo. Alguien que se dice de qué sirve igual no funcionará.

Próstata: problemas de la próstata: miedos mentales que debilita la masculinidad. Renuncia, precio sexual y culpa. Alguien que siente estar envejeciendo.

Psoriasis: es cuando tenemos miedo de ser heridos. Tratamos de amortiguar los sentimientos mi magnesia de ser nosotros mismos. No queremos de nuestro propio sentimiento.

Problemas de pulmón: tenemos el miedo de inspirar la vida. Sentimos que no somos dignos de vivir a pleno de respirar a la vida. Estado de depresión.

Quemaduras: alguien que está ardiendo de furia.

Riñón: problemas de riñón: muchas críticas, decepciones, fracasos. Sentimos vergüenza. Estamos reaccionando como niños.

Rodilla: problemas en la rodilla: tenemos mucho orgullo y obstinación. No tenemos capacidad de inclinarnos de aceptar. Estamos en una etapa de inflexibilidad. No queremos ser el, por miedos.

Ronquidos: negativa obstinada a abandonar viejos modelos mentales.

Problemas de la sangre: falta de alegría. Las ideas no circulan.

Coágulos en la sangre: obstrucciones de la alegría. No aceptamos el fluir de la alegría.

Sarna: tenemos los pensamientos infectados.

Tenia: estamos convencidos de ser una víctima impura y es válida ante las actitudes manifiestas de otra persona.

Glándula tiroides: humillación. " Nunca puedo hacer lo que quiero. Cuando llegara mi momento."

Varices: estamos dentro de una situación que nos disgusta. Nos sentimos desanimados. Hay exceso de trabajo de responsabilidades. Problemas de la vejiga
Verrugas: son las pequeñas expresiones de odio contenido. Estamos convencidos de la fealdad.

Vértigo: fuga de pensamientos, dispersión. Estamos negando el mirar hacia adelante.

Vitiligo: sensación de que estamos completamente fuera de todo y no somos del grupo. Sentimos que no pertenecemos a nada


Gentileza: del Grupo de Flores de Bach (con Orientación Psicologica)

Rene
Escrito por Rene
el 21/09/2010

Un reconocimiento mas al maestro Dr. Bach cumplió su misión en esta vida y se fue sin antes dejarnos un legado ala humanidad.

En lo particular trabajo con las Terapias florales y me han dado muy buen resultado ya que todo paciente cuando le hago un diagnostico siempre atrás de un padecimiento físico viene una emoción negativa del órgano.

ejemplo una persona introvertida se dice que es solitaria y callada pues en particular esas personas tienen que buscar un canal de expresión para encontrar el equilibrio. Y viceversa una que es extrovertida tiene una necesidad de expresar como el artista, cantando, bailando, diseñando, ect. Si no encuentra ese canal cae en una emoción negativa reprimida. Y eso es lo que hacen la terapia floral equilibrar esas emociones. Si lo vemos desde el punto de vista de la M.T.C. Se busca el equilibrio cabeza. Cielo. Estomago-hombre. Pies-tierra. Se busca el equilibrio Físico-mental-espiritual. Por órganos Hígado-Cólera. Corazón-Euforia. Bazo.P.-Preocupación. Pulmón-Tristeza. Riñón-Miedo.

por eso es tan importante ser terapeutas Holistico- Integrales. Ver los aspectos Emocionales-Físicos.